Page 1

1


2


3


Heterohumana

I

Eclipse

Eclipse solar total- América del Sur 14 de Diciembre de 2020

La ciudad de Buenos Aires muestra su cara nocturna reflejada en el río con chispazos lumínicos sobre sus mansas aguas, a esa hora en que podría parecerse a cualquier otra cosmopolita urbe. Vehículos como rayos sacuden sus latigazos sobre el asfalto humedecido, esperando ablandar el agrio humor de sus ciudadanos, cansados de soportar el cruel aliento de su desesperanza, abarrotados en miles de solitarias almas encontradas en el bar que cada esquina finge al festejar su algarabía. Solo algunos son conscientes de su propia soledad e intentan compaginar sus vidas con alguien más, en un ritual inacabable de búsquedas y desencuentros. Sara elige el gimnasio como el ámbito apropiado para relacionarse y se pasa horas trotando sobre una cinta, que paradójicamente no la ha conducido a ningún lugar. Ya sobre el final de su ejercicio diario, un joven que no había visto por ese lugar comienza su rutina de aparatos junto a ella, quien no puede evitar mirarlo, pese a que él no parece notar su presencia. Sara decide reiniciar su ciclo de ejercicios para darse otra oportunidad de llamar su atención, aunque su cuerpo se encuentra al límite de su resistencia y los sensores del aparato le hacen una advertencia sonora, que ahora sí provocan que su presa se diera por aludido.

4


Heterohumana

“Nave Nodriza�

5


Heterohumana

-¿Te encuentras bien? -Dice Alex, alcanzándole una toalla para que seque su frente. -No sé que me ocurrió -contesta ella – no me había pasado antes. -No debes esforzarte para obtener resultados, aunque no entiendo qué esperas lograr si tu físico es perfecto- dice él con una sonrisa que denota lo estúpido de su avance. Ella se da cuenta que su objetivo no cumple con sus expectativas y simplemente se retira hacia los vestuarios devolviéndole la toalla, en tanto Alex, muestra una expresión de abatimiento que lo deja fuera de la contienda en su primer acercamiento amistoso desde que su esposa lo abandonó, un par de meses atrás. Alex la sigue con la mirada durante todo su trayecto y puede notar que todo el mundo lo observa socarronamente, producto de lo sucedido cuando las luces del establecimiento empiezan a parpadear, provocando que los concurrentes dejen de ponerle atención al hecho, hasta que unos gritos de espanto se escuchan desde el salón contiguo. Las luces se apagan e inmediatamente se enciende el alumbrado de emergencia, que poco después también falla; aunque unas ráfagas de claridad iluminan en forma tenue e intermitente el lugar desde la puerta de entrada, haciéndose más intensa a medida que se acerca. Alex puede ver cómo Sara retrocede de espaldas hasta aproximarse a él con una expresión de espanto que la inmoviliza sin pronunciar palabra alguna. Él se incorpora y saltando sobre el banquillo de los aparatos avanza hasta la puerta para ver por sí mismo lo que tiene a todos espantados, y de pronto también se paraliza… cuando unas extrañas figuras de apariencia humanoide ingresan al lugar. Sus cuerpos, de gran talla y muy esbeltos se desplazan grácilmente, como si su peso aparente no tuviera relación con la elasticidad de sus movimientos. Su piel envuelve sus cuerpos sin rasgos evidentes de contener órganos internos ni estructura ósea, con una apariencia sedosa y semitransparente, y un haz de luz que bifurca sus contexturas en un perfecto eje de simetría desde su interior, abriéndose y cerrándose como extensos labios verticales, articulando bocanadas de luz como único elemento de comunicación, puesto que carecen de órganos visuales y auditivos. A modo de vestimenta, solo portan mangas en sus extremidades tejidas con un brillante hilo metálico, dejando el resto de su cuerpo al desnudo, pudiéndose observar que hay en el grupo especímenes de ambos sexos. Súbitamente uno de ellos levanta uno de sus brazos y coloca la mano sobre la cabeza de uno de los asistentes ejerciendo cierta presión de sus largos dedos hasta hacerlo desvanecer, aunque con tal delicadeza que no provoca reacciones en ninguno de los demás presentes. Como en una 6


Heterohumana

selectiva lotería, el resto de los alienígenos hace lo propio con algunos de los demás y lentamente, como si arriasen ganado conducen al resto, incluidos Sara y Axel hacia la puerta de salida, lo que se produce en absoluta calma y sin reticencias. Algunos segundos después las lámparas fluorescentes empiezan a danzar su ciclo usual de encendido y los hombres y mujeres que se encuentran desvanecidos en el piso comienzan de igual modo a despertar, casi sin percatarse que han pasado por un transe hasta que se incorporan y vuelven a sus puestos de ejercicio, concentrados en sus rutinas, para combatir el estrés. Cerca de seiscientas personas fueron colectadas por la brigada alienígena y ahora se encuentran alojados en la nave nodriza; en pequeños grupos según su lugar de procedencia fueron asignados a diferentes compartimientos de forma cilíndrica donde flotan en un constante estado de ingravidez. Sus límites vidriados les permiten ver las cámaras contiguas sonde se encuentran los otros contingentes traídos de diferentes partes del planeta. Sara se encuentra aterrorizada como el resto de los ocupantes del recinto y utilizando su cuerpo para impulsarse se aproxima a Alex, que la acoge en sus brazos confortándose mutuamente. Se escuchan quejidos y sollozos de algunas personas que aún no se deciden a expresarse por temor a represalias de parte de sus captores, pero en vista que no han dejado guardias vigilándolos, poco a poco empiezan a producirse algunas pequeñas charlas para al menos interpretar la situación en la que todos se encuentran. -Temo que ha llegado nuestro fin – Dice Sara con lágrimas en los ojos. -No lo creo –le contesta Alex para calmarla – si así fuera no se habrían tomado tantas molestias para raptarnos… -¿y te has fijado cómo eligieron sus víctimas? – yo creo que su interés en nosotros es científico… o ¿por qué crees que trajeron gente de diferentes razas y países? -¡Variedad alimenticia! –dice alguien en tono macabro, haciendo que quienes están a su alrededor se espanten aún más. -¿No crees que tu broma está un poco fuera de lugar…? –Dice Alex ofuscado. -Creo que lo que especulemos no nos va a ayudar en nada; de hecho, si somos su alimento o sus conejillos de indias no cambia en nada nuestra terrible situación -Dice alguien más, quien empuja una estructura para alejarse del grupo aprovechando la falta de gravedad del calabozo.

7


Heterohumana

Un ruido se escucha en el interior del tubo metálico que se encuentra en medio del cilindro y todos se esparcen por el aire como un cardumen asustado. Una puerta se abre en el ducto y una pareja de humanoides sale de él introduciéndose en la celda. Sus cuerpos ahora no emiten luz, como si su intención no fuera comunicarse, y se puede ver como su tersa piel los envuelve íntegramente, ocultando el largo labio vertical que divide su cuerpo en dos. La hembra se acerca a Alex y le extiende su mano hacia su pecho, desgarrando los botones de su camisa, para observarlo como inspeccionando a un esclavo antes de la subasta, girando en torno a él con movimientos suaves y seductores. Alex se queda estático mientras es observado por la alienígena y en un momento sus ojos parecen desobedecer a su pánico recorriendo la escultural figura de la mujer. La vista de su espalda revive la imagen de un cuerpo bifurcado en su eje vertical cuando desde su cuello baja una sutil línea de luz que se engruesa suavemente desde su cintura hasta sus nalgas, formando sus esbeltas piernas, que al igual que sus brazos se encuentran cubiertas por una tela metálica color peltre. Sara lo observa con cierto recelo, lo que es advertido por el macho alienígeno que reacciona acercándose a ella con paso firme pero pausado, repitiendo el rito, y contorneando su cuerpo con las manos, aunque sin tocarla… como acariciando el aire que la circunda. Un sudor frío baja por la frente de Sara formando una gota que escurre entre sus pechos hasta perderse bajo su blusa. La cabeza oval del carcelero se abre sutilmente en el centro de su inexpresiva cara y la luz vuelve a surgir entre los labios como un cierre relámpago que baja por su pecho bifurcándolo hasta su pelvis, y ocultando su miembro en su luminosidad, haciendo que se enciendan los pómulos de Sara en su incipiente rubor. Las esbeltas figuras se retiran lentamente del habitáculo y Axel y Sara los siguen como magnetizados por la estela luminosa que dejan atrás, hasta que se introducen en el viaducto que los envuelve con su metálica puerta cilíndrica. La nave nodriza arriba a la ciudad espacial oculta en el cono de sombra que muestra el eclipse solar, justo antes que se produzca la umbra en la tierra, sellando el pasaje que hace invisibles a los viajeros de los ojos del hombre.

8


Heterohumana

II Ciudad Estelar

9


Heterohumana

Con el mismo concepto de la nave nodriza, se erige la urbanización en el punto ciego que ofrece la luna en el espacio, acompañando el movimiento orbital en torno a la tierra y ocultándose en su lado oscuro. Está compuesta por miles de edificios inscriptos en cuerpos geométricos, simulando ser satélites de comunicación, pero que en realidad constituyen la sofisticada trama urbana de la ciudad Estelar. En su interior miles de seres deambulan por sus conductos viales en todas direcciones, sin considerar cuestiones físicas debido a la falta de gravedad, dado que cada cuerpo rota sobre sí mismo y con diferente eje, produciendo campos magnéticos perimetrales que los mantienen separados, aunque manteniendo su posición relativa respecto del conjunto. A modo de vías rápidas, en la periferia de cada unidad se encuentran los anillos gravitacionales, dentro de los cuales se desplazan los vehículos de transporte interno; algunos de ellos están en contacto con el anillo de la comunidad vecina en un punto, donde se produce un puente de rotación que permite migrar a otro elemento urbano, siendo esta la única conexión inter-barrial que no necesita salir al espacio exterior. La nueva colonia de humanos se encuentra alojada en el sector central de la ciudad, lo que los priva de las vistas hacia el espacio, provocándoles a sus habitantes un estado depresivo con inclinación hacia la introspección, para evitar cualquier intento de fuga, aunque esto pareciera ser una mera ilusión. Fueron distribuidos en celdas por parejas de ambos sexos, elegidos aleatoriamente, salvo en el caso de Sara y Axel, a quienes se los ubicó juntos ante la sospecha de que ambos sentían algún tipo de atracción mutua. Ahora ellos están en su aposento totalmente vidriado sin medios de salida aparente, distanciados entre sí por elección propia, como si cada uno le reprochara al otro la situación en la que están envueltos, sin mirarse y agazapados en esquinas opuestas de la habitación. Desde el exterior del cuarto, la pareja alienígena que los condujo hasta allí los observa a través del muro de cristal estudiando cada una de sus reacciones sin que ellos lo hayan notado desde entonces, producto de los reflejos producidos por el vidrio y la baja iluminación de los pasillos externos. En su afán de analizar su comportamiento empiezan a producir algunos eventos en el cuarto que alteren la tranquilidad en los prisioneros, como modificaciones en el color de la luz, o sonidos extraños provenientes de la estructura edilicia, sin lograr reacción alguna en ellos, debido a la magnitud de sus problemas, que parece haber saturado su capacidad de resolución a juzgar por su estado de abatimiento.

