Issuu on Google+

TU MIRADA , ISABEL Un sue単o, un deseo, una realidad

CAMILA GIRALDO MORALES


una mujer a la cual admiro mucha la Introducción A veces la vida parece dura, pero hay personas que piensan que la esperanza es lo ultimo que se pierde, a veces creemos que la falta de alguien en nuestras vidas, alguien con quien compartir, no es importante, en el silencio de la soledad es

verdad. Especifico que es un producto de mi imaginación, pienso, que este es el prototipo que quisiera seguir, la verdad es un ejemplo a seguir a mi parecer.espero que isabel les enseñe muchas cosas como el verdadero valor de la amistad, del amor y de la perseverancia.

cuando nos damos cuenta que tan importante es la compañía de alguien, algunas veces creemos que la vida ya esta hecha, pero nos equivocamos, la vida, el destino lo construimos nosotros mismos, nunca debemos desfallecer ante los problemas siempre nos debemos mostrar fuertes, asi no lo va a demostrar isabel, 2

Que lo disfruten.!


Dedicatoria

Biografia

Este libro se lo quiero dedicar a mis

Camila Giraldo Morales nació en estados

padres porque siempre me han apoyado en

unidos específicamente en el pueblo St

ejercicios de escritura,también a mi

Barbará de el estado de California, allí

padrino quien me ha enseñado algo de

vivio gran parte de su niñez, luego llego a

terminología militar y a todos los miembros

colombia donde cursa su secundaria en el

de la fuerza publica y sobre todo a

INEM Felipe Pérez.

aquellos héroes que han caído en combates, Dios los tenga en su gloria.

Desde siempre le ha gustado la escritura, no ha publicado libros pero si ha escrito algunos como : en busca de Amy, palabras del corazón, Que paso con el chico aquel?, entre otras…

3


Capitulo 1. Un sueño, un deseo una realidad

Isabel venia de Medellín y acostumbrarse a Bogotá le costaría tiempo, en su ciudad la gente

E

era amable y jovial, pero en el distrito capital la ran las 6:30 de la mañana, cuando sonó el

gente no tenía tiempo ni para sonreír. Su apartamento estaba ubicado en el norte de la

teléfono, Isabel contesto entre dormida; de los

cuidad, allí viviría sola durante mucho tiempo,

nervios no había logrado conciliar el sueño en la

pues sus padres se habían ido de Medellín para

noche anterior.

los estados unidos, país donde nació, pero

La voz del otro lado del teléfono le pidió a Isabel desplazarse hacia el lugar acordado. En Bogotá empezaba a salir el sol pero aun así hacia un frio abrumador, Isabel al poner los pies en el piso sintió un leve escalofrió pasar por su espina dorsal de inmediato se metió a la ducha mientras pensaba en el desorden que había en su nuevo apartamento.

4

Isabel tenía clara su meta, la razón de dejar su ciudad y su familia: estudiar.


El teléfono volvió a sonar, Isabel corrió hacia el

Moverse por las calles de Bogotá resultaría

esquivando algunas cajas y maletas.

estresante y mas difícil aun llegar a tiempo a una

-alo –contesto Isabel quien no tardo en darse cuenta que la llamada provenía del extranjero ya que la voz demoro en contestar

cita, mientras viajaba en el taxi, observaba el apogeo de la cuidad a su mente venían recuerdos de infancia, aquellos gratos momentos que paso con su familia, aquellos

-mija- dijo la madre de Isabel, doña verónica –ya

cuentos que le solía contar su padre y aquellos

me entere de la noticia y ni te imaginas lo feliz

divertidos juegos que se inventaba con su

que estoy-

hermano mayor

-mami, yo solo quiero ser un orgullo para mi papa

-hija, quisiera que nunca te enamoraras para

y para vos –contesto Isabel.

que no sufrieras, me duele mucho cuando te

Después de una conversación de 15 minutos Isabel se dio cuenta que le había cogido la tarde. -oye ma, te tengo que dejar recuerda que te amo mucho y pues saludes a mi papito-dijo Isabel colgando el teléfono.

veo llorar y más aun cuando vi nacer, escolte y cultive a la flor más bella y esa eres tu Isabel mi adorada hija-decía don Matías su padre. Isabel no pudo contener el llanto pues desde hacia tiempo ella había cambiado con su padre, se había vuelto de sentimientos fríos, no había conocido el amor verdadero, pero quien creyó que lo era fue un joven que creció con ella

5


atraves de los años, pero el solo viva en sus

seducción , sus labios tan finos y delicados

sueños.

como una rosa , quienes probaron sus besos

A sus quince años, Isabel empezó a experimentar grandes cambios físicos como hormonales, Isabel comenzaba a sentir deseos de enamorarse de aquel chico de sus sueños, pero nunca supo su nombre, pero en sus ojos grandes y azules veía sinceridad, y la profundidad del mar, un lugar donde encontraría refugio toda las noches.- Algún día te conoceré- pensaba Isabel pero mientras tanto ella solo jugaba con el amor pero esperaba cambiar el día que lo conociera.

Isabel era una joven de 19 años, su belleza era increíble, sus ojos eran color miel que seducían al mirar pero con aires de inocencia, profunda sensualidad, era una mezcla de ternura y

6

decían que estos dejaban un dulce rastro de néctar , su piel era como un roció de seda, sus manos seductoras, sus piernas y caderas tan bien definidas como hechas por el mejor dibujante que hubiese existido , su cuerpo no vacilaba en coquetear con cada paso que daba y su voz…. Su voz era una mezcla de seguridad y dulzura pero con un acento paisa muy marcado. Aunque nació en estados unidos y vivió en él 11 años, creció en Medellín, ciudad natal de sus padres, durante los últimos 8 años de vida. Isabel amaba Colombia.


-ya llegamos señorita-dijo el taxista -si, si, cuanto le debo-pregunto Isabel saliendo de aquel trance en el que se había metido.

Doña verónica, era una ama de casa muy entregada a el hogar la caracterizaba su forma de ser, muy paisa por supuesto. Mujer devota que siempre llevo a sus hijos por el camino del

-serian $15.ooo pesos- respondió el taxista quien

bien enseñándoles los buenos modales y a

no dejaba de mirarla, pues ver una mujer tan

preparar la mejor bandeja paisa. Siempre andaba

linda en Bogotá era difícil y más extraño aun ver

alegre, le encantaba hablar con sus hijos, cantar

una paisa recorriendo sus calles.

y bailar con ellos aunque no supiera la letra de la

Isabel era una joven acomodada, su padre don Matías, era ganadero de tradición, criado en la tranquilidad del campo pero aun así de temperamento fuerte y firme, desde muy niño le

canción, a ella le dio muy duro el día que se separo de sus hijos, sobre todo el día que dejo a Isabel en el aeropuerto dejándole libre el camino para buscar sus sueños.

toco muy duro por eso siempre quiso darle lo

-es más grande de lo que imagine-murmuro Isabel

mejor a sus dos hijos, pero con lo que nunca

al bajarse del taxi, observando la escuela militar

estuvo de acuerdo era la carrera electa por su

de cadetes “general José María Córdova”.

hija,- ¡nunca serás militar, Isabel!- le decía a su pequeña.

7


cita le cambiaria su vida por completo, de fondo se escuchaban los himnos a los cursos* esto emocionaba aun mas a Isabel. -buenos días señorita- saludo Isabel a la secretaria del general, lo que sucede es que el general me mando a llamar. -señorita está usted esperando a alguienpregunto un soldado, lo que pasa es que no se pueden quedar aquí. -no la verdad estoy buscando al brigadier general José Silva- respondió Isabel. - pues si tiene cita con mi brigadier le atenderá con gusto, siga a su oficina- dijo el soldado

-es usted Isabel torres?- pregunto la secretaria -si señora- respondió Isabel -mi general la espera-le dijo el sargento, siga. Isabel no sintió miedo solo nervios la entrar a la oficina el general. -Muy buenos días general- saludo Isabel estrechando la mano del general, - soy Isabel

-muy amable, soldado- dijo Isabel

torres.

Mientras más se acercaba a la oficina del

-Buenos días señorita- le respondió el general –

general su corazón palpitaba a mil, sabía que la

un placer conocerla-

8


- usted me mando a llamar- dijo Isabel -Si Isabel tú te imaginaras para que te mande llamar, tú te presentaste en las filas de incorporación y pues observe tu puntaje de las pruebas y pues…- el general se quedo callado Isabel trago entero y se puso más nerviosa aun

Isabel no lo creía, su sueño estaba cumplido aunque no del todo solo faltaba pasar los 4 años de la carrera y de ahí para allá seria una nueva vida. -para mi seria un orgullo que usted fuese me padrino además seria un compromiso grande ya que lo tengo que hacer sentir orgulloso-le dijo

-Será q no pase?- pensó Isabel.

Isabel al general.

- Isabel tu en realidad quieres ingresar al

-entonces ahijada bienvenida a la escuela de

ejercito?-le pregunto el general.

cadetes “General José maría córdoba” esta será

-Si señor ha sido mi sueño desde siemprerespondió Isabel. -Isabel te mande a llamar por que tu puntaje me llamo la atención, fue uno de los más altos y pensé que si te decía personalmente sería mejor, quisiera ser tu padrino dentro de la escuela porque pasaste y sobrada- dijo el general.

9

su nuevo hogar-dijo el general.- mañana la espero temprano y disculpe la demora para informarle lo de su ingreso a la escuela pero esto se lo debía decir personalmente- prosiguió el general. -como usted ordene mi general – dijo Isabel, nos veremos mañana entonces


- cuando estemos a solas dime padrino pero

Isabel se fui caminando mientras admiraba

frente los demás cadetes dime mi general-aclaro

aquella escuela, escuela que había formado a

el general.

los mejores militares, donde sabia que

- si señor padrino- dijo Isabel agachando la cabeza nunca se había sentido tan importante y le costaría acoplarse un poco ser la ahijada del general José Silva director de la escuela militar de cadetes “general José maría córdoba”. Sabía que no le podía fallar. Isabel salió muy contenta de aquella cita, en la guardia hasta el soldado se dio cuenta- sale usted muy contenta de la oficina de mi generaldijo el soldado, -es muy raro ver que alguien salga contento de esa oficina-. -Si, ni te imaginas lo contenta que estoy-dijo Isabel – mañana se dará cuenta porque soldado -.

10

encontraría su futuro, su nueva vida. Isabel ahora buscaba una cabina telefónica para poder hablarle a sus padres y contarle lo sucedido. Después de caminar casi 4 cuadras Isabel encontró una. -Buenos días joven para una llamada a estados unidos-dijo Isabel, era medio día pero ella quería que fuese mañana. -si señorita en la cabina 3-le dijo el joven. -contesta mama, contesta- susurraba Isabel. - si al-contesto doña verónica - mami!!!!- exclamo Isabel.


-Hijita, contame que paso al fin, tenes buenas o

una buena idea ir a aquellos lugares para

malas noticias-pregunto doña verónica.

recordar y aprovechar su último día de libertad

- mami tengo las mejores noticias- respondió Isabel quien se apresuro a contar lo sucedido. -Hija, estoy muy orgullosa de vos- dijo doña verónica entre sollozos.

pues todo en la escuela sería muy diferente. Isabel se fue caminando hasta un centro comercial que quedaba cerca a la escuela, el portal de la 80 era un buen lugar para poder disfrutar , allí almorzó, entro a cine y por ultimo

-mamita no llores no es para tanto solo estaré en

entro a algunos almacenes para comprar ciertas

la escuela 4 años te prometo que cuando pueda

cosas que faltaban en su apartamento.

te visito- dijo Isabel. -tu padre no está hija pero apenas llegue le voy a contar se que él se va a poner muy contento-Eso espero-dijo Isabel Isabel salió de las cabinas rumbo a su apartamento, Bogotá no tenía amigos ni familiares pero cuando era más niña su padre la había llevado a conocer la ciudad y pues sería

11

-hola pachito- saludo Isabel. Pachito era el portero del edificio, venia de pasto así que su acento le causaba un poco de risa a Isabel, pero él era relajado y no ponía problema Isabel llevaba apenas 2 días en su apartamento pero pacho le había cogido mucho aprecio.


-Hola niña Isabel- respondió pachito al saludo, el

descargo las bolsas, se cambio de ropa, puso

noto la felicidad de Isabel así que le pregunto

música y comenzó a organizarlo.

porque traía esa cara.

Mientras escuchaba música pensó en el chico

-pachito me ausentare 4 meses

de sus sueños,- será que algún día te conoceré o

aproximadamente- dijo Isabel

solo en sueños vivirás- pensó.

-tan rápido se aburrió aquí?- pregunto pacho.-

A Isabel le encantaba imaginar, meterse en

-Para nada solo que desde mañana hare parte del glorioso ejército nacional-respondió Isabel. -usted no sabe cómo me alegra saber que pasodijo pachito con una gran sonrisa. -Pachito lo dejo, tengo que organizar el

mundos nuevos, por eso le encantaba leer y plasmar sus pensamientos también dibujaba y cantaba. Cuando termino de hacer aseo una de las habitaciones había quedado desocupada, pero Isabel sabía muy bien que quedaría allí.

apartamento y las maletas que para mañana es tarde-dijo Isabel. Isabel saco las llaves de su bolso, abrió la puerta de su apartamento y se desespero un poco al verlo tan desorganizado así que no lo pensó mas,

12

-serás mi pequeña habitación de pensamientos y sueños -dijo Isabel, así que abrió una caja la cual estaba llena de hojas, libros, diarios, dibujos y peluches.


grandísimo que lo dividía por la mitad una pequeña fuente de agua que caí hasta el jardín de la portería. Era un apartamento muy lujoso, Isabel amaba los peluches el más antiguo de ellos tenía la edad de su hermano pues este se lo heredo cuando ella nació, tenía 22 años.

un regalo de sus padres. Abandonarlo durante 4 meses sería difícil pero no inseguro. Ya al terminar de hacer aseo, Isabel

-eres casi perfecto- dijo, observando un dibujo

se puso en la tarea de organizar la maleta, no

hecho en carboncillo, era él, el chico de sus

tenía que llevar ropa solo cosas necesarias como

sueños, todos los dibujos que tenia eran

los implementos de aseo, Isabel ya los había

retratos de este joven, era como si existiera de

comprado. Su estadía en Bogotá costaría

verdad, Isabel se la pasaba dibujándolo, uno de

mucho pero sabía que esto traería sus frutos.

los dibujos la pintaba a ella y a él en un muelle viendo la luna llena, este era el que más le gustaba.

