Page 1

SEMINARIO INTERNACIONAL SOBRE INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA: EXPERIENCIAS ELECTORALES COMPARADAS 22 DE MARZO DE 2006

Mesa 1. Elecciones competidas y normalidad Democrática Moderador: o Arturo Sánchez, IFE Ponencias: o Laurence Whitehead, Universidad de Oxford o Jesús Orozco, TEPJF o Lorenzo Córdova, IIJ-UNAM El moderador de esta mesa es el Consejero Electoral Arturo Sánchez. Es sociólogo, egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, en Azcapotzalco. Es Maestro en Estudios Latinoamericanos, egresado de la Universidad de Oxford, Inglaterra, y candidato a Doctor en Ciencia Política por la misma universidad. Fue Director Ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Federal Electoral. Tiene una trayectoria docente importante al haber participado como investigador y profesor en distintas instituciones nacionales e internacionales. Ha publicado diversos artículos y libros, entre los que destacan “Las elecciones de Salinas, un balance crítico a 1991”, y “La política en el México rural de los años 50”, entre otras. Tomó posesión como Consejero Electoral del Instituto Federal Electoral el 3 de noviembre de 2003. Tiene la palabra para presentar a la primera mesa. Consejero Electoral Arturo Sánchez: Muchas gracias, Manuel. Buenos días, otra vez, a todos. Es para nosotros un honor tener a todos ustedes aquí, y dar inicio ya al trabajo de discusión de un tema que, sin duda, está generando no nada más en México, sino en muchos lugares del mundo un debate nuevo sobre la democracia. Esto de las elecciones competidas, los resultados cerrados y la pregunta cómo pueden responder las instituciones ante una situación de este tipo, es algo que cualquier autoridad electoral se tiene que plantear en algún momento de la contienda.


Recuerdo yo al equipo que dirigía al Instituto Federal Electoral en el año 2000, cómo una de las posibles hipótesis era que los resultados fueren suficientemente cerrados, y que generaran un debate después de la elección. Recuerdo también entonces una reflexión: la autoridad electoral tiene que estar por encima de los resultados, por eso es autoridad electoral. A nosotros no nos preocupa que sea por un voto, sino poder institucionalmente decir quién ganó. Sin embargo es evidente que ante una situación de ese tipo de generan fenómenos de todos tipos, y que ahora vamos a compartir con la experiencia de varios países en el mundo. En general creo que tenemos un elenco suficientemente preparado, académicamente sólido y con autoridades electorales de todo el mundo que nos acompañan, y que nos permitirá seguramente tener una reflexión muy acabada, pero a mí en lo particular me da mucho gustar estar moderando una mesa con tres amigos, que además de todos fueron los generadores originales de la idea de que hoy nos reuniéramos aquí. En primer lugar aprovecho para presentar a Laurence Whitehead, que además de ser catedrático titular de política en el Newfield College en la Universidad de Oxford, es decano académico del mismo colegio, en el que fue rector de 2005 a 2006. Laurence Whitehead, se ha convertido en el primer Director del Centro de Estudios Mexicanos de la Universidad de Oxford. No nada más fue el primer Director, sino también generador de esa idea con quienes discutimos el magistrado Jesús Orozco y un servidor en el mismo Oxford, la oportunidad de realizar este seminario. Laurence ha editado una serie de publicaciones en la prensa de la Universidad de Oxford, que se han titulado “Estudios sobre democratización”, en donde se han editado más de 12 libros a partir de 1996. Entre sus publicaciones más recientes destacan: Latinoamerican a new interpretation, en el año 2005; Democratitation feorian and experiencie”, en el año 2002; Emeriyin market democracys Latinoamerica”, en el año también 2002, y este año publicará en coedición con Lourdes Solá; State Craftin monetary aforety Brasil and comparaty perfectic. Creo que tenemos alguien que ha analizado la democracia en varias partes del mundo, y que nos permite contar con su experiencia para seguir adelante en este marco teórico que nos inicia el seminario como tal. Sin más le daré la palabra a Laurence Whitehead, para iniciar esta disertación. Por favor, Laurence.


Dr. Laurence Whitehead: Muchísimas gracias, Arturo, por esta generosa presentación. Es para mí un gran honor y un privilegio tener la oportunidad de presentar la primera ponencia. Mi tarea es sintetizar la visión global de los temas que después vamos a examinar en profundidad en los 11 países específicos representados aquí. Dado que mi ponencia es escrita en inglés, y que varios de los otros ponentes no son hispano parlantes, y que tenemos traducción simultánea también aquí, pido disculpas porque voy a presentar y a exponer en inglés, pero por supuesto puedo discutir y conversar con ustedes y contestar a sus preguntas en español después. La exclusión del gobierno representativo ha tenido una historia muy larga y de muchos accidentes, en esta democracia electoral por muchos siglos estuvo estigmatizada como una fórmula para que la plebe, las masas gobernaran. Por ejemplo, los que estaban a favor de sufragio en la revolución inglesa del Siglo XVII tuvieron que ganar una guerra civil, ejecutar a un rey que decía que gobernaba por derecho divido y aún así después de eso no pudieron consolidar la supremacía del Parlamento, menos aún proteger los derechos civiles o promover la tolerancia. Se registró toda una crisis, restauración monárquica y hasta una invasión extranjera antes de que los ingleses pudieran empezar a vivir en este régimen constitucional mixto, bajo el cual la monarquía, la aristocracia y el Parlamento elegido podían evitar esas confrontaciones tan sangrientas entre los poderes y pudieran aprender, a través de un diseño institucional, a convivir juntos bajo el estado de derecho, y aún después de esto, pasaron dos siglos antes de que la Casa de los Comunes pudiera tener la supremacía total sobre los otros poderes, sobre la base de su origen y en una elección democrática. Debo decir que hasta en la actualidad en mi país existen muchas tareas para la consolidación de la democracia, para que sea completa. Antes de que podamos decir que todos los estándares mínimos de procedimientos sí están establecidos, según la teoría de Rod Franz. Entre más elaborado es el criterio para esta construcción democrática, según dicen los libros de texto de Wees Stefan, más trabajo nos hace falta para llegar ahí. Eso es en el caso de Inglaterra. En Francia también hubieron varios accidentes, aquí también había el derecho divido de los reyes que tuvo que acabarse con violencia, con la guillotina, se acuerdan, y aquí también en la época victoriana, muy representativa. Cuando surgió la Asamblea Nacional no pudo consolidar


fácilmente, no pudo imponer el nuevo orden, tuvieron que pasar invasiones y muchos problemas antes de que pudiera llegarse, promover la tolerancia. Entonces estos gobiernos y personales bajo este marco constitucional en Francia no se pudo alcanzar sino hasta 1870 y aún después de un siglo y cinco constituciones republicanas después, la especificación de Tarlign Lings de la democracia, todavía no están satisfechas al todo, como pueden ustedes ver si ven la televisión y han visto las actividades que han pasado en parís en las últimas semanas o ven ustedes los partidos antisistema como el Frente Nacional que estuvo tan activo en las recientes elecciones francesas. ¿Y qué pasa con los Estados Unidos? el gobierno, el orden más antiguo que se estableció en las 13 colonias en Estados Unidos en 1780; sin embargo aún en el caso de la recién creada Estados Unidos de América. También sería un error pensar que el origen del sistema fue fácil, que no hubo un proceso de conciliación institucional que fuera fácil. Es cierto que la Carta de Derechos sí fue promulgada muy pronto después de la Constitución de 1791 y se le han hecho muchas enmiendas a la Constitución y demás, pero también es cierto que había mucha esclavitud africana, duró 70 años después de la Constitución y sólo se abolió después de que hubo una guerra civil muy terrible, un siglo tuvo que pasar antes de que los descendientes de estos ciudadanos afroamericanos pudieran adquirir sus derechos políticos, y aún en la actualidad, como ustedes saben, todavía existe esta discriminación. Hay mucho que trabajo que hay que hacer para cerrar y lograr lo que dice la teoría democrática para evitar el tratamiento desigual, aún en la democracia de los Estados Unidos. Entonces con esos antecedentes históricos en las tres democracias más famosas del mundo, sería poco razonable para los científicos sociales de Europa o de Estados Unidos juzgar muy duramente a países como por ejemplo México que ha tenido un progreso muy rápido a través de su instalación de los sistemas representativos y democráticos gubernamentales en la última generación. Todavía tienen estos sistemas ciertas vulnerabilidades, ciertas brechas si ustedes quieren, pero mi objetivo en este discurso es apoyar el gran progreso que ha tenido este país hacia un estándar de democracia elevado. Pero tal vez la forma mejor de apoyar este desarrollo es apoyar un curso de acción deseable, sin que podamos evitar ver sus limitaciones y que podamos identificar dónde pueden fortalecerse aún más.


Mi disciplina académica, yo soy comparativista, yo siempre estoy comparando países. Entonces, mi fuerte es buscar irregularidades ver donde hay lecciones de experiencia paralelas, en lugar de estar duro y dale en un solo proceso. A mí me gusta comparar, sacar teorías abstractas, especificaciones del desempeño democrático, que tal vez no se han consolidado en ningún lado antes. En el tipo de comparación que a mí me gusta hacer de política se requiere la construcción de modelos teóricos que se puede hacer ya sea de forma deductiva o, en mi caso, en este seminario también, de forma inductiva, que vamos de condiciones de existencia de diferencias reales a sacar las conclusiones. Estas conclusiones pueden forzarse como plantillas, a través de las cuales las experiencias nacionales específicas y las coyunturas se pueden juzgar. Y este seminario internacional nos da este lujo: Que podemos revisar una sucesión de eventos recientes y también en perspectiva de las diferentes elecciones, en diferentes regímenes, para ver qué pasa ahora, para ver cuáles son los objetivos, cómo podemos encontrar el aspecto más importante de la democratización, que no ha recibido suficiente atención en la vida electoral, y cómo aprender lecciones de este ejercicio que pudieran, en principio, ayudar a las autoridades electorales a evitar los problemas innecesarios en los momentos justo después de que se cierran las elecciones. Un aspecto importante de la democratización que requiere más atención, creo yo, y más modelaje comparativo de lo que ha recibido desde la comunidad académica, es el proceso de dos fases, a través del cual un concurso electoral democrático promueve y controla la expresión de los partidos y las lealtades por parte del electorado. En la primera fase o por un lado, como se puede pensar en el proceso electoral, el proceso tal vez llega a un momento de mucha intensidad de confrontaciones entre los partidos. Pero por otra parte estos partidos, estas pasiones inflamadas por el proceso electoral mismo, también controlan en forma y en contenido el ritmo y están siendo controlados por el proceso electoral mismo, y cuando empieza este movimiento, estas acciones de los partidos, se refuerza una segunda etapa a través de una disciplina colectiva intensa y el unirse de los resultados que se aplican igualmente, de forma igualitaria, para los que ganan y los que pierden. Estas dos etapas, estos dos procesos no son tan evidentes, ni en sociedades en donde la población todavía no está acostumbrada a esta


secuencia perpetua de competencia y respeto y demás. Es difícil interiorizar esta lógica intuitiva. La política en lugar de ser una continuación de la guerra por otros medios, tiene que convertirse en una paz democrática perpetua, en donde cada concurso, cada elección sea nada más otro episodio en un proceso bien establecido, un proceso de elección conocida, de un proceso colectivo que busca poder fuera del marco electoral establecido. Horacio Bosques se está haciendo muy famoso por haber llamado a esto la institucionalización de la incertidumbre. Pero yo pienso que pasa lo contrario: Todos los actores tienen que aprender la certitud de las instituciones. Diferentes casos van a ser examinados en este seminario, para demostrar que esto no es automático. Este proceso requiere mucho trabajo, especialmente en nuevas democracias en donde los Estados y las confrontaciones son muy altas y los intereses están socializados en esta lógica de que el que gana se lleva todo y el que pierde no tiene nada. Para pensar cómo trabajaban las viejas democracias y cómo funcionan ahora y cómo estamos retrasados, déjenme mencionarles, creo que ya lo mencioné, pero, bueno, de todas maneras George y los otros ponentes van a hablar de ello, las viejas democracias también han tenido una gran historia, incluyendo Gran Bretaña, de lucha, de confrontación de esta lógica de que el que gana se lleva todo. Esto yo lo he descrito en Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña. Pero la experiencia nos ha mostrado y podemos destilar ciertas inferencias importantes que tal vez nos ayuden a moderar la competencia electoral tan fuerte que vamos a tener en este seminario. La primera inferencia es que se requiere mucho tiempo, aún en democracias muy famosas, muy establecidas, antes de que todas las personas que están buscando el poder acepten que el veredicto de una elección justa es lo único que importa para determinar la circulación de las decisiones, especialmente para determinar lo que haya decidido la mayoría del pueblo. La segunda inferencia es que para que un ciclo electoral sea exitoso y se beneficien los partidos políticos, tienen que aprender los partidos políticos, aprender la terrible derrota de una forma digna, para ver que esto también ayuda; sobrevivir hoy, para luchar mañana, no matarse en un momento, para pensar en las futuras culturas, porque pueden ver que cuando acepta su derrota de una forma digna, se abren el camino para que sea más fácil para ellos en el futuro también ganar. Esto se aplica no siempre a todos los partidos y a todas las situaciones, también requiere cierto apoyo internacional y nacional, antes de que sea totalmente apoyado y abrazado por todos.


La tercera inferencia es que las condiciones poco favorables, que hay que especificar con cuidado y este Seminario lo va a hacer, cuando hay elecciones muy cerradas, pueden precipitar esfuerzos intensos de la institucionalización; esfuerzos de institucionalización que son suficientes esfuerzos para apoyar la disposición de todos los partidos para trabajar posteriormente, de acuerdo a las reglas del juego. Esta es una posibilidad realista, pero no es una respuesta necesariamente que pase como parte de un conflicto. Entonces, un buen diseño de instituciones debe aumentar las posibilidades de que esto ocurra, pero no lo puede garantizar así como así. La cuarta implicación es que la estabilidad y la continuidad de las instituciones no se puede dar por sentado. Se requiere mucha vigilancia, mucha renovación, y tiene que aprenderse las nuevas generaciones, no nada más por los líderes políticos, sino también por lo que forman las opiniones, las instituciones, los estados, los medios, los académicos y los observadores internacionales. Sí hay excepciones en los principios de la democracia y se empiezan a dar concesiones; por ejemplo, excluir a los nacionalistas o algún grupo que no tiene los requisitos. Entonces, la integridad de todo el proceso electoral puede ponerse en peligro, se pone en cuestión, y en quinto lugar, para seguir el camino se requieren diferentes tipos de apoyo que se apoyan entre sí; tienen que ser legales, de la sociedad, domésticos, internacionales, etcétera. No existe una sola fuente de soporte o apoyo, sino que es una responsabilidad colectiva para la tolerancia, para la justicia, la apertura, apoyada por la sociedad como un todo. Tal vez parezcan conceptos muy abstractos y generales, pero cuando veamos los exámenes de las elecciones recientes muy contestadas y muy cerradas, verán que no lo es tanto, y para finalizar, les voy a poner una matriz de las diferentes reglas que podrían estructurar un proceso, un concurso electoral y después voy a poner nuestros estudios de los 11 países en esa matriz. En esta parte de la presentación no fue totalmente lista, porque obviamente tengo que escuchar a los países qué van a decir estos días, para tomar en cuenta sus variables, pero sí puedo resumir algunas tendencias que han dominado los diseños electorales. Por lo tanto, voy a poder hacer un mapa que va a ser revisado obviamente durante estos días. Aquí vamos a considerar únicamente las elecciones de alto nivel, presidentes, primeros ministros, asambleas nacionales, pero aún así el rango de posibilidades es bastante amplio. Estas elecciones pueden ser para un solo cuerpo, como por ejemplo parlamento, del cual un gobierno


se va a constituir por el partido político que gane o la coalición que gane, o pueden ser elecciones separadas por Congreso o por la rama ejecutiva, por otro lado. Si son elecciones por separado, estas pueden ser codeterminantes y/o pueden estar retrasadas, como la de República Dominicana en donde la elección presidencial se hizo y dos años después el Congreso y dos años después otra vez elección presidencial. En México, el Presidente dura seis años, los diputados seis, senadores seis, tres y seis, perdón, pero obviamente cada seis años hay implicaciones y siempre hay un impacto al medio tiempo. Las elecciones presidenciales pueden ser nada más por una administración o por un máximo de dos administraciones o pueden ser por una administración, seguida por un descanso con una segunda reelección, o también pueden ser con límite. Las elecciones presidenciales pueden decidirse por amplia mayoría, como voto popular o, como en el caso de Estados Unidos, por el colegio electoral, en donde puede haber una opinión diferente al pueblo, como pasó en el 2000, o pueden ganarse en una segunda ronda, si es que ningún candidato tiene 50 por ciento en la primera ronda. En Costa Rica, sin embargo, escucharán que el umbral no es del 50, sino el 40 por ciento, y en la segunda ronda, si es que existe, puede establecerse por el Congreso, en lugar de por electorado, que es el caso de Bolivia, y hay diferentes reglas para los umbrales, dependiendo del financiamiento de las campañas, para el registro de los partidos políticos, cómo van a presentar sus candidatos, la formación de coaliciones entre los partidos, etcétera. Pero también hay muchas fórmulas para elección de parlamentos y congresos. Por ejemplo, si la primera si la primera elección hay una representación proporcional de un partido por lista abierta, lista cerrada, etcétera. También hay mecanismos, como, por ejemplo, en donde el Presidente puede ser requerido para que haya una reelección de medio término, si es que así lo decide el pueblo a través de un procedimiento, y el parlamento también puede tener términos fijos o plazos fijos o los primeros ministros bajo ciertas condiciones pueden disolver el parlamento y pueden llamar a nuevas elecciones. Hay diferentes métodos para validar el resultado de una elección, las irregularidades las puede establecer el Congreso o un Tribunal o un Tribunal especial de elecciones. El proceso electoral puede ser organizado por el ministerio de gobierno o por una agencia independiente, como en el


caso del IFE, o puede ser organizado por una autoridad local, especialmente los sistemas federales. Esas son las variables principales de mi matriz, que nos vamos a poner nuestros 11 casos. Al comparar diferentes situaciones, tenemos diferentes hipótesis para ver cuáles funcionan mejor o no, para poder generar un resultado legítimo y respetable. En general yo pienso que no existe una sola aplicable a todos los países. La mayor parte de las alternativas que yo he mostrado tiene sus pros y sus contras, tiene sus compensaciones. Tal vez haya que ajustarse dependiendo de la historia, del entendimiento político de la sociedad, etcétera. Pero tema tengo que reconocer que existe, por lo menos algunas fórmulas muy desastrosas cuando comparamos, y que debemos aprender a evitar, quiero darles un ejemplo, en la elección de Brasil en el 60 había una disposición de que el candidato a Presidente sería el que tendría la mayor cantidad de votos en la carrera presidencial y el de Vicepresidente sería el que tendría la mayor cantidad de votos para Vicepresidente, y así ganó un Presidente de derecha y un Vicepresidente de izquierda, y esta división entre ellos, este gobierno partido generó mucho conflicto e hizo que en 20 años hubiera mucho problema democrático en este país. Entonces hay ciertas cosas que sí hay que evitar y que ya hemos aprendido. En esa etapa el procedimiento, yo no quiero prejuzgar estas lecciones, estas van a ir evolucionar con nuestras discusiones, pero sí quiero enfatizar algunas de las dinámicas que se aplican en las elecciones en áreas específicas, en donde nosotros debemos explorar para ver cómo estos resultados pueden legitimarse. No todas las elecciones competitivas obviamente son cerradas, pero van a ver que un número sorprendente lo son, y aún cuando hay un candidato que empieza a ser como líder indiscutible, luego ocurre que la oposición, casi al final ofrece una buena alternativa y toma fuerza. Es decir la dinámica de las campañas electorales genera mucha incertidumbre acerca del resultado, y como hay tanto interés en la carrera todo depende del resultado de las interacciones de lo que pasa durante la carrera misma. Entonces hay varias explicaciones, por ejemplo, conforme avanza la campaña, tal vez los partidos vayan metiéndose más a la preferencia del medio o de la gente o al revés. Tal vez muestren más el atractivo del candidato o tal vez el candidato esté tan preocupado en cómo va a gobernar, antes de pensar que gana, que no pone suficiente atención en asegurarse su resultado. También pueden


haber muchos votantes que están desencantados, no tienen interés, son apáticos, y no tienen interés en apoyar, pero que al final pueden ser llamados y convocados y piensa que su participación va a generar un cambio, va a voltear la balanza. Hay diferentes combinaciones de estas balanzas que operan dependiendo el caso, pero juntos aumentan la probabilidad de que el resultado sea muy peleado, aún cuando la distribución inicial de las preferencias digan que hay un candidato indiscutible. Conforme México se está acercando a estas elecciones de 2006, presidenciales y de Congreso, otras posibilidades me vienen a la mente que hay que tenerlas en consideración. En el caso de México hay que subrayar la preocupación de esta posibilidad. Primero, porque aquí no hay segunda ronda. En México no hay segunda ronda, el que gana la candidatura presidencial con menos, hasta el 33 por ciento puede ganar y puede obtener la presidencia por los seis años siguientes, y en segundo lugar la separación de los poderes que hay entre la rama ejecutiva y legislativa en el sistema federal todavía está evolucionando, y todavía no está muy bien definida. Entonces los partidos que compiten pueden ver el resultado de las siguientes elecciones, como que definan al sistema para controlar la alternancia, y como Luis Carlos Ugalde, ya mencionó, México ha tenido una tradición hasta los 90 de estas discusiones donde había mucha disputa de que hubo fraude, falta de confianza de la gente, y es cierto que éstas ya se han superado en gran medida, pero la historia en la mente de la gente sigue. Por lo tanto se requiere mucha vigilancia para asegurarse que los nuevos acuerdos lleguen, y obviamente en las campañas el nivel de distribución de los partidos políticos en las preferencias de la gente llegan a diferentes picos y pueden fortalecer al partido por la militancia, pueden darles más poder y entre más se acerca al cierre, hay más miedo, hay más esperanzas en cuando a cuáles van a ser las consecuencias de una victoria a una derrota, y diferentes prácticas y mecanismos se pueden establecer, tanto para llamar la atención en el resultado, como para canalizar estas energías de formas no violentas y legales. Por lo tanto las campañas pueden tener Rallys masivos, debates de televisión, tal vez activismo de sindicatos, de la iglesia, movilizaciones, etcétera. Todo esto ayuda a intensificar el interés público en la contienda y también poder atención a las acciones específicas requeridas para llamar la


atención del votante, así como los comportamientos del partido que están prohibidos o que están desalentados. Entonces se puede, todo esto va a ir creciendo conforme avanza la campaña y está muy bien orquestado, hay tiempos y lugares específicos para el activismo y pueden haber manifestaciones peligrosas de militancia política que también se tienen que desalentar. Los partidos tienen que llamar a la gente que coopere, que se anime, pero tienen que contener esta energía y modelarla. Un ejemplo exitoso es cuando las dos lógicas que compiten se manejan, se administran correctamente, se equilibran. El consenso en el resultado por lo tanto es muy importante. Si el partido, son aliados para anunciar el resultado de la contienda, hay el peligro de que cada lado va a inflar las esperanzas, las expectativas de sus miembros de los que los apoyan y entonces va a ser más difícil cuando llegue el resultado que sea adverso y que lo acepten. Mucho cuidado tienen que tener los medios para reportar de forma exacta y que corroboren el flujo de los resultados de la elección. La administración que sale también tiene que jugar un papel importante, especialmente si el candidato que gana es de la oposición. Los medios también, les digo, tienen esta responsabilidad enorme, ya que ellos atraen a la gente, los informan y dramatizan los puntos, los problemas. Por lo general un gran arreglo de actos políticos va a ser necesario para mitigar las diferencias que surgen durante la campaña y unir el mensaje de consenso de la legitimidad y de que los resultados se deben respetar. Se tiene que reafirmar la autoridad, la integridad de las autoridades electorales, que no se ponga en duda y esto es difícil de alcanzar aún en las democracias más estables y más antiguas En Estados Unidos 2000 estuvo un muy buen ejemplo que vamos a discutir posteriormente. Entonces esta unidad de las nuevas democracias, en donde las pasiones están tan descontroladas, va a ser más difícil aún de manejar. Entonces para reforjar este consenso se requiere que el sistema legal coopere, que la academia coopere, que los observadores internacionales cooperen, los gobiernos, etcétera. Yo pienso que seminarios como éste tienen un papel muy importante en alertar a los ciudadanos acerca del proceso en el que estamos involucrados y yo pienso, espero, que hoy y mañana hagamos precisamente esto para México en este momento de tanta trascendencia. Gracias. Consejero Electoral Arturo Sánchez: Muchas gracias, Laurence. Ahora doy la palabra a nuestro amigo José de Jesús Orozco, como ustedes saben


