Issuu on Google+


Historia Natural (muestrario)


India hace 75 millones de años Siempre supo que sus camaradas eran espejos en el suelo. Los niños nunca pueden entender por qué el reloj se retuerce. Sólo les queda vivir el siguiente entre vientos, la memoria. Recorren millones de puntos entre todos los posibles. Huelen a otros y en el camino desaprenden los antiguos alaridos. Sólo comienzan una construcción: la tribu. Aceptan máscaras en extraños ritos y el desgarro de la antigua piel. Atacan a sus alimentos y rezuman veneno. Aceptan la mácula del rey y elevan su grado. Desde hoy son betas Y conservarán la semiila de una nueva muerte. -¿Cuánto dura la tierra en la que piensas trotar? ¿Crees siempre que las estrellas y el sol dicen la verdad? ¿Pueden todos tus pilares soportar la fortuna?-


Esta mañana al episodio se le enseña una imagen obscura. La puerta se mantiene Siete segundos entre el ataque derecho y el izquierdo, y de pronto un abrazo del infierno sepulta todo lo conocido. Sólo un árbol es testigo. Los niños son padres, el presente recorre tribus. -La muerte persigue millones de años, y millas; sin embargo ya aprendieron a vivir ensimismados-


La Selva Amazónica hace 83 millones de años Cada reino se ha formado por dos gracias: El mundo y la fuerza. Cada habitante llega al punto de la pregunta: -¿Ser único o ser múltiple?; ¿Tiempos iguales o tiempos insulares?“Extraños brazos han aparecido en el mar, unos ojos vacíos miran la alegría de un descubrimiento, y todo el rostro apacible trata de contar una historia que para siempre se perdió. Sin embargo, una huella en el pequeño tronco habla de una proeza, allá…” Y el nuevo ímpetu se calla por otra miríada de años.


Rusia a 10 millones de años ¡Sí! Los mares la han descuartizado, Pero en la piel lleva el peso De todos Los pecados iniciales. El castigo no mengua, Ejércitos personales lo aniquilan Por centenas Entre círculos, Y en cada comisura. Desde ese juicio final, Vaga por intenciones y direcciones, En el mar de antes, San Petersburgo. La calma es un momento Y otra vez se encontrará con la voluntad. Y volverá con la condena renovada. Millones de nuevas tragedias encima y alrededor.


Sólo su propio viento y su íntimo mar.

Hoy (desde 1914 a 1991) I Un breve aliento y tanto nuestra vida es una caracola como nuestra especie prestada II La sombra de la Especie ha dado vueltas en cada rincón, mutiló con sus huellas las demás historias, ahora existe su eterno sueño. III Cuando se despiertan los caníbales, una ventana se abre en el suelo hoy es su último día


Alquimia GeomĂŠtrica (muestrario)


La Progresión inconclusa… Recuerdo cuando se saltaba alegremente de tabla en tabla, luego de punto a punto, hasta esa cruz que nos sumaba. Algunas veces todo sufría una gran revolución y nos convertían en ondas desérticas que se colaban por los hornos de arcilla. Hasta el recuerdo me lleva a los días que hablamos con los arcángeles y tomábamos espíritus destilados junto con el infinito. Ahora que nos han partido por la mitad, ¿cómo seguiremos caminando? Ahora que las mentes se han marchado entre los osarios. ¿cómo podremos ser?


X^2*Y^2-X*Y^2-Y^3=0 (identificación de una madriguera) Dentro del mundo una criatura escribe en el plano. Su cabeza sueña que la catedral está hecha de uñas y alientos. Los muertos miran y revisan los libros de los tiempos. La criatura preserva la memoria de las bóvedas, llamas en rituales a las hipérbolas, sacude los espíritus en cada elipse. Muy atrás, el asesino comienza su canción.


Estructura esférica Alzando la vista, se puede crear miles de señales curvas y nubladas. Tres puntos no bastaron para calmar la pasión y Sólo los infinitos curaron las ansías de comenzar. Con ojos más lejanos, con estos nuevos objetos es posible escuchar las viejas letanías, siempre tan leves y limpias de sonidos pesados. Al final de toda manera de hacer muertos y resucitados, se encuentra el mismo lecho lleno de dudas: la cabeza de una esfera


La Ira de Dios (muestrario)


Para la ex-R.D.L 1978

I (Canción de amor en la Guerra Fría) Era tan hermosa como la bandera de Alemania Oriental, sus chispas eran las nuevas estrellas que invaden Occidente. De sus ojos emerge la oración, Y el Ejército Rojo puebla el aire. En sus manos pueden crecer praderas llenas de trigo, La plaza roja está escrita en su cuerpo. Mis sentidos siempre están en Alerta 2, Esperando la explosión en algún lado. Una palabra… Sus pisadas marcan la marcha en línea del Muro, En tanto ya encontré una ventana para espiar Los besos dados a cualquier guardia. Sentado en el borde de la cama, Siento el espíritu de las trincheras cuando recuerdo su boca, Al igual que las noches de vigilia, Cuando un bombardero amenaza con fuego las sábanas. Nunca los roles fueron tan ambivalente, Pero recuerdo que tú eres el enemigo…


La muerte, el único árbitro.

III Un círculo vale mucho, El día del juicio pende de él. En su figura el sol nunca se pone, Sus ropas enfrentan el verde infinito… Afuera alguien caza aves. Cuando recuerdo en cada yema, Cuando saco de nuevo el álbum, Alguien más nos ve con ojos de mundo. Muchos barcos de guerra, Muchas tropas empiezan sus ritos, La niebla nuclear se aproxima. Hoy recuerdo quien es el enemigo, Hoy sé que lanzó injurias en sus costas, Mañana tendré ballenas muertas en las playas.


V Siento una sombra tomando mi mano derecha, La devora con impaciencia; Dentro solo existen huracanes. Y la madre en mí se despierta. Un sello se abre, Salen los muertos a declamar poemas, Riegan el suelo sus lamentos más callados, En mi oído martillea el tiempo. Silencio después de todo. Silencio, Noche profunda, Cuerpos yacientes, La luz se pierde para siempre



Lumen trilogía del espíritu