Ya eran casi las 9 de la noche, Isabel estaba muy contenta, ese día era el mejor según ella, la noticia de la mañana, su apartamento

El apartamento de Isabel quedaba en el último

organizado la maleta lista y una noche entera

piso del edificio, en realidad era un pent-house ,

para soñar con el chico de sus sueños.

constaba de 3 habitaciones, 2 baños, una cocina, sala comedor , bar, un balcón

13

Preparo la comida, un plato de espaguetis a la boloñesa era una buena comida, además le


recordaba a su padre, a quien le encantaba la comida internacional, él le había enseñado a Isabel a comer de todo. Siempre andaba diciendo que si se aprendía a comer de todo jamás se pasaría necesidad alguna.

14


Capitulo 2: un estilo diferente Muy temprano en la mañana, casi a las 5 am Isabel ya estaba lista solo le faltaba llamar el taxi pues hasta ya había desayunado. -buenos días, a la escuela militar de cadetes José María Córdova si es tan amable – dijo Isabel al taxista. -ahora que me tocara hacer?- pensaba Isabel.

-ya veo porque la felicidad de ayer- le dijo el soldado. Nunca pensé que me tocaría cumplirle órdenes a una mujer tan linda. -si por eso le dije que hoy se daría cuenta por mi felicidad-dijo Isabel descargando la maleta en el piso a la espera de alguna orden. Usted sabe a qué horas nos harán ingresar?pregunto Isabel.

Ella no tenia di la menor idea de cómo sería el

Pues, en aproximadamente en unos 15 minutos

primer día en la escuela pero si sabía que para

luego los harán pasar a el teatro y allí tomaran

ella seria toda una aventura.

listo y luego el saludo del director- respondió el

Ya habían llegado, en la guardia había algunos jóvenes esperando, sintió un poco d nervios pero eran jóvenes comunes y corrientes. En la guardia estaba el mismo soldado con el que había cruzado algunas palabras el día anterior.

15

soldado, - espero que no se vaya a arrepentirdijo el soldado. -se que quiero y para donde voy así que no me voy a arrepentir- dijo Isabel en un tono muy sumiso.-el hombre llega mucho más lejos para


evitar lo que teme que para alcanzar lo que

de esa escuela tenía que dar lo mejor,- ni un

desea.

paso atrás- pensó.

- mucho gusto, soy el cabo 2 piragauta, puede

Ya listos en el teatro, un par de alféreces*

contar conmigo durante su estadía en la

comenzaron el llamado a lista. Mientras Isabel

escuela.-

esperaba que la llamaran se dio cuenta que no

-mucho gusto, Isabel torres, próximamente cadete torres- dijo Isabel sonriendo, vos también podes contar conmigo para lo que necesites. -perdóneme lo que voy a decir pero es usted una mujer muy hermosa, no se vaya a volver imponente- dijo el cabo guiñándole el ojo.

era ella la única con su apellido que muchos de ahí eran iguales a ella, - todos aquí tenemos un mismo propósito, no soy la única, pero si seré la única que sueñe contigo, niño de los ojos lindos.- pensó Isabel. -Isabel torres!- exclamo uno de los alférez, - no se duerma cadete, baje por sus uniformes- le

-jóvenes reclutas- dijo un capitán. Pasen al

dijo el alférez haciéndola quedar en ridículo

teatro por favor los necesitamos listos en menos

frente los demás.

de 15 minutos.

Mientras bajaba escuchaba algunos murmurios

Isabel se despidió del cabo y se quedo

de chicas que decían que ella solo iba a la

observando aquella guardia, sabía que dentro

escuela a buscar hombres que no tenía ninguna característica militar, pero Isabel hizo caso

16


omiso a aquellos murmurios sabia que eso no era

que aquel hombre tan importante era su

cierto.

padrino.

Isabel se había inscrito en la facultad de

El brigadier general José Silva además de ser el

derecho le encantaba defender a los demás

director, era un héroe que la patria y la vida se

siempre había tenido un pensamiento muy

encargo de formar, en su cuerpo ya se veía el

humanístico sabia que esa carrera era la

pasar de los años y algunas cicatrices, producto

perfecta para ella.

de varias batallas.

Me tendré que aguantar a estos babosos-pensó

El era un hombre creyente, siempre andaba bajo

Isabel observando al alférez que le había

el temor de Dios, todos los días le agradecía a

gritado. Ella ya había escuchado hablar de los

su creador por mantenerlo con vida y llevarlo

famosos alféreces, ello decía que eran unos

siempre por el camino correcto, al agradecerle

idiotas con cargo, pero ella sería también

también le pedía que en su labios pusiera

alférez.

siempre la verdad y sobre sus manos la justicia.

-Buenos días jóvenes cadetes-saludo el brigadier

Al hacer esto a su mente venían aquellos

general, director de la escuela.

recuerdos de guerra, cuando comandaba tropas

Todos saludaron, Isabel sonrió recordando lo sucedido la mañana anterior, ella no podía creer

17

de alta montaña, hombres de verdadero valor que sin dudarlo darían la vida por su país.


Aquel hombre de carácter firme, voz tan

Cuando el general término de hablar les pidió

gruesa que haría temblar a un batallón entero si

que se desplazaran a la plaza de armas allí les

fuera necesario, aquel, seria pieza clave en la

darían instrucciones.

vida de Isabel además de ser su comandante, sería su ejemplo a seguir, su guía su padrino, su ángel guardián.

Mientras los nuevos cadetes formaban, al otro lado de la plaza se encontraban los cadetes que estaban próximos a ascender a alféreces, ellos

Isabel sabia más o menos como seria la vida

observaban a sus nuevas víctimas ya que estos

dentro de la escuela, sabía que como

se aprovechaban de su antigüedad para mandar

conseguiría amigos conseguiría enemigos pero

a los mas reclutas a hacer cosas innecesarias. “el

ella no le prestaba atención a eso, ella venia por

cadete es mago, hágale a ver” esas eran algunas

lo de ella, no a criticar ni juzgar a los demás

de las frases que solían usar los más antiguos en

pues ella no era tan perfecta como los demás

contra de los nuevos.

creían, en su corazón abarcaba la sencillez y el amor por los demás pero no el amor amor, aquel amor que hace sentir mariposas en el estomago. Al chico de sus sueños lo quería y lo apreciaba mas no lo amaba pero si estaba enamorada en cierta forma aunque en parte ella no lo aceptara.

18

Uno de ellos era según, las demás cadetes el más lindo de todos, pero también el mas humillativo, su nombre era David Carreño, un cadete que le faltaba solo un año para convertirse en alférez, su vida estaría próxima a cambiar.


Aquel día de introducción Isabel había

A ellos ya les habían leído el manual de

conocido muchos jóvenes pero entre tantos dos

convivencia pero de todos modos tenían que

jóvenes, Elisa y Gabriel quienes con el pasar del

repasarlo todos los días, los mas difícil para

tiempo se convertirían en 2 grandes amigos. A la

Isabel era tener que cortarse el cabello hasta la

hora de la comida pasaron al restaurante, la

altura de los hombros, pero ella intentaría de

disciplina en la escuela era muy estricta, solo los

convencer a sus padrino para que le cediera el

mejores estudiantes podían mandar a los demás,

permiso que la exceptuara de esta norma.

Isabel haría hasta lo imposible por lograr ese título, cuando terminaron la oración, les ordenaron sentarse, fue en ese momento donde escucho hablar del temido alférez. -debe de ser un idiota-dijo Isabel a sus nuevos compañeros. Elisa soltó una carcajada que de inmediato fue corregida por una oficial que se encontraba en el lugar. Gabriel la miro y sintió deseos de reírse pero se abstuvo no quería que lo regañaran.

Al sonar la diana los cadetes se desplazaron hacia los alojamientos, las mujeres dirigidas por la oficial de control de sección de las cadetes, ya que estas solo podían ser supervisadas por mujeres. Cuando llegaron a los alojamientos Elisa e Isabel se dieron cuenta de que les tocaría compartir catre, así que podían hablar de sus vidas más fácilmente. La oficial anuncio el silencio* pero Isabel no tenia sueño así que espero que la oficial se retirara para poder salir a dar una

19


vuelta, Isabel sabia que esto no era permitido

sabía que esto estaba mal hecho pero debía

pero lo haría con la mayor discreción.

saber si era una injusticia lo que allí se cometía.

-Isabel, para dónde vas- pregunto Elisa. -daré una vuelta-respondió ella. -Isabel te van a regañar –le dijo Elisa. Pero ella hizo caso omiso a esto y salió de los alojamientos. Isabel miro al cielo pero era

Cuando estuvo cerca logro divisar 3 sombras, era muy oscuro y no se lograba ver mucho pero una de esas sombras era conocida, era Gabriel, y dos hombres más que le estaban alegando y burlándose. -hey tu el que se cree muy hombre-grito Isabel.

imposible divisar una estrella pues el cielo de

David dio media vuelta e hizo una mueca de

Bogotá se encontraba muy contaminado.

desagrado, Isabel no se atrevió a acercarse

-donde andarás?- pensó Isabel, se refería a el chico de sus sueños ya que este no se había

mucho, solo se acerco donde Gabriel quien estaba pasmado con lo que sucedía.

presentado hacia 2 noches.

-estas bien? Te pegaron?- le pregunto Isabel

Isabel escucho unos gritos, más bien sonaban

Gabriel solo negó con la cabeza un poco

como regaños, provenían de los alrededores de

asustado.

los alojamientos masculinos. Ella en su curiosidad por saber que sucedía se acerco mas,

20

-quien se cree usted recluta para venir a gritarme e interrumpirme?- le pregunto David .-


además usted no debe de estar por estos lados

de vida que hasta hora está muy limpio, soy el

que yo sepa-prosiguió.

cadete David Carreño, deme su nombre

-y quien se cree usted para venir a gritarle a él-

recluta-dijo de manera eufórica Felipe.

replico Isabel, -retírate Gabriel, además en el

-No me interesa ni su nombre ni su apellido, y le

manual dice que aquí se respetan a los demás no

quiero recordar que usted fue recluta al igual

importa la antigüedad así que nos debemos de

que nosotros, además no se crea de ha mucho

guardar el secreto por que salimos perdiendo los

que aun no le otorgan el titulo-alego Isabel aun

dos-dijo Isabel

mas enojado.

David soltó una carcajada-ustedes los reclutas

-que me dé su nombre recluta-dijo David

siempre tan pegados al manual, además quien

frunciendo el ceño

dijo que yo hago tratos con reclutas, que le pasa-.

-Mi nombre es Isabel torres-dijo Isabel, ella había heredado en cierta forma el carácter de

-y ustedes los de mayor antigüedad creen que se pueden burlar de los demás, está muy equivocado mi cadete-alego Isabel. -mire solo me falta un año para ser alférez y una recluta como usted no me va arruinar mi folio

21

su padre, este según ella era un defecto mas. -créame recluta que la tendré entre ceja y ceja, se acaba de ganar usted un enemigo- dijo David de manera imponente.


- y créame mi cadete que se está equivocando

instalaciones y les dije que eso era prohibido

conmigo, permiso nos retiramos quiera o no-dijo

según el manual, ve- explico Gabriel.

Isabel alejándose con Gabriel.

-yo también Salí a dar una vuelta así que al ver

-lo apaño una mujer lancita- dijo el compañero

lo que sucedía y pues no soporto que le griten a

de David , el cadete Trujillo.

mis amigos, relájate Gabriel yo no me metí en

- cállate ome – dijo David enfurecido, - es que

problemas.-

me las va a pagar esa recluta-pensaba.

-por que estas tan segura?-

Mientras tanto Isabel y Gabriel se alejaban-

-Luego te darás cuenta- respondió Isabel, ella no

Isabel porque hiciste eso por mí, ve?- pregunto

le quería decir a nadie que era la ahijada del

Gabriel.

general. Además ella era de pocas palabras.