él es Magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, es Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México y Maestro en Derecho Comparado por la Universidad de California en Los Ángeles. Ha sido miembro del Sistema Nacional de Investigadores, así como Investigador Titular del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM que está bien representando también en esta misma mesa el día de hoy; Profesor de asignatura de Introducción al Estudio del Derecho, e interino del Derecho Constitucional en la División de Estudios Profesionales de la Facultad de Derecho de la propia Universidad, donde también imparte la materia de Sistemas de Control Constitucional en la respectiva División de Estudios de Postgrado. Como ustedes saben, es autor de varios libros entre los que destacan “Justicia Electoral y Garantismo Jurídico, el Derecho Constitucional Consuetudinario, el Sistema Mexicano de Justicia Electoral, Derecho Electoral y los Derechos Humanos de los Mexicanos”. Asimismo, ha sido Coordinador de más de 10 obras jurídicas colectivas y ha publicado más de 70 artículos en revistas académicas especializadas nacionales y extranjeras; ha participado en más de 150 eventos académicos nacionales e internacionales en más de 20 países de América, Asia y Europa y anteriormente se había desempeñado como Magistrado de la Sala Central del entonces Tribunal Federal Electoral, y como les comentaba, desde 1996 es Magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Como les comentaba hace rato, también Jesús fue uno de los generadores de las ideas y convocadores de los invitados el día de hoy a este seminario. Muchas gracias, Jesús. Por favor. Magistrado Jesús Orozco: Muchas gracias por la amable presentación. Igualmente agradezco de manera muy cumplida a las instituciones coorganizadoras su amable invitación y la oportunidad que me brindan para participar en este importante seminario, siendo particularmente honroso compartir esta mesa con tan destacados científicos sociales y expertos electorales, como Lorenzo Whitehead, Arturo Sánchez, Lorenzo Córdova. Es igualmente honroso la presencia de tan selecta audiencia, permitiéndome destacar además de las distinguidas personalidades que nos visitan del extranjero y que ya han sido mencionadas, la presencia de consejeras y consejeros electorales del Instituto Federal Electoral, además de diversos consejeros y magistrados electorales de diversas entidades federativas. El propósito de mi intervención es exponer las características


esenciales del sistema mexicano de resolución de conflictos electorales, desde una perspectiva comparativa, atendiendo a los diversos tipos de sistemas que se aprecian en el mundo contemporáneo. En términos generales es posible clasificar los diversos sistemas de resolución de conflictos electorales en el mundo, en cinco tipos o modelos, atendiendo al órgano que le corresponde emitir la decisión final sobre los resultados electorales. Primero el que compete a un órgano o asamblea política, generalmente la legislatura, un colegio electoral de carácter representativo, tal atribución. Segundo. Jueces ordinarios no especializados en materia electoral, que forman parte del Poder Judicial, generalmente encomendado a la respectiva Corte Suprema. Tercero. Tribunales constitucionales que no forman parte del Poder Judicial. Cuarto. Tribunales electorales ya sean pertenecientes al Poder Judicial o autónomos de los tres poderes tradicionales, y quinto, órgano ad hoc o provisional derivado de un régimen transitorio. A continuación me permitiré exponer los orígenes y rasgos distintivos de cada tipo, indicando a cuál pertenecen los diversos casos que se analizarán en este evento por los respectivos especialistas. El primer modelo es el más antiguo y corresponde al sistema contencioso electoral de carácter político, que tanto en los orígenes del Parlamento inglés como en los estados generales franceses encomendaba la respectiva asamblea la decisión final sobre la elección de sus respectivos miembros, incluso el contencioso electoral político todavía se conserva en Estados Unidos, con la competencia de cada Cámara del Congreso para las elecciones legislativas y del Colegio Electoral, constituido por el conjunto de electores que son elegidos por los ciudadanos para las elecciones presidenciales, y se combina con el contencioso electoral jurisdiccional ante el Poder Judicial ordinario, en los diversos Estados miembros de los Estados Unidos, con la posibilidad de llegar en apelación, vía cerciorari, ante la Suprema Corte. De manera similar en Argentina la decisión final sobre las elecciones legislativas se encomienda a la respectiva Cámara del Congreso, en tanto que la relativa a la elección presidencial se reserva a una Asamblea General compuesta por ambas Cámaras, previa resolución por la Cámara Nacional Electoral que forma parte del Poder Judicial Federal, en su caso, de los medios de impugnación interpuestos durante la etapa de preparación de la elección. El segundo modelo es aquél que encomienda los jueces ordinarios, como decía, no especializados en materia electoral, la decisión final sobre los


resultados electorales, reservándola con frecuencia al Tribuna Supremo correspondiente, ya sea en forma directa o vía apelación, si existe alguna instancia previa. Este modelo surgió en 1868 en Inglaterra, reformada en 1879, cuando el juicio sobre las elecciones disputadas se encomendó a dos jueces ordinarios de la Juice Bis Divition de la Ay Corte or of Justice, encontrándose aún vigente. De manera similar a lo que ocurre en Australia, Canadá e India. Incluso en Hungría y Ucrania. Previa sustanciación en estos países de medios de impugnación administrativos ante un organismo electoral especializado autónomo, durante la etapa de preparación de la elección. El tercer modelo surge con la Constitución de Austria en 1920, que confirió a la Corte Constitucional la facultad de resolver las impugnaciones de las elecciones federales presidenciales y parlamentarias, así como a partir de 1929 las locales en cada lender. En ocasiones se combina con impugnaciones previas ante el contencioso administrativo. Ya sea que forme parte del Poder Judicial, como es el caso del reino de España desde 1978, o tenga carácter autónomo, como en Francia, de acuerdo con el Consejo de Estado, desde 1958 e Indonesia a partir de 2003. En Alemania también hay un sistema contencioso electoral mixto, político jurisdiccional, que combina desde 1949 la impugnación de resultados electorales parlamentarios, ante el gundestach, esto es, el Parlamento, cuya resolución puede impugnarse finalmente ante el Tribunal Constitucional. El cuarto modelo es el más reciente y se ha desarrollado básicamente en América Latina. Surgió a nivel legal en Uruguay en 1924, con la creación de la Corte Electoral, y a nivel constitucional en Chile en 1925, con el establecimiento del Tribunal Calificador de Elecciones. Algunos de los Tribunales electorales forman parte del Poder Judicial, como es el caso de Argentina, Brasil, México, Paraguay y Venezuela, en tanto que la mayoría tiene carácter autónomo, como ocurre con Bolivia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá, Perú y Uruguay. E incluso a uno formalmente se le considera como un cuarto poder, que es el caso de Nicaragua. Las decisiones de la mayoría de los Tribunales electorales son finales; esto es, definitivas e inatacables, y no pueden ser impugnadas. Así ocurre en Costa Rica, Chile, México, Nicaragua, Perú, Venezuela y Uruguay; si bien algunas pueden ser impugnadas ante la respectiva Corte Suprema, como en Honduras y Puerto Rico, cuyo caso se va a analizar, lo cual quedó


confirmado en cuanto a la competencia del Tribunal Supremo de Puerto Rico al resolver el conflicto competencial la corte de apelaciones de primer circuito de Estados Unidos, cuando también se había promovido algún medio de impugnación ante el juez de distrito federal, respecto de la elección de gobernador y que se resolvió, decía, en favor del Tribunal Supremo de Puerto Rico en el año de 2004. Es el caso también, pues, que podría, además de estas ocasiones en que algunas de las decisiones de los Tribunales electorales se pueden impugnar, decía, ante la respectiva Corte Suprema, también puede ocurrir que sea la competencia de la justicia administrativa, como ocurre en Colombia, o la Corte Constitucional, es el caso de Bolivia, pero exclusivamente por razones constitucionales, o de Guatemala, previa impugnación ante la Corte Suprema. La mayoría de estos Tribunales electorales no sólo ejercen atribuciones jurisdiccionales, sino administrativas, pues además de resolver las impugnaciones electorales, son los encargados de organizar las elecciones, como ocurre en Brasil, Costa Rica, Panamá y Uruguay. En ocasiones, particularmente cuando también organizan las elecciones, los Tribunales electorales se integran con representantes de partidos políticos, ya sea en forma mayoritaria, como en Honduras, o minoritaria, como Uruguay. Se puede afirmar que los Tribunales electorales son una aportación de América Latina a la ciencia política y al derecho electoral, habiendo contribuido en forma significativa a los procesos de democratización y consolidación democrática en los países de la región, especialmente a partir de la década de los 80. Incluso cabría estimar que el Tribunal de Apelaciones Electorales de Palestina, que conoce de impugnaciones en contra de actos de la Comisión Central de Elecciones, ambos de carácter autónomo, guarda similitud con este modelo. Finalmente, en cuanto al quinto tipo, cabe aludir al órgano ad hoc o provisional derivado de un régimen transitorio, ya sea como una solución interna de un país ante determinado conflicto electoral, piénsese por ejemplo la controversia derivada de la elección presidencial de 1876-1877 en Estados Unidos, respecto del resultado de una elección de cuatro estados, con respecto a dicha elección presidencial, cuya resolución se encomendó a una Comisión Electoral conformada por 15 miembros; cinco senadores, cinco representantes de la cámara baja y cinco jueces de la Suprema Corte, quienes decidieron por ocho votos a siete, en favor del candidato republicano Heiss, de acuerdo prácticamente con su afiliación partidaria.


De alguna manera, también es el caso de Taiwán, que se observará con motivo de la elección presidencial de 2004, que se analizará también en este caso, o bien, también puede derivarse esta creación de un órgano ad hoc, derivado de un régimen transitorio, por una solución auspiciada por organismos internacionales, como la ONU o la Organización de las Naciones Unidas, como es el caso de Bosnia, Camboya, y de alguna manera, próximamente Haití. Por otra parte, cabe advertir que además de las impugnaciones ante los referidos órganos jurisdiccionales de cada uno de los primeros cuatro modelos; esto es, Tribunales ordinarios o cortes supremas, cortes constitucionales o Tribunales electorales, con frecuencia previamente se contemplan impugnaciones administrativas ante el propio órgano encargado de organizar las elecciones, cuando se trata de órganos distintos, ya sea que tenga carácter autónomo, como en Canadá, con el caso de Elecciones Canadá o Chile con el Servicio Electoral o México, como es el caso del Instituto Federal Electoral, y en Perú, la Organización Nacional de Procesos Electorales. Ya sea que formalmente también se le ubique en el legislativo, pero que tenga garantías de autonomía, como ocurre en Hungría, así como parcialmente en Argentina, y es el caso de España con la Junta Central Electoral o bien formalmente se le ubique en el Ejecutivo por lo general en el respectivo Ministerio del Interior o la Secretaría de Gobierno, como ocurre en Alemania y Estados Unidos, así como parcialmente en Argentina. En todo caso cabe destacar la tendencia contemporánea en el derecho comparado hacia la judicialización de los procedimientos electorales, con el objeto de que cualquier conflicto que surja sea resuelto conforme a derecho y de acuerdo con los principios de constitucionalidad y legalidad, más no según los criterios ampliamente discrecionales de la oportunidad y negociación política. Lo anterior no sólo respecto de los resultados electorales, sino de las controversias durante la etapa de preparación de la elección, e incluso con motivo de procedimientos internos en los partidos políticos para seleccionar sus dirigentes y candidatos a cargos de elección popular o ante la imposición de sanciones a sus afiliados, tal como ocurre, por ejemplo, y al menos respecto de los 11 países aquí analizados, en Alemania, Argentina, Bolivia, Costa Rica, España, Estados Unidos, México y Puerto Rico.


Es pertinente advertir que si bien ante determinado resultado cerrado o estrecho hay cierta proclividad a impugnar, a diferencia de lo que ocurre cuando es más amplia la diferencia entre ganador y segundo lugar, esto no necesariamente ocurre así en el derecho comparado. Piénsese, por ejemplo, en las elecciones de Argentina en 2003, Estados Unidos en 2004, y Costa Rica a principios de este año, cuya diferencia fue inferior al dos por ciento entre el primero y segundo lugar. Pero no se impugnaron. Incluso en nuestro país, aún cuando se aprecia un alto grado de litigiosidad, si se le compara con otros países, ha habido casos de resultados electorales cerrados, cuyos cómputos no se han impugnado. En todo caso si una fuerza política legitimada decide impuganr determinado resultado, es claro que se encuentra en ejercicio de un derecho fundamental a la impartición de justicia. Lo relevante es que tanto los contendientes, como los medios de comunicación, y en general la ciudadanía permita al órgano jurisdiccional competente ejercer cabalmente sus funciones, para que con profesionalismo y oportunidad emita la resolución que corresponda estrictamente apegada al marco constitucional y legal aplicable, con el objeto de hacer prevalecer la auténtica voluntad popular depositada en las urnas y asegurar que sólo los votos válidamente emitidos sean los que determinen al ganador de una elección, en el entendido de que en un sistema de escrutinio de mayoría, como ya lo anticipaba el Doctor Arturo Sánchez, eventualmente un solo voto de diferencia, si fue válidamente emitido, es suficiente para definir al ganador legítimo. Al respecto se han dado casos en que el órgano jurisdiccional competente ante una impugnación ha confirmado al presunto ganador declarado por la autoridad electoral administrativa, por ejemplo, Estados Unidos en el 2000, en el entendido de que si bien Gore obtuvo mayor votación, atendiendo al sistema electoral estadounidense, Bush contaba con mayor número de electores. Así como en Puerto Rico y Taiwán, en 2004. En tanto que de otros también se ha llegado a determinar anular la elección correspondiente, como ocurrió en Ucrania en el 2004. Siendo lo relevante que una vez agotadas las vías institucionales para la resolución de conflictos ésta ha sido generalmente acatada, y en su caso, se ha considerado la legitimidad de la persona ganadora. Como se sabe, el sistema mexicano de resolución de conflictos electorales vigente en México se estableció por reforma constitucional y legal de 1996, confiriendo al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en lo


sucesivo Tribunal Electoral la facultad de resolver en última instancia las impugnaciones relacionadas con toda elección federal de Presidente, así como senadores y diputados en el Congreso de la Unión e incluso local, esto es gobernadores y legisladores de los estados, así como ayuntamientos municipales y los órganos de gobierno del Distrito Federal. El Tribunal Electoral a partir de 1996 es el órgano especializado del Poder Judicial de la Federación y la máxima autoridad jurisdiccional en la materia, con la salvedad de la acción de inconstitucionalidad contra leyes electorales, cuya resolución es competencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. A diferencia de sus antecesores que sólo ejercían un control de la legalidad, el actual Tribunal Electoral ejerce tanto un control de la legalidad, como de la constitucionalidad de los actos electorales. En efecto, el Tribunal Electoral tiene a su cargo resolver jurisdiccionalmente las controversias. Esto es, los medios de impugnación que se interpongan con motivo de los comicios y asegurar que los actos y resoluciones de las autoridades electorales se ajusten invariablemente a los principios de constitucionalidad y legalidad, así como de proteger los derechos político electorales de los ciudadanos de votar, se votados y de asociación. La Constitución y la ley establecen varias garantías judiciales, tanto orgánicas como procesales para asegurar no sólo la autonomía del Tribunal Electoral, sino también la independencia e imparcialidad de sus miembros al igual que la impartición de una justicia electoral completa y efectiva. Las sentencias del Tribunal Electoral tienen el carácter de definitivas e inatacables, por lo que no pueden ser revisadas ni mucho menos modificadas por órgano jurisdiccional legislativo y administrativo alguno asegurando su autonomía funcional. La independencia, imparcialidad y profesionalismo de los magistrados del Tribunal, entre otras medidas, se garantizan a través del establecimiento de estrictos requisitos de aptitud técnica y profesional, así como de desvinculación partidaria. Igualmente, para su designación se prevé que el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación integre una terna de candidatos, previa convocatoria pública a todos los interesados, la cual se somete al Senado de la República para que haga la selección final con una mayoría de dos terceras partes de sus miembros. La Constitución también establece un régimen de responsabilidades políticas penales y administrativas aplicables a los magistrados del Tribunal Electoral, siendo facultad de cualquier ciudadano formular la denuncia correspondiente.


Ciertamente lo deseable es que los medios procesales de impugnación electoral sean utilizados excepcionales y si bien se podría señalar que en comparación con regímenes democráticos más consolidados en el sistema de justicia electoral mexicano se aprecia un mayor grado de litigiosidad como apuntaba, lo realmente trascendente es que generalmente los actores políticos han privilegiado la vía institucional en nuestro país para la prevención y solución de los conflictos electorales, en el entendido de que una vez que, en su caso, la Sala Superior del Tribunal Electoral ha emitido la resolución definitiva e inatacable, ésta ha sido regularmente acatada y observada por los destinatarios, radicándose los anteriormente recurrentes conflictos postelectorales. Hasta la fecha el Tribunal Electoral ha conocido de 18 mil 784 medios de impugnación, de los cuales ha resuelto 18 mil 724. Si se considera que se encuentran en sustanciación tan sólo alrededor del 0.38 por ciento de los asuntos recibidos, se puede concluir que prácticamente es inexistente el rezago en la resolución de los medios de impugnación de los que conoce el referido Tribunal. Siendo en los últimos meses del último año el promedio de 40 asuntos cada semana que se resuelven en el Tribunal Electoral, en su Sala Superior. Atendiendo al actor en los medios de impugnación promovidos ante la Sala Superior, por lo que hace únicamente a los tres partidos políticos nacionales con mayor fuerza electoral en el país, esto es el Partido Acción Nacional, el Partido Revolucionario Institucional y el Partido de la Revolución Democrática, cabe mencionar que cada uno de ellos se les ha dado la razón en forma total o parcial en cuanto a que sus correspondientes medios de impugnación hayan sido declarados fundados o parcialmente fundados, en un porcentaje equivalente de ocasiones respecto de las veces que han ocurrido a la propia Sala Superior. Así, por lo que se refiere por ejemplo al PAN, es aproximadamente el 20.47 por ciento de los casos en que se ha declarado revocado, modificado la resolución que en su momento hayan impugnado. En el caso del es 20 .25 por ciento. En el caso del PRD es 22.43 por ciento. Para concluir y sólo para ilustrar, principalmente a nuestros visitantes, las importantes atribuciones del Tribunal Electoral y su trascendente función en la impartición de justicia electoral, cabe mencionar algunos criterios y casos relevantes. La declaración de validez, en primer lugar de la elección presidencial de 2000 y la proclamación como procedente electo por primera vez al candidato de un partido político distinto al que había gobernado al país durante más de 70 años.


Asimismo, junto a más de 20 mil procesos electorales cuya validez se ha confirmado y que tiene relación con diversos cargos federales, estatales y municipales, sólo en 17 se han llegado a anular la elección respectiva por la comisión de irregularidades graves en forma generalizada, las cuales se estimaron determinantes para el resultado, entre las que se encuentran dos de gobernador: Tabasco y Colima; dos de diputados federales, Torreón y Zamora, Michoacán en 2003; 11 de ayuntamientos, una de diputados locales y una de concejales. Asimismo la Sala Superior del Tribunal Electoral ha confirmado la nulidad de tres elecciones previamente decretadas por Tribunales electorales locales, 12 de ayuntamientos y una de Delegado Municipal, así como revocado la nulidad de 22 elecciones: 15 de ayuntamientos, dos de presidentes municipales auxiliares, una de concejal, una de agente municipal, una de delegado del Distrito Federal, una de diputado federal y una de diputado local. Cabe destacar que los tres partidos políticos con mayor fuerza electoral a nivel nacional han planteado eventualmente la nulidad de alguna elección o, en su caso, la respectiva revocación ante la Sala Superior del Tribunal Electoral y a todos y cada uno de ellos se les ha llegado a dar la razón, cuando atendiendo a los méritos del caso respectivo, la han jurídicamente tenido. Asimismo, cabe mencionar la confirmación e imposición de multas severas a partidos políticos que cometieron irregularidades graves en el financiamiento de sus campañas electorales en el 2000, aproximadamente 100 millones de dólares al partido político con mayor fuerza electoral en el Congreso y de 50 millones de dólares a los partidos que conformaron la coalición ganadora de la elección presidencial. Igualmente, creo, es relevante el establecimiento de medidas para garantizar la democracia interna de los partidos políticos. Por ejemplo, la declaración de inconstitucionalidad de los estatutos de un partido político que no satisfacían el contenido mínimo democrático previsto legalmente; la exigencia de armonizar el derecho de auto-organización de los partidos políticos con el derecho de sus afiliados a participar democráticamente en la formación de la voluntad partidaria. La revocación del registro de candidato de un partido político en virtud de haber postulado éste a un candidato distinto al que ganó el procedimiento interno de selección; la declaración de nulidad de elecciones


intrapartidarias, tanto de dirigentes como de candidatos, así como la revocación de sanciones impuestas a sus afiliados, sin el debido proceso estatutario o en violación de otros derechos fundamentales, como la libertad de expresión. En general el sistema mexicano de resolución de conflictos electorales, tanto a través del Instituto Federal Electoral, por lo que se refiere a los medios de impugnación de naturaleza administrativa, como del Tribunal Electoral, ha contribuido significativamente a la transición de un régimen de partido político hegemónico, a un sistema de partidos políticos cada vez más plural y competitivo, garantizando la vigencia del Estado democrático de Derecho, que postula la defensa de los derechos fundamentales político electorales y la celebración de elecciones libres, auténticas y periódicas, estrictamente apegadas al marco constitucional legal. Muchas gracias. Consejero Electoral Arturo Sánchez: Muchas gracias, Jesús. Sin duda interesante la comparación desde el punto de vista de los Tribunales en el mundo, que seguramente será un buen marco para las reflexiones que tendremos durante el seminario. Sin más, le daría yo la palabra a Lorenzo Córdova, que como ustedes quizá conocen, es Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México y Doctor en Investigación en Teoría Política por la Universidad de Turín. Lorenzo ha participado en varios eventos académicos sobre temas electorales, políticos y jurídicos en universidades nacionales y extranjeras, y ha impartido números cursos de Ciencia Política, Teoría del Estado, Derecho Constitucional, Derechos Humanos y Derecho Electoral. Es miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM desde 1993 y actualmente es investigador de tiempo completo de dicho Instituto, en donde coordina el Área de Derecho Electoral y pertenece al Sistema Nacional de Investigadores. Su trabajo académico lo ha llevado a traducir al español del italiano numerosos artículos, ensayos y libros de Derecho, Teoría Política y Sociología, además de ser autor de varios artículos y ensayos también en Teoría Política y Derecho Electoral, como el caso de Ensayos sobre Presidencialismo Mexicano y Una Reforma Electoral para la Democracia. Debemos recordar que Lorenzo fue asesor del Maestro José Woldenberg, primero cuando él se desempeña como Consejero Ciudadano en el Instituto Federal Electoral y después cuando fungió como Consejero Presidente de esta institución entre enero de 2000 y octubre de 2003. Bienvenido, Lorenzo. Muchas gracias por tu participación.


