Issuu on Google+

LEYES Y TRATADOS

Ley lerdo: La Ley de Desamortización de Bienes de Corporaciones Civiles y Eclesiásticas expedida por don Miguel Lerdo de Tejada el 25 de junio de 1856 , tena por finalidad que los campesinos (otrora integrantes forzados de las corporaciones durante el régimen virreinal) una vez que hubiesen adquirido la plena propiedad de las parcelas que les correspondan y en virtud de la propia desamortización, pudiesen hacer con ella lo que a su respectivo interés conviniera: seguir laborándolas de manera comunitaria, explotarlas en forma individual o, en su caso, venderlas o arrendarlas libremente a quien mejor les conviniese. Tal fue la interpretación constitucional de la ley en cuestión formulada por don Ignacio L. Vallarta en uno de sus celebres "Votos", fallado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación el 9 de enero de 1882 en relación al "amparo pedido por el apoderado de Chicontepec contra el acto del gobernador de Veracruz quien mando vender parte de los terrenos de la comunidad para pagar los gastos de los repartimientos de los restantes", documento histórico en el que, dicho sea de paso, Vallarta nos brinda un testimonio fehaciente del despotismo que caracterizaba a los caciques comunitarios, resultando muy distante en su descripción de los idílicos anhelos con los que aquellos pretendieran ser revestidos por los románticos panegiristas de los "Acuerdos de San Andrés Sarrinar". El "Voto" de la Corte en relación con el "amparo de la comunidad de Chicontepec", nos demuestra que fueron precisamente los caciques de los pueblos en contubernio con funcionarios oficiales, los que, en múltiples ocasiones, vendieron las tierras de las comunidades a las haciendas sin realizar jamás la parcelación ordenada y contraviniendo con ello a lo dispuesto por la ley del 25 de junio de 1856.

Ley iglesia: La Ley Iglesias se expidió el 11 de abril de 1857. Este ordenamiento formó parte del primer grupo de leyes liberales que Ignacio Comonfort, quien había sustituido a Juan Álvarez en la presidencia de la República, expidió antes de estallar a finales de 1857 la Guerra de Tres Años o de Reforma. La Ley de Obvenciones Parroquiales, también conocida como Ley Iglesias por la autoría de José María Iglesias (Ministro de Justicia, Negocios Eclesiásticos e Instrucción Pública) entre enero y mayo de 1857, fue una de las más importantes Leyes de Reforma. Regulaba el cobro de derechos parroquiales, impidiendo que se exigieran a quienes no ganaran más de lo indispensable para vivir, e imponía castigos a los miembros del clero que no la observaran. La Ley Iglesias desató diversas críticas: entre la prensa liberal fue bien acogida, mientras que los conservadores y el clero la hicieron objeto de censuras y protestas. Con estas

LUZ ARELY RIVERA RODRIGUEZ


leyes se afectaba el poder de la Iglesia católica, que por más de tres siglos había tenido en México participación en asuntos ajenos a la fe cristiana.

