Issuu on Google+

Las leyes en España y su elaboración

Mercedes Ávila Educación y Sociedad 2º Educación Primaria, grupo A

Lydia Morena Murcia

0


Índice

1. Explica de forma clara y concisa la jerarquía de las distintas leyes en España y en qué radica las diferencias entre ellas………………………………………………………p. 2 2. La estructura de las leyes en España……………………………………………….p. 7

3. Proceso de elaboración de las leyes (proceso legislativo)…………………………p.11

Bibliografía………...…………………………………………………………..….….p.15

1


1. Explica de forma clara y concisa la jerarquía de las distintas leyes en España y en qué radica las diferencias entre ellas.

Nacido ciudadano de un Estado libre, y miembro del soberano, por débil influencia que pueda tener mi voz en los asuntos públicos, el derecho de votarlos basta para imponerme el deber de instruirme en ellos.

J.J. Rousseau, Del Contrato Social o Principios de Derecho Político. Libro I.

Esta cita viene a decir que un sistema democrático necesita ciudadanos preparados para que puedan elegir con criterio a los dirigentes del país. Para ello, es necesario conocer algunos términos políticos como pueden ser las leyes.

Parafraseando a Carreras Serra y Gavara de Cara (2006, p. 107), en nuestro país, las leyes se caracterizan por tener un rango jerárquico dependiendo de su mayor o menor importancia, que vendrá dada por la posición que ocupe el órgano encargado de emitirlas. Las leyes se encuentran subordinadas a la Constitución pero por encima de los reglamentos administrativos.

Este rango jerárquico queda reflejado en el artículo 9.3 de la Constitución donde según García Ruiz y Girón Reguera (2012) las normas jurídicas se ordenan jerárquicamente, de forma tal que las de inferior rango no pueden contravenir a las superiores, so riesgo de nulidad. Actúa entre la Constitución y las normas primarias (Ley o normas con fuerza de ley) y entre la Ley y las normas con fuerza de ley y las normas secundarias (Reglamentos). A su vez, las normas que poseen el mismo rango poseen la misma fuerza normativa y en caso de contradicción insalvable prevalece la posterior, ya que se entenderá que ha derogado a la anterior. La estructura jerarquizada tiene una forma piramidal, cuya cúspide es la Constitución, norma suprema que se impone a todas las demás. El respeto del principio de jerarquía es condición de validez de las normas jurídicas. (p.13) 2


Constitución Normativa comunitaria Directamente aplicable (Reglamentos y Directivas comunitarios)

Tratados internacionales ( Convenios de la OIT ratificados por el Estado español)

Leyes - Leyes Orgánicas - Leyes Ordinaria

Normas con rango de ley - Reales Decretos-Leyes -Reales Decretos Legislativos

Reglamentos - Reales Decretos - Órdenes de las Comisiones Delegadas del Gobierno - Órdenes Ministeriales -Resoluciones, instrucciones, ordenanzas, circulares, etc.

Para establecer las diferencias entre los términos anteriores es necesario conocer su significado. Constitución Urzúa Valenzuela (1991), define Constitución como “ley suprema que rige el ordenamiento jurídico del Estado. Y como suprema ley, a ella deben subordinarse todas las demás normas aplicables dentro del Estado (leyes propiamente tales, decretos, reglamentos, etc.).” (p.11)

Según García Ruiz y Girón Reguera (2012) La Constitución es el marco en el que se desenvuelve libremente el juego de la ley. […] Regula al órgano que hace la ley, establece los procedimientos concretos de elaboración de la ley, establece distintas tipologías de leyes, reserva determinadas materias a que sean reguladas por ley y ordena a veces expresamente que se hagan determinadas leyes. (p.4-5)

3


Normativa Comunitaria Dentro de la Normativa Comunitaria se puede diferenciar dos tipos de normas: los reglamentos y las directivas comunitarias. Como señala El Cuerpo Técnico de la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha (2004) los reglamentos son “normas jurídicas de alcance general, obligatorias en todas sus partes y directamente aplicable en cada Estado miembro. Los destinatarios (personas, Estados miembros, instituciones comunitarias) deberán acatar los reglamentos en su totalidad como “leyes comunitarias”.” (p. 407) Por otro lado, y siguiendo la misma referencia, las directivas comunitarias Obligan al Estado miembro destinatario en cuanto al resultado que debe conseguirse. No obstante, son las autoridades nacionales quienes eligen la forma y los medios para ello. Pueden ser destinatarios de una directiva uno, varios o todos los Estados miembros. (p. 407)

Tratados internacionales Atendiendo a El Ordenamiento Constitucional. Un enfoque histórico y formal de la teoría de la Constitución y las fuentes del Derecho (2002), un tratado internacional “es un pacto o convenio realizado entre Estados. Si en las relaciones privadas los contratos son regidos por el Derecho civil, los convenios entre Estados soberanos están sometidos a las reglas del Derecho internacional Público”. (p.275) El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación define tratado internacional como “un acuerdo entre dos o más Estados, o entre una nación y una organización internacionales, en virtud del cual los signatarios se comprometen a cumplir con determinadas obligaciones.”

