Issuu on Google+


Diseño / M. Jesús Plaza Vargas

Mario

Botta


Diseño / M. Jesús Plaza Vargas

Nació en 1943 en Mendrisio, una pequeña comuna de Suiza, la cual esta ubicado en las fronteras de Alemania Francia e Italia. Mario Botta vive sus primeros años de vida en el periodo de guerra y post-guerra. En este periodo Suiza se mantuvo neutral, a pesar de estar en el epicentro de la segunda guerra mundial, también aumento el intercambio cultural con Italia y esto genera un alejamiento de la política y a la religión que aun se mantiene.


Como uno de los más fuerte diseñadores urbanos en el mundo, Botta es notorio por su influencia en la revitalización modernista de arquitectura. Los diseños de Botta combinan la limpieza, formas abstractas del movimiento modernista junto con la sensibilidad hacia las necesidades humanas. Remarcando con un extraordinario uso de la luz natural que crea extensos interiores, mientras que las líneas rectas y el contraste de los materiales resulta poderoso en sus fachadas. Los detalles distintivos de sus obras incluyen los volúmenes pesados y el uso de materiales como ladrillos y cemento. La larga lista de proyectos urbanos de Mario Botta, desarrolla los temas formales de sus residencias y como ellas, expresaban su preocupación con el contexto histórico y natural, tradición local, el pasado y el presente cultural.

MARIO BOTA


Diseño / M. Jesús Plaza Vargas


Capilla en Monte Tamaro La capilla de Monte Tamro nace del deseo de confrontarse con la inmensidad de la montaña, la que llevara a que las relaciones entre arquitectura y contexto presentan características completamente inusuales. La inmensidad del paisaje ha hecho difícil, la identificación del lugar en el que construir la estructura. Bajando el promontorio que se extiende hacia el valle, Botta ha querido reivindicar la prerrogativa de la arquitectura de “tomar posesión” del territorio, poniéndose como testimonio de aquel lugar y de su tiempo.

La ejemplaridad de esta construcción está ligada también a su historia: la iglesia no ha sido construida por necesidad pero, como sucedía en el pasado, por deseo y prestigio del cliente que en este caso es un laico. Su edificación, por tanto, ha sido liberada completamente de influencias de tipo clerical. Además, el cliente ha dejado total libertad de invención al proyectista y al pintor que ha realizado las decoraciones internas. El resultado ha sido, por tanto, una pequeña joya arquitectónica, nacida del deseo de dedicar un edificio sagrado a su mujer.

MARIO BOTA


Diseño / M. Jesús Plaza Vargas


El piensa que es muy importante seguir siendo útil en la sociedad. El ser humana esta antes que la arquitectura. El cree que evitar el despoblamiento de los centros históricos de las ciudades es muy importante y dice que el “hombre tiene la necesidad de vivir en relación con la historia, la memoria de los lugares”.

MARIO BOTA


Mario Botta