Page 1

La Máquina Hamlet No creo en una historia que tenga pies y cabeza.

Cuánto aburrimiento hay en el arte, o, para ser exacto, entre sus fieles y representantes, cómo adornan sus discursos con palabras rebuscadas, códigos herméticos, simbologías indescifrables de una introspección aparente. Estoy también consciente de que no se trata de una feria ni de un carnaval, ni tampoco de abandonar la exigencia en el espectador, pero a menudo me he visto flanqueado con exposiciones o piezas que requieren la misma solemnidad de un bautizo, lecturas de poesía que apelan a una bohemia caduca e innecesaria, funciones de teatro tan monótonas como las palabras que escupen los actores. Hablo no como “creador” (concepto por demás cuestionable a estas alturas de la vida) sino como

simple testigo, como víctima de las ponencias soporíferas de los intelectuales de cafés, como público que escucha, ahí en la soledad de su butaca, los textos kilométricos que otro mastica y suelta de su boca. En lo personal hay días que comprendo a los que prefieren ir por una cerveza en vez de escuchar los poemas de algún cristiano, que en su papel de sastrecillo valiente, se aventuró en las letras. Me reflejo en aquellos que, bajo la clandestinidad de las sombras, cabecean, cambian constantemente de postura o sencillamente duermen mientras los demás aplauden. Pido un reconocimiento para los que, como yo, han renunciado a la intelectualidad, a los que detestan el café y prefieren agua

Marcelino Champo: @marcechampo & emarcelinochampo@gmail.com

de horchata o tamarindo, un abrazo para esos que toman de portavasos un libro de Umberto Eco, o para quienes creen que la Consagración de la Primavera es el último hit de los Cuarenta Principales. Porque después de todo, a como van las cosas en este país, ya casi nada tiene sentido.

Pepe Natarén Aquino Ilustraciones: Victoer Arguelles

Por qué la gente tiene la idea de que lo interesante tiene que ser formal, complicado, distante y aburrido? Existe un gusto desmedido por el tedio, una creencia de que la profundidad se localiza en la parte más lacerada del ser humano: lo importante no es la enseñanza, sino los clavos en la cruz. Bendito aquél que pueda encontrar, entre un cumulo de libros y piezas de arte, un solo gesto de buen humor, una sonrisa que se escape entre toneladas de desgracia. No quito merito a la tragedia, al contrario le rindo culto de la mejor manera en que uno puede recibir un rayo caído del cielo: con los brazos y los ojos abiertos.

Sábado 28 de Septiembre de 2013. Año IV. Suplemento sabatino de arte, literatura y sociedad

¿

Marcelino Champo

Rayuela 232

Jamás seré un intelectual

La subcultura gótica: Dark-Wave & Goth-Rock

Heiner Müller


Sábado 28 de Septiembre 2013

DIRECTORIO

Cartas del editor

Noé Farrera Morales DIRECTOR GENERAL

Noé Juan Farrera Garzón DIRECTOR EDITORIAL PÉNDULO

Ángel Yuing Sánchez COORDINADOR Y EDITOR

Á. Gabriel P. Ruiz DISEÑO

Javier Ríos Jonapá PRODUCCIÓN E IMPRESIÓN

Misael Palma, César Trujillo, Ornán Gómez, Marcelino Champo, Pascual Yuing, Chary Gumeta, Karen Berenice Beltrán Ozuna CONSEJO EDITORIAL LEGALES Rayuela, suplemento de arte, literatura y sociedad del periódico Péndulo de Chiapas, No. 232 (Edición) Año IV, Sábado 28 de Septiembre de 2013. Impreso en 13 Poniente Norte Núm. 639, colonia Magueyito. Código Postal 29000, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México. Teléfono (961) 61 24529. Se prohíbe la reproducción total o parcial de los contenidos sin el consentimiento expreso de sus autores. La redacción no responde por originales no solicitados. Los contenidos, así como parte de los títulos y subtítulos son responsabilidad exclusiva de quien los firma y no representan necesariamente el punto de vista del periódico Péndulo de Chiapas.

Pepe Natarén Aquino Ilustraciones: Victoer Arguelles

La subcultura gótica: Dark-Wave & Goth-Rock

de horchata o tamarindo, un abrazo para esos que toman de portavasos un libro de Umberto Eco, o para quienes creen que la Consagración de la Primavera es el último hit de los Cuarenta Principales. Porque después de todo, a como van las cosas en este país, ya casi nada tiene sentido.

