Page 1

El Diario. La infancia perdida en Colombia, los menores en la guerra.

1.

La infancia perdida: los menores en la guerra …………..……….…pág. 4

2.

El niño soldado una vieja realidad……………………….…………pág. 4

3.

Cuantos son y cuáles son sus edades ………………………...…pág. 5

4.

Formas de reclutamiento……………………………………….….pág. 5

5.

¿Cómo se hace un niño guerrillero? ¿Cómo un niño o niña campesino se convierte en un soldado?........................................................pág. 5-6 1


6.

¿Qué hacen los niños que forman parte de estos grupos…………. …pág. 6

7.

Desmovilización y reinserción………………………………….…..pág.

6

8.

Influencia de los adultos en los niños……………………………...pág. 7

9. Bibliografía………………………………………..……………pág. 8

Reseña histórica del conflicto armado en Colombia.

centran en una amalgama de elementos entre los que cabe destacar la debilidad del Estado, el conflicto por la posesión de la tierra, la existencia de marcadas diferencias económicas, o los obstáculos para la creación de una identidad nacional. También destaca la permanencia de guerrillas de orientación comunista y la existencia de una industria del narcotráfico que se ha introducido en todos los sectores de la sociedad y del Estado.

El Conflicto Armado Colombiano (en otros términos la Guerra Civil Colombiana) es un conflicto armado interno que se desarrolla en Colombia desde en torno a 1960. Los principales actores involucrados han sido el Estado colombiano, las guerrillas de extrema izquierda y los grupos paramilitares de extrema derecha. Ha pasado por varias etapas de recrudecimiento, en especial desde los años ochenta cuando algunos de los actores se comenzaron a financiar con el narcotráfico.

Durante la década de 1980 el conflicto armado presentó un rápido escalamiento que se caracterizó por la intimidación generalizada que produjo la guerrilla en numerosas regiones del país, por los asesinatos selectivos de miembros civiles de la izquierda a manos de los nacientes grupos paramilitares, así como por la aparición de sectores del narcotráfico que chocan con la guerrilla en desarrollo de sus actividades delincuenciales. En esa década, el país experimentó transformaciones económicas que se centraron en la transición de Colombia de país cafetero a país minero y cocalero, con el dinamismo de nuevos sectores de la agroindustria con el banano, las flores y la palma africana; y de la minería con el carbón, el petróleo y el oro. A esta irrupción de nuevos polos de desarrollo económico se sumo

El conflicto tiene sus antecedentes históricos en la "época de la Violencia" (conflicto bipartidista de la década de 1950 y de años anteriores. Sin embargo, cada etapa de la historia del país ha traído consigo un enfrentamiento diferente. Así, ya en el siglo XIX a lo largo múltiples guerras, los caudillos regionales levantados contra el gobierno se combatieron entre sí. Las causas para que se desarrollara el conflicto armado colombiano se 2


el suroriente del país, donde creció la industria ilegal de la coca.

civiles, militares y políticos, como tácticas de guerra; el pico de este recrudecimiento se presenta durante la presidencia de Andrés Pastrana y el inicio del gobierno de Álvaro Uribe, cuando confluyen el accionar del Estado, las guerrillas, grupos de narcotraficantes y paramilitares. A partir de la desmovilización de los grupos paramilitares que se lleva a cabo entre 2003 y 2006, sumado al debilitamiento de la guerrilla, se presenta un descenso de la intensidad del conflicto. No obstante, las estructuras paramilitares no cesaron su accionar sino que empiezan a comportarse como carteles de droga con gran capacidad militar (llamados ahora Bacrim), mientras que la guerrilla todavía conserva capacidad de acción y confrontación en ciertos lugares del país.

Estos centros económicos se consolidaron en la periferia, y como consecuencia, cambiaron el carácter de esas regiones, tradicionalmente pobres y marginales. De alguna manera, estas concentraciones de dinero favorecieron el esfuerzo de las guerrillas por llegar a regiones económicamente más integradas, impulsadas por las bonanzas económicas producidas en sus propias zonas de presencia histórica. Ese cambio determinó que desde el centro se empezaran a ver las periferias de una forma diferente, y que se priorizara su integración territorial y política, pues el crecimiento del país empezaba a depender de lo que ocurría en ellas. Sin embargo, la débil integración territorial e institucional existente, la llegada masiva de numerosos migrantes y la desigual distribución del ingreso que generaban las economías de enclave crearon las condiciones propicias para que en los nuevos polos de desarrollo surgieran conflictos sociales que las guerrillas aprovecharon para insertarse de modo relativamente fácil. El narcotráfico degeneró los ideales iníciales y creó una nueva economía que se mantiene como el principal combustible del conflicto.