Ley Según Arnau Moya (2008, p. 38) la ley Será la norma general que nace de la potestad del Estado y que constituye una regla de Derecho objetivo o que es una norma jurídica de carácter general, establecida por el Estado a través de sus órganos; ya sean las Cortes Generales para toda la nación o las Asambleas Legislativas para las Comunidades Autónomas que dispongan de ellas.

4


Parafraseando a López Díaz (2006, pp. 18-19), podemos encontrar dos tipos de leyes Leyes Orgánicas Las leyes Orgánicas son las más importantes tras la Constitución. Su finalidad es regular una serie de materias establecidas por la propia Constitución que son: El desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades públicas. La aprobación de los Estatutos de Autonomía que constituyen la norma básica de cada Comunidad Autonomía a la que ha de ajustarse su organización y funcionamiento. El régimen electoral general. Y las demás materias previstas en la Constitución, como por ejemplo, el defensor del pueblo, el Poder Judicial, el Tribunal Constitucional Se caracterizan porque para ser aprobadas, modificadas o derogadas se necesita la mayoría absoluta del Congreso. Tienen un rango superior a las leyes ordinarias. Leyes Ordinarias Las leyes Ordinarias son todas las demás leyes y no necesitan requisitos especiales para ser aprobadas. Se pueden aprobar por procedimientos parlamentarios comunes solo con mayoría simple en el Congreso de los Diputados y en el Senado.

Normas con rango de ley Según indican Carreras y Albert Rovira (2002), podemos encontrar que el Real DecretoLey son “normas con rango de ley, dictadas con carácter provisional por el Gobierno en casos de extraordinaria y urgente necesidad, sobre materias no excluidas y que se someten al control posterior de las Cortes Generales.” (p.61)

En cuanto al Real Decreto Legislativo, parafraseando a los autores anteriores, podemos decir que son normas con fuerza de ley dictadas por el Gobierno si previamente el Parlamento le ha autorizado a hacerlo: en términos técnicos, si el Parlamento delega en el Gobierno parte de su poder legislativo o, al menos, apodera al Gobierno para que dicte una norma que tenga fuerza de ley. (p.66) Esta delegación puede ser de dos tipos: Por ley de bases dando lugar a un texto articulado. Mediante ley ordinaria dando lugar a una texto refundido.

5


Reglamentos Como expone López Díaz (2006) los reglamentos son La norma de carácter general y abstracta, dictada por los órganos del Poder Ejecutivo en el ejercicio de la potestad normativa (potestad reglamentaria) que les reconoce la Constitución (artículo 97) y que no tiene fuerza de ley, es decir, no son DecretosLegislativos ni Decretos-Leyes. (p.22)

Adoptan diversas formas, diferentes en rango, dependiendo del órgano del que procedan. López Díaz define algunos de ellos de la siguiente manera (p.22): Reales Decretos “Son las disposiciones del poder ejecutivo que a propuesta de uno o varios Ministros se deliberan y aprueban por el Consejo de Ministros y se publica con la firma del Rey y del Ministros proponente.” Órdenes Ministeriales “Son manifestaciones de la voluntad unilateral de un ministro sin perjuicio de que puedan discutirse en el Consejo y que van firmadas por el ministro que las dicta.” Resoluciones, instrucciones, ordenanzas, circulares, etc. “Son disposiciones que emanan de jerarquías administrativas inferiores a los Ministros (directores generales, alcaldes, jefes de servicio, etc.).”

Entre los Reales Decretos y las Órdenes Ministeriales se encuentran las Órdenes de las Comisiones Delegadas del Gobierno que, según Fernández Carnicero (2002) “las posiciones y resoluciones de las Comisiones Delegadas del Gobierno revestirán la forma de Orden del Ministro Competente, o del Ministro de la Presidencia cuando la competencia corresponda a distintos Ministros.” (p.358)

Analizando todo esto podemos llegar a la conclusión de que la Constitución es la ley fundamental de nuestro país y de la que derivan el resto de las leyes, habiendo entre todas ellas un rango jerárquico que indica la superioridad o inferioridad que guardan entre sí.

