Issuu on Google+


Editorial El ingenio nunca es suficiente cuando de la sobrevivencia se trata, muchos carteles con faltas ortográficas estas escritas con hecho pensado como para llamar la atención del individuo, no se mide las consecuencias que para los niños esto traerá en su trayectoria estudiantil. En Guatemala se observa muchas faltas ortográficas en los carteles publicitarios, debido al desinterés a la lectura y a la escritura .Este mal habito lo vamos creando desde la niñez por falta de interés a la educación que la sociedad transmite. Convirtiéndose así en unos de los paisajes más llamativos de Guatemala al observar estos ya no errores sino bien errores Muchas veces utilizamos un lenguaje inadecuado bien dice la frase Así como “hablamos, así escribimos” frase que se atribuye a lo que podemos observar en muchas esquinas. Estos errores al principio salieron en las noticias pero conforme el tiempo se han hecho tan comunes que ya nadie le da pena poner estos carteles.


En cada palabra hay una sílaba que se pronuncia con más fuerza. Esta fuerza de pronunciación recibe el nombre de acento. Las elevaciones y descensos de voz que se realizan al entonar las palabras permiten clasificar las silabas en tónicas y átonas.

Como observamos en el cartel la palabra té que estamos hablando de una bebida y sin la acentuación tendría otro significado. La sílaba que se pronuncia con más fuerza se llama tónica y las silabas que se pronuncian con menos fuerza se llaman átonas. El acento ortográfico es un signo, también llamado tilde, que se coloca sobre la vocal tónica de una palabra para indicar una mayor intensidad en su pronunciación. Ejemplos: día, café, fácil, último. Así que el acento es la fuerza de pronunciación que se hace en una silaba determinada de la palabra. Por lo tanto deberíamos de utilizar correctamente la acentuación.

Autor: Laura Mariela Coc González.


Una lectura o carteles publicitarios debe de existir una pausa indicada por punto sino el lector lo interpretaría de una forma no lingüística a la cual no lograría obtener una buena información del texto.

Para que funcionen estas pausas entre frases tendría que utilizarse cierta cantidad de puntos dependiendo el tipo de texto y del estilo del autor. El lector emplearía objetivos no lingüísticos que se marque en frases, párrafos o abreviaturas que tendrían que estar marcadas y separadas por puntos.

Por ejemplo: Como observamos en el cartel publicitario que la frase no tiene una pausa o finalidad.

Autor: María de Lourdes Hernández Monroy.


Siempre debemos de tener cuidado con el uso de las mayúsculas y minúsculas al escribir. Se escriben con letra inicial mayúscula la primera palabra de cualquier escrito y también después de un punto se escribe mayúscula. En realidad las discrepancias no residen tanto en el uso de las mayúsculas sino en que se considera nombre propio o no. Otro punto de desencuentro suele ser, en los nombres propios que contienen varias palabras, si todas han de llevar mayúsculas, si solo lo han de hacer algunas o si únicamente debe ponerse en la primera palabra.

La letra mayúscula es la que, en relación con la minúscula, tiene mayor tamaño y por lo general distinta forma.

Autor : Jorge Mario Natareno Ramos.


Como podemos observar que hasta los periodistas comenten faltas ortográficas como podes observarlos en la imagen que se encuentra en lado izquierdo.

Con una letra demás podemos alterar el significado de las palabras. Para obtener un buen texto debemos de tomar en cuenta las siguientes reglas: Se escribe h al inicio de palabras que comienzan con diptongo, si la primera vocal es i ó u. Ejemplos: hielo, ielo como se pueden dar cuenta que la palabra subrayada es la correcta y la palabra que se encuentra sin h es la que está mal escrita por lo tanto debemos de tomar en cuenta la forma de escribir las palabras para obtener una buen entendiendo en cuanto a lo escrito.

La letra H no se pronuncia, pues no representa ningún fonema (es muda), con la excepción cuando está en el dígrafo «ch» y en algunas palabras extranjeras, como es el caso de la palabra hámster, un extranjerismo proveniente del alemán.

Autor: Karyn Maritza Chávez García.


En estos carteles vemos el pecado de nuestra ignorancia al exponer carteles publicitarios con tan faltas de ortografías que para muchos quedamos boquiabiertos de estos horrores como vemos a continuación el mal uso de la V, H, B, entre otras. Aquí no queda muy claro si se prohíbe tirar la basura en esta área o en este terreno. La diferencia entre el área y el terreno todavía está por concretar. Vemos la falta de importancia que le damos a nuestro conocimiento que en vez de ser mejores cada vez nos hundimos más y más en nuestro bajo conocimiento y el poco interés a la educación. Si buscamos el significado de esta palabras mal escritas nos tapamos con diferentes conceptos como que aria “es una mujer alemana pura, a la que le gusta beber te de la marca Reno que no es muy conocido por aquí”. Es una teoría, como diría un defensor del Diseño Inteligente. Para acabar nos quedamos con este cartel de un restaurante de váyase usted a saber donde en el que nos dan una invitación para “celebrar el día de la madres” con ojo aquí, “Raul gonsale y sucon gunto de vachata y muchoma”. La definición perfecta de, no dar ni una es lo que nos dice este cartel. Y es que debe de haber una ley para los cartelistas que escriben estos horrores ortográficos: sin dudas entre la V y B siempre pondrá ponemos la que no toca. Lo de separar y juntar palabras distintas no tiene explicación humana, ni siquiera para el grillo afónico. Y estos son solo algunos de los tantos carteles con faltas ortográficas que nos hayan hecho llorar sangre. El día que estos cartelistas expertos descubran el Word, el día corrector automático y la impresora todo esto terminara. O se suavizara. El día que descubran el internet tendrán miles de amigos esperándoles en la Legión Hoygan. Recemos por nuestros ojos.

Escrito por: Evelyn Patricia Sacach Ramos.


Mucha personas confunden el sonido y la escritura de la letra s con la c .

Se escriben con C, los verbos terminados en cir y ducir. Excepci贸n: asir. Ejemplos: conducir, aducir, traducir, esparcir, producir, relucir, zurcir, decir. Se escriben con C, las palabras terminadas en ancia, ancio, enc铆a.

Excepciones: ansia, Hortensia. Ejemplos: constancia, excelencia, extravagancia, cansancio, decadencia, indulgencia, fragancia, conciencia, distancia.

Autor: Brenda Xiomara Gil Barrios


Como observamos en el cartel publicitario el uso de la x no la utilizan ni la pronuncian correctamente ya que el sonido correcto es (sh). Y su pronunciación habitual es [ks] o [ɣs], representando la suma de dos sonidos. Por ejemplo, la palabra examen se pronuncia con el Alfabeto Fonético Internacional en español; [ekˈsamen] o [eɣˈsamen]. Si bien es común la relajación total de la obstruyente [k]/[ɣ] de este grupo consonántico; [esamen], no obstante esta realización es más propia de hablas informales o dialectales. A cambio en la grafía tuvo como excepciones algunas palabras ha de ser pronunciada como una j /x/. El uso de la X (equis) suele presentar algunas dificultades a la hora de emplearla, dada su “asimilación” fonética con la S. A continuación vamos a dar algunas pautas y ejemplos del correcto uso de la X.

Autor: Silvia Magaly Barrios García .


Revista del grupo 1