Page 1


MERCURIO Es el planeta más pequeño del sistema solar con un diámetro en su ecuador de 4.879 kilómetros (3.031 millas). También es el más cercano al Sol a una distancia de 57.910.000 kilómetros (35.983.605 millas). Su órbita solar, es decir, lo que tarda en completar una vuelta entera al sol es de 87,97 días. Su periodo de rotación, es decir, lo que tarda en dar un giro completo sobre su eje es de 58,6 días. Del mismo modo la inclinación sobre su eje es de 0º. Tampoco tienen ningún satélite natural o “luna”.

Por lo tanto, en su superficie un día dura casi 1 mes y una noche lo mismo. Por ese motivo se alcanzan de día temperaturas de hasta 425 ºC (797 ºF), y de noche temperaturas de hasta -170 ºC (-274 ºF). Lo que hace que la media superficial sea de 179 ºC (354 ºF).

Como la Luna, Mercurio no tiene atmósfera, por lo que si estuvieras sobre su superficie verías el cielo de color negro. Del mismo modo, verías el Sol del doble de tamaño que en la Tierra. Desde nuestro planeta, raramente se le ve a simple vista, antes del alba o después del crepúsculo

.


VENUS El diámetro de su ecuador es de 12.100 kilómetros (7.518 millas), y se encuentra a una distancia del sol de 108.200.000 kilómetros (67.232.363 millas).

Es un poco más pequeño que la Tierra y, de todos los planetas, es el que se acerca más a nosotros; llega a una distancia de solo 40 millones de kilómetros.

Un día en venus, o lo que es lo mismo, el tiempo que tarda en girar sobre sí mismo es de 243 días. Además gira en sentido contrario al de la Tierra. Del mismo modo, tarda en completar una órbita solar 224 días. La inclinación sobre su eje es de 177 grados.

Venus está rodeado de un denso estrato atmosférico, a causa del cual nadie ha conseguido ver la superficie de este planeta. No cuenta con ningún satélite natural y se pueden alcanzar temperaturas en su superficie de hasta 480 ºC (896 ºF).

Superficie de venus


LA TIERRA Se estima que se formó hace ya unos 4.600 millones de años y tan solo hace 1.000 millones de años que se originó la vida en ella.

La Tierra cuenta abundantemente de un elemento que resulta esencial para la vida, el agua. Además, dentro del Sistema Solar se encuentra dentro de lo que los científicos denominan la “zona habitable“. Esto es, que está ubicada a una distancia del sol donde la temperatura hace que se pueda vivir. Ni mucho calor ni tampoco mucho frío. La Tierra cuenta con un solo satélite natural, la Luna. Que influye sobre nuestro planeta, por ejemplo, provocando las mareas.


MARTE Es el planeta en el cual se dan las condiciones ambientales más parecidas a las de la Tierra. Esto es debido a que, aunque su temperatura en superficie por la noche es bajísima, durante día puede llegar hasta los 25 grados. La atmósfera está muy rarificada, más o menos como la terrestre a 32.000 metros de altitud, y contiene sobre todo anhídrido carbónico y casi nada de oxígeno. Por esta razón el hombre no podría vivir de ninguna manera en Marte, y probablemente no se desarrollarían ni siquiera las más sencillas plantas terrestres.


JÙPITER Es el más grande de los planetas del sistema solar y gira alrededor del Sol muy lentamente, cerca de 12 años. Todavía no se sabe con precisión de qué está constituido. Pero se conoce con certeza que es poco denso, y además en gran parte, gaseoso.

Sin embargo no se sabe si tiene o no un núcleo sólido. Dada la gran distancia desde el Sol (778 millones de kilómetros), en Júpiter hace mucho frío: cerca de 150 grados bajo cero.

Júpiter aparece recubierto de nubes, y entre esas nubes apareció, en 1878, una misteriosa y gigantesca mancha roja. Nadie ha sabido nunca explicar de qué se trata. Júpiter posee a su alrededor 67 lunas de diversos tamaños.


SATURNO La principal característica de Saturno son sus misteriosos anillos: parece que se trata de fragmentos de un satélite desintegrado. Se han descubierto hasta la fecha 62 satélites naturales en su órbita. También en estado gaseoso, este gigantesco planeta tiene probablemente, como Júpiter, un núcleo central sólido. A causa del intenso frío que hay en la superficie, el amoníaco presente está congelado. En la atmósfera han permanecido sobre todo dos gases, el hidrógeno y el metano.


URANO Es el tercer planeta en tamaño del sistema solar. Debe su nombre en honor a la Diosa griega Urano. Está tan lejano del Sol que emplea 84 años en girar a su alrededor, nada más y nada menos. Su superficie tiene una temperatura de 210 grados bajo cero. También Urano parece ser semigaseoso. Giran a su alrededor 27 satélites.


NEPTUNO Todavía más lejano al Sol, Neptuno emplea casi 165 años en una órbita completa. Su masa es 17 veces la masa de la Tierra

Tiene una temperatura en la superficie de 230 grados bajo cero. Forma parte de los llamados planetas exteriores.

Muy parecido a Urano, Neptuno fue descubierto en 1846. Tiene orbitando a su alrededor 14 satélites o lunas. Las más importantes: Larisa, Proteo, Despina y Galatea. Los dibujos de Galileo muestran que el planeta Neptuno fue observado por primera vez el 28 de diciembre de 1612, y nuevamente el 27 de enero de 1613 en ambas ocasiones, Galileo confundió Neptuno con una estrella cercana a Júpiter en el cielo nocturno.


PLUTÒN En el año 2006, Dejó de ser considerado uno de los planetas del sistema solar por la Unión Astronómica Internacional. Hasta esa fecha, Plutón era considerado el planeta más alejado del Sol. Emplea la escalofriante cantidad de 248 años para girar a su alrededor y por cuanto se sabe de él es una esfera rocosa cubierta de gases congelados.

Sistema solar. Luz Pineda  
Sistema solar. Luz Pineda  
Advertisement