Page 1

© Juan Carlos Tomasi

Pablo Grinstein. Enfermero argentino en Rep. Democrática del Congo, junio 2012.

Reporte Anual

2012

Acciones Regionales

Chagas

Siria

Sudán del Sur


Estimados socios y colaboradores, Una vez más, como ya es costumbre, les hacemos llegar la última edición del Reporte Anual de la oficina de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Argentina. Durante el año 2012 continuamos brindando asistencia médica y humanitaria a quienes más lo necesitaron. Intervenimos en Siria a causa del conflicto armado y en Sudán del Sur, donde el flujo de desplazados sigue siendo continuo y se presentan nuevos desafíos acerca de las condiciones de vida en los campos. También asistimos a las poblaciones de República Democrática del Congo y Somalia, donde las necesidades siguen siendo enormes. En Mali y en Afganistán brindamos asistencia médica y apoyo a los centros de salud porque la situación de seguridad empeoró y el acceso a la salud se vio restringido. En Filipinas, Nigeria, Pakistán, Sudán y Camerún intervenimos debido a grandes inundaciones. También seguimos invirtiendo esfuerzos en innovar en la forma de tratar la desnutrición, la malaria y la tuberculosis, y continuamos abogando porque se puedan conseguir y desarrollar

Qué es MSF

mejores tratamientos para todos los que lo necesitan, sean quiénes sean y estén donde estén. Por último, no puedo dejar de recordar que durante todo 2012 sufrimos y nos indignamos por el secuestro de nuestras compañeras Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, finalmente liberadas, tras casi dos años, en julio de 2013. Los invitamos a compartir esta publicación con su familia y amigos como una forma más de dar difusión a las crisis humanitarias existentes hoy día en el mundo. Recorriéndola podrán conocer más sobre MSF y enterarse de las actividades que realizamos en 2012 desde la oficina de Buenos Aires. Incluimos cuatro secciones que muestran algunas realidades en las que MSF brinda asistencia y que decidimos destacar de entre las muchas en las que actuamos en 2012: enfermedades como Chagas y VIH/sida, que afectan a millones de personas; situaciones críticas que viven las poblaciones en Sudán del Sur y en Siria. También encontrarán un dossier con imágenes de las intervenciones más representativas de 2012. Y, al final, como todos los años, nuestra rendición de cuentas, algo fundamental en función de la seriedad y transparencia en el manejo de fondos a los que nos debemos ante ustedes, nuestros socios y donantes.

Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria de carácter internacional que aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin ninguna discriminación por raza, religión o ideología política.

Cada año, MSF envía al terreno a más de 2.500 profesionales, que colaboran con más de 29.000 trabajadores locales también contratados por la organización. Actualmente MSF cuenta con 372 proyectos de acción médica y humanitaria en 71 países, y con 4.6 millones de socios y colaboradores en todo el mundo. En reconocimiento a su labor humanitaria, MSF recibió el Premio Nobel de la Paz 1999. www.msf.org.ar

Antes de terminar, quiero aprovechar esta carta para comunicarles que a partir de abril de 2013 el cargo de Director de la oficina de Médicos Sin Fronteras en Argentina es ocupado por David Cantero. Podrán conocer más sobre él en la entrevista que incluimos en esta misma publicación. Luego de 3 años de gran trabajo, yo regreso a Guatemala. Como despedida, no me queda más que agradecerles por el interés y el cariño que siempre me han brindado, en cada punto del país donde nos hemos encontrado. Termino esta carta deseando que continúen apoyándonos para que podamos seguir brindando asistencia médico-humanitaria de emergencia a quienes más lo necesitan. David y todo el equipo de la oficina quedan a su disposición. Cordialmente,

Luis Paiz Bekker Director Médicos Sin Fronteras en Argentina

Índice Bienvenida • 2 Balance del año 2012 • 3 Acciones regionales 2012 • 5 Nuestro equipo • 8 Chagas • 9 Siria • 10 VIH/sida • 11 Imágenes del 2012 • 12 Sudán del Sur • 14 Entrevista • 16 Datos y cifras • 17


Balance del año 2012 D

El conflicto se intensificó en Siria. La extrema violencia, el colapso de la infraestructura médica y el desplazamiento de millones de personas generaron grandes necesidades; pero MSF enfrentó serios bloqueos a sus intentos de dar asistencia. Según las autoridades, a principios de 2013 el 57% de los hospitales públicos del país habían sido dañados, pero la asistencia humanitaria siguió restringida debido a la falta de autorización del gobierno, el limitado acceso a través de los países vecinos y la inseguridad reinante. Comenzando con la donación de medicamentos y suministros médicos, a lo largo del año nuestros equipos lograron ir expandiendo sus actividades, estableciendo hospitales en las gobernaciones de Aleppo e Idlib. Pero nos vimos forzados a limitar nuestra intervención a las zonas controladas por la oposición y a los países vecinos. MSF expresa su preocupación por lo que estas restricciones a la asistencia humanitaria pueden significar para los habitantes de Siria en el futuro. En Kivu Norte, Kivu Sur, Oriental

Una refugiada siria en Trípoli, Líbano. y Katanga, al este de RDC, MSF continuó trabajando en hospitales, centros de salud y clínicas a pesar de la escalada de violencia. En este país, donde las necesidades médicas son extremas aún cuando hay estabilidad, nuestros programas incluyen servicios médicos básicos y especializados, salud mental y asistencia a víctimas de violencia sexual. Atendimos 1.6 millones de consultas externas, adaptando las actividades a medida que las personas se veían forzadas a trasladarse en busca de zonas seguras. El conflicto en el norte de Mali y las restricciones de movimiento impuestas por las partes beligerantes dificultaron mucho el acceso a la salud. En un esfuerzo por resolver esa cuestión, MSF apoyó a hospitales y centros de salud de áreas remotas y zonas urbanas, como la ciudad de Timbuktu. En marzo se abrió un hospital en Khost, Afganistán, una provincia que bordea Pakistán y las volátiles áreas tribales. En abril, cuando se asistían casi 100 partos por semana, ese hospital fue bombardeado. Siete personas resultaron heridas y las actividades fueron suspendidas. A fin de año y luego de varios meses de conversaciones, el hospital reabrió. Los ataques a los trabajadores sanitarios y a las estructuras de salud y la falta de respeto por la acción médica están teniendo consecuen-

En 2012 MSF vio crecer enormemente la necesidad de brindar asistencia a personas forzadas a abandonar sus hogares. Desafortunadamente, también advertimos una lenta y poco sistemática respuesta a esa necesidad. Las crisis del año pasado nos mostraron que debemos encontrar un balance adecuado entre la provisión de ayuda humanitaria y los servicios médicos más especializados. Enfrentamientos en Sudán provocaron una seria crisis de refugiados en Sudán del Sur, con 170.000 personas huyendo a través de la frontera. MSF estableció hospitales de campaña, clínicas y centros nutricionales, realizando más de 8.000 consultas cada semana. Pero el impacto de la atención en salud es limitado frente a la ausencia de cuestiones esenciales como agua, alimentos y albergue. En vista de las necesidades y ante la falta de una respuesta más amplia de otros organismos, nos damos cuenta de que deberíamos haber hecho más para cubrir necesidades básicas. La población siria que huyó hacia los países vecinos también carecía de acceso a lo básico. Ante la llegada del invierno, los refugiados continuaban en albergues sin calefacción. El combustible era difícil de obtener. La mitad de los refugiados en Líbano no estaban recibiendo la atención en salud que necesitaban. MSF desarrolló programas de asistencia en Líbano, Turquía, Jordania e Irak, pero tenía graves preocupaciones acerca de las condiciones en las que se encontraban las 2.5 millones de personas que se estima que están desplazadas dentro de Siria, a los que el acceso estaba restringido. Incluso en Dadaab, Kenia, donde la población refugiada tiene el mismo tamaño que una gran ciudad y donde hay adultos que han vivido su vida entera en los campos, las agencias y organizaciones no han podido adaptarse a una situación rápidamente

Balance del año 2012

Desafíos de la asistencia médica en zonas de conflicto

cias que van más allá de las víctimas directas. En MSF se está recolectando información sobre estos ataques para evaluar su impacto, abogar por el respeto de la actividad médica y ayudar a nuestra organización a desarrollar respuestas más efectivas.

