Page 1

Política y Educación: Actividad 6.1.

Mercedes Ávila Educación y Sociedad 2º Educación Primaria, grupo A

Lydia Morena Murcia


Índice 1. Explica de forma sencilla y clara las diferencias y la relación entre sistema político, régimen político, sistema electoral y sistema de partidos……………………………..p.2

2. Explica de forma sencilla y clara los distintos significados que se pueden atribuir al concepto de democracia……………………………………………………………….p.5 Bibliografía…………………………………………………………………………….p.8

1


1. Explica de forma sencilla y clara las diferencias y la relación entre sistema político, régimen político, sistema electoral y sistema de partidos.

Antes de analizar las diferencias existentes entre los distintos términos políticos y las relaciones entre ellos, es preciso delimitar el significado de política. Según el Diccionario de Sociología (2004, p. 1095), política puede definirse como: La estrategia que siguen los hombres o los grupos sociales con respecto a algún objetivo. En este sentido es una de las dimensiones fundamentales de toda sociedad. Como tal, se encuentra en todas las situaciones en las que existen intereses encontrados o valores y actitudes distintas respecto a unos mismos recursos. La política también se puede entender como la distribución del poder, en un espacio determinado, en esta lógica, sería un conjunto de actividades públicas que tiene que ver con todos aquellos factores que tienen como finalidad dirigir una sociedad y administrarla.

Dentro de la política, encontramos diversos conceptos que se analizan a continuación. El Diccionario de Sociología (2004, p.1305) entiende sistema político como el “marco general del sistema social donde se ordenan distintos elementos, y como concerniente de manera más específica a las instituciones del poder, el aparato del estado y todo lo que a él se refiere.”

Por otro lado, en el Diccionario de Política (1983, p. 1409) se define régimen político como “el conjunto de instituciones que regulan la lucha por el poder y el ejercicio del poder y de los valores que animan la vida de tales instituciones.”

Atendiendo a la definición aportada por el Diccionario de Sociología (2004, p. 1303), el sistema electoral es: La totalidad orgánica de las distintas normas jurídicas, de las técnicas y procedimientos que se aplican al proceso (electoral), desde la apertura de las elecciones hasta la proclamación de los candidatos elegidos. En sentido específico entendemos por sistema electoral el proceso técnico que subyace en la distribución de los escaños. Los sistemas electorales suponen, por tanto, procedimientos por medio de los cuales los electores expresan su voluntad en votos y éstos son trasladados a escaños. 2


Finalmente, en el Diccionario de Política (1983, p.1507), el término sistemas de partidos se define como: Algo que va más allá de uno o más partidos, pues comprende también ciertos procedimientos electivos, una asamblea legislativa y un ejecutivo. (…) cualquier sistema que legitime la elección de un poder ejecutivo por medio de votaciones y que comprenda a los electores, a uno o más partidos y a una asamblea. Otra definición de sistemas de partidos según Martínez Pandiani (2008, p.3) es: El conjunto de partidos en un determinado Estado y los elementos que caracterizan su estructura: cantidad de partidos, las relaciones entre sí, tanto respecto a la magnitud de ellos como a sus fuerzas relacionales y en tercer lugar, las ubicaciones respectivas, ideológicas y estratégicas, como elementos para determinar las formas de interacción; las relaciones con el medio circundante, con la base social y el sistema político. A pesar de que los términos sistema político y régimen político, en ocasiones, pueden parecer sinónimos, existen diferencias entre ambos. Como indica Díaz Pinzón (2008): El término sistema político designa un conjunto más amplio que el término régimen político. Estudiar un sistema político no es solamente analizar sus instituciones políticas y su organización ordenada en un régimen político. Es estudiar también las relaciones entre el régimen y todos los otros elementos del sistema social: económicos, técnicos, culturales, ideológicos, históricos, etc. Según el Léxico de la Política (2000, p. 683) “el sistema político no es sino una parte de un todo más amplio y que está inserto en un ambiente con el cual interactúa.” Sistema cultural

Sistema económico Sistema político

Sistema social

Díaz Pinzón (2008) señala que “llamamos régimen político al subsistema así constituido por el conjunto de las instituciones políticas dentro de un sistema social”. 3


Por todo esto queda claro que el sistema político es el marco donde se hallan las instituciones políticas pero, al mismo tiempo, es un concepto mucho más amplio y que engloba, entre otras cosas, al régimen político que sólo hace referencia al conjunto de instituciones políticas. En cuanto al sistema electoral y sistema de partidos, la diferencia se halla en que del sistema electoral surge el sistema de partidos, es decir, como refleja Gunther (1989, p.102) “las leyes electorales constituyen solo uno de los elementos causales que determinan la estructura de los sistemas de partidos”.

