Page 1

Tipos de narrativas 2.0.docx

1


Página |2

Tabla de contenido Introducción .......................................................................................................................................3 CONCEPTOS ........................................................................................................................................3 Concepto de cuento .......................................................................................................................3 Concepto de leyenda......................................................................................................................4 Concepto de Mito...........................................................................................................................5 Concepto de Fábula........................................................................................................................6 Creaciones ..........................................................................................................................................7 Cuento de terror ............................................................................................................................7 Escrito: Escrito a los soñadores ......................................................................................................7 Conclusión: .........................................................................................................................................7


Página |3

Introducción En el presente trabajo se darán a conocer cuatro conceptos básicos y sus ejemplos correspondientes de tipos de narrativas los cuales son: Cuento, Leyenda, Mito y Fabula. También se incluyen dos creaciones por el autor de este documento: un cuento de terror y una narración que espero te guste.

CONCEPTOS Concepto de cuento El concepto de cuento hace referencia a una narración breve de hechos imaginarios. Su especificidad no puede ser fijada con exactitud, por lo que la diferencia entre un cuento extenso y una novela corta es difícil de determinar. Un cuento presenta un grupo reducido de personajes y un argumento no demasiado complejo, ya que entre sus características aparece la economía de recursos narrativos. Es posible distinguir entre dos grandes tipos de cuentos: el cuento popular y el cuento literario. El cuento popular suele estar asociado a las narraciones tradicionales que se transmiten de generación en generación por la vía oral. Pueden existir distintas versiones de un mismo relato, ya que hay cuentos que mantienen una estructura similar pero con diferentes detalles. El cuento literario, en cambio, es asociado con el cuento moderno. Se trata de relatos concebidos por la escritura y transmitidos de la misma forma. Mientras que la mayoría de los cuentos populares no presentan un autor diferenciado, el caso de los cuentos literarios es diferente, ya que su creador suele ser conocido. Ejemplo: Cuento de la Caperucita Roja

En un lejano poblado había una vez una niña que se llamaba Caperucita Roja, un día su mamá le dijo que fuese a casa de su abuelita porque estaba enferma porque le tenía que llevar una cesta con chocolate, azúcar, pan y dulces para que así se recuperase más rápido. Antes de partir, la madre le dijo que llevase mucho cuidado por el bosque y no se entretuviese ya que se encontraba el temible lobo feroz. Un rato después de estar caminando, Caperucita se encontró con el lobo, el cual le preguntó a caperucita dónde iba. Caperucita le dijo que iba a llevar la cesta a casa de su abuela. En ese momento, el lobo le retó a hacer una carrera por dos caminos distintos. El cogería el camino más largo y le dejaría a ella el más corto para darle ventaja. Caperucita aceptó y comenzó la carrera. Antes de que Caperucita llegase a la casa de la abuelita, el lobo ya había llegado y se había comido al abuelita. Al entrar caperucita vio a


Página |4 su abuela tumbada en la cama. Fue entonces cuando se acercó a abrazarla y le dijo: Abuelita, que ojos más grandes tienes. Son para verte mejor. Abuelita, que orejas tan grandes tienes. Son para oírte mejor. Abuelita, abuelita, que nariz tan grande tienes. Es para olerte mejor. Abuelita, que boca tan grande tienes… Y en ese mismo instante, el lobo se abalanzó sobre ella diciendo “¡Es para comerte mejor!”. Por mucho que Caperucita roja intentó escapar, el lobo se encontraba cada vez más cerca.

La historia avanzó y la idea de leyenda comenzó a vincularse a una narración, ya sea escrita u oral, que se exhibe como verdadera (al sustentarse en lo real) pero que incluye ciertos componentes propios de la imaginación y de la ficción. Las leyendas se transmiten de generación en generación, lo que posibilita que se vayan modificando de acuerdo al contexto social y a la época. Una leyenda, de este modo, permite explicar y respaldar una cierta cultura. Siempre se halla ligada a un personaje, un espacio geográfico o un objeto preciso, y muestra cómo dicho elemento concreto se integra a la historia o la vida cotidiana de la comunidad. Ejemplo:

Durante su huida gritaba con el objetivo que alguien la pudiese escuchar para que le ayudase, y así fue ya que por la zona había dos cazadores que se acercaron a ver qué pasaba y al ver lo que ocurría le dispararon al lobo malvado. Seguidamente sacaron a la abuelita del interior del estómago del lobo y Caperucita se dio cuenta de que nunca más debía desobedecer a su madre pues hay que hacer caso a las personas mayores ya que por su experiencia son más sabías y siempre nos dicen las cosas por nuestro bien.