6


2. La estructura de las leyes en España. Francesc Pau i Vall en “la estructura de las leyes en España” (2009, p. 12) señala la configuración de las mismas de manera precisa y sencilla. A continuación, y parafraseando al autor, podemos ver que la estructura propia de las leyes en España es una convención y, dependiendo de la longitud que posea, tendrá un número mayor o menor de divisiones. Partes en las que se estructuran las leyes Título La primera palabra que ha de aparecer es “Ley”, en mayúscula, y el número ordinal que le corresponda. A continuación y, con el fin de separar el año correspondiente, se utiliza una barra separadora. Posteriormente, se dispone una coma y se coloca la fecha de promulgación. Finalmente, después de otra coma, se sitúa el nombre de dicha ley, el cual debe indicar el contenido de la misma.

Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. Boletín Oficial del Estado, 4 de mayo de 2006, núm. 106, pp. 17158-17207.

Para que una ley tenga una buena titulación debe: Guardar un equilibrio entre la brevedad y la explicación del contenido de la ley. No tiene que contener sinónimos. No debe indicar que es reguladora. No se ha de indicar que son creación de un ente. Ha de eludir que “establece medidas” o que es “específica”. Es necesario señalar si se trata de una modificación a otra anterior.

Parte expositiva, preámbulo o exposición de motivos Indica los objetivos de la ley, es decir, establece aquello que regula la misma y las razones que llevan al legislador a su regulación. Aspectos a tener en cuenta: No es una norma jurídica. En caso de contradicción entre el preámbulo y la parte dispositiva, siempre prevalece la segunda.

7


No deben ser excesivamente largos, por lo que no es necesario su división en letras o apartados. Pero, si esto se hiciera, las divisiones serían con números romanos.

Parte dispositiva

-

Libros

-

Títulos

-

Capítulos

-

Secciones

-

Artículos

Parte dispositiva

- Apartados - Letras -

Disposiciones adicionales

Parte final de la

-

Disposiciones transitorias

ley

-

Disposiciones derogatorias

-

Disposiciones finales

-

Anexos

Libros Se emplean únicamente para leyes muy extensas. Se numeran con números ordinales y se titulan.

Ley 10/2008, de 10 de julio, del libro cuarto del Código Civil de Cataluña, relativo a las sucesiones” Títulos Se emplean para leyes muy extensas o de gran importancia institucional. Se enumeran con números romanos y deben ir titulados.

Título IV. Del Gobierno y la Administración. Capítulos Son subdivisiones de una ley. En caso de que la ley disponga de títulos, los capítulos marcan una división de estos. 8


Cada capítulo ha de tener un contenido único. Se enumeran con números romanos y van titulados.

Capítulo II. De la Administración Local.

Secciones Subdividen los capítulos pero no suele ser habitual. Se enumeran ordinalmente y deben ir tituladas.

Sección 1ª Derechos de Explotación.

Artículos

Son las unidades básicas de la ley. Deben abarcar un solo concepto o aspecto normativo. Están numerados de forma consecutiva, independientemente de que la ley se divida en títulos, secciones o capítulos. Deben ser lo más breves posibles. Han de ir titulados brevemente y enunciar su contenido de forma concisa. El título se sitúa detrás del número del artículo. Tanto el número como el título se colocan encima del texto.

Artículo 6. Capacidad de los Estados para celebrar tratados. 

Apartados Si es necesario, los artículos se pueden dividir en apartados, numerados con números cardinales consecutivos.

Artículo 7. Plenos Poderes 1. Para la adopción o la autenticación del texto de un tratado… 2. En virtud de sus funciones, y sin tener que presentar plenos…

9


Letras Subdividen a los apartados o a los artículos

Artículo 7. Plenos Poderes 1. Para la adopción o la autenticación del texto de un tratado… a) si presenta los adecuados plenos poder, o b) si se deduce de la práctica…

No es recomendable subdividir más allá de las letras aunque podemos encontrar subdivisiones i, ii, iii,…

Parte final de la ley Presenta el mismo valor normativo que los artículos. Se tiene que usar de la forma más restrictiva posible ya que todo lo que se puede incorporar en el cuerpo de la ley debe ir allí.