Respuesta inadecuada a las necesidades de los desplazados

© Michael Goldfarb/MSF

urante 2012*, nuestras colegas Montserrat Serra y Blanca Thiebaut permanecieron retenidas como rehenes desde su secuestro el 13 de octubre de 2011 en Dadaab, Kenia. Este fue uno de los secuestros más largos en la historia de Médicos Sin Fronteras (MSF). La inseguridad tuvo un impacto significativo en las actividades de 2012. Muchos de nuestros equipos continuaron trabajando en contextos impredecibles e inestables. Siete trabajadores fueron detenidos en Myanmar en junio y dos de ellos siguen aún en esa situación. En abril, en Kivu Norte, República Democrática del Congo (RDC), dos trabajadores fueron secuestrados y liberados sanos y salvos varias horas después. Hombres armados ingresaron al centro de salud Huth, en Yemen, y amenazaron al equipo de MSF. El hospital de Daynile, en las afueras de Mogadiscio, Somalia, fue dañado por los bombardeos. Por todo esto, no siempre pudimos responder como pretendíamos a las necesidades de las poblaciones.

Dr Unni Karunakara, Presidente Internacional de MSF Jérôme Oberreit, Secretario General de MSF

3


cambiante, y esto tiene consecuencias en las tasas de morbilidad y mortalidad. Hemos aprendido lecciones de los desafíos atravesados este año, como lo hacemos en cada nuevo entorno en el que trabajamos, para mejorar nuestra respuesta.

Las inundaciones afectan a cientos de miles alrededor del mundo

Tifones en Filipinas causaron inundaciones varias veces a lo largo del año, y MSF brindó asistencia de emergencia, proveyendo artículos de primera necesidad y atención médica. Actividades similares se llevaron a cabo ante las grandes inundaciones en el norte de Camerún y el este de Nigeria. Los equipos también establecieron clínicas móviles, construyeron letrinas y suministraron agua potable cuando la provincia pakistaní de Balochistan y regiones del sudeste de Sudán sufrieron inundaciones.

Balance del año 2012

Mejorando la manera en la que llevamos asistencia

4

Constantemente debemos considerar si nuestro trabajo resulta en la mejor atención posible para las personas, cualquiera sea el entorno. Por ejemplo, en el caso de la salud materna: la mayoría de las muertes maternas ocurren justo antes, durante o después del parto y son producidas por complicaciones que muchas veces no pueden anticiparse. Servicios obstétricos de emergencia de calidad, de atención postnatal, y cuidado posterior ante abortos no seguros son críticos para disminuir la mortalidad materna. Preocupados por la falta de reconocimiento de esta situación, desde MSF nos hemos comprometido más en el suministro de atención obstétrica de emergencia. Nuestros equipos asistieron más de 185.000 nacimientos en 2012, y en aproximadamente 1 de cada 10 de éstos se trató de cesáreas. Nuestro acercamiento al VIH también está cambiando. En KwaZuluNatal, Sudáfrica, estamos centrados en lograr que más personas sean testeadas y que puedan iniciar lo antes posible el tratamiento, asegurándonos además que los pacientes puedan acceder a la atención más cerca de sus casas. El objetivo de modelos como el de descentralización del diagnóstico, la atención y el tratamiento es maximizar el impacto en la salud de los pacientes, y minimizar la propagación del virus, dado que el tratamiento reduce significativamente el riesgo de transmisión. Nuestro equipo en Suazilandia

está mejorando las estructuras de laboratorio y la capacidad de las clínicas locales en preparación para la implementación de un enfoque similar de “testeo y tratamiento”, pero aún hay muchos más retos que debemos encarar. El VIH pediátrico, la co-infección con otras enfermedades, las infecciones oportunistas y el abandono de las personas con VIH en lugares donde la prevalencia está considerada “no tan alta”: estas cuestiones son invisibles en países ricos, pero requieren de nuestra atención urgente en los lugares en los que trabajamos. A pesar del progreso en la reducción de la mortalidad a causa de la malaria, 660.000 personas –la mayoría niños africanos- continúan muriendo cada año. En las áreas hiperendémicas de Koutiala (Mali) y Moissala (Chad), MSF introdujo la quimioprofilaxis durante el pico de la temporada: los equipos administraron tratamiento antimalaria de forma sistemática a niños entre los tres meses y cinco años y el número de casos de malaria simple tratados en las siguientes semanas bajó fuertemente (66% en Koutiala y 78% en Moissala). Esto es un avance positivo, pero el efecto letal de la malaria implica que la enfermedad debe continuar siendo una prioridad. Cepas de malaria resistentes a los actuales medicamentos ya son una preocupación en el sudeste de Asia, y hasta el momento no hay otras alternativas de tratamiento. MSF está analizando cómo nuevos programas pueden abordar la malaria resistente a los medicamentos.

Tuberculosis resistente a los medicamentos: una emergencia sanitaria

La resistencia a los medicamentos ha alcanzado un punto de crisis en lo que respecta a la tuberculosis (TB). La cifra sobre la prevalencia de la TB resistente a los medicamentos (DRTB) ha consternado a los médicos que abordan la enfermedad: en Uzbekistán, el 65% de los pacientes de TB de MSF tienen DR-TB. Pero dado que sólo una minoría de pacientes tiene acceso a las pruebas para medir la resistencia a los fármacos, esto es sólo la punta del iceberg. La introducción de un test que detecta la resistencia casi ha cuadruplicado los diagnósticos de DR-TB en uno de los programas de MSF en Zimbabwe. Para el 20% de las personas con DR-TB que tiene acceso al tratamiento, lo que sigue son dos difíciles años de píldoras e inyecciones, con severos efectos secundarios. El

tratamiento es tan duro que algunos optan por abandonarlo, aceptando así la sentencia de muerte que esto conlleva. Esto es una emergencia. Cientos de miles de personas necesitan urgentemente mejores métodos de diagnóstico. Necesitan regímenes de tratamiento que sean efectivos, lleven menos tiempo y no sean tóxicos.

Una vacunación no tan de rutina

La “Década de las Vacunas” –una colaboración que incluye a la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y fundaciones privadas- fue lanzada en 2010, pero de hecho dos años después la cantidad de niños que no han recibido el paquete básico de inmunización ha crecido, de 19 a 22.4 millones. Se invierten grandes sumas en vacunas, pero el impacto no es obvio. Cientos de miles de niños continúan muriendo cada año como consecuencia de enfermedades prevenibles. Los niños que viven en lugares donde la infraestructura de caminos es escasa, no hay electricidad o reina la inseguridad, están en riesgo de quedar excluidos de la inmunización. Esto se debe a que la mayoría de las vacunas deben permanecer refrigeradas desde su producción hasta el momento de administración, requieren más de una dosis y necesitan de un trabajador sanitario capacitado para administrarse. Estas limitaciones hacen que sea muy difícil llegar a las poblaciones remotas. Se debe invertir para hacer que los programas de vacunación funcionen: desarrollando nuevas tecnologías y herramientas más sencillas, adaptando la entrega y reduciendo los costos. En última instancia, nuestro objetivo consiste, como siempre, en permitir el acceso a la atención médica a todos los que lo necesitan, sin importar quienes sean o donde se encuentran. Nuestras frustraciones por las limitaciones de los medicamentos y herramientas disponibles, y las restricciones de acceso y de respuesta, no nos frenan. Gracias al constante apoyo de millones de personas alrededor del mundo, nuestra independencia e imparcialidad nos han permitido hacer llegar una asistencia fundamental a personas en crisis. Continuamos esforzándonos para mejorar esa asistencia.