Sábado 28 de Septiembre de 2013. Año IV. Suplemento sabatino de arte, literatura y sociedad

Correspondencia: angelyuing@hotmail.com

Rayuela 232

omo víctima de las íferas de los intelecomo público que esoledad de su butaca, étricos que otro masu boca. al hay días que comue prefieren ir por vez de escuchar los n cristiano, que en strecillo valiente, se etras. Me reflejo en jo la clandestinidad cabecean, cambian de postura o senrmen mientras los n. Pido un reconocique, como yo, han intelectualidad, a los café y prefieren agua

02 Rayuela 232

Nombre del artista: Victoer Arguelles

Victoer Arguelles, artista nómada

N

os honramos en presentar a Victoer Arguelles, pintor y poeta veracruzano que actualmente radica en Toluca. Su obra nos lleva por un viaje a lo onírico, en donde tenemos la libertad de crear y recrear su técnica sobre la que predomina la acuarela. Victoer, además de pintor y poeta es docente, noble forma de compartir su conocimiento y el dominio de la técnica, su trabajo bastante prolifero nos invita a la reflexión del yo interno, rompe con lo establecido para poder ir más allá del ser mismo, donde podemos sumergirnos en el mundo de los sueños, su paleta nos remite a la nostalgia, sus formas bastante orgánicas son también una abstracción de lo visceral, del dolor. Víctor es un joven artista nómada que viaja de ciudad en ciudad buscando su voz interior.


Sábado 28 de Septiembre 2013

Rayuela 232

Sólo tienes una vida

Haz lo que te dé la puta gana ¡Y sé feliz!

Rayuela

232

03


04 Rayuela 232

Sábado 28 de Septiembre 2013

“En tiempos críticos, a veces, la fe rebrota más fuerte” Entrevista con el Pbro. Federico Kloetgen PARTE I Néstor Iván López Córdova Pregunta. ¿Padre, cómo fueron sus años de infancia, los años de amigos y familia, los años iniciales de su vida? Respuesta. Soy hijo de papá y mamá. Fuimos seis hermanos, tres mujeres, tres hombres. Eso es bonito. Vivir con tus hermanos y hermanas. Eso me gustó mucho, eso es de una riqueza enorme. En la familia hubo un ambiente cristiano. Mi papá era del coro de la iglesia y mi madre participaba con las mamás, pero cuando crecimos y yo fui sacerdote, y mis hermanas y hermanos se casaron, ella empezó a visitar a los enfermos, esto lo sabía el párroco y le daba mucho gusto. Los domingos, para papá y mamá, era evidente su participación, hasta en los tiempos del Nacional Socialismo, cuando había cierto riesgo, siempre participaron. Mi mamá siguió visitando a los enfermos hasta los 90 años, después ya no pudo moverse tanto pero hizo mucho bien. Así crecimos en la familia, en la parroquia y siempre tuvimos buenos vicarios. Yo ayudé a los muchachos de 14 y 15 años y esto nos acercó a los vicarios y me permitió entrar con cierta facilidad en la doctrina de la iglesia. El lugar donde nací tiene el nombre de una planta: Riede. Que es una planta que crece en zonas pantanosas, porque antes hubo mar, por eso está todo plano y esa planta se daba mucho. Después cuando se puso drenaje ya se pudo cultivar trigo, papa, ese tipo de cosas. Entonces esta planta le dio el nombre al lugar donde nací. Este es el símbolo de nuestra comuna y también una parte de una máquina que se usa para hacer tela. Esas dos cosas son los símbolos de mi comuna. Nosotros siempre sembrábamos algo en la casa nuestros padres, pero el trabajo, por ejemplo, en la familia de mi mamá siempre fue de albañiles. En mi propia casa fuimos constructores de techos. Esa era la profesión principal. En mis vacaciones yo siempre subía al techo. Ese era mi tiempo de vacaciones.