10


Heterohumana

Una pequeña puerta se abre en el piso mostrando un compartimiento que contiene dos cazuelas de forma semiesférica conteniendo ambas, una provisión de lombrices moviéndose en todas direcciones. 11


Heterohumana

-¡No otra vez! - Exclama Sara en tono apagado y malhumorado. -Esta vez lo voy a comer – dice Alex – no podemos seguir así, nos estamos debilitando demasiado desde que dejaron de alimentarnos por suero en la nave nodriza. -¡Yo jamás lo voy a hacer…! Prefiero morir de hambre. Alex se levanta con mucha incomodidad, debido a que siente las articulaciones atrofiadas por la falta de ejercicio y alimentación y se acerca al centro del cuarto a recoger las vasijas de vidrio transparente con el movedizo alimento, se agacha con parsimonia y toma ambas tazas llevándole la suya a Sara, que se encuentra sentada en cuclillas en la otra esquina, y se niega a tomarla con un leve movimiento de cabeza. -Te lo pierdes –Dice él con cierto sarcasmo mientras vuelca el contenido de un recipiente en el otro para luego aprisionar las lombrices entre ambos recipientes, haciendo presión hasta convertirlas en un espeso jugo verde, vuelca parte del líquido en el otro pocillo y se lo vuelve a ofrecer a ella. –Es orgánico y tiene muchas proteínas, como las porquerías que seguramente consumías en el gimnasio – le dice en tono jocoso. Sara levanta la vista para mirarlo desde el suelo y un chispazo en sus ojos delatan que está a punto de ceder, cuando él se mantiene erguido con el alimento en la mano apuntando hacia ella, que lo toma con timidez, dudando justo antes de apoyar el borde de la vasija en sus labios, hasta que Alex toca suavemente con dos de sus dedos la taza induciéndola a beberlo, lo que hace de un solo trago hasta el fondo. -No está nada mal –dice ella con una sonrisa – ahora es tu turno. Alex mira su bebida y con una expresión de asco lo toma también hasta que vomita parte del trago sobre el piso, cuando una lombriz sobreviviente se escurre entre la sopa derramada. -¡Ah…! –Dice él sumamente asqueado -nunca toleré estos alimentos orgánicos. Repentinamente, unos aspersores ubicados en el cielorraso empiezan a esparcir agua en forma de lluvia sobre toda la habitación lavando el suelo y escurriendo el vómito sobre la rejilla central que se cierra provocando que se inunde algunos centímetros. Ambos aprovechan el imprevisto chaparrón para tomar una ducha refregando las manos por sus caras y cuerpos, gozando del momento y luego de mirarse atrevidamente, se quitan toda la ropa como si fueran a zambullirse en un lago. . 12


Heterohumana

Una vez desnudos, descubren que están siendo observados por la pareja alienígena y ambos intentan cubrirse con sus brazos, hasta que un momento después, un raro pensamiento pasa por sus cabezas y cambian de actitud, permitiéndoles ver sus cuerpos en un arranque de exhibicionismo que los motiva a moverse con cierto erotismo, hasta que sus ojos se cruzan y empiezan a hacer el amor suavemente, y sabiéndose espiados por los dos extraterrestres, exageran sus movimientos. La lluvia se detiene lentamente y una vez que escurre toda el agua la habitación empieza poco a poco a perder gravedad, hasta que sus cuerpos empiezan a flotar en el ambiente abrazándose entre sí con brazos y piernas en una mágica danza de excitación, cuando Alex, por primera vez, besa en la boca a Sara que lo acepta complacida, cerrando sus ojos a lo que pueda suceder, y abandonándose a su suerte. Sus cuerpos juegan con la ingravidez del cuarto explorando cada sensación que les produce ese estado y al abrir los ojos, descubren que la copla alienígena se encuentra junto a ellos en la habitación, enfrentados entre sí y flotando en forma vertical. La hembra empieza a abrir sus piernas y su cuerpo empieza a mostrar la hendija de luz que surge desde los labios de su vagina hasta extenderse en todo su cuerpo como un río de lava que recorre su abdomen, el valle de sus pechos hasta llegar a su boca, irradiando la sensación de placer que el macho absorbe con su propia luminosidad, entrelazando sus piernas con las de ella y fundiendo su propia luz con la centellada por su Venus, en un aura que los envuelve contagiando de felicidad a la pareja de humanos. Consumado el acto, ambos vuelven a suspenderse en posición vertical, girando hacia enfrentarse con Sara y Alex, que empiezan a mostrar signos de temor, y se separan el uno del otro. La hembra deja de brillar y se quita lentamente las mangas metálicas que cubren sus piernas y brazos, dejando al descubierto los tatuajes tridimensionales que pueden verse a través de su piel translúcida. Alex queda maravillado con su belleza, expresada en su colorido y movimiento y se acerca a ella como hipnotizado, sin temer por su seguridad. Sara vuelve a mirarlo con una expresión de celos que el macho toma como una invitación hacia él, y se quita su propia vestimenta, proponiéndose a ella, que no deja de mirar a Alex y a la mujer que intenta seducirlo. Al ver que se abandona a sus encantos, Sara decide entregarse también, alentada por el despecho y ambas parejas consuman un extraño rito sexual que se produce entre luces y sombras de un amargo desencuentro.

13


Heterohumana

III Megalópolis Hipervínculos

Nuestro planeta ha estado sufriendo una transformación que lo ha vuelto insensible al hombre. Lo paradójico es que precisamente fue él quien lo ha conducido a este estado, como resultado de la continua adaptación a sus nuevas necesidades, aquellas que alguna vez no existían porque ni siquiera se habían planteado. El crecimiento poblacional motivó la búsqueda de recursos para abastecerlo y la puesta en movimiento de esa maquinaria dio origen a un nuevo orden que satisfizo ese proceso y como en todo cambio se produjo una polaridad entre progresistas y conservadores. Obviamente, los primeros estuvieron embanderados por la juventud, que pujó por establecer sus pautas de vida, dejando a los experimentados pero obsoletos ecologistas a la vera de las decisiones y recluidos en un mundo al que no les interesa pertenecer. Esta barrera generacional se ha manifestado en los centros habitacionales que se han desarrollado casi exclusivamente para los adolescentes dejando relegado al hombre maduro a vivir en las afueras, en villas periféricas, alejadas de la extenuante aceleración urbana. En un bar ubicado cerca del centro de transferencia urbana, a orillas del Río de la Plata se encuentra un grupo de jóvenes activistas del Partido Progresista, todos ellos menores de edad y ansiosos por formar parte de la evolución que el mundo está desarrollando. Todos ellos ostentan adminículos electrónicos de última generación por los que demuestran admiración, y pareciera ser que son su único tema de conversación.

14


Heterohumana

Andrés está sosteniendo una videoconferencia con Patricia en su teléfono celular, una joven que acaba de conocer en la red, mientras sus compañeros esperan como resultado una salida conjunta con las amigas que esta pudiera conseguir. -Invítalas al estadio holográfico- le dice Pablo – hoy presentan a “Los Güeros”. Andrés lo mira con desprecio y continúa con su conversación en el aparato -Deberíamos encontrarnos y conocernos personalmente (en tono seductor). -Creo que ya nos hemos conocido lo suficiente, contesta Patricia a la vez que cancela la comunicación.

15


Heterohumana

Andrés indignado le pega un pequeño golpe en la cabeza a Pablo, que el acepta resignado. -Sos increíble, Pablo… Siempre tenés que arruinar las cosas. Kevin los interrumpe: -Esto siempre va a pasar mientras nos encerremos en este lugar a jugar con estos aparatitos… Deberíamos ir al estadio como dice Pablo y conocer mujeres verdaderas, en lugar de cosechar fracasos virtuales. -Parece que todos olvidaron qué día es hoy –Dice Roberto, el cuarto integrante del grupo – Debemos asistir a la base del partido a debatir sobre el tema de la manipulación genética. Todos lo miran con desprecio aunque con conformidad, porque saben que es una cita ineludible. Unos minutos después, el séquito se encuentra en un automóvil desplazándose a alta velocidad por la autopista que los conduce a la sede del partido Progresista. Al ingresar, el pequeño Pablo le dice a Andrés: -¿Esa no es Patricia…? Andrés al notar que tiene razón, se abalanza a su encuentro sin siquiera contestarle a su amigo. -Tremenda vocación partidaria la de este muchacho –Dice indignado Roberto, mientras él y sus amigos se sientan en las butacas prestos a participar de la conferencia en tanto Kevin lo hace al lado de Patricia unas filas más adelante. En la tarima, un joven de no más de quince años inicia el debate, y su rostro se ve ampliado en varias mega-pantallas distribuidas por toda la sala. -Como todos sabemos –Dice Amílcar, el presidente del partido –Lo que debemos establecer aquí, es de qué modo debe aceptarse la manipulación genética en nuestra sociedad, que ya ha sido aprobada por el gobierno en las últimas horas. No obstante ser un hecho irreversible, es muy importante decidir cuál debe ser el alcance de esta ley. El joven hace una pausa y las pantallas empiezan a reflejar algunas imágenes que grafican las diferencias entre los protocolos presentados al debate. -En primer lugar –continúa – Se encuentra la propuesta 31, que restringe la facultad de los laboratorios a los embarazos, lo que significa que solo puede producirse un cambio genético de generación en generación, lo que conlleva un retraso en lo que al partido progresista persigue, que es la globalización de aptitudes tanto motrices como mentales en la humanidad. 16


Heterohumana

Las pantallas muestran imágenes de diferentes prototipos de seres humanos, con capacidades diferenciadas. -Lo que nuestro partido pretende, es que se le permita a cada quién, ejercer su derecho natural a cambiar; a poder modificar sus expectativas de vida y de relación, mejorando tanto su contextura física como su capacidad intelectual, y así poder romper con la hegemonía de los habitantes de Ciudad Estelar en el desarrollo de la historia de la humanidad. En ese momento, se produce un tumulto en torno a unos adultos, de no más de treinta años, que se manifestaron negativamente a las declaraciones del líder progresista, haciendo que los guardias de seguridad los expulsen del recinto, para no generar mayores disturbios. Uno de los involucrados en la protesta es Alex, quien una vez afuera continúa quejándose en voz alta, para hacerse oír por los participantes en el evento. -¡Ustedes no saben en lo que se están metiendo…! –Grita Alex ¡Esto nos conducirá a la desaparición de nuestra especie! -Repite varias veces hasta que nuevamente los guardias vuelven a increparlo, haciendo que desista de desafiarlos. Alex se aleja acompañado por el grupo que encabeza y ha estado con él en el disturbio, mientras la conferencia continúa hasta dar por aprobado el proyecto que se presentará a la asamblea legislativa gubernamental, y que seguramente será votado favorablemente dado que el partido Progresista posee la mayoría absoluta en ambas cámaras de representantes. -No debemos darnos por vencidos –Dice Alex a sus compañeros -Estos pendejos no tienen la menor idea de lo que nos espera si esta modalidad se aprueba… creo que llegó la hora de actuar sin más vueltas. -¿A qué te refieres con actuar -Dice Ana, una de sus seguidoras. -Creo que debemos formar un frente entre los adultos, para que retomen el papel de educadores que siempre han tenido… No podemos dejar de lado nuestra experiencia ante el advenimiento de un cataclismo como este. -Te estás olvidando que ellos tienen todo el poder –Dice José – Nosotros no estamos en posición de ejercer ninguna autoridad sobre los jóvenes, quienes se han independizado de sus familias desde que se produjo la revolución generacional.

