Page 13

La Guerra de Nápoles El reino de Nápoles había sido incorporado por Alfonso V a la Corona Aragonesa, tras recibirlo en herencia de su última reina quien creía que solo el aragonés podía defenderlo de la amenaza turca. Al carecer éste de hijos legítimos dejó la Corona Aragonesa a su hermano Juan II, padre del Rey Católico, pero su nuevo reino de Nápoles lo dejó a Ferrante, su hijo natural, quien gobernaría en constante enfrentamiento con los levantiscos barones angevinos o partidarios de Francia. En 1495 el recién coronado Carlos VIII de Francia, joven pero con grandes ansias de gloria, pretendió coronarse rey de Nápoles para desde allí arrebatar Constantinopla a los turcos y hacerse emperador. Pactó con el Rey Católico su no intervención, devolviéndole las plazas ocupadas en el Rosellón y la Cerdeña, pero se comprometió a respetar los derechos del Papa Alejandro VI, al que esperaba convencer le cediera la corona napolitana. Invadió Italia por el norte con un gran ejército y en Roma, ante las dilaciones del Pontífice, intentó apresarlo y este se refugió en el Castillo de Sant Angelo, mientras los franceses saqueaban la ciudad. Lo que dejó libre de intervenir al rey Católico.

Gran capitan blog  

The great captain Gonzalo fernández de Córdoba was the inspiration for the creation of Tercios de España, permanent army of the Spanish mona...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you