El Padre Federico Kloetgen, sacerdote de misión, de gran evangelización y carisma esplendido con los jóvenes, guía espiritual del Seminario Santa María de Guadalupe, de la Diócesis de Tuxtla Gutiérrez, comparte fragmentos de su recorrido vital, que está teñido por los tremendos días de la Segunda Guerra Mundial hasta los azarosos momentos actuales. P. ¿Y sus primeros estudios? R. Mis primeros años de estudios, la secundaria y la preparatoria, los hice en la ciudad que está cerca de la mía. Una ciudad algo más grande. Después fui al Seminario. Los momentos más agradables del estudio siempre fueron durante el recreo; pero también, claro, las materias como la Geografía, la Biología, que me gustaron mucho. De las matemáticas me gustó la Geometría, porque no hay Álgebra o Aritmética sin Geometría. Al principio fui a la primaria con mis hermanos y luego en la secundaria y la prepa, ya no, porque sólo estábamos varones. P. ¿Y sus años de juventud? R. De los diez a los quince años, esos años, los viví durante la Segunda Guerra Mundial. Eso pone algo diferente. Yo veía pasar los aviones ingleses sobre nuestra ciudad y cuando esto sucedía teníamos que salir a refugiarnos a un bunquer. Pero, en la juventud jugábamos mucho con los niños vecinos. Siempre hubo juegos con mucha creatividad. Luego, ya más grande, me dediqué al futbol. Mi puesto preferido era el medio campo a la derecha. Y claro, el trabajo del techo, ir a la escuela, y me entrenaba mucho, sobre todo para la carrera de larga distancia. Fui el mejor, junto con un amigo y un primo

mío. El futbol me gustó mucho, porque era un ambiente humano muy bonito. Esto me gustó porque era un grupo donde todos éramos compañeros. P. ¿Antes de la Segunda Guerra Mundial, cuáles fueron sus motivaciones para acercarse a la vida sacerdotal? R. Mis motivaciones no fueron conscientes. Lo que pasó es que en mi ambiente siempre hubo aprecio por el sacerdote y, en general entre mucha gente, como vecinos, familiares. Esto ayudó sin duda. Durante la Segunda Guerra Mundial solamente tuvimos, por dos o tres años, un vicario que después fue mandado a Rusia, a la Cruz Roja. Yo no pude entrar a la escuela, pero este mismo vicario, nos invitó, no recuerdo con que ritmo, cada quince días o cada mes, al centro parroquial; y nos invitó, también, a unos muchachos de trece o catorce años, a estudiar, ya que nos daba temas, aunque de los temas no recuerdo ninguno. Pero de su persona sí, era muy sacerdote. Él buscaba el contacto con nosotros; por ejemplo, nosotros adaptamos ese juego, el beisbol, lo adaptamos para la calle y recuerdo como él dejaba la bicicleta y jugaba con nosotros, así como unos veinte minutos, y luego se iba para otro barrio. Él buscaba el contacto, pero, también, orientaba hacia Dios. Llevaba un espíritu de Dios fabuloso.

P. Dentro de los seminarios, siempre se remarca la dimensión intelectual y, en ocasiones, el estudio absorbe todo el tiempo, ¿qué tan necesario es la formación intelectual dentro del sacerdocio? R. Nosotros estudiamos en, solamente, seis años filosofía y teología. Pero actualmente hay tantas corrientes y no todas llevan hacia dios, y si uno no conoce bien a fondo las corrientes científicas, entonces, fácilmente nos meten goles. El estudio es un amor a largo plazo, porque así podemos dar, con más certeza, la verdad a los hombres; y para orientarlos por un camino. No se trata de “yo pienso”, sino de decir la verdad, como lo notamos en el Papa Juan Pablo II, él hablaba con la verdad, el actual Papa también. Y eso es lo que el estudio facilita, que no digamos cosas babosas, si no cosas certeras. Es duro, es seco, lo sé; pero hoy en día uno debe ser lúcido, para que no nos agarren en curva y nos metan goles. Para que la gente tenga certeza. Porque cuando uno les habla, por ejemplo, a los adolescentes con la verdad y los ayudas a comprender su situación, te lo agradecen, porque ellos te buscan.


Sábado 28 de Septiembre 2013

Rayuela 232

05

La subcultura gótica: Dark-Wave & Goth-Rock (1976-1986)

El gótico como tribu urbana Pepe Natarén Aquino

D

esde hace algunos años, se ha hecho común hablar sobre lo oscuro y siniestro bajo la denominación de gótico. Sin embargo, la tribu urbana (clasificación sociológica para grupos dentro de la sociedad moderna, desarrollada en urbes, y con carácter formal) gótica, justamente, tiene los elementos básicos de una subcultura, siendo así, más que una manera –ex-

travagante- de vestirse, o una actitud subversiva o de estética mórbida. Los aspectos característicos, claramente son una ideología, una visión del mundo orientada a la posmodernidad con sus consecuencias políticas, estéticas y hasta -en algunos casos- de una exagerada tensión religiosa, sobre todo escatológica. Su alta contundencia visual -algo fundamental en el caso del gótico y todas las tribus originadas en el contexto del rock- está asociada a elementos

semióticos y lingüísticos propios y adoptados de otros movimientos, un slang construido al paso de los años. Se presenta estadísticamente en sectores de cierto status: la mayoría de los pertenecientes a esta contracultura pertenecen a la clase media. Todo esto se combina en una unidad funcional que regula las manifestaciones de dicho grupo social.