17


Heterohumana

-Yo nunca hablé de ejercer autoridad alguna, porque eso nos conduciría a algún tipo de violencia que la historia nos ha demostrado sería contraproducente… solo digo que si no nos unimos los que hemos sufrido experiencias atroces por parte de los seres autogestados, y que son el ejemplo a seguir de nuestros hijos, solo estaremos ayudándolos a conseguir su propia extinción. -¿Y qué propones que se haga, entonces? -Aún tenemos la red de comunicaciones, que afortunadamente sigue siendo gratuita; debemos inundarla con imágenes de nuestras experiencias para que puedan ver por sí mismos lo que les espera si continúan con esas ideas. -¿De dónde sacaríamos imágenes verídicas…? Tú no puedes más que contarnos lo que te sucedió, y nadie te creería; además nosotros ni siquiera lo hemos vivido -Dice José. Alex se queda pensativo y luego se separa del grupo para caminar por la rambla, sabiendo que José tiene razón, pero consciente de que algo debe hacerse al respecto. A su mente llegan imágenes de Sara, que desde que los alienígenos los devolvieron a la tierra decidió alejarse de él y han perdido contacto desde hace varios meses. Al pasar por un barrio de casas bajas, en un suburbio remanente de la gran ciudad, escucha voces en medio de una discusión familiar proveniente de una de las casas. Una joven de unos quince años sale a la calle y se aleja intempestivamente. Alex se cruza con ella, que prácticamente se lo lleva por delante, tropezando y dejando caer sus pertenencias, las que lleva en una pequeña mochila. Él la ayuda a recogerlas introduciendo algunos objetos nuevamente en ella y devolviéndosela, notando que entre ellos se encuentra una jeringa, una pipa y otros adminículos usados frecuentemente para la inoculación de algún tipo de drogas.

18


Heterohumana

-¿Te encuentras bien…? –Le pregunta cortésmente Alex aunque sin esperar respuesta por parte de la joven, lo que sería inusual entre personas de diferente generación. Extrañamente, la adolescente apoya la cabeza en su hombro y empieza a llorar en sus brazos. Alex se ve obligado a consolarla y la sienta a su lado en una banca frente a la rambla de la costanera porteña. -¿Y bien…? –Insiste él, cuando Rita lo abraza y empieza a besarlo, haciendo que Alex se separe inmediatamente de ella, a quien considera una niña. -¿Qué le pasa a usted… es gay? -No querida, pero de lo que sí estoy seguro es que soy muy diferente –Dice Alex en un tono fraternal – De hecho soy mucho mayor que vos. -¿Qué hay de malo en eso…? -De malo nada… pero si no lo has notado, ni siquiera pudiste tutearme, lo que indica que no me consideras igual.

“Suburbio” 19


Heterohumana

-No entiendo que quieres significar con eso –Responde ella enfatizando que sí lo está tuteando – Vos no serías el primer hombre mayor que se acuesta conmigo. -Para que las cosas queden en claro, nosotros “No” nos vamos a acostar –Dice Alex –solo estoy contigo porque veo que estás en problemas… escuché los gritos de tus padres y pensé que quizás necesitabas conversar con un adulto que no fueran ellos. -Lo último que necesito ahora es un adulto… digo para conversar –Dice esto último con los ojos humedecidos, haciendo que Alex vuelva a confortarla en sus brazos, poniendo su mano sobre su cabeza. -Creo que lo que necesitas es dormir un poco –le dice mientras se levanta y la toma de la mano para que ella lo acompañe. Caminan unas cuadras y ellos entran a un edificio en los suburbios donde vive Alex, quien golpea a la puerta de Ana, su vecina y ambos entran a su casa. -¿Nos puedes prestar ayuda? –Le dice Alex a Ana, que los recibe en bata de cama. -¿Quién es esta niña…? – Responde ella. -Tu nueva hija postiza –Responde él enfrentándose a las agresivas miradas de ambas con una sonrisa esquiva aunque seductora – Mejor ahora no pensemos nada al respecto, creo que todos debemos dormir un poco para poder ver esta situación con ojos matinales en el desayuno –Y las deja solas retirándose a su propio departamento, y ya en la puerta le dice a Ana: -¿Vos habías preguntado de qué forma vamos a resistir a esta administración despótica…? –Esta es nuestra oportunidad de averiguarlo… las veo en la mañana, yo traigo las medialunas. Cuando Alex cierra la puerta ellas se quedan mirando una a la otra sin decir una sola palabra, hasta que Ana toma unas sábanas de un ropero y se la arroja a Rita diciéndole: -Por ahora acomódate en ese sillón… Mañana veremos cómo sigue todo esto. Rita deja caer su mochila en el piso y se arroja a sus brazos llorando, por primera vez enseñando su aspecto de niña.

20


Heterohumana

IV Eco-Ciudad

21


Heterohumana

La Brecha Generacional

La manipulación genética no solo se ha manifestado en el mejoramiento del ser humano, sino también en la multiplicación de los insumos y la vivienda, para poder satisfacer los requerimientos que derivan del crecimiento desmedido de la población. Para ello se crearon híbridos de viviendas fabricadas con productos orgánicos, que suplan la falta de espacio con ampliación de los ambientes, mediante la propiedad de crecimiento incorporada en dichos materiales. De esta forma, los edificios se van adaptando conforme sus habitantes se multiplican, de una forma natural, sin necesidad de hacer ampliaciones en las casas, como ha estado ocurriendo hasta ahora. De hecho se han usado hierbas del tipo de los arrayanes en Bariloche, como estructura de soporte, aprovechando la forma hueca de sus troncos, donde se insertan las instalaciones complementarias, y hojas prefabricadas con hongos para configurar las losas de los techos y pisos, donde se instalan carpinterías vidriadas desmontables, según las necesidades del usuario. Este tipo de urbanización se produce en los suburbios, en los que se ubicaron los adultos, cuando la juventud se hizo de las grandes ciudades, durante la Revolución Generacional, que se produjo a principios del milenio en lo que se denominó “El fin de la familia”. Las leyes de clonación fueron el detonante en un mundo en que el concepto de familia estaba despreciado, agravado por el descontrolado uso de hormonas por parte de las mujeres jóvenes, en tratamientos de belleza, que les provocó un cambio de actitud en sus relaciones con sus progenitores, llevándolas a desprenderse del núcleo familiar. La independencia económica de la gente menuda se potenció con el desarrollo desmesurado de la informática, donde este sector de la población fue determinante, relegando a los adultos a un estado pasivo, debido a su incompatibilidad natural con los cambios vertiginosos. 22


Heterohumana

Hoy esa brecha se ha acentuado geográficamente, constituyéndose barrios aislados dentro de cada ciudad, con características similares a un ghetto, en donde aún conviven grupos de adultos con hijos naturales aún muy pequeños para revelarse a sus padres, y que están siendo preservados por estos de la contaminación informática, viviendo como en granjas asépticas para evitar su futuro desprendimiento de la familia. En una de estas granjas se instaló Sara con su embarazo, y vive sola desde que fue devuelta por los seres espaciales, con un síndrome de protección maternal que fue cobrando vigor desde su separación con Alex, quien no conoce desde entonces su paradero, así como tampoco sabe que lleva su hijo en el vientre. En el mismo edificio, vive un matrimonio con tres hijos pequeños, dos varones de tres y cinco años y una beba de tres meses, una pareja homosexual compuesta por Alba y Betty, con un par de mellizos clonados de algún extranjero, y algunos hombres y mujeres solteras de más de treinta años, que se sienten demasiado viejos para vivir en la ciudad, aunque todos ellos están muy unidos como para compartir sus vidas en abundantes reuniones y asados dominicales. Sara decidió ocultar el origen de su embarazo, así como su experiencia extraterrestre, y se ha encerrado en su propio mundo a la dulce espera de su criatura, con el obvio temor de estar gestando un engendro de una especie diferente, pero que ha aprendido a amar desde el mismo instante en que se percató de su existencia. Sus vecinos la acompañan en cada evento con la calidez de su amistad y se aseguran de que no les falte nada a ella y su futuro vástago, y aunque presienten que ella les oculta algo, no la presionan para que se sienta bienvenida en su comunidad. Hoy está invitada a una reunión en casa de sus vecinas Alba y Betty, a la que se ha negado a asistir, con la excusa de no sentirse muy bien, aunque en realidad, está preocupada porque Alex parece haber localizado su dirección de correo electrónico e insiste en contactarse con ella. Este evento ha revolucionado su estado de ánimo y pese a haber decidido no acercarse más a él, en su interior algo le dice que deberían encontrarse al menos para que sepa de su condición, luego de tres meses de haberse distanciado. Justo en el momento en que la imagen de Alex aparece en su computadora, suplicando le conteste, Betty golpea a la puerta y entra sin esperar a ser atendida, con la intención de insistirle acerca de la reunión en su departamento, cuando Sara se sobresalta y gira sobre la silla de su escritorio olvidando cerrar su ordenador personal.

23


Heterohumana

-¡Hola! –Dice Sara –Me asustaste… -Mhm… -Dice Betty -Ahora veo que tienes mejores planes para hoy –Mirando la imagen de Alex en la pantalla de su computadora. -¡Ah…! ¿Ese…? –Dice ella mientras cierra la tapa de su notebook – no es nadie, solo un tipo que no hace más que molestarme desde que nos conocimos hace unos meses, y no me deja tranquila. -Si no te deja tranquila… es que te interesa… ¿No crees? Además se ve buen mozo… ¿Por qué no lo invitas a casa esta noche? -¿¡Qué…!? –Dice Sara ofuscada –Lo último que haría es darle ilusiones a este idiota, faltaba más… Betty abre nuevamente la tapa de la computadora y todavía él está allí, ahora de rodillas y con cara de carnero degollado… -Si yo hubiera conocido un “idiota” así, no me habría convertido en lesbiana – Dice Betty mientras se da media vuelta retirándose de la habitación, no sin antes insistirle una vez más acerca de su fiesta de aniversario con Alba. Sara se queda mirando la nueva fotografía en la pantalla, cuando aparece otra secuencia fotográfica donde Alex está de rodillas pero intentando agarrar algo del suelo, bajo su escritorio, cuando su expresión cambia y activa la conversación con él tipeando: -“¡Hola…!” Pasan unos segundos sin respuesta hasta que repentinamente aparece la imagen en movimiento de Alex, iniciando una videoconferencia. Sara horrorizada cierra la tapa nuevamente y corre al baño a verse en un espejo, cuando este le devuelve su expresión de “no estar lista” y se apura a volver a su escritorio, levantando la tapa nuevamente y asegurándose de no quedar expuesta a la inquisidora cámara. Con voz tranquila responde: “Discúlpame, pero no estoy visible” –Cuando descubre que la comunicación se ha cortado y se queda sentada por más de media hora esperando la reconexión… que nunca llega. En ese tiempo, Sara pasea por sus recuerdos con imágenes muy dolorosas, que a la distancia no lo parecen, y por primera vez siente la necesidad de averiguar si cometió un error al alejarse de Alex, pensando que quizás hubiese estado bien compartir con alguien el terrible momento que está pasando, a solas con sus temores.

24


Heterohumana

La comunicación se restablece, pero Alex ya no está allí… En su lugar se encuentra un pequeño oso de peluche con una hoja de papel pegado en el pecho que tiene una inscripción manuscrita en tinta. Ella no puede leerla hasta que hace una aproximación de pantalla, y una lagrima cae por su mejilla cuando lee: -“A pesar de todo… Aún te amo”. Sara se queda pensativa observando esta última foto, sin notar que el tiempo pasa y detrás de las paredes vidriadas de su departamento la noche cae empujada por un rojo atardecer, cuando vuelve a sonar el timbre en la puerta de entrada. Se levanta decidida a pedirle a Betty que no vuelva a insistirle acerca de la reunión, abriendo la puerta intempestivamente, cuando la sorprende la figura de Alex, apoyado contra el ascensor con un ramo de margaritas semioculto tras su espalda. Ella se queda paralizada, sin notar que se encuentra vestida solo con una bata, hasta que la mirada de él dirigida hacia su vientre le advierte que ha descubierto lo de su embarazo, y reacciona acomodando su ropa intentando ocultarlo, cuando él extiende su mano con las flores hacia ella, abriendo su salto de cama para permitirse apreciar su abdomen con cierta ternura, la mira de frente y le dice: -¿Cuándo pensabas decírmelo? Sara toma el ramo y se aleja hacia la cocina para ponerlo en agua, y dándole la espalda contesta en tono acusatorio: -¿Porqué debería hacerlo…? Es probable que no sea tuyo. Alex cierra la puerta y la sigue lentamente hasta que se detiene y se queda pensativo unos instantes; luego la mira de frente y le dice: -¿Estás diciendo que…? -¿Y qué esperabas…? Vos estuviste allí… y permitiste que sucediera, mientras te divertías con esa monstruosidad… -Vos no parecías muy horrorizada mientras ese… tipo te enseñaba sus encantos extraterrestres… Ambos se quedan pensando en lo que acaban de decir, y reviven cada instante erótico vivido en aquella oportunidad, cuando sus ojos parecen hacer contacto en una diferente dimensión, y sus cuerpos se acercan el uno al otro hasta consumar sus deseos en un acto mágico.