Disposiciones adicionales Regulan los regímenes jurídicos especiales que no se pueden situar en el articulado: territoriales, personales, económicos y procesales. Deben contener los mandatos no dirigidos a la producción de normas. Son las que tienen un carácter más abierto, de forma que los preceptos que no se puedan acomodar en ninguna otra parte se incluirán aquí.

Disposiciones transitorias Su objetivo es facilitar el tránsito de la norma antigua a la nueva. Establecen el régimen jurídico que se debe aplicar en situaciones jurídicas iniciadas con anterioridad a la entrada en vigor de la nueva ley, de tal forma que, se puede aplicar la ley derogada o bien la nueva ley de forma retroactiva. Deben incluirse dentro de estas disposiciones aquellas que puedan tener efecto retroactivo teniendo en cuenta que: 

Según el artículo 9.3 de la Constitución española las disposiciones sancionadoras o restrictivas de los derechos individuales no pueden tener efecto retroactivo. 10


En España, las leyes no son retroactivas excepto que ellas lo establezcan así.

Disposiciones derogatorias Derogan normas jurídicas en vigor. Según la técnica normativa, no son procedentes las disposiciones con carácter genérico o redundante. Deben indicar de forma expresa las leyes, normas con rango de ley o partes de las mismas que derogan.

Disposiciones finales Establecen el mandato de aprobación de los reglamentos, para el desarrollo de la ley. Modifican el derecho vigente. Incluyen las clausulas de entrada en vigor de la ley.

Anexos Contienen gráficos, relaciones de personas, bienes… Deben titularse y numerarse con números romanos, si hay más de uno. Si la disposición tiene anexos se debe hacer referencia a ellos. Se publicarán a continuación de la ley en el Boletín Oficial.

3. Proceso de elaboración de las leyes (proceso legislativo). De acuerdo al Senado de España, el procedimiento legislativo “es el conjunto de trámites que sigue un proyecto o proposición de ley que se desarrolla en el Congreso de los Diputados y en el Senado.” El procedimiento legislativo ordinario consta de tres fases:

Fase Inicial Se presenta una iniciativa legislativa, denominada “proyecto de ley” si el Gobierno es el autor o bien, “proposición de ley” si es el Congreso, el Senado, una Comunidad Autónoma o 500.000 ciudadanos.

11


Aunque lo habitual es que se presenten en el Congreso, también se puede hacer en el Senado (por un Grupo Parlamentario o 25 Senadores). En este caso, tras su publicación, en un plazo de 15 días pueden presentarse proposiciones de ley alternativas. Al finalizar el plazo, se incluirán en el orden del día en sesión plenaria para su consideración. En esta sesión interviene en su defensa uno de los miembros que la propuso, seguido de dos turnos a favor y dos en contra. Además, los Portavoces de los Grupos parlamentarios intervendrán a continuación sin excederse más de diez minutos. Posteriormente tendrá lugar una votación para su aprobación y, si esta tiene lugar, se remitirá al Congreso para su tramitación. Están exentos de toma en consideración los proyectos de ley del Gobierno, sin embargo, las proposiciones de ley presentadas por los Diputados y Grupos Parlamentarios del Congreso, Comunidades Autónomas e iniciativa popular sí lo exigen.

Fase Constitutiva Es la fase dirigida a determinar el contenido de la futura ley tras varias deliberaciones y votaciones en las Cámaras. Fases del Congreso 1. Remisión por la Mesa a la Comisión competente, publicación y apertura del plazo de presentación de enmiendas. 2. Primera lectura y votación en el Pleno en el caso de que se hayan presentado enmiendas a la totalidad. 3. Reunión de la Ponencia y emisión de informe con su propuesta, que puede incluir variaciones en el texto. 4. Debate y votación en la Comisión competente, que termina con la aprobación de un dictamen que también puede suponer variaciones respecto al texto inicial. 5. Presentación de votos particulares para su defensa ante el Pleno (enmiendas no aceptadas por la Comisión). 6. Debate y votación en Pleno, con la consiguiente posibilidad de nuevas modificaciones. 7. Remisión del texto aprobado por el Presidente del Congreso al Senado.

