Page 1

La filosofía de Pedro Abelardo

Para Pedro Abelardo, los pecados van ligados a un hecho puramente natural y moral, de ahí que el restablecimiento moral estará restringido unicamente al arrepentimiento de cada uno de los hombres pecadores, el pecado es un rechazo intencional a las leyes divinas y por tal razón puede verse un relativo subjetivismo, ya que el mismo hombre no es juez de sus actos sean buenos o malos, sino que se trata de datos objetivos. Si los pecados tiene que ver con la intensión y el consenso individual, resultaría incoherente que tengamos que cargar con el peso de la culpa de Adán ya que a partir de sus acciones el hombre empezo a divagar y sobrevivir en este mundo sin la ayuda de nadie, según Abelardo las virtudes y los vicios se tratan de nociones que refieren principalmente a inclinaciones que se manifiestan como instancias previas a cualquier elección y sobre las cuales no poseemos ningun control, por ejemplo, la tendencia a enojarse con facilidad es un vicio, que aunque en sí mismo no implica pecado, sí lo es en la medida en que me enojo a propósito o soy conciente de la acción, en la cuel se reflejaría una firme intención de hacer el mal. A lo cual Abelardo entiende a la mala voluntad no como pecado sino como una debilidad de cierto modo necesaria. Es por eso que no basta con decir que el pecado es un proceso interior con el cual un hombre bueno se pueda distinguir de un hombre malo dependiendo de sus intenciones, a un querer hacer lo que creemos que sería agradable a Dios. Es inevitable que las acciones lleguen tarde en lo que atañe al pecado, él parece que no tiene encuenta que la realización del bien o el mal va mas allá de lo puramente


individual y se inscribe en la realidad exterior a la conciencia, Abelardo se inclina a dirigir el pecado hacia el comportamiento individual donde se entrega una importancia a la ética de las relaciones personales. También reduce el pecado íntegramente al consentimiento, dejando de lado la consistencia de los hechos de hay que al “mérito y la gloria no hacen parte de la obra misma, sino en la intención del que obra”. Abelardo entiende el pecado como el desprecio de Dios, como pasa muchas veces puede haber alguien que tenga mala intención hacia otra persona, pero luego entre en razón, recapacita y no actúa; en este caso la relación con la otra persona no se ve afectada, pero si en cambio si la intención es buena y luego la voluntad se inclina a consentir una acción mala, que se lleva a cabo, entonces la relación con el otro se trastoca, y es allí cuando el pecado adquiere realmente la dimensión de desorden, de ahí que el hombre tiene la opción de decidir antes de actuar, pero antes de eso tiene que saber pensar para no caer en el pecado. El individuo que tiene mala intención y que es conciente de la mala inclinación de su voluntad, es el hombre malvado o que lleva el mal en su disposición interior. Lo que significaría que Abelardo nos presenta las características del pecador y no del pecado. Por eso el concepto de pecado tiene que ver con la dificultad propia del ser humano de encontrarse en relación con Dios a la vez que con sus semejantes ya que el libre advedrío establece la libertad tanto de actuar como de pensar y nunca nadie podrá ser igual al otro. Lo realmente impor tante despues de esto es aprender a manejar nuestros pensamientos, intentar que esten en concordancia con nuestros actos para no terminar con nuestra vida interior y mantener la exterior en buen contacto con los demás y poder gozar de una vida plena y feliz.


La filosofía de Pedro Abelardo  

Explicación sobre la principal idea de P.A.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you