25


Heterohumana

V Mega Máquina El Reloj Biológico

Uno de los principales objetivos de esta administración es la búsqueda de la perfección del organismo, basándose en la manipulación genética. Se intenta detener el tiempo de envejecimiento en las personas, modificando la composición biológica de sus órganos, combinándola con clonaciones de especímenes creados en laboratorio, para evitar las enfermedades y aumentar la duración saludable del cuerpo humano. La nueva legislación de la clonación promueve que las alteraciones ya no solo se realicen en embarazos sino también directamente en jóvenes, lo que permitiría acelerar el tiempo de progreso en las investigaciones, puesto que no hay que esperar el cambio en las futuras generaciones, sino que es factible observarlos inmediatamente, y un mismo individuo estaría en condiciones de recibir una cadena de tratamientos, que lo irían modelando conforme se vean los resultados. La cúpula gubernamental está compuesta por unos pocos adolescentes que se instauraron casi por omisión de sus opositores, quienes simplemente decidieron no ofrecer resistencia, ante la negativa de la población a tomar partido alguno. En realidad, el pueblo carece de iniciativas ante un régimen que le ofrece exactamente lo que este desea. Todo el sistema está mecanizado para proveerles el alimento, la vivienda, la salud y la seguridad que se requiere, en un mundo en el que no es necesario trabajar para lograrlo. La educación es considerada inoperante dado que el gobierno es el único proveedor y este es quien posee el monopolio absoluto de la información y los medios de difusión.

26


Heterohumana

Las máquinas son autosuficientes para todas las tareas de servicio necesarias y los ciudadanos viven felices participando en un juego popular, que contiene sexo y drogas como incentivo, evasión de responsabilidades y ocio como modo de vida, dejando lo demás en manos del estado omnipotente que solo exige el acatamiento de las reglas de convivencia como pago por sus servicios, entre las que se encuentra ofrecer sus cuerpos a la investigación biológica cuando estos son requeridos. El estado está abocado a la búsqueda de la prolongación de la vida en condiciones ideales sin enfermedades ni hambre mediante estos experimentos.

27


Heterohumana

El humano sin estos acondicionamientos, es considerado un discapacitado social, aunque solo puede serlo por elección propia, ya que todos tienen el derecho a mejorar; sin embargo, una reducida parte de la población ha optado por vivir marginados del sistema, procurando su alimento y cobijo por sus propios medios recluyéndose en las granjas de los suburbios, lo que no es considerado un peligro para el sistema ya que se considera que ellos están condenados a perecer naturalmente, sin los avances de la biomedicina actual. En un sector de la ciudad, se desarrolla una escena que se repite en cada cubículo de las megalópolis, donde habitan los adolescentes que han conseguido desvincularse de sus antiguas familias y ahora sienten el pleno poder de sus acciones, sin vínculos permanentes que los asocien con ninguna otra persona, evitando las relaciones afectivas que los priven de su lograda libertad individual. Una docena de jóvenes de ambos sexos se encuentran desparramados en sillones y almohadones en torno a un aparato teledifusor de hologramas, ubicado en el centro del cuarto, y que representa la principal atracción que los congrega. Todos ellos están conectados al equipo mediante un electrodo que los induce a participar del evento simplemente con su mente, sintiendo las reacciones de sus compañeros como propias, las que son potenciadas por el alcohol y alguna droga que ingieren durante el juego. La función comienza con la imagen holográfica de una hermosa joven que se pasea entre los participantes en paños menores, simulando acariciarlos con su rayo lumínico hasta que una ruleta elije a uno de ellos, y este empieza a desvestirse. Al hacerlo, pueden verse los rastros de las operaciones biomédicas que la administración le ha infringido, como el mejoramiento de sus glúteos y el torso, destacados con una coloración diferente a la de su piel, mientras el resto del grupo festeja los injertos con caricias sobre ellos. La ruleta vuelve a girar en la máquina y se detiene sobre una joven que empieza a desvestirse, mientras la animadora holográfica hace mención de sus implantes de mamas y otros arreglos en su cuerpo para que el resto los acaricie con sensualidad. Una vez terminado ese rito, la pareja seleccionada empieza a realizar una danza en la que se frotan sus cuerpos entre sí, provocando que el auditorio sienta en su propio cuerpo sus caricias a través de las conexiones electrónicas a la máquina, cuando una voz proveniente de ella les describe el acto con voz suave e hipnótica.

28


Heterohumana

Los dos participantes sienten que se está exponiendo su vida pasada cuando la máquina describe las peleas que tuvieron con sus viejas familias cuando formaban parte de ellas, y las imágenes en las pantallas muestran situaciones similares que podrían haber sido vividas por cualquiera de los presentes, aumentando la sensación de placer, cuando la pareja empieza su acto sexual en frente de quienes pudieron haber sido sus padres, recriminándoles el sentir placer como si fuera un crimen. La música aumenta su volumen hasta que cada espectador siente en carne propia el deseo emanado por los jóvenes en el centro y un orgasmo conjunto sacude al grupo casi al unísono, hasta que el sonido se debilita y todos caen extasiados sobre sus cojines hasta quedarse dormidos, abrazados unos con otros. Mientras todo duerme, el equipo sigue relatando sucesos de sus vidas pasadas aleatoriamente, como si quisiera grabar en sus sueños un mensaje subliminal, como una tanda comercial de antaño, que ahora solo se refiere al despojo de una sociedad acabada, para que lo indeseable no vuelva a repetirse: -“¡Te dije que no llegaras tarde a casa!” -“¿Acabaste con tu tarea?” -“¡Espero que no vuelvas a hacerlo!” -“¡Mientras vivas en esta casa…tú haces lo que yo diga!” Al alba, la máquina deja de emitir sentencias, y la vida continúa. Alicia abre los ojos luego de la experiencia de anoche y una sensación de angustia se desliza por su mejilla en forma de lágrima. Cubre su cuerpo desnudo antes que despierte el resto de sus compañeros, mientras se queda mirando a Emilio, aún sin ropas descansando en el centro del equipo holográfico y lo cubre con una manta. Se levanta y sale del cuarto hasta una terraza desde donde puede verse la gran ciudad desmoronándose en cascada hasta el balcón, configurando una aterradora vista del hacinamiento en que están inscriptos. Intenta mirar más allá de las construcciones y le resulta imposible ver el horizonte, lo que le impregna una sensación de aislamiento que la conmueve. -¡Hola! –Dice Emilio que acaba de despertarse – ¿Vos me cubriste con la manta? -Si – Dice Alicia disculpándose –me pareció que tenías frío. Emilio la mira con desconfianza y luego mira hacia adentro, donde se encuentran sus compañeros de cuarto, algunos de ellos empezando a despertarse. 29


Heterohumana

-Me parece que es hora de desaparecer –Dice Emilio – No quisiera encontrar tránsito antes de llegar a casa. -¿Dónde vives? –Pregunta Alicia, aunque él no le responde y se interna en el departamento para empezar a vestirse, cuando algunos de los visitantes empiezan a despedirse. Alicia se queda decepcionada contra el barandal cuando Emilio regresa y alcanzándole la cartera a ella le dice: -Muy bien…si quieres te acompaño a tu hospedaje. Alicia toma sus cosas y le sonríe un poco exacerbada, lo que no le cae muy bien a él. -No te hagas ilusiones -Le reprocha –Esto no significa nada, no quisiera que por habernos tocado en suerte el tener sexo juntos esto vaya a durar una eternidad. -¿Y cuánto es una eternidad? Él la mira con recelo y se da vuelta a ver a Mario que está a punto de irse, cuando le dice: -Si vas al norte podemos ir juntos, en el tren subte. -Bien, dice Mario y los tres empiezan a bajar las escaleras que dividen los cubículos hasta llegar al nivel de transporte comunitario, donde una interminable oruga metálica emerge de entre las casas, los engulle y se los lleva a bordo hasta perderse nuevamente en el mar de acero y vidrio. En el interior del convoy, Mario y Emilio se sientan juntos y se pasan todo el trayecto comentando la excitante experiencia vivida por todos, y de vez en cuando Emilio hecha una ojeada a Alicia en medio de sus comentarios haciendo que ella baje la vista repetidas veces ruborizándose, hasta que él interrumpe su charla y le dice: -¿Te sucede algo? – Mientras Alicia, que está sentada en los asientos de enfrente no le contesta y apretando los labios se queda mirando por la ventanilla el paisaje de casas que se abalanzan muy cerca de ellos. El altoparlante anuncia la próxima estación y Alicia se levanta y con voz entrecortada les dice: -Es la mía –Y se apresta a bajar del ferrocarril. Poco después Emilio se despide de Mario y baja tras ella, intuyendo que algo malo le sucede y una vez abajo, la sigue ocultándose hasta ver que se queda sentada en una banca de la estación subterránea. Se le acerca y le pregunta: -¿Qué haces aquí? -No tengo adonde ir – Responde –Acabo de irme de la casa de mis padres y esta es mi primera vez sola. Emilio da un par de pasos en diferentes direcciones para luego decirle: -¡Pero solo por un tiempo…! Yo ya he tenido demasiada familia. 30


Heterohumana

VI Protof茅mina El Biotr贸n

31


Heterohumana

En un mundo en el que la familia tiende a desaparecer, se espera que la mujer deje su rol aglutinador de madre, para transformarse decididamente en el símbolo de la belleza y el erotismo. Su atractivo no debe ser solo físico sino a su vez espiritual, dado que debe suplantar lo que antaño se manifestaba como amor, y que ahora sería contraproducente si lo que se busca es preservar la libertad individual de los seres humanos. El laboratorio biomédico, ha sido en un principio dirigido por algunos especialistas que naturalmente solían disentir en algunos aspectos relacionados con la ética del desarrollo y la clonación auspiciada por la clase gobernante, por lo que se ha decidido en principio, y para asegurarse de que su respuesta sería acorde con la demanda dirigente, sustituir a dichos investigadores por clones que de antemano fueron condicionados mentalmente a sus facultades relativas al tema que deberían abordar, restringiéndole toda toma de decisiones que involucre su propio sentido de la moral, puesto que en una sociedad cambiante, las normas de conducta también deberían adaptarse. Si bien en la mayoría de los casos, los clones reemplazarían a la clase trabajadora, siendo preparados para resolver el tema de servicios que las máquinas estaban incapacitadas de desarrollar, en muchos otros, deberían sustituir a los científicos, puesto que con la supresión de la educación a nivel popular, se fue reduciendo la materia prima intelectual de donde obtener ese tipo de recursos. En cuanto al sentido de la maternidad, se descubrió que la provisión de hijos naturales tratados con biomedicina daba especímenes de mayor calidad que los obtenidos mediante la simple clonación de personas, por lo que la mujer continuó desempeñando su papel de gestora biológica, pero se le restringió la actividad de educadora personal, retirándole a sus vástagos inmediatamente después del parto, para que sean criados por nodrizas clonadas, equipadas con solamente lo necesario para que evolucionen sanamente en un mundo sin relaciones de parentesco. 32


Heterohumana

“Biotrón”

La mujer entonces, cobró un papel fundamental en la estimulación popular, cuya actividad se ha reducido al ocio y el esparcimiento, dejando de lado todo lo relacionado al desarrollo laboral e intelectual. Para ello, los laboratorios han experimentado con prototipos únicos, que garanticen atraer la curiosidad del hombre, no solo por sus contexturas, que fueron tratadas como obras de arte, con tatuajes multicolores en todo su cuerpo, sino porque poseen el mágico don del misterio, heredado de sus ancestros y que el hombre nunca ha podido descifrar. En un principio, y para reforzar el criterio de libertad absoluta, comprendido en la no dependencia de una relación estable, los ciudadanos tuvieron acceso a ellas mediante el “Biotrón”, un aparato disponible en los centros de esparcimiento ciudadano, donde tanto hombres como mujeres pueden disponer de alguien de cualquier sexo, conforme sus expectativas durante un tiempo determinado, (no mayor de una semana, evitando así la formalización de una relación estable) para hacer su vida más llevadera. Este equipo solo busca la persona requerida en una gigantesca base de datos, que fue creada con los deseos de la población configurados por estadísticas, y los pone en contacto para que inicien su recreación. No es necesaria la compatibilidad de la pareja, dado que todos están sometidos al código de convivencia cívica, que les impide rechazar un encargo.