Dr. Lorenzo Córdova: Antes que nada es menester de mi parte agradecer a las instituciones organizadoras por la invitación a estar esta mañana con ustedes y en particular a Arturo por su presentación. Mi intención es hacer una reflexión sobre el tema que nos ocupa desde una perspectiva teórica que creo permitiría o nos permitirá dar los asideros conceptuales para enfrentar este tema. Al hablar de democracia el punto de partida necesario es el delimitar los alcances del concepto al que nos referimos. En efecto, en el último medio siglo la profusión de los estudios sobre el tema ha provocado una confusión conceptual que se refleja en las numerosas acepciones que se han formulado sobre la democracia, incluso nuestra Constitución refleja esa polivalencia de significados al hacer coexistir una idea sustancial de democracia, cuando el artículo 3 la concibe como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo, con el tradicional significado de forma de gobierno que recoge, en cambio, en el título tercero. Ante la pluralidad de significados que se le han atribuido a la democracia, una buena solución analítica es la de recurrir a una definición mínima; es decir, aquella sobre la cual es más fácilmente ponernos de acuerdo, como decía Bobbio, que tal vez, definición mínima, que tal vez sin satisfacer las expectativas conceptuales de todos, al menos constituya el punto de partida, es decir, los elementos necesarios de esa idea, a falta de los cuales coincidimos en no estar frente a algo que llamamos democracia. En ese sentido, me parece que algo innegable es que la democracia es, ante todo, una forma de gobierno, es decir, un conjunto de normas y procedimientos para poder tomar las decisiones colectivas; esto es, las determinaciones políticas que se da una determinada sociedad. Así ha sido concebida y tratada a lo largo de la historia del pensamiento político, desde la antigüedad clásica, antes de que recientemente se redimensionaran, como he mencionado, sus alcances y significados. El que la democracia sea una forma de gobierno implica que, como el resto de estas, se compone de una serie de reglas particulares que son identificadoras y diferenciadoras. Kelsen, por ejemplo, planteó una de las definiciones más claras y contundentes de la democracia al considerarla la forma de gobierno en la que los destinatarios de las decisiones participaban de alguna manera, directa o indirectamente, en el proceso de toma de dichas decisiones.


Ahora bien, ¿cuáles son las reglas distintivas de la democracia? También aquí las respuestas son variadas, aunque probablemente las que enumeran Robert Dahl, al referirse a las instituciones de la poliarquía, y Norberto Bobbio al definir los que él llama universales procedimentales, son las más significativas. Permítanme enumerar las que este último autor considera son las reglas del juego democrático y sin las cuales, inevitablemente, estaríamos frente a una autocracia: Uno. Todos los ciudadanos que hayan alcanzado la mayoría de edad, sin distinción de raza, de religión, de condición económica y de sexo, deben gozar de derechos políticos. Dos. El voto de cada ciudadano debe tener un peso igual al de los demás. Tres. Todos aquellos que disfrutan de los derechos políticos, deben ser libres de votar según su propia opinión, que debe haberse formado a partir de una libre selección entre diversos grupos políticos organizados que concurren entre sí. Cuatro. Los ciudadanos deben ser libres también, en el sentido de que deben estar colocados en una situación en la que pueden escoger entre opciones diversas. Cinco. Tanto para las elecciones como para las decisiones colectivas, debe valer la regla de la mayoría numérica, y Seis. Ninguna decisión tomada por mayoría puede limitar los derechos de la minoría, en primer lugar, el de poder convertirse a su vez en mayoría, en paridad de condiciones. A partir de las reglas mencionadas, el juego democrático de decisión política podría concebirse, entonces, como una pirámide en cuya base están los ciudadanos, quienes son los depositarios del derecho poder de iniciar el procedimiento político, a través de la elección de algunos individuos entre ellos, que ocuparán los cargos públicos. El juego, entonces, pasa a los elegidos, quienes cumplen la tarea de representar a sus electores en las fases posteriores del mismo. En ese sentido, los representantes sustituyen a los ciudadanos en el proceso decisorio y actúan en nombre y por cuenta de estos. La actividad que al menos idealmente realizan los representantes y que generalmente se agrupan alrededor de partidos políticos, es la de ilustrar y argumentar sus


puntos de vista sobre los problemas colectivos y la de someterlos a la discusión común con los otros representantes. Finalmente, llegamos a la etapa de la decisión, también a cargo de los representantes, quienes mediante la regla de la mayoría determinan el contenido de las decisiones colectivas, a partir de las consideraciones y en la interacción recíproca que resulta de la deliberación. Hasta aquí lo que hace a las reglas que inspiran el juego democrático. Pasemos ahora a un tema no menos delicado, que tiene que ver con la permanencia y el respeto de dichas reglas. Las modernas democracias constitucionales materializan el ideal clásico del gobierno de las leyes que presuponía, al contrario del gobierno de los hombres, que todos los integrantes de la sociedad, gobernados y gobernantes, estaban sometidos en su actuación al respeto de las leyes de la ciudad y que ni siquiera estos últimos, los gobernantes, estaban relevados de la obligación de atender los principios en ella plasmados. En su versión moderna, la idea del gobierno de las leyes encarnan el principio de legalidad, que se traduce en el respeto colectivo de las disposiciones legales, y en primer término, constitucionales, que regulan la convivencia social, y ese respeto a la ley se debe tanto por parte de quien gobierna, de otra manera estaríamos en términos de Montesquieu ante un despotismo, como por parte de quien es gobernado. De otra forma nos encontraríamos frente a la disolución del Estado y la sociedad propia de la anarquía. Al tradicional deber de obediencia de los gobernados frente a las decisiones del Estado, el liberalismo político y el constitucionalismo de manera más específica, sumó el respeto de los propios gobernantes a las normas preexistentes. El Estado constitucional moderno se plantea así como un equilibrio entre los derechos y deberes que recíprocamente tienen los titulares del poder político y los destinatarios del mismo. Por un lado los gobernantes tienen el derecho de tomar decisiones que vinculan a los gobernados, pero por el otro los gobernados, a su vez, tienen el derecho de que esas decisiones se ajusten a las reglas y los límites preestablecidos que les garantizan el gozar de una esfera de prerrogativas y de libertad. Ese principio básico, existencia de límites y de respeto recíproco de los mismos, constituye la esencia del Estado constitucional. No debemos olvidar que el constitucionalismo moderno se inspira directamente de los presupuestos conceptuales del contractualismo que ve a la sociedad, al Estado y a las reglas comunes de convivencia como el resultado de un


acuerdo originario, unánime de los individuos que para salir del estado de naturaleza en el que se encontraban deciden pactar las bases de la convivencia renunciando a su libre albedrío absoluto y comprometiéndose a acatar las normas constitutivas que ellos se dan. No hay constitución que no parta de esta premisa. Algunas lo hacen de manera evidente y explícita, como la norteamericana de 1787, que inicia afirmando perentoriamente: nosotros, el pueblo de los Estados Unidos, estatuimos y sancionamos esta Constitución para los Estados Unidos de América. Otras, en cambio, lo hacen de manera implícita. Sin embargo, toda constitución, pero particularmente las democráticas fundadas en la idea de la soberanía popular, parten del supuesto de un consenso originario. Se trata de una suposición sobre la que se basa la entera existencia del Estado. Ahora bien, la idea de ese consenso originario que da origen a la sociedad y al Estado implica la aceptación de las reglas y obligaciones que nacen de dicho consenso, pues de otra manera no podría pensarse en la subsistencia, ya no digo origen, sino permanencia del Estado mismo, intento explicarme, las tesis del contractualismo, suponen la necesidad de salir de un estado de naturaleza que a nadie conviene. El caso más radical de ese Estado es el que prefigura Hobbes, y que lo define como la situación de guerra de todos contra todos, en donde la única certeza inevitable era la de una muerte violenta. En ese contexto el contrato social implica una solución a esa situación a través del consenso en torno a ciertas reglas de convivencia comunes. Sin embargo, el mismo contrato requiere de un respeto permanente de esas reglas, so pena de regresar a esa situación indeseada de la que se ha salido y que eventualmente es violenta. De la misma manera la idea del Estado constitucional democrático requiere del respeto irrestricto y continuo de las reglas que lo distinguen. Pues de otra manera se minan las bases sobre las que se sostiene. Bobbio, es claro en señalar que, cito: “a diferencia de todas las otras reglas, las reglas del juego deben ser aceptadas por unanimidad, por la simple razón de que la no aceptación de una de ellas por parte, incluso, de uno solo de los jugadores vuelve imposible el desarrollo del juego”. Ello significa, sigue Bobbio, que la aceptación de participar en una decisión o en una elección que se desarrolle con base en la regla de mayoría, implica la aceptación de la misma regla como modo para alcanzar la decisión o la elección.


Quien ha aceptado decidir o elegir de acuerdo con la regla de mayoría, ha aceptado no una determinada decisión sobre un problema específico, con el que puede estar, incluso, en desacuerdo, no la representación de una persona determinada respecto de la que puede ser adversa, sino un determinado procedimiento para la decisión o para la elección. Se puede agregar que la mayor fuerza vinculante de las reglas del juego frente a todas las demás residen en la consideración que cada jugador hace respecto de la prevalencia del interés general por mantener las reglas del juego sobre su interés particular por hacer prevalecer sus propios planteamientos en una decisión específica. Hasta aquí esta larga cita de Bobbio, y es que, dicho en otras palabras, el respeto de las reglas del juego es la premisa básica para que el juego se lleve a cabo. La supervivencia misma de la democracia reside en el presupuesto ético que la inspira, el del individuo racional, es decir el sujeto capaz de discernir los resultados que acarrean sus actos y que actúa en consecuencia. Sólo así puede entenderse y justificarse el respeto recíproco de los pactos como la base de la convivencia social pacífica. En ese esquema no tiene cabida el individuo dispuesto a vivir en un Estado en el que por definición los pactos son trasgredidos, porque ahí esa convivencia pacífica no tiene posibilidad de subsistir, y es que el fundamento para concebir a la democracia como la forma de gobierno por excelencia, en la que las decisiones se toman con el máximo de consenso y con el mínimo de imposición y de violencia, imagen por cierto que encuentra en la concepción de Popper, de la democracia como aquella forma de gobierno que permite la renovación pacífica de los gobernantes de manera periódica es indispensable. Sólo respeto de las reglas del juego democrático permite pues, esa solución no violenta a las diferencias políticas y sociales. Las elecciones son momentos naturales de tensión política, son ni más ni menos los momentos en los que se da la disputa por el poder, en los que se definen los equilibrios entre las distintas opciones políticas y se integran los órganos de gobierno a partir de las preferencias ciudadanas que ha recibido cada uno de los partidos. Nadie puede negar que la puesta en juego es alta, y en consecuencia, que las fricciones son inherentes a todo proceso electoral, pero eso es natural en toda democracia. Una contienda democrática se define no por la ausencia de posturas encontradas, al contrario se nutre de ellas, sino porque esas contraposiciones se resuelven pacíficamente y conforme a las


reglas previamente pactadas, sólo en ese contexto la pluralidad política puede coexistir y recrearse. Pretender que una campaña electoral, que en una campaña electoral por ejemplo la descalificación del contrario y la exaltación de las virtudes propias esté ausente, significa simple y sencillamente desnaturalizar la esencia misma de la contienda política. Por definición, las campañas electorales tiene un carácter agonístico y el juego democrático consiste no en la ausencia de la disputa y de la confrontación, sino en la existencia de límites, de normas que hacen que ellas se conduzcan sin el recurso a la violencia. En suma, en el respeto de las reglas. La historia en la transición a la democracia en México coincide con el establecimiento de las reglas del juego democrático, así como con la construcción de las condiciones que permitieron que dichas reglas fueran efectivamente cumplidas. Si bien es cierto que desde 1917 la Constitución preveía el carácter democrático del Estado y desde entonces los órganos de gobierno se integraban regularmente a partir del voto popular, también lo es que la realidad política mexicana distaba mucho de reflejar el cumplimiento puntual de reglas, de las reglas de la democracia. La existencia de un partido hegemónico, para utilizar la clasificación de Sartori sobre los sistemas de partido, ponían entre dicho la regla que demanda la existencia efectiva de opciones políticas diversas. Las irrisorias condiciones de competencia política que en los hechos hacían que los partidos de oposición se enfrentaran al Estado mismo, contravenían la idea de una verdadera contienda equitativa por el voto ciudadano, y por último, el poco o nulo respeto por el voto, su clara manipulación por parte de las autoridades electorales, cernía una sombra de dudas sobre los procesos comiciales que impactaba directamente sobre la legitimación democrática de los órganos de gobierno. No sugiero que el Estado Mexicano previo a la transición no fuera legítimo, sino simplemente que su legitimación derivaba no de su origen democrático, sino de su actuación o, en todo caso, de los principios políticos sobre los que ésta se inspiraba, la siempre invocada y maleable ideología revolucionaria. La construcción de la democracia mexicana se centró precisamente en paliar esas situaciones mediante la construcción de reglas e instituciones que permitieran que los ejes rectores de los procesos democráticos efectivamente se cumplieran. Por un lado, desde 1917 sea edificó paulatinamente un sistema de partidos que efectivamente permitiera representar la pluralidad política del país; la


apertura de la representación política y la flexibilización de los requisitos legales para que aparecieran nuevos partidos por el otro, fueron las dos rutas seguidas en ese sentido. Por otra parte, en las varias reformas que se fueron, en las que se fueron estableciendo las reglas del estado democrático, poco a poco el tema de las condiciones de la competencia fue adquiriendo centralidad. La solución final es de todos conocida, producto de la reforma de 1996. Por una parte, el financiamiento, perdón, la preeminencia del financiamiento público sobre el privado y el establecimiento de una serie de restricciones para que los recursos que los partidos reciben de vías diferentes al Estado, acompañado de un acceso equitativo a los medios de comunicación que debe proveer la autoridad electoral, guiaron el eje de esas transformaciones, y se trató de una fórmula exitosa. Para el año 2000 los tres principales contendientes por la Presidencia contaron con prácticamente la misma cantidad de recursos públicos y con un tiempo similar en los medios electrónicos de comunicación. Casualmente fue justo entonces cuando se dio la alternancia en la Presidencia. Finalmente, otro de los rasgos característicos de la transición en México fue la construcción de las normas y de las instituciones que permitieran eliminar toda duda en torno a la organización, celebración y calificación de los comicios. Las reglas legales son claras y precisas. En varias ocasiones el COFIPE ha sido definido como una carta de navegación en la que todos los actos y los tiempos del proceso electoral están claramente establecidos y la autoridad lo único que tiene que hacer es seguirlos puntualmente. Ello ha inyectado certidumbre, y por tanto, confianza en los comicios. Pero además hemos construido instituciones electorales, por cierto, sumamente exitosas que se han erigido en pilares de la confianza, de la certidumbre y en garantes de la imparcialidad que requiere todo proceso electoral. Luigi Ferrajoli, visitante asiduo, no tanto como algunos desearías, pero visitante en todo caso asiduo de los organismos electorales en México, en diversas ocasiones ha manifestado que el IFE y el Tribunal Electoral constituyen ejemplos paradigmáticos en el mundo de instituciones de garantía de los derechos político electorales, y es que el diseño institucional dual que ve, por un lado, a una autoridad administrativa, plural y permanentemente escrutada por los partidos políticos y por los ciudadanos, sujeta a reglas específicas.


Por otro lado, a una autoridad jurisdiccional que vigila que los actos de las autoridades y de los mismos partidos, como nos ha señalado el Magistrado Orozco, se ciñan al estricto respeto de las reglas legales y constitucionales, constituye una garantía para el respeto del voto y una ancla, en consecuencia, de la certeza que debe investir al proceso electoral democrático. El caso mexicano es un caso emblemático de cómo la democracia es justamente la existencia y el respeto de una serie de reglas particulares. Entre nosotros esas reglas se fueron creando gradualmente; no fueron el producto de un acuerdo histórico que marca tajantemente un antes y un después, como ocurrió, por ejemplo, en el caso español. El proceso de transición a la democracia fue paulatino, pero al cabo de éste el abanico de las reglas democráticos estuvo completo. De no haber sido así simple y sencillamente los profundos cambios políticos que hemos vivido en la última década habrían sido imposibles. Subrayo sin embargo una cosa: No fueron esos cambios políticos los que dieron paso a la democratización del país, sino que fue precisamente la acompasada introducción de las reglas democráticas, las que permitieron que esos cambios se verificaran. Hay quienes erróneamente han sugerido que el país desembarcó a la democracia con la alternancia en la Presidencia de la República el 2 de julio del año 2000, olvidando que ese hecho no fue un momento fundador, sino simple y sencillamente el resultado de una serie de condiciones institucionalizadas, que permitieron una contienda electoral confiable, transparente, creíble y equitativa. La alternancia no es sinónimo de democracia. En todo caso democracia significa la posibilidad real de la alternancia, y para el año 2000 las reglas del juego democrático tan eran una realidad que la alternancia efectivamente se dio, y esa es una gran virtud. No olvidemos el hecho de que el actual Gobierno de la República es el que menor porcentaje de votos ha recibido en la historia mexicana desde 1917, y sin embargo, el que mayor legitimidad democrática ha tenido. En el contexto democrático actual, a diferencia del pasado, la legitimidad política se origina precisamente de los procesos electorales de los que resultan los gobiernos. La diferencia no está en la realización de los comicios, pues éstos siempre han existido, sino en las reglas con base en las cuales esos comicios hoy se realizan. Llamo la atención además sobre


un hecho trascendental: Las reglas que resultaron del último ciclo de reformas, el de 1926, por lo menos en el ámbito constitucional, son el resultado del consenso entre todas las fuerzas políticas del país. La reminiscencia de aquello que Bobbio llama la renovación constante del contrato social, del acuerdo social, no puede, a mi juicio, evitarse. No hemos estado exentos de problemas y conflictos. La historia de las instituciones electorales no ha sido tersa ni sencilla. Piénsese, como ya nos recordaba el Magistrado Orozco, en la nulidad de las elecciones que el Tribunal Electoral ha decretado; en las elecciones que se han resuelto con márgenes de votación exiguos, sobre todo en el ámbito local, o bien en las sanciones que el IFE ha impuesto a los partidos que no han acatado las obligaciones que la ley les impone. Pero también es cierto que se trata de una historia exitosa que se ha basado en el respeto generalizado de las reglas y de las instituciones encargadas de vigilar su cumplimiento. Muchas gracias. Consejero Electoral Arturo Sánchez: Muchas gracias, Lorenzo. Hemos agotado el tiempo, inclusive el de las preguntas, debido al ligero retraso con el que arrancamos y la muy interesante participación de los tres ponentes. Hay una pregunta que quiero aprovechar para contestar, que se refiere a si se pondrán a disposición de todos, en la página de Internet del Instituto, las ponencias que estaremos escuchando durante estos dos días. La respuesta es sí, a partir de este viernes en la página del Instituto Federal Electoral www.ife.org.mx, ustedes podrán ir consultando las ponencias. Varias preguntas que se nos han hecho tienen que ver con la disposición de esto. Pero además debo comentar que como parte de la organización, la Fundación para la Democracia de Taiwán ofrece dedicar un número de Taiwan Journal of Democracy, para publicar también en inglés las ponencias que se estarán discutiendo aquí, cosa que agradecemos por su generosidad. Debido a la falta de tiempo, le voy a pedir a cada uno de los ponentes que ya tienen las preguntas que ustedes han hecho, que busquen organizar una respuesta general, seleccionando los principales puntos de las preguntas que ustedes generalmente han hecho, para poder dar paso a la siguiente mesa que es el caso ya analítico, específico de Estados Unidos, con quien tenemos una gama de muy interesantes invitados. En este sentido, le doy la palabra, por tres minutos, a Laurence Whitehead.