-porque eso hacemos los amigos, no te parece-le

A la mañana siguiente, al sonar la diana, todas

contesto Isabel.

las mujeres saltaron de la cama, tenían 30

-te lo agradezco pero no tenias porque haberte metido en problemas por mi culpa, yo solo salí a dar una porque no lograba dormir y pues aprovechar para ir al baño y de repente me los encontré a ellos 2 merodeando por las

22

minutos para tener todo listo, nadie se podía levantar antes de que sonara la diana, a diferencia de las mujeres, los hombres solo tenía quince minutos para hacer todo, divididos de la siguiente manera: cinco minutos para bañarse,


cinco para cambiarse y cinco para tener la cama

A Isabel le alumbraron los ojos, no podía creer

y la cómoda* arreglada. A las mujeres les daban

lo que ahora veía, su corazón latía a mil, era él,

más privilegios.

el joven de sus sueños, ahora convertido en

A los nuevos los hicieron pasar a la plaza de armas, donde el director y unos cuantos capitanes los estarían esperando para repartirlos a las aulas de clase. En la formación el general les recordó a los estudiantes el manual de convivencia y código de honor del cadete, estos se lo debían de aprender al derecho y al revés. -Mi general permiso para interrumpirlo-dijo un cadete, era el cadete Carreño.

todo un hombre, tal como lo había visto, era él, el niño que creció con ella durante los últimos 13 años de su existencia, pero lo que Isabel aun no sabía que él era con quien había tenido el altercado la noche anterior puesto que estaba muy oscuro e Isabel no lograba distinguir. Cuando el cadete termino de hablar con el general, este hizo retirar a la compañía a las respectivas aulas de clase. Pero llamo aparte a Isabel. -porque no me habías ido a saludar? –le pregunto el general. -padrino, discúlpame pero los primeros días son un poco atareados y eso que llevo apenas día y medio-dijo Isabel riéndose un poco apenada.

23


-pues ahijada no solo a ti te va a tocar duro,

Cuando iba por los pasillos el coordinador de

mira que me acaban de informar que hubo un

aula la llamo.- tome este papel y entre con el mi

problema entre un cadete y uno de menor

general me informo que usted se encontraba

antigüedad y pues iré a la oficina a solucionar

con él y donde manda capitán no manda

este problemita.

marinero-

Isabel se empezó a preocupar, el tal cadete

-Gracias- dijo Isabel.

Carreño había puesto la queja, para ella eran dos penas, primero con su padrino y segundo con el cadete que le había dado el informe, que sin duda era el que lo había interrumpido, el chico de sus sueños. -ahijada, vete al aula de clase, el coordinador de aula sabe que estabas conmigo así que no te preocupes-dijo el general. -la bendición padrino, mas tarde lo voy a saludardijo Isabel. quien sabía que la mandarían a llamar mas tarde.

24

Con el mayor de los gustos, para la ahijada de mi general lo que sea-dijo el alférez. Isabel se retiro un poco asustada. -buenos días, disculpe la demora profesor, pero...El profesor la interrumpió, - no me tiene que dar explicaciones cadete, se donde estaba, solo tome asiento. Su puesto estaba al lado de él de Gabriel, quien la miro un poco extrañado.


Después de una hora de presentación por parte

-pero quien eres tu pues para que tengas tantos

del docente sonó el timbre que anunciaba

privilegios?- le reclamo Elisa.

cambio de clase, el maestro se despidió y le estrecho la mano a Isabel, -un placer conocerla señorita-dijo. Elisa y Gabriel se quedaron mirando asombrados, los demás en el aula miraron a Isabel, ella se incomodo un poco. -quien eres Isabel? Pregunto Elisa, - ayer saliste

-Elisa no le hagas reclamos innecesarios a Isabel, ella verá si te dice quien es o te habla de su vida privada-dijo Gabriel. Elisa permaneció callada, Isabel se sentía muy mal y Gabriel solo le guiño el ojo. En ese momento entro el nuevo docente.

como si no pasara nada, Gabriel me conto lo que

-que no me vaya a saludar como hizo el otro, te

paso luego de eso y ahora esto, no me vayas a

lo pido Dios-pensó Isabel, ella no quería perder

decir que eres hija de algún político importante-

la amistad con Elisa y mucho menos con Gabriel.

-no, mi padre es solo un ganadero y mi madre una

- buenos días – saludo el maestro, mi nombre es

ama de casa- respondió Isabel.

Rodrigo Gutiérrez, me han dicho que esta aula

- y tienes hermanos?- si solo uno, pero él es solo un oficial de la policía, nada más eso-

25

se encuentra alguien muy importante- termino el docente.


Todos voltearon a ver a Isabel, quien se tapo

Al salir del baño Gabriel la tomo por sorpresa,-

con su cuaderno,- mi día no puede ser peor-

mira ve, Isabel tenemos que hablar-

pensó Isabel. Ya pasada la segunda hora sonó el timbre que anunciaba el descanso, Isabel fue una de las

-No quiero hablar con nadie-dijo Isabel - no seas egoísta ve, hablemos-

primeras en salir del aula, Gabriel la vio alejarse

Gabriel tomo de la mano a Isabel, miro hacia los

pensando en lo que había sucedido.

lados y la condujo a unas bancas que habían

Isabel no quiso pasar a reclamar sus onces, se

desocupadas al otro lado del jardín.

fue sola y entro al baño, quería llorar pero no

Gabriel venia de Cali, tenía 20 años , de ojos

era capaz, se miro al espejo y solo se preguntaba

castaños, cabello negro, labios gruesos y piel

porque le pasaba esto, si ella no quería levantar

trigueña , era cariñoso pero sabía que esas

la envidia y mucho menos entre sus compañeros,

expresiones dentro de la escuela eran

lo único que la alentaba era pensar que el chico

prohibidas así que solo se dedico a mirar a

de sus sueños estaba tan cerca a ella pero tenía

Isabel.

pena con su padrino, porque sabía que había incumplido con una de las normas del manual apenas en un día que llevaba en la escuela.

26

-Mira lo que te traje, ve-dijo Gabriel sacando de un bolsillo un sandwich,- no pude traerte más por qué no me dejaron, y mira también lo que te


traje- sacando del otro bolsillo una pequeña

-amiga, no te pongas así por eso ve, son bobadas

flor.

solo preocúpate por hacerlo sentir orgulloso y

-no te pongas en esas parcero-dijo Isabel

ya-

saliéndosele lo paisa, pues los paisas suelen

-pero parcero mira que apenas llegando y ya

llamar a quienes consideran como hermanos así.

cometí la primera falta, no ves que el cadete ese

- ahora si contarme que es lo que pasa, yo no te

me aventó ante el-dijo Isabel.

vengo a juzgar como Elisa lo hizo, quiero que

Gabriel quedo en shock, sabía que los dos

confíes en mí.-

estaban en problemas.- yo voy a ir por ti si te

Isabel lo miro y procedió a contarle que sucedía en realidad.

llaman, todo fue por mi culpa-no, el problema es mío y ya no te vayas a meter Gabriel-

-mira Gabriel , yo soy la ahijada del general, pero no quería que nadie lo supiera porque él me dijo pero ahora todo es muy confuso, al parecer ya

Sonó el timbre para el ingreso a clases. -Vámonos que no queremos llegar tarde-dijo Isabel poniéndose de pie.

los demás directivos saben de esto y pues la

En el momento del ingreso los hicieron formar

verdad no quiero que me traten como la

hileras para hacer una requisa pues a las aulas

consentida-explico Isabel

no se podía ingresar alimentos. Los encargados

27


de estas requisas eran los alféreces.-solo me

-Tus ojos son mi mayor anhelo, tu sonrisa mi

faltan 3 años para llegar a ese puesto- pensó

ensueño, conocerte mi mayor deseo- pensó

Isabel.

Isabel quien se había metido en un profundo

En una de las filas logro divisar al chico de sus

trance cuando pensó en el chico de sus sueños.

sueños el estaba en otro nivel tan lejos de ella, pero ella lo alcanzaba a ver y el a ella no. Cuando se encontraban en el aula de clase Elisa le envió una nota a Isabel con Gabriel “necesito hablar con vos loca”. Elisa también venia de Cali, sorprendentemente era hermana de Gabriel, eran hermanos

-cadete!-exclamo el docente. –Preséntese por

gemelos, su única diferencia además del sexo

favor.

era un lunar en la mejilla derecha que tenia Gabriel. Isabel no creía que Gabriel hubiese hablado con ella pues no hubo espacio.

-que pena con usted profesor- dijo Isabel despertando de aquel sueño.- yo soy la cadete Isabel torres y vengo de Medellín-. -cadete cada cosa en su lugar-le dijo el maestro.les recuerdo que aquí no se pueden enamorar.

28


Isabel se sonrojo, tomo asiento y miro a Gabriel

se repetiría hasta el último día de estadía en la

tragando entero.

escuela.

Era ya casi medio día, hora de pasar al comedor,

Al tomar asiento, Isabel giro su cabeza, allí

Isabel espero a Elisa y a Gabriel para ir con ellos.

estaba, el hombre de sus sueños.

-loca discúlpame ve, yo no quise hacerte ese

Ella se puso tensa. Isabel te pasa algo?- le

reclamo, pero es que no habíamos tenido tiempo

preguntaron sus compañeros.

para hablar y pues no se contame de tu vida si queres-dijo Elisa. Ella le había puesto de sobrenombre loca por lo que había sucedido en la noche anterior. -Elisa te diré que pasa – e Isabel prosiguió a contarle mientras se dirigían al comedor. -no te lo puedo creer, eso sí es envidiablecomento Elisa. Cuando llegaron al comedor, repitieron el mismo procedimiento de la comida procedimiento que

29

-no es nada- respondió ella, quien estaba sudando frio. En horas de la tarde sería su primer entrenamiento físico, Isabel amaba el deporte desde muy joven práctico tenis, pero siempre se dedico a trotar y a escalar muro, los deportes extremos eran su hobby. -no les emociona eso, nuestro primer entrenamiento físico-dijo Isabel.


-sabes que Isabel a vos te luce ese uniforme,

-cadetes vamos a hacer 20 vuelticas alrededor la

pero quiero verte en ropa de deporte para ver si

pista-dijo uno de los alféreces.- Luego pasamos a

le ganas a una caleña , ve -dijo Gabriel riéndose.

salto largo-. Isabel estaba muy emocionada.

-ha, en un momento lo comprobaremos-reclamo

-Wow-exclamo Gabriel,- que cuerpo tan hermoso

Isabel.

tenes, ve-. Los demás alumnos se quedaron

En el momento que las mujeres estuvieran listas comenzaría el entrenamiento, quienes se

admirando a Isabel, pero ella no dijo ni una sola palabra.

encargarían de esto eran los estudiantes de

En las gradas se veían algunos alféreces y

educación física militar , pero solo a los que le

cadetes, entre ellos se encontraba David .

faltaba un año para graduarse. -Reclutas a formar-grito un alférez La zona deportiva constaba de una pista de atletismo, cancha de futbol, de voleibol , baloncesto, tenis, voleyplaya .por el momento usarían solo la pista de atletismo.

-quien será esa chica?-le pregunto el cadete Trujillo a Carreño- pues no se pero caerá rendida a mis pies apenas me vea-dijo muy modestamente. -usted no deja ni una lanza- dijo Trujillo -debo verla de cerca-pensó David quien no dejaba de observar a Isabel.

30


-pasen a las duchas, es todo por hoy-dijo una de las alféreces que estaba dirigiendo a las alumnas nuevas.-lo hiciste bien Isabel , te felicito-dijo la alférez. -mira isa andar con vos nos va a volver

-Hola-saludo David . Esa voz se le hacía familiar,- hola- respondió Isabel al saludo, David también se quedo mirando como asombrado esa voz también se le hacía familiar.

importantes-dijo Elisa, Gabriel la mira e hizo una mueca poco amigable,- mentiras, que con vos estamos es por quien eres y no por lo que tenes oís- corrigió Gabriel.

-soy el cadete David CarreñoIsabel trago entero su mundo se había venido

-gracias parceros, solo les pido que ni una

encima, ahora si creía que el día no podía estar

palabra a los demás-

peor.

Isabel iba entrando a las duchas cuando de

-y yo soy la cadete Isabel torres-

repente alguien la tomo por el brazo, al girar su mundo dio vueltas, era él, el chico de sus sueños, -que querrá?- pensaba Isabel quien no lo podía creer. Lo tenia de frente. El tampoco podía creer a quien tenía en frente, - será ella?pensó.

31

-no puede ser-dijeron al mismo tiempo. -Es usted quien se atrevió a gritarme anoche?-le pregunto David.


-y sos vos el que se cree omnipotente?- le

-es usted un patán – le decía Isabel a David

pregunto Isabel.

mientras esperaban al general en su oficina

-no me responda con preguntas-le exclamo

-y usted una irreverente – le respondía. Parecían

David .

niños pequeños peleando.

-pues que le parece, si soy yo la del altercado de

Tantos años, tantos momentos de felicidad,

anoche, y perdone le digo pero usted no es

habían sido desechados a la basura, toda había

digno de mi respeto-grito Isabel, ella no se

terminado, aquel chico de sus sueños resulto

dejaba humillar tan fácil.

siendo el peor de los hombres.

David soltó una carcajada muy fingida- y es que

-sigan, mi general ya está disponible-dijo la

usted se puso las botas el mismo día que yo

sargento.

recluta-

El general no había levantado la vista, Isabel

-Pues menos mal que no, nosotros somos de

sabia que lo había decepcionado , como le

buena calidad-le respondió Isabel.

explicaría lo que había sucedido.

Los presentes quedaron boquiabiertos, el oficial

-buenos días mi general, cadete Carreño-

encargado de la disciplina tuvo que hacer presencia y llevarlos a la oficina del director.

32

-buenos días mi general, alumna torres-


El general levanto la vista , miro a Isabel un poco

David quedo asombrado, el valor de Isabel por

extrañado, - cuando me comentaron del

haber aceptado algo que en parte había sido

problema de ayer no pensé que habías sido tu, lo

causado por el era admirable, quien era ella en

primero que me prometiste fue no

realidad, Carreño pido permiso para hablar,

decepcionarme y mira has incumplido en el

permiso que le fue concedido.

manual según lo comentado por el coordinador disciplinario-mi general, permiso para hablar-interrumpió Isabel.