33


Heterohumana

Hugo y Miguel, se encuentran discutiendo acerca de las bondades de una buena mujer, y los inconvenientes presentados a la hora de deshacerse de ellas, cuando han pasado un par de días en su compañía. -No creo que sea para tanto –Dice Hugo – yo he conocido algunas chicas con las que se podía hablar de cualquier tema interesante, incluso de futbol sin que me pesara el tiempo transcurrido con ellas. -Habrás tenido suerte –Responde Miguel –Lo que es a mí, siempre que solicité una acompañante, me tocó alguien que luego del sexo empezó a ser una carga por toda la jornada, aún cuando me esforzara en pedir alguien que se ajuste a mis gustos. -Tal vez no es cuestión de saber elegir… sino de saber corresponder. -No te entiendo –Dice Miguel -¿Qué clase de libertad me confiere esa actitud? -La libertad de conocer el interior de una mujer, que hasta ahora es un misterio. Si tú te empeñas en sacar de ella todo lo que te interesa, sin darle oportunidad de que ella también lo haga, es probable que no te ofrezca lo que estás buscando. Yo creo que deberíamos compartir alguien que reúna las características que ambos deseamos… o mejor aún, una que no las tenga en lo más mínimo y así probar algo diferente. Ambos sonríen debido a la divertida idea que acaban de tener y se dirigen entusiasmados a la terminal del Biotrón más próxima. Una vez allí, se escanean a sí mismos parándose sobre la báscula e introduciendo sus tarjetas de identificación personal. Una serie de rayos laser recorren sus cuerpos configurando sus datos biométricos desde diferentes lámparas y luego se abre en la pantalla del aparato el listado de opciones de la persona solicitada. El primer casillero corresponde al sexo y lo inicializan sin dudar en “femenino” y luego, simplemente eligen cada una de las aptitudes requeridas al azar y la máquina empieza a buscar en su base de datos, hasta que se detiene en una lista de posibles candidatas, con una imagen holográfica reducida bajo cada nombre. Ambos clavan sus ojos en una hermosa criatura de piel azulada y sin pensarlo activan la conexión con ella. Su imagen se maximiza y empieza una videoconferencia entre los tres. -“¡Hola!” –Dice Eulalia –Es curioso que mis especificaciones correspondan a una pareja de homosexuales… 34


Heterohumana

-¡No…! te equivocas, ambos somos héteros, solo que estamos muy aburridos y quisimos variar por esta vez. -“Suena divertido” –Responde ella desde la pantalla y acepta la Holo-conferencia, cuando las lámparas empiezan a girar configurando el ámbito virtual del encuentro. Algunos laser posicionan sus haces alrededor de ambos y uno de ellos ubica la imagen de Eulalia entre los dos, corporizándose virtualmente mientras ellos se conectan los electrodos que les confieren la sensación del tacto. Antes de que alguno de ellos intente acercarse a ella, para comprobar la sensibilidad de su piel, Eulalia los detiene diciendo: -“¿No creen que están apresurándose un poco?” Ambos se miran intrigados y al volver la vista a la joven esta ha desaparecido. Desesperados intentan tocar el Biotrón para corregir el supuesto desperfecto, cuando escuchan la risa de Eulalia. Se quedan atónitos y ella les dice: -“Estaría encantada si me prestaran un poco más de atención, en lugar de solo considerar mi cuerpo” – Dice ella mientras empieza lentamente a corporizarse. -No comprendo –Dice Miguel -¿Hay algo más que puedes brindarnos? Eulalia empieza a desvanecerse lentamente mientras su voz se escucha cada vez más lejos. -“Creo que este encuentro fue un error desde un principio…” El equipo se desconecta y Hugo le dice a Miguel: -Tal vez ahora comprendas un poco más a las mujeres –en tono sobrador. -¿Qué debo entender, que tú ya hayas comprendido? –Dice Miguel muy ofuscado. -En primer lugar, que no debes esperar nada de ellas, sino conformarte con lo que te ofrezcan –Acariciándole la cabeza -Y si ellas no te lo dan… siempre tienes la opción de acudir a tu amigo homosexual… Miguel lo mira intrigado… y ambos se alejan sin decir nada más.

35


Heterohumana

VII Neo-Biosfera Proceso de Reconversión Sistemático de la Biosfera

El abastecimiento de la mega estructura de la población ha llevado al hombre a una explotación indiscriminada de los recursos naturales, lo que ha convertido al mundo en un ámbito poco saludable no solo para él, sino para todo ser vivo en general. La política gubernamental, lejos de abocarse al decrecimiento y la sustentabilidad, decidió maximizar la adaptación de las especies a los cambios producidos en el ecosistema, apelando al desarrollo tecnológico como única variable de ajuste a estas nuevas solicitaciones. Para ello se crea un proyecto que será llamado “El Proceso de Reconversión Sistemático de la Biosfera”, consistente en el desarrollo de una mega reestructuración de recursos naturales, que alcanza a modificar su constitución, haciendo de la tierra un “objeto modelable”, que se optimiza conforme el hombre va cambiando sus necesidades biológicas. Los científicos a cargo de este emprendimiento son conscientes del peligro que corre el planeta ante la tala de árboles indiscriminada, la excavación exacerbada de las profundidades de la tierra y el deterioro de la fauna marina y terrestre, a tal punto que han tomado ciertas precauciones, extremas ante posibles cataclismos ocasionados por la sobre explotación del ecosistema. Se han montado gigantescos depósitos de insumos sobre plataformas acondicionadas como naves espaciales, inspiradas en la “Ciudad Estelar” alienígena, para poder abandonar la tierra en el caso de su destrucción, constituyendo verdaderas ciudades flotantes, que contendrán el botín que esa administración logre acumular.

36


Heterohumana

37


Heterohumana

Pájaro Subterráneo

Como ha sucedido a lo largo de todos estos años de historia de la humanidad, el pueblo, por alguna u otra razón es solo un espectador de esa desmesurada rapacidad por parte de sus gobernantes, y se mantiene ajeno a toda reacción, debido a su falta de educación, que el gobierno bien supo restringirle con la excusa de evitarles el esfuerzo. Dentro del seno del gobierno, se han infiltrado algunos científicos entre aquellos que fueron clonados para desarrollar esta empresa. Uno de ellos es Alex, que junto a Fabián, Ramiro y Octavio formaron “La Brigada de la Esperanza”, cuando concurrían a la Universidad Tecnológica, y ahora están trabajando en los equipos de perforación, con el simple objetivo de documentar del macabro plan erigido por la administración actual. Todos ellos trabajan en una instalación llamada Pájaro Subterráneo, un edificio con las características de poder perforar la corteza terrestre, extraer sus riquezas y llevarlas a las naves de almacenamiento que esperan en la órbita terrestre, suspendidas mientras el resto del planeta está siendo modelado conforme a las necesidades de evacuación final. Estos edificios-Naves se encuentran por todo el planeta con la doble función de servir como vehículos para el éxodo, llegado el momento del apocalipsis. Axel y Ramiro se encuentran vestidos con mamelucos blancos en la base de operaciones de una de estas estructuras multifunción, asistiendo a clones de científicos encargados de monitorear las instalaciones. Como su jerarquía no les permite entrar a los sitios de alta seguridad, no han tenido inconvenientes en conseguir esos trabajos, y el hecho de que ambos tengan más de treinta años de edad, lejos de despertar sospechas acerca de su misión allí, ha servido para justificar su dedicación al trabajo, en un mundo en el que nadie se ve obligado a hacerlo.

38


Heterohumana

-Fíjate en la presión sobre las válvulas de retención VR-300 –Le ordena a Alex el Dr. Altor, un clon de un afamado científico fallecido pocos años atrás. -Solo las del lado este se encuentran en zona crítica -Responde Alex –Aunque lentamente van volviendo a la normalidad. -De ser así, creo que es todo por hoy -Le contesta amablemente – Dile a tu compañero que pueden retirarse y no olviden que mañana su turno es por la tarde. -Gracias Doctor, nos veremos entonces -No, yo no voy a estar… en mi lugar estará la Dra. Lucrecia, ambos deben reportarse a ella.

39


Heterohumana

Axel se despide de su jefe y junto con Ramiro se dirigen a los vestuarios a encontrarse con sus camaradas Fabián y Octavio, que trabajan en la sala de máquinas y la oficina de posición satelital respectivamente. Al encontrarse prácticamente no se dirigen la palabra, mientras entran a las duchas, para no despertar sospechas acerca de su verdadero objetivo en la nave. Una vez allí, el ruido del agua impide que puedan ser grabadas sus conversaciones y es cuando comienzan con el plan, que consiste en fotografiar lo que se oculta en la estratósfera. -¿Conseguiste las copias de las tarjetas de identificación? Pregunta Alex. -Sí, aunque no podemos usarlas hasta que sus dueños abandonen la nave, para que el sistema no registre la duplicidad, si es que abren alguna puerta, y además cargué en la base de datos el doble turno para las cuatro, con lo que tenemos un día completo antes de que se den cuenta. -¿Qué vamos a hacer hasta que ellos bajen a tierra para que no nos identifiquen? –Dice Fabián -Nada –Le contesta Ramiro-Nadie sabe cuál es el trabajo de cada uno de ellos aquí, fueron seleccionados meticulosamente; vos gordo, simplemente no abras ninguna puerta ni compres ningún sándwich en la cafetería, al menos hasta que se hayan ido. Al volver de las duchas, todos ellos se visten con la ropa adecuada a cada falsa identificación, tomándola de sus respectivos armarios. -Recuerden que desde ahora debemos comportarnos como clones –Dice Alex en voz baja. -¿Y cómo es eso? –Pregunta Fabián, (que ahora es Dr. Anthony) -Todos debemos mostrarnos un poco más “lentos” que de costumbre… pero vos, gordo podés seguir así como siempre que nadie lo va a notar. Todos ríen a costa de Fabián y se separan dirigiéndose a sus respectivos puestos de trabajo según tienen planeado, a esperar que la nave llegue a la superficie terrestre y desciendan los clones que han suplantado para luego emprender el viaje hasta la estación orbital, donde llevarán a cabo su trabajo.