Continúa Pág. 06


06 Rayuela 232

Sábado 28 de Septiembre 2013

Historia de lo gótico en el rock Los orígenes del goth-rock se encuentran en el contexto europeo de finales de los años setenta. De pronto, la generación de chavos que conformaron la explosión Punk tras un corto período (1976-1979) tomó otra significación cultural, de estética sombría, tétrica, adoptando patrones del romanticismo literario de principios del siglo XIX. Sin embargo, musicalmente las bandas conservaron su raíz adoptando el nombre de Post Punk. Una fuente importante de la ideología post punk fue el influjo del post-modernismo, una de las últimas corrientes filosóficas, de gran impacto popular, por su pleno reflejo del pensamiento dominante en las últimas décadas, por su arriesgada propuesta de trascender la multiplicidad de ideologías, de la absorbente modernidad en una exótica concreción sin arbitraje y la crítica a las estructuras (en este caso estéticas y políticas), algo heredado del visceral punk. Podemos decir que los iniciadores del ciclo punk fue The Damned, con la

edición del single New Rose en 1976. Mientras que las primeras leyendas punks ganaban terreno mediático (The Clash, Sex Pistols) en el Reino Unido, piedra angular del movimiento, pese a ser conocidos como ‘‘la gran estafa rockarolera’’ y claro, The Ramones (en los Estados Unidos de América) aún bajo el principio del ‘‘do it yourself’’ y defendiendo –con cierta imposibilidad- el carácter ‘‘anti-establishment’’ al mismo tiempo algunos de los asiduos de estos nuevos sonidos se vieron atraídos hacia las histriónicas excentricidades del glam-rock (maquillaje, androginia y teatralidad) al cual debían mucho, musicalmente hablando, pero ahora, traducidas a un lenguaje sombrío que mucho enfatizó la admiración y hasta cierto punto, devoción por los íconos, personajes, escenarios y sucesos dentro del género romántico neo-gótico.

Orígenes e influencias musicales De forma simultánea se gestan y aparecen el post punk y la new wave (ambos enlazados mediante el garaje y el punk). Las raíces musicales del naciente movimiento, son el garaje de mediados de los sesenta (bandas como The Seeds o Iggy Pop and The Stogges), el glam rock (principalmente Eno y David Bowie con su Trilogía de Berlin, T.Rex y Roxy Music) y aún más, de forma inevitable, dos bandas cuya visión de la modernidad marcó crucialmente los futuros góticos: The Doors y The Velvet Underground. Paradójicamente, pese a la abierta oposición a las corrientes progresivas por parte del punk, el rock gótico se coloca como un movimiento de vanguardia y hasta cierto punto, elitista (algo común entre los progres) por sus profundas inclusiones estético-intelectuales. El goth-rock sufriría una trasformación musical al tomar elementos de la música electrónica, como el synth-pop de os-

Primera pléyade (1976-1980) La primera banda que se autonombra como gótica, aun siendo en sus inicios más cercanos al punk, es Siouxie ans the Banshees (cabe puntualizar que el papel de las mujeres en el movimiento gótico es crucial, jugando el rol de “femme fatale” exportado de las historias decimonónicas, determinan el curso de varias bandas fundamentales), sin embargo la palabra ‘‘gothic’’ dentro del rock aparece de forma poco esclarecida. La prensa por una parte la utilizó para describir el sonido y performance de bandas como Joy Division (las superestrellas after punk), Bauhaus -cuyo single Bella Lugosi’s Dead inaugura la era de las primeras grabaciones góticas-, Comsat Angels, The Fall, Wire, los polifacéticos The Stranglers o los siempre populares The Cure (ambos adscritos también en sus inicios a la new wave), Thatre of Hate, Killing Joke -asociados al industrial-, Public Image Ltd. (agru-

pación liderada por Johnny Rotten de los SexPistols), desde el circuito musical los UK Decay comenzaron a hablar de su música como gótica; por su parte Ian Astbury (líder de The Cult) describía a los seguidores de Sex Gan Children como ‘‘goths’’ ya que su vocalista era apodado Count Visigoth (conde visigodo), por los atuendos de tipo medieval o romántico que utilizaba sobre escena.

curo linaje en Gary Numan, o el techno rock, sobre todo bandas más o menos crudas en su sonido y menos asociadas al punk clásico (los gigantescos Clan of Xymox), dando lugar a corrientes más arriesgadas como el Electronic Body Music (bandas como Front 242) y el ala industrial del gótico (mas punk por su ideología de ruptura estético-social) entre las que destacan: Skinni Puppy y Dog Pile; hasta pasa por estilos más o menos frescos, tal es el caso del horror punk. La tremendamente popular hibridación con el metal aparecería a mediados de los 90, alejándose del sonido original, en aras de una conexión más ideática que musical (a través de las temáticas y vestimentas), por lo que algunos puristas rechazan a las bandas y escuchas del, ¿mal llamado?, ‘’metal gótico’’.