Ley Juárez: Con la Ley Juárez (1855)- Elaborada por Benito Juárez mientras era Ministro de Justicia. Consideraba a todos los ciudadanos iguales ante la ley con lo que suprimía los privilegios del clero y del ejército. Otro de los puntos importantes declaraba que ni los matrimonios ni los entierros eran asuntos del clero, sino del estado, lo cual le quitaba a ésta una fuente de recursos que había tenido por más de trescientos años. La Ley Juárez fue expedida durante el gobierno del general Juan Álvarez. El Lic. don Benito Juárez era Ministro de Justicia del gabinete de don Juan Álvarez. Esta ley estaba constituida por 77 artículos más otros cuatro transitorios. La importancia de esta ley radicó en la supresión de los tribunales especiales, en lo referente a los delitos del fuero común y también porque se modificó el sistema de fueros. La Ley Juárez fue muy discutida puesto que lesionaba intereses tanto militares como eclesiásticos. Esta Ley la defendió desde el punto de vista religioso don Juan Bautista Morales. Uno de los artículos transitorios obligaba a los funcionarios judiciales prestar juramento para el cumplimiento de la Ley. Dicho juramento se expresaba en la siguiente forma: Juráis guardar y hacer guardar el Plan de Ayutla y las leyes expedidas en su consecuencia, administrar justicia y desempeñar fiel y lealmente vuestro encargo. Si así lo hiciereis, Dios os lo premie, y si no, Él y la Nación os lo demanden.". El nombre oficial que recibió esta ley fue: Ley sobre administración de Justicia y orgánica de los tribunales de la Nación, del Distrito y Territorios. Ley de administración de justicia fragmento "art. 42. Se suprimen los tribunales especiales, con excepción de los eclesiásticos y militares. Los tribunales eclesiásticos cesarán de conocer en los negocios civiles y continuarán conociendo de los delitos comunes de los individuos de su fuero, mientras se expide una ley que arregle ese punto. Los tribunales militares cesarán también de conocer de los negocios civiles, y conocerán tan solo de los delitos puramente militares o mixtos de los individuos sujetos al fuero de guerra. Las disposiciones que comprende este artículo, son generales para toda la república, y los estados no podrán variarlas o modificarlas... art.44.- el fuero eclesiástico en los delitos comunes es renunciable. Artículo transitorio 4º. Los tribunales militares pasarán igualmente a los jueces ordinarios respectivos, los negocios civiles y causas criminales sobre delitos comunes: lo mismo harán los tribunales eclesiásticos con los negocios civiles en que cesa su jurisdicción.

Ley La Fragua “TODO CIUDADANO TIENE DERECHO A IMPRIMIR Y CIRCULAR SUS OPINIONES SIN PREVIA CENSURA”. El principio de la Ley La fragua manifiesta que ninguna persona podría ser molestada por sus opiniones, ya que todo ciudadano tiene derecho a imprimirlas y circularlas sin censura ni pago de fianza. El 28 de diciembre de 1855, se propuso la Ley La fragua que concedía de nueva cuenta la

LUZ ARELY RIVERA RODRIGUEZ


libertad de imprenta, suprimida por la Ley Lares emitida por el gobierno de José Antonio López de Santa Anna. Para que existiera esta ley, se llevaron a cabo sesiones en el Congreso desde el 4 de febrero de 1856. Las diversas comisiones trabajaron intensamente y se presentaron discusiones partidistas, dado que estaban constituidas por miembros moderados y radicales, que se empeñaban en mantener sus puntos de vista y plasmarlos en la futura constitución. En las tribunas parlamentarias el grupo de liberales quería elaborar un texto que permitiera romper definitivamente con el orden heredado de la Colonia. El 25 de junio de 1856 se conoció también la Ley Lerdo o Ley de Desamortización de Fincas Rústicas y Urbanas Propiedad de las Corporaciones Civiles y Religiosas. La Ley Lerdo y La Fragua, serían discutidas dentro del Congreso y se aprobarían para incorporarse a la constitución de 1857. Comparando la Ley La fragua y la Ley Lares hay una gran diferencia, ya que la última prohibía la impresión de escritos “subversivos, sediciosos, inmorales, injuriosos y calumniosos", al considerar que no beneficiaban al gobierno. En aquella época, la administración era muy conservadora, la imprenta era casi un delito sin juicio, sin audiencia, sin defensa, con una multa de cientos de pesos, sin derecho a preguntar. La Ley La fragua se opone a este régimen de la nula libertad de expresión; es de orden liberal, ofrece garantías, establece un juicio con todos los trámites legales, respeta el derecho de defensa, concede el recurso de la segunda instancia, y no es una venganza ni una represalia contra los adversarios. Leyes de Reforma Las Leyes de Reforma son un conjunto de leyes expedidas entre 1859 y 1860, por el entonces presidente de México, Benito Juárez. Las reformas establecidas en estas leyes fueron más radicales que las de la Constitución de 1857, y según los colaboradores del presidente, completaban la constitución. Este documento, verdaderamente radical, fue realizado totalmente por Benito Juárez al expedir en Veracruz las Leyes de Reforma, parte de las cuales estaba destinada a castigar al clero por su intervención en la política y en la educación, y por haber ayudado con sus bienes al sostenimiento de la guerra, favoreciendo a los conservadores. No estará por demás advertir que esas leyes habían ya sido puestas en práctica por el gobernador de Zacatecas, don Jesús González Ortega, con anterioridad. Entre las más importantes de esas leyes, se cuentan: la de ocupación de bienes eclesiásticos, de 13 de julio de dicho año; la del 23 del mismo, que declaró que el matrimonio era un contrato civil, suprimiendo la intervención forzosa, en él, de los sacerdotes; la ley del registro civil, el 28 del mismo por la que la prueba del estado civil de las personas, quedaba a cargo de empleados de gobiernos; la del 31 de julio, por la que se secularizaron los cementerios; la del 11 de agosto, que suprimió casi todas las festividades religiosas, y la del 4 de diciembre de 1860, que estableció la libertad de cultos. El objetivo principal de estas leyes era separar a la Iglesia del Gobierno o Estado.