40


Heterohumana

Una vez en la superficie se produce el desembarco y cada uno de los integrantes de la Brigada de la Esperanza se posiciona en su respectivo puesto de trabajo, aunque ahora con su nueva personalidad, lo que no es un problema, debido a que nunca han ido al espacio debido a que para eso se utiliza personal especializado y es casi imposible que alguno de ellos los reconozca de su anterior ocupación, la que además se realiza en otro turno. Con lo que Axel no cuenta es que La Dra. Lucrecia iniciaría su doble turno ahora, y Ramiro ya tuvo oportunidad de conocerla cuando era solo su asistente, y por cierto la conoció bastante bien, cuando ella intentó abusar sexualmente de él, unos meses atrás y Ramiro tuvo que rechazarla para no echar por la borda su misión. Al entrar en la oficina de la base de operaciones de la Nave, él se esconde como puede representando su papel de Dr. Iñaqui, evitando ser visto por ella, pero con la mala suerte de ser perseguido por la Dra. Lucrecia por todo el salón, hasta que Ramiro se escabulle escaleras abajo hasta el sector de archivo y se encierra allí. Unos minutos después, él se encuentra en la oscuridad del cuarto rodeado de plaquetas y discos duros solo iluminado por sus pequeñas luces que encienden y apagan hasta que la puerta se abre y entra ella mirando de frente su cara iluminada por la luz del pasillo. -Dra. Lucrecia –Dice Ramiro asombrado. -¿Nos conocemos…? –Dice ella intrigándolo más a él, que no sale de su asombro al ver que no fue reconocido. -Es que…creí conocer a una Dra. Lucrecia, y al verlo en su gafete… -¡Ah…! Comprendo –dice ella -En este complejo nada más, somos más de cinco doctoras Lucrecia, y todas clones idénticas… ahora me pregunto: ¿Qué tan bien conoces a la otra…? –insinuándosele y cerrando la puerta del archivo cuando él reconoce su cuerpo al verla desnudarse por los reflejos intermitentes de miles de lucecitas digitales.

41


Heterohumana

VIII

Infra-Clon

Fusionado

La piedra fundamental de este desarrollo urbanístico se encuentra en la manipulación genética, no solo del ser humano, con el objeto de lograr su adaptación a las nuevas solicitaciones de un ecosistema cambiante a pasos agigantados, sino también de los insumos generados a partir de las biotécnicas, como la multiplicación de las sustancias alimenticias y energéticas, así como la utilización de material biológico en la construcción, lo que permite acompañar el crecimiento cuadrático de la población. No es menos importante la selección biológica de los especímenes vivos a la hora de planificar la sociedad del futuro, pudiéndose elegir las cualidades deseadas en cada uno de ellos de acuerdo al rol que se le adjudique en esta sociedad; sin embargo, este tipo de discriminación fue muy resistida por los diferentes núcleos religiosos, que se convirtieron en la principal fuerza opositora de esta administración, la que muy hábilmente fue neutralizada a partir de un tecnicismo; debido a que la iglesia, en cada una de sus diferentes acepciones ha negado la clonación como un procedimiento válido en lo que a la humanidad se refiere, declarando a los nacidos bajo este método “infrahumanos”, el gobierno ha tomado esto como un vía libre para desarrollar sus experimentos en clones, ya que no cuentan con la “bendición” del sector religioso.

42


Heterohumana

43


Heterohumana

Entre las aptitudes que se han escogido para la creación de clones, el desarrollo intelectual en algunas ramas específicas de la ciencia fue determinante, debido a que el hombre ha perdido esa habilidad por la desactivación del sistema educativo estatal, lo que motivó una humanidad desinteresada por el aprendizaje de todo aquello que se aleje de la cultura del esparcimiento y el ocio; sin embargo se han presentado algunos inconvenientes al momento de inhibir en los clones algunas cualidades incompatibles con su función específica, fundamentalmente por ser actividades que están ubicadas en la misma zona del cerebro, tales como actividades creativas con las sensoriales, por lo que se han resignado ciertas características en función de la practicidad de los procedimientos. Esa es la razón por la cual, ciertos clones parecieran tener algunos desarreglos de conducta, como la hipersensibilidad a las situaciones eróticas, lo que trae algunos inconvenientes en el ámbito laboral en el que se desempeñan, aunque para impedir mayores perjuicios, se tomó la precaución de esterilizar a hembras y machos, lo que evitaría resultados indeseados en la mayoría de los casos. Por alguna razón, estos inapropiados comportamientos no han sido detectados entre clones que trabajan dentro del mismo tipo de disciplina, y sí se han registrado entre clones y humanos, lo que lejos de ser considerados una aberración, han pasado a formar parte de una nueva cultura, que los considera actos de simple esparcimiento, no merecedores de sanción alguna tanto en lo social como en lo laboral. La Dra. Lucrecia sale del archivo apurando el paso, para recuperar el tiempo perdido en sus funciones en tanto Ramiro, acomoda su guardapolvos, que lleva un gafete con el nombre “Dr. Iñaqui”, y se apresta a ocupar el escritorio del clon al que debe suplantar. Alex se acerca a él y le dice: -¿Qué fue todo eso? -Discúlpame, es que me agarró desprevenido y no me pude negar para no llamar la atención, como sucedió hace un tiempo con otra clon de la misma tipa.

44


Heterohumana

-Bien –Dice Alex –Pero de ahora en más tratemos de abocarnos a nuestra misión… pronto estaremos llegando a la estación espacial y necesitamos conseguir algún tipo de evidencia que podamos usar antes de las elecciones. -De acuerdo, asegurémonos que Fabián y Octavio estén en sus puestos cuando llegue el momento del desembarque. Ambos se dirigen a sus computadoras para entablar contacto con ellos justo antes que el Pájaro Subterráneo hace contacto con las amarras de la estación orbital. Fabián y Octavio ataviados con mamelucos de fajina, descienden de la nave junto con unos trabajadores, accionando unos trajes mecánicos que amplían sus capacidades motrices, para facilitarles el transporte de las substancias que han venido a almacenar, empacadas en pesadas cajas de madera. Los pallets son dispuestos en diferentes bodegas, de acuerdo a su contenido y ellos dos están encargados de supervisar a los operarios de los trajes mecánicos, lo que les da cierta independencia para que puedan escabullirse a investigar. Fabián se queda monitoreando el almacenado mientras Octavio se introduce en un depósito para el que debe utilizar su tarjeta de identificación con acceso a las áreas restringidas. Una vez allí, se encuentra de frente con una pareja alienígena quedándose inmovilizado por el miedo. La hembra despliega su labio luminoso hacia él, quien nunca antes había visto a uno de ellos y solo sabía de su existencia por lo relatado por Alex. El haz de luz sólida describe imágenes que por alguna razón, Octavio puede interpretar estableciéndose un vínculo comunicacional entre ambos. Se siente descubierto en su intromisión, sin posibilidad de mentir, como si toda su mente estuviera expuesta en un holograma, que además le muestra un aterrador destino para sí mismo. La mujer estira su brazo y con sus largos y filosos dedos desgarra su vestidura hasta desnudarlo completamente. Mientras ella acaricia su cuerpo, el macho se acerca a ellos y extiende su mano hasta su pecho arrancándole la piel hasta dejar parte de su sistema muscular al descubierto, que empieza a sangrar, aunque menos de lo esperado para esa situación.

45


Heterohumana

No sentir dolor alguno le infringe un estado de terror que le impide moverse cuando la hembra introduce un palmo de su extremidad superior abriéndole un surco en su pecho, similar a la brecha que ellos ostentan, dejando sus órganos al descubierto, y que luego son extirpados. Con un rayo sutura sus vísceras y Octavio puede sentir toda esta transformación como un espectador inerte pero consciente. Ella se suspende en el aire abriendo sus brazos y piernas abrazando el cuerpo de Octavio, que ahora empieza a sentir el calor de ese organismo fundiéndose en el suyo, que ahora ya no será el mismo. La mente de Octavio tiene ahora pleno conocimiento de su mutación, y siente el regocijo de ya no temer… porque lo que debía pasar ha sucedido y ya no hay nada que pueda cambiarlo. La Brigada de la Esperanza ya no supo nada de Octavio, que no regresó con ellos, y debieron abandonar su misión sin conseguir las pruebas que pretendían para desestabilizar a la tiranía gubernamental, pero por alguna razón, todos ellos sienten que su intento no fue en vano, aunque ninguno se atrevió a transmitir esa sensación. Alex, por su parte no ha vuelto a comunicarse con sus amigos, consciente de que como jefe del grupo era el responsable de la desaparición de Octavio. Fabián y Ramiro simplemente no volvieron a hablar del tema entre ellos, aunque continuaron juntos, compartiendo su secreto, el que tal vez haya servido para afianzar su amistad, esa que marca la diferencia en ese mundo carente de relaciones personales. El Pájaro Subterráneo continúa realizando su periplo entre el centro de la tierra y su estratósfera… y a veces hace otras escalas.

46


Heterohumana

IX Eslab贸n Abierto Estupro

47


Heterohumana

El mejoramiento de la raza humana fue desde siempre el objetivo fundamental desde que el hombre puso un pie en la tierra. Desafortunadamente nunca tuvo en claro qué variables debía ajustar, dentro del infinito campo de su imaginación. Su soberbia omnipotente como rey de la creación lo llevó a modificar su hábitat a su propio beneficio en lugar de adaptarse a él, con lo que desde un principio movió las palancas equivocadas, desafiando a la naturaleza en vez de aliarse con ella, y se propuso evolucionar marcándole el paso al ritmo vertiginoso de sus pensamientos, tanto como su inteligencia se lo permitiese. El poner en manos de clones o subhumanos el destino de su evolución, ha traído aparejado una desnaturalización de los objetivos iniciales del proyecto, desvirtuando los conceptos estéticos y fundamentalmente, ha conformado una ética paralela que lo ha separado de los valores que han marcado a la humanidad durante toda su existencia. Tal vez el detonante de este cambio de rumbo fuera el haber limitado las aptitudes de los clones de científicos, con la intención de controlar su campo de acción dentro de cada investigación, eliminando parte de la información cerebral que originalmente poseyera el gen matriz en cada criatura, restringiéndolo solo a los conocimientos necesarios para cada desarrollo. Fue así como se crearon híbridos de humanos con genes de insectos para fortalecer su adaptación al nuevo medio ambiente, que ha cambiado con el tiempo, producto de una agresiva explotación de los recursos naturales. De esta forma se ha modificado el balance natural de la biósfera, provocando un cataclismo en el que se trastocaron todas las leyes de la evolución, generando una escalada de acontecimientos tendientes a equilibrarla. La naturaleza siguió su curso y se produjeron todo tipo de aberraciones, en las que el ser humano ya no sería el rey de la creación, sino solo un eslabón en la cadena evolutiva, tangenciándose a sí mismo de lo que debió ser su papel principal. Al regresar Alex de su fallida misión espacial, decide acompañar a Sara, habida cuenta de lo que ella ha sufrido en estos meses de soledad, y con la incerteza del verdadero origen de su embarazo. Ella no parece estar bien de salud y se niega a acudir a un médico debido a que desconoce la naturaleza de su gestación y se siente en peligro para acudir a las autoridades hospitalarias, a sabiendas de que seguramente sería objeto de estudio para los genetistas.