-mi general, la culpa no es toda de la alumna, también fue mi culpa, actos como estos no se volverán a repetir, y les ofrezco una disculpa-. De todos modos para Isabel, David seguiría

-habla, hija, permiso concedido-quiero disculparme con usted mi general, todo

siendo un patán. Que decepcionante era todo lo que hasta el momento había ocurrido.

lo que pudo haberle contado el coordinador y

-retírense los dos,solo por hoy les perdonare la

mi cadete es cierto, no quise decepcionarlo en

falta, Isabel a ti te espero mañana a las 13:00

ningún momento, pero yo no soporta la injusticia

horas-

y la falta de respeto de los otros, aquí todos debemos respetarnos y por eso acepto mi error-

33

-como ordene, mi general, permiso nos retiramosdijeron los dos.


Isabel salió corriendo hacia los alojamientos,

Isabel acompaño un rato a sus compañeros en la

solo quería llorar, aunque no quería pasar a la

mesa, luego se retiro.

mesa le tocaba por obligación, se retiraría después de la oración. -mira, Isabel y vos porque lloras ve- le pregunto Gabriel apenas la vio.- no llores al frente de todos demostra que sos fuerte-

Cuando ya era hora de dormir Isabel, salió a dar una vuelta quería hacer algo que aunque no fuera muy buena en esto le encantaba: cantar. “siempre serás el hombre que me llene el alma como un mar inquieto como mar en calma siempre tan lejano como el horizonte…” Era un noche hermosa, la mejor manera de arreglar las cosas era cantando, hasta que llego un centinela. -cadete que pena con usted pero no puede estar por fuera de su habitación-

-Gabriel he decepcionado a mi padrino y me he llevado una gran desilusión, pero no quisiera decirle a nadie porque-

34

-pero yo solo quiero cantar-dijo Isabel. -canta usted bien pero por el momento retírese-


Isabel hizo caso pues no quería involucrarse en

Al sonar la diana, Isabel fue una de las primeras

más problemas, suficientes tenia.

en estar de pie, ya se había desahogado con

-isa, intenta dormir, ve-dijo Elisa al verla sentada sobre su cama -no logro conciliar el sueño, vos no te imaginas porque estoy así-sabes que podes contar conmigo ve. Contame que es lo que te sucede locaIsabel miro a Elisa y le conto toda la historia, era un poco difícil de creer pero lastimosamente

Elisa la noche anterior en menos de quince minutos estaba lista, ella quería que ese día fuera el mejor , aun no se le olvidaba lo de Felipe, pero trato de ignorarlo. -mira ve Isabel te veo mejor-le dijo Elisa. -hoy quiero que sea el mejor día y no solo hoy el resto de mis días-contesto Isabel, aunque sonó un poco hipócrita, ella bien sabia que sería difícil olvidar al hombre de su vida.

era cierto. Al entrar al comedor Isabel vio a David sentado en uno de los comedores, su corazón latió a mil como la primera vez pero sabía que eso no debería ser así nunca más, así que solo le dio la espalda, Elisa la miro un poco preocupada pues

35


ya sabía todo, pero sabía que Isabel era fuerte y

Isabel y Elisa se quedaron mirando a Gabriel un

esto lo superaría.

poco extrañado. -creí que todo se había

-oíste Elisa vos no has visto a Gabriel?-pregunto Isabel -no nada, porque ve , es que vos lo has visto, le paso algo o qué?-

aclarado-pensó Isabel quien después se dedico a prestarle atención a la clase. Al sonar el timbre Isabel salió del aula sabia que debía de estar en la oficina del director, cuando llego a la oficina la sargento le informo a Isabel

-pues por eso mismo te pregunto a vos, no sé

que él había salido a una reunión.-pero si el

nada de el mira que no fue ni a desayunar ni ha

mando a llamar-dijo ella.

llegado a clase-será que está enfermo?En ese momento entro al aula el coordinador de aula acompañado de Gabriel.-disculpe profesor pero este joven se encontraba con mi general Silva-dijo el coordinador. -no se preocupe-dijo el maestro.

36

-mi general solo tenía una cita esta mañana con uno de los alumnos y cancelo la que tenia con usted, es usted la ahijada de mi general?pregunto la sargento. -sí, soy yo-no se preocupe que ya todo quedo aclarado-


Isabel salió de la oficina un poco preocupada, ella empezaba a creer que Gabriel se había echado toda la culpa para cubrirla a ella.

Ya habían pasado 4 meses, Isabel poco a poco olvidaba a Carreño, pero era inevitable

-Gabriel, veni aquí por favor-dijo Isabel cuando

trotando, pues su cuerpo era tan tonificado,

lo vio sentado en aquella banca donde él la

tan bronceado, tan casi perfecto. Era un deseo

había consolado, estaba solo, comiéndose una

reprimido.

manzana. -que paso Isabel contame-me di cuenta lo que hiciste, fuiste a la oficina de mi padrino, aclarame eso por favor-mira loca yo no quiero que decepciones a tu padrino además fui yo quien tuvo la culpa, ve, así que no me hagas mas reclamos, lo que paso

David estaba muy contento pues en 2 días

paso ve-

ascendería a alférez , pero el ya no era el mismo

Isabel dio media vuelta y se retiro del lugar cuando de repente se encontró a David , frente a frente pero Isabel lo ignoro.

37

grosero de antes, el había comprendido que no podía humillar a los demás por su cargo, pues a él lo había humillado una mujer con apenas 1 día


de ingresada.-porque me ignoras así Isabel si

Lastimosamente sus padres no podían asistir y a

para mi eres tan importante-pensaba David .

su hermano le quedaba difícil, pero ahí estaría

A los dos días muy temprano en la mañana levantaron a todos los cadetes como era la costumbre la única diferencia era la jornada de aseo que le esperaba pues para la ceremonia de la entrega del sable todo debía verse bien. No solo los cadetes ascenderían a alféreces, los alumnos de 4 meses de antigüedad recibirían la daga, Isabel estaba en ese curso.

38

su padrino. Por primera vez después de 4 meses Isabel podía comunicarse con sus padres, recibir visitas y hasta ir a su apartamento que debía de estar hecho un polvero. En la ceremonia todo era tan hermoso, las mujeres uniformadas preparadas para ascender y los hombres también, la banda marcial, los directivos, los familiares.


Al terminar la ceremonia todos salieron a

-padrino muchísimas gracias, que pena con

abrazar a sus familiares, a Isabel se le

usted la verdad, pero mi hermano y yo tenemos

retorcieron las entrañas, de verdad extrañaba a

cosas de que des atrasarnos y pues no creo que

sus padres y a su hermano. Pero de repente

él pueda quedarse mucho tiempo-

alguien le puso la mano sobre su hombro era una mano pesada, era su padrino quien le dio un fuerte abrazo, los medios de comunicación lograron captar fotos de esa escena tan esplendida, pero él no venia solo, a sus espaldas

-Isabel ya todo está arreglado, quien pidió el permiso para poder asistir a esta ceremonia fue mi general, además me dieron 3 días para poder compartir contigo-.dijo su hermano.

venia un joven uniformado pero no

-siendo así, entonces acepto lo del almuerzo,

precisamente de militar, era su hermano. Isabel

pero antes me debo despedir de alguien-dijo

corrió a abrazarlo, no podía creer lo que veía, el

Isabel quien presurosa salió a buscar a Gabriel y

solo la miro a los ojos y le dijo- vengo en nombre

a Elisa. Ellos dos eran como dos hermanos más.

de toda la familia- y sonrió. Todavía tenía esa sonrisa de niño que lo caracterizo, Isabel le

Al divisarlos Isabel los tomo por la espalda.

envidiaba unos huequitos que se le hacían en la

-mira ve me asustaste-dijo Gabriel.

mejilla al sonreír.

-te presento a nuestros padres-dijo Elisa.-mami,

-ahijada quiero invitarlos a un almuerzo como

papi ella es la ahijada del general, ha sido

celebración de este día-dijo el general

39

nuestra amiga desde el primer día-.


Isabel los saludo de una manera muy calurosa. -ella es la mujer de mi vida-dijo Gabriel en un tono de broma.-y vos que isa te vas con nosotros pa Cali o qué?-no gracias, muy amables pero me voy con mi hermano quien no veo hace mucho y con mi padrino, en la próxima salida los iré a visitar.

Cuando acabo el almuerzo, Isabel se despidió de su padrino y de su familia. Lo mismo hizo su hermano quien se despidió con todo un protocolo militar, ese hombre quien estaba allí cuidaba a su hermana. Mientras viajaban en el carro Isabel y su hermano comenzaron a des atrasarse de alguna cosas, a su hermano no lo veía hacia más de 2

Isabel se despidió de ellos y se marcho. En el

años.-hermanito ya voy a ser tía o no?-pegunto

camino se encontró con David ambos se miraron

Isabel, a ella le gustaban mucho los niños pero

fijamente, cuando Isabel intento huir de ahí

ajenos, decía que no quería hijos, por el

David la tomo por el brazo, como lo había hecho

momento, ella no pensó en ser mama.

el primer día que vio sus ojos.-felicitaciones cadete-.

-no hermanita, ni siquiera tengo novia-le respondió su hermano, Isabel sabia que hermano

-también lo felicito a usted mi alférez-dijo Isabel

no buscaba relaciones serias. Cuando llegaron al

retomando su camino

apartamento mateo su hermano se quedo

Carreño la miro mientras desaparecía entre la multitud.

40

observando el edificio,- vea pues vivís vos mas bueno que yo-dijo su hermano en tono de


broma, el edificio era muy elegante pero la casa

-pues claro si no estuve aquí los últimos 4 meses,

de mateo era toda una mansión a comparación

a ver..-dijo Isabel como burlándose de su

de aquel apartamento.

hermano.

-pachito!- exclamo Isabel,- como me alegra

Esa noche salieron a dar una vuelta por las frías

volverlo a ver ome-

calles de Bogotá, luego fueron al supermercado

-niña Isabel, como me alegra verla está muy cambiada además ese uniforme le luce-dijo pachito quien luego miro a mateo.-veo que ya

y compraron algo para hacer de comer y por último, descansar. Isabel no descansaba hacía mucho tiempo.

consiguió novio niña Isabel, pero es muy

Al pasar los 3 días con su hermano había

parecido a usted-

recordado su infancia pero lastimosamente su

-no pachito él es mi hermano, ahí te lo presentoMateo lo miro y sintió deseos de reírse pero no lo hacía por educación, Isabel y el siempre contaban chistes de pastusos y Mateo había recordado uno de ellos. -qué lindo tenes el apartamento hermanita, pero esta un poco sucio-

41

hermano tuvo que partir para Pereira lugar donde trabajaba. Isabel volvió a quedar sola, pero aun tenía esa habitación donde se postro a escribir todo lo que le había sucedido.


42


Capitulo 3 no te volveré a ver jamás Un año después, Isabel ya sabía muchas cosas acerca de lo militar y acerca del derecho, aun no lograba olvidar a David quien seguía tan presente como nunca. Sus padres ya la habían

sonrisa era una de las cosas que a Isabel le encantaba a veces se comportaba un poco extraño e indiferente tratando de no demostrar lo que sentía por Isabel , pero era de su tipo solía decir ella.

ido a visitar y ella estaba más animada que

El día que correspondía descubrirse se dieron

nunca, Elisa y Gabriel aun seguían a su lado esto

cuenta que ambos se habían sacado, como por

sería una amistad inseparable, muy pronto se

cosas del destino, ella le compro una chaqueta

llevaría a cabo el día del amor ya la amistad y

en cuero muy bonita y él le dio a ella una blusa

como era de costumbre todos en la escuela lo

un poco destapada pero a ella le gustaba.

celebrarían.

Ya ese “amor” empezaba a notarse. Gabriel miro

En su compañía estaban jugando amigo secreto,

a Isabel, el jamás le confesó lo mucho que le

el problema era que ni podían dar detalles muy

atraía pero prefería perder un amor a una

comprometedores,- Isabel había sacado a un

amistad.

compañero quien le atraía un poco, su nombre era Christian franco, ella quería darse la oportunidad con otra persona y Franco no era, feo por el contrario era todo un papacito, su

43

Ese día en horas de la tarde se llevaron a cabo algunas actividades con respecto a ese día, todos pasaron al casino, fue allí donde lo vio, era David , con su mirada perfecta, pero ella lo


quería olvidar .Isabel iba acompañada de

-que pena con ustedes, pero saldré sola aun no

Christian quien no dejaba de mirarla cuando

tengo pareja-dijo Isabel

esta miraba a David . -bueno jóvenes-dijo el animador, - a continuación haremos el famoso karaoke pero en parejas, los ganadores se llevaran una cena dobleIsabel quería cantar pero sabía que Christian no aceptaría pues en parte no le gusta cantar.-sal Isabel- dijeron algunos de sus compañeros quienes decían que cantaba muy bien. Ella no resistía mas pero con quien saldría si era en parejas, Isabel salió y se puso en frente del micrófono, todos la miraron, su padrino la miro un poco extrañado, pues no sabía que a Isabel

En ese instante empezó a sonar la canción que tanto le gustaba - Siempre serás el hombre que me llene el alma como un mar Inquieto como un mar en calma siempre tan lejano como el horizonte Gritando en el silencio tú nombre en mis labios Solo queda el eco de mi desengaño Sigo aquí en mi sueño de seguirte amando Sera, será como tú quieras pero así será Si aun tengo que esperarte 7 vidas más Me quedare colgada de este sentimiento

En esa parte de la canción entro David quien también comenzó a cantar con ella, Isabel quería morirse, nunca pensó que eso sucediera, su voz era bellísima.

le gustara cantar. Por amarte así es esa mi fortuna es ese mi castigo

44


Será que tanto amor acaso está prohibido Yo sigo aquí muriendo por estar contigo Por amarte así a un paso de tu boca y sin poder besarla Tan cerca de tu piel y sin poder tocarla Ardiendo de deseos con cada mirada Por amarte así por amarte así por amarte Así voy caminando en esta cuerda floja Por ir tras de tu huella convertida en sombra Precio del amor que me negaste un día Contando los segundos que pasan por verte Haciéndote culpable de mi propia suerte Soñando hasta despierto con hacerte mía Sera, será como tú quieras pero así será Si aun tengo que esperarte 7 vidas más Me quedare colgada de este sentimiento

Al terminar la canción David quedo a unos pocos pasos de su boca, tal como lo decía la canción, Christian salió del casino un poco enojado, todos empezaron a aplaudir, pero Isabel se retiro pronto del lugar, saliendo tras Christian.