Muchas gracias. * Mone y Blanca fueron liberadas en julio de 2013.


Acciones Regionales La oficina en Buenos Aires, Argentina, apoya al movimiento MSF a través de acciones de difusión y denuncia de las crisis médico-humanitarias que ocurren en el mundo, reclutamiento de profesionales y recaudación de fondos para sostener las operaciones en más de 70 países. Las actividades que se describen en esta sección dan cuenta de nuestro compromiso con ese objetivo: MSF: 40 años de Acción Humanitaria Independiente

Panel de Reflexión y Debate “Investigación, Producción, Decisiones y Uso Saludable de Medicamentos”

MSF participó de este panel científico que se desarrolló en octubre en la Universidad Nacional de Córdoba, en el marco de las celebraciones por los 400 años de la institución educativa.

Acciones regionales 2012

Se realizaron visitas a diferentes ciudades del país con la muestra fotográfica e informativa “MSF: 40 años de Acción Humanitaria Independiente”. Esta exhibición, que había sido inaugurada en Buenos Aires a finales de 2011, fue transformada en una versión transportable que entre marzo y diciembre de 2012 se presentó en el hall de la Municipalidad de Mar del Plata, La Vieja Usina de Paraná, el Museo de Antropología de la Universidad Nacional de Córdoba y en el Centro Cultural Bernardino Rivadavia de Rosario. Se trata de más de 35 imágenes que recorren la historia de la organización, poniendo el foco en las intervenciones humanitarias más críticas en las que nuestros equipos intervinieron, y en aquellas crisis olvidadas que continúan en la actualidad. En cada locación se acompañó la muestra fotográfica con otras actividades: a través de charlas abiertas o proyecciones de films, el público pudo también acercarse al trabajo de MSF y a los desafíos a los que se enfrenta en terreno. Durante todo el año, muchas personas visitaron la muestra de fotos, más de 100 asistieron a las charlas y más de 200 vieron las películas.

5


MSF en Acción: Campo de Refugiados

Entre el 27 de agosto y el 2 de septiembre se realizó una exhibición audiovisual en la Plaza San Martín de Buenos Aires con el objetivo de interiorizar al público sobre el trabajo de MSF en campos de refugiados y la situación crítica que muchos de éstos afrontan actualmente. A través de un recorrido con audio guías, los visitantes podían comprender las problemáticas sanitarias que atraviesan los refugiados y las diversas instancias de trabajo de MSF en este tipo de contextos, a menudo bajo condiciones extremas y actuando contra reloj, para salvar vidas y aliviar el sufrimiento. Más de 1000 personas visitaron la muestra.

Para acompañar esta exhibición se desarrolló un micrositio virtual que aún está disponible en » http://msf.org.ar/MSFenAccion/

Conversaciones desde el Terreno

El 29 de agosto, en el marco de la exposición “MSF en Acción: Campo de Refugiados”, se realizó una charla en el auditorio de la Fundación Navarro Viola. En el encuentro, seis profesionales de la organización compartieron con el público sus experiencias trabajando en proyectos humanitarios internacionales de atención a refugiados y desplazados internos. Casi 100 personas los escucharon y luego pudieron realizar preguntas y comentarios. Algunas partes de la charla pueden verse on line en:

» http://youtu.be/nLE7RF_hMB4?t=2m13s

Acciones regionales 2012

Médicos Sin Fronteras en el Teatro San Martín

6

Se organizaron diversas actividades en el prestigioso Teatro San Martín de Buenos Aires, en el marco del ciclo Rituales de Pasaje. El 19 de noviembre se proyectó “Viviendo en Emergencia” en la Sala Leopoldo Lugones frente a casi 150 personas. Luego de la película hubo un pequeño debate moderado por Halima Tahan, directora del ciclo, junto a dos profesionales de MSF. La misma película se volvió a proyectar el día 3 de diciembre. Además, desde el 21 de noviembre y hasta fines de diciembre se expusieron en la Fotogalería 55 imágenes del proyecto multimedia “Sobrevivientes Urbanos”, desarrollado por MSF en colaboración con la agencia fotográfica NOOR y Darjeeling Productions, con el objetivo de retratar las necesidades humanas y médicas de las poblaciones que MSF asiste en asentamientos urbanos de Sudáfrica, Bangladesh, Guatemala, Haití, Kenia y Pakistán. Las imágenes fueron tomadas por los prestigiosos fotógrafos Pep Bonet, Stanley Greene, Andrea Bruce, Jon Lowenstein, Francesco

Zizola y Alixandra Fazzina. La exposición contó con la curaduría del director de la Fotogalería, Juan Travnik. El proyecto multimedia completo puede visitarse en

» www.urbansurvivors.org/es


Sensibilización e intercambio

Durante 2012 los equipos de sensibilización en vía pública siguieron trabajando en Buenos Aires y Córdoba. Por cuatro meses hubo un equipo en Rosario y el último trimestre, en Montevideo, Uruguay, donde se sumaron nuevos socios. La presencia en Internet fue continuada a lo largo del año, y se realizaron dos campañas de televisión para informar sobre la acción de MSF e invitar a colaborar. La muestra de fin de año del taller de canto “Artes Ancestrales” fue una Iniciativa Solidaria propuesta por su coordinadora, cuya recaudación fue donada en un 100%. Se firmó un convenio de apoyo con la empresa de encuestas online LIVRA.com, a través del cual las personas que responden encuestas pueden donar los puntos ganados a MSF, los cuales luego se convierten en un aporte económico. Además, realizamos reuniones con los socios de Rosario, Córdoba, Salta y Mar del Plata, a quienes agradecemos sus demostraciones de apoyo y compromiso.

El equipo de Recursos Humanos de la oficina, junto a profesionales de MSF con experiencia de trabajo en el terreno, realizaron charlas y presentaciones en hospitales y universidades, en Argentina y en otros países de la región, como Colombia y Chile. También estuvieron presentes en diversos congresos profesionales: el Congreso Nacional de Cirugía y el Congreso Mundial de Anestesiología que se desarrollaron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Congreso Nacional de Ginecología en Mendoza y el Congreso Nacional de Medicina Interna en Córdoba, entre otros. Con estas actividades se busca interesar a los profesionales sanitarios para que decidan incorporarse a la organización como trabajadores humanitarios, contribuyendo así desde esta parte del mundo, a proveer a los proyectos de los recursos humanos necesarios.

Acciones regionales 2012

Charlas informativas

7


Nuestro equipo Pool 2012* 123 personas

Salidas a terreno: 76, de las cuales 11 primeras misiones Personal reclutado para proyectos: 28

*Pool: cantidad de personas trabajando en terreno y/o disponibles para salir a terreno.

7% otros*

6% peruanos

6% chilenos

*Bolivia, Paraguay, Uruguay, Venezuela y otros.

Cantidad de socios y donantes a fines de 2012: 18.393

14% colombianos

Recaudación anual 2012: € 1.315.041,17 $ 7.638.412,91 ARS

67% argentinos

Algunos de los integrantes de la oficina en Buenos Aires comparten en qué consiste su trabajo:

Marina Coll

Reclutadora, RRHH “Mi rol consiste en identificar los profesionales idóneos para que cubran las posiciones que requieren nuestros proyectos en distintas partes del mundo. Recibo muchísimos currículums y el desafío es encontrar a aquellos que, además de estar motivados, tienen las características que la organización hoy en día necesita.”

José Ramón Benito

Asesor Logístico “Trabajo de logista desde hace 15 años brindando soporte técnico a los equipos médicos que están en el terreno. Los logistas nos ocupamos de conseguir lo que necesitan los equipos en cantidad, calidad, tiempo y lugar adecuados. Para lograrlo trabajo en áreas como transporte, almacenamiento, agua y saneamiento, comunicaciones, construcción, energía.”