Concepto de leyenda Legenda puede traducirse como aquello que “debe ser leído”: por eso, en su origen, una leyenda era una narración que se plasmaba en un texto escrito para que pudiera ser leída públicamente, por lo general dentro de una iglesia o de otro edificio religioso. Las leyendas no se caracterizan por narrar hechos reales con rigor y exactitud, sino que su finalidad era subrayar un componente espiritual o una intención asociada a la moral y las buenas costumbres.

Leyenda del Cipitío Una de las leyendas más famosas que se han conocido a lo largo de la historia en El Salvador es la leyenda del Cipitío. Conoce esta leyenda salvadoreña, contamos en qué consiste, así como nuestros abuelos nos contaban antes en las noches para que nos diera miedo. De acuerdo a la mitología salvadoreña, el Cipitío también conocido como Cipitillo, era hijo de la Siguanaba, que en un principio era conocida como Sihuehuet (Mujer hermosa). Cuenta la leyenda que esta mujer tenía una relación con el dios Sol, de la cual nació el Cipitío. Sin embargo la mujer traicionó de forma infiel al dios Sol, con el dios Lucero de


Página |5 la Mañana, por lo que el dios Tlaloc (el dios de dioses) condenó tanto a la madre como al hijo: A la madre la condenó a ser una mujer errante y al niño a nunca crecer y conservarse por siempre en la edad de diez años. La Siguanaba también es otra leyenda popular en El Salvador. Esta mujer vaga errante por los ríos y se aparece a los hombres como una mujer bonita, pero después cuando se le acercan y la ven de frente, se convierte en una mujer fea que puede hasta dejarlos locos para siempre. El Cipitío fue maldecido a quedarse como un niño para siempre, aunque pasen los siglos. Cuentan que hace algunos años, cuando nuestros abuelos eran jóvenes era más común encontrar las huellas de un niño en las cenizas de la leña de la cocina, cualquiera pudiera pensar que es una travesura, pero… quizá no lo era, al Cipitío le encanta comer mucha ceniza y revolcarse en ella. El Cipitío que a veces es conocido como Cipitín, se caracteriza por ser pequeño y también barrigón, tiene un enorme sombrero en su cabeza y se cuentan que sus pies los tiene al revés, por eso cuando las personas intentan seguirlo se pierden en sus huellas. Dicen también que tiene poderes mágicos para ir de un lugar a otro. Él es un personaje inofensivo, que no hace daño a nadie, pero que si molesta con sus bromas y sus risas burlonas. Su espíritu es burlón, se esconde en los matorrales a las orillas de los ríos y quebradas para esperar a las muchachas bonitas que llegan a lavar o bañarse ahí. Cuando las ve, les dice unos piropos y les tira florcitas y piedritas, pero ellas no lo pueden ver. De hecho se dice que solo los niños pueden verlo. Cuentan que cuando el Cipitío persigue a una muchacha es difícil que se aleje de ella, la solución para alejarlo es que la muchacha coma dentro de un inodoro, sentada en la

tasa. Esto es porque el Cipitío odia los malos hábitos y por lo tanto se aleja rápidamente.

Concepto de Mito Se dice que los mitos forman parte del sistema religioso de una cultura, que los considera como historias verdaderas. Tienen la función de otorgar un respaldo narrativo a las creencias centrales de una comunidad. El antropólogo Claude Lévi-Strauss agrega que todo mito cumple con tres atributos: trata de una pregunta existencial, está constituido por contrarios irreconciliables y proporciona la reconciliación de esos polos para poner fin a la angustia. En su origen, el mito es un relato oral. Con el correr del tiempo, sus detalles van variando de acuerdo a la transmisión del conocimiento de generación en generación. Una vez que las sociedades desarrollaron la escritura, el mito fue reelaborado en forma literaria, con lo que extendió sus versiones y variantes. Cuando, en la antigüedad, las explicaciones científicas comenzaron a competir con las míticas, el término mito adquirió un contexto peyorativo, que comenzó a utilizarse como sinónimo de una creencia extendida pero falsa o de una patraña. Los estudiosos han distinguido distintas clases de mitos, como los cosmogónicos (que intentan explicar la creación del mundo), los teogónicos (se refieren al origen de los dioses), los antropológicos (sobre la aparición del ser humano) y los fundacionales (nacimiento de las ciudades), entre otros. Ejemplo: Mito si se te quiebra un espejo Este espejo dice que si tu quiebras un espejo estas condenado a 7 años de mala suerte, durante todo este tiempo vas a poder ser testigo de cómo te pasan cosas muy desfavorables y todo a causa de haber


Página |6 quebrado este espejo. Incluso otros no pueden seguir usando un espejo quebrado porque si se tuviera en la casa ese hogar estuviera llamando de desgracia y cosas malas pasaran. En mi opinión creo que esto es totalmente falso, sin embargo otras personas se lo toman muy en serio.