12


El Senado sigue un proceso parecido aunque delimitado por la Constitución en dos meses y que, en los proyectos de carácter urgente, se reduce a veinte días. 1. Se dispone la publicación del texto que se recibe del Congreso y, el Senado decide la Comisión legislativa competente para su tramitación. Se abre un plazo de diez días de presentación de enmiendas y propuestas de vetos que se puede prorrogar a quince a petición de veinticinco Senadores. Si no se presentan, la proposición pasa a deliberación en sesión plenaria. 2. Si se presentan enmiendas o propuestas de vetos, la Comisión competente puede nombrar una Ponencia para elaborar el informe, aunque puede prescindir de este trámite. La Ponencia dispone de quince días para evacuar ese informe, que puede proponer modificaciones al texto y que tendrá que discutirse en Comisión. 3. Debate en la Comisión competente dentro de los quince días siguientes. Comenzarán por las propuestas de veto, para a continuación debatir por su orden de presentación las enmiendas formuladas a cada artículo o apartado del texto, y por último, votarán el informe de la Ponencia. El dictamen de la Comisión recoge las enmiendas aprobadas. 4. Aprobado el Dictamen, se abre un plazo de un día para que los Senadores puedan presentar, con sus votos particulares, propuestas alternativas al Dictamen de la mayoría. Los votos deben recoger enmiendas debatidas y rechazadas en Comisión o los textos remitidos por el Congreso de los Diputados y modificados por la Comisión, no siendo posible formular propuestas enteramente nuevas. 5. Debate y votación en Pleno antes de que transcurra el plazo constitucional. El debate comienza con la presentación del Dictamen de la Comisión por el Senador designado al efecto, donde se exponen las líneas fundamentales del proyecto y sus vicisitudes en la tramitación por la Cámara. Después, se abre un debate con un turno a favor y otro en contra, seguidos de las intervenciones de los Portavoces de los Grupos Parlamentarios, no superior a diez minutos cada uno. Si hubiese propuestas de veto, el debate se sustituye por el de tales propuestas, que implican: defensa del veto por su proponente seguida de dos turnos a favor y dos en contra más la intervención de los Portavoces; cada uno de estos turnos e intervenciones no puede superar los quince minutos.

La aprobación de un veto exige la mayoría absoluta y ya no se continúa con el resto del Dictamen, dándose por concluido el debate sobre el proyecto. En caso de que la propuesta de veto sea rechazada, se discuten los votos. Pueden usarse dos turnos a favor y dos en contra de cada voto, no sobrepasando los diez minutos.

13


Es necesario que la presentación de propuestas de modificación del Dictamen se acepten por la totalidad de los Portavoces de los Grupos Parlamentarios o por la mayoría de los Portavoces que representan la mayoría de Senadores y hayan sido objeto de votos particulares. El Presidente de la Cámara se encarga de la distribución de los tiempos así como de ordenar el debate. Si el Senado no aprueba un veto ni introduce ninguna enmienda, el texto se remite al Presidente del Gobierno para la correspondiente sanción real. Si el Senado introdujera veto o enmienda, vuelve al Congreso de los Diputados para su eventual ratificación, el cual puede aprobar o rechazar las enmiendas del Senado por mayoría simple de sus miembros, y levantar el veto por mayoría absoluta o bien por mayoría simple transcurridos dos meses. Cuando el Congreso es el último en intervenir, remite el texto al Presidente del Gobierno para su sanción y promulgación por el Rey.

Fase Final Consiste en la sanción, promulgación y publicación de la ley. Los dos primeros son actos formales que se deben llevar a cabo en los quince días siguientes, sin posibilidad de variar los contenidos, ser suspendida o devuelta para nueva consideración. Finalmente, la ley es publicada en el Boletín Oficial del Estado.

Existen además unos procedimientos legislativos especiales como son: 1. Lectura única 2. Delegación de competencia legislativa plena en Comisión 3. Urgencia 4. Reforma del Reglamento del Senado 5. Estatutos de Autonomía 6. Presupuestos Generales del Estado 7. Fondo de Compensación Interterritorial

14


Bibliografía Arnau Moya, F. (2008). Lecciones de Derecho Civil I. Castellón de la Plana: Universitat

Jaume

I.

Recuperado

el

26

de

abril

de

2014,

de

http://www.uji.es/bin/publ/edicions/ldci.pdf

De Carreras Serra, F., y Albert Rovira, E. (2002). Fuentes del derecho. Barcelona:

UOC.

Recuperado

el

26

de

abril

de

2014,

de

http://books.google.es/books?id=HPivYJVPj5IC&printsec=frontcover&dq=Fue ntes+del++derecho&hl=es&sa=X&ei=7tFeU5iGC-GM7QbXYBI&ved=0CFEQ6AEwBA#v=onepage&q=Fuentes del derecho&f=false

De Carreras Serra, F., y Gavara de Cara, J. C. (2006). Leyes Políticas (11ed.). Navarra: Aranzadi SA.