En 2013 un estudio cifró en 220.000 las muertes causadas por el conflicto desde 1958. Se cita, además, la activa participación de menores en el conflicto.

La época en la que se ubica el mayor recrudecimiento del conflicto ocurrió entre 1988 y 2003, pero es en la segunda mitad de la década de 1990 cuando se presenta la mayor degradación del conflicto debido a que se generalizan las tomas armadas de poblaciones, las desapariciones forzadas, las masacres indiscriminadas de civiles, el desplazamiento forzado masivo y los secuestros colectivos de 3


Reseña histórica de los niños en la guerra.

en la guerra.

La presencia de menores de edad en los conflictos armados no es asunto nuevo en la historia universal y mucho menos en la historia colombiana, donde desde finales del siglo XIX y principios del XX, se los ha observado cumpliendo las funciones de soldados o de guerrilleros en las diversas guerras civiles que ha padecido el país a lo largo de estos años. Denominados “Campanitas” por las fuerzas paramilitares por su uso como centinelas o como reloj de alarma, “Abejitas” por la guerrilla porque "pican" a sus enemigos antes de que sepan que están bajo ataque o “Carritos o carretillas” por los milicianos urbanas de Antioquia ya que pueden pasar armas escondidas por las garitas sin sospecha alguna, un siglo después, a comienzos del siglo XXI, ellos siguen estando presentes en el escenario del conflicto armado colombiano

A pesar del boom de noticias que desde la década del 90 vienen publicando los medios de comunicación, no es mucho lo que conocemos sobre una realidad social que en Colombia adquiere unas dimensiones dramáticas: el niño soldado. Si bien Colombia es un país que se ha caracterizado por su larga historia de conflictos, sobre los cuales ha corrido mucha tinta y han sido objeto de escrutinio político y académico, la participación de los niños y las niñas al igual que los jóvenes en ellos, amerita una mayor atención. En América Latina los niños soldados han estado presentes en las luchas de Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay y Perú, pero las cifras más alarmantes que se han reportado se encuentran en Colombia, donde no menos de 13.000 niños se han desempeñado en los últimos años como soldados, lo que significa que uno de cada cuatro combatientes irregulares es menor de edad. Ellos han estado presentes tanto del lado rebelde, en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC-EP y en ELN, al igual que con grupos paramilitares derechistas como la Autodefensa Unidas de Colombia, AUC. Se calcula que por lo menos dos tercios de estos niños guerreros tienen menos de 15 años de edad, y los más jóvenes reclutados tienen tan solo siete años.

La infancia perdida en Colombia, los menores 4


estos guarismos. Diferentes personas, secuestradas por estos grupos armados ilegales, al salir de su cautiverio, han narrado como era frecuente que los encargados de su vigilancia fueran jóvenes no mayores de 15 años, y han dado testimonio de la alta presencia de ellos dentro de las filas de estos grupos armados.

El niño soldado una vieja realidad. Si bien los niños y jóvenes han estado vinculados a la guerra y a los conflictos bélicos desde tiempos inmemoriales, con la aparición de las armas de fuego ligeras y de fácil manejo, su función cambio: sus tareas se incrementaron y pudieron asumir de manera creciente un rol más protagónico en la guerra.

Formas de reclutamiento. La forma como los niños, niñas y jóvenes llegan a estos grupos armados irregulares, presenta diversas modalidades. El reclutamiento forzoso utilizado no es el único mecanismo mediante el cual éstos logran engrosar sus filas, como comúnmente se cree. La realidad nacional tiene muchos matices, es compleja y diversa. Según las fuentes que se consulten, se tiende a privilegiar unas formas de reclutamiento sobre otras. El Ejercito Nacional, habla de formas coercitivas de llevarse los niños, mientras otras instituciones plantean, además de ésta, otras modalidades, siendo la voluntaria la más importante. El informe de la Defensoría del Pueblo antes mencionado, considera que el 90% de los niños que estaban en la guerrilla,

Cuantos son y cuáles son sus edades. Los datos sobre el número de niños soldados en el país son apenas aproximados ya que es a través de métodos indirectos que se establecen 5


manifestaron voluntad.

haber

entrado

por

advertir diferencias significativas entre el proceso vivido por los niños en la guerrilla de las FARC-EP o del ELN y aquellos que hicieron parte de los grupos paramilitares.

¿Qué hacen los niños que forman parte de estos grupos?

¿Cómo se hace un niño guerrillero? ¿Cómo un niño o niña campesino se convierte en un soldado?