fábulas con el objetivo de entretener, de enseñar y de mostrar sus cualidades literarias. Ejemplo: La liebre y la tortuga En el mundo de los animales vivía una liebre muy orgullosa y vanidosa, que no cesaba de pregonar que ella era la más veloz y se burlaba de ello ante la lentitud de la tortuga. - ¡Eh, tortuga, no corras tanto que nunca vas a llegar a tu meta! Decía la liebre riéndose de la tortuga. Un día, a la tortuga se le ocurrió hacerle una inusual apuesta a la liebre: - Estoy segura de poder ganarte una carrera.

Concepto de Fábula La fábula trata de un relato de ficción que carece de gran extensión, puede estar desarrollado en verso o prosa y tiene como principal característica su voluntad didáctica. Lo habitual es que la fábula enseñe a través de una moraleja que cierra la historia en cuestión. Las fábulas pueden presentar a seres humanos, animales y otras clases de seres como personajes. Como género literario, se trata de una narración breve que finaliza con alguna enseñanza. Los historiadores afirman que las fábulas surgieron cuando los esclavos grecorromanos dedicados a la pedagogía buscaban transmitir nociones éticas a los pequeños. Estas instrucciones respetaban la moral pagana e indicaban que las virtudes naturales de las cosas no podían cambiarse. Con el cristianismo, en cambio, las fábulas comenzaron a incluir la posibilidad de cambio dentro de la conducta humana. Muchos son los autores que a lo largo de los siglos han llevado a cabo la creación de

- ¿A mí? Preguntó asombrada la liebre. - Sí, sí, a ti, dijo la tortuga. Pongamos nuestras apuestas y veamos quién gana la carrera. La liebre, muy engreída, aceptó la apuesta. Así que todos los animales se reunieron para presenciar la carrera. El búho señaló los puntos de partida y de llegada, y sin más preámbulos comenzó la carrera en medio de la incredulidad de los asistentes. Astuta y muy confiada en sí misma, la liebre dejó coger ventaja a la tortuga y se quedó haciendo burla de ella. Luego, empezó a correr velozmente y sobrepasó a la tortuga que caminaba despacio, pero sin parar. Sólo se detuvo a mitad del camino ante un prado


Página |7 verde y frondoso, donde se dispuso a descansar antes de concluir la carrera. Allí se quedó dormida, mientras la tortuga siguió caminando, paso tras paso, lentamente, pero sin detenerse. Cuando la liebre se despertó, vio con pavor que la tortuga se encontraba a una corta distancia de la meta. En un sobresalto, salió corriendo con todas sus fuerzas, pero ya era muy tarde: ¡la tortuga había alcanzado la meta y ganado la carrera! Ese día la liebre aprendió, en medio de una gran humillación, que no hay que burlarse jamás de los demás. También aprendió que el exceso de confianza es un obstáculo para alcanzar nuestros objetivos. Y que nadie, absolutamente nadie, es mejor que nadie.

Creaciones Cuento de terror

Eran las 11:59 de una noche lluviosa. Todos estaban dormidos en la familia, a excepción de Juan. Él estaba trabajando en su computadora en una tarea de la asignatura de computación. Juan ya estaba cansado y desesperado pues desde las 9:00 pm había estado intentando hacer la lección de Mecanet que tenía que entregar al siguiente día, pero no lograba una nota mayor al 50%. Juan intentaba una y otra vez, así paso media hora y no obtenía un buen resultado. Cuando al fin obtenía un buen resultado algo inesperado sucedió, en esa noche lluviosa un

rayo provoco que la luz se fuera y la computadora se apagó. La luz ya no regreso y Juan con una nota baja su lección de Mecanet presento.

Escrito: Escrito a los soñadores Mientras el mundo real se deja de lado; la imaginación y los deseos se toman de la mano, para que en un mundo de descanso, deseos y anhelos se transforman en realidades en un momento inesperado. Realidad que a la vez es falsedad; ya que al despertar la alegría por supuestamente tener en tus manos todo lo que quieres simplemente desaparece y solo quedas con el sueño. Pero, ¿Cuál sueño te estarás preguntando? Pues, el sueño lograrlo. Así somos los soñadores: alcanzaremos las estrellas, aunque aún no tengamos el cohete. Pero sin dejar de lado el luchar para alcanzarlo.

Conclusión: Con esto trabajo hemos aprendido conceptos básicos del mundo de la narrativa y que con un poco de tiempo e imaginación tú puedes crear tus propios cuentos y escritos.


Pรกgina |8

Tipos de narrativas  
Tipos de narrativas  
Advertisement