Issuu on Google+

Foro 2 - Tarea Satélite 1.2

Solucionando el conflicto De lo analizado en la lectura de apoyo, titulada, “Convivencia Escolar: Casos y Soluciones” y relacionando nuestra actividad laboral, con estos casos, el equipo 1, decidimos trabajar el siguiente caso:

SITUACIÓN 4: TELÉFONO MÓVIL Ha desaparecido un teléfono móvil. Pedro cree que ha sido Isabel quien se lo ha cogido porque, desde hace unos días, tiene uno igual que el suyo. La profesora le pregunta si ha sido ella la que ha cogido el móvil de Pedro. Isabel le dice que no entiende por qué le hace esa pregunta y explica que es el móvil nuevo que le han comprando sus padres. La profesora le dice que hablará con sus padres. Conforme avanza la conversación, Isabel se muestra cada vez más nerviosa y termina enfadada, gritando e insultado, y amenazando al compañero. Isabel vuelve a su sitio, abre su cartera y saca su contenido haciendo ruido y hablando por lo bajo.(Pallás, 2008) Este caso fue seleccionado por alto índice de robos que se suscitan en el salón de clases, conductas que no son nada ajenas para nadie, ya que se ha documentado que son victimas de robo en la escuela 5 de cada 10 alumnos. A pesar de que la escuela es considerada por las autoridades como un lugar seguro, un sondeo realizado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) revela que prácticamente 5 de cada 10 alumnos de nivel primaria y secundaria han sido víctimas de robo de dinero o pertenencias en sus planteles. (Llanos, 2010). Por otra parte de manera especifica, el robo de celulares sobre todo en el nivel básico y medio superior es todo problema para los docentes, porque siempre se da por descuido de los propios alumnos dentro del aula. Y como lo maneja la lectura nosotros como docentes no podemos culpar a nadie sin pruebas. En equipo en el corto plazo, decidimos resolver este caso de la siguiente manera:  Tener presente que el robo en la escuela es un tema complejo y

definitivamente no tiene una única solución, ni existen recetas fáciles o de corto plazo que lo resuelvan. Cada caso es particular y distinto y esas diferencias siempre deben tomarse en cuenta.


 Analizar bien el caso, escuchando a quien acusa y dejar que el acusado(a)

también se exprese.  Hablar en privado, con cada una de las partes.  No perder el control de lo que los alumnos dicen, sin emitir juicios  Como maestros no acusar a nadie, hasta no estar completamente seguro y

si se llegara a identificar al alumno(a) que robo hablar con el/ella en privado y sensibilizarlo de la mala acción que está haciendo, sin humillaciones.  De ser posible y después de haber tratado el asunto por separado, se

puede hablar con las partes involucradas al mismo tiempo, con la finalidad de limar asperezas.  Por otra parte hablar con la persona robada y concientizarla de que el robo

puede ser una enfermedad, que tendrá que ser tratada como tal, y que no debe utilizar esta situación para atacar verbalmente en el futuro a la persona que robo.  Aplicar el Reglamento previamente conocido y firmado por el

tutor y el

alumno.  Aplicar la normativa que emplea la SEP, (No celulares).

A más largo plazo… Es necesario hacer a los estudiantes conscientes de que el robo es un problema, pues aunque parezca mentira, muchas veces no existe conciencia plena entre ellos de que lo sea. Resulta útil por ello conversar en aula sobre el tema: ¿Cómo lo perciben? ¿Cuáles son sus causas? ¿Reconocen sus consecuencias para ellos mismos y para la vida en salón y en la escuela? Es necesario tener sesiones simplemente para debatir el tema y trabajar la idea de que es un asunto colectivo que concierne a todos y no un problema individual (que es como usualmente los estudiantes lo ven), pues afecta la confianza que se tienen los miembros de la comunidad, dificulta el buen desenvolvimiento de las clases, etc. Reflexionar sobre lo que para cada alumno significa esta acción ya que por desgracia en ocasiones ya es visto como algo normal y por lo tanto no reprobable, incluso hay alumnos que presumen esta acción como un logro.


Podemos concluir, que lo más importante es trabajar los hábitos de los educandos, dándoles seguimiento a través de las asignaturas como: Ética y Valores y Tutoría Educativa, sensibilizándolos, por medio de talleres, conferencias y dramatizaciones, para poner en práctica los valores inculcados en casa ya que refleja el tipo de vida y educación que tienen. Bibliografía Llanos, R. (25 de agosto de 2010). Víctimas de robo en escuelas, cinco de cada 10 alumnos, revela encuesta. Periódico La Jornada , pág. 36. Pallás, C. M. (2008). convivencia escolar: casos y soluciones. Recuperado el 27 de abril de 2014, de http://www.cece.gva.es/eva/docs/convivencia/publicaciones/es/casos_soluciones.pdf

Integrantes del equipo 1 Guarneros Murrieta Rubén Guzmán Castillo Maribel Hernández González Lourdes

ID 208461 ID 208430 ID 208410


Tarea satelite 1 2