La suerte que corren los niños, niñas y jóvenes que ingresan a los grupos armados irregulares no es homogénea y no existe un formato rígido al cual se deban a tener. Este cambia según la naturaleza y características de cada uno de los frentes o grupos y de manera muy especial, según la situación o el contexto en que cada uno de ellos se encuentre. Factores personales como su edad, experiencia o destrezas también son importantes, pero a lo que más son destinados es a cuidar secuestrados o personas privados de libertad.

Este tema, al igual que todos los relacionados con este sector de la población, es difícil de conocer. Algunas referencias de niños y niñas desmovilizados permiten rastrear el proceso. Los testimonios e informes consultados afirman que los niños reclutados reciben en principio el mismo entrenamiento que los adultos y que no existen tratos especiales discriminados por edad. Los múltiples relatos de los niños, niñas y jóvenes que vivieron una experiencia al lado de los grupos militares irregulares, permite 6


Influencia de los adultos en los niños. Los niños ven a los adultos como un modelo a seguir ya que en lo inocentes que son, no diferencian el bien del mal, por ende, los niños cresen queriendo ser algo que creen ser bueno, pero cuando se dan cuenta que no lo es, ya es demasiado tarde para remediarlo; los niños dejan de ser niños y toman la guerra como profesión y las arma como su implemento de trabajo.

Desmovilización y reinserción.

En las siguientes imágenes se puede ver claramente que los adultos dejan sus armas al alcance de los niños sin tener respeto alguno.

Como lo decíamos al iniciar este artículo, resulta muy difícil calcular el número de niños y niñas reclutados por los grupos armados, pero lo cierto es que estos ascienden a miles, muchos de los cuales han dejado las armas en los últimos años. Algunos lo ha hecho por su propia voluntad, de manera individual o en pequeños grupos, otros han sido capturados por fuerzas del estado, otros han sido entregado oficialmente por el grupo irregular al que pertenecen mediante los programas estatales de desarme o desmovilización, y otros, mediante entregas realizadas por estas organizaciones directamente a sus familias.

7


del Interior, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, 2002.

Bibliografía. •

Álvarez – Correa, Miguel y Aguirre, Julián. Guerreros sin sombra. Niños, niñas y jóvenes vinculados al conflicto armado. Bogotá: Procuraduría General de la Nación, Instituto de Estudios del Ministerio 8

Agencia de Noticias, Ejercito Nacional. “Entre el temor y la incertidumbre. Menores vinculados a grupos terroristas”. Informe especial. Agencia de Noticias., sábado 20 de noviembre de 2004 www.ejercito.nal.co idcategoria36743

Avellaneda, Diego Roberto, 2006 Situación de derechos humanos de los niños, niñas y jóvenes desvinculados del conflicto. Universidad Nacional de Colombia, Departamento de Trabajo Social. Monografía grado


Cárdenas Sarrias, José Armando. Los parias de la guerra. Análisis del proceso de desmovilización individual. Bogotá: ediciones Aurora, 2005.

Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia. Niños, Niñas, Jóvenes y Conflicto Armado en el 2002. Una aproximación documental. Bogotá: Grupo editorial La Liebre, 2002.

Convers, Ana María; Gómez Jiménez, Mario y Martínez, Margarita (coordinadoras). El conflicto armado y los derechos fundamentales de la niñez en Colombia. Bogotá, 2004.

Defensoría del Pueblo, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Organización Internacional para las Migraciones, Save the Children-UK, Ruta Jurídica y Fundamentos Normativos de los Niños, Niñas y Jóvenes Desvinculados del Conflicto Armado. Bogotá: ICBF, 2002.

Hernández Delgado, Esperanza. “Los niños y las niñas frente al conflicto armado y alternativas de futuro”. En Revista Reflexión Política. Diciembre, año 3, número 6. Universidad Autónoma de Bucaramanga, Colombia, p.1-11. Disponible en: http://editorial.unab.edu.co/revistas/ reflexion/pdfs/der_36_1_c.pdf.

www.wikipedia.com

Coalición Española para Acabar con la Utilización de Niños Soldados. Niños soldados-Informe Global 2004. Edición resumida preparada por la Sección Española de Amnistía Internacional. Noviembre de 2004. Disponible en: http://www.coalico.org/publicacione s/libros.htm

Coalition to stop the use of child soldiers. Informe Conflicto Armado en Colombia FRONTERAS: LA INFANCIA EN EL LÍMITE. Febrero 2007. www.coalico.org, www.childsoldiers.org

9

La infancia perdida, los menores en la guerra.  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you