Page 3

Su padre falleció prematuramente en 1.555, dejando viuda a Doña Elvira con tres hijos de corta edad. El mayor Don Alonso de Aguilar, de apenas ocho años y heredero del señorío paterno de Aguilar y Priego, como mayorazgo que era, llegando a merecer el apelativo ”El Grande”, por sus acciones en la guerra de Granada en la que fallecería. Mientras que el menor Don Gonzalo Fernández, de cuatro años, no heredaría otra cosa que el buen nombre de su padre y la sangre generosa de éste como hijodalgo que era. Su madre tras enviudar tuvo que hacerse cargo de la administración de la Casa de Aguilar y el hogar familiar en estas condiciones no parecía el más adecuado para la educación de sus hijos varones, por lo que éstos en cuanto alcanzaron la edad de diez años comenzaron su educación de futuros caballeros enviándolos a Córdoba, en donde estaba la casa de su hermana Doña Leonor, casada con Don Pedro Martínez de Carcamo, Señor del Castillo de Aguilarejo. Éste era un ilustre caballero que siguiendo las modas del Renacimiento se había dedicado al estudio de los clásicos y en su hogar reunía una biblioteca importante ya para la época.

Gran capitan blog  

The great captain Gonzalo fernández de Córdoba was the inspiration for the creation of Tercios de España, permanent army of the Spanish mona...

Advertisement