Nuestro equipo

» Mantenete informado sobre MSF en www.msf.org.ar

8

Visitantes de la web 2012 180.700

Reinaldo Estrella

Asistente de Coordinación Diálogo Directo “Gestiono los equipos de sensibilización en la vía pública desde el punto de vista operativo y trabajando constantemente en la motivación de los sensibilizadores. A través de ellos buscamos acercar la organización a la gente, cara a cara, desde la calle. Sumamos personas que contribuyan con nuestra independencia.“

» Conocé mejor los proyectos que MSF desarrolla en www.youtube. com/user/MedicosSinFronteras

“Me gusta” en Facebook 218.895

Javier Madariaga

Responsable de Finanzas y Administración “Mi área es la responsable de proteger los activos de la organización y de garantizar la correcta rendición de cuentas y transparencia hacia nuestros donantes, autoridades y la sociedad civil en general. Debemos asegurarnos de que los recursos sean bien direccionados para alcanzar nuestra misión social.”

» Seguí conectado con nosotros por www.facebook.com/medicossinfronteras.ong y por https://twitter. com/MSF_Argentina

Seguidores en Twitter 7.000


Ante una oportunidad histórica de transformar la realidad para los pacientes de Chagas Dr. Unni Karunakara, Presidente Internacional de Médicos Sin Fronteras (MSF)

Endémico en 21 países de América Latina. Entre 8 y 10 millones de personas lo padecen. Mueren 12.500 personas por año. Durante 2012, 2286 pacientes de Bolivia y Paraguay completaron su tratamiento con MSF.

Una transformación real de esta situación sólo será posible si los gobiernos de los países endémicos de América Latina asumen el compromiso de cerrar la considerable

brecha existente entre el número de personas que viven con Chagas y el de aquellas que reciben tratamiento. Los estados latinoamericanos están ante una oportunidad histórica, 104 años después del descubrimiento de la enfermedad, de finalmente comenzar a transformar la realidad del Chagas. En los últimos años ha habido importantes avances. La organización no gubernamental DNDi (Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas, según sus siglas en inglés) ha desarrollado una formulación pediátrica del medicamento para la enfermedad, que permitirá mejorar el tratamiento en los niños. Se han creado además, el Día Internacional de Chagas y la Federación Internacional de Pacientes de Chagas, que permite a aquellos afectados contar con una plataforma desde la cual hacer escuchar su voz. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han aprobado sendas resoluciones en las que se recomienda que el diagnóstico y el tratamiento de Chagas sean integrados en los centros primarios de atención sanitaria (es decir, en aquellas clínicas y hospitales más cercanos a la comunidad), y que se fortalezca ahora el suministro de los tratamientos existentes con el objetivo de universalizar el acceso al mismo en el futuro. Pero

aún queda mucho por hacer para que estas resoluciones se traduzcan en acciones concretas. (…) La gran barrera hoy en día para el acceso de los pacientes al diagnóstico y tratamiento es la falta de recursos humanos y una infraestructura de salud primaria robusta que incluya un programa de promoción y educación tanto para la población como para los mismos profesionales sanitarios encargados de brindar tratamiento. Hacen falta herramientas de diagnóstico más sencillas y mejores tratamientos, adaptados a los contextos. Se precisan nuevos medicamentos que acompañen este proceso; y entretanto OMS y OPS deben apoyar los esfuerzos de los gobiernos, garantizando que los fármacos necesarios estén disponibles en todos los países afectados. Desde 1999, MSF ha venido trabajando en Chagas, atendiendo a más de 7.000 pacientes en distintos países de América Latina y demostrando así que es posible brindar tratamiento. Por supuesto, implica tiempo, trabajo y compromiso de las autoridades, pero el momento de empezar a transformar la vida de millones de pacientes con Chagas es ahora. Una versión de esta pieza de opinión fue publicada originalmente en el periódico Página 12 de Argentina y La Razón de Bolivia, en conmemoración del Día Internacional de Chagas.

• Video del proyecto en la provincia de Narciso Campero, Bolivia: http://youtu.be/BevzD1jv6EE • Informe “Contra El Olvido” sobre tres enfermedades olvidadas: http://www.msf.es/contra-el-olvido/index.html

Articulo sobre Chagas

Lamentablemente, las experiencias de Narciso Campero y Boquerón son sólo una gota en el mar si tenemos en cuenta el impacto actual que tiene la enfermedad de Chagas: se estima que hay entre 8 y 10 millones de casos en todo el mundo y que la enfermedad causa la muerte de 12.500 personas cada año, convirtiéndose así en una de las infecciones parasitarias con mayor tasa de mortalidad en el continente americano. En Bolivia, se estima que la cantidad de afectados asciende a 1.000.000 personas, y que más de 3.2 millones de habitantes se encuentran expuestos a la enfermedad en zonas endémicas, mientras que en Paraguay se calcula que hay 150.000 afectados. La situación es aún más difícil para aquellos pacientes que han desarrollado complicaciones a nivel del sistema cardíaco o digestivo derivadas de la enfermedad, ya que el cuidado paliativo en estos casos es muy costoso, llegando incluso a requerir cirugías.

© MSF

H

ace pocos meses, durante una visita a Bolivia, tuve la oportunidad de conocer el proyecto de diagnóstico y tratamiento de Chagas que Médicos Sin Fronteras (MSF) desarrolla en la provincia de Narciso Campero, ubicada en la zona rural del departamento de Cochabamba, y con una de las más altas prevalencias de la enfermedad en el país. Durante mi estadía pude conversar tanto con pacientes como con personal de MSF, y constatar que, a pesar de las dificultades, el diagnóstico y tratamiento de la población en zonas alejadas de los centros urbanos es posible. Este proyecto se suma al que la organización viene desarrollando en Paraguay, en el departamento de Boquerón, donde nuestros equipos también están trabajando en áreas remotas, con comunidades aisladas afectadas por el Chagas.

9


La crisis humanitaria se intensifica El conflicto armado que se inició en marzo de 2011 se intensificó durante 2012: se reportó un creciente número de damnificados, mientras que el acceso de la población a la atención médica se vio reducido y la asistencia provista fue menor en relación a las necesidades existentes. La atención médica para las víctimas directas de la violencia no fue el único problema: la inseguridad reinante, la destrucción de las estructuras sanitarias y el colapso del sistema sanitario significa que mucha gente no puede acceder a la asistencia de rutina o de emergencia que requiere. A medida que avanzaba el año, la situación humanitaria en el país continuaba deteriorándose.

Atención a las víctimas del conflicto

Siria

A pesar de no contar con la autorización del gobierno sirio para dispensar atención médica, MSF decidió trabajar en el país en las áreas controladas por la oposición. Dos hospitales fueron organizados en Idlib y un tercero en Aleppo. En junio, una unidad de cirugía de 15 camas fue inaugurada en Idlib. Esta incluía un quirófano, una sala de emergencias y otra de resucitación. En noviembre el equipo comenzó a brindar fisioterapia post-operatoria. Al final del año, más de 660 procedimientos quirúrgicos habían sido realizados y más de 2200 pacientes habían recibido atención de emergencia. El equipo del hospital de la región de Jabal Al-Akrad, también en Idlib, primero trabajó en una cueva y luego en una granja reformada. Allí se estableció un centro de atención de consultas externas, una sala de emergencias y un quirófano; llegando a atender más de 7200 consultas durante todo 2012. Personal de MSF también distribuyó artículos de primera necesidad entre los despla-

10

Datos 2012:

12.450 consultas externas

1.020 cirugías realizadas

180 partos asistidos

zados por el conflicto. En el hospital de Aleppo no sólo se trataron heridos de guerra sino que también se brindaron servicios obstétricos, atención de todo tipo de emergencias y cuidados primarios. El equipo realizó un promedio de 70 cirugías cada mes.