48


Heterohumana

Alex comparte su opinión al respecto, pero en vistas de que su salud empeora no ve otra salida que actuar, y se comunica con su amigo Ramiro, quien ha establecido una relación con una clon de científica, la Dra. Lucrecia… (De hecho dos de ellas) -Flaco –Le dice a Ramiro por teléfono –Lamento no haberte hablado desde que ocurrió aquello…es que…

Inseminada

49


Heterohumana

-“Te comprendo” –Le contesta desde la pantalla de su celular –“Yo también estuve bastante deprimido… Si no fuera por el gordo que siempre me acompaña no sé qué hubiera hecho” -Necesito verte –Insiste Alex –Creo que hay algo en lo que me puedes ayudar, amigo. Luego de explicarle su problema, Sara y Alex acuden a la casa de Ramiro y Fabián para luego entrevistarse con una de las doctoras Lucrecia, en una clínica del centro de la ciudad, donde ella se desempeña cuando no trabaja en el Pájaro Subterráneo. Al llegar allí, Ramiro entra primero sin poder evitar el manoseo incontrolado de su amiga, lo que todos asumen como un simple “defecto de fabricación”, sin prestarle mayor importancia. Una vez finalizado el preámbulo romántico entre los tórtolos, Alex le pregunta a Lucrecia: -Lucre… ¿Podemos llamarte así? –Continuando sin esperar su respuesta - ¿Qué tan involucrada estás con la administración…? -No entiendo –Responde ella -Necesito saber si podemos contarte un secreto y que se quede aquí – Le dice Ramiro. Lucrecia da un par de pasos hacia la puerta y se cerciora de que esté trabada para luego voltearse hacia ellos. -Si lo que me están por proponer es algo ilegal –Dice muy severamente –Recuerden que para ustedes soy un infra-humano –Cambiando el tono a broma –Y como clon me rijo por la ética profesional… que ahora que lo recuerdo no hay ninguna –Dice con una sonrisa acercándose a Fabián, pellizcándole su abultado trasero y guiñándole un ojo sensualmente, haciendo que este de un pequeño saltito. -Necesitamos que atiendas a Sara –Dice Alex sin más vueltas y le enseña a su novia, quien oculta su abdomen con un abrigo. Lucrecia le pide a Sara que se siente en una camilla del consultorio y les pide a los demás que las dejen solas, lo que hacen todos menos Alex, quien decide quedarse a acompañarla, con la veña de la doctora. -Yo no soy obstetra –Dice Lucrecia abriéndole el abrigo y observándole la panza a Sara –Pero me imagino por la coloración en su piel, que lo que ustedes necesitan es un genetista –haciendo una pausa –Y afortunadamente esa es una rama de mi experiencia que aún permanece en mi cerebro- Poniéndose un guante de látex e inspeccionándola luego de abrir sus piernas colocando sus pies en los soportes de la camilla – Y tu… querida niña… No estás embarazada, como lo había imaginado Alex y Sara se miran asombrados y la doctora continúa su explicación. . 50


Heterohumana

-Ya he visto esto anteriormente, trabajando en el espacio… Tú has sido víctima de una inseminación alienígena que, digamos “afortunadamente” solo se trata de una implantación genética, que se combina generalmente con esperma y óvulos humanos para producir una mutación en ti. -No puedo creer lo que has dicho –Dice ofuscado Alex -¿Qué parte…? –Dice ingenuamente Lucrecia -¿Qué tal lo de “Afortunadamente”? – Contesta Sara enojada. -Te comento que hay otras formas de producir la mutación… como la que tuvo lugar en la nave, con su amigo Octavio. -¿Cómo supiste eso? –Dice Alex muy intrigado -¿Y por qué no nos denunciaste? Lucrecia se dirige a la puerta y hace entrar a Ramiro y Fabián para que todos escuchen su relato. -Hace cerca de cuatro años fui reclutada por los alienígenos, para que trabajase en el laboratorio de genética aquí en la tierra, con el único propósito de informarles sobre el avance de los experimentos en humanos. -¿Y te vendiste a los extraterrestres? –Dice muy enojado Fabián, el que es callado por Alex, que se muestra muy interesado. -Es cierto –Dice Lucrecia –ellos supieron contarme, mediante su particular sistema comunicacional basado en hologramas, que si bien son extraterrestres, alguna vez fueron humanos, que llegaron a la perfección que ahora ustedes están buscando, alterando su genética. -¿Son perfectos? –Dice Fabián. -Bueno… todo depende de qué se considere perfección, pero… Sí, lo son en cierto sentido, porque son inmortales, y no padecen enfermedades ni hambre, y se podría decir que lo saben todo. -¿Entonces…qué buscan en nosotros? –Pregunta Alex. -Mi conocimiento no es tan extenso…pero se me ocurre que en alguna parte del proceso olvidaron algo, y están aquí para cerciorarse que en este nuevo y cíclico intento no vuelva a ocurrir. Los cuatro amigos dejaron el consultorio de la Dra. Lucrecia, separándose en la puerta. Alex y Sara volvieron a casa sabiendo que lo que les espera vivir no será fácil, pero en su interior ambos sospechan que el haber sido elegidos para este derrotero trae un augurio de esperanza para sus expectativas de vida, en un mundo que a simple vista, no parece haber sido hecho para ellos.

51


Heterohumana

X El Séquito Castillos de Cristal

El objetivo de los gobernantes es convertir a la especie humana en una súper-especie, pero sus bases son tan endebles como sus sueños. Niños jugando a hacer castillos de cristal han tomado el poder y envanecidos por él, se alejaron de sus progenitores dibujando un futuro sobre una hoja de papel en blanco, sin atender a las miles de páginas escritas por sus ancestros archivadas en las ahora obsoletas bibliotecas. Crearon su propia y nueva base de datos en la red, con información suministrada por toda la humanidad, sin discriminar acerca de lo fidedigno de los aportes y estableciendo la cultura a base de información de segunda y tercera mano. Los adultos resuelven intervenir a pesar de estar distanciados de sus hijos, que desde la administración están construyendo su mundo de fantasía, ayudados por la tecnología, pero desconociendo que se están quedando sin la libertad de elección, porque el planeta se está empezando a autogobernar, y un gran cataclismo está a punto de suceder, provocado por su propia maquinaria; sin embargo, el pequeño círculo del poder está muy cerrado y todos los sistemas de seguridad se han encargado de que ningún adulto de más de veinte años traspase las puertas del palacio gubernamental, impidiendo cualquier contacto de estos con el séquito supremo, formado por solo cuatro integrantes que comparten el estandarte de todas las decisiones ejecutivas y legislativas. Ellos son: Aarón, Gervasio, Ladislao y Dalmiro, que por alguna razón, dejaron el departamento judicial en manos de simples computadoras, seguramente por lo tedioso que resulta ser ese burocrático cargo; sin embargo, en casos especiales, la junta tetra partita puede resolver con el veto o por decreto. 52


Heterohumana

53


Heterohumana

Esta simplicidad en lo que a la división de poderes se refiere, ha allanado muchos caminos en son de acelerar los mecanismos de progreso tan ansiados por todos, con lo que difícilmente se puede escuchar alguna voz de protesta por parte del pueblo, y esto es maximizado porque además, la junta posee el control absoluto de todos los medios de comunicación disponibles. Paradójicamente, ellos llegaron al poder constitucionalmente, mediante el sufragio popular, que en aquel momento se realizaba por ordenador, y aunque en un principio se habló de fraude electoral, el hecho de que ellos hayan sido reconocidos hackers de antaño no obró en su contra a la hora de determinar la validez del sufragio, habida cuenta de la gran popularidad que todos ellos poseían entre la juventud. Esta cúpula suprema ostenta su cetro desde el piso superior de una torre acristalada, ubicada sobre la isla Martín García, en las aguas del Río de la Plata, donde también fueron instaladas las dependencias allegadas al palacio de gobierno. Como no es para menos, el salón presidencial, está decorado como un recinto de la antigua Roma Imperial, donde el séquito toma las decisiones de gobierno en un ambiente relajado, acompañados por los mejores especímenes femeninos que la genética moderna pudo lograr, adaptados de modo tal que no puedan entrometerse ni afectar las resoluciones de la junta, desde donde se ejerce placenteramente la democracia. Hasta ahora, esta junta se desempeñaba en un marco de armonía, como la que existió a lo largo de las vidas de estos cuatro amigos, educados en el mismo ambiente de excelencia, propiciado por sus propios padres, todos ellos acostumbrados a ejercer su poder sobre la comunidad; pero ahora que los recientes acontecimientos atmosféricos han nublado el horizonte desde sus cómodos asientos presidenciales, su ánimo empieza a hacer notar un ambiente más ríspido en sus relaciones internas. -Señor Aarón –Dice Abril, una hermosa secretaria que enseña un majestuoso cuerpo tatuado completamente con la frescura del océano –Aquí le traigo el informe sobre huracanes que proviene de la central meteorológica, en Miami.

54


Heterohumana

-Dame querida, dice Aarón, tomando la carpeta con una mano, y aplicándole la rigurosa nalgada formal a la joven clon mientras echa un vistazo al contenido del folio -¿Vos leíste esto? –le dice a Dalmiro, que se encuentra recostado al borde de una piscina climatizada en el interior del salón, abrazando a otras dos bellas clones. -No creo que sea peor que el informe de amenazas alienígenas que leyó Gervasio esta mañana –contesta sin mucho ánimo de cambiar de posición. -¿Esta mañana…? ¿Y cuando me lo pensaban comunicar? –dice Aarón ofuscado. -Tal vez cuando te dignes a explicarnos el presupuesto 2021 que enviaste a comisión sin que nosotros lo revisáramos –Contesta Gervasio, que entra al salón en ese mismo instante llevando a su boca unas uvas que lleva en la mano. Aarón, echa a las mujeres intempestivamente moviendo los brazos y alcanzando a darle un par de nalgadas a una de ellas al salir del recinto. -Creo que llegó el momento de que pongamos algunas cosas en su l ugar –Les d ice a s us compañeros -¿No les parece que en algún momento nos tendríamos que poner a trabajar, para mejorar esta situación en el planeta? -Hemos gobernado por casi cuatro años haciendo que todo el mundo pueda dejar de hacerlo para vivir dignamente sin trabajar –Contesta algo irritado Dalmiro - ¡Yo creo que ahora es nuestro turno de hacer ocio!

Palacio Gubernamental 55


Heterohumana

Gervasio, que se quedó acostado solo en el solárium, luego de que Aarón le espantara a sus muñecas, se levanta y por fin dice: De acuerdo, las cosas no van nada bien, así que por un momento dejemos de lado nuestras diferencias y veamos qué podemos hacer –Tomando un una tableta digital y proyectando sobre una pantalla gigante unas imágenes que sirven para poner a todos al corriente de lo que está sucediendo en el mundo –Ladislao, si nos haces el favor de comentar lo de los Aliens… Mientras las pantallas muestran terremotos, huracanes y todo tipo de catástrofes a lo largo de todo el planeta, Ladislao les comenta la síntesis de los informativos, denunciando que los alienígenos han estado enviando emisarios con amenazas de intervenir en el gobierno mundial centralizado, si no se logra alguna solución a este cataclismo. Al oír esto, Aarón se apura a ordenar la evacuación final, debido a que todos ellos son conscientes de que no están preparados para evitarlo y mucho menos resistir un golpe alienígeno, desde que se han desmantelado las fuerzas militares, cuando se institucionalizó el Gobierno Único Mundial. En medio de todo ese alboroto, las pantallas dejan de funcionar, y súbitamente empiezan a mostrarse imágenes del ataque extraterrestre, dirigido hacia los Pájaros Subterráneos diseminados por todo el globo, para evitar el éxodo masivo de las distintas administraciones hacia la estación espacial, donde se han estado almacenando las reservas naturales extraídas de la tierra. Por último, Los alienígenas atacan el palacio gubernamental, que es el punto más fuerte, (y el más débil) considerando que se trata de una administración mono cefálica, y una vez destruida, el mundo queda a la deriva, habitada por seres indefensos, sin posibilidad de salir adelante. En muy pocas horas todas las instalaciones de esparcimiento que siempre estuvieron interconectadas a una computadora central quedan desactivadas y la juventud se desbarata deprimiéndose por la falta de drogas, y sin posibilidad de conseguir su propio sustento. La Megalópolis empieza a apagar sus luces por la falta de energía central y como un gigantesco robot descabezado se va paralizando podo a poco hasta que todo calla y solo se escuchan algunos quejidos aislados de adolescentes pidiendo desconsoladamente por sus padres, que parecen no oírlos, porque ya no están allí.