Sr. Laurence Whitehead: Hay varias preguntas muy interesantes y me gustaría discutir cada una, pero no tengo tiempo. Entonces, en términos generales, la idea principal es cómo voy a calificar los mecanismos y los instrumentos disponibles para fortalecer la democracia mexicana, y hay una pregunta que me llama la atención especialmente, porque cae dentro de mi manera de ver las cosas. Dice: ¿En qué sentido la dramatización de los datos y las acciones políticas apoyan el desarrollo de la democracia en un sistema político determinado? No sé si la persona involucrada sabe que en mi libro sobre la democratización tengo un capítulo llamado The drama of democratization, pero mi tesis es realmente que tanto las elecciones como los procesos de democratización en general son procesos dramáticos de educación y cambio de actitudes, a través de acciones públicas un poco como un acto teatral. Se puede analizarlo de esta manera comparada, y con eso hay que pensar en términos de proceso y de performance, y no simplemente de instrumento o mecanismo garantista. Esa realmente es la línea con que contestaría. Otra de las preguntas era: México va a celebrar 200 años de su Independencia, 100 años de su Revolución, en el año 2010, ¿qué significa eso para la democracia? Yo diría que la historia tan larga y tan rica de México, es muy constitutivo de su sistema político y las memorias políticas de esta historia son esenciales para crear el sentimiento de solidaridad y la capacidad de acción conjunta necesaria para validar procesos democráticos y electorales, incluso la revolución de 1910 era una revolución con propósitos democráticos, contra la reelección y la dictadura del porfiriato. Entonces, hay muchos antecedentes en este sentido; el país tiene muchas ventajas comparado con Bosnia, con etcétera, otros países, tiene muchas ventajas en su estructura y en su historia, que ofrece la posibilidad de construir un consenso político y de apoyar socialmente las instituciones debidas, para mantener la democracia. Pero, por otra parte, esa es una historia larga con muchos contrasentidos también y muchas tradiciones que también habría que reconocer que no son adecuadas y habría que revisarlas. Gracias. Consejero Electoral Arturo Sánchez: Muchas gracias, Laurence. Por favor, Jesús Orozco. Magistrado Jesús Orozco: Gracias por las preguntas; si por razones de tiempo no hubiese oportunidad, ofrezco en algún receso intercambiar opiniones con los interesados y algunos piden la ponencia, pero ya dio


información sobre el particular Arturo Sánchez. Bien. Varias preguntas están relacionadas con alguna preocupación en cuanto a que si no se respetaran los resultados por algún candidato. Bueno, yo sí quisiera puntualizar que dentro de los tres días siguientes de la jornada electoral, que se hacen los cómputos distritales, en determinado momento hubiese alguien que no estuviera conforme con ese resultado, ya mencionaba yo que es un derecho fundamental de ese candidato, a través de su partido político, que es el sujeto legitimado de impugnar un resultado. Para eso está el Tribunal Electoral, que le correspondería resolver en su caso el medio de impugnación correspondiente, lo que estimo que el régimen de Estado de derecho que tenemos en nuestro país, y las características del régimen democrático implican utilizar las vías institucionales para expresar esa inconformidad, formular su planteamiento y recibir la respuesta correspondiente. Pero si alguien impugna un resultado está en ejercicio de su derecho fundamental. Reitero, mister Morry de la Comisión Electoral Independiente de Sudáfrica, me pregunta acerca, voy a contestar en español, aunque lo preguntes en inglés. Me pregunta acerca de qué ocurre con las impugnaciones que tengan qué ver con irregularidades menores. Esto es que no sean determinantes para el resultado electoral. Nosotros diferenciamos, es la misma competencia del Tribunal Electoral contra el resultado electoral se presenta ese medio de impugnación, y si éste no es determinante para el resultado electoral, se confirmaría la constancia otorgada al ganador por la autoridad electoral administrativa. Si también es claro que si tiene que ver la impugnación con cuestiones penales, esa no es competencia del Tribunal Electoral. Esto es está involucrada la comisión de algún delito. Esto tendría que ser planteado, sí previa denuncia correspondiente a la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales, y que si decide ejercer la acción penal contra un probable responsable lo resuelve en un Tribunal penal federal, con independencia de que una misma irregularidad en ocasiones puede constituir un delito que sigue la vía que menciono. Pero esa misma irregularidad también puede, en ciertos casos si se actualiza alguna falta administrativa, que es competencia del Tribunal Electoral resolver acerca de si se actualiza o no una constancia o una causa de nulidad de la votación recibida. En fin, y para concluir, y ofrezco disculpas, no va a ser posible abordar todas.


Pero sí hay alguna que se relaciona con la decisión de la Suprema Corte, en el sentido de que carece de atribuciones el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para pronunciarse sobre posibles, sobre la inconstitucionalidad de leyes presuntamente inconstitucionales. Es claro que, y sobre todo me plantean qué opinaría sobre la imposibilidad de un ciudadano a ser votado sin el respaldo de algún partido político. Es claro de que existe esta decisión, hubo una resolución de contradicción de tesis que estableció la Suprema Corte, aparte de que carecemos de atribuciones para pronunciarnos acerca de actos electorales fundados en leyes presuntamente inconstitucionales, y es claro de que a partir de que así lo resolvió la Suprema Corte, pues el Tribunal Electoral se ha abstenido de hacer este tipo de consideraciones, y es claro que también un sector amplio en la doctrina científica ha estimado que esto implica una zona de inmunidad. Esto es, toda vez que es el único supuesto para hacer estos planteamientos, como estableció la Suprema Corte, es la acción de inconstitucionalidad contra leyes electorales, esto podría implicar que como no está legitimado un ciudadano para promover la acción de inconstitucionalidad, no cuente con un recurso expedito para poder hacer este tipo de planteamientos. Razón por la cual se han propuesto diversas reformas constitucionales sobre el particular. En todo caso, y con esto concluyo, hubo en el estado de Michoacán, un ciudadano planteó su solicitud de registro como candidato a gobernador, la cual se le negó, y por diversas razones la unanimidad de la Sala confirmó esa negativa de registro. Pero es muy importante porque fueron razones diversas. Invitaría y está en la página web la sentencia correspondiente. Invitaría y en el receso podríamos conversar sobre el particular. Consejero Electoral Arturo Sánchez: Muchas gracias, Jesús, y finalmente le daría la palabra a Lorenzo Córdova, que como investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas también nos comunica que en español serán, por el propio Instituto, publicadas las ponencias que estaremos escuchando en estos días. Lorenzo, por favor. Dr. Lorenzo Córdova: Gracias. Hay una serie de preguntas, intento dar repuesta breve a la mayoría de ellas. ¿Desde cuándo se considera en México el inicio de la democracia? Si consideramos el término final, las reglas que actualmente nos rigen, que esencialmente datan de 1996 el punto de principio deberíamos remontarnos a la primera, digamos, a la


primera transformación de esas reglas, y aquí quienes han analizado la historia de la transición tienen dos lecturas divergentes. Hay quienes consideran que el banderazo de salida de la transformación legal e institucional que hemos tenido comienza con la reforma política de 1977. Hay quienes en cambio lo remontan más atrás y dicen que la reforma de 63, cuando se introducen los diputados de partido es el inicio de este proceso. Lo que sí es cierto, sin embargo más allá de discutir cuál de las dos es verdaderamente el momento del banderazo de salida, el momento de inicio que resultaría, en todo caso creo ocioso, lo que sí es cierto que la reforma de 1963 fue una reforma aislada en un momento, digámoslo así en el que las repercusiones políticas de dicha reforma fueron realmente marginales. La reforma que algunos han denominado desencadenador de la serie de transformaciones que se dieron en los últimos 30 años es, sin embargo, a diferencia de aquella la de 1977, es a partir de ese momento cuando la oposición hace entrada, digámoslo así, de lleno al sistema de partidos. Recuerden que hasta 1979 el Partido Comunista, es decir que había sido como la opción de izquierda más visible, no había tenido registro legal, es entonces cuando la figura de los diputados de partido es sustituida, exigua en cuanto a la representatividad que podía traer consigo, es sustituida por la representación proporcional y cuando finalmente, insisto, se crean ciertas condiciones institucionales para que la oposición no solamente pueda competir en los procesos electorales, sino también para que se vea representada en los órganos de decisión política. En ese mismo sentido lo vinculo con la siguiente pregunta que tiene que ver con la representación proporcional. Es decir mi opinión sobre la representación proporcional y se señala que antes era entendible en el sistema presidencialista, pero que hoy eventualmente ya no tiene sentido, se sugiere en la pregunta. Yo creo que analizar el problema de la representación proporcional meramente desde una perspectiva instrumental. Es decir sirve en un momento determinado de la historia, no sirve en otro momento determinado, creo que es desnaturalizar el sentido mismo del sistema proporcional. Sin duda en nuestro país la democratización comenzó, y digamos, se impulsó por la introducción y gradual extensión del principio de representación proporcional. Primero en la Cámara de Diputados y después en el Senado en 1996. Pero también es cierto que, y en ese sentido digámoslo así, la transición se debe en buena medida a esta opción histórica. Pero también es cierto que si descontextualizamos o simple y sencillamente pretendemos en un afán de volver más gobernable el sistema


político, eliminar la representación proporcional, estamos por esta razón, porque era funcional en un momento histórico y ahora ya no lo es. Estamos desatendiendo el verdadero significado del sistema de representación proporcional, que es el de permitir una representación, digámoslo así, más fiel y en ese sentido más democrática de las diferentes opciones políticas en la sociedad. Yo creo que, como muchos sugieren, empezando por Sartori que ha venido a recetarnos una serie de consejos en su apéndice de la ingeniería constitucional comparada al caso mexicano, de suprimir la representación proporcional y que ha tenido mucho eco en nuestro país, creo que sería un error no solamente en términos de regresión democrática, sino de la calidad democrática del propio sistema político. El sistema de representación proporcional no hay que olvidar que estaba fungiendo, teniendo en nuestro sistema electoral que es mixto, el papel de compensar las distorsiones que tiene en cambio el sistema mayoritario que por su propia naturaleza, en donde por su propia naturaleza ganan unos y pierden otros, o. O dicho en otras palabras, unos votos son contados y otros no. Hay ejemplos de países, bueno, el mismo caso de Inglaterra que asume solamente el sistema de mayoría relativa y que está caracterizado por una profunda distorsión de la representación. Es decir, hay una sobre subrepresentación muy importante al grado que un partido que no tiene la mayoría de los votos en una elección, por el mecanismo, sí tiene la mayoría de los escaños en el Parlamento. Yo creo que analizar el problema de la representación proporcional no puede hacerse desvinculado del carácter, insisto, democrático representativo que conlleva. Las preguntas son muchas. ¿Cuál es el papel del ciudadano? Bueno, sin duda sólo votar o no. Bueno, yo creo que ya la gran crítica de Rousseau al sistema inglés había sido que los ingleses creían que eran libres porque votaban y después volvían a hacer cada cuatro años y después volvían a ser tan esclavos como lo eran antes. Yo creo que la tarea del ciudadano no debe limitarse en las democracias contemporáneas solamente a votar, sino hacer un seguimiento puntual de las decisiones políticas, porque en cuatro años o en tres años nuevamente el ciudadano estará llamado a las urnas y en ese sentido dar un seguimiento o constituir lo que algunos llaman una opinión pública informada, realmente hace, digamos, a ciudadanos más informados, más preparados para orientar su voto más adelante. Una última respuesta. Se me decía o se comentaba que qué deberían hacer las instituciones para promover aquella idea de democracia que establece el


artículo 3 constitucional. Bueno, yo creo, insisto, y lo intenté señalar, y yo creo, y esta es mi opinión muy personal, se puede discutir, que la democracia sustancial no eso lo que se conoce como democracia sustancial no es en sí democracia en cuanto a tal. Es decir, la democracia es un conjunto de reglas de procedimiento, como he intentado demostrar o señalar en mi intervención. Lo que sí es cierto, sin embargo, es que la falta de ciertas condiciones mínimas, digámoslo así, de satisfacción de intereses y necesidades vitales de los ciudadanos, sí es un elemento que puede distorsionar el funcionamiento de la democracia. En pocas palabras y de nuevo citando a Rousseau, una democracia no funciona ahí en donde hay pobres, ricos tan ricos como para ser capaces o estar en la posibilidad de comprar la voluntad de los demás, ni pobres tan pobres como para por necesidad verse obligados a vender su voluntad. Rousseau tomado con todas las pinzas, sabemos a dónde lleva el radicalismo democrático de Rousseau, pero en todo caso es orientador de este hecho. Un país como una desigualdad social como la nuestra, difícilmente verá, no digo que no verá actuada su democracia, pero sin duda el funcionamiento de la propia democracia se verá mermado. Muchas gracias. Consejero Electoral Arturo Sánchez: Muchas gracias, Lorenzo. Bien. Se ha agotado el tiempo. Hay mucho qué comentar, seguramente tendremos oportunidad a lo largo del resto del día y del día de mañana, de seguir enriqueciendo este debate y en casos concretos. La siguiente mesa empieza en muy breves minutos, en cinco minutos y ese el caso de Estados Unidos, que todos recordamos en las elecciones cerradas de la última ocasión. Muchas gracias.


SEMINARIO INTERNACIONAL SOBRE INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA: EXPERIENCIAS ELECTORALES COMPARADAS 22 DE MARZO DE 2006

Mesa 2. El Caso de los Estados Unidos

Moderador: o Ponencias: o Cameron Quinn, Departamento de Justicia de Estados Unidos o George Edwards, Universidad de Oxford

Lic. Manuel Carrillo: Continuamos, entonces, con el siguiente segmento del Seminario, que corresponde a la Mesa 2. El caso de los Estados Unidos de América. En esta ocasión, quien es el moderador de esta mesa es el Profesor Jeffrey Weldon; es politólogo de la Universidad de Washington, en Seattle, Maestro en Ciencia Política y candidato a Doctor en la Universidad de California, en San Diego. Actualmente es el Director de la carrera de Ciencia Política del Instituto Tecnológico Autónomo de México, y trabaja sobre diversos temas legislativos y electorales. Jeffrey. Sr. Jeffrey Weldon: Ok. Muchísimas gracias al IFE por la invitación, sobre todo a Manuel que hace cuatro procesos que nos conocemos. Es un gran placer estar aquí otra vez con muchos amigos. Voy a dar, o sea, la introducción, parcialmente en inglés y parcialmente en español, por el beneficio de nuestros invitados. En los años recientes, las elecciones en México y en los Estados Unidos, han intercambiado sus reputaciones establecidas en el pasado. Sabíamos que las elecciones federales de México estaban puestas en tela de juicio y esto era algo rutinario, entonces esto ha cambiado muchísimo en los últimos años, en los que ahora muy pocos dirían que el proceso electoral de México en el 2000 fue menos puesto en tela de juicio que en los Estados Unidos de 2002 y 2004.


Entonces, queda claro que los Estados Unidos han tenido problemas serios en sus elecciones y México ha podido encontrar una rutina, que las elecciones ya funcionen de una manera que es mucho más predecible y muy clara. Luis Carlos Ugalde, antes de nosotros, dijo que las elecciones establecen la reputación de un proceso electoral, entonces el IFE ha sido muy meticuloso recientemente, dentro de sus procedimientos electorales. En los Estados Unidos los procedimientos electorales no solamente están descentralizados, lo cual estoy seguro que nuestros ponentes discutirán, pero también de alguna manera es medio “chafa”, está hecho medio un relajo. Entonces, en muchos casos realmente nadie sabe cuántos votos se emiten y cuáles de estos votos son válidos y cuáles no. A mí nunca me han pedido una identificación cuando voto; por supuesto, bueno, es muy común; en muchos otros lugares a la gente se les pide una identificación para poder votar, ahora yo no sé incluso por quién voté en el 2004. Mi boleta no me llegó a tiempo; fue un relajo el sistema, por supuesto, entonces tuve que votar con una boleta provisional porque la mía, la válida, no llegaba y no llegaba, total que no llegó y entonces voté el viernes anterior al martes donde se iban a hacer las elecciones, entonces finalmente me di cuenta de que si quería votar, tendría que votar por segunda ocasión y para ver si eso iba realmente a funcionar. Pero, bueno, queda claro que en los Estados Unidos ya es tiempo de que haya reformas electorales y que haya un tipo de estandarización de procedimientos. Ha habido muchas reformas últimamente, enfocadas en esta dirección. Ok... Cameron Quinn... de Derecho por la Universidad de Florida y Maestra de Contabilidad por la Universidad de Virginia; una combinación perfecta para cualquier funcionario electoral. Es especialista en la nueva Ley de Reforma Federal Electoral y en la Ley Estadounidense para la Promoción del Voto. Recientemente se ha desempeñado como Jefe de Estudios para la fundación Carter Baker, en reforma electoral, y en el grupo de trabajo conjunto del equipo electoral de la Asamblea General del Estado de Virginia; o sea, su legislatura local. Ha trabajado para el gobierno federal y ha participado en campañas electorales; también se ha desempeñado en diversos grupos de trabajo en materia de reforma electoral para su estado y ha estudiado extensamente las leyes y los procedimientos electorales. Actualmente se desempeña como Consejera especial en materia electoral y asistente del Ministro de Justicia, Wan Kim, en la división de derechos civiles del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Cameron Quinn, por favor.


Sra. Cameron Quinn: Gracias. Muchas gracias. Es un gran placer. Estoy aprendiendo español, pero no puedo continuar mi presentación en español; lo siento. Necesito que queden claras las ideas que voy a expresar, están basadas en mi conocimiento y experiencia previa en mi propia forma de ver las cosas y no quiero que esto lo consideren como las opiniones del Departamento de Justicia o del gobierno de Estados Unidos nada más. Estamos hablando de disputas electorales y de las razones por las cuales ocurren estas disputas, y creo que internacionalmente han conocido las elecciones de 2000. Ahora, si quieren ser fundamentales y entender por qué hubo problemas, todo esto se reduce a dos cosas: la elección fue muy cerrada y había humanos involucrados, probablemente aquí también trabajen humanos, y entonces eso generará errores y problemas. Pero para entender la elección, tenemos que entender un poquito más desde un punto contextual qué es lo que pasa. Una de las cosas que he encontrado cuando hablo con visitantes internacionales que observan las elecciones de Estados Unidos, es que, como ven, es muy difícil que haya una distinción clara entre la perspectiva nacional y federal de nuestras elecciones. En la mayoría de los países hay un sistema nacional, hay una Comisión Nacional de Elecciones y esta Comisión establece las reglas con base a las cuales se generan las elecciones. Entonces tradicionalmente el caso de los Estados Unidos, las elecciones se han considerado como debido a la naturaleza federal de los Estados Unidos como una decisión estatal. En cuanto a cuándo tener elecciones, cómo tenerlas y cuáles son los detalles de las elecciones, y en casi todos los estados se han delegado a candidatos que realmente saben qué es lo que están haciendo. Bueno, esto pasó en Florida. En Florida hubo muchos problemas electorales, porque parecía que no había suficientes reglas implementadas en cuanto a cómo se llevarían a cabo las elecciones dentro del Estado, y a nivel local habían elegido a supervisores de elecciones que normalmente tomaban decisiones administrativas e incluso ellos se enfocaban en cómo se iban a contar los votos de las boletas. Estas diferencias dentro del estado de Florida son muy grandes en cuanto a los otros estados, porque son diferentes las reglas, son diferentes, es decir qué pasa, por ejemplo, si una persona llega el día de la elección, qué tipo de lector va a ser él. Ahora, la buena noticia acerca del sistema


estadounidense, si regresamos un poquito, es que quiere decir que las elecciones no pueden robarse a nivel nacional, es decir no hay una entidad nacional que tenga que ver con el gobierno, que está en una posición para tener una influencia sobre las elecciones. Ahora, la mala noticia es que debido a la manera como las cosas están configuradas por el Colegio Electoral, porque en algunos estados se tiene un mayor impacto, es que hay un grupo pequeño de personas que a lo mejor no están relacionadas con ningún gobierno. A lo mejor sí, a lo mejor no. Entonces ellos si detectan un fraude tienen la oportunidad a nivel local de dirigir esto al estado y a la elección federal. Entonces si se levantan sospechas, por ejemplo en Florida. Porque Florida marcó la diferencia, y ahí hubo una oportunidad debido a las malas reglas y las variaciones estatales. Entonces había posibilidades de que algo saliera mal. No voy a detallar el colegio electoral, porque entiendo que mi colega Edwards va a hablar de eso a más detalle. Pero vale la pena entender que una de las cosas que necesitamos es ver a los estados como estados. Es decir, que los votantes por individual no son los que votan, sino que los Estados Unidos hay un Tribunal Supremo Electoral, que nos dice que cada estado tiene el derecho de decidir cómo va a elegir a sus presidentes o a sus gobernadores. Pero esta decisión está basada en la decisión, en la voluntad de la gente. Entonces en cada estado cada uno de los votantes tiene derecho a un voto igual, a una protección igual. Es decir, un hombre, una persona un voto, es decir no se pueden contar más votos por persona de los números de personas que haya. Ahora, dado el contexto de lo que son elecciones estatales para oficinas federales, normalmente las oficinas federales no han estado en el negocio de aprobar leyes que afecten las elecciones, tienen el derecho, sin embargo, debido a la Constitución de los Estados Unidos para actuar en tiempo, manera y lugar, y también asegura que los ciudadanos ejercitan su derecho. Entonces la primera ley electoral se promulgó en 1965, y ésta tenía la intención de asegurar de que los votos de las minorías, sobre todo las minorías en algunos lugares donde sus derechos habían sido violados durante mucho tiempo. Entonces con esto se asegura que estas personas puedan registrarse y puedan votar tal y como lo hacen los demás. Además, más o menos unos 20 años más adelante el gobierno federal aprobó dos leyes pequeñas, que afectaban a poblaciones de ciudadanos más pequeñas, una que se llamaba accesibilidad para el voto para los discapacitados, aunque los votantes


discapacitados tenían la oportunidad de si no entrar a una casilla electoral, al menos tener una manera de votar. Entonces lo que se llamó en la ley de uniformidad de voto de ciudadanos en los Estados Unidos, le da la posibilidad a los ciudadanos americanos que viven en otros países o los que pertenecen a las fuerzas militares y no están trabajando en su lugar de origen, les da la posibilidad de que ellos puedan votar. A principio de 1999 empezamos a ver una ley que afectó a todos los votantes, fue la ley para votantes moderados debido al método por el cual se habían implementando. Es decir, se permitía que cualquier persona de los Estados Unidos que quiera votar pueda registrar su voto por correo, esto facilita el hecho de que la gente pueda votar, porque mucha gente en ese momento tenía que presentarse personalmente para ejercer su voto. Ahora, no sólo se podía enviar el voto por correo, sino que había otros departamentos, porque mucha gente obtiene sus licencias para conducir normalmente en conjunción con este proceso, entonces esto les da la oportunidad de registrar su voto por correo y además de que había varias agencias estatales, esencialmente aquellas relacionadas con el seguro de desempleo y asistencia pública, también ofrecen la oportunidad de registrar un voto. Ahora, la esperanza de esto era que aumentara el registro de votantes y las posibilidades de que la gente que fuera a votar el día de la elección. Uno de los retos es que cuando hay este tipo de elecciones relativamente locales con la ley federal, sin una agencia federal que esté a cargo de asegurarse que todo mundo esté consciente de las leyes acaban, muchos administradores locales que no entienden muy bien las leyes o que no las administran correctamente, y uno de los problemas que pasó en Florida en el 2000, fue que, de acuerdo con la NBA cualquier persona que parecía que se había mudado y ya no vivía en donde se habían registrado en la cartilla para votar, si el funcionario era avisado. Es decir, si le regresaban las cartas del Servicio Postal, los ponían en el archivo de los votantes inactivos, pero por cuatro años esta gente tenía derecho de ir a votar a su vieja casilla, siempre y cuando probaran que siguen vivos o seguían viviendo, perdón, donde estaba su residencia. Pero en Florida, en lugar de tener estos nombres en la casilla de votación, no los pusieron en el registro de votantes, entonces llegó gente en la elección presidencial, pero debido a que Florida no tenía disposición para la gente


cuyos nombres estuvieran en esta lista, no los dejaron presentar su boleta, y esto iba contra la ley federal. Pero debido a que los administradores locales no conocían esto, no los habían implementado las reglas correctamente. La mayor parte de los fracasos en Florida y en general Estados Unidos, son resultado de este tipo de negligencia, no tanto como algún otro tipo de acto más oscuro y debido a la atmósfera tan cargada cuando hay una elección tan discutida, pues pareciera que es adrede, especialmente porque hay funcionarios electorales que toman decisiones que parece cambian el resultado de una elección. Entonces contextualmente en los Estados Unidos, a pesar de que tal vez a nivel estatal haya procedimientos para presentar quejas de los funcionarios, la forma más común en que los ciudadanos tratan de resolver sus querellas es ir a un Tribunal o a una corte. En Estados Unidos hay la reputación, claro, de estar demandando a todo el mundo y hasta es un chiste local en Estados Unidos, yo soy abogada lo puedo decir. Si tienes un pueblo con un abogado, es probablemente muy pobre, pero si hay dos abogados los dos son riquísimos. Entonces se tiene una situación en Florida en donde hay falta de consistencia de cómo se hacen las cosas y una de esas faltas de consistencia que se vieron fue que en algunos lugares si se tenían las boletas que había que perforar, como les decía en los de barrito, con un golpecito era suficiente para que fuera un voto. Pero en otras partes de Florida tenían que ser una perforación más profunda, más grande para que funcionara como una boleta válida, entonces era una falta de constancia tremenda. Aparte, en Florida las fechas límites eran problemáticas, porque de acuerdo con el Colegio Electoral, me acuerdo en la elección de diciembre, Florida tenía un esquema estatutario que para diciembre 2 había que entregar todo, todas las resoluciones tenían que haberse concluido y Florida ya tenía que haber decidido quién había ganado la elección en Florida. Entonces en todo el estado hubieron muchos casos que se estaban litigando, Bush, versus el condado de Toll, Gorb el condado de Lion, etcétera. Entonces muchos de estos casos en el Estado, cada uno estaba resolviendo el problema de una jurisdicción de cómo se estaban contando las boletas electorales o no. Como resultado varios de estos casos acabaron en la Corte, en la Suprema y de regreso.