© Nicole Tung

Siria

MSF trabaja en Siria desde 2009

Expandiendo los servicios médicos Mientras el acceso al sistema de salud se deterioraba cada vez más, MSF fue incorporando otras actividades como atención primaria, vacunación y cuidados maternos. En la zona de Deir Ezzor, por ejemplo, se proveyó de medicación a pacientes que habían tenido que interrumpir sus tratamientos por enfermedades crónicas como asma, diabetes o cardiopatías. Además, MSF donó toneladas de medicamentos y suministros médicos a las estructuras de salud de Aleppo, Homs, Idlib, Hama, Deraa y Damasco y, en septiembre, hizo una gran donación a la Media Luna Roja siria en Damasco. Los equipos de MSF también distribuyeron artículos de primera necesidad a los desplazados por el conflicto y a los residentes locales. Para finales de año, a pesar de repetidas solicitudes, MSF aún no había recibido permiso del gobierno sirio para trabajar en el país.

Asistencia a los refugiados A finales de 2012, cientos de miles de refugiados sirios estaban viviendo en países vecinos, luego de haber tenido que huir de sus hogares. MSF mantiene programas de asistencia en Irak, Jordania, Líbano y Turquía.

Andrés Carot

Cirujano argentino* Cuando supe que MSF estaba trabajando en Siria pedí ir allí. Porque mi experiencia anterior me había demostrado cómo MSF puede contribuir a cambiar realidades. Y porque en situaciones de guerra aparece lo mejor y lo peor del ser humano: lo mejor lo vivís con los pacientes y con la gente local que trabaja brindando asistencia, que permanecen allí por vocación; que se quedan a curar a su gente. Estuve en un proyecto en Idlib, en un hospital montado en lo que había sido un criadero de pollos. Estaba abierto para todas las personas, civiles y combatientes. Teníamos una sala de emergencias, un pequeño laboratorio, un lugar donde clasificábamos los pacientes cuando llegaban en cantidad y un quirófano. También contábamos con una sala de maternidad. Es que, además del conflicto, teníamos que hacer frente a dos años con un sistema de salud colapsado. Entonces también llegaban las urgencias de la vida diaria: desde cesáreas hasta accidentes de tránsito y pacientes diabéticos descompensados. * Andrés estuvo en Siria en dos ocasiones durante el primer semestre de 2013.

• Entrevista en video sobre proyecto quirúrgico de MSF: http://www.msf.org.ar/noticias_y_prensa/nota1.asp?idnoticia=610 • Dos periodistas de MSF documentan el éxodo de ciudadanos sirios debido al conflicto: http://storify.com/MSF_espana/exodo-sirio • Imágenes de la vida en un campo de refugiados: http://www.msf.es/multimedia/videos/2013/vida-en-un-campo-desplazados-en-siria


Innovación en el tratamiento de VIH/sida

Año: 2012 Cantidad de pacientes con VIH atendidos: 310.500 Cantidad de pacientes bajo tratamiento con antirretrovirales: 284.270

Es uno de los países con mayor prevalencia de VIH (26% de la población adulta y 42% de mujeres embarazadas) y de tuberculosis(TB) (más de 1200 infectados por cada 100.000 personas), con una tasa de co-infección TB-VIH de un 80%. Como el 70% de la población vive en zonas rurales, el proyecto que integré en la región de Sishelweni, se basa en un sistema descentralizado con más de 20 clínicas de atención primaria. Debido a la falta de médicos, MSF busca fortalecer el rol del enfermero, brindándole entrenamiento y permitiéndole cambiar de tareas asiduamente, para incentivar su aprendizaje. Además, provee servicio psico-social mediante grupos de apoyo, e incorpora la figura del paciente experto (un integrante de la comunidad que trabaja dando sostén a otros pacientes). Se realizan charlas, eventos y visitas domiciliarias para informar y concientizar sobre la enfermedad en la comunidad, a fin de aumentar el número de personas testeadas y que, de ser necesario, inicien el tratamiento cuanto antes. Para aminorar el abandono del tratamiento, se implementó un servicio de seguimiento vía SMS: se envían mensajes de texto a los pacientes (principalmente mujeres embarazadas) para recordarles de su cita en el hospital y así lograr que continúen con el tratamiento.

Sudáfrica (Daniela Garone) El proyecto de MSF que integré está ubicado en Khayelitsha, un barrio precario en las afueras de Ciudad del Cabo donde viven más de 500.000 personas, con una tasa de prevalencia del VIH del 23% y de co-infección con TB cercana al 70%. Khayelitsha fue el primer programa público en distribuir ARV a pacientes con HIV en Sudáfrica y contribuyó a que el gobierno reconociera y enfrentara la epidemia. En 2001 se trató al primer paciente y, diez años después, funcionaban 11 clínicas y más de 20.000 pacientes que iniciaron ARV sobrevivieron. Actualmente, el proyecto está a cargo de las autoridades sanitarias locales y cuenta con la colaboración de MSF. Desde sus inicios el programa trabajó fuertemente en la prevención de nuevas infecciones por VIH. Se realizan campañas de concientización y educación para la comunidad, y testeos y prevención generalizados. Se organizaron grupos de apoyo comunitarios integrados por pacientes co-infectados por VIH/sida y TB que se brindan apoyo mutuo para seguir el tratamiento y vencer el estigma social. Los enfermeros, al igual que en Suazilandia, son quienes proveen el tratamiento ARV. También se distribuyen hasta un millón de condones por mes, lo que redujo el nivel de consultas por enfermedades de transmisión sexual. En 2008, se implementó un programa por el que pacientes estables bajo tratamiento ARV reciben su medicación fuera del servicio médico, por ejemplo, en una biblioteca comunitaria. Luego de dos años, estos pacientes han tenido menos riesgo de fracasar en el tratamiento. Este modelo de “club de adherencia” ha sido replicado en otros países por su efectividad y beneficio para pacientes y personal de salud, que puede dedicar más tiempo a los pacientes más enfermos. Por último, se han investigado las razones por las que los pacientes abandonan el tratamiento, intentando entender qué percepción tienen de ese abandono y de las barreras que pueden estar generando los servicios médicos o el personal sanitario.

Innovación en el tratamiento de VIH/sida

Suazilandia (Marcela Tommasi)

Daniela Garone. © Juan Carlos Tomasi

D

esde 1999, MSF trabaja en VIH/sida brindando atención a pacientes y abogando por el acceso a tratamientos y métodos de detección y control más baratos, accesibles y simples de usar para las poblaciones de menores recursos. En la actualidad, MSF colabora con los ministerios de salud de 23 países en la provisión de asistencia a más de 300.000 pacientes con VIH/sida, en programas integrales que incluyen actividades educativas y de sensibilización para prevenir la transmisión, distribución de condones, análisis con asesoramiento antes y después de los mismos, prevención y tratamiento de infecciones oportunistas y de la transmisión madre a hijo, apoyo psicosocial y tratamiento con antirretrovirales (ARV). A lo largo de los años, y con la experiencia de implementar proyectos en contextos muy diferentes, MSF ha buscado una mirada innovadora en el diseño de sus programas de VIH/sida, para hacer más efectivo el tratamiento. En 2012, las médicas infectólogas Marcela Tommasi y Daniela Garone compartieron un desayuno con periodistas en el que explicaron sus experiencias en proyectos de MSF que aportan nuevas estrategias en el involucramiento de las comunidades y en el acceso al diagnóstico y tratamiento.

11


Imágenes de 2012

En 2012 los equipos de MSF trabajaron en 372 proyectos de acción médica y humanitaria en 71 países. A continuación, compartimos algunas de esas intervenciones a través de imágenes: A fines de julio MSF lanzó su intervención de emergencia ante un brote de Ébola. En el Hospital de Kagadi, al oeste de Uganda, un profesional se prepara para entrar en contacto con pacientes infectados. © MSF

Imágenes de 2012

Más de 110.000 personas recibieron las dos dosis de la vacuna oral contra el cólera en medio de un brote de esta enfermedad en Guinea-Conakry. Fue la primera vez que se realizó una vacunación de este tipo de forma masiva y con buenos resultados, demostrando que es posible realizar vacunaciones masivas en respuesta a brotes epidémicos. © David Di Lorenzo/MSF

12

Un joven paciente con tuberculosis multirresistente a los medicamentos, discute con una enfermera de MSF sobre su tratamiento, en un hospital cercano a Dushanbe, la capital de Tayikistán. Este es el primer programa de su tipo que se lleva a cabo en el país, que cuenta con la tasa de tuberculosis más alta de Europa. © Natasha Sergeeva/MSF


Por la violencia continuada a lo largo de los años, en República Democrática del Congo se hace muy difícil acceder a la salud. MSF está presente desde 1991 y en 2012 debió realizar una intervención de emergencia en Kivu Sur por la cantidad de personas que se vieron desplazadas de sus hogares a causa del conflicto entre facciones armadas del gobierno y grupos rebeldes. © Juan Carlos Tomasi

El equipo de MSF apoya las actividades médicas y sostiene el centro de alimentación terapéutica del hospital de Boost. Este hospital se encuentra en Lashkar Gah, la capital de la provincia afgana de Helmand, una de las zonas más afectadas por el conflicto. En todo el sur de Afganistán solo hay dos hospitales de referencia y el de Boost atiende a una población de aproximadamente un millón de personas. © Camille Gillardeau

Imágenes de 2012

El río Evros, en la frontera entre Grecia y Turquía, es el principal punto de entrada de inmigrantes sin papeles en Europa. En la zona, todos los inmigrantes detenidos son remitidos al Centro de Registración de Poros. Allí, los equipos de MSF brindan atención primaria a los más vulnerables: niños, mujeres embarazadas, adultos mayores, personas con alguna discapacidad; así como también a aquellos afectados por el duro trance del cruce de la fronteras. © Juan Carlos Tomasi

13


Sudán del Sur

Consultas externas atendidas en Sudán del Sur durante 2012: 869.300 Sudán del Sur es el tercer país con más consultas externas atendidas en el año

E

n el año en el que conmemoró su primer aniversario, Sudán del Sur, el país más joven del mundo, continuó sumido en una situación crítica. Debido a la casi inexistencia del sistema de salud público, a la violencia continuada en el territorio y al masivo flujo de refugiados y desplazados, MSF debió implementar uno de sus programas más grandes de atención de emergencia.

En los campos de refugiados Batil, Jamam, Gendrassa, Doro y Yida, MSF brindó asistencia médica a los sudaneses que huían del conflicto. También se abrieron proyectos en ocho de los diez estados de Sudán del Sur y en el territorio disputado de Abyei. En 2012, aproximadamente 180 profesionales internacionales y 800 trabajadores locales integraron proyectos en el país. En hospitales, puestos de salud y clínicas móviles, MSF brinda asistencia médica a cientos de miles de personas que sufren desde heridas de guerra hasta malnutrición, malaria, enfermedad del sueño u otras enfermedades infecciosas.

En el punto de distribución de agua del campo de refugiados de Batil, mujeres y niños deben atravesar agua y barro para poder llenar sus bidones con agua potable. Las casi 113.000 personas que vivían en julio en Batil sufrieron grandes inundaciones durante la temporada de lluvias. La tierra, yerma y arcillosa en la estación seca, se convierte en un pantano del que sólo sobresalen algunos islotes secos y en el que se hace muy difícil excavar pozos de agua, transportar materiales y personas, y mantener las condiciones mínimas de higiene y salubridad. © Nichole Sobecki

Sudán del Sur

Peter Chacha, trabajador de MSF, recorre la aldea de Lekwongole informando a la población sobre la llegada de una clínica móvil que brindará asistencia médica gratuita. Esta aldea, como muchas en el estado de Jonglei, fue escenario de luchas muy violentas entre comunidades rivales, a principios de año.

14

© Robin Meldrum

Mohammed, en esta foto con su hermano mayor, fue encontrado por la coordinadora médica de MSF en una zona alejada en el campo de Batil. Muy desnutrido, debió ser llevado al hospital y puesto en tratamiento inmediatamente. © Olga Overbeek

En el campo de refugiados de Jamam las personas hacen filas esperando ser trasladadas a un nuevo campo. El equipo de MSF revisa a cada uno antes de viajar para asegurarse de que estén en condiciones. Se presta especial atención a niños, mujeres embarazadas y ancianos; a los más enfermos se los traslada al hospital de MSF en el campo de Jamam. © Corinne Baker/MSF


Un equipo de MSF realiza tareas de concientización sobre posibles problemas de salud mental vinculados a experiencias traumáticas, en el campo de Doro, en Maban, estado de Alto Nilo. En noviembre, se estimaba que más de 110.000 personas vivían en los cuatro campos de refugiados que hay en Maban, 45.000 en Doro. © Florian Lems/MSF En el centro de alimentación terapéutica de MSF en el Estado de Alto Nilo, la mayoría de los niños presentaban alguna enfermedad que contribuía a su estado de desnutrición. Eran hospitalizados durante una semana aproximadamente y luego se los derivaba al programa de alimentación ambulatoria que duraba entre 2 y 4 semanas. © Brendan Bannon

Martín Sosa Vista del hospital de MSF en el campo de refugiados de Batil, en un día soleado y sin lluvia. © MSF/Olga Overbeek

En el campo de refugiados de Yida, en el estado sursudanés de Unidad, la mortalidad infantil alcanzó en junio y julio de 2012 cuatro fallecimientos de niños menores de 5 años por cada 10.000 personas, lo que multiplica en más del doble el umbral de emergencia. © James Keogh/Wostok Press

Banuna acaba de despertar luego de cinco días en coma debido a la malaria. Su madre, Arabiya la acompaña en el hospital de MSF en Doro. Arabiya cuenta que tuvieron que dejar todo cuando huyeron del estado de Nilo Azul, que perdió a dos hermanos y a una tía y comenta “No puedo pensar sobre mi futuro, mi mente está todavía en mi casa”. © MSF/Olga Overbeek

MSF ocasionalmente solicita fondos para una emergencia determinada, prefiriendo las donaciones sin destino específico que se asignan donde más se necesita. Sin embargo, en 2012 se había estimado un presupuesto para los proyectos en Sudán del Sur que debió aumentarse debido a la magnitud de la crisis. A fin de solventar la brecha se lanzó una campaña de recaudación de fondos para los proyectos en ese país. Gracias al aporte de muchos argentinos se recaudaron $ 114.924 ARS

Estuve en Raga, al oeste, y en Yambio, al sur; donde MSF trabaja en conjunto con el Ministerio de Salud, haciéndose cargo de las guardias de pediatría, de la atención en maternidad y de la cirugía de emergencia en hospitales públicos. En Raga tuve mi primer paciente con tétanos neonatal. Para hacer la situación más difícil, era un bebé prematuro de 1,8kg., hijo de una mujer desnutrida. Incluso en manos del mejor equipo de neonatología, cerca de la mitad de los bebés con tétanos muere pero –gracias al esfuerzo de todo el equipo local, la familia del bebé y la extraordinaria jefa de enfermería– en tres semanas el niño se recuperó y fue dado de alta. También estuve en Leer en un hospital manejado completamente por MSF que provee atención a una gran parte de la población de Unidad, un estado de Sudán del Sur. Es el centro de tratamiento de kala azar y tuberculosis más grande del país y tiene el quirófano más ocupado en el que trabajé hasta ahora. El promedio de casos quirúrgicos variaba entre tres y ocho por día, y, por la noche, me despertaban frecuentemente por algún herido por arma de fuego o blanca, o alguna cesárea... o todo junto.