45

-Isabel!- gritaba David . Pero ella no volteo hacia atrás. Luego de la actividad David salió a buscarla para contarle que habían ganado, después de varios minutos la encontró, ahí estaba, sentada en una banca mirando el jardín. -hola IsabelPero ella se levanto se paro firme y le dio un saludo militar-que ordena mi alférez- dijo -no Isabel solo quería decirte que ganamos-la verdad no quiero ir a cenar, mejor quédese con el bono e invite a su novia-luego se retiro.


Isabel pensó que se había comportado un poco inmadura, pero en verdad ella no quería verlo nunca más. Al día siguiente, cuando todos se encontraban formando Isabel vio que los alféreces entre ellos David se estaban montando a uno de los camiones, con maletas y equipos. -no puede ser, ya se van- pensó Isabel. Ella se refería al C.A.C ósea el curso avanzado de combate esto lo hacían los alféreces 6 meses antes de su graduación. Christian miro a Isabel, pues tenía una cara de tragedia.-de que te preocupas Isabel-le pregunto. -de nada no te preocupes por mi- le contesto El no quedo satisfecho con esa respuesta, Isabel le encantaba y sentía celos de David aun así sin conocer su verdadera historia.

46

Ya habían pasado los 3 meses que duraba el curso, Isabel miraba por la ventana del aula para ver si habían llegado pero nada, cada minuto se hacia una eternidad, en ese momento entro el general a el aula. El más antiguo de todos se encargo de poner al tanto de lo que se estaba desarrollando en ese instante. -cadetes, quería informarles que en pocos meses se llevara a cabo la graduación de la compañía Rafael Núñez, así que ustedes serán los encargados de preparar todo para ese día, espero que todo salga bienEl general mira a Isabel y luego le estiro los brazos para que fuera donde él, luego la abrazo y la llevo hacia afuera fue allí donde le dio la trágica notica de que uno de sus mejores amigos de Medellín había muerto. “primo” como le solían decir había sido abaleado la noche anterior en una de las discotecas de Medellín.


Isabel solo lloro, su padrino le dijo que se fuera para Medellín a los actos fúnebres, pues así lo había solicitado la madre de Luis, doña teresa quien era como una tía para Isabel. Ese día Isabel empaco las maletas y cogió el primer vuelo para Medellín. Ahora eran muchas las cosas que la sofocaban. Ya después del entierro, Isabel se devolvió para Bogotá, pues allí tendría muchas cosas por hacer aunque no estuviera de ánimos. Con Luis ella había compartido muchos momentos, fue el único que le apoyo en sus sueños, siempre andaban haciendo obras de teatro y cantando pues él era un gran cantante. Luis y ella habían estudiado juntos la secundaria, sus preferencias sexuales eran diferentes a la de los hombres pero aun asi Isabel lo apreciaba mucho. Fue la hermana que nunca tuvo.

47

Cuando Isabel llego a la guardia, le pregunto al cabo Piragauta, quien había conocido el primer día, si los alféreces habían llegado. El cabo le respondió que ellos acababan de llegar y se estaban cambiando. El rostro de Isabel cambio por completo, pero que ganaba si David ya ni le interesaba, solo quería saber si habían llegado bien. Solo ella se creía ese cuento. -Isabel, como seguís ve?- le preguntaron Elisa y Gabriel. Detrás de ellos venia Christian quien la tomo de la mano y la abrazo, -sabes que cuentas conmigo mi amor-Christian se había convertido muy amigo de Elisa y Gabriel. Ella les pidió un permiso y se retiro para los alojamientos para poder descargar su maleta. Ahí estaba, david descargando algunos equipos de los camiones. Isabel solo paso de largo y procuro no mirarlo.


6 meses después, ya todo estaba listo era 6 de junio y en Bogotá hacia menos frio. Los alféreces listos a graduarse estaban formados en la plaza, solo estaban esperando que ingresara el presidente y el ministro de defensa. David estaba de tercero pues había sido el tercer puesto de su compañía, esto era de verdad un orgullo.

de entrenamiento menos sangre se derramara en el campo de batalla….-el general comenzó su discurso, ya luego procedería el presidente. Después de casi una hora, los alféreces empezaron a marchar con las banderas alrededor de la plaza. Luego formaron de nuevo en el medio y fue allí donde lanzaron su quepís al aire en muestra de alegría pues desde ese día serian los nuevos subtenientes del ejército. Isabel miro y de sus ojos brotaron lágrimas, pues ya no volvería a ver a David nunca jamás. Después de eso todos los cadetes se retiraron y los subtenientes quedaron con sus familias para luego ir a celebrar.

-me place saludarlos a todos ustedes, hombres y mujeres de valor quienes el día de hoy saldrán a los verdaderos campos de batalla, como dice una famosa frase entre mas se sude en el campo

48


-dentro de poco nos tocara a nosotros-dijo Gabriel un poco emocionado solo le faltaban 2 años y medio para graduarse.

Ya había transcurrido un año y medio desde la graduación de la compañía Rafael Núñez. Isabel había salido ya de clases para retirarse a descansar pero decidió salir a dar una vuelta, mientras cantaba alguien interrumpió, era el cabo Piragauta, quien le traía noticias. -cadete, que pena interrumpirla pero alguien le mando esto pero que quede en secreto por favorIsabel lo miro un poco consternada, al abrir la pequeña nota quien le escribía le pedía que se dirigiera hacia un restaurante que quedaba a pocas cuadras. Ella desconfiaba mucho. -cabo quien me envía esto, además como pretenda que salga-no se preocupe por eso que la salida esta arreglada y no le puedo decir quien se la envía-

49

A unos pocos pasos por fuera de la guardia Isabel cayo en cuenta que eso era prácticamente una fuga aunque la estaba encubriendo el cabo, pero ella cogió el papel lo arrugo y lo metió en su bolsillo luego dio unos cuantos pasos hacia tras y se devolvió. Jamás supo quien era aquel anónimo.


Capitulo 4: la fuga La compañía Antonio Nariño, ó sea donde se encontraba Isabel había ascendido a alféreces, pero ella se encontraba igual de sencilla como desde un principio. No tenía necesidad de humillar a ningún otro cada vez que veía a sus compañeros haciendo tales cosas les corregía. Dentro de un año exacto Isabel se graduaría, ella quería especializarse en inteligencia militar pues para esto ella era una experta. Elisa ingresaría a logística y Gabriel seguiría a Isabel al igual que Christian. Que desde entonces aun era su novio. Christian era oriundo de Manizales pero había rentado un apartamento para estar cerca de Isabel. Ellos sabían que serian trasladados a diferentes sitios pero eso no interesaba por ahora.

A Isabel le sonó el celular, era su padrino-hija necesito que vengas a mi oficina por favor pero ahora mismoElla se había preocupado un poco así que salió corriendo hacia la oficina. Cuando ingreso, la sargento le dijo que la esperaban en la sala de juntas. -buenas tardes mi general y a toda la mesa directiva-.saludo Isabel. Pues en la sala había muchas personas. -Toma asiento hija-le ordeno su padrino.- te hemos citado aquí por que estos hombres y mujeres que ves aquí pertenecían a inteligencia, y ellos buscaban a una mujer con tus características, y además tu quieres pertenecer a inteligencia, que mejor que comenzar ahora-le explico el general. -Pero no tengo la preparación-dijo Isabel, pero de todos modos coméntenme el caso.

50


Uno de ellos, el capitán le expuso el caso. -mira Isabel lo que sucede es que en la ciudad hay un guerrillero, nosotros ya le hemos hecho seguimiento, el es comandante del frente… Tenemos entendido que el solo busca mujeres lindas como tú y pues nos gustaría que tu lo enamorarasIsabel se quedo un poco pensativa, pero de todos modos acepto aunque era riesgoso.

Isabel había quedado de primera en la compañía pero muchos pensaban que esto había sido por su relación con el general pero esto no era cierto, Isabel se merecía este puesto.

-nosotros te prepararemos bien para que al salir de aquí de la escuela podamos poner en marcha el plan-dijo el capitán.

Al tirar el quepís hacia arriba Isabel sabia que su vida cambiaria como lo cambio el día de su Ingreso a la institución.

Isabel se retiro de la oficina, ella no le contaría a nadie así la torturaran.

Sus padres y hermano corrieron a felicitarla, estaban más emocionados que la misma Isabel. El primer puesto significaba mucho, en ese momento su padrino se acerco acompañado del presidente y el ministro. -la felicitamos de verdad, el general ya nos hablo de usted-le dijeron al tiempo que le estrechaban

Ya había pasado un año había llegado el día de su graduación, a él asistirían sus padres y su hermano quienes viajarían desde muy lejos para ver a su pequeña convertida en una gran militar.

51

La ceremonia fue la misma, se destacaron muchos alumnos, pero esta ceremonia no era cualquier ceremonia quien los graduaba era el presidente de la republica.


la mano. Todos miraban la escena, muchos se acercaron para tomarse fotos con el presidente. Don Matías estaba orgulloso de su hija -Perdóname hija por no apoyarte en lo que querías-disculpen, pero quisiéramos que nos acompañaran a una pequeña celebración que le preparamos a Isabel-dijo el general. -Estoy muy orgulloso de ti ahijada ese primer puesto es tu mejor manera de hacerme sentir orgulloso-por supuesto general-dijo don Matías. Doña Verónica abrazo a Isabel y le pidió que los acompañara en ese tiempo de descanso a Estados Unidos, Isabel aceptó. Después de mucho hablar de política, economía y sociedad con los invitados, la familia de Isabel y ella se retiraron de aquel lujoso restaurante.

52

Ese día Isabel iría a comprar sus tiquetes para ir con sus padres, pero mateo se tendría que quedar pues el deber llamaba. El vuelo estaba a punto de despegar, Isabel y su familia se despidieron de Gabriel, Elisa y Christian, quien la tomo de la cara y le zampó un beso apasionado, Isabel apreciaba mucho a Christian mas no lo amaba. 1 mes después Isabel regreso a Colombia con sus maletas llenas de detalles para cada uno de sus compañeros y padrino, quienes la esperaban en el aeropuerto el dorado. Apenas llego quienes la esperaban comenzaron a pedir detalles del viaje, Isabel prosiguió a contarles. Christian la tomo de la mano y le dijo que quería hablar seriamente con ella. -me vas a terminar-dijo Isabel en un tono muy seco.


-como se te ocurre, no es eso, Isabel me van a trasladar-a donde mi amor?-pues hasta el momento dicen que me quedare aquí unos meses mientras hago un caso-será que es el mismo mio-penso Isabel, ella sabía muy bien que debía quedarse en Bogotá mientras resolvía el caso. Al llegar al apartamento Isabel lo encontró todo decorado sus amigos le habían preparado una bienvenida con globos y serpentinas. La fiesta duro poco pues todos debían madrugar para presentarse en la escuela al día siguiente. Cuando Isabel llego a la escuela recordó muchas cosas. Debía reunirse con el capitán y el equipo de trabajo para poner manos a la obra.

53

Todo estaba listo, los micrófonos, la cámara la ropa sexy y sus nuevos documentos de identidad, ya no se llamaba Isabel torres ahora se llamaría Melisa Saldarriaga, y no era oficial del ejército, era la mesera de una cafetería al que frecuentaba mucho el jefe guerrillero. Ese mismo día debía ir a su nuevo trabajo, y ella estaba lista. Cuando salió de la sala de juntas se entero de que Elisa y Gabriel serian trasladados para Cúcuta y Villavicencio. Los tres se abrazaron y se despidieron pues no había tiempo para una fiesta en el club militar ubicado en melgar, aun así estos seguirían en comunicación. Christian estaba ingresando a la sala de juntas, Isabel se devolvió para saber que pasaba, y se dio cuenta que el también pertenecía a esta operación.


El sería el encargado de vigilar a Isabel por las cámaras y registrar los videos y grabaciones de voz. Seria prácticamente su mano derecha. Ambos quedaron en que no mezclarían el trabajo y el amor. Cuando Isabel llego a su trabajo, visualizo al jefe guerrillero, ella iba con una falda y una blusa que Christian le había regalado. El hombre no disimulo al mirarla, era irresistible ver esa piernas y esas caderas, el hombre la llamo para hacer su pedido, ella lo tomo. Mientras el hombre tomaba café a su mesa llegaron 3 hombres más quienes se quedaron hablando con el ella los miraba e intentaba leer sus labios, pero era difícil. Cuando la reunión finalizo, el hombre la llamo para pagarle, encima del billete le puso un pequeño papel. “estas muy linda, espero verte mañana” Lo tenía atrapado, pensó Isabel. A la mañana siguiente Isabel siguió la rutina, sabia que debía aceptar si el hombre la invitaba

54

salir, debía de hacer hasta lo imposible por sacarle información. Tal como lo habían indicado el hombre estaba sentado en el mismo lugar, vestía muy elegante tenía más o menos 38 años pero esto no debía importarle a Isabel. El hombre la volvió a llamar. -hola preciosa, me llamo Joaquín y tú?-Me llamo Melisa mucho gusto, que se le ofrece?-pues aparte de ti, un mocaccino – Isabel sonrió y se retiro para llevarle el pedido, en su trabajo la encargada de servir el café noto la atracción de Joaquín hacia ella. -mire como la mira, pilla ditáElla no sabía la verdadera identidad de Isabel, mejor dicho ni el administrador sabía. Así pasaron los días hasta que Joaquín la invito a salir, las cosas salían hasta el momento bien, él


le empezó a hablar de algunos negocios, todo esto quedaría registrado en las grabaciones. Al pasar de casi 1 mes de la investigación, Joaquín invito a Isabel a su casa pues él quería de verdad algo serio con esta mujer. Su casa era un lujo total, estaba ubicada al norte de la ciudad, muy cerca de donde vivía Isabel. Cuando entro a la casa nada le sorprendía pero la casa era muy bonita no era propia de un jefe guerrillero pues casi siempre tenían un mundo de lujos innecesarios. -Melisa quisiera que te quedaras a vivir conmigo, que dejes ese trabajo que no es digno de una mujer tan hermosa. IsabelIsabel sonrió, esto sería una buena idea pero antes debía comentarlo con los del grupo. -mira Joaquín te agradezco todo esto pero no estoy muy segura, me encantaría pero no quiero depender de nadie-eso sí era muy propio de

55

Isabel, ella decía que jamás viviría con alguien siendo la mantenida. -te daré los lujos que quieras, viajes, carros, lo que quieras vivirás como una reina-. -ni que fueras narco o sí?- dijo Isabel con tono de inocencia. -casi pero no luego te explicareAmbos subieron a la habitación, Joaquín prendió el televisor abrió una botella de whisky y le brindo un trago a Isabel, pero ella no tomaba. Isabel puso su bolso sobre una mesita que dejaba ver a la cámara que tenia instalada el bolso todo lo que Joaquín e Isabel hicieran. Joaquín comenzó a darle besos a Isabel en su cuello, ella se dejo seducir, tenía un poco de miedo pues esta sería su primera vez, ella lo estaba reservando para alguien especial, mientras tanto Christian observaba al otro lado de la cámara y se tapaba pues nunca pensó que le tocaría ver a su novia con otro. Joaquín le


quito el sostén que dejo al descubierto sus bellos y estéticos senos luego se quito la ropa su cuerpo ya no era el de un joven, Isabel sentía temor pero sabía que debía hacerlo, ella había jurado darlo todo por su patria. Joaquín empezó a tocarla cada vez más abajo hasta que de pronto sonó su celular pero este no contesto pues estaba a punto de hacer el amor con una mujer hermosa. Isabel estaba bocarriba mirando a Joaquín esta lo miraba un poco inquieta. -te pasa algo preciosa?-si, Joaquín, la verdad soy virgen-

56

Todos al otro lado de la cámara estaban mirando cada cosa que sucedía, Christian si le creía, los demás se miraron como extrañados, pues esto era un poco increíble. Joaquín soltó una leve carcajada -no te creo-de verdad, me tienes que creer-entonces seré tu primer hombre, que interesante-no me crees verdad?-pero Melisa es tan poco creíble lo que dices ya eso no se usaIsabel soltó una lágrima y esto conmovió a Joaquín. -de todos modos tendrás que entregarme tu inocencia porque de ahora en adelante serás mi mujer, si quieres que no pase nada hoy nada pasara-pero me crees?-Si te creo muñeca-


Isabel se recostó en la cama y le dio la espalda a Joaquín, quien con la yema de sus dedos delineo la silueta de Isabel. -eres bellísima-dijo Joaquín.

Christian sintió un alivio al ver que Isabel se opuso a esto, el esperaba ser ese primer hombre, pero aun así la respetaba, ya llevaban casi 4 años de noviazgo.

Cuando amanecía, Isabel se levanto de la cama, pero Joaquín no estaba, su bolso seguía ahí tal como lo había dejado. -amor donde estas?- pregunto Isabel

57

Pero nadie le respondió, sintió unos pasos que subían por las escaleras, presurosa se envolvió la sabana cubriendo su cuerpo a medias. -buenos días doña Melisa-saludo una joven que venía con su desayuno. Isabel no hizo el reclamo por lo del doña. -hola, sabes a donde fue Joaquín- no señora él nunca dice para donde va, se fue con los 2 escoltas-puedes retirarte-Si señora como ordene, ahora vengo a tenderle la camaCuando acabo con su desayuno Isabel se apresuro a bañarse. -Isabel di Tolima si me escuchas-dijo Christian. -Tolima?- pregunto Isabel -bueno me escuchas, haremos lo siguiente, tomaras un taxi y te bajaras en la 102 allí te estaré esperando para que te cambies y vayas al trabajo, vigila que nadie te siga-copio fuerte y claro-


Al salir de la ducha la empleada estaba tendiendo la cama, Isabel estaba acostumbrada a mostrar su cuerpo a otras mujeres así que no sintió vergüenza frente a la joven. Cuando estuvo lista y se disponía a salir la joven la detuvo en la puerta. -qué pena con usted señora pero las ordenes del patrón indican que usted no puede salir sin su permiso-Si eso es sin casarme me imagino casada-pensó Isabel. -Ahora que hago?-la casa estaba llena de cámaras a sus alrededores y un par de guardaespaldas en la puerta. Isabel se devolvió a la habitación y llamo a Christian. -tengo malas noticias, no puedo salir de aquí-entonces espera que llegue el matón ese-dijo Christian como burlándose de su dolor. -no pues que risa y si me matan te va a doler-

58

-mentiras mi amor, la verdad estas bellísima, tenemos una charla pendiente-y colgó. -quiero dar una vuelta a la casa-le dijo Isabel a la muchacha del servicio.-usted me acompañaría?-Por supuesto señoraMientras le daban una vuelta a la casa la joven le contaba a Isabel la vida tan dura que le había tocado. También le conto que ella era una reinsertada de la guerrilla y que Joaquín le había dado una oportunidad. Ahí Isabel empezaba a actuar. -no entiendo porque Joaquín no se sale de esa vida que lleva-dijo Isabel como si realmente conociera la vida de Joaquín -es muy duro la verdad, el patrón gana más siendo guerrillero que cualquier otro empresario-. -si es muy duroEn ese momento escucho la voz de Joaquín, luz clara le pidió a Isabel que no le contara a Joaquín lo que habían estado hablando.


-hola mi amor-saludo Joaquín a Isabel al tiempo que le entregaba un gran ramo de rosas. -como supiste que me encantan las rosaspregunto Isabel. -para que veas que yo leo tu menteIsabel se rio y le dio un gran beso a Joaquín. -oye mi amor, debo de ir a mi casa es que tengo que cambiarme de ropa-si es cuestión de ropa vamos y compramos-no mi amor yo tengo suficiente en mi casa-siendo así te vas con “caranegra”- así se llamaba uno de los gorilas que lo cuidaban. Isabel tuvo que aceptar, así que subió a la recamara, recogió su bolso y se monto en la camioneta. No cruzo palabra alguna con el conductor. -por aquí-dijo Isabel parando en el edificio equivocado, pero por medio de este podía salir

59

por otra puerta e ir a su apartamento sin que se dieran cuenta. -espéreme un momento por favor no me demorodijo Isabel. Isabel entro a este edificio el portero la miro un poco extraño. -señorita se equivoco de edificio, usted vive en el de atrás-es que quiero caminar mas-dijo Isabel saliendo por la puerta de atrás. Cuando entro a su apartamento allí estaba Christian quien la estaba esperando con un beso y un abrazo. -mi amor pensé que te había perdido-no bebe, solo será por un tiempoLuego Isabel procedió a cambiarse de ropa Mientras Christian la esperaba en la sala. -ya desayunaste-le pregunto Isabel. -mmm, si amor-


-no te creo, quieres que te prepare un rico desayuno-lo que venga de ti lo acepto- Christian estaba muy enamorado pero Isabel aun dudaba en amarlo, aun no olvidaba a David . ya era tarde, cuando de repente a Isabel le sonó el celular. -mi amor por que te demoras tanto?Era Joaquín quien sonaba un poco enfadado. -Ya salgo para tu casa es que estoy limpiando un poco la mía.-aquí te espero, te tengo una sorpresa-ok mi vida-siento celos-dijo Christian, -el ha llegado más lejos que yo y me dan celos-mira amor, te dije que trabajo es trabajo no me eches a perder lo que hasta ahora he conseguido-.dijo Isabel muy seria.-me cierras bien el apartamento por favor-dijo

60

despidiéndose con un beso en la mejilla, esto disgusto mucho a Christian quien de inmediato le reclamo a Isabel pero ella no escucho.

Isabel volvió a salir por la misma puerta que había entrado, al carro aun estaba ahí. -perdone la demora – Cuando llegaron a la casa Joaquín la estaba en la puerta con dos maletas. -y eso mi amor, para dónde vas?-pregunto Isabel - más bien vamos, nos vamos para Cartagena tu y yo solitos-di que no puedes-le decía Christian por el micrófono. -no puedo mi amor, debo viajar a Medellín hoy mismo, mi hermano me llamo y tiene un inconveniente con unos predios-yo te puedo acompañar-


-no mi vida son asuntos familiares más bien relajémonos en la piscina y yaJoaquín miro a Isabel y acepto su propuesta. En la piscina Joaquín le aplico bronceador a Isabel en su espalda. En Bogotá no hacía mucho calor pero algo se le podía pegar además el patio era climatizado. Isabel se despidió de Joaquín y le prometió volver, se subió a la camioneta quien la condujo hasta su “apartamento”. Al entrar al apartamento sintió mucho frio ya era de noche, se metió a la ducha y sobre su cuerpo dejo caer una deliciosa agua caliente. Cuando salió de la ducha, sobre su cama había una nota: “solo te hablare en el trabajo ,me decepcionaste Isabel y yo que estaba enamorado”

61

Isabel solo pensó en que Christian había abierto su pequeña habitación. -contesta mi vida, contesta- decía Isabel Christian no le quiso contestar, lo único que quedaba era ir a buscarlo a su apartamento. Así que cambio de bolso apago la cámara y se quito el micrófono.se puso la ropa que más le gustaba se perfumo, tomo su camioneta y salió a buscar a Christian, de paso compro un paquetico de flores y chocolates, ella no podía dejar ir a quien la cuido durante tanto tiempo. -buenas noches-saludo Isabel al portero quien la dejo seguir sin anunciarla, ya la conocía. Christian vivía en el 4 piso, al llegar a la puerto pensó lo que le iba a decir, cuando timbro se tapo el rostro con las flores y puso los chocolates a sus espaldas. cuando Christian abrió la puerta ella se quedo quieta y luego bajo las flores y lo miro con ternura.


-perdóname mi amor- fueron las únicas palabras que salieron de Isabel en ese instante. Christian se quedo callado por un rato, en sus ojos se notaba que había llorado, él ni la hizo seguir. -hueles a alcohol, estuviste tomando?-pregunto Isabel.-vine a que habláramos-te amo mujer y no valoras eso-hablemos, cuéntame que es lo que sucede aun no entiendo por qué estas asíEl la abrazo y la hizo seguir a su apartamento, que estaba pasado a trago.se sentaron en el sofá y Christian solo le dio besos. -me enoje porque no te despediste bien de mi además andas muy extraña en estos díasIsabel sintió un gran alivio pues no había sido lo que ella había creído. Christian perdono a Isabel.

Esa noche Isabel durmió en el apartamento de Christian no lo quería dejar solo y menos en se estado. A la mañana siguiente los dos madrugaron a trabajar. Isabel regreso a su apartamento para ponerse el uniforme, ese día tenia pico y placa así que abordo un taxi. Al llegar a la escuela Christian y ella pasaron a la oficina del general a presentar un informe de lo que hasta ahora llevaban. -necesitamos que busquen la manera de que este hombre diga donde se encuentra el campamento para poder llegarle, además hay una serie de enfrentamientos por los lados de venadillo (Tolima) –dijo el general,-hija lo que hasta ahora llevas está muy bien, trata de indagar masIsabel y Christian se quedaron un rato en la escuela recordando viejos tiempos. Isabel llamo

62


a Gabriel y a Elisa para saludarlos, estos le comentaron que estaban bien y que en pocos días se verían. Ya era muy tarde y debían regresar a sus casas, seguirían con la investigación al día siguiente. Christian se ofreció para llevarla pero ella quería caminar. Se despidió de Christian y se marcho,sabia que era peligroso salir en uniforme en altas horas de la noche. Cuando iba a cruzar la esquina del edificio un carro blindado se le atravesó, tres hombres se bajaron sin darle tiempo para sacar su pistola. eran tres contra la voluntad de una. En ese momento sintió un golpe en su cabeza y se desvaneció. Al cabo de unas horas Isabel se encontraba en otro ambiente, no era la ciudad ni mucho menos, todo estaba muy verde y olía a leña y

63

pólvora, Isabel había sido secuestrada, estaba atada de pies y manos con grandes cadenas. Al abrir los ojos lentamente despertando de aquella golpiza, vio en frente ella otro grupo de personas que también estaban en su misma condición. Isabel comenzó a gritar, uno de los guerrilleros que se encontraba custodiándolos la bofeteó. -callase perra- le dijo

Isabel le mordió la mano, - los perros mordemos sabia eso-dijo escupiendo en el piso. – Sabe a basura-


-que perra mas aletosa-dijo el guerrillero Los otros secuestrados miraban un poco asustados, ver a una mujer enfrentándose a un atarban era absurdo. -Grillo, que le lleve al jefe la nueva comida-dijo otro guerrillero. -camine soldadita-le dijo “grillo” Grillo la hizo ingresar a un habitación donde había un hombre de espaldas con un camuflado. Era Joaquín, se había enterado de todo. -Déjenla ahí y déjenme solo con ella-pero jefe esta vieja es una fiera-dijo grillo. -Que me deje a solas con ella dije!Cuando grillo se retiro Joaquín saco su revólver. -es que debería de matarte zorra, y yo creyéndote todas tus mentiras “virgencita”, no

64

te mato porque eres una pieza muy valiosa para el ejército-. -usted solo se merece el repudio de nosotrosdijo Isabel en tono bravío. Joaquín miro a Isabel con cara de morbo,- es que aparte de estar bien buena eres toda una fiera, tal como me la recomendó el médico-si me queres violar, violameJoaquín la tomo del cabello y la empezó a besar con brusquedad, -quítame las cadenas para hacerlo más rico-dijo Isabel con sensualidad-te prometo que no me vueloEl volvió a confiar en las palabras de Isabel, al retirarle las cadenas Isabel le quito con locura su camisa, esto volvió más loco a Joaquín quien se quito el revólver de la cintura, en ese momento Isabel aprovecho y se la arrebato. -quieto ahí-dijo Isabel. -volví a caer en tu trampa-


-dase media vuelta o disparo-dijo Isabel apuntándole, luego lo cogió del cuello y le puso el revólver en la cabeza.-que irónico seria morir por sus propias balas, cierto?, así que es mejor que deje ir a todos los que se encuentran aquí secuestradosIsabel se dirigió con el hacia la puerta. Al abrirla todos los guerrilleros que se encontraban allí apuntaron a Isabel. -si disparan lo matan a el también, es mejor que de la orden-grito Isabel. Los secuestrados estaban más asustados que nunca, sabían que por eso podían morir.

-no vayan a disparar-grito el comandante.

65

En ese momento Isabel sintió que alguien se le acercaba por detrás, era un guerrillero, Isabel giro y le disparo, ella tenia una buena puntería y buenos reflejos. -Ustedes párense-le dijo Isabel a los secuestrados. -alcen las cadenas-en ese instante Isabel le disparo a las cadenas sin dejar un solo herido. cuando uno de los guerrillero se disponía a halar del gatillo, Isabel se le adelanto, luego le disparo a el de enseguida, y por último a Joaquín. -si soy virgen- le dijo Isabel al verlo agonizando en el piso, luego volvió a arremeter contra este. Isabel cogió una de las mk-45 que habían soltado los guerrilleros muertos. A Isabel se le había subido la adrenalina, su sangre hervía. A cada uno de los secuestrados les entrego un arma. -Síganme, pero ya! antes de que se forme la balacera-les dijo a medida que se internaban en la selva.


-se escaparon los rehenes-grito uno de los guerrilleros que vio la escena sangrienta, de inmediato comenzaron la persecución. Ya había transcurrido casi media hora desde la huida a lo lejos se escuchaban los gritos de los guerrilleros, Isabel no se daría por vencida, al mirar hacia atrás vio la cara de los secuestrados, se les veía el temor en sus rostros. Isabel se detuvo un momento, escuchaba algunas y radios, parecía ser que había un campamento cercano. Pero no podían cruzar había un campo minado.- pasaremos con mucha cautela-les dijo Isabel –pisen donde yo piso-dijo cogiendo un palo para poder sentir las minas. Lograba divisar una lucecita, era un campamento del ejercito, ya iban a llegar al final del campo, cuando la única mujer secuestrada gimió, Isabel giro para ver qué era lo que sucedía, una serpiente le estaba pasando por su

66

zapato.-no te muevas, espera que pase no te hará dañoCuando la serpiente cruzo ellos también lo hicieron. -bienvenidos a su libertad-les dijo Isabel, los secuestrados comenzaron a llorar de la felicidad, aun faltaba la libertad absoluta, cuando estuvieran en sus hogares. Isabel se acerco al campamento. Uno de los centinelas les apunto.-suelten las armas-les ordeno. -No soy guerrillera, soy subteniente del ejército, en ese momento salió el comandante de la tropa -esa voz se me hace familiar- dijo Isabel quedo atónita con lo que veía, era David, el único verdadero amor de su vida. -eres tu Isabel?-pregunto David. -Si soy yo mi teniente- e Isabel prosiguió a contarle lo sucedido. -debemos retirarnos de esta zona, ellos venían siguiéndonos- advirtió Isabel.


-si pedimos refuerzo aéreo solo mandaran 1 helicóptero y ahí no cabemos todos-dijo David. -no interesa, debemos sacar a estos civiles de la zona-reitero Isabel. -sargento,-llamo Isabel. Él era el encargado de las comunicaciones.-llame a la base e informe la situación pida refuerzo aéreo-ordenó -como ordene mi tenienteMientras Isabel hablaba con los liberados David escuchaba las ordenes que le daban por el radio teléfono. -teniente-dijo David .-la base dice que debemos desplazarnos 60°15´ 35” hacia el sur allí nos esperara el helicóptero. En ese momento Isabel se le abalanzo encima a David protegiéndolo de las balas, la guerrilla los había encontrado. La tropa empezó a intercambiar disparos mientras David e Isabel evacuaban a los 6 liberados que se encontraban presos entre las ráfagas de luces ocasionadas por las balas.

67

Hasta el momento solo había un soldado herido, la guerrilla no tenia elementos de visión nocturna, así que les costaba ver. Ya se sentían las hélices del helicóptero, ahí estaba el Black Hawk pero no alcanzaría a llevarlos a todos. David empezó a subir a los liberados luego subió a el soldado herido luego subió a Isabel y luego se subió el, en tierra se quedaría el sargento y el resto de la tropa, Isabel se bajo del helicóptero. -teniente súbase que nos cogió la tarde-dijo el piloto, ese momento David volteo a mirar. -no dejare mis hombres botados, yo espero el otro vuelo dijo Isabel quien se resistía a subir al helicóptero. - si es así yo me quedo, no la dejare sola – dijo David quien le ordeno a otros dos soldados abordar el helicóptero. En tierra David, Isabel y la tropa veía desaparecer el helicóptero, ahora debían


internarse en la selva a la espera del otro helicóptero que los recogería en la mañana.de repente se sintieron disparos, otra vez la guerrilla todos corrieron de nuevo hacia la selva, pero por desgracia una bala había impactado la pierna de Isabel. -teniente vamos no se dé por vencida-grito David quien le sirvió de muleta a Isabel, junto con otro soldado. Ya se habían alejado lo suficiente para poder descansar, Isabel había perdido mucha sangre y debían intervenir ya que podía perder su pierna, entre el grupo venia un enfermero. Mientras tanto en la ciudad, Christian estaba preocupado, pues Isabel no lo había llamado como se acordó minutos antes de aquel suceso, luego salió a buscar a Isabel al apartamento y el portero le informo que Isabel no había entrado en ningún momento ni la había visto pasar por el lugar. Christian la llamo a su celular pero este se

68

encontraba apagado. Esperaría hasta el día siguiente. -como sigue teniente?- pregunto David mientras el enfermero le vendaba la pierna con una pañoleta. -bien mi teniente, creo que tengo fracturada la pierna, mi teniente tratemos de no acercarnos a el rio, allí será el primer lugar donde nos irán a buscar-no se preocupe teniente, pasaremos la noche aquíIsabel intento dormir, pero el dolor era insoportable, ella solo pensaba que debía salir de allí , pero si era necesario daría la vida por los demás. Ya era de madrugada, Isabel se paro y se dirigió hacia una pequeña fuente de agua que había a


unos 2 kilómetros, debía bañarse antes que los hombres lo hicieran. David vio cuando se levanto y decidió seguirla sin que ella se diera cuenta, mientras ella se bañaba. El escondido detrás de un árbol ,admiraba su cuerpo tan delicado pero a la vez fuerte, como era capaz aquella mujer de soportar el dolor.

Cuando Isabel termino y procedió a secarse sintió un ruido que provenía de los arboles, David había pisado una hoja. Isabel se agacho pues pensó que era la guerrilla. -no se preocupe teniente soy yo-dijo David .

69

-qué hace usted espiándome mi teniente no le da vergüenza?-yo solo vine porque no la podía dejar sola-retírese o de la vuelta que me voy a vestir-perdón que le diga teniente pero tiene usted unos senos muy bonitoIsabel bofeteo a David y este la miro como si fuera una broma. -le puedo pegar porque no tengo el uniforme puesto teniente y usted me acaba de irrespetar, ahora soy una simple civil-mejor vístase que ya viene en camino la ayudadijo David dándose la vuelta, estaba un poco enfadado. Cuando Isabel termino de uniformarse con un poco de dificultad ya que su pierna no estaba en buenas condiciones, ambos se retiraron del lugar, de camino al cambuche, escucharon algunas voces, eran unos guerrilleros, David e Isabel se arrojaron al piso, Isabel cayó sobre su pierna lo cual le causo un gran dolor, pero David


le cubrió la boca con sus manos, luego le indico a los demás soldados que permanecieran quietos. -tenemos que coger a esa militar y mandarla en pedacitos-dijo uno de los guerrilleros que venía con su fusil al hombro, acompañado de otros 5 guerrilleros. Al ver que los guerrilleros ya estaban lejos Isabel y David se levantaron del piso, David dio la orden para retirarse de la zona, el radio teléfono sonó, pero demasiado duro que los guerrilleros se dieron por enterados, era de la base, el helicóptero estaba por llegar. -corran!-grito David en el momento que los guerrilleros empezaron a balear la zona. Isabel con mucha dificultad logro escabullirse de las balas.

70

Ya habían llegado a la zona donde aterrizaría el helicóptero, aun estaban en combates, a lo lejos lo lograron divisar. -aguanta Isabel-pensaba David al verla así. El helicóptero alcanzo a aterrizar, todos empezaron a cubrir a Isabel para que se montara pero ella en su afán de cuidar a David, se le atravesó a una bala que venía directo hacia él, Isabel fue herida en el hombro. David la levanto y la cargo hacia el helicóptero, esto también lo hicieron los demás, el área había quedado despejada de militares ,abajo la guerrilla abaleaba al Black Hawk, todos estaban fuera de peligro, mientras que Isabel ,recostada en la camilla donde había sido puesta, tomaba la mano de David . -todo estará bien-le dijo David a Isabel, en ese momento su mundo se desvaneció. Christian se había enterado de la noticia pues tanta revolución en la escuela lo había puesto al tanto además los secuestrados habían dado la


versión completa donde todos coincidían en que los había salvado una gran mujer una heroína. Nadie creía que esto fuera cierto pero todo lo confirmaba, solo esperaban que llegara a el hospital militar aquella heroína. El general nunca pensó que esa había sido su ahijada, se sentía orgulloso pero muy preocupado a la vez. Los medios de comunicación estaban a las afueras de el hospital esperando para poder cubrir la noticia, mientras otra parte se concentraba en el lugar donde se encontraban los ex -secuestrados, esto había sido una noticia mundial, solo el ejercito sabría la identidad de aquella mujer, pues no querían que su vida quedara en riesgo, esta gran heroína pasaría a la historia, sin un nombre. “La mujer de acero”, así la describieron los liberados en la rueda de prensa. El helicóptero aterrizo en la base aérea militar CATAM, de ese punto Isabel seria traslada

71

hacia el hospital por vía aérea ya que su estado era critico.los medios no pudieron acercarse pues el ejercito lo prohibió solo dijeron que su cuadro clínico era reservado. Al abrir los ojos lo primero que Isabel vio fue la enfermera que se había hecho cargo de ella durante los últimos dos días, pues Isabel había sido sedada por la gravedad de las heridas. -teniente, como se siente?-.dijo la enfermera . -dónde estoy?-pregunto ella entre dormida. -está en el hospital militar, ya se encuentra fuera de peligro, le diré a su esposo que siga-cual esposo, yo no tengo esposo-todo indica lo contrario, el teniente que está afuera la ha estado esperando desde que llego aquí al hospital-

La enfermera salió de la habitación, y a los pocos minutos entro David a la habitación. -si se acuerda quien soy yo teniente?-pregunto.


-como no me voy a acordar de usted mi teniente, tal como lo vi el primer día-

-está bien pero más tarde vuelvo-dijo retirándose de la habitación.

David la miro un poco extrañado, esas palabras le sonaban un poco raro como si Isabel lo hubiese visto antes.

