Page 1

El Fútbol tucumano desde sus inicios ha dejado huellas con sus clubes. El sur de la provincia aporta día a día sueños, compromisos, mucha entrega y futbolistas de categoría. La institución de Villa Quinteros no es la excepción.


Ă?INDICE.

De Villa Quinteros

al mundo


Historia y evolución de unos de los grandes del interior tucumano 2

La esencia de nuestro fútbol está nutrida por la lucha, el compromiso, levantarse una y mil veces. Así, San Ramón fue desde sus primeros pasos cre- . Luis Alejandro Saldaño ciendo hasta llegar a la gloria. . Twitter: @luisalejandro8

Siempre con las puertas abiertas. El estadio siempre está a disposición de sus hinchas y socios.

Al igual que muchos clubes tucumanos, San Ramón tuvo su nacimiento gracias a la iniciativa del Ingenio, el cual llevaba el mismo nombre.4 de abril de 1937, fecha donde todo comenzó. Fundación de la institución y en 1962 gracias a la familia Simón Prados (dueños del ingenio) que cedió el terreno que esta sobre la entrada principal a Villa Quinteros, en avenida Libertador se formó el “Bosque”, estadio donde hasta la actualidad es utilizado como casa propia. Sus inicios en el fútbol tucumano fueron allá, por 1927, un 15 de febrero cuando disputaban la Liga Regional del Sud de Fútbol. Desde ese momento junto a la participación del resto de clubes del sur, crearon la Liga del Sud de Fútbol. Siempre siendo protagonistas, luego le tocó formar parte de la actual Liga Tucumana de Fútbol, que desde el surgimiento siempre fue protagonista. Hasta el año 2002 jugó en la B. El ascenso luego fue integral: Institucional y futbolístico. Protagonismo absoluto lo tuvo en 2007, por primera vez en su historia se consagró campeón del Torneo Anual liguista. Sacrificio, humildad y mucha pasión por el deporte hicieron y hacen mantener de pie a un grande.


Héroes: campeones 2007 3

Carlos Juárez; Julio Valdiviezo, Gustavo Pereyra, Gabriel Pallares y Gustavo Costilla; Francisco Ruiz, Sebastián Galván, Mauro Rodriguez y Oscar Orellana; Cristián Fernandez y Sergio Borque.Dt: Rolo Galván.

Primer grito. Festejando el 1-0 en la final, partido de ida.

Gol que dio el campeonato.


“Con actitud y ganas se le puede ganar a cualquiera” 4

Humildad, sacrificio y perseverancia son características que describen a Carlos Campos, delantero del “Bosque” que cuenta lo que fue hacerle un gol al club de sus amores con La Providencia.

Volando alto. Con el hambre de trinfuar siempreo, el jugador habla de como se vive el fútbol allí.

Hacer lo que a uno le gusta no tiene precio y más si es donde te gusta estar. De esto Sabe Carlos Campos, delantero de 25 años que vive y piensa en grande. “Me gustaría jugar en otra categoría, llegar a lo más alto. Trabajo para eso”, confiesa, sin dejar de destacar que: “Estoy muy cómodo en el club, me tratan bien y soy hincha de San Ramón”. Desde chico ligado al mundo del fútbol, hoy su presente dice Villa Quinteros, pero tuvo un paso en el año 2016 en la vereda del frente La Providencia y le tocó vivir un momento muy especial: Vistiendo esa camiseta le convir-

tió un gol (el de la victoria) al Bosque” en su cancha y lo complicó en la categoría. ¿Cómo viviste ese traspaso de un club a otro? “El pase fue bueno, conocí muchas personas buenas. Pero a veces la gente no entiende que uno es profesional y se va no por ser hincha sino por razones ajenas a eso”. Hoy, su camiseta es blanca y azul y tiene muy en claro cómo se sale de los malos momentos, en la vida y en el deporte: “Con actitud y ganas se le puede ganar a cualquiera” ,sentenció Carlos. Trabajador que sabe triunfar.


“ Sie m pr e c ua ndo lle go a un c lub de jo lo m e jor de m i” 5

Deportivo Aguilares y Ñuñorco. Dos instituciones que dejaron huellas para siempre en el arquero. La pasión por el deporte es algo que caracteriza Walter, sobre todo el profesionalismo. Cuidó el arco de 14 clubes y de todos ellos es agradecido por las oportunidades: “Siempre cuando llego a un club dejo lo mejor de mí”, confiesa el arquero al recordar cada paso que dio eneste hermoso deporte. Con 39 años, el nacido en Monteros, inició su carrera en Ñuñorco, institución a la cual le guarda mucho cariño por los momentos buenos y malos vividos allí. Jugó Liga Tucumana, Federal B y A. Momentos de gloria y sufrimiento son los que lleva a decir que: “Soy simpatizante de Ñuñorco, por los momentos que viví, me inicie ahí y tengo mucha nostalgia por ese club”, añadió Morales. Pero no solo en Tucumán dejó marcas, llevó sus atajadas a Neuquén, Club Social y Deportivo Alianza, en donde disputó 2 temporadas del Torneo Federal B y Sportivo Patria de Formosa. No fue fácil, y él lo sabe “Antes jugar al fútbol en un club y llegar a primera era muy difícil, las oportunidades eran pocas”, relata. En la capital, estuvo en la quinta y sexta temporada en San Martín de Tucumán, club del cual también se siente muy identificado. Todo lo vivido hace que hasta el día de hoy siga vigente aún.


6

“Voy a seguir jugando hasta que tenga ganas de ir a entrenar y el físico me responda”

Vivir y disfrutar el presente, de eso se trata. Walter Morales aún tiene mucho para dar y no se ve fuera de las canchas, una vida de cuidados y profesionalismo hacen que su presente sea regular. ¿Hasta cuándo te ves jugando profesionalmente? Mirá, voy a seguir jugando hasta que tengas ganas de ir entrenar y el físico me responda”, dijo y añadió: “El día que no tengas ganas de ir a entrenar o dude de ir, ese será el final”. Pero por el momento las fuerzas sobran. ¿San Ramón va ser tu último club? No lo sé, estoy muy cómodo aquí, hay un proyecto serio, pero si llega una propuesta desde lo deportivo muy buena, se la analizará. Si bien se siente vigente, para el futuro no se ve como director técnico, pero si le gusta lo formativo, trabajar con los más chicos, transmitir conocimientos y guiar caminos de futuros profesionales es lo que lo apasiona. El padre de Bianca, Julián y Genaro, siempre busca ser respetado y lo ha conseguido siempre. Hacia adelante, Walter sigue en corriendo.


7

Con rebeldía e inteligencia todo se puede

Buenos jugadores, hinchada y buenas intenciones es lo que le sobra a este plantel. Pero con condimentos extras se puede ganar y cerrar partidos difíciles. No todo esta perdido San Ramón. El fútbol muchas veces no resulta ser justo, cuando todo parece que será a favor el resultado, algo/alguien aparece y chau lógica. Esto lo vive en el Torneo “Roberto Aníbal Cruz” San Ramón. Hay que repasar 2 partidos para darse cuenta que si se puede, pero sin rebeldía e inteligencia se hace más complicado. El primer partido fue por la fecha tres, recibiendo a San

Jorge (3-1). El “Bosque” empezó ganado el encuentro, 2-0 y en el complemento cuando el “Expreso” intentaba el descuento apareció Carlos Campos para cerrar el partido. Ahora, ¿La contra cara a ese partido? Mismo rival, segunda rueda del torneo, fecha 12.Primer tiempo de bajo nivel para San Ramón, perdía 1-0, pero el fútbol a veces es justo ¿No? cuando el local estaba para 2 goles más, llegó el empate.

Era un resultado, que por lo hecho en el segundo tiempo se acercaba a la realidad, pero por no saber cerrar, darle fin y firmar un empate valioso, faltando 10 minutos se quedaron sin nada. Con orden, sin desesperar y rebelándose ante la adversidad, éste equipo sale, sale porque después de todo, la vida y el fútbol da revancha. Solo se de ir en búsqueda de ella.


8

Son 11 los que salen a la cancha, pero muchos mĂĄs los que acompaĂąan, alientan y empujan a los jugadores para poder conseguir la victoria. Villa Quinteros representada en una sola imĂĄgen.


Contra

CAMPEONES ABSOLUTOS TEMPORADA 2007.RECUERDO IMBORRABLE.

San Ramón  

Pasado y presente de un grande del sur tucumano.

San Ramón  

Pasado y presente de un grande del sur tucumano.

Advertisement