Sudán del Sur

Cirujano – Córdoba

15


David Cantero acerca su mirada sobre Médicos Sin Fronteras y la acción humanitaria en general así como sus expectativas y proyectos en este nuevo rol. Desde 1996 formás parte de Médicos Sin Fronteras y has asumido roles diversos en la organización a través de los años. Siguiendo tu experiencia, ¿cómo ves que cambió la acción humanitaria con el paso del tiempo?

Si miro hacia las entrañas de lo que es la ayuda humanitaria, diría que el cambio más importante ha sido su profesionalización. Trabajadores cada vez más experimentados en cada una de las áreas, formaciones específicas desarrolladas para cada una de las disciplinas y herramientas adaptadas especialmente para el trabajo humanitario. También han cambiado mucho los contextos en los que intervenimos: crisis humanitarias más complejas, ejércitos haciendo lo que ellos llaman “ayuda humanitaria”, creando una gran confusión entre lo político/militar y lo realmente humanitario, y los trabajadores humanitarios siendo cada vez más blanco de ataques. En medio de este panorama de complejización y tras el boom de las ONGs en la última década, hemos evidenciado que en las grandes crisis (como por ejemplo en el caso de Haití) hay muy pocas organizaciones sociales que estén preparadas para proporcionar ayuda humanitaria de emergencia de calidad, rápida y eficiente.

Nuevo director de MSF en Argentina

Entonces, ¿cuáles son para vos los desafíos de la acción humanitaria actualmente?

16

En un mundo cambiante, la acción humanitaria tiene muchos desafíos como pueden ser el adaptarse a los nuevos fenómenos como la violencia urbana y la atención a poblaciones desplazadas, que ya no se encuentran en los clásicos “campos de refugiados” sino repartidas y confundidas con las poblaciones locales. Pero sobre todo, yo diría que el mayor desafío sigue siendo el de siempre: conseguir mantenerse totalmente independiente e imparcial. En el caso de MSF, el hecho de que el 89% de nuestros ingresos provenga de aportes de socios individuales

hace que podamos intervenir de manera independiente, atendiendo rápidamente a las necesidades de las poblaciones sin tener que seguir agendas ni intereses políticos, militares o religiosos.

¿Cuál creés que es el aporte de la oficina de MSF en Argentina?

Su papel es muy importante para el movimiento de MSF. Aporta un gran número de profesionales muy preparados para seguir realizando nuestras labores de ayuda humanitaria en todo el mundo. Yo he trabajado en muchos contextos rodeado de médicos latinoamericanos, con una dedicación encomiable. El aporte financiero también es significativo por parte de ciudadanos que demuestran una gran sensibilidad hacia el sufrimiento ajeno y quieren ayudar a sus semejantes. En Argentina y Uruguay ya contamos con más de 20.000 socios. Asimismo, toda Latinoamérica tiene mucho que aportar a la ayuda humanitaria y no sólo en forma de recursos humanos y financieros. Por ejemplo, Buenos Aires ya es para MSF un centro de comunicación para toda América de habla hispana; lo cual nos permite informar cada vez más sobre las crisis humanitarias. Sobre todo buscamos conseguir que la indignación inicial se transforme en un mayor y mejor conocimiento que active los mecanismos necesarios para que se puedan poner a disposición de las poblaciones en peligro valores añadidos en campos como la investigación médica, el análisis de conflictos, la innovación tecnológica o el desarrollo de modelos operacionales para cierto tipo de intervenciones.

En este sentido, tener oficinas en Latinoamérica debe ser interesante para MSF… Claro, MSF trabaja desde hace mucho en proyectos en Latinoamérica en contextos muy diferentes pero tener oficina en Buenos Aires nos acerca más a la realidad latinoamericana y a las poblaciones a las que atendemos.

A título personal, ¿qué te motivó a asumir el puesto de responsable de la oficina de MSF en Argentina?

El hecho de haber trabajado en el terreno y en otras oficinas durante muchos años y en diferentes áreas, me ha dado una visión global de la organización e hizo que me sintiera preparado para asumir una posición más estratégica; y sobre todo aquí, en un continente que conozco por mis experiencias pasadas y con el que me siento muy cercano no solo por afinidad cultural sino por razones personales de familia y amigos. Estoy muy ilusionado de asumir esta nueva posición y veo como un gran reto continuar con el impresionante trabajo que la oficina ha hecho hasta ahora, para apoyar la acción humanitaria independiente de MSF alrededor del mundo.

Por último, David, luego de tantos años de trabajo ¿qué te hace querer seguir trabajando en el mundo humanitario?

El hecho de pensar que con nuestro trabajo podemos aliviar, aunque sea un poco, el sufrimiento de personas como nosotros en cualquier parte del mundo. Me siento un gran afortunado pues hago lo que me gusta y lo que siempre quise hacer.

© MSF

Nuevo director de Médicos Sin Fronteras en Argentina

David es economista por la Universidad del País Vasco y cuenta con un máster en Ayuda Humanitaria. Desde 1996 trabaja con MSF ocupando diversos roles tanto en terreno como en sedes. Ha estado en Kenia, Georgia, Angola, República Centroafricana e India, entre otros países. Antes de llegar a Buenos Aires, David fue jefe de misión en Marruecos.


Médicos Sin Fronteras es una organización médico-humanitaria internacional e independiente, de carácter privado y sin fines de lucro. MSF internacional está compuesta por 5 centros operacionales (España, Francia, Bélgica, Holanda y Suiza) que en total gestionan más de 370 proyectos en todo el mundo, y oficinas en más de 20 países que sostienen su acción aportando recursos humanos y financieros. La oficina de Argentina fue creada por el centro operacional de España en el año 2001. La búsqueda de la eficiencia ha llevado a MSF a crear 10 organizaciones especializadas –denominadas satélites– para actividades específicas, como aprovisionamiento de suministros de ayuda humanitaria, estudios médicos y epidemiológicos e investigación en acción humanitaria y social. Al estar controladas por MSF, estas organizaciones están incluidas en los balances financieros aquí presentados. Las cifras que aparecen a continuación muestran las finanzas combinadas de MSF a nivel internacional, que se han calculado de conformidad con los estándares contables de MSF Internacional, que cumplen con la mayoría de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). Las cifras han sido auditadas conjuntamente por las consultoras KPMG y Ernst & Young, conforme a las normas internacionales de auditoría. Puede solicitarse una copia completa del Informe Financiero de 2012 a la Oficina Internacional.

2012 M€ 839.9 82.7 16.1

Fondos privados Fondos públicos institucionales* Otros**

Total Ingresos

937.7

2011 % 89 9 2

100

M€ 791.6 75.2 18.7

% 89 9 2

885.5 100

*Ver el detalle en el apartado “Fuentes de Ingresos”. **Se refiere a ingresos por intereses, por venta de bienes a otras organizaciones, artículos promocionales y otros ingresos.

GASTOS DE PROYECTOS POR PAIS / REGIÓN ÁFRICA Rep. Democrática del Congo Sudán del Sur Níger Somalia Kenia Sudán Chad Etopía Zimbabwe Nigeria Rep. Centroafricana Guinea Suazilandia Malawi Mali Sudáfrica Mozambique Sierra Leona Uganda Costa de Marfil Burundi Mauritania Camerún Rep. del Congo - Brazzaville Burkina Faso Zambia Egipto Madagascar Marruecos Otros países* Total

DESLOCALIZADOS Otros Actividades transversales Total

M€ 72.8 61.2 26.2 25.2 22.6 20.2 20.0 19.2 19.0 18.8 18.5 10.5 10.4 9.8 9.1 8.1 7.6 7.3 6.4 4.1 4.1 4.0 3.3 3.1 2.4 2.0 1.5 1.2 1.0 2.6

422.2

M€ 5.1 1.2

6.3

ASIA Y ORIENTE MEDIO Afganistán Pakistán Yemen Myanmar Irak India Siria Uzbekistán Líbano Bangladesh Territ. Palestinos Ocupados Kirguizistán Armenia Camboya Tayikistán Turquía Otros países* Total

M€ 16.5 14.5 13.3 13.0 12.9 10.9 9.6 5.9 4.9 3.7 3.6 3.1 2.0 1.8 1.3 1.2 4.9

123.1

AMÉRICA Haití Colombia Bolivia y Paraguay** México Otros países* Total

M€ 37.9 8.7 2.0 1.1 2.0

EUROPA Rusia Ucrania Francia Otros países* Total

M€ 6.3 2.4 1.2 1.2

OCEANÍA Papúa Nueva Guinea Total

51.7

11.1 M€ 5.0

5.0

*‘Otros países’ combina todos los países para los que los gastos de proyecto fueron inferiores a un millón de euros. **Bolivia y Paraguay son operados como un proyecto conjunto.