Del Castillo Torres, L., Graciano Ramos, J., Martos Navarro, F., Moya Arribas, M., Robledo de Dios, T., Rodríguez del Fresno, J., y Rodríguez Rivera, F. E. (2004). Cuerpo técnico de la Administración. Junta Comunidades de Castilla- la Mancha. Alcalá de Guadaira, Sevilla: Mad, S.L. Recuperado el 26 de abril de 2014,

de

http://books.google.es/books?id=LYudiBs2sDoC&pg=PA525&dq=cuerpo+t%C 3%A9cnico+de+la+Adminsitracion.+Junta+Comunidades+de+castilla+la+mancha&hl=es&sa=X&ei=INBeULzKeuv7Aan2oGgAQ&ved=0CDYQ6AEwAA#v=onepage&q=cuerpo t%C3%A9cnico de la Adminsitracion. Junta Comunidades de castilla- la mancha&f=false

Fernández Carnicero, C. J. (2002). Comentarios a la Ley del Gobierno. Madrid: INST, NACIONAL ADMINISTRACIÓN PÚBLICA. Recuperado el 26 de abril de

2014,

de

http://books.google.es/books?id=xIPXsPbGlEAC&pg=PA238&dq=Comentarios +a+la+Ley+del+Gobierno+Fernandez+Carnicero&hl=es&sa=X&ei=BNNeU9b xDui70QXe5YDYDg&ved=0CDcQ6AEwAQ#v=onepage&q=Comentarios a la Ley del Gobierno Fernandez Carnicero&f=false 15


García Cuadrado, A. M. (2002). El Ordenamiento Constitucional. Un enfoque histórico y formal de la teoría de la Constitución y las fuentes del Derecho. Alincante: Club Universitario. Recuperado el 26 de abril de 2014, de http://books.google.es/books?id=2GHY1DF7bnwC&pg=PA195&dq=El+Orden amiento+Constitucional.+Un+enfoque+hist%C3%B3rico+y+formal+de+la+teor %C3%ADa+de+la+Constituci%C3%B3n+y+las+fuentes+del+Derecho&hl=es& sa=X&ei=4tBeU8TJJKb70gX074DwAw&ved=0CDQQ6AEwAA#v=onepage& q=El Ordenamiento Constitucional. Un enfoque hist%C3%B3rico y formal de la teor%C3%ADa de la Constituci%C3%B3n y las fuentes del Derecho&f=false

García Ruíz, J. L., y Girón Reguera, E. (2012). La Constitución como fuente de las fuentes del Derecho (I). Cádiz. Recuperado el 26 de abril de 2014, de http://rodin.uca.es/xmlui/bitstream/handle/10498/14766/APUNTES

SISTEMA

DE FUENTES RODIN%5B1%5D.pdf?sequence=6

López Díaz, E. (2006). Iniciación al derecho. Madrid: Delta Publicaciones Universitarias

S.L.

Recuperado

el

26

de

abril

de

2014,

de

http://books.google.es/books?id=2BkJPY8Sp9YC&printsec=frontcover&dq=Ini ciaci%C3%B3n+al+derecho&hl=es&sa=X&ei=l9FeU83YB6Hm7Ab_kYHYD A&ved=0CEIQ6AEwAA#v=onepage&q=Iniciaci%C3%B3n

al

derecho&f=false

Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (2014). Tratados Internacionales.

Recuperado

el

26

de

abril

de

2014,

de

http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/Ministerio/Historia/TratadosInternacional es/Paginas/inicio.aspx Pau i Vall, F. (2009). La Estructura de las Leyes en España. Revista Debate, (16), 12–20.

Senado de España (2014). Procedimientos Parlamentarios. Recuperado el 26 de abril

de

2014

de

http://www.senado.es/web/conocersenado/temasclave/procedimientosparlamenta rios/index.html

16


UrzĂşa Valenzuela, G. (1991). Manual del derecho constitucional. Santiago de Chile: JurĂ­dica de Chile. Recuperado el 26 de abril de 2014, de http://books.google.es/books?id=3yLK4yo2tu4C&printsec=frontcover&dq=Man ual+del+derecho+constitucional&hl=es&sa=X&ei=7M1eU9u0Iayp7AbSpoDgC w&ved=0CDIQ6AEwAA#v=onepage&q=Manual

del

derecho

constitucional&f=false

17


Leyes