Page 1

De Lastre y yo Descalzo

Autor: Luis Barboza

Agosto 2009 – Agosto: 2010


PROLOGO

Pendenciero destino ¿Cómo puede ser tan impasible, apático y superfluo un destino, pendenciero, que siendo sinecura exige decisiones inconexas sobre lo que ya está escribiéndose en un trayecto? Y fue inexcusable a crearse desde mucho tiempo atrás, cuando apenas ponía sus pies en tierra firme. No se podían madurar ideas, ¿cómo pretendían cosechar sin sembrar? construir concretos sobre arenas. Las semillas eran pocas, los mensajes inexistentes, las dudas abrumadoras, el trayecto deplorable y siendo independiente exaltado gritaba mudamente por una mano comprensiva. A dedicarse entonces estuvo, decidido a seguir la corriente mayor, la que no opacara su meta, aunque su ruta fuera otra… aún le era desconocida; y sin oponerse a la realidad aceptada aunque su espíritu dictaba señales que eran difíciles de procesar, espinosos pensamientos que buscaban reciclarse y desaparecer. Lo intentó, y no fue en vano, sobrepasó décimas en periodo, premio doble de bendición obtenido y reflejo en vida escrito en apellido. Se enrutó a proseguir oculto y bloqueando la idea que generaba el conflicto, la brecha prohibida por quienes se dicen ser los protectores de la Piedra; hipócritas muchos y condescendientes otros, sabiendo que a tela que cortar, la luz es clara y dijo que el amor lo era todo y que su sacrificio era la llave de puerta, meta a alcanzar. Transgreden sin censura y culpa los actos que sin comprender el sentimiento y lo que ha guardado la mente y el espíritu; que inclusive también realizan y participan, que no aceptan por ser distintos, que a ojal de botón se asoman para señalar con un dedo, no viendo que cuatro más les devuelven la puntería.


Cala en lo profundo ver que imperando un nuevo siglo no discriminativo, se jactan y confunden a los que te tienen en su corazón para que no puedas amarnos, perdonarlos ni aceptarlos, porque son desiguales, imperfectos como todos los demás, pero con un corazón, alma, espíritu y amor mayor a cualquier otro perfecto socialmente indicado, que no pueden ni siquiera tantear imaginar. ¿Qué destino se asoma donde dobla la calzada? ¿Cuál ruta sin sacrificio existe? No justa ni justificada, fue creada, promovida, obligada y por demás necesaria, no en sí misma es aceptada, porque por más que corra y tome su impulso, no deja un minuto pensar, abrazar ideas, ni ver a tu alrededor, casi me inclino afirmar que es difícil inclusive respirar para seguir viviendo, con el pecho tan comprimido, ojos cristalinos ven al cielo, se ve nublado… y aun así, continua buscando se despejen esas nubes, porque muy al fondo gritando pacíficamente está el deseo de seguir viviendo, aunque con gran aprensión no conozca donde lleva este pendenciero destino. Luis Barboza


INDICE

Me dieron alas para no volar ......................................................................................... 1 Peldaños de vida .............................................................................................................. 2 Crepúsculo matutino........................................................................................................ 3 Aventura emprende-hereda .......................................................................................... 4 Flotar en un suspiro ........................................................................................................... 5 Manifiesto diverso ............................................................................................................. 6 Agridulce ............................................................................................................................ 7 Gotas .................................................................................................................................. 8 Fragmentos de soledad .................................................................................................. 9 Señales .............................................................................................................................. 10 365 ..................................................................................................................................... 11 Quatre coeurs ................................................................................................................. 12 Estatua .............................................................................................................................. 13 De lastre y yo descalzo .................................................................................................. 14 Guerrero: este es un paso de fe ................................................................................... 15 Calendario de espera.................................................................................................... 16 Colina de silencio ........................................................................................................... 17 Evocación de melancolía ............................................................................................. 18 Solo por hoy ..................................................................................................................... 19 Júzgate ............................................................................................................................. 20 Derribando muros ........................................................................................................... 21


Dedicatoria: Si pudiera escribir tu nombre, escribiría tres letras, para darle a cada parte mi gratitud por estar ahí. Sin palabras quedo ante el recuerdo, pues me han sostenido, alzado y llevado de la mano para que yo camine sobre esto que ha sido: “De Lastre y yo Descalzo”. Agradecimiento: A Dios por sostenerme cuando todo se veía destruido, A mis padres, a mis hermanos y sus esposas, por tender su apoyo cuando fui sensible y vulnerable. A mis amigos, los que se quedaron a mi lado, cuando todos los demás huyeron abrumados sin leer mi historia. Fotografía: Roberto García Hidalgo Edición: Roberto García y Martín Agüero


De Lastre y yo Descalzo

Me dieron alas para no volar Ha sido impuesto, sin ser recibido, Ha sido dado, pero no pedido, Han crecido para dar un salto sin gravedad, Me han dado alas para no volar. Encrucijada divina que aparece, Cuando alzo la mirada la encuentro Cuando la bajo se esconde Si la escondo la oprimo, Si lo dudo no se sostendrá en futuro. Me han dado alas para que vuele, Me dan viento para impulso, Brindado el cielo está para que lo alcance, Pero no por sacrificio permanente se puede volar, Me han dado alas sin permiso. No es culpa del rodeo permanente, Más bien de la cultura latente, Me han dado alas con derecho limitante, ¿Será que me las dieron para demostrar? ¿Cómo saber el deseo celestino?, Pues me dieron camino, pero incierto destino, Y sin pedirlo, me dieron alas para no volar.

(#10 - Agosto 28, 2009)

Autor: Luis Barboza

1


De Lastre y yo Descalzo

Peldaños de vida Oscura la noche siempre es Aunque una luna llena se vea Enciendo una vela, luz y calidez Desarmo la ojiva que detona mi sensatez Como mensaje en botella llega Desconocido hasta que abierta sea Empinado camino de esperanza Escalones me suben a la balanza Oscura la noche verás Si el amanecer aproxima rapaz Más no será oscuro infinito Luminosidad que asoma invicto. Escalera que debo subir Para mantener mi vida y abrir, Un camino nuevo se asoma Junto a la ruta ya conocida estaré Aunque un nuevo rumbo tendré. Cuento escalones que trepo Intrépido coloqué una escalera ¡Que me impulsen las manos vecinas! Para alcanzar el siguiente peldaño Sin que mi corazón se haga daño.

(#12 - Septiembre 1, 2009)

Autor: Luis Barboza

2


De Lastre y yo Descalzo

Crepúsculo matutino Recorre con calma, camina en mi alma, Mi espíritu envuelve mi forma de ser, El aire respiro, mi estado de vida, Ser como soy completa mi día Un sabor sin razón no tenga cabida. Camino en la vida sincero y tranquilo Sin disfrazar la verdad, no ideo un escarnio Que con perdón y discreción creo mi ilusión Calcar una huella de tinta imborrable Te deje entre ver y me recuerde afable. Si en la espera llega, que por tus ojos brille, Ocaso del día camina a mi lado Noche de albor para estar a tu lado Deseo que la Luna cobije mi sombra. Así dejaré mi disfraz en tu alfombra. No engaña si con el corazón ama, No importa que el mundo se siente, Explora mi rumbo, se consecuente Trecho perfecto a una tierra indeleble. Donde invente mi mente de forma segura Que el pensar libremente te llene de holgura No temo, no oculto, es mi sentir Así como encuentras mi ser sensible Así el amanecer será apacible.

(#15 - Septiembre 11, 2009)

Autor: Luis Barboza

3


De Lastre y yo Descalzo

Aventura emprende-hereda Ha caído sobre la tierra y a la vida llega Vereda con itinerario Enrutado y preestablecido Nido que cubre tu estela Ternura que protege y te calma Umbral que espera ser avasallado Ruptura que engrosa al corazón Apertura que reduce tu pecho. Ama y construye tu vereda Aventura que te eleva en la vida Alegría que opaca tristeza Sabiduría conocida de la experiencia Reflejan los cabellos con candor Se rellena una sonrisa añorada Disipa húmeda lágrima derramada Recae sobre la balanza y endulza mi vida. Estruja el pecho y se aloja con sentimiento Ruge cuando escucho su voz Igual y compartido albergue Fortaleza forjada debo lograr Para al pequeño alzar Que su corazón crezca fuerte Sopese la aventura es más que triangular, Herencia que se emprende al andar.