-porque no estuviste pendiente de mi en estos últimos días?-reclamo Isabel a Christian. -mi amor el trabajo me lo impedía-

Cuando David se le acerco a la cama, al habitación ingreso Christian, quien vio aquel cuadro, en ese momento sintió lo mismo que aquel día de karaoke. -hola mi amor, como sigues?-primero se saluda a los más antiguos-replico David . -qué pena con usted mi tenienteIsabel quería en ese momento quedarse sola con Christian, pues quería hablar con el algunas cosas. -mi teniente con su debido respeto, pero quiero estar a solas Christian un momento-

72

Christian e Isabel tuvieron una larga conversación, no era fácil para ella, pero fue aquel día donde todos esos 4 años de noviazgo termino en la basura. Christian se retiro de la habitación un poco triste, pero Isabel no había tomado aquella decisión porque no lo quisiese, por el contrario lo quería tanto que no quería que el sufriera ya que un fantasma del pasado había vuelto y ahora estaba más presente que nunca. Después de estar un día entero en observación comenzaron a llegar las visitas, la visitaron sus padres quienes habían tomado el primer vuelo al enterarse de la noticia, con ellos venía su


hermano y su padrino. Aquella tarde se la pasaron recordando momentos de cuando Isabel era pequeña y se despertaba gritando como si estuviera en alguna batalla. Aquel sueño ya se había cumplido. -mañana te darán de alta-le comento su padrino, quien había estado al pendiente de lo que sucediera a su ahijada. -ahora debes descansar, mañana pasaran por ti y te esperemos en el apartamento-le dijo su padre, quien con un fuerte abrazo y un largo beso se despidió de su hija. Todos se retiraron y la dejaron descansar, pero ella no quería dormir ya había dormido lo suficiente así que prendió el televisor y se puso a ver noticias. Lo primero que vio era la noticia de lo que había sucedido, dos días después, así eran las noticias en Colombia, pero Isabel se sentía orgullosa de ellas aunque su nombre no apareciese en ellas.

73

Isabel logro conciliar el sueño 4 horas después. -si mi general yo la llevo al apartamentoEstas fueron las palabras que Isabel escucho al despertarse. Era David y estaba vestido como todo un caballero. -buenos días teniente-la saludo,- alístese para llevarla a la casa-como así, quien me va a llevar pues?-pues yo teniente o tiene algún problema, porque esto fue orden de mi general-no para nada yo me baño en el apartamento, mi mama me ayuda-como quiera, pero permítame yo le ayudo a pararse-


David tomo una silla de ruedas que había en la habitación y la sentó allí luego tomo sus cosas y salieron de la habitación. Una camioneta blindada los esperaba afuera, en ese momento Isabel recordó aquel doloroso día, cuando la secuestraron. -como se siente teniente-pregunto David . -tengo mucho dolor y estos yesos me incomodanrespondió ella mirándose la pierna y el hombro, Isabel parecía una momia. Al llegar al edificio David la llevo hasta su apartamento, allí sus padres y su padrino acompañado de su familia la esperaban. Su madre doña verónica la baño y la vistió. Cuando salió de la habitación su cara había cambiado por completo ahora solo se veía reflejado en el tranquilidad.

74

Después de que todos se retiraron del apartamento, Isabel quedo en compañía de sus padres y hermanos quienes le dieron la triste noticia de que debían viajar al día siguiente, pues ellos estaban consiguiendo la residencia americana y no podía permanecer mucho tiempo por fuera del país, Isabel lloro pues ahora se quedaría sola, sus padres se habían enterado del rompimiento con Christian y esto los indispuso mucho pues su hija quedaría sola. A la mañana siguiente Isabel y su padrino salieron a despedir a su familia al aeropuerto, su hermano no podía quedarse mucho tiempo pues su puesto en la policía era un poco delicado. El general dejo a Isabel en su apartamento. -ahora vengo hija-le dijo al despedirse de ella. Isabel no sabía que ponerse a hacer en ese momento, todo estaba tan solo, así que prendió el equipo de sonido tomo las llaves de la


habitación secreta y la abrió, todo allí era tan perfecto hasta que el timbre del apartamento sonó. Ella tomo de nuevo las muletas y prosiguió a abrir, para su sorpresa era David . -hola Isabel, la puedo llamar así teniente, porque esta de civil-como usted quiera mi teniente-llámeme David Ella estaba muy asombrada de ver a Felipe en su apartamento. -se le quedo algo David ?-pregunto ella, queriendo que aquel momento se detuviera. -no solo vine a traerle estas flores para que se mejoreIsabel las tomo y las puso en la mesa. -es mejor que se acueste-le dijo David conduciéndola hacia su habitación, ella acepto pues estaba un poco cansada.

75

Cuando ella se recostó sobro las frías sabanas de su cama, David se sentó en un mueble que estaba ubicado frente a la cama y allí permaneció admirando a Isabel. Isabel despertó al oír unos ruidos que provenían de la cocina, ya había amanecido pero no encontró a David sentado en el mueble, en ese instante entro él con el desayuno para ella. -me tome el atrevimiento de entrar a su cocina, pero le prepare un desayunito saludableElla no creía que todo lo que en ese momento sucedía fuese cierto. Luego sonó el timbre, David salió corriendo a abrir. -buenos días mi generalIsabel abrió los ojos e intento devolver el jugo de naranja que se estaba tomando. Qué pensaría su padrino al ver a David con ella.


-hija veo que estas muy bien acompañada-dijo el general poniendo ojos picaros. -padrino no es lo que se imagina el solo vino a visitarme-dijo Isabel agachando la cabeza un poco apenada. El general se sentó en el mueble y le pidió a David que se acercara. -Isabel, mañana haremos una ceremonia para congratularte por tu valor y a toda la tropa, pero debo pedirte un gran favor, debes irte del país por un mes hasta que la marea baje y además cambiar de dirección y de eso nos encargaremos nosotrosIsabel quedo un poco confundida, pero a la vez muy contenta pues en ese tiempo ella quería viajar al África este siempre había sido su sueño.

76

-pero padrino, no solo me deben de cuidar a mí y los demás soldados y el teniente qué?-.- yo no me voy del país hasta que sepa que a ellos se les recompensara por el trabajo-Claro hija, el teniente también debe retirarse por un tiempo, los demás recibirán bonificación te lo aseguroDavid solo miraba y pensaba que aquella mujer era perfecta. El general se fue del apartamento recordándoles la ceremonia. Cuando David se despidió, Isabel le pregunto porque se iba, él le dijo que debía llevar el traje de gala a la lavandería. -yo también debo de ir a llevar mi traje, si quiere podemos irnos en mi carro-. David le contesto que él había llevado su carro pero que con gusto la llevaría.


-usted siempre tan prepotente-le dijo Isabel. David se quedo callado. Isabel ingreso a la ducha y luego se vistió. Al salir del apartamento bajaron al parqueadero, habían muchos carros pero entre ellos había una hummer , ese era un deseo de Isabel, luego sonó una alarma, David había desactivado el seguro de aquella camioneta , Isabel quedo impactada, no sabía que decir, por fin montaría en esa belleza. -porque miras así, nunca había montado en una o qué?-pregunto David en son de burla. Isabel se monto al carro y realizo su sueño. -debo de ir a mi casa por el traje-dijo David. -tu esposa no se enoja si me ve con vos?-Cual esposa si yo vivo con mis padres-contesto el.

77

El carro paro en frente a una gran casa, tenía un gran jardín, no era típico ver estas casas en la ciudad. -llegamos, quiero que te bajes y conozcas a mis padresIsabel se bajo del carro en muletas. La casa era más grande de lo que aparentaba. Isabel conoció a los padres de David quienes la acogieron como si ya la conocieran. Lo que Isabel no sabía era que david ya les había hablado de ella. Luego de tener una pequeña conversación se retiraron y se dirigieron a la lavandería. A Isabel le sonó el celular, era Christian. -veo porque me dejaste- y colgó. Isabel miro hacia todas partes pues parecía que Christian la estaba siguiendo, jamás había conocido esa faceta de grosería de Christian. Desde ese día Isabel no supo mas de el.


-te paso algo?-pregunto David . -no nadaDavid dejo en su apartamento a Isabel. -a donde viajaras?-pregunto David . -me iré para el África-yo siempre he querido ir al África también-dijo David . - y porque no viajas conmigo?-tu si te irías conmigo?-claro, si queres compramos los tiquetes yaIsabel y David salieron a comprar los tiquetes, viajarían al día siguiente. Cada uno se fue para su casa, pues el día siguiente sería muy pesado. Muy temprano a la mañana siguiente David recogió a Isabel en su apartamento iban a tiempo para la ceremonia, y luego pasaron a recoger los trajes.

78

Cuando llegaron a la escuela todas las compañías se encontraban reunidas frente la banderas, se escucharon las trompetas y luego un tiro al aire, Isabel vio a su padrino, quien la llamo para que se acercara, luego sonó el himno nacional.

-ha llegado una heroína-dijo el general abrazando a Isabel. Todos aplaudieron, los ojos de Isabel se llenaron de llanto.


Después de aquella emotiva bienvenida, el sacerdote dio una misa por todos los héroes que habían caído en batallas, después el general dio un discurso y por ultimo un gran almuerzo.

79


Capitulo 5. Un viaje sin fin

-yo no te voy a hacer nada, te lo juro-dijo David .

David e Isabel viajarían en pocas horas así que no podían quedarse más tiempo.

Isabel tras de varios minutos pensando acepto la habitación. Cuando subían las maletas Isabel venia discutiendo con David , no quería que él se le acercara mucho, pues ella no estaba acostumbrada a dormir con hombres.

Al llegar al aeropuerto Isabel aun no creía que todo aquello fuera cierto. Al abordar el avión sabía que estaba viajando con el amor de su vida. Isabel aun se encontraba enyesada pero eso no era ningún problema por ella. Ya habían llegado al África, un carro los llevaría al hotel donde se hospedarían. Cuando llegaron al hotel, la recepcionista les dio la bienvenida. Isabel manejaba bien el ingles . -tomaremos dos habitaciones-dijo Isabel -le informo que la única habitación que tenemos disponible es una matrimonial-. Isabel miro a David , el entendía un poco el idioma y eso lo había captado.

80

Al descargar las maletas David se tiro a la cama .Isabel le empezó a contar lo planes que tenia para el día siguiente. -mañana haremos lo que tú quierasIsabel empezó a recorrer la habitación, luego abrió la ventana del balcón. Su vista era maravillosa, sus ojos quedaron deslumbrados, la


vista hacia el mar era una maravilla. -Isabel puedes cerrar la ventana, está haciendo mucho frio-le pidió David . Isabel no hizo caso, pues ya había quedado profunda. Todo había amanecido muy hermoso, Isabel sentía que alguien la estaba observando, cuando abrió los ojos vio que David la miraba. David se quito la camisa y se acostó, luego Isabel se puso la pijama y se acostó en la orilla mirando la ventana que había dejado abierta.

-te pasa algo David -no nada, solo veía lo hermosa que te ves dormida-

81


Isabel se levanto de la cama y pidió el desayuno, mientras tanto David se bañaba. Luego Isabel hizo lo mismo, un carro los estaría esperando para dar su primer safari. Esto le emocionaba a Isabel. Todo el paisaje de África era hermoso, pero se contrastaba con algunas casitas llenas de niños que pedían a gritos algo de comer, Isabel se bajo del carro y les dio algunos víveres que llevaba en la maleta. Ya de vuelta al hotel Isabel se quedo un rato en la recepción, David subió a la habitación. -hacen una linda pareja-dijo un turista que se encontraba sentado en la salita. -no, se equivoca solo somos compañeros de trabajoIsabel se sintió un poco incomoda y se retiro del lugar luego subió a la habitación. El yeso le

82

estaba molestando un poco sobre todo la pierna, Isabel no estaba reposando como el médico le había recomendado. Al ingresar a la habitación todo estaba muy solo, en la cama había una pequeña nota. “al llegar a la orilla veras unos lentes que te llevaran hacia lo más profundo del mar, gira a la derecha y veras una pequeña luz, allí encontraras una verdad” Isabel se emociono toda no podía resistiré a lo que sus ojos leían, seguir pistas era algo que le gustaba.


de un muelle para llegar a el debía cruzar un pequeño camino de piedras sobre el mar con mucha dificultad. Isabel cruzo aquel camino, cuando faltaba poco por llegar vio a David, estaba vestido de blanco también y a su lado un par de velas. Isabel se sentó a su lado, el yeso le había producido una pequeña demora.

En la cama había también un vestido blanco muy hermoso y unos zapatos bajitos, todo muy artesanal. Isabel se ducho y se puso aquel vestido luego salió del hotel en busca de la verdad. Al llegar a la orilla del mar diviso unos binoculares luego se paro y giro hacia la derecha como lo había pedido el amor de su vida, allí veía una luz era una mezcla de colores provenía

83

-Isabel te cite aquí porque quería preguntarte algo-


A Isabel se le iluminaron los ojos, la noche era perfecta, el mar , las velas , la luna llena sobre el mar y una grata compañía.

-el día que estuve en tu apartamento entre a una habitación y allí vi muchos retratos de un joven, ese joven se parecía mucho a mí, porque Isabel?, antes de que me respondas quería decirte que me quede esperándote aquel día en el restaurante, pienso que tal vez hubiese sido mejor poner mi nombre en la nota-. Isabel quedo perpleja, no sabía que decir en cuanto a eso, tal vez sonara algo increíble la verdad de todo aquello. Pero ella tomo valor

84

creyera o no lo que valía era lo que ella pensara. Isabel le conto todo a David . David la miro con ojos de ternura.-no me crees?- pregunto Isabel. -te creo mujer, porque al igual que tu yo también te conocía desde antes. Isabel quedo de una sola pieza, no creía lo que escuchaba, David le conto una serie de sueños muy parecidos a los suyos. -David si lo que dices es cierto, no te parece algo familiar esta escena-sí y todavía recuerdo lo que te dije sentado aquíLos dos dijeron al unisonó -sentado aquí sobre este muelle, mirando lo hermoso de la luna, la magnitud del mar y tus bellos ojos, solo pienso en el día que te llegue a amar y al acercarme a tus labios cuando por fin me decidí a darte el primer beso desperté-


Allí nació el amor en mí….

Fin…….

85


86


tu mirada isabel