LUZ ARELY RIVERA RODRIGUEZ


Las leyes de Reforma inicialmente fueron tres:  

Ley Juárez: De 1855, suprimia los fueros del clero y del ejército y declaraba a todos los ciudadanos iguales ante la ley, promulgada por Benito Juárez. Ley Lerdo: De 1856, obligaba a las corporaciones civiles y eclesiásticas a vender casas y terrenos y fue creada por Miguel Lerdo de Tejada (hermano de Sebastián Lerdo de Tejada). Ley Iglesias: De 1857, prohibió el cobro de derechos y obvenciones parroquiales, el diezmo, promulgada por José María Iglesias.

Al trasladar su gobierno a Veracruz en 1859, Benito Juárez promulgó las siguientes reformas: 

   

Ley de la nacionalización de los bienes eclesiásticos: Esta ley complementa la Ley Lerdo de desamortización de los bienes de la iglesia, con un cambio importante: los bienes ya no pasaban a manos de los rentistas (1859). Ley del matrimonio civil: Establece que el matrimonio religioso no tiene validez oficial y establece el matrimonio como un contrato civil con el Estado (1859). Ley orgánica del registro civil: Se declararon los nacimientos y defunciones como un contrato civil con el Estado (1859). Ley de exclaustración de monjas y frailes: Se prohibió la existencia de claustros o conventos, y se decretó la salida de las religiosas y religiosos que ahí vivían. Ley de libertad de Cultos: Esta ley permitió que cada persona fuera libre de practicar y elegir el culto que desee. Esta ley también prohibió la realización de ceremonias fuera de las iglesias o templos.

 Tratado de Mon-Almonte El Tratado de Mon-Almonte fue firmado el 26 de Septiembre de 1859 por don Juan Nepomuceno Almonte, un conservador mexicano y don Alejandro Mon, representante de Isabel II en México. En este tratado se restablecen las relaciones entre México y España. Este tratado fue firmado por los conservadores mexicanos, en su búsqueda de apoyo en su lucha contra los liberales durante la Guerra de Reforma. Entre los principales aspectos del tratado se contemplaba un préstamo a la facción conservadora, el cual debía ser pagado al triunfo de estos, pero esta deuda terminó pasando al gobierno liberal el cual fue al final vencedor de la guerra, agregándose a la ya de por sí cuantiosa deuda externa con las naciones europeas. Con este tratado los conservadores pretendieron llamar la atención de las coronas europeas para apoyar su causa; pero este tratado al igual que su homólogo firmado con los Estados Unidos, nunca entraría en vigor Este tratado, que restablecía las relaciones entre nuestro país y la península ibérica, fue signado por los conservadores mexicanos, quienes buscaban apoyo económico en su lucha contra los liberales durante la Guerra de Reforma. Fue firmado el 26 de septiembre de 1859 por Juan Nepomuceno Almonte, que representaba al bando conservador mexicano, y Alejandro Mon, representante de la reina de España. Entre los principales aspectos del tratado se contemplaba un préstamo a la facción conservadora, el cual debía ser pagado al triunfo de ésta; sin embargo, al ser vencido el bando conservador, la obligación se trasladó al gobierno liberal, agregándose a la ya de por sí cuantiosa deuda externa con las naciones europeas. Con este tratado los

LUZ ARELY RIVERA RODRIGUEZ


conservadores pretendieron llamar la atención de las coronas europeas para apoyar su causa pero, al igual que el tratado McLane-Ocampo, nunca entró en vigor.

 Tratado de Mac-Lane Ocampo El Tratado McLane-Ocampo, formalmente Tratado de Tránsito y Comercio, fue un acuerdo entre los Estados Unidos y el gobierno liberal de México, encabezado por Benito Juárez, firmado en el puerto de Veracruz en México, el 14 de diciembre de 1859, el cual habría vendido a perpetuidad el derecho de tránsito por el Istmo de Tehuantepec a los Estados Unidos, por cuatro millones de dólares, desde el puerto de Tehuantepec en el sur, hasta Coatzacoalcos en el Golfo de México, y con la carga para México de emplear fuerzas militares para la seguridad de las personas que transiten (artículo V); ceder a perpetuidad el derecho de tránsito a favor del vecino país del norte, desde la ciudad de Guaymas hasta el Rancho de Nogales u otro punto conveniente de la frontera entre la República de México y los Estados Unidos (artículo VI); ceder a perpetuidad el derecho de tránsito a la unión americana, desde cualquier punto entre Camargo y Matamoros, u otro punto conveniente de la frontera de Tamaulipas, vía Monterrey, hasta Mazatlán (artículo VII). El 22 de febrero de 1859 William B. Churchwell recomendó de forma confidencial a James Buchanan que en el tratado se incluyera una cláusula para lograr la cesión de Baja California a los Estados Unidos, sin embargo el gobierno de Juárez rechazó la propuesta y en la versión final del tratado firmado por McLane-Ocampo no se vendía ninguna porción de territorio. La firma del tratado era de particular importancia para el Gobierno Republicano de Juárez, porque representaba el reconocimiento ante la comunidad internacional de México como República, y de esta forma el Gobierno Republicano obtenía automáticamente el apoyo militar de EEUU contra la invasión extranjera. Aunque el tratado McLane-Ocampo no fue ratificado, sirvió para que se reconociera al Gobierno de Juárez y consecuentemente derrotar a los invasores. El tratado estipulaba que todo el tránsito que circulara por el istmo, sería libre de cualquier derecho o tarifa, tanto para los productos comerciales como para los militares y las tropas. Incluso garantizaba la obligación de las tropas mexicanas de ayudar al aseguramiento de los derechos permanentemente otorgados a los Estados Unidos. Adicionalmente, garantizaba derechos de paso por dos franjas de tierra mexicana: una que correría por el estado de Sonora desde el puerto de Guaymas en el Mar de Cortés, hasta Nogales, en la frontera con Arizona; y la otra del occidental puerto de Mazatlán, en el estado de Sinaloa, pasando por Monterrey, hasta llegar a Matamoros, Tamaulipas al sur de la actual Brownsville, Texas, en el Golfo de México. México tendría asimismo la obligación de construir instalaciones de almacenamiento en ambos lados del istmo de Tehuantepec. Todos los derechos de paso beneficiarían a los Estados Unidos de forma perpetua. De los $4,000,000 del costo total de estos beneficios, los Estados Unidos pagarían de inmediato únicamente dos millones al gobierno de México, mientras que la mitad restante permanecería en las manos de Estados Unidos, previendo los pagos de demandas de ciudadanos estadounidenses contra el gobierno mexicano por daños a sus derechos.

LUZ ARELY RIVERA RODRIGUEZ


LEYES Y TRATADOS

Escuela Preparatoria Oficial N°114

Rivera Rodríguez Luz Arely

3-4

Historia

Profesor. Milton Corzo Estrada

Turno: Matutino

LUZ ARELY RIVERA RODRIGUEZ


leyes