(#16 - Septiembre 18, 2009)

Autor: Luis Barboza

4


De Lastre y yo Descalzo

Flotar en un suspiro Amanecer nublado y fresco. Extraño pegamento en la piel. Piel que por un peregrino sentimiento ha sido recorrida, ¿Quién eres? ¿Por qué piensas en mí? Es fuerte el pensamiento, más no revelas tu nombre. Refresco mi piel transpirada Traslación y rotación detenidas, Por un momento mi mundo está quieto Desde la altura como si flotara logro ver todo, No hay viento, no se mueve una sola hoja. El reloj se detiene, giró doce veces el calendario sus hojas Ha pasado como la luz dejando su destello en mis pupilas ¿Porque me extraño?, si es lo que visualizo lo que materializo Puedo ver mucho y a la vez no veo todo Enfrentar la vida es a lo que he venido. Si se me tiene para algo más Ofrecido por demás no requiere mi permiso Revelada sea la acción para que cumplida sea Gustoso intento seguir en el camino Todo esto se siente como flotar en un suspiro.

(#17 - Septiembre 21, 2009)

Autor: Luis Barboza

5


De Lastre y yo Descalzo

Manifiesto diverso Aún con el color más opaco, Empezó a brillar. Incluso con el aroma más insípido, Impregnó su bálsamo en la piel. Sin intentar despuntar, Germinó su espíritu. Calmo paso desapercibido, Creó su cometido. Brotó sujeto, desde su ser más profundo. Admitido o no, sin detonar su entorno Disímil entelequia de continuidad. Romanticismo del ser real. Farsante apatía anónima y fútil Sin asentir ni ceder su totalidad Sumisión no requerida, Emancipado de amar es cuando completo se está.

(#19 - Septiembre 24, 2009)

Autor: Luis Barboza

6


De Lastre y yo Descalzo

Agridulce Oh, dulce miel de palabras y camino. Agrio panal de hiel. Desabrimiento de adversidades. Entrelazado reconcomio sin propiedad. Botella con historia escrita. Humedecida me emboza. Miel empapelada con sábanas blancas. Áspero trago de amargura. Incauta reseña de referencias. Analogía de vocación material. Símil patrón de muestra. Gris iluminación y despertar. Digerir angustia de un blanco y negro tropezar. Remolque que levanta e impulsa. Sentimiento de constancia cotejo. Agridulce encuentro inadvertido.

(#22 - Octubre 2, 2009)

Autor: Luis Barboza

7


De Lastre y yo Descalzo

Gotas Tronado sonido, Iluminan su camino, Entre nubes grises se mueven de puntillas. Sopladas por el viento se acercan disfrazadas. Caen suavemente, colma mi atención: gotas. Baña con rapidez mis harapos, Telas cuan húmedas me abrazan. Recorren cuesta abajo mi cuerpo, No te aflijas, empápame sin control: llueve. Labrando dibujos mojados, Abstractos acuosos, Sensaciones impregnadas de humedad, No te detengas, cúbreme con tus gotas. Alegrías enmudecidas. Salta el niño interno. Salpico en los charcos. Subraya tu intensidad, es mi lluvia.

(#23 - Octubre 5, 2009)

Autor: Luis Barboza

8


De Lastre y yo Descalzo

Fragmentos de soledad Aviso con premura, silencio desnudo. Como historia sin fin, recorre el sendero. Entre neblinas surge lentamente, Sin señales de humo, espera ser visto. Pasando junto a ti, camino entre las piedras, Ligeramente fatigan mis pies. Y aun así mantengo el paso firme y valedor. Aunque el viento gruñe parece por momentos estar de mi lado, Y en los segmentos tristes denoto fragmentos de soledad. Son trozos aislados entre compañías atentas. Fragmentos que se desprenden de un arco iris, Que intenta volar entre las gotas. Lluvia cálida en la que deseas estar y abrir tus brazos. Dejas de un lado todo el mundo por un segundo, Y transportas tus pensamientos con quien los necesita. Un abrazo de confianza que sumerja todos estos Fragmentos de soledad.

(#27 - Diciembre 15, 2009)

Autor: Luis Barboza

9


De Lastre y yo Descalzo

Señales Centrífuga de pensamientos, Movimiento de sentimientos, Tiempo de prescribir el interno danzante. Validez del interior al frente trepidante. De índices y señales con manos punzantes. Valientes lanzadores adoquinados de cristal. Terratenientes insulsos que un día abrazaron Ahora indiferentes pobres prepotentes. Indefensos sin rumbo marcado No miran el valioso pasado Solo aquellos pensantes buenos de corazón Logran con su pureza validar ese don. Asómate en mi espejo, mi alma he abierto. Verás que la falacia se va con el viento. Pasado de pavimento construido de reales ideales. Leves pasos dan la razón, con sus lentos alzares.

(#28 - Enero 13, 2010)

Autor: Luis Barboza

10


De Lastre y yo Descalzo

365 Sombras de búsqueda, Renovaciones amigables, Quien remueve, haya. Tramas sociales, tejidas en digital. Hola, dame los dedos de tu mano. 365 cuentas solares, Se vuelven distantes Sociedades virtuales Sutil tejido en vitrales. Sorpresa en terna, cerrojo en mano sonreí. Cándida flecha preguntaba su vidente futuro, Que con firmeza respondió: amistad. Naipe particular, trío de ases en escalera de cuatro corazones. Hola, dame los dedos de tu mano, no caminaras en soledad. 365 marcas de calendario, Rebosando por triplicada gratitud. Plena pureza, sentimientos compartidos. Profundo respiro, te susurro al oído.

(#29 - Enero 26, 2010)

Autor: Luis Barboza

11


De Lastre y yo Descalzo

Quatre coeurs Salta con sus alas, con flechas armadas sonrisa rosada rellena sus mejillas. De blanco vestido recorre las calles tomado de las manos acepta tu dardo. Si fuera sencillo dos corazones unidos circulo completo de a cuatro darĂ­a. Amor de este dĂ­a reparte a quien puedas no guardes ni ocultes tu dulce mirada.

(#30 - Febrero 13, 2010)

Autor: Luis Barboza

12


De Lastre y yo Descalzo

Estatua Ante la quietud del silencio observo. Las oportunidades volar lejos. Se marcharon para no regresar. En la esquina de mi cuarto me grapé. A orilla del río me senté. Viendo la corriente lloré. En sus aguas vacié mi espíritu. Su agua pura me llenó. La bruma se asentó sobre mis piernas. Con su tela nubosa cubre mi rostro. No permite ver más allá de mi aura. En silencio me observa y calla. Si soplara el viento abriría mi puerta. Desgrapado de la esquina estaría. Igual sin salida, sin ruta clara, sin pensar. Que donde llegue te encontraré: soledad.

(#33 - Marzo 06, 2010)

Autor: Luis Barboza

13


De Lastre y yo Descalzo

De lastre y yo descalzo Rutas que escoges del camino. Salidas del paso de tropiezo. Camino de lastre y yo descalzo. Se rompe mi piel, pero ya no sangro. El agua ha erosionado, ya no hay gotas. Ojos resecos, pupilas dilatadas. Mente de salida rápida quisiera encontrar. Para rápidamente todo abandonar. Cobardía que recorre las venas. Pensamiento oscuro y sombrío. Bajas las defensas, lanzas la espada al suelo. Sin fuerza no se puede levantar. Sin aún queda algo entre dicho. Bórralo y olvídalo, superfluo sentido. Alma si aún tienes recuerdos, piensa que aún queda camino.

(#34 - Marzo 08, 2010)

Autor: Luis Barboza

14


De Lastre y yo Descalzo

Guerrero: este es un paso de fe Recién nacido se lanzó al vacío Vuelo sin alas, capullo que no se abrió solo De riesgo impregnado se vuelve aliado Cuan madero de ropaje dinamitado. Lucha desigual en compañía. Sorpresa inesperada, su vida aceptada. Rodeado y animado subió muy en alto Saltando batallas ganó la confianza. Creció alto y soberbio, guerrero imbatible. Pobre engañado, creyóse invencible Tocando el fuego quemóse sus ropas Mató con la espada la confianza obtenida. Al suelo cayó totalmente abatido. Solo quedaba, arrepentido. Perdió la batalla más la guerra ha encendido. Luchando intenta volver al reino confiado Este es un paso de fe, Un paso con el corazón en la mano. De confianza desinteresada, Sin ganancia tangible, De esperanza pura.

(#35 - Marzo 09, 2010)

Autor: Luis Barboza

15


De Lastre y yo Descalzo

Calendario de espera ¿Está frenado el reloj? ¿Acaso alguien detuvo mi tiempo? Es mi impaciencia absoluta Ronda mi vida el calendario Inoportuno retraso, un vórtice encontrar. Un mes de espera, He de aguantar. No me enseñaron a soportar. Paciencia forjar Atarme de manos y no presionar. Endurecer el corazón para no sentir. Y soportar la tempestad. No marcar, no teclear, no cliquear No se esperar, más por amor espero. Y sin dudar todo entregar. Necesito una cabina del tiempo Donde ocultar este sentimiento Calendario de espera Quisiera verte lejos pronto pasar Para así encontrarlos de nuevo al final. Ya no soltarlos. Ya no dejarlos. Con mis dedos apretar. Imagen futura rescatar. De alegrías reparar.

(#36 - Marzo 13, 2010)

Autor: Luis Barboza

16


De Lastre y yo Descalzo

Colina de silencio Me trepé por la colina para llegar a lo alto. Al tope llegué me varé fríamente. Guiado engañado bajé y al suelo caí. Un dolor de insensata estupidez, pecho en tierra. Ya impregne con tiza la pizarra. Otro intento no pude perdurar, mano torpe borré. Te manché, no legible la dejé. En cruel inmadurez, me quité de tu camino. Pizarra nueva quiero pintar. Intento no caer por la pendiente nuevamente. Disculpa para construir de alma. Oro vale tu presencia y mi corazón. Penitente he de llegar. En pie no podré estar. Recuperando la quietud con sinceridad. De alfombra a tus pies estar. Olvidando respiraré y esperaré latente. No me rendiré fácilmente.

(#37 - Marzo 15, 2010)

Autor: Luis Barboza

17


De Lastre y yo Descalzo

Evocación de melancolía Evocas y traes melancolía a tu corazón. Llenas tus sentimientos sin opción. De a pocos se cuentan y comprenden tu mirada. Estado siento, entiendo y comprendo. Sientes que vas cayendo. Extiende tu mano. Deja que un dedo llegue a la textura. Dando quietud a tu desesperanza. Heme aquí, acá queda mi presencia. Soporte cuan apoyo fortalece. Sobre mis hombros pon tus pies. Trepa y encuentra una salida. Evocación de melancolía. Sentimiento de costumbre. Verdes pupilas llenas el horizonte. Brillantes a la luz de mi presencia.

(#21 - Octubre 1, 2009)

Autor: Luis Barboza

18


De Lastre y yo Descalzo

Solo por hoy Solo por hoy quisiera, correr a la montaña, Entrar en tu cabaña y mirar por la ventana Blanqueado el césped de húmedas gotas, Me rodea la arboleda que susurra tu voz. Sobre mecedora reposo, solamente una luz logro ver. Cálido fuego chimeneado, entre deja ver tu rostro, Aroma de cocina de leña suavemente me rodea La cabaña de recuerdo permanece. Puedo mirar la figura que reposa Remembranzas de silueta que sábanas cubrió Al fondo el leve goteo de la llovizna danza afuera. Bailoteo del susurro que cierra mis pupilas. La mano que tomaste, pasaste en la mejilla Vibra y recuerda la acritud romántica No es pertenecer, es solo ser parte del momento, Recuerdo enajenado sin sentido común. Si flotara lo haría de noche, boca arriba Donde pueda mirar las estrellas tiritar Retener los mejores recuerdos de la vida Solo por hoy atrapados en mis dedos junto a ti.

(#45 - Junio 23, 2010)

Autor: Luis Barboza

19


De Lastre y yo Descalzo

Júzgate Que se oculte la tristeza La sabiduría resuena en mi corazón La paciencia se aprende con la experiencia Y la paz llega borrando la desazón. Aunque el pecho resalte fuertemente Su mirada está vacía Pues más que tarde reconocería Que la verdad sale a flote sin restricción. Aunque el daño está caducado Se revela aún más enojado Enojado se pierde la cordura Y la mentira queda asfixiada. Detrás del calendario esperaré pacientemente Que el espacio que hay de acá al cielo se revele Dejando al descubierto su verdad De justicias el tiempo se encargará.

(#51- Agosto 06, 2010)

Autor: Luis Barboza

20


De Lastre y yo Descalzo

Derribando muros La pared del silencio me rodeaba Incertidumbre diaria trazaba mi mirada La locura rasgaba las cortinas de mi alma Vidrieras silenciosas por donde miraba Tímidos pasos me tambaleaban a las puertas sin saberlo Y sin advertirlo, detoné mil astillas que rodeaban mi piel. Saltaron en pedazos las portezuelas de tablón Derribando el muro que contenía el vendaje cegador Dejando a la deriva los sueños imaginarios Que sin licencia se conducían en marcha desbocada Solitarios como hilo del destino bien tejido. Donde las palabras flotan sin poderse deletrear. Sugirió revelara los secretos más guardados de mi alma, Instintivamente no había forma del silencio prolongar, Intentando los últimos soplos de saltar la situación, Obligó al destino romper su camino y soltando el nudo giró, Palabra solitaria más pensada de una vida, solo eso bastó. El silencio gritó su mudez y el viento se llevó el sonido que navegó. A vuelta de calendario me encuentra y me detiene Me sugiere el respiro profundo que retiene mi latido Mil astillas flotan, cada una cuenta una historia Cada camino dinamitado, secuencia de batallas Esperanza retardada para culminar en paz mi vereda. Derribando muros se detona una vida y surge otra.

(#52 - Agosto 07, 2010) Rec: 07.08.09

Autor: Luis Barboza

21


De Lastre y yo Descalzo

Inédito hilo de mi vida He iniciado un rumbo inédito, emprendedor de aventura desconocida, reto que me ha lanzado la vida, que justa o no me ha preguntado ¿te atreves a culminar el camino? Le he contestado que sí, lucha indefinida pero finita, que ha trazado un cometido incógnito en lugar arcano. Advierto un dolor generado en seres que siempre he tenido a mi lado, más no pudiendo pensar más allá de la claridad permitida, pacto revitalizar mi espíritu para retornarles con creces de amor inagotable que siento latente por ellos, de energía positiva sus vidas colmar, cuando cerca de nuevo los abrigue, mis dos manos multiplicaré para que no sobre un espacio que no pueda abrazar por donde pase mi antorcha que cálida sientan para que mi ausencia no resientan. Tejido de noble sutileza, forjado de manos divinas, notorio y nacido de antemano, pues hilo nuevo han puesto en mi vida, camino que hala fuerte y acopia, ambas puertas se ha abierto de par en par, pero yo he cerrado al menos una de ellas para no hacerlo dinamitar. No interesa el resplandor que se pueda mostrar, pues más bien momento de calma, sosiego he de mostrar, alud de ideas de mente ajena debo haber generado, mas silencio precipito a mi lengua, protección que resguarde mi espacio, en momento crítico aparece, bendito ser celestial que permite me sustenten y estabilicen ante abrumador momento avistado. Inédito hilo de mi vida, nubes lóbregas parecían ser, más cuando gris agua dejen caer, liberan mi pecho colapsado, me dan fuerza, energía y fortaleza para surgir una nueva puesta de sol, hilos que abren su paso dejando al descubierto que no estaré en soledad, y que cuando días de descanso atraviese mis retoños a mi lado estarán, inédito hilo de mi vida te he decido aferrar a mis dos manos juntas, para ser yo quien controle tu rumbo… mi destino final. Luis Barboza

De Lastre y yo Descalzo  

Sin duda alguna esta segunda publicación me lleva por un terreno pedregoso y duro, en los que el agridulce de la alegría y tristeza se confa...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you