Sábado 28 de Septiembre 2013

Rayuela 232

07

Origen etimológico y evolución cultural (Medievo y Romanticismo) El origen del gótico está en la Edad Media, cuando ciertas tribus de bárbaros, tras la caída del imperio romano de occidente y bajo el nombre de Godos –góticos, goth para las lenguas anglosajonas- impusieron su cultura; principalmente los visigodos, pueblos de origen escandinavo, originario de Gotaland, hoy Suecia. Uno de los aspectos más destacados de este pueblo, fue algo más que notable durante todo el período oscurantista: la arquitectura, dotada de estructuras de compleja

geometría que desafía a la gravedad, principalmente catedrales cargadas de un sombrío misticismo, cosa que ha acompañado a los nuevos góticos hasta nuestros días. Siglos después, en el ámbito del Romanticismo europeo, algunos consagrados autores comienzan a impregnar de decadencia sus oscuras novelas que retoman leyendas folklóricas con tintes orientalistas y medievalistas, sin perder los elementos propios de su época. Castillos ruinosos, criptas

fantasmas y sobre todo vampiros y personajes maléficos, son el centro de la narrativa gótica (asociada a la literatura de terror) iniciada con El Castillo de Otranto de Horace Wallpole, y otros escritores destacados como Lord Byron, Jan Potocki, el matrimonio de Percey Shelley y Mary Wollstonecraft, William Beckford o Anne Radcliffe. Dentro del terror (y horror) aparecen los nombres de Joseph Sheridan Le Fanú, Bram Stoker, Guy de Maupassant, Henry James y hasta

G.A. Bequer. Punto y aparte merecen el incólume maestro de maestros Edgar Allan Poe y claro, el máximo exponente del terror cosmológico-psicológico con tintes de ciencia ficción: Howard Phillips Lovecraft.


08 Rayuela 232

Sábado 28 de Septiembre 2013

Segunda oleada: el ingreso a la gran industria (1981-1986) Así, las bandas mas reconocidas comenzaron a tocar en lo que sería la Meca Post Punk ,ubicada en el barrio de Soho, en Londres: El batcave; llamado así, justamente por albergar a personas ataviados principalmente de negro rojo y blanco, con maquillaje y cabellos alborotados: ‘‘vampiros punks’’. Esto alrededor del año 1982. Las bandas que emergen en esta primera mitad de los 80 exploran sonidos no necesariamente de origen punk, usando hasta arreglos de cuerdas, recursos electrónicos o cantos medievales. Algunos de estos exponentes son: Alien Sex Fried, Sex Gang Children (una de las más celebradas por su linaje punk), New Model Army, y otras más underground como: Dance Society, Play Dead, 1919, Gene Loves Gezabel, Southtern Death Cult, Red Lorry Yellow Lorry, March Violets, Specimen (los anfitriones de Batcave), Tones on Tail; dentro de las más conocidas, Echo and the Bunnymen (cercanos al pop rock) y los maestros Sisters of Mercy (llamados así en homenaje a Leonard Cohen), Magazine, Love and Rockets (ex integrantes de Bauhaus) y New Order (ex integrantes de Joy Division, ahora dedicados a la música sintética)en el Reino Unido. Xmal Deutchland, Asmodi Bizarre, Wolfgang Press, en Alemania; Clan of Xymox en Holanda; Siglo XXI, Bélgica; Birthday Party -banda de Nick