Ante esta situación, en España podemos encontrarnos con la siguiente estructura: Sistema político Estado Social y Democrático de Derecho

Régimen político Monarquía parlamentaria

Poder legislativo

Poder ejecutivo

Poder judicial

Sistema electoral

Sistema de partidos A pesar de que la estructura parece jerarquizada, en realidad todos los elementos que la conforman se encuentran interrelacionados de manera que si uno de ellos es modificado, cambiará toda la organización. Esta idea queda reflejada en la tesis de Baonza García (2010, p. 38), donde indica que: Es necesario utilizar los elementos del sistema político para hacer inteligible el circuito de retroalimentación, cuando el sistema está afectado por una tensión exterior que puede poner en peligro sus pautas normales de funcionamiento. Sin 4


embargo, no hay que olvidar, como tampoco lo hace Easton, que desde los componentes

del

sistema

también

se

producen

similares

circuitos

de

retroalimentación.

Sistema político

Régimen político

Sistema electoral

Sistema de partidos

Como refleja el anterior esquema, todos los elementos influyen sobre los demás. De esta manera y parafraseando a Picado León (2008, p.8), el sistema electoral influye en el sistema de partidos en cuanto al número de partidos y la concentración de poder. Al mismo tiempo, el sistema de partidos determina el funcionamiento del sistema político en su totalidad. Por otro lado, el sistema electoral caracteriza el régimen político existente. 2. Explica de forma sencilla y clara los distintos significados que se pueden atribuir al concepto de democracia. Según Ávila (2000, p.55), la democracia puede definirse como: Un conjunto particular de instituciones y prácticas políticas, un cierto cuerpo de doctrinas jurídicas, un orden económico y social, un sistema que asegura el logro de ciertos resultados deseables, una serie de valores que deben garantizarse a través de instituciones, un proceso singular para la toma de decisiones. Parafraseando a la autora (pp. 56-61), cabe mencionar que la democracia, en lugar de ser un concepto con un significado invariable, es un término que, dependiendo de la época histórica en la que se encuentre, estará dotado de un significado distinto. La democracia nació en la Grecia Antigua y el significado que se le atribuía era el de gobierno de muchos, por lo que el poder estaba controlado de manera igualitaria, 5


denominándose “democracia directa”. Estaba basada en la areté o virtud, la dike o justicia y el nomos o la ley, pero no se hablaba de libertad. En la democracia ateniense la libertad estaba relacionada con la libertad de palabra pero, posteriormente, esta idea se extrapoló a la libre conciencia y a la libertad en la vida privada. Tras las revoluciones americanas y francesa apareció una nueva concepción de la democracia, la “democracia liberal”, entendida como un gobierno o poder limitado. Este cambio se debe principalmente al aumento de la población y la división del trabajo ya que, antiguamente, lo público era más extenso que lo de carácter privado. No obstante, ahora el gobierno tiene que proteger la libertad individual, viéndose el poder de la sociedad y del gobierno limitado por los derechos y limitaciones personales. Algunos de los elementos esenciales de la democracia liberal son la división de poderes y las elecciones, que regulan el acceso al poder político de tal forma que los elegidos se convierten en representantes, apareciendo el concepto de representatividad. Esta representación conlleva los conceptos de receptividad, rendición de cuentas y posibilidad de destitución. Actualmente, existen muchas teorías que tratan de analizar el significado de democracia. De este modo, Schumpeter considera que la democracia es un procedimiento de alcanzar el poder político, compitiendo por conseguir el voto. Por otro lado, Robert Dahl prefiere hablar de poliarquía en lugar de democracia, defendiendo la existencia de distintos centros de poder y autoridad que, en muchas ocasiones, no se encuentran controlados por los ciudadanos. Para este autor, las principales dimensiones que caracterizan a la democracia son la participación y la representación. Además, establece cinco condiciones que la democracia debería cumplir para ser entendida como tal. Debido a ello, llega a la conclusión de que democracia sería algo ideal a lo que las personas deben aspirar. Para ambos autores, la democracia también ha de incluir la competitividad. Finalmente, para otros autores como Markoff, la democracia es algo parecido a una religión política.