56


Heterohumana

XI Invasi贸n 2 de Octubre de 2024 Eclipse Anular en La Patagonia Argentina

57


Heterohumana

Luego de la destrucción de los Pájaros Subterráneos y el palacio de gobierno mundial por parte de la flota alienígena, estos emprendieron la retirada, dejando a la tierra en medio del cataclismo que se hizo cargo del resto de la humanidad. Graves terremotos, inundaciones y erupciones volcánicas en todo el planeta, han sido el foco de las operaciones de salvamento emprendidas por las fuerzas terrestres, que solo pudieron mitigar en forma muy tenue la destrucción final, obrando organizadamente pese a haber desaparecido la cúpula gobernante, debido a la automatización que se había estado gestando en la última etapa de la administración, que procuraba evitar la saturación de las responsabilidades del poder. Millones de víctimas en todo el mundo fueron el trágico resultado de estos desajustes del ecosistema en busca de su equilibrio, hasta que súbitamente la tormenta amainó, y todo pasó a formar parte del paisaje del desasosiego, con miles de cadáveres regados entre los escombros de un imperio destruido. Las fuerzas de emergencia formadas por un ejército de clones desocupados empezaron a encargarse de incinerar los cuerpos, mientras los jóvenes humanos se comportaban como si fueran mascotas abandonadas, escarbando entre los escombros en busca de algún alimento. Muchos de los sobrevivientes decidieron abandonar las megalópolis y su terrible paisaje desolado para emprender el éxodo hacia la campiña, donde se encuentran las granjas que habitaban los adultos, y que milagrosamente han sobrevivido a los sismos por estar construidas en base a forestación viva, y contar con sus propias fuentes de energía sustentable, en tanto la gran mayoría, prefirió quedarse e internarse en los viejos centros de abastecimiento, procurando vivir de los desechos, como si fueran ratas. En medio de este deprimente panorama, los alienígenas deciden comenzar su invasión, enviando una flota de Humanos fusionados genéticamente con ellos, capaces de resistir la luz directa del sol, razón por la cual ellos vivían ocultos tras la luna en su Ciudad Estelar, en constante movimiento tras su cono de sombra, y que su Nave Nodriza ha secuestrado en la tierra durante los diferentes eclipses solares que se han producido en este siglo, aprovechando la umbra que se produce en determinados puntos del planeta.

58


Heterohumana

Al mando de uno de esos grupos de ataque se encuentra Octavio, el ex amigo de Alex, capturado y fusionado durante su fallida misión espacial con la “Brigada de la Esperanza”, y que ahora lleva el estandarte y encomienda de fusionar a todos lo humanos sobrevivientes de la hecatombe, con el objeto de convertirlos en una nueva especie más fuerte y desarrollada, que se haga merecedora de habitar la nueva tierra. En general, esta nueva casta militar no ha encontrado resistencia en la juventud que se ha amurallado en las ciudades, y hasta se han visto hombres y mujeres desesperados que se entregaban mansamente para ser convertidos a la nueva especie, con la esperanza de acabar así con el martirio de su vida sin futuro; sin embargo, es en las granjas donde se ha atrincherado la mayoría de los rebeldes, que por alguna razón reniegan de perder su condición de humanos a cambio de mejorar, desconfiando del ejército invasor. Sara ha estado sufriendo su traumática mutación durante estos últimos años, la que ha podido soportar por la compañía de Alex, que la desposó, y los incondicionales amigos de su vecindario, a los que se han sumado Fabián y Ramiro, quienes algún tiempo atrás, han comprendido que la única forma de sobrevivir estas contingencias extremas es en compañía de sus seres queridos. Octavio llega a la granja en la que habitan sus viejos amigos, en una esfera interestelar compuesta de tejido vegetal vivo, capaz de soportar la entrada a la atmósfera, con el propósito de convencer a Alex y los suyos de dejarse fusionar, y lo hace solo, porque su antigua amistad lo induce a no hacerlo por la fuerza. Se encuentra con Sara, que ostenta un cuerpo hermoso, aunque con una piel muy diferente, con la coloración rojiza aunque parece ser un tatuaje completo de esos que la juventud ha estado luciendo luego de cada trasplante; por el hecho de haber sido inseminada por los alienígenas, goza de una excelente salud, con las ventajas de no necesitar alimentos tan asiduamente para seguir viva, y un estado de claridad mental que la ha llevado a ver el mundo con ojos diferentes al resto de los humanos. Octavio, en cambio, se parece mucho más a un alienígeno, solo que conserva ojos nariz y oídos, así como su boca para comunicarse, en lugar de ese enorme labio vertical luminoso que poseen aquellos.

59


Heterohumana

El encuentro se produjo en el mismo momento en que su pequeña bionave toca tierra. La escotilla se abre como una flor de pétalos semitransparentes y Octavio desciende como si flotara en el aire, aunque sus pies están tocando el suelo y Sara lo recibe naturalmente, como si siempre hubiese sabido de este encuentro. -¿Me esperabas? –Dice Octavio con un tono de voz grave pero serena –Espero que eso me facilite las cosas. -No sé qué esperas de mí –Dice Sara – ya hemos visto lo que le hacen a esos pobres chicos, que creen que son sus salvadores; lo que es aquí, no vas a encontrar adeptos. -Tú eres diferente, y sabes lo que está ocurriendo… No deberías obstruir el curso de la evolución. -La evolución no tiene un curso prefijado –dice Sara –Es la naturaleza quien se encarga de desarrollarla conforme a leyes nunca escritas, que se acomodan a las circunstancias de la vida. -Su vida ya está agotada –Dice él sin cambiar su tono –Es por eso que estamos aquí… Este planeta merece seguir adelante y el hombre, como lo conocíamos ya no puede seguir en él. En ese momento, Alex y algunos aldeanos que sintieron el ruido al caer la nave, llegan al lugar y él se interpone entre los dos, previniendo que Sara salga lastimada, pero ella le hace un pacífico gesto y Alex desiste de su actitud. En pocas horas, durante el eclipse, mis maestros vendrán a dar por terminada nuestra misión, y entonces ya nada podré hacer por ustedes, porque si no acceden voluntariamente seguramente serán destruidos –Dice Octavio – y ustedes dos –Mirando a Alex y Sara –Serán considerados traidores, ya que conocen la verdad y se niegan a aceptarla. -¿Qué verdad…? -Dice uno de los presentes con un murmullo de conformidad a esa pregunta por parte de sus vecinos. Octavio les explica a todos, incluido al resto de la aldea que se ha aproximado al grupo, que los Alienígenos fueron humanos que en otro tiempo han emprendido el mismo camino que ellos, al buscar la perfección, y lo han logrado, incluida la inmortalidad, dentro de condiciones especiales, y que están dispuestos a compartirlas con ellos, si se fusionan. Además les cuenta que Sara, por haber sido inseminada con sus genes, tiene en su cuerpo la semilla de la verdad y no puede negarles la oportunidad de conocerla.

60


Heterohumana

-Mi verdad es un poco diferente –dice calmadamente Sara –Yo tengo su semilla, pero germinó en mi cuerpo de humano, por lo que tengo una visión un tanto diferente a la de ellos. Todos, incluso Octavio se muestran ansiosos por escucharla hablar, pero ella decide no hacerlo; en su lugar se retira a su casa tomando de la mano a Alex. Octavio se enfurece y su cuerpo empieza a emanar una luz muy intensa y sólida por su pecho, que parece abrirse y muchos de los aldeanos huyen hacia sus casas, pero él toma a una joven que ha venido de la ciudad a quedarse con sus padres, e intenta fusionarla por la fuerza, cuando Alex lo toma del brazo, haciendo presión sobre él y lo hace desistir, cuando deja de emanar rayos y mirándolo fijamente, le dice a Alex: -Vaya por los viejos tiempos – y se aleja hacia su bionave, introduciéndose en ella, hasta que justo antes de cerrarse sus pétalos de compuertas, le dice a Sara en tono de advertencia –A las dos treinta, se producirá el eclipse y estará la nave nodriza aquí, y la pareja que los inoculó a ambos vendrá por ustedes dos…Espero que en ese momento sepas… Qué es lo que sabes tú que ellos no. La flor cierra sus pétalos conformando la cabina y la bionave pega un salto hacia las ramas de los árboles que conforman la granja y en el cielo puede verse al sol amenazando con acercarse a la luna y hacerla sucumbir al encanto de su luminosidad, pero ella con su pequeño y grácil cuerpo se somete a su fuerza penetrando en su majestuoso e irradiante calor hasta apagar su fuego por solo unos minutos, y en ese instante, es cuando ella con su gracia y belleza lo inspira a seguir su camino, sin fusionarla, para continuar su eterno periplo, esperanzado en que tal vez en otro encuentro el sol podrá absorber su innata belleza. La Nave nodriza pone un pie en tierra y Axel y Sara van a su encuentro. La pareja alienígena los recibe y nuevamente sus cuerpos hacen contacto inmersos en un halo de luz en el que sienten sus pensamientos, como cuando ellos eran humanos, y juntos reviven la gloria de haber saboreado el néctar de no saberlo todo, y aún así intentarlo, disfrutando cada camino equivocado para poder desandarlo y soñando con que su búsqueda sea por siempre, para no llegar a la temida eternidad, que es cuando ya nada queda por suceder. La nave nodriza vuelve a elevarse escondida en la umbra que produce la luna, y como el sol, decide darle otra oportunidad que le permita volver a besarla en el próximo eclipse.

61


Heterohumana

EpĂ­logo Eclipse Anular

62


Heterohumana

El hombre que ha conocido la verdad, sabe que ha perdido la belleza que se oculta en lo irreal, y es por eso que prefiere so単ar, porque en los sue単os nada parece ser cierto, y las certezas lo aburren.

Luis Makianich

Reencuentro Intimo 63


Heterohumana

Luis Roberto Makianich

makianich@hotmail.com http://makianich.blogspot.com http://cuentosnuncacontados.blogspot.com http://eayst.blogspot.com http://luismakianich.blogspot.com www.wix.com/architrave/home

64


Heterohumana

Acerca del Autor

Luis Makianich es arquitecto, argentino, graduado en la UNBA (FAU) en 1978. Publicó su primer libro de relatos cortos “Figuras de Sol”, en 1972. Fue investigador del patrimonio urbano, en ICOMOS (International Council for the Preservation of Historical Monuments and Sites), 1976; Docente en la Cátedra de Historia de la Arquitectura arq. J. Gazaneo, 1978 y Diseño Arquitectónico en las Cátedras arq. H. Angeluchi, 1980 y arq. J. Goldemberg, 1987-2001. Obtuvo diversos premios en arquitectura, literatura y artes plásticas. Exhibición del proyecto para el Nuevo Museo Nacional de Bellas Artes, en el Palacio Errázuriz, y publicación en el anuario de La Academia Nacional de Bellas Artes, 1978; Alianza Francesa, Fundación Fortabat, 1986, 1987 y 1989 y C. C. San Martín, 1986. Premios literarios 2009: 1er Premio por “Desolación” en LetrasKiltras; 1er premio narrativa, por “En el umbral”, en Parnassus; 1ra Mención en Arte y Narrativa agostoseptiembre por “Infierno" en Parnassus; 3er Premio en relatos de amor virtual, por “Virtualidad”, en La Barca de Las Palabras y la Imagen; 1er. Premio narrativa Certamen Felices Fiestas por “La Navidad Oculta” y 2do. Premio Brevedades en Prosa, por “Ocurrí” en Parnassus. Premio 1er semestre 2010 de Narrativa Erótica en Parnassus por “Non Terminato”.

65

Heterohumana  

Una especie alienígena que evolucionó a partir de humanos hasta llegar a la perfección vive su eternidad en una Ciudad Estelar suspendida en...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you