Cave- y The Church, en Australia. En Francia la oscura corriente de vanguardia se denominó Cold-Wave y se caracterizó por la sofisticación en cuanto a recursos electrónicos y la fusión entre el goth, music hall, avantgarde y hasta música renacentista. En los Estados Unidos de América se encontró eco dentro del Death Rock, de Christian Death. El término comenzó a aparecer en los medios masivos ingleses como The Face, NME, fanzines y de forma radial. Los clubes exclusivamente góticos comenzaron a desarrollarse, siguiendo la tradición del Batcave (el cual seguía creciendo en popularidad). En 1983, con la película sobre vampiros The Hunger -traducida en España como El ansia- que protagonizó David Bowie junto a Catherine Deneauve y reforzada con un soundtrack donde debutó Bauhaus, se instaló definitivamente la relación entre el glam, la industria del horror, el aparato de representación gótica y lo mainstream, que influyó notablemente a la segunda generación de bandas. La popularidad de esas facetas del movimiento -hasta cierto punto vanguardistas- fueron ascendiendo gracias a la emergente, pero certera, difusión en Europa, donde pululó la programación de esta índole en radios universitarias y claro, al ingreso a través de las emisoras norteamericanas

de las bandas del sello 4AD, fundado por Ivo Watts-Russel (a la cabeza del proyecto This Mortal Coil), como Clan of Xymox, Dead Can Dance y Cocteau Twins, entre otras.

Conclusión El surgimiento de la cultura gótica representa uno de los máximos logros estéticos del rock, junto con el rock progresivo. A más de 30 años de las primeras explosiones musicales asociadas a estas expresiones, la evolución (entendida como mutación o adaptación para supervivencia, no siempre de la mejor forma en cuanto a sustancia y calidad estética) de los diversos sonidos, escuelas y subcorrientes, ha sido muy diversa de mediados desde los 80 hasta esta segunda década del nuevo milenio; sería necesario un segundo artículo que pormenorice éstas y otras ideas centrales que han surgido en períodos posteriores de la

escena musical gótica. Aun así, a manera de conclusión podemos concretar algo fundamental: es importante rescatar los conceptos originales que estructuraron a este movimiento, que hoy en día es uno de los más reconocibles, llamativos, ricos en exponentes y capacidad de permearse con otros géneros, si bien, es una corriente poco comprendida, hasta por una gran parte de los mismos escuchas de este controversial e imperecedero semillero de expresiones contraculturales.

*Poeta. Estudiante de la licenciatura en Física del Centro de Estudios en Física y Matemáticas Básicas y Aplicadas (Cefymap) de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach) desde el año 2008.


Sábado 28 de Septiembre de Agosto 2013

Rayuela 232

09

Sísifo y su piedra: primeras impresiones sobre El libro vacío Edgar Núñez Jiménez

E

se supuesto vacío que guarda el libro de Josefina Vicens, al final de todo, sale diciendo más de lo que su personaje autodiegético se propuso confesar. En realidad El libro vacío está rebosante de una nada que al parecer nada dice, pero es ahí donde el lector encuentra no solamente esa “voz íntima, sino el gran rumor”, reconociendo a su vez la historia y su personaje, y su propia mirada le es devuelta desde los intrincados vericuetos de la diégesis. Borges mencionó alguna vez que el arte no viene a ser sino un espejo. Y quizá es por ello que la temática que Vicens plantea atrapó sin reticencias a los lectores de aquella década de los cincuenta, y año tras año, generación tras generación, su idea ha perdurado y parece estar cada vez más lejos del olvido. La temática que recrea Vicens en su novela es ampliamente conocida y alabada por muchos. Es simple y llana, pero hermana a todo artista o joven en ese afán de llenar con garabatos la blancura del papel, en el desasosiego de sentir que algo falta para llenar un vacío. Es el cierre temporal de inspiración –sea de musa o de oficio- que impide al su-

jeto proseguir en una tarea sobre la cual creía tener la pericia justa. José García, el personaje principal, no pasa a ser solamente tres personajes a la vez, en los constantes desdoblamientos que sufre en sus monólogos desesperantes, sino que se transforma en una pluralidad de hombres: tú, yo, él, ustedes. Aquellos que no saben cómo terminar un texto, o peor aún cómo iniciarlo. El personaje, hombre de cincuenta y seis años, se ha dedicado infructuosamente, la mayor parte de su vida, a escribir un libro. Experimenta paralelamente una necesidad desbordante por escribir y un miedo que le impele a no hacerlo. Las páginas de la novela se encuentran llenas de esa fluctuación constante del escritor entre hacer o no hacer, llenas también de sus preocupaciones, sus miedos y sus recuerdos. Así, el lector asiste a la confesión de José García, y se entera sin querer, sin siquiera pretenderlo, de que éste es un hombre casado, padre de dos hijos. Contador de profesión, novel en el terreno de la escritura, familia de clase media con sus preocupaciones comunes: el gasto de casa, las enfermedades, el empleo seguro, la quincena durable. Es un hombre que desde temprana edad

ha decidido seguir el camino de la indecisión, quien –según sus propias palabras- la vida colocó en un primer peldaño, del cual no puede pasar.