Por todo esto, la democracia es un término que se caracteriza por haber ido evolucionando, de tal forma que ha pasado de ser un poder controlado de manera igualitaria a tener un poder limitado. Además, garantiza los derechos individuales y la división de poderes así como las elecciones que aseguran la representatividad.

6


Desde mi punto de vista, la democracia es la mejor forma de gobierno y de acuerdo con Robert Dahl (2012, p.48): posee de manera única ciertos rasgos que la mayoría de las personas, cualquiera sean sus creencias políticas básicas, considerarían deseables: (1) la democracia ayuda a prevenir que el gobierno sea ejercido por autócratas crueles y viciosos; (2) las democracias representativas modernas no libran guerras entre sí; (3) los países con gobiernos democráticos tienden a ser más prósperos que aquellos con gobiernos no democráticos; y (4) la democracia tiende a promover el desarrollo humano –medido en términos de salud, educación, ingreso personal y otros indicadores– más plenamente que otras formas de gobierno.

No obstante, a pesar de que, como he mencionado con anterioridad, la democracia es, a mi parecer, la mejor manera de gobierno, es importante tener en cuenta que en otros países, debido a su cultura, creencias, tradiciones, guerras…no está arraigada esta idea, considerando otras formas de gobierno como el modelo ideal.

7


Bibliografía

Ávila, M. (2000). La democracia en la sociedad organizada. Barataria: Revista castellano-manchega de ciencias sociales, 2-3, 55–61. Recuperado el 5 de abril de 2014, de http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2154235 Baca Olamendi, L., et al. (2000). Léxico de la Política (p. 683). Mexico, D.F.: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Baonza García, J. (2010). De la Monarquía Limitada a la Monarquía Parlamentaria: Crisis, Transición e Instauración (Tesis Doctoral). Universidad Complutense, Madrid, España. Recuperado el 5 de abril de 2014, de http://eprints.ucm.es/11477/1/T32348.pdf Bobbio, N., y Matteucci, N. (1983). Diccionario de Política (pp. 1409, 1507). Madrid: Siglo XXI de España Editores S.A. Dahl, R. (2012). La democracia. POSTData. Revista de Reflexión y Análisis Político, 9, 48. Recuperado el 5 de abril de 2014, de http://www.revistapostdata.com.ar/2012/01/la-democracia-robert-dahl/ Díaz Pinzón, J. (2008). Regímenes y Sistemas Políticos. Bogotá D.C. Recuperado el 5 de abril de 2014, de www.maximogris.net/DERECHO/Art_01_029.doc Günther, R. (1989). Leyes electorales, sistemas de partidos y élites. El caso español. Reis: Revista española de investigaciones sociológicas, 47, 102. Recuperado el 5 de abril de 2014, de http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=249320 Martínez Pandiani, G. (2008). Movimiento Productivo Argentino, Sistema de partidos y crisis de representación. Recuperado el 5 de abril de 2014, de http://www.mpargentino.com.ar/wp-content/uploads/2010/03/Articulos-GMP2.pdf Picado León, H. (2008). Implicaciones Jurídicas del Sistema Electoral. Revista de Derecho Electoral, 6, 8. Recuperado el 5 de abril de 2014, de http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=0C DMQFjAB&url=http%3A%2F%2Fdialnet.unirioja.es%2Fdescarga%2Farticulo %2F3711970.pdf&ei=cF5AU_LCA9OB7QaUmIDYCg&usg=AFQjCNFrBYpL VlL9tpceboK6DI3NrJGhcg&bvm=bv.64367178,bs.1,d.Yms 8


Uña Juárez, O., y Hernández Sánchez, A. (2004). Diccionario de sociología (pp. 1095, 1303, 1305). Madrid: ESIC EDITORIAL.

9

Actividad 6 1  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you