Las cifras aquí presentadas corresponden al ejercicio 2012. Todas las cantidades están expresadas en millones de euros.

Las cifras de estas tablas han sido redondeadas, lo que puede provocar pequeñas diferencias en las sumas totales.

Datos y cifras 2012

Datos y cifras 2012

INGRESOS

17


GASTOS DE PROYECTOS POR NATURALEZA DEL GASTO

Personal nacional 34%

(contratados localmente)

Personal internacional 23% Actividades médicas y nutrición 17% Transporte, flete y almacenamiento 12% Logística y saneamiento

6%

Gastos de funcionamiento operacional

5%

Formación y apoyo local

2%

Consultores y apoyo al terreno

1%

GASTOS DE PROYECTOS POR CONTINENTE

Asia

Europa 2%

20%

Deslocalizados 1%

América

68%

8%

África

Oceanía

1%

2012

¿CÓMO SE GASTÓ EL DINERO?

Operaciones Soporte a sede Testimonio / Sensibilización Otras actividades humanitarias

Datos y cifras 2012

Total Misión Social

18

M€ % 619.4 65.6 103.9 11 31.7 3.4 7.4 0.7

2011 M€ 609.8 92.3 27.5 7.0

% 68 10 3 1

762.4

81

736.6

82

Recaudación de Fondos Gestión general y administración Otros gastos

124.8 56.6 181.5

13 6 19

110.9 52.4 163.3

12 6 18

Total Gastos

943.9 100

Ganancias y pérdidas netas por cambio de divisas

Superávit / Déficit tras cambio de divisas

-4.8

-11

899.9 100 -1.6 -16


2012 Caja, banco y equivalentes Otros activos corrientes Activos a largo plazo

Total activos

M€ 551.4 91.1 57.4

% 79 13 8

706.9 100

Fondos afectados Fondos no afectados Otras reservas Reservas y valores de renta variables Pasivos corrientes

3.4 580.2 15.0 598.6 101.3

2.5 592.3 16.1 610.9 96.0

Total pasivos y reservas

699.9 100

Médicos Enfermeros/as y otro personal sanitario No sanitarios

Total salidas internacionales (año completo) Personal contratado localmente Personal internacional

Total puestos en terreno

Personal en sedes y oficinas Total personal

La mayor parte del personal de MSF (86%) es contratado localmente en los países de intervención. El personal en sedes representa el 7% del total del personal.

Fuentes de ingresos. A fin de garan-

tizar nuestra independencia y reforzar nuestros vínculos con la sociedad, MSF se esfuerza por mantener un alto nivel de fondos privados. En 2012, el 89% de los ingresos de MSF provinieron de fuentes privadas. Más de 4.6 millones de socios individuales y fundaciones donantes privadas en todo el mundo lo hicieron posible. Entre otros financiadores institucionales públicos que aportan fondos a MSF, se encuentran el Departamento de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) y los gobiernos de Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Irlanda, Luxemburgo, Noruega, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido.

Gastos. Los gastos se asignan de

acuerdo con las principales actividades realizadas por MSF. Las operaciones incluyen gastos directos de proyectos y de apoyo a los mismos

% 81 12 7

699.9 100 0 83 2 85 15

2012

ESTADÍSTICAS DE RRHH

M€ 572.9 84.4 49.5

desde las sedes. Todas las categorías de gastos incluyen salarios, costos directos y gastos generales asignados. En 2012 los gastos totales fueron 944 millones de euros, superando en 44 millones los realizados el año anterior, sin embargo, esto tiene relación con el aumento del 5% de las actividades de año a año.

Misión social. Incluye todos los

gastos relacionados con los proyectos en el terreno (costos directos), y el apoyo médico y operacional a los mismos desde las sedes (costos indirectos). Los costos de la misión social representaron el 81% del total en el 2012.

Los fondos afectados. Pueden ser

fondos que los donantes exigen que sean invertidos o retenidos en vez de gastados, o pueden ser el nivel mínimo de reservas obligatorio que deben retener algunas secciones.

Los fondos no afectados. Son fondos no asignados a ningún proyecto concreto por los donantes y que MSF puede utilizar a su criterio para cumplir con su misión social.

0 84 2 86 14

706.9 100 2011

1.548 1.785 2.622

% 26 30 44

1.734 1.935 2.707

% 27 30 43

29.228 2.592

86 7

29.302 2.465

86 8

2.326

7

2.062

6

5.955 100

31.820

93

34.146 100

6.376 100

31.882

94

33.944 100

Otras reservas. Corresponden al capital de base y los balances técnicos relativos al proceso de combinación de las cuentas, incluyendo la diferencia por cambio de divisas. Las reservas de MSF se han generado a lo largo de los años por excedentes de ingresos sobre los gastos. A finales de 2012, la parte disponible (excluyendo los fondos afectados) representaba 7,6 meses de actividad. El propósito de las reservas es cubrir las siguientes necesidades: futuras grandes emergencias para las que no se obtengan fondos suficientes, y/o una caída repentina de los fondos privados y/o institucionales y la sostenibilidad de proyectos a largo plazo (p.ej., programas de tratamiento con antirretrovirales), así como la prefinanciación de operaciones que posteriormente se sufragarán con campañas de captación de fondos y/o financiación institucional. El Informe Financiero 2012 completo está disponible en http://www.msf.org/ourfinances

Datos y cifras 2012

BALANCE

(situación financiera a final del año)

2011

19


MSF en el mundo

Cada año, MSF abre y cierra proyectos en todo el mundo, responde a crisis agudas, traspasa programas y sigue los cambios en las necesidades de los pacientes para adaptar sus actividades. Por eso, se pueden estar llevando a cabo varios proyectos operativos a la vez en un mismo país.

Federación Rusa

Ucrania Francia Italia Grecia

Estados Unidos

Georgia Armenia

Turquía

Uzbekistán

Kirguizistán

República Democrática de Corea

Tayikistán China

Siria

Líbano Iraq Territorios Palestinos Jordania Ocupados

Marruecos

Iran

Afganistán

Pakistán

Libia

Bahrein

Egipto

México

India Mauritania

Haití Guatemala Honduras

Mali

Níger

Sudán

Chad Guinea-Bissau

Guinea

Sierra Leone Liberia

Colombia

Costa de Marfil

Camboya

Djibouti

Camerún

Sudán del Sur

República Centroafricana

República del Congo

Etiopía

Uganda República Democrática del Congo

Myanmar

Yemen

Burkina Faso Nigeria

Bangladesh

Filipinas

Sri Lanka Somalia

Kenia

Burundi

Papua Nueva Guinea

Malaui Zambia Bolivia Zimbabwe

Madagascar Mozambique

Paraguay

Suazilandia Lesoto Sudáfrica

Atención a socios y donantes 0-810-222-6732 (MSFA) socios@msf.org.ar Carlos Pellegrini 589, piso 11 CP C1009ABK CABA Argentina +54 11 5290 9991 info@msf.org.ar www.msf.org.ar www.facebook.com/medicossinfronteras.ong @MSF_Argentina

Reporte2012 msf  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you