Continúa Pág. 10


10 Rayuela 232

Sábado 28 de Septiembre 2013

María Antonia Sánchez-Vallejo Y en ese mismo peldaño transcurre su vida monótona, rutinaria, de la cual quiere desembarazarse con el libro en puerta que pretende escribir; pero que desafortunadamente no puede ni por los diversos métodos que se plantea. Dueño de dos libretas, escribe en la primera las ideas que le asaltan de improvisto sean coherentes o no; la segunda espera con su blancura para retener las verdaderas ideas que valen la pena ser leídas. Puesto que José García no es solamente el protagonista de El libro vacío sino también su hacedor, los límites que separan la ficción de la realidad desaparecen. La atmósfera se entrecruza y se confunde, leemos la vida del protagonista a la vez que presenciamos ese proceso escritural que la enuncia. El libro a la vez que se extiende literalmente, página tras página, gana fuerza en profundidad y el lector experimenta claramente cómo el libro se abre por en medio, se hiende, en cuya oquedad terminan por saltar letras y más letras. El lector descubre con exquisito asombro, que no lee el libro de Vicens sino el cuaderno de García. Este hecho complicado se logra gracias a la estructura abismada que con suma maestría Vicens ejecuta. La historia verdadera, aquella que García pretende mostrar y el

lector leer, va aplazándose, desplazándose, que la más remota posibilidad de que se consiga es enteramente nula. Los hechos escritos un día, son negados en las líneas que le suceden. En ese tono escritural que recuerdan al monologo, el mismo García confiesa no saber si escribe la verdad o la inventa. En estos ambages y excusas, transcurre el tiempo del protagonista quien a la vez que se obstina en no seguir escribiendo termina haciéndolo para llenar ese vacío que le atormenta. El primer cuaderno lo define como “una especie de pozo tolerante” donde pone de manifiesto desde su cotidianeidad, hasta sus preocupaciones, todo para llenar ese vacío. La segunda libreta es el verdadero libro vacío, porque allí nada hay, ninguna excusa ni ambages, ni pensamiento frustrado. Gracias al acto catártico que García experimenta en el primer cuaderno es que logra conocerse y delimitarse como persona, páginas más adelante confiesa él mismo que “se hace entonces del negro vacío, un interlocutor”. En ese sentimiento íntimo, el autor se encuentra y se juzga severamente, recuerda y aprehende la realidad, sin saberlo ni notarlo, porque “el niño como el hombre no posee nada más que aquello que inventa”.

La otra columna vertebral que soporta la obra la conforma sus variadas reflexiones acerca de la vida, el tiempo en el hogar, la modernidad misma, así como del duro oficio de la escritura. Sus frases son tan claras y tan apetecibles, que El libro vacío pasa a convertirse en un logrado manual para escritores neófitos. En medio del desasosiego confluyen técnicas, detalles minuciosos, advertencias. Usos adecuados de elementos para la acertada descripción: enseña el uso de los adjetivos en espacios opuestos, la miseria se acentúa sin el uso desmedido de elementos y con pocas decoraciones, a la inversa se tiene un ambiente pomposo y brillante. O bien, cómo circundar de elementos propicios y contundentes que den pie o ilustren aquello que primero se sintió, el roce de la tarde o la caricia de las aguas. O también, el lector se topa con esa renuencia casi obsesiva de no escribir en primera persona –paradójico porque todo el relato transcurre de esa manera- porque al hacerlo se arrastra inevitablemente elementos biográficos, íntimos. De ahí su acertada frase “no usar la voz íntima sino el gran rumor”. Pero con una modestia que hiere, García señala que todo lo que ha expresado no es lo que en verdad quiso decir, sino breves aproximacio-

nes. Sin embargo, esas aproximaciones brillan en esa nada, tenuemente, como estrellas en el espacio. Aquellas descripciones en el acto mismo de la escritura, son las más plausibles, que al borde de él, experimenta: “Mis manos no terminan en los dedos: la vida, la circulación, la sangre, se prolonga hasta el punto de mi pluma”. En ese proceso escritural José García no encuentra paz alguna, ni en la acción ni en la desidia. Igual a aquel personaje que Odiseo encuentra en su visita al Hades, García rueda en interminables preocupaciones aquella piedra que pretende sea la angular para edificar su carrera literaria. En El libro vacío el lector asiste a los relatos o al ejercicio de la escritura del autor pero también encuentra ese acontecer de la elaboración misma. En realidad El libro vacío no es un libro; es solamente la primera libreta donde García se desmorona y reconstruye, aquel pozo bondadoso donde las letras caen, saltan y suenan.

DEL AUTOR: Nació en Copainalá, Mezcalapa, Chiapas, en 1992. Cursa en la Universidad Autónoma de Chiapas la carrera de Lengua y Literatura Hispanoamericana.


Sábado 28 de Agosto 2013

Anaqueles Novela

Rayuela 232

11

RICARDO FUMANAL

La imagen a golpe de tinta

El péndulo de Foucault De Umberto Eco Tres intelectuales que trabajan en una editorial de Milán establecen contacto con autores interesados en las ciencias ocultas, las sociedades secretas y las conjuras cósmicas. En un primer momento dicha relación se mantiene estrictamente profesional, pero poco a poco van estrechándose los lazos. Editores y autores inventan juntos, por puro juego, un complejo plan, urdido supuestamente por los templarios siete siglos atrás. Pero alguien toma demasiado en serio el juego, y todos ellos se verán inmersos en una inquietante pesadilla.

Novela Los muros de agua De José Revueltas Cinco comunistas, entre ellos una mujer, son deportados a las islas marías, como lo fue el propio Revueltas. Junto a ellos, los demás inasimilables de la sociedad, personajes perpetuos de la obra revueltiana; prostitutas, homosexuales, rateros. Los lisiados que fungen como esbirros completan el cuadro anómalo en que revueltas pone en escena por primera vez sus dos compromisos: el político y el literario: una galería infernal desfila sin pausa ni tregua ante nuestros ojos; a la opresión sin límites se opone una fe ilimitada, la de los protagonistas, y la militante José Revueltas, quien así fundaba una literatura imprescindible en México.

Novela

R

icardo Fumanal (Huesca, 1984) es ilustrador. Actualmente vive y trabaja en Shoreditch, Londres, pero su recorrido antes de elegir ese destino fue Tamarite de Litera (Huesca)—Lérida—Barcelona—Madrid. Ahora prepara los bártulos para otro cambio de contexto; su nuevo destino: Berlín. Como él mismo pronostica “no suelo pasar más de 4 años seguidos en una misma ciudad”. Energía por un tubo, diría yo. Ricardo Fumanal es devoto de la moda en todas sus vertientes. Tanto le podemos encontrar en algún desfile en París o Milán que publicando un editorial para una revista “trendy”. Adora la fotografía de moda y sus fotógrafos y presta mucha atención a directores creativos, estilistas o diseñadores “hype” a la vez que se codea con

?

Vida y destino De Vasili Grossman

Pocas novelas hay que emocionen y conmuevan como vida y destino, un inmenso fresco humano heredero de la mejor tradición rusa, que Galaxia Gutenberg recupera, finalmente en su versión íntegra y traducida por vez primera del ruso. Mientras la cruel batalla de Stalingrado desangra a los ejércitos soviéticos y alemanes, los protagonistas de esta novela, comparada con Guerra y Paz o Doctor Zhivago, luchan ferozmente para sobrevivir al terror del régimen stalinista y al horror del exterminio de los judíos. El dolor de una madre obligada a despedirse de su hijo, el amor de una joven bajo los bombardeos o la pérdida de su humanidad de los soldados en el frente ante la atrocidad de la guerra son algunas de las emocionantes historias que entretejen esta novela coral que retrata como ninguna el alma del hombre del siglo XX. Vasili Grossman aspiraba quizás a cambiar el mundo con su novela y lo que es seguro es que Vida y Destino le cambia la vida a quien se adentra en sus páginas.

QUIERES SABER MÁS www.ricardofumanal.com artistas y creadores emergentes, con los que suele colaborar. Como ilustrador explora diversas técnicas y lenguajes desde un modo de expresión tan convencional como es el dibujo. Su trabajo toma siempre como punto de partida la fotografía y el collage para dar lugar a ilustraciones hechas a mano (a bolígrafo, lápiz, acuarela, rotulador y tinta sobre papel), aunque a veces el resultado final sea imagen en movimiento. En sus comienzos únicamente utilizaba un bolígrafo “pilot 0’4” negro, pero con el tiempo fue incorporando color y otras herramientas con el fin de aumentar detalle y riqueza cromática. y como m uchos agregarle un poco de color a sus trazos no hace daño. hasta la proxima amigos.

Ic Graficos de tuxtla

ic_tuxtla@hotmail.com

27rayuelade2013copenchiapasde2013  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you