Page 1


¡SANTO, SANTO, GRANDE, ETERNO DIOS! ¡Santo, santo, grande, eterno Dios! Con alegría hoy te alabamos. Rey de reyes, grande Capitán, Todopoderoso Guerrero. Honor y gloria, luz y dominio, Tributaremos todos a ti. C oro ¡Santo, santo, eres tú, Señor! ¡Dios de las batallas, glorioso!


Alabadle cielos, tierra y mar, Toda su iglesia, sus mensajeros. Alabanzas, cantos de loor, Hoy unidos elevaremos. Juez majestuoso y reverendo Fuego y vida eres, Señor. C oro ¡Santo, santo, eres tú, Señor! ¡Dios de las batallas, glorioso!


Rey de siglos, solo eterno Dios, Veraz y justo, incomprensible; Inmortal, Autor de todo bien, Eres tú el Anciano de Días. Y para siempre entonaremos El canto eterno de redención.

C oro ¡Santo, santo, eres tú, Señor! ¡Dios de las batallas, glorioso!


Llamado a la Adoración: Vengan y alegrémonos en el Señor, porque Él nos ha convocado. Él nos ha hecho partícipes de su insuperable amor. Cantemos con alegría y gratitud a nuestro Dios, porque la participación que hoy tenemos en su reino, ha sido el resultado de su elección y llamamiento. Acerquémonos con alegría a través de nuestros cantos; Abramos nuestro corazón en confesión; Afinemos nuestros oídos a su palabra y digamos al mundo de su gran amor.


Te invocamos oh Santo Espíritu, para que habites entre nosotros, para que te muevas en nuestras vidas agitadas; para que abras nuestros ojos a una nueva vida y nos haga caminar nuevos rumbos de esperanza. Ven y recubre de carne nuestros huesos secos y levanta de nosotros un pueblo fiel. Dirige Señor nuestra expresión de culto …. Amén


Es por su amor que estamos aquĂ­ reunidos hoy Para cantarle para adorarle en comuniĂłn TĂş con nosotros si puedes cantar con gratitud Dame tu mano, se bienvenido Alaba a Dios Dame tu mano, se bienvenido Que puedas encontrar gozo, paz y amistad.


//Ayúdame a mirar con tus ojos Yo quiero sentir con tu corazón No quiero vivir más siendo insensible A la necesidad oh Jesucristo// Te pido la paz para mi ciudad Te pido perdón por mi país Ahora me humillo y busco tu rostro A quien iré señor si no a ti


Mi BUEN JESUS

Eres tú la única razón de mi adoración oh Jesús, Eres tú la esperanza que anhele tener oh Jesús, Confío en ti me has ayudado, tu salvación me has regalado. Hoy hay gozo en mi corazón, con mi canto te alabare.. //Te alabare, te glorificare, te alabare mi buen Jesús// En todo tiempo te alabare.. En todo tiempo te adorare.


No conozco tu rostro, pero he visto cientos de ellos, en mis hermanos. No conozco tus manos, pero he visto como tocas. No conozco tus huellas, pero he seguido tus pasos. No conozco tu voz, pero te he visto gritar en medio de mi pueblo. No sĂŠ quiĂŠn eres, increĂ­ble misterio, pero me asombran tus formas, tus luces y oscuridades.


Sálvame de no ver el dolor del otro y la otra. Sálvame de no sentir el dolor del otro y la otra. Sálvame de estar y no ser. Sálveme de mi idea de ti. Sálveme de hacerte una casa que no sea mi vida. Sálvame de creerte verdad en mi iglesia. Sálvame de creerte definible. Sálvame de perder la memoria sobre el dolor de mi pueblo. Sálvame de perder el gozo de verte en medio del llanto de los niños sin madre. Sálvame de creer que tengo razón. (David Montealegre, Iglesia Colombiana Metodista (editado)


Caminaré siempre en tu presencia, por el camino de la vida. Te entrego, Señor, mi vida, hazla fecunda. Te entrego mi voluntad, hazla idéntica a la tuya. Caminaré a pie descalzo, con el único gozo de saber que eres mi tesoro.


Toma mis manos, hazlas acogedoras Toma mi coraz贸n, hazlo ardiente. Toma mis pies, hazlos incansables. Toma mis ojos, hazlos transparentes. Toma mis horas grises, hazlas novedad.


Hazte compañero inseparable de mis caídas y tribulaciones y enséñame a gozar en el camino de las pequeñas cosas que me regalas, sabiendo siempre ir más allá sin quedarme en las cunetas de los caminos…

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten misericordia de nosotros. No mires nuestros pecados sino la fe de tu Iglesia, y concédenos tu paz y tu unidad. (Tomado de “Laudate Dominum”, Francisco Marrero)


“Yo te perdono”, dice el Señor: Te perdono porque te quiero y porque quiero que puedas caminar por la vida sin ningún peso. Te perdono para que no digas que no es posible perdonar. Para que puedas ver a tus hermanos/as a los ojos; para que te reencuentres con tu alma y redescubras las ganas de vivir. “Yo te perdono dice el Señor”, te bendigo para que disfrutes de la vida y de tu libertad”. Amén.

NOS DAMOS LA PAZ…


SOMOS EL PUEBLO DE DIOS Somos el pueblo de Dios, Somos un pueblo especial, Llamados para anunciar, Las virtudes de Aquel, Que nos llamó a su luz. Somos el pueblo de Dios, Su sangre nos redimió, Y su espíritu dio, Para darnos poder, Y ser testigos de Él


Y llevaremos su gloria, A cada pueblo y naci贸n, Tray茅ndoles esperanzas, Y nuevas de salvaci贸n Y su amor nos impulsa, No nos podemos callar, Anunciaremos al mundo, De su amor y verdad.


OFERTORIO: ¡Porque Dios bendice al dador alegre! TESTIMONIOS, OFRENDA DE ACCION DE GRACIAS Y ORACIÓN DE INTERCESIÓN POR LA PAZ DEL MUNDO. ESTADÍSTICAS – ANUNCIOS


Culto 21 07 13  

Nuestro Culto

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you