Finamente en cuanto al tema de si es que una decisión del Tribunal Superior de Florida era válida la decisión de contar ciertos distritos que no tenían boletas tomadas en cuenta, no contadas, si esto era justo o no, y la Suprema Corte dijo: Mira, cuando la Suprema Corte de Florida no puso reglas claras para contar estas boletas y no pudo aplicar una uniformidad de criterios en toda la jurisdicción, fallaron en tener la capacidad de resolver. Entonces de forma estatuaria tuvieron que tomar la decisión de quién ganó la elección y no tenían autoridad de hacer esto. Entonces realmente la elección iba quedar de acuerdo con los votos que había, sin tomar en cuenta los votos no contados, los de la controversia. El resultado de Bush versus Gore no les cayó el veinte inmediatamente, se tardó un poco de tiempo. Después de la elección de 2000 hubo varias demandas en todo el estado, tratando de hacer que los estados tuvieran mejores procedimiento y en muchos casos intentando que los estados se deshicieran de los sistemas que no se veían muy bien, como el de las perforaciones. Entonces el Congreso se tardó dos años, casi dos años después de la elección de Florida, en aceptar la Ley Java de votantes estadounidense, que básicamente era la respuesta a lo que pasó en Florida. ¿Qué es lo que hace la Ley Java? Trata de crear más y aquí el énfasis en “más” consistencia en todo el país. Pero lo hicieron de tal forma que se le daba mucha discreción a los estados aún, de determinar ellos mismos cómo implementar los procedimientos mínimos de consistencia. Entonces, por ejemplo, algunos de los elementos clave eran que los estados necesitamos tener equipo de votación in situ y habían dos fechas límites: Una para el 2004, para el registro de los votantes, el electorado, pero los estados tenían una prerrogativa de extender la fecha límite y muchos lo hicieron. Entonces las fechas límites eran 2006. Entonces para el equipo de la votación los estados tenían que tenían todo el equipo que les permitiera que los individuos que tuvieran alguna discapacidad de forma privada independientemente, pudieran presentar su voto. Por ejemplo, un ciego tiene que hacer su propio voto sin ayuda de nadie; las personas en sillas de rueda tienen que tener acceso o la máquina que tengan, de llegar a las paletas sin que nadie les ayude. Entonces, imagínense esto, y aparte habían otras muchas cosas en cuanto al equipo, como por ejemplo que no estaban a nivel del estándar nacional, que tuvieran ciertas capacidades para que las boletas estuvieran en


diferentes idiomas y otras cuestiones, que se pudiera hacer toda una auditoría del papel manualmente. Bueno, en algunos estados Yusmerilan, por ejemplo, puede tener parte del equipo en el estado que compraba todo el equipo, daba toda la dirección de cómo se iba a utilizar y demás, mientras en otros estados lo que acabó pasando, el estado decía: Miren, aquí hay un equipo que es aceptable y los condados van a decidir, siempre cuando elijan algo que nosotros digamos que es aceptable o no. Entonces, fíjense, aún hay mucha variedad entre los estados, entre los condados, porque cada quien va a tener un equipo que sea accesible para ellos. Aparte el registro de los votantes dentro del estado, se supone que de 2004 con opción hasta el 2006 para implementarse, tenía que ser un uniforme a nivel estatal, en línea a nivel electrónico, y en lugar como por ejemplo Georgia, hay varios condados que seguían usando un sistema de tarjetitas, porque no había computadoras, mientras que en otros condados en Atlanta, en Georgia, que ya tenían un sistema electrónico combinado en tiempo real. Entonces, dentro del mismo estado había mucha variedad de cómo se hacía el registro y Java decía que todo el estado tuviera el mismo sistema y que todo mundo tenga este sistema. Además de Java puso algunas disposiciones para las boletas provisionales. Estas son boletas que son oportunidades para los votantes que llegan a una casilla donde están seguros que pueden votar, tienen que recibir una boleta que se puede poner después por separado, si es que no se sabe si la persona debía votar o no, luego decide; es decir, tú crees que es otra y llegas, te tienen que dar tu boleta y ya después decidir si tu voto era para ahí o no. Bueno, bajo este contexto, los estados tenían cierta autoridad de decidir; por ejemplo, en el caso de Alaska. Alaska decía: “Mire, cualquier persona que vote con los papeles provisionales y sean residentes legales del estado, cuenta su voto”, entonces cualquier cosa, ya sea para Senador, para Gobernador, Presidente, todo cuenta, sin importar donde lo hayan emitido, mientras que en Ohio, en Virginia, a menos de que estés en tu propio recinto, en tu distrito, tu boleta no cuenta. En estos casos lo que ocurre es que los funcionarios tratan de asegurarse de que la gente vaya a su casilla correcta. Si no pueden ir, escogen no ir a su casilla correcta y quieren votar con la provisional, pero se les avisa con tiempo de que a menos que esté en su distrito correcto no cuenta y les aseguran dónde tienen que ir a votar, entonces el votante sabe que está votando, pero su voto podría no contar.


Otra área que Java también cubre es el esclarecimiento. Yo he mencionado que nunca le he pedido una identificación para votar. Bueno, esto varía en el país. Antes de la Ley Java, había algunos estados que sí pedían identificación para que la gente votara. Java estableció un esquema, porque todo el punto de la Ley Java es que el acceso a las casillas, en lugar de cuidar la integridad del voto, y uno de los rasgos que se negoció para la integridad fue debido al hecho de que se puede registrar por correo en la lista de votantes, los primeros que se registran por correo se requiere que vayan a cierta casilla y den su identificación, con excepciones muy limitadas. Como resultado de esto, Java dijo que había un requisito mínimo y varios estados escogieron que en lugar de implementar esto, para que afecten a ciertos votantes nada más lo de la identificación, se hizo una controversia enorme cuando se dio, porque ¿quiénes sí y quiénes no? También debido a las disputas electorales, Java también ha establecido que hay acuerdos de administración para cada uno de los estados. Los estados determinan las reglas y las ponen en orden, pero tiene que haber un proceso por medio del cual la gente arregle sus querellas. Lo interesante aquí fue de que a pesar de que todo esto se estableció como para tratar de resolver cualquier tipo de preguntas o dudas, todo mundo lo ha ignorado y la mayor parte de la gente sigue yendo a los Tribunales para resolver sus problemas, así que si por ejemplo si después de Java, para la elección de 2004, en un momento habían 7 mil demandas en el país, que afectaban las elecciones y esas incluían cuestiones como por ejemplo retar la decisión del Estado de no tomar en cuenta las boletas provisionales a todo el estado, siendo que el votante, no importa donde vote, vale su voto igual. Decisión estatal de cómo implementar la identificación del votante, decisiones con relación al proceso de presentar querellas de los votantes y muchas otras más. También existió, que no tiene mucho que ver con Java, pero sí existieron varios casos en los Tribunales acerca de qué equipo para votación debía usarse. Cuando salió el Hecme Queveran, quedó claro que las cuestiones del lenguaje en el directorio electrónico o las pantallas de tocarse, digitales, había un problema, porque por la misma tecnología de la computadora, cuando salían las boletas, bueno, los especialistas de seguridad y en computación, 95 por ciento de ellos decían que no pensaban que nada más debería valer voto electrónico por computadora, que se necesita algo que esté en papel, para poderlo verificar y auditar después.


Como resultado de esto, todas las litigaciones acerca de ¿qué hacer?, ¿vamos sobre el equipo electrónico o no?, ¿pedimos mejor algo que se pueda escanear, tal vez, para que haya también unas boletas en papel. Esto generó muchos problemas para la gente que quería forzar esta ley y los resultados fueron que la mitad de los legisladores del Estado, en los últimos tres años, han tenido que poner requisitos para que haya el papel, y por lo tanto, se tiene que usar en estos estados un escaneador óptico o algún tipo de, ver cómo el equipo electrónico puede sacar una impresión del voto, como forma alternativa. También debo mencionar brevemente el impacto que tienen las querellas, los cuestionamientos. En el 2004 la elección en Washington para los gobernadores fue muy cerrada. Lo mismo en el 2005 hubo una carrera muy cerrada en Virginia para el procurador, lo que se llama el procurador, y sé que en 2004 en Puerto Rico también, pero como alguien va a hablar del tema no lo voy a tocar. La diferencia entre el estado de Washington y Virginia, fue que en el estado de Washington contamos las reglas para el conteo de las boletas como en Florida. Se hace a nivel local, y entonces hay mucha variación de cómo se cuenta, mientras que en Virginia el Tribunal toma jurisdicción del caso a nivel estatal, y por lo tanto hay reglas que establecen que todo mundo tiene que seguirlas y todo mundo tiene que hacer el procedimiento del Estado. Como resultado al final de cuentas en Washington la mayor parte de las personas, más bien muchas personas no confiaban en el sistema, porque las boletas se encontraban de repente, sobre todo en el Condado de King Entonces parecía que había un fraude en lugar de que las boletas se hayan quedado ahí olvidadas. Mientras que en Virginia se tenía entre el resultado certificado y el resultado final, una diferencia como de 37 votos de los dos millones que se contaron. Entonces todo mundo que estuvo volcado en el proceso se dieron cuenta que fue un proceso justo y que se debía de resolver correctamente, y la gente se quedó con la conciencia tranquila que todo se había hecho bien. Podemos hablar, si quieren, de qué puede pasar en cuanto a los litigios con las nuevas fechas límites para las leyes de votación. Por ejemplo, en Nueva York han habido demandas, porque no han habido disposición de Java en cuanto a los equipos y el registro. Para concluir nada más quiero decirles que una de las cosas que yo he escuchado, y creo que es un comentario maravilloso es que la democracia es un proceso, no un destino. Muchas gracias.


Sr. Jeffrey Weldon: Muchas gracias. Ahora vamos a pasar con George Edwards, que es Profesor distinguido de Ciencia Política en Texas University, también es titular de la cátedra de Estudios Presidenciales en la Bursh School. Ha sido Profesor visitante en la Universidad de Londres, en la Universidad de Pekín, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, de la Universidad de Wisconsin y la Academia Militar de los Estados Unidos. Fue fundador y Director de 1991 a 2001 del Centro de Estudios Presidenciales. Ha dado conferencias en más de 200 universidades a nivel internacional, y se ha desempeñado como Presidente de la Sección de Investigación Presidencial de la APSA. Es autor de docenas de artículos y ha escrito y coeditado 19 libros sobre política pública y política de los Estados Unidos. Entre los que destacan... Asimismo, es editor de la revista President and... y este año se va a publicar el libro titulado... Ha recibido la condecoración del Servicio Civil Distinguido de la Armada de los Estados Unidos, y el premio Paisil Maifi de la Asociación de Ciencias Políticas del Sur, y es miembro del Consejo de Relaciones Exteriores. George Edwards, por favor. Sr. George Edwards: Gracias. Es un placer estar de vuelta en México. Cuando no estoy en Oxford, casi siempre estoy en Texas, entonces con frecuencia visito México y tengo un gran aprecio y afecto acerca hacia este país y a los mexicanos. También quiero felicitar a los patrocinadores y a los organizadores de esta conferencia tan impresionante, y debo decir que es muy impresionante que haya una audiencia bastante sustancial. Hay mucha gente, no estoy seguro de que pueda juntar a tanta gente en los Estados Unidos. Muchas gracias por venir. Sé que han estado sentados aquí durante tres horas y media más o menos. Entonces voy a tratar de hacer mi presentación muy ligera. Creo que mi presentación complementa la de Cameron. Voy a hablar un poco de ley constitucional, leyes estatuarias, y un poco de política en mi presentación, y voy a enfocarme en la elección presidencial del año 2000. Por supuesto esta es la elección más cerrada en los Estados Unidos, y el estado de Florida determinó el ganador, pero como sabemos la intervención de la Suprema Corte de los Estados Unidos tuvo mucho que ver aquí. También sabemos que el Vicepresidente recibió más votos que cualquier otro candidato presidencial en cualquier elección, pero a pesar de esto George Bush recibió menos votos, pero después de la elección, después de una lucha en cuanto al conteo de los votos él ganó.


Lo que voy a hacer ahora es enfocarme en explicarles cuál es la estructura del sistema electoral de los Estados Unidos. Vamos a ver cómo está estructura afecta la probabilidad y la resolución de una elección tan cerrada y las consecuencias de las elecciones cerradas en el gobierno, es decir si hay alguna diferencia, si así se presentara una elección tan cerrada. Entonces en el gobierno, primero que nada en Estados Unidos nos hemos enfocado en la descentralización y para muchos puede ser sorprendente que la administración del gobierno ha tratado de descentralizar, incluso son los estados los que organizan las elecciones y los estados cuentan las boletas. Los estados, normalmente descentralizan su administración de elecciones a los gobiernos locales y los gobiernos locales a la vez confían mucho en los voluntarios para administrar las estaciones de voto, las casillas de voto por individual. Entonces dentro de los estados se diseñan a nivel estatal las máquinas de interpretación de las leyes de derechos, de voto, se diseñan las boletas, etcétera. Entonces en los Estados Unidos las elecciones se organizan a nivel local y esto refleja la ausencia de una reflexión en cuanto a las leyes electorales. Ahora, los gobiernos nacionales, tenemos que decir, que sí imponen algunas uniformidades en las elecciones, pero es algo muy general. Las reformas número 15, 23 y 29 de la Constitución se enfocan en las leyes electorales. Entonces las leyes federales con esta acta de votantes que nos hablaban antes, nos habla acerca de la elegibilidad de los votantes, quiénes pueden votar, y en las elecciones de 2000 en Florida finalmente se presentaron los pasos para ver cómo cuáles iban a ser las correcciones que hacían en los votos, cómo se enfrentarían las impugnaciones, y bueno, nuestros sistema de votantes tuvo poco, bueno, como Cameron explicó, ella explicó mucho acerca de la aspiración y no tanto del desempeño. Entonces estas reglas, incluso si estuvieran totalmente implementadas, todavía tenían flexibilidad en cuanto a las leyes federales, las leyes locales. Ahora, voy a hablar durante un par de minutos acerca del Colegio Electoral. El sistema tan extraño que utilizamos para escoger al presidente de los Estados Unidos, nadie ha podido emular un sistema similar al nuestro. Entonces voy a explicar lo que yo creo son aspectos interesantes de esto y cuáles son las consecuencias. Entonces hay un punto que quiero explicar y por favor síganme durante un minuto, porque si no van a pensar que estoy inventando todo esto, pero todo esto es cierto.


Para las elecciones populares de cada 4 de noviembre, el primer paso dentro de un procedimiento complejo que al final declarará un ganador dos meses después, de hecho bajo la Constitución, la elección de noviembre no fue para candidatos presidenciales, sino para los electores, los cuales subsecuentemente escogen al presidente. Lo que la Constitución dice acerca de esta etapa del proceso electoral, y es lo único que voy a leer, dice: “cada estado debe nombrar un número de electores para escoger senadores y representantes para los cuales serán responsables ante el Congreso estatal”. Ahora, lo que esto quiere decir es que esto puede pasar, es legal perfectamente con base en la Constitución que cada estado decida no llevar a cabo elecciones y esto quiere decir que la gente ya no tendrá voto, derecho al voto para nada y entonces el estado escoge a los electores por sí mismo y eso es realmente como originalmente se hacía en muchos de los estados, hace 200 años. Entonces la Constitución nos permite esto, pero esto es muy improbable, es improbable que la Constitución permita que se haga esto actualmente o que los legisladores estatales hagan esto. Pero, bueno, la Constitución lo permite. Entonces cada representación de cada, cada estado representa un Colegio Electoral y esto es igual a su representación en el Congreso, entonces cada estado tiene garantizados tres votos electorales que corresponden a los dos senadores y a uno de sus miembros en la Casa de Representantes. Entonces actualmente hay 503 miembros, 435 representantes de la Casa, 100 nombres que representan al Senado y tres que representan a Washington D. C. con base en la vigésimo tercera enmienda. Bueno, esto fue un poco de antecedentes. Entonces en noviembre los estadounidenses van a escoger a su gobierno, a su presidente, pero no hay una, en la ley estadounidense no hay una prohibición que diga que se puede, que deba haber una boleta para elegir a un presiente. Entonces esto afecta nuestros procesos democráticos mayoritarios. Por ejemplo en la elección de 2000, en Florida, alrededor de tres millones de personas votaron por Al Gore, pero debido a que George Bush ganó 137 votos más de 6 millones, él recibió todos los votos electorales que corresponden al Estado de Florida, el 100 por ciento de ellos. Los votos para Gore, esos 3 millones finalmente no contaron en la elección nacional. Es como si todos estos votantes no se hubieran presentado el día


de la elección. En un contexto de varios candidatos, es decir, si hay tres candidatos o más, por ejemplo, y esto es común. En ’92, en el ’96, en el 2000 hubo más de dos. Entonces, el sistema en estos casos, el sistema puede suprimir no sólo los votos de la minoría, sino los votos de la mayoría también. Por ejemplo, en el 2000 la pluralidad y no la mayoría determina al ganador en nueve estados, incluidos Florida. Entonces, la consecuencia es que en cada estado una minoría de votantes determina cómo se van a tomar en cuenta todos los otros votos. Si tú tienes un 40 por ciento de los votos, con 40 por ciento y eso te da el primer lugar, te dan automáticamente el 100 por ciento de los votos de esa representación. Ahora, la consecuencia en el siguiente orden es que un candidato puede ganar por márgenes muy cerrados en algunos estados y ganar por un margen más amplio en otros estados, pero a lo mejor pierde el voto popular. Entonces, los votos de los candidatos que no terminan en primer lugar en un estado no tienen ningún, no cuentan en la generalidad del conteo de los votos; tienen que ver que no hay un voto total para Presidente de los Estados Unidos; es decir, no hay ningún lugar donde podamos encontrar estos votos, simplemente hay gente que dice que tiene un total de votos, pueden ir a la Casa de Representantes, que tiene un total de votos que no es preciso. Por cierto, durante muchos años eran 10 millones de votos, en la elección presidencial de 2000. Bueno, finalmente nadie tiene la responsabilidad porque el voto nacional no importa, es irrelevante. Entonces el ganador toma todos los votos que le corresponden en un estado, básicamente con base en la población que tiene. Ahora, en cuanto al ganador de pluralidad, el sistema le da los votos que van al perdedor, se los da al ganador, es decir, si tú ganas te van a dar los votos del que perdió y no lo estoy inventando, así funciona. Ahora, la Constitución le da a cada estado dos votos electorales, porque tiene cada estado dos senadores. Ahora, cuando los estados tienen diferentes poblaciones, reciben el mismo número de votos, bueno, el pequeño recibe una ventaja matemática. Entonces, el conteo de las boletas no se hace de la misma manera. Por ejemplo, la ciudad de Wyoming en promedio un ciudadano tiene ahí cuatro probabilidades más de que cuente su voto, que el de una persona que vive de California. Por ejemplo, una persona de Wyoming, su voto


cuenta casi por cuatro y vale el doble que un voto texano, por ejemplo o de un texano. Ahora, además de esto y para agregarle más problemas que esto nos lleva a disputas, bajo el Colegio Electoral hay terceras partes que pueden determinar el resultado de la elección. Tomemos el caso de 2000. Por ejemplo, hay poca duda que Wesmire fue quien le costó la elección a Al Gore. Gore perdió cuatro de cada 37 votos; Mayer ganó más de 2 mil en este estado, más de 9 mil votos en este estado. Jerry Brown, otro candidato, obtuvo como 3 mil, 3 mil 400 votos que finalmente fueron para Bush. Entonces, si ven estos candidatos de terceras partes hacían que fácilmente ganara Gore el Estado de Florida y el mismo análisis aplica para el estado de New Hampshire. Aunque no hubiera ganado la mayoría de los votos Bush hubiera sido el Presidente de los Estados Unidos, hubiera sido el Presidente electo. Ahora, quiero ver cómo se relaciona esto con las disputas electorales. ¿Qué pasa si nadie obtiene una mayoría en el voto electoral? Bueno, la Casa de Representantes entonces escoge al Presidente. En este caso cada estado tiene un voto, correcto, cada estado tiene un voto. Entonces, es posible que siete miembros que representan a los siete estados más pequeños, representen una población de menos de 5 millones. Es posible que ellos tengan 77, tengan un voto que representa 90 millones de personas, tomando en cuenta los siete estados con mayor población y no lo estoy inventando; no he encontrado en ningún lugar a nadie que pueda defender este sistema, pero sí dice nuestra Constitución. Entonces, con esta lección de derecho constitucional de Estados Unidos, ¿a dónde vamos entonces? Bueno, el resultado de estos factores, como les he dicho, es que el candidato que gana la mayoría de los votos no va a ganar la elección y esto no necesariamente es así, ya pasó en varias ocasiones, 1824, 1888, 1960, la mejor algunos de ustedes recuerdan esto y finalmente en el 2000. Pero al mismo tiempo el Colegio Electoral puede presentar una victoria clara en los totales nacionales, como pasó en 2000, cuando Al Gore había ganado 45 mil votos más que George Bush y esto se puede convertir en una elección con disputa y esto es parte de lo que hace el Colegio Electoral, y si este es el caso los votos electorales de un solo estado pueden determinar el resultado final, y si la elección en un estado crítico también es muy cerrada, y ya hemos escuchado el caso de Florida, el potencial de que una elección tenga una disputa, es enorme.


Entonces, ¿qué hacemos en este caso en los Estados Unidos, si tenemos una disputa de este tipo? ¿Qué pasa si tenemos una disputa en cuanto a quién recibe los votos electorales en un estado en particular? Entonces hay una ley, una ley antigua, que permite que el Congreso rechace los votos electorales que en los términos antiguos del Siglo XVIII no están reglamentados, entonces, volviendo al siglo XVIII, ahí se trataban problemas muy técnicos y ahí había problemas en quién decidía qué dentro del Congreso; podía ser el Presidente del Senado, podía ser ambas casas del Congreso votando justas; la constitución simplemente no lo especifica. Pero sí hubo en esta época varios procesos electorales con disputas y se volvieron muy importantes, pero bueno. En el siglo XIX, las elecciones más disputadas tenían que ver con problemas porque algunos estados ya no estaban admitidos o eran readmitidos en la Unión Americana después de la guerra civil; no vamos a entrar en estos detalles, lo que importa es lo que pasa hoy, y el Congreso ha rechazado y aceptado algunos votos. Este es un voto para un candidato que murió. ¿Qué pasa con estos votos electorales debido a que el candidato ya está muerto? Bueno, el Congreso es quien decide, pero de cualquier manera. Debería decirles otra historia, contarles algo para que vean cómo son tontas las cosas en los Estados Unidos. En 1873, hubo un voto para excluir los votos de Arkansas y se hizo esto porque había un certificado, un certificado emitido por el Secretario de Estado, tenía digamos otro sello. Desafortunadamente Arkansas no tenía una gran representación, bueno, era un estado nuevo, entonces en ese momento no quisieron contar sus boletas, pero bueno. En el 87, el Congreso aprobó una nueva ley que cubre todos estos casos de disputas, es algo que todavía está implementado actualmente y es una ley que ha tenido un gran impacto en cuanto a cómo se resolvieron las elecciones de 2000. El Congreso estaba tratando de evitar el problema que se había presentado antes, por ejemplo en 1876, ya se los mencioné antes; entonces los votos únicamente se asignaron a cada estado; una vez más estamos hablando de descentralización. En vez de que el Congreso tome la decisión acerca de un voto electoral, decía más bien que los estados tenían que hacer, es decir, el Estado tiene que escoger, y lo que se decía era que si dentro de un estado se establece un mecanismo para resolver disputas, la decisión de los funcionarios del Estado tiene que llevarse al Congreso y finalmente el Congreso y el


gobierno nacional no son los que interpretan la ley, entonces ellos no van a pasar por encima de una decisión estatal. Los estados simplemente tienen que tener una ley antes del día de la elección, tomar una determinación final y tiene que estar lista seis días antes de que se hagan las elecciones; es decir, los estados pueden hacer lo que quieran, es algo muy descentralizado. Ahora, una de las cosas que son clave aquí es que los estados pueden cambiar las reglas después de las elecciones y esto se vuelve muy importante en el 2000, porque los republicanos culpan a los demócratas por tratar de cambiar las reglas del conteo de los votos. Entonces, lo peor de todo es que, primero, se implementa una ley el día de la elección y esto tiene que quedar implementado hasta el momento en que se cuentan las boletas. El conteo electoral crea lo que Cameron mencionaba antes que es como un puerto de seguridad, un puerto de seguridad, esto es muy importante. Esto quiere decir que si un estado ha resuelto enviarnos en cierto día la indicación de que tenemos que aceptar esto, o sea, nos mandan un conteo en un cierto día y lo tenemos que aceptar. La misma cláusula fue válida para las elecciones de 2000. Después del día de la elección quedó claro que Al Gore tenía 267 votos electorales, 227, tres cuartos de la mayoría y también quedaba claro que George Bush había ganado un 25 por ciento y este 25 por ciento de los votos no era suficiente. Entonces, lo que se iba a requerir, ¿qué se requería para que entonces ganara un candidato? Bueno, entonces hemos tenido muchos debates acerca de los votos, del abstencionismo; cómo interpretar. Por ejemplo, los votos cancelados y la legitimidad, fue muy difícil porque, bueno, había a lo mejor han escuchado el caso de que las boletas eran como de forma de mariposa y a veces era difícil, a veces los votos se duplicaban, entonces hubo problemas con las boletas. Entonces, se buscaron decretos judiciales para reestructurar el conteo; de eso se trataba, cómo íbamos a estructurar el conteo ahora o la Corte Suprema, el Tribunal Supremo de Florida tomó el caso y uno de los problemas clave fue decir si esta provisión de puesto seguro de safe harvored permitiría que todos los reconteos procedieran. Entonces en el último día posible, el 12 de diciembre finalmente se dijo que Bush le ganaba a Gore. Es muy importante que entiendan qué pasó aquí. Primero, este reconteo ordenado por el Tribunal Supremo de Florida violaba las leyes de protección de la Constitución, por lo tanto esto fue inválido.


Es decir, se han mandado diferentes procedimientos para contar las boletas en diferentes áreas del Estado. Ahora, que quede claro, la Constitución no asigna al Tribunal Supremo la responsabilidad de resolver disputas electorales. De hecho no es la entidad preferida para hacer esto por ningún estadounidense. No es así. No deben tener esta responsabilidad. Entonces el caso tenía que ver con problemas de derechos civiles. Las cláusulas de protecciones, de igualdad de protecciones era la que se tenía que encargarse de esto, pero finalmente lo que dijo la del Tribunal Supremo fue: Este no es un reconteo aceptable, hay que volver a hacer el conteo de mejor manera y de manera más precisa. Normalmente, simplemente se enviarían las cajas de vuelta al Tribunal supremo, y decir: actúen de acuerdo con la decisión, pero en este caso dijo: no, no se puede hacer esto, y no se puede porque hay este safe harvored. Presumimos que quieren aplicar este safe harvored, entonces no hay tiempo para hacer otro reconteo, y al tomar esa decisión el Tribunal Supremo efectivamente mostró que George W. Bush quedó como Presidente de los Estados Unidos, y esta es la clave para entender qué es lo que ocurrió. Entonces esto fue un efecto que simplemente el Tribunal dijo: no se puede hacer un reconteo. Fue una decisión muy controvertida, ya no se puede resolver aquí hoy esta decisión. Varios autores han concluido que la Ley de Conteo de Votos ha tratado de crear mecanismos de seguridad que pueda asegurar que se cuenten los votos electorales de cada estado, y algunos han discutido o están contradiciendo que la ley debe dar alguna regla para que se pueda revolver esto en el Congreso, el Congreso pueda revisar los votos. Ahora, los votos, el Congreso había contado los votos en el pasado. Antes de que se aprobara esta safe harvored, esta ley safe harvored. Pero pueden ver porqué mucha gente ve cómo, a lo mejor se entiendo por qué mucha gente ve que las decisiones políticas de los Estados Unidos están muy politizadas. Las decisiones electorales están muy politizadas. Ahora es muy diferente qué pasa cuando se gobierna después de un proceso electoral. Después de un proceso electoral en 2000, en el año 2000 tan cerrado tuvo influencias, impacto en la manera como se gobernó después. Ahora, lo que quiero, se me está acabando el tiempo, entonces rápidamente voy a hacer esto. Primero que nada ya escucharon acerca de las acciones que se han tomado para resolver las disputas, pero lo importante aquí es que aún así nos falta un medio claro para resolver las dispuestas electorales, la


Constitución descentraliza al colegio electoral como una responsabilidad estatal, lo cual hace difícil proporcionar una solución nacional. Entonces si no contamos con un método, una solución clara, limpia, transparente. Esto, por el contrario, hace difícil que se encuentre una solución. Entonces esto requiere un rediseño institucional. Entonces la segunda consideración importante es la legitimidad, el país tuvo, más o menos, una aceptación buena del resultado de las elecciones, y esto es bueno para cualquier sistema político. Sin embargo necesitamos reconocer algo más. El primer año en que gobernó Bush tuvo una gran desaprobación. Grandes niveles de las encuestas antes del 11 de septiembre encontraban que había grandes diferencias, mucha polarización en cuanto a la opinión que la gente tenía en cuanto a George Bush. En la historia de las encuestas, después de la unificación, después del 11 de septiembre, después de la unificación del país. Entonces Bush alcanzó los niveles más altos de aprobación, tres años y medio después de la elección todavía 40 por ciento de las personas pensaban que George Bush no era el Presidente legítimo de los Estados Unidos, pero si lo era o no lo era esa es una discusión que puede tomar horas y es mejor hacerlo tomándose unos whiskies. Pero creo que al menos pueden estar de acuerdo conmigo. Creo que pueden estar de acuerdo conmigo de que para cualquier Presidente, especialmente uno recién elegido. Este es un ambiente crítico, y debe aún así tratar de gobernar. Estoy excediendo mi tiempo, tengo algunos comentarios más acerca de cómo gobernar. Gobernar más allá, voy a tratar de resumirlos en un minuto. Básicamente Bush no tenía un mandato, no tuvo la mayoría de los votos, no tuvo la pluralidad de los votos de su lado; sin embargo, y esta es la buena noticia, la buena noticia a pesar de que hubo una elección muy disputada, esto no socava la habilidad de un presidente para gobernar. Tenemos una gran historia de presidentes de los Estados Unidos que no han ganado la mayoría, muchos de nuestros presidentes más fuertes y más eficientes no han ganado la mayoría de los votos, no las ganaron con las condiciones de 2000, pero el punto es que no fueron intimidados por la naturaleza de las elecciones y no fueron, y no han sido debilitados.


Por el otro lado, han sido fuertes y presidentes eficientes. No voy a detallar mucho esto, pero, bueno, tengo que detenerme aquí para que continuemos con la mesa. Muchas gracias. Sr. Jeffrey Weldon: Muchísimas gracias. Es interesante ver que en… también tienen problemas de certificar por correo sus boletas. Les voy a pasar a, ya les he pasado a los dos ponentes sus preguntas y que tienen como cuatro minutos para escoger entre éstas lo que quieran contestar, por favor. Sra. Cameron Quinn: Voy a tratar de contestarlas brevemente. ¿Qué pasa con el abstencionismo en los Estados Unidos? Bueno, esto varía dramáticamente a lo largo del país. Hasta donde yo sé, por ejemplo en Oregon todos votan por correo, entonces los habitantes de Oregon votan por correo por lo cual hay un porcentaje muy alto de abstencionismo, un voto de ausencia. En lugares como Virginia que son, que tienen más problemas de voto ausentista tenemos un 20 por ciento de los votantes que prefieren no presentarse a votar en cualquier tipo de elección. Después la siguiente pregunta es ¿cómo puede influir esto en los resultados? La respuesta es claro que sí esto influye en los resultados. Muchas de las preguntas que hay en los Estados Unidos es, ¿es bueno hacer esto? Porque por ejemplo si alguien vota antes de tiempo y después en la campaña sale información acerca de que ya hay votos a favor de alguien, bueno, esto puede influir la manera como los votantes van a votar y no hay manera de cambiarlo. Hemos sabido que en Florida por ejemplo hubo varios condados cuyos votos aparecían en una diferencia en el conteo final porque muchos de sus habitantes están enlistados en el ejército y están en otros países. Otra pregunta es ¿si me parece que dentro de Estados Unidos debe haber una autoridad única similar al IFE? Nuevamente, esta es mi opinión personal. No veo necesariamente esto como algo bueno, porque una vez que empezamos a consolidar el poder en un grupo pequeño de personas a nivel nacional, hay mayores probabilidades de que ellos puedan estar influidos de tal manera que puedan influir en los resultados de las elecciones. Esto no quiere decir que no se pueda evitar porque el IFE ha hecho un trabajo fabuloso, al menos desde mi perspectiva al tratar de reducir la probabilidad de esto, de los fraudes, pero esto reduce la posibilidad y hay


desventajas, hay ventajas y desventajas, o sea no hay un sistema perfecto. Una de las preguntas también es, habla de por qué es tan laxa la ley electoral, y creo que realmente no es tanto que sea laxa, sino más bien que hay mucha variedad. Nuevamente una de las razones por las cuales hay esta variedad. Una de las razones por las cuales hay decisiones intencionales, en este caso para delegar hasta el denominador común mínimo más bajo, es que el fraude sí tiene un efecto, un impacto importante. Por ejemplo en Virginia en estas últimas elecciones hubo 26 tipos de máquinas diferentes para hacer el voto, ejercer el voto en el estado. Entonces esto no es muy bueno para, porque no sabemos si podemos programar bien las máquinas; sin embargo así se hacen las elecciones. Todo esto tiene sus ventajas y desventajas. Ahora la pregunta de mi percepción acerca de la integridad de las elecciones, bueno, debido a que estamos tratando de exportar la democracia, creo que tengo que, para responder, todo las fallas que he visto a nivel nacional. Esto está mejorando la fuerza de la democracia, lo que mejora la democracia nacional es la democracia local. No es tanto cómo se elige, sino lo importante está en confiar en el sistema, fortalecer le sistema. Hay una percepción de justicia en el sistema debido al hecho de que la gente tiene la posibilidad a nivel local de influir sobre las decisiones que se toman a nivel local y creo que es algo muy importante que francamente en muchos lugares del mundo no aplica. Estuve en Azerbaiyán hace un par de años y mientras que me di cuenta que tienen funcionarios locales, no tienen autoridad para hacer nada en las elecciones locales. En Azerbaiyán la gente no tiene poder a nivel local. Pero en los Estados Unidos los gobiernos locales tienen la capacidad de imponer sus impuestos y hacer la recolección de impuestos también. Esta es una diferencia importante que hay que considerar. Ahora, la pregunta acerca del papel de los candidatos independientes en el sistema estadounidense; bueno, ellos son una parte importante del sistema. Típicamente no marcan una diferencia grande a nivel nacional, no tienen una representación importante; sin embargo a nivel estatal o local sí pueden marcar una diferencia. Por ejemplo, en el caso de Jessie Ventura fue un candidato independiente en Minnessotta y francamente cuando lo eligieron vimos que estos votos tenían mucha importancia. En Virginia, por ejemplo, así se han elegido muchos gobernadores en las últimas décadas. Entonces, es una alternativa importante. ¿Y quién se


beneficia de este caos en Estados Unidos? La respuesta es que nadie sabe. Habría una teoría de quién es quién se beneficiaría, si es que el procedimiento estuviera dispuesto. Pero yo pienso que nadie sabe realmente cuál sea la respuesta a esta pregunta, porque eso es que sigue el caos, ¿no? Finalmente hay una pregunta: ¿Cómo es que votan los ciegos? Típicamente, hasta hace muy poco necesitaban que alguien se metiera con ellos a la casilla e hicieran el voto. Pero en las últimas dos décadas, en Puerto Rico sobre todo, que era el mejor sistema ahí, que era un sistema que había una plantilla táctil con la planilla para que los ciegos puedan sentir dónde deben votar, como en braille, y hay una campaña muy fuerte para que los ciegos sepan cómo se vota. Pueden ir a votar en casete, en audio, para que den su voto oralmente y entonces hagan el conteo de este voto oralmente, y hasta muy recientemente, en la última década, hace cinco años más o menos, ha habido muchas mejoras en el equipo. Entonces, muchos de los equipos electrónicos de escaneo tienen ya capacidad de audio que le puede ayudar a una persona que no ve, explicarle cómo votar. Hay una máquina que sigue este principio de audio, que hace el voto por la persona ciega al oír la voz, auditivamente. Entonces, yo pienso que en los próximos dos, cuatro años, este va a ser el método por elección, así van a votar la mayor parte de los invidentes. También quiero decirles que estos votos en ausencia causan efectos muy interesantes en los sondeos, antes como después de la elección. Sabemos que, déjenme, lo vuelvo a explicar. La probabilidad de que una persona vote, vaya, si una persona ya votó, a la hora que te hablen por teléfono para votar por teléfono a lo mejor ya votaste, ese voto por ausencia que se hace en Estados Unidos, y las encuestas de salida en Estados Unidos ya están muy sesgadas por estas personas que votan en ausencia, porque no están ahí. Entonces cómo saber exactamente, cómo le hacen en la entrevista de salida, ¿verdad? Entonces, hay muchas diferencias en los sondeos, aunque la gente diga la verdad, pero es por esta limitante. Hay muchos problemas con este voto en ausencia. Sr. Jeffrey Weldon: Muchas gracias. Bueno, ahora George, vamos a pasarla la palabra. Sr. George Edwards: Muchas gracias. La primera pregunta es. ¿Cuál es el papel que tiene la Corte Suprema históricamente en las disputas


electorales? Es muy fácil contestar esto: Ninguna. Nadie quiere que se meta. Segunda pregunta. Debido a la falta de coherencia en el Colegio Electoral, ¿por qué es que no hay disposición en las leyes para mejorar los conteos? Bueno, hay algunas propuestas, enmiendas a la Constitución, más propuestas a la Constitución que al Colegio. Pero hay varios obstáculos: Uno, hay que cambiar la Constitución, que es un poco difícil; dos, está la avaricia política, debido a que los estados han decidido, y no tienen que hacerlo, pero si deciden que quieren dar todos sus votos electores a quien llegue primero, esto favorece al partido dominante del Estado. Entonces el partido dominante está feliz, quiere todo, ¿no? Entonces no quieren apoyar un cambio en donde van a perder, y la tercera razón es ignorancia, por pura ignacia. Muchas personas no entienden el Colegio Electoral, porque aparte es bastante extraño, no los culpo, y piensan que qué pueden hacer, que tal vez su voto sí cuente; piensan: A lo mejor sería una ventaja matemática y esto podría hacer que los candidatos presidenciales nos pelen. Eso sería muy bueno si fuera realidad, pero no lo es. Yo como soy un poco perverso, yo tengo la idea de que hay que hacer una prueba de realidad. Escribo un libro, de hecho, y algo que escribí ahí fue cómo es que hacen las campañas los candidatos presidenciales, donde hacen sus propagandas y debido a que no hay tanto para presidente, por obvias razones, sabemos a donde todos van, todo mundo sabe lo que dicen; es como un sueño hecho realidad. Pero lo que ocurre es que los pequeños estados de América, que tienen muchos, los ignoran por completo. Nunca van ahí, nunca hay propaganda donde va esta gente, entonces están ignorados por completo, entonces fíjense cómo la ignorancia juega un papel muy importante, ¿pero cómo se explica eso a la gente? Aquí hay una pregunta: ¿Cómo afectan las encuestas las elecciones? Bueno, si hablamos de las encuestas de opinión pública, que son cientos y cientos o tal vez miles durante una campaña presidencial, yo no creo que haga mucho; no creo que afecte, ni ayude. No tengo ninguna evidencia de que afecte, claro, y no estoy hablando de las entrevistas de salida, cuando se hace el anuncio; no. Estamos hablando de las encuestas básicas, pero parece que no hay problema; tal vez motive a la gente que vaya a votar, pero no


necesariamente parece que haga la diferencia para un partido que va llevando la delantera. Entonces, la gente que lleva la delantera, pues quiere que se sepa, ¿no?, y entonces realmente yo ¿cómo voy de tiempo?, no creo que afecte tanto. Aquí vemos a nuestro mandón. ¿Usted qué prefiere, la representación o la eficiencia a la hora de hacer una formación de gobierno? Mira, si esto significa que si prefiero el voto directo de la gente, en lugar de que alguien más tome la decisión, yo preferiría el voto de la gente. Yo se supone que soy una persona de elite, que doy clase en Oxford y que debería tener mucha confianza en la fe de la gente, pero yo confío en la gente. Eso es lo más claro que puedo expresarlo. Alguna iniciativa para estandarizar las estadísticas nacionales. Ah, qué pregunta tan interesante. Yo creo que no hay ninguna, en parte porque no existen figuras nacionales, ya que no hay cifras nacionales, no tenemos un cuerpo recolector nacional, entonces no sé, bueno, en teoría no hay nada que recopilar, a nivel nacional, ¿me explico? Sra. Cameron Quinn: Yo también quiero decir algo. Hay esfuerzos a nivel nacional para tratar de que haya más estadísticas estandarizadas. Hay una Comisión de Harvard que no es un cuerpo regulatorio, pero bueno, es una entidad que ha tomado este rol y se supone que lo están haciendo en conjunción con una consejería de representantes de todos los estados y territorios. El esfuerzo inicial no le fue muy bien, entonces hubieron muchos problemas y cómo conjuntar esta estadística, porque lo que pedían era que cada estado diera cifras, pero bueno, a ver si la siguiente ronda se mejora y en los próximos tres años tenemos mucho mejores estadísticas nacionales. Estaría genial. Sr. George Edwards: Yo tengo otra pregunta que también es muy buena, para terminar. ¿El sistema electoral de Estados Unidos es justo para los gobiernos, los ciudadanos, las instituciones? Esa es la gran pregunta, ¿no creen? Yo creo que la respuesta de Cameron es correcta. La mayor parte de las elecciones la mayor parte del tiempo sí funciona, el problema es qué hacemos cuando hubiera disputa, como lo que pasó en el 2000. Ahí sí se requiere mucha mejora, pero vaya, en términos generales, hemos elegido miles y miles de funcionarios a todos los niveles en Estados Unidos y de hecho los europeos se quedan impresionados de todas las elecciones que hacemos. Tenemos puestos para cualquier cosa; gente que no hace


nada, pero los elegimos. Entonces, estas elecciones por lo general son justas; se cuentan los votos correctamente, todo mundo puede defenderse. Entonces, yo creo que lo importante es que sĂ­, sĂ­ es justo, aunque requiere su refinamiento, su mejora. Sr. Jeffrey Weldon: MuchĂ­simas gracias a ustedes.


SEMINARIO INTERNACIONAL SOBRE INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA: EXPERIENCIAS ELECTORALES COMPARADAS 22 Y 23 DE MARZO DE 2006

Mesa 3. Casos Europeos: España y Alemania Moderadora: o Alejandra Latapí, IFE Ponencias: o Pablo Santolaya, Junta Central Electoral de España o José Ramón Montero, Universidad Autónoma de Madrid o Dieter Nohlen, Universidad de Heildelberg (El Dr. Nohlen no pudo asistir, por lo que su ponencia fue presentada por el Dr. Lorenzo Córdova, del IIJ-UNAM). Lic. Manuel Carrillo: Buenas tardes. Iniciamos nuestro siguiente segmento de este seminario internacional. Corresponde a la mesa número tres, los casos europeos: España y Alemania. Estará como moderadora la Consejera Alejandra Latapí. Ella es Licenciada en Comunicación, por la Universidad Iberoamericana, donde ha sido catedrática, ha impartido diversos cursos, conferencia y publicado artículos en distintos periódicos y revistas nacionales. Antes de ser designada Consejera Electoral, se desempeñó como enlace político del Consejo Coordinador Empresarial con la Cámara de Diputados. Se desempeñó como Coordinadora General de la Conferencia Permanente de Partidos políticos de América Latina y el Caribe. Asimismo fue asesora en la Secretaria del Trabajo y Previsión Social y del Director General de Administración Financiera de la Secretaría de Planeación y Evaluación del Departamento del Distrito Federal. Tomó posesión como Consejera Electoral del Instituto Federal Electoral el 3 de noviembre de 2003, y actualmente preside la Comisión de Relaciones Institucionales e Internacionales del Consejo General del IFE. Tiene la palabra. Consejera Electoral Luisa Alejandra Latapí: Gracias. Muy buenas tardes. Esta siempre es la hora más difícil, mantener la atención de nuestro auditorio después de la comida. Es un gran reto para los ponentes de esta mesa, en donde vamos a revisar los casos europeos: España y Alemania.


Tenemos aquí en la mesa al Doctor Pablo Santolaya, al Doctor José Ramón Montero, y debido a causas de salud, que le impidieron poder estar con nosotros, en lugar del Doctor Dieter Nöhlen, que hablaría del caso alemán, él solicitó que su ponencia fuera presentada por Lorenzo Córdova, quienes ustedes ya conocen. Les recuerdo a nuestros ponentes que cada uno cuenta con un máximo de 20 minutos y será mi obligación ser estricta en el tiempo, para poder pasar después a la sesión de preguntas y respuestas, que yo creo que enriquece siempre mucho. Sin mayores comentarios, para poder entrar al tema, solamente presentaría al primer expositor quien es el Doctor Pablo Santolaya, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Alcalá. Actualmente es vocal de la Junta Electoral Central de su país, del Reino de España, consultor de Naciones Unidas y del Consejo de Europa, y Presidente de España ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Ha sido, entre otras de sus actividades, letrado del Tribunal Constitucional y Director General de Procesos Electorales, Extranjería y Asilo en el Ministerio de Justicia e Interior, y de Asuntos Religiosos y Objeción de Conciencia en el Ministerio de Justicia. De sus múltiples publicaciones destacaría solamente el manual de procedimiento electoral, que va en su cuarta edición. Doctor, bienvenido. Buenas tardes. Dr. Pablo Santolaya: Muchas gracias por la presentación y por la invitación a este acto, que está siendo, por lo menos desde el punto de vista de asistencia del público absolutamente extraordinaria. Espero que el nivel de las ponencias sea lo más parecido posible al nivel de asistencia. Vamos a ver, el 11 de marzo de 2002 se produjo el mayor atentando terrorista de la historia de Europa, en Madrid. Tres días después se celebraron unas elecciones en unas circunstancias sociales, sociológicas absolutamente extraordinarias, y unas elecciones que además dieron unos resultados que no eran, en principio, los que las encuestas preveían. Elecciones, por tanto, en circunstancias extraordinarias. Elecciones que dan nos resultados que no son los previstos, pero al mismo tiempo unas elecciones que se desarrollan desde el punto de vista de los mecanismos institucionales con absoluta normalidad y con la prácticamente absoluta inexistencia de conflictos jurídicos. Fueron las elecciones socialmente más extraordinarias que ha conocido España, y al mismo tiempo y correlativamente las elecciones más pacíficas desde el punto de vista jurídico que se han desarrollado desde la transición política española desde la muerte de Franco. Hay un primer aspecto de estos hechos que les acabo de enunciar de lo que yo no me voy a ocupar, sino que se va a ocupar José Ramón Montero, que es ciertamente 2


muy interesante, que es el deber hasta qué punto los resultados, el atentado terrorista influyó en los resultados o si realmente fueron determinantes los resultados o por el contrario simplemente digamos que aceleró, radicalizó algunas líneas de tendencia de opinión pública que estaban ya patentes, y por otra parte ver si esto se produjo como consecuencia del atentado en sí o de la gestión informativa que realizó el gobierno del atentado ciertamente muy criticada. No voy a hablar de ninguno de estos dos temas, porque entiendo a lo que el punto central de la intervención de José Ramón Montero, que sabe muchísimo más que yo de estas cosas. Lo que yo voy a tratar de hacer es algo distinto, es tratar de explicar qué hay en los mecanismos electorales españoles, que permitió este resultado, es decir que se superara con absoluta normalidad jurídica una situación socialmente tan extraordinaria como la que vivió España en esos días. Para empezar decirles que efectivamente hubo una acción muy responsable por parte de las fuerzas políticas en la noche electoral, tanto por parte del gobierno, como por parte de la oposición. Los resultados electorales, de esto hablaremos después. En España son vertiginosos, las urnas se cierran a las 8 de la noche, y las 10 y media de la noche los resultados prácticamente definitivos en España, y esa misma noche, a las 10 y media se anunció la victoria del Partido Socialista, inesperada, y la derrota del partido popular, igualmente inesperada, con absoluta normalidad y con plena corrección por parte de todos los actores políticos en España sin que nadie pusiera en duda absolutamente nada, ni la más mínima, no hubo ni la más mínima protesta o queja o mal gesto en torno al funcionamiento de los mecanismos electorales. La pregunta es: ¿por qué, por qué esto fue posible? Pues en mi opinión y es muy discutible y muy valorativo lo que les voy a decir, pero en mi opinión eso es posible, en primer lugar, porque tenemos un sistema electoral que está absolutamente consolidado en España. El sistema electoral español, me refiero a sus elementos más importantes: el número de diputados, la fórmula Go, la proporcionalidad, los elementos realmente importantes de la normatividad electoral en España se elaboraron para una únicas elecciones, en principio, con un carácter absolutamente provisional en 1977 por una norma del gobierno como un decreto ley y han permanecido absolutamente invariables desde el 77 hasta la actualidad y son admitidas en su funcionamiento por todos los actores políticos. Nadie pone en discusión que los elementos centrales del sistema electoral son los adecuados. Cuando digo nadie pone en discusión, estoy saltándome una extensión importante, pero una única extensión. Tenemos un mecanismo electoral que en términos generales favorece a todos los partidos, excepto al tercer partido a nivel nacional. 3


El tercer partido a nivel nacional es en España normalmente el Partido de Izquierda Unida, el antiguo Partido Comunista y es quien es sistemáticamente perjudicado por nuestro sistema electoral. Pero todos los demás, tanto el Partido Popular como el Partido Socialista son beneficiarios de ese sistema electoral y lo han sido al mismo tiempo y sucesivamente. Por ejemplo en las últimas elecciones generales, a pesar de que ganó el Partido Socialista, en términos de beneficio electoral entre voto popular y escaños en el Congreso de los diputados, salió más favorecido el Partido Popular que el Partido Socialista. La diferencia entre voto popular y escaños fue para el Partido Popular de 4.47 y para el Partido Socialista de 4.42. En definitiva, cuando se producen los acontecimientos de marzo de hace dos años, el sistema electoral había producido sucesivamente victorias de la derecha, victorias de la izquierda, mayorías absolutas de la derecha, mayorías absolutas de la izquierda y por tanto ninguno de los dos principales interlocutores políticos lo discutían, simplemente porque todo, los dos se habían visto favorecidos sucesivamente, pero también simultáneamente por el sistema electoral. El sistema electoral estaba, por tanto, libre de toda duda. Si del sistema electoral pasamos al procedimiento electoral, es decir todas aquellas normas técnicas procedimentales que permiten la conversión de votos en escaños, pues la historia es más o menos la misma, el procedimiento electoral tiene alguna mayor complicación en España, pero había habido problemas en varias elecciones, pero en definitiva se había reformado la ley electoral en varias ocasiones y a partir de 1995 más o menos se crea una situación en el que el procedimiento electoral en España está absolutamente pacificado. Hay varias reformas a la ley electoral, reformas que son aprobadas prácticamente por la unanimidad de los partidos políticos y por tanto en 1995 desaparece la conflictividad jurídica en España, a partir de ese momento prácticamente no hay asuntos electorales ante el Tribunal constitucional, que es la última instancia en España en materia electoral, prácticamente desparece la conflictividad al menos en los dos momentos más importantes, que son la proclamación de candidatos y la proclamación de electos. Por ponerles sólo un ejemplo de lo que les estoy hablando, en las últimas elecciones, es decir en las elecciones de 2004 solamente llegó un asunto al Tribunal Constitucional, un asunto de una absoluta intrascendencia, un asunto que hacía alusión a un partido político muy pequeño al cual no se le había admitido la candidatura porque no la había presentado personalmente, sino por correo.

4


El Tribunal Constitucional le dio la razón, es partido pudo participar en las elecciones, obtuvo menos del uno por mil de los sufragios en esa circunscripción y ahí se acabó el asunto. 2004, el único pleito que llegó al Tribunal Constitucional en materia electoral es éste, ningún otro, ni materia de proclamación de candidatos, ni en materia de proclamación de electos. En resumen, cuando se hacen las elecciones de 2004 hay confianza no sólo en el sistema electoral, entendiendo por él los elementos más importantes de la normativa electoral, sino también en la cuestión procedimental. Nadie discute ninguna de las dos cosas. Como nadie discute, la administración electoral en España, y es el tercero de los elementos, y aquí me tengo que, me temo que tengo que ser un poco más detallado para explicarles el modelo de administración electoral que hay en España, que ciertamente no tiene nada que ver con el mexicano, absolutamente nada y por eso me van a permitir que sea un poco más, simplemente para exponerles las líneas fundamentales. Vamos a ver, si admitimos como diseño teórico, para empezar que cada país tiene su propio sistema, su propia organización electoral, es decir que no hay dos organizaciones electorales exactamente iguales en ningún país del mundo, y en segundo lugar, si me admiten que todas las administraciones electorales del mundo pueden situarse en una especie de escala de confianza o escala de desconfianza en el que la máxima confianza estaría representada por aquellos países que consideran que también cuando hay elecciones puede funcionar su ejecutivo ordinario y su poder judicial ordinario. Es decir que no hay por qué tocar el sistema de funcionamiento normal de la administración porque haya elecciones, y en el otro extremo de la escala de confianza o escala de desconfianza, como le quieran llamar, están aquellos países que dicen o que piensan, cuyo diseño es que en cuando está en juego el cambio en el poder, el sistema ordinario de separación de poderes no vale y hay que cambiarlo. Y ya no puede gestionar el procedimiento electoral el mismo que gestiona los bosques o las carreteras, porque no es lo mismo gestionar un proceso electoral que unos bosques, unas carreteras y que tampoco puede actuar como juez del proceso electoral el Poder Judicial Ordinaria, porque se cree que como lo que está en juego es el propio cambio en el poder, no reúne las suficientes condiciones de neutralidad para hacerlo. Entre estos dos puntos: Confianza total en las instituciones ordinarias, que podría ser, por ejemplo, el modelo alemán, o el punto en el otro extremo, que es el de crear instituciones específicamente electorales, tanto en el Ejecutivo como en el Poder Judicial, para gestionar las elecciones que, si no lo interpreto mal, podría ser, entre otros, el caso de México por razones históricas perfectamente comprensible y probablemente no hay mejor sistema para México que el mexicano. 5


Pues si estos son los dos extremos, el caso español, tengo que empezar por decirlo, es que es más bien un caso en el que la organización de las elecciones la hace el Gobierno, la hace el Ejecutivo, lo hace el Ministerio del Interior, tenemos a su Directora General con nosotros, lo hacen ellos, lo hace el gobierno y en general el control de las elecciones lo hace el Poder Judicial Ordinario. También el Tribunal Constitucional, el Poder Judicial Ordinario y por violación de derechos fundamentales el Tribunal Constitucional. Es decir que en general el funcionamiento de la separación de poderes en España no se altera porque se vayan a celebrar unas elecciones, prácticamente ninguno de sus puntos. Hay sin embargo dos elementos que son muy importantes tener en cuenta, que es lo que es propiamente la administración electoral. ¿Qué es propiamente la administración electoral? Pues por una parte las mesas electorales, y por otra parte, las juntas electorales. Las mesas electorales funcionan de manera absolutamente simple en España. Ser miembro de una mesa electoral es una obligación por sorteo entre todos los españoles mayores de edad que tengan una determinada formación mínima, prácticamente todos los españoles mayores de edad, y cualquiera puede ser miembro de una Mesa Electoral. De hecho prácticamente todos los españoles de una cierta edad, alguna vez, hemos sido miembros de una mesa electoral. En la mesa electoral no hay ninguna intervención de nadie más; es decir, no hay ningún delegado gubernativo en la mesa electoral; no hay ningún tipo de observación oficialmente organizada por nadie más; no hay ni ha habido nunca en España, lo cual es un elemento que convendría reflexionar el porqué observación internacional de los procesos, ni siquiera en las primeras elecciones que salimos de una dictadura de 40 años, a nadie se le ocurrió que había que organizar un sistema de observación electoral, como hay en muchos otros muchos países. Es decir, no hay prácticamente ninguna autoridad pública, salvo los ciudadanos que actúan como autoridad pública y están investidos de autoridad pública para todos los efectos, ciudadanos designados por sorteo para cada proceso electoral unos pocos días antes del proceso, lo cual convierte el sistema y así lo ha declarado el Tribunal Constitucional en alguna sentencia. Por ejemplo, en el 490, en prácticamente imposible; el fraude electoral organizado a ciertos niveles es prácticamente imposible en España, porque se funciona con ciudadanos elegidos por sorteo y es así con apoderados de los partidos políticos y todos los grandes partidos políticos mandan apoderados a cada mesa electoral, pero que se controlan entre ellos.

6


Quiero decir que es una especie de acumulación de control donde hay un apoderado del Partido Popular, pero hay un apoderado del Partido Socialista en toda mesa electoral que se precie en España y yo creo que no hay ninguna que no tenga por lo menos esos dos representantes y tres ciudadanos que no tienen nada que ver con ninguno de ellos y que se controlan con un elemento importante, que es que lo que se decida en la mesa es definitivo. Es decir, salvo que haya quejas sobre una determinada operación, las protestas son absolutamente preclusivas. Lo que no se discuta en la mes no va a volver a ser discutido jamás por nadie; lo que va en la mesa, lo que no se refleja en el acta de la mesa ahí se acabó. Solamente en el caso de que en el acta de la mesa algún apoderado de los partidos o alguno de los miembros oficiales de las mesas, los ciudadanos digan: Se ha producido tal problema, no se ha contabilizado, no se le ha dejado votar a este señor que tenía que haber votado, se ha contabilizado mal, etcétera, a partir de ahí se puede empezar una revisión. Pero si en la mesa no se refleja, ahí se acaba el asunto, ahí se acaba el tema. Después, el otro organismo electoral que tenemos son las juntas electorales. Las juntas electorales son en España una institución absolutamente temporal, salvo la Junta Electoral Central. Las juntas electorales empiezan a funcionar cuando se convocan las elecciones y terminan cuando se dan los resultados, y en España desde que se convocan unas elecciones hasta que se dan los resultados, pasan exactamente 54 días, ni uno más. Las juntas alargan su mandato desde la convocatoria de elecciones hasta que se dan oficialmente los resultados; algún día más, 60 días, pero después desaparecen. El único organismo permanente que hay en España es la Junta Electoral Central, en la cual yo soy vocal de la Junta Electoral Central en estos momentos, en España. ¿Qué es la Junta Electoral Central en España? Pues la Junta Electoral Central en España es fundamentalmente un organismo de arbitraje entre los contendientes electorales. Nada más. Bueno, y también es un organismo que trata de reforzar el control de la administración con ocasión de los procesos electorales, pero absolutamente nada más. Su función fundamental es resolver muy rápidamente, en tiempo hábil electoral, es decir, en cuestión de horas o de días, los problemas que surjan entre los contendientes electorales. Si los contendientes no plantean problemas, la Junta no interviene, no actúa. En teoría, es posible una intervención de oficio, pero la intervención de oficio es absolutamente extraordinaria. Normalmente la Junta no va a intervenir si no hay protesta por parte de los partidos políticos que están en esto.

7


¿Quién forma parte de la Junta?, que es otra curiosidad. Pues la Junta tiene un mal número, somos trece; ocho de ellos son jueces del Tribunal Supremo Español, elegidos por sorteo, cada cuatro años, con cada legislatura, absolutamente por sorteo y cinco catedráticos de universidad, designados por los grupos parlamentarios en el congreso de los diputados; aquí no hay sorteo, esta es una elección por un amplio consenso de grupos parlamentarios, después de pasar una audiencia parlamentaria sobre la idoneidad de las condiciones para el cargo y se elige a cinco catedráticos de universidad. Una cosa que llama mucho la atención y que tengo que decírselo, es la precariedad de medios de la Junta; es decir, los trece miembros de la Junta Electoral, para empezar, no tenemos un sueldo por ello, hay que decirlo. Tenemos que estar necesariamente en activo en nuestros puestos, para ser miembro de la Junta. Cuando he sido presentado, como ahora es catedrático de Derecho Constitucional, pero ahora está en la Junta Electoral no es verdad. Porque soy catedrático de Derecho Constitucional puedo estar en la Junta; si dejara de ser catedrático de Derecho Constitucional, tenía que dejar de estar en la Junta. Es decir, es necesariamente gente que tenemos otros quehaceres por entendernos, por los cuales cobramos. Nuestra actividad principal es que los ocho magistrados del Tribunal Supremo son ocho magistrados del Tribunal Supremo que están a lo suyo, y los cinco catedráticos de universidad, somos cinco catedráticos de distintas universidades, que estamos dando clases. Cobramos una dieta relativamente modesta, por asistencia a las sesiones de la Junta, absolutamente nada más, y el aparato administrativo de la Junta, lo decía esta mañana, es exactamente un funcionario y medio; uno y medio. Uno a tiempo total, que se llama María José, es el personal administrativo de la Junta Electoral Central en España, se llama María José, y medio, porque hay otro funcionario que trabaja media jornada. Este es el funcionamiento de la Junta. Sin embargo, es la máxima autoridad del proceso electoral en España. Lo es. Lo es y también quiero decir que, bueno, por supuesto las decisiones de la Junta son del orden administrativo, sus decisiones son siempre y en todo caso recurribles ante los Tribunales; lo que pasa es que las decisiones de los Tribunales llegan tarde y esto es muy importante que lo sepan. Es decir, las decisiones de la Junta son siempre recurribles, pero cuando intervienen los Tribunales normalmente ya es demasiado tarde, ya es demasiado tarde. Bueno, todo este sistema funcionó de manera absolutamente adecuada durante las elecciones, durante las últimas elecciones generales. Hubo una mayor participación electoral que nunca en España. Los ciudadanos, en primer lugar, respondieron; respondieron al atentado terrorista votando. Votó casi el 77 por ciento, si no recuerdo mal en estos momentos, los ciudadanos acudieron a las urnas. 8


Se constituyeron absolutamente en el momento oportuno, todas las mesas electorales por parte de los ciudadanos, no hubo el más mínimo incidente, todos los ciudadanos consideraron que aquel día era su obligación acudir a las juntas. No hubo prácticamente recurso alguno ante las juntas electorales. Las juntas electorales, curiosamente en estas elecciones, prácticamente no intervinieron, prácticamente no intervinieron y cuando intervinieron fue en asuntos puramente menores. Hay otro aspecto que hay muchas más cosas en la ponencia, pero estará colgada a partir de mañana y estoy dispuesto también a contestar a todo lo que quieran, hay otro aspecto del procedimiento electoral español que quiero contarles en dos minutos, que es cómo se difunden los datos en España, y aquí decirles que la ley electoral en España está repleta de una regulación muy detallista sobre cómo se proclaman los datos. Son las juntas electorales, acabando en la Junta Electoral Central, los que formalmente proclaman los resultados en España; sin embargo, esto es una pura formalidad jurídica, porque los resultados políticos, políticamente en España y socialmente en España, los da el Ministerio del Interior la misma noche de las elecciones, y esos son los resultados electorales en España, a todos los efectos. Hasta el año 1996, había una práctica que consistía en que el Ministerio del Interior no daba los datos electorales hasta que no estuvieran los resultados consolidados. Es decir, que el ciudadano se encontraba de repente con los resultados de las elecciones; la Junta Electoral Central validaba en qué momento se daban los resultados y se teorizaba diciendo que solamente se podía ofrecer a los ciudadanos una información lo suficientemente asentada como para que no hubiera cambios. Entonces se esperaba a que se hubiera recontado el 80, el 85, el 90 por ciento de los votos, y cuando salía el gobierno a dar la información, era una información absolutamente definitiva. En el año 96, y por un puro acuerdo entre los partidos políticos, no está reflejado en la ley, no está en ningún sitio, es un puro protocolo de actuación de los partidos políticos, se decidió que se iban abrir las urnas electorales. Desde el primer momento que según hubiera resultados electorales iban a conocer todos los ciudadanos españoles al mismo tiempo, los resultados que conociera la Junta, que conociera el propio gobierno, y en las elecciones de 2004. Así se hizo, de manera que cuando se abrieron se vio viendo desde el principio, se vio viendo públicamente que esa política de transparencia hacia que los resultados que daban una victoria sorprendente al Partido Socialista, se fueron consolidando desde el principio con el 20 por ciento de los votos escrutaba ganaba, pero con el 30, con el

9


30, con el 35, con el 40, con el 45 y fue una asunción gradual sumamente útil para pacificar la noche electoral. Yo creo que esta política de transparencia absoluta por parte de la Administración Estatal Española, no es ni siquiera de la Junta Electoral, porque fueron los partidos políticos y la Dirección General de Política Interior la que tomó la decisión de hacerlo así, contribuyó de manera sustancial a que esos resultados relativamente inesperados fueran siendo asumidos pacíficamente. En fin, hay otros muchos elementos en el mecanismo, pero yo creo que sobre todo participación y transparencia fueron las dos claves y aceptación de los mecanismos fueron las claves que hacen que unas elecciones desarrolladas en unas circunstancias absolutamente extraordinarias desde el punto de vista sociológico fueran jurídicamente y políticamente rigurosamente normalmente, es más excepcionalmente poco conflictivas. Muchas gracias, nada más. Consejera Electoral Luisa Alejandra Latapí: Muchas gracias, Doctor. Quiero comentarle y compartir con el auditorio que tuve el privilegio de ser invitada como parte de la misión que fuimos a conocer el proyecto piloto de voto por Internet, y digo el privilegio porque pude ser, compartir con ustedes el dolor, la indignación, pero también el ejemplo y la lección que se dio en ese momento de responsabilidad política y de cultura democrática en la defensa del sistema que ustedes mismos se dieron, el salir a las calles, las manifestaciones, y sobre todo que fue por la vía institucional con esta altísima y muye emotiva participación que tuvieron en ese proceso electoral. Gracias por su ponencia, donde además nos clarifica que no solamente tenemos diferencias en nuestros propios sistemas electorales, sino también tenemos numerosas coincidencias entre México y España. Me quedan algunas preguntas, pero en el momento del diálogo presentaré la mía también. Ahora quiero compartir con ustedes la experiencia del Doctor José Ramón Montero, quien es Doctor en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela, y ha sido profesor de las universidades de Granada, Santiago, Zaragoza, Cádiz y Complutense de Madrid. Asimismo ha sido profesor visitante en la Universidad de Harvard, en California, en Berkley, en Ohio, y Secretario y Decano en la Facultad de Derecho de la Universidad de Cádiz, así como Subdirector General del Centro de Investigaciones Sociológicas. Ha formado y forma parte de numerosas asociaciones, fundaciones, fue gestor del Programa de Estudios Sociales y Económicos de la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología entre muchos otros cargos, y publicado numerosos trabajos sobre cultura política, comportamiento electoral y partidos políticos, en los que destacaría el control parlamentario, la crisis y cambio electores y partidos en la 10


España de los años 80, la reforma del régimen electoral, elecciones autonómicas en Aragón, en fin una larga lista que nos revela su experiencia en la materia. Actualmente el Doctor Montero es catedrático de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Madrid, y profesor de Ciencia Política en el Centro de Estudios Avanzados en Ciencias Sociales del Instituto Juan March. Bienvenido, Doctor. Dr. José Ramón Montero: Muchas, Alejandra, y también un minuto para agradecer naturalmente al IFE, al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, la invitación, la organización de este seminario, la invitación de estar aquí, porque me da la oportunidad de discutir un tema que es, creo, interesante. De hacerlo con colegas de primera categoría, y además de volver a México y de encontrarme curiosamente en este IFE, de encontrarme antiguos alumnos de la Autónoma. El 80 por ciento de mis alumnos de Doctorado son mexicanos, y con lo cual estoy casi en casa con ustedes, y encontrar ya a algunos de ellos trabajando aquí como asesores o como investigadores. Alejandra hablaba de la hora mala. Efectivamente, Pablo ha conseguido no dormirles, excepto una persona que ha pedido ya una manta y una almohada que está por ahí pasándolo. Entonces voy a intentar también esta hora malísima de la siesta a no dormirles. Si yo fuera Franz Joseph Hyden, un músico alemán austriaco del Siglo XVIII que tiene una sinfonía, no sé si alguno la recuerda, que se llama La Sorpresa porque comienza muy suavecito, suavecito y luego cuando dos o tres minutos sonaba ahí todo tipo de timbales, tambores, trompetas, etcétera. No voy a hacer eso, no despierten a su amigo, no le vayan a asustar. Mi trabajo, eso lo hago con Ignacio Lago y es un intento, un compañero de la Universidad de Barcelona y un intento como comentaré también la ponencia, ésta se va a colgar mañana y hay muchos cuadros y muchas tablas, etcétera, que voy a pasar ahora de ellos, voy a prescindir de ellos para quedar en alguna cuestión más sustantiva y que coloque el caso español en perspectiva comparada, que es lo que me interesa. Es un intento, como decía Pablo, efectivamente de examinar qué ocurrió del 11 de marzo, día de los atentados, al 14 de marzo día de las elecciones; porque se trata efectivamente, como comentaba Pablo, de unas elecciones que comenzaron muy competidas, pero luego el resultado fue que ganó el partido socialista por bastante, y ahora comentaremos la diferencia, y que comenzó teniendo consenso en el resultado, pero que ese consenso se perdió enseguida. Les pongo un ejemplo. Hace unos días se ha celebrado el segundo aniversario de las elecciones y el principal partido de la oposición, en estos dos años, ha cuestionado 11


radical, total y cotidianamente el resultado de esas elecciones. En un acto que organizó el principal partido de la oposición se preguntaba quién ha sido el que puso las bombas del 11 marzo. Da la casualidad que ese día 11 de marzo los que pusieron las bombas están detenidos a espera de juicio y son todos ellos miembros del grupo terrorista Al Qaeda y miembros terroristas islamistas. Pero sin embargo ese partido de la oposición viene a decir en un acto público que reunió a todos sus principales líderes, etcétera, que querían saber quién era el autor intelectual de los atentados y con base en una cuestión que la mala literatura policíaca que se llama Quiet Prodets. ¿A quién le beneficia los atentados? ¿Cómo? Aparentemente le beneficia al Partido Socialista, entonces a ex homo, como decían también, he aquí naturalmente al culpable. Esto es un poco paranoico desde un punto de vista de psicología barata, porque lo que prensa diga del Partido Popular está montando, es que al parecer parte de los servicios secretos españoles, más algunos miembros de ETA, más algún antiguo afiliado del Partido Socialista fueron los que montaron una conspiración para convencer a unos pobres desgraciados, los de Al Qaeda para que pusieran una bomba en el tren, no exagero nada tampoco. De todos modos las elecciones son algo más, esas elecciones, porque si a juzgar por lo que se ha dicho de las elecciones españolas, da la impresión de que hay algunas preguntas importantes que contestar. Las preguntas serían las siguientes y cito literalmente algunas de las cosas que he podido leer en medio de comunicación, sobre todo norteamericanos y algunos españoles. ¿Las elecciones españolas fueron aquellas donde, cito literalmente, un grupo de cobardes abandonó al gobierno del PP tras el ataque terrorista más grave de Europa? ¿Las elecciones fueron aquellas donde los españoles cobardes establecieron un peligroso precedente por medio del cual el terrorismo puede quitar y poner gobiernos? Una tercera pregunta. ¿Hasta qué punto pues ha habido irresponsabilidad, cobardía de los votantes españoles al ceder al chantaje del terrorismo en ves de enfrentarse valientemente a él? Lo que han hechos los españoles terminaba Final Times, es votar de rodillas. Bueno, ¿en realidad es así? ¿Qué pasó? Lo que pasó es, lo quiero subrayar en estos cuatro, cinco puntos, vamos a ver rápidamente los resultados de 2004 en perspectiva comparada española, vamos a ver algunos hechos relacionados con el terrorismo, voy a plantear algunas 12


cuestiones, voy a dar algunas respuestas tentativas y algunas implicaciones para la teoría de la democracia, que es lo que creo que a todos nos interesa. Con respecto al resultado de 2004. Efectivamente las elecciones españolas del año 2004 no fueron las más competidas. Ahí he señalado algunas que fueron particularmente competidas, como por ejemplo la de 1996 donde solamente pesó IPP, se diferenciaron por 290 votos y ganó el Partido Popular, 290 mil votos sobre un total de 40 millones de españoles y unos 30 y tantos millones de electorales. En cambio la siguiente en el año 2000 fue la mínima competitividad porque el PP ganó por mayoría absoluta y como ven abordó una diferencia de 2 millones y pico de votos, 2 millones y medio. En cambio en el año 2004 fueron una sorpresa porque decían los miembros del Partido Popular, pero sin embargo las terminó ganando el partido socialista por un millón 200 mil votos y cinco puntos de diferencia. Ahí está el planteamiento, lo único que cambia en las elecciones normales es el terrorismo, el atentado terrible terrorista y entonces lógicamente la causa del comportamiento electoral es el atentado terrorista. Lo que me interesa destacar es si esto es cierto o no. Una mínima cronología: El jueves 11 de marzo, si se puede ver algo, si no se los digo así, muy por encima, efectivamente a primera hora de la mañana 191 personas que iban a su trabajo en los trenes, en unos trenes, fueron asesinados por una serie de bombas. Enseguida salió una pregunta: ¿Quién ha sido? Y había dos cálculos de respuestas. Para el gobierno, que enseguida comenzó también a destinar respuestas en todos los ámbitos señalando que había sido ETA, lo que trataban era que si señalaban que había sido ETA había una serie de aspectotes menores importantes, pero internos, pero lo más fundamental era que podían pensar que todo el mundo se hubiera puesto detrás del gobierno, apoyando al gobierno, como había ocurrido así desde hace 25 años, porque ETA lleva matando desde hace 30, veintitantos años, 27 años. En cambio si hubieran sido grupos de Al Qaeda, como había una evidencia no conclusiva entonces, algunos podían relacionar la participación española en la Guerra de Iraq junto con Estados Unidos y el Reino Unido, con el atentado, y entonces eso no querían naturalmente que se planteara y apostó el gobierno porque la autoría había sido ETA. El viernes se celebraron en todas las ciudades españolas demostraciones masivas, con estos gritos de nuevo. ¿Quién ha sido? El sábado, el día de la elección, Mariano Rajón, el Candidato del Partido Popular, rompiendo una tradición de que ese día, por ser día de la reflexión no se habla de política ni se hace propaganda, lo hizo y además 13


señaló que él creía que había sido ETA, y el domingo 14 se votó con total normalidad, 2 millones y pico de más de votos, de asistentes a las urnas, ganó el partido socialista. Salen entonces tres preguntas. El terrorismo, el acto terrorista es lo que se llama un acontecimiento inesperado por lo menos. Los hay en algunas elecciones. En el año 1980, dos días antes de que se celebrarán las elecciones en Estados Unidos, no sabe cómo ni quién, pero posiblemente nuestro experto en asuntos presidenciales lo pueda conocer, pero los líderes de Irán que habían retenido a los rehenes norteamericanos, hicieron una especie de pacto, acuerdo, declaración por medio del cual decían que si salía electo Ronald Regan, iba a poder tener un resultado positivo el secuestro de los rehenes norteamericanos que estaban martirizando a Jimmy Carter. Naturalmente ganó Ronald Regan; no pasó nada. En el año 2002, en Holanda, Pin Fortwin, un político xenófobo y muy extraño, muy particular, fue asesinado dos semanas antes de las elecciones. Un partido prácticamente inexistente pasó de cero diputados a 26 diputados y pasó a un veintitantos por ciento de votos, justamente como consecuencia del asesinato. En España ha habido muchos muertos en asesinatos de ETA durante campañas electorales. El propio Presidente del Tribunal Constitucional fue asesinado en una de ellas y no pasó aparentemente nada. ¿Qué ocurre entonces cuando hay 200 muertos, 191? Entonces se producen algunas preguntas. Primero, ¿en qué medida el terrorismo modifica las preferencias electorales de los ciudadanos? No sabemos nada, porque es la primera vez que se produce en escala tan masiva. Los ciudadanos que tienen preferencias electorales las abandonan y pasan entonces a un comportamiento que no se sabe exactamente cuál es a priori, naturalmente, porque no se sabe. Segunda pregunta: ¿Cuáles son las consecuencias electorales adicionales del terrorismo? Aparentemente hasta ahora todo el mundo habla de que tienen que ser forzosamente la de presing over líder, todo mundo detrás del comandante en jefe, porque es nuestro líder, o raling oranl de flag, somos americanos, españoles, etcétera, y es cierto no puede haber atentados terroristas donde los ciudadanos decidan castigar ministros o presidentes incompetentes o que han llevado a cabo alguna relación-causa-efecto. Tercera pregunta: ¿Y qué ocurre con los lucers, con los perdedores, con el partido en el gobierno que deja de estar, como consecuencia de estas elecciones? Pensaban que iban a ganar y por ese acontecimiento inesperado pierden. Bueno, lo que pueda ocurrir es que como quienes pensaban que iban a ganar y pierden, culpan a ese acontecimiento de lo que les ha ocurrido, lo califican como la principal causa y

14


entonces lo que hacen además es culpar a los votantes que no votaron como ellos pensaban que deberían de haberlo hecho. Cuatro respuestas tentativas, por favor. Bueno, ha habido muchas respuestas sobre estas preguntas. En los medios conservadores españoles, algunos norteamericanos y por parte de los círculos del Partido Popular se ha dicho que los votantes son seres, como consecuencia del terrorismo, emocionales, por lo tanto, irracionales, cuando no manipulados, finalmente cobardes. Se ha hablado de un voto de entrega, de rendición ante el terrorismo, de ese voto de rodillas, que antes decía, y estamos ahora últimamente en España, al menos, con la teoría de la conspiración, que es mucho más entretenida, si no fuera dañina para muchas personas. Por nuestra parte, por mi parte, me gustaría darle seis brochazos, como hacen los impresionistas, que se puede ver algo de lo que quiero señalar rápidamente sobre estas cuestiones. El punto de partida, el primero, es que efectivamente los dos partidos llegaron a las elecciones en una especie de empate técnico, de acuerdo con las encuestas, por eso las elecciones eran tan competidas, porque el empate técnico en encuesta significa que con el margen de error cualquiera podía ganar; más menos dos o más menos tres significaba que como prácticamente estaban iguales en porcentaje de votos las encuestas, se le suma a uno dos, se le baja a otro dos, etcétera, y cualquier podía ganar, por poca diferencia, pero cualquiera de los dos. En segundo lugar, lo que ocurrió es que los atentados reforzaron esta dinámica, y de acuerdo con los datos de encuestas que hicimos después de las elecciones, encuestas post-electorales, los datos que a nosotros nos salen que son los que salen también en otro estudio parecido, el seis por ciento se movilizó como consecuencia de los ataques. Pensaba que no iba a votar, pero después del ataque decidió ir a votar, movilización electoral. Alrededor de un seis por ciento decidió su voto después de los ataques; no sabemos qué pensaba antes, pero lo decidió, y el 5 por ciento cambió su voto; sólo el 5 por ciento dice que lo cambió. Por si no hubiera quedado claro; yo sé que para ustedes sí, pero en fin, hay otros que no. El 95 por ciento decidió seguir votando como había pensado hacerlo. En cualquier caso, ¿quiénes se movilizaron, quiénes cambiaron el voto?, etcétera. En cualquier caso, todos estos, la mayoría de ellos, decidieron votar al PSOE, es decir, que el Partido Socialista, desde este punto de vista, recuperó una parte importante de votantes o canalizó hacia él una parte importante de votantes. ¿Por qué? Y es, me parece, lo que viene en la pantalla, lo que está en la pantalla.

15


Primero, por lo que en la jerga se llama blaming, es decir, responsabilizar al partido de algo; no se responsabiliza de los atentados, sino que los atentados eran consecuencia de la política exterior del gobierno de PP en Iraq, junto con Estados Unidos y el Reino Unido, que además hacía contra el 89 por ciento de la opinión pública. Perdonen; han oído bien, 89 por ciento de los españoles estaban en contra de la guerra de Iraq; incluso el 30 por ciento de los votantes del PP pensaban que no había valido la pena, que había sido un desastre, que había cuestionado más problemas que los que había arreglado, etcétera, por lo cual, entonces, aquí tenemos un motivo bastante importante. Claro, aquí también surge una pregunta, que la dejo planteada al lado, ¿por qué los españoles decidieron castigar, como ahora comentaré, al gobierno del PP, con respecto a la guerra de Iraq, y no habían castigado nunca antes a ningún gobierno con respecto a ETA? Porque, la respuesta, una píldora, es que frente a lo que dice George W. Bush, frente a lo que dice José María Aznar y tantos otros, para los ciudadanos no todos los terrorismos son iguales. Todos son, no quiero entrar aquí, porque se me va el tiempo, pero no todos los terrorismos son iguales. Segundo aspecto. Cuando un gobierno se encuentra con que tiene enfrente a gente que le hace blaming, lo que tiene que hacer es un management del blaming, para evitar decir no fui yo, fue la circunstancia de los astros, o fue que un loco pasó por ahí o fue lo que sea. Naturalmente, lo que hizo el gobierno, terminó por convencer a todo el mundo que efectivamente había sido Al-Qaeda, que no había sido ETA y lo hizo Al-Qaeda, naturalmente; no lo que hizo el gobierno, si no luego resulta que además el sábado, mientras el gobierno y su candidato decían que había sido ETA, resultaron que salieron pruebas indiciarias, pero enormemente evidentes, de que había sido posiblemente, como luego se comprobó en seguida, Al-Qaeda. Con lo cual, entonces, la gestión de la información del gobierno fue desastrosa. Manipuló, posiblemente mintió, y en cualquier caso, se negó, utilizó cálculos en un ambiente extraordinariamente emotivo, bastante discutible, para decir lo menos, sobre su asunción de responsabilidades. En tercer lugar, lo que ocurre es que los españoles se encuentran, entonces, con un gobierno no representativo; un gobierno es representativo de acuerdo con cierta teoría, cuando se ajusta más o menos a las preferencias de los ciudadanos. El gobierno hace lo que quieren los ciudadanos. El gobierno hace lo que quieren los 16


ciudadanos, y si el gobierno no hace lo que quieren los ciudadanos, porque los ciudadanos no saben o no ven lo que quiere el gobierno, no contemplan todo el escenario, el marco, etcétera. El gobierno da pruebas, signos evidencias que resulta que son razonablemente ciertos. Pero un gobierno no puede decir que va a invadir Iraq sobre las armas de destrucción masiva y luego resulta que no había arma de destrucción masiva, y si lo dice, naturalmente resulta que es doblemente no representativo. Resulta, cuarto lugar, que es un gobierno no responsivo, esa es otra palabra que utilizamos en la ciencia política. No responsivo, no responsible, responsibe, significa que a lo largo de la legislatura anterior, donde el partido del gobierno tenía mayoría absoluta, todas y cada una de sus políticas, excepto la de economía eran valoradas cuatro años después de forma negativa. Todas y cada una de su política excepto las de economía, luego por tanto no era un gobierno tampoco response. Luego además ese gobierno había practicado un estilo que es un término que a mí no me gusta, pero para entender un estilo de gobernar caracterizado por ir contra la opinión pública, por no aceptar responsabilidades. Si hay responsabilidad de por ocultar los hechos, y si no puede ocultar los hechos por negar que se habían producido. Es decir, no era transparente, y además finalmente si le faltaba algo descalificaba continuamente y en un ambiente de bronca permanente a todas las personas que pensaban de forma distinta a él. Perdonen, hago un paréntesis no estoy, es decir estoy haciendo una descripción, no estoy haciendo una apología contraria o una crítica radical partidista de una forma de gobernar que llamaba la atención, seguramente hoy llamó la atención a muchos de los propios seguidores. En definitiva lo que vino a ocurrir es otra palabra, que los españoles sancionaron la accountability del gobierno. Le pidieron responsabilidades y lo sancionaron negativamente, le castigaron, y eso entonces lo demostramos en una serie de datos cuantitativos con la encuesta mediante un análisis, ya para aquellos que se sean de Ciencia Política contrafáctico, donde planteamos qué hubiera ocurrido si no hubiera habido atentado, si no hubiera habido manipulación del gobierno o no hubiera habido las dos cosas. ¿Qué hubiera ocurrido con el comportamiento de los españoles? Lo que hubiera ocurrido, esto vale lo que vale, pero tampoco me puedo detener en ello, aunque voy terminando. Vale lo que vale, pero lo que hubiera ocurrido es que prácticamente los dos partidos volvían a estar empatados, justamente como al principio. Última cuestión, los perdedores, los luces. Desde entonces como decía, han comenzado, después de reconocer, como ha dicho Pablo, después de reconocer que 17


efectivamente se había perdido las elecciones y que Zapatero, Rodríguez Zapatero lo había ganado, pero al cabo de pocos meses comenzaron una estrategia de deslegitimación de los votantes, de los resultados, de los gobiernos, del gobierno socialista y de sus políticas, y además comenzaron algo que no se había hecho en 25 años de democracia en España, que es la utilización del terrorismo como arma apolítica electoral. Es decir, para poner un ejemplo, echar la culpa al gobierno de que a un pobre ciudadano le maten. Rentabilizar la violencia y más cosas. Con lo cual entonces esto tiene algunas serie de implicaciones. Desde el punto de vista del comportamiento electoral, la primera es que creo que en virtud de lo que ocurre en el caso español, creo que se podría generalizar de forma también inductiva que cuando ocurren acontecimientos inesperados, las consecuencias electorales dependen, primero, del tipo de acontecimientos. Segundo, del contexto, sobre todo el institucional, y sobre todo de los líderes políticos que pueden manipularlos, activarlas, desactivarlas, pactar o no pactar con respecto a esas consecuencias. Pero claro, lo que yo creo que está claro en el caso español, y me imagino que en muchos otros, es que los votantes españoles, como los de cualquier otro sitio no son tabla rasa, no están abiertos a que cuando ocurre una consecuencia de un acontecimiento inesperado, en pocos días o minutos su preferencia desaparece y están a manos de cualquiera que pase por ahí. En segundo lugar, para la teoría democrática, me parece que frente a una de las afirmaciones que se suelen oír en la Ciencia Política, me parece que los votantes no siempre están ciegos cuando se hace juicios retrospectivos. Ya saben que la teoría de la democracia los juicios retrospectivos es como el votante pude votar en función de cómo le parece que lo ha hecho el gobierno o la oposición, pero sobre todo el gobierno. Lo ha hecho bien, entonces puedo estar inclinado a votar. Lo ha hecho mal, naturalmente busco una alternativa. Bueno, pues hay muchos análisis donde se señala que esos juicios retrospectivos suelen ser ciegos, que el votante no une la gestión con su comportamiento y entonces hay un estudio muy interesante de estos dos que están aquí citados, a Ashin y Bartels donde, un minuto, Alejandra, donde señalan que los votantes castigan al gobierno. En Estados Unidos por ejemplo por si hay gripe o si hay sequía o si hay inundaciones o si la playa del Tiburón, recuerdan, recordar la película de Tiburón de Steven Spilberg, bueno, pues el pobre alcalde aquel que se le destroza en la playa, le castigaron los electores como culpable de que apareciera el tiburón, etcétera, le podían haber dado algún paréntesis por el dinero que vino para la isla y la famosa que se hicieron. Pero en fin, no.

18


Segundo. Los perdedores. Según también se dice, Achgoski por ejemplo dice los perdedores tienen solamente dos opciones: o aceptan completamente los resultados o los rechazan frontalmente. Bueno, depende o no, porque aquí lo que ocurrió en el caso español es que aparentemente los aceptaron, pero al día siguiente, por decirlo retóricamente comenzaron y terminó con una deslegitimación como antes decía, irresponsable y que socava los fundamentos de algo tan importante en las democracias representativas como es justamente las elecciones. Además lo que es peor de todo insultaron a los españoles, porque pensaban que eran tontos. Pero un politólogo de los años 60 Valdimer Oki dice que, en un prólogo de un libreo muy interesante dice: los votantes no son idiotas, y añado que efectivamente pueden ser miopes, pero desde luego ciegos tampoco. Pueden ser, la memoria la puedan tener relativamente frágil y los que ya tenemos cierta edad pues también, pero desde luego amnésicos tampoco. En suma, el caso español demuestra cómo se ha ejercido electoralmente la rendición de cuentas y el castigo en este caso a un gobierno cuyas políticas eran valoradas negativamente, que habían destruido reiteradamente las preferencias de los españoles en manifestaciones, por ejemplo, donde para que no hubiera duda, se reunieron millones de personas y que encima había tratado de eludir responsabilidades. Es cierto que el voto no es siempre un buen sistema para el ejercicio de la rendición de cuentas, las contability y que a veces se cometen errores, etcétera. Pero como consecuencia de los atentados los ciudadanos vieron como una especie de negro sobre blanco, de letras resaltadas aquello que justamente había ocurrido durante toda la legislatura. Por lo tanto el voto se convirtió aquí sí en un instrumento decisivo para que los ciudadanos controlen al gobierno y aunque los ciudadanos españoles fuimos ese día todos absolutamente penosos, cuando lo pienso me emociono, fuimos a castigar al gobierno y eso siempre es una buena noticia. Gracias. Consejera Electoral Luisa Alejandra Latapí: Gracias, Doctor. Creo que cuando estamos viendo fenómenos al parecer mundiales o tendencias que se repiten en muchos países con democracias liberales como las que compartimos en la creación y desvanecimiento vertiginoso de mitos y las realidades, va poniendo en entredicho la construcción de esos mitos, los va superando. Pero también lo que vemos en la construcción de los mitos en ocasiones es, o el manejo o el antimanejo o la manipulación de las propias percepciones por parte, en muchas ocasiones, de los actores políticos ya sea como una reacción inmediata de la realidad o como parte de sus propias estrategias, que me parece que es uno de los 19


grandes temas dentro de los retos, de las actuales democracias que habría que reflexionar muy a fondo. Muchas gracias por compartir sus conocimientos en esta materia. Le pediría entonces a Lorenzo Córdova que nos presentara la ponencia el Doctor Dieter Nöhlen quien actual, el Doctor Nöhlen es actualmente catedrático de ciencia política de la Universidad de Hydeberg y director del Hydeberg Center para América Latina; él de formación estudió ciencia política, historia y filología romana en Polonia, Monte Pellié y Hydeberg y hay sido, bueno, ha participado con nosotros en el IFE en numerosos eventos y es uno de los expertos en materia electoral reconocidos a nivel mundial. Lorenzo, Gracias. Dr. Lorenzo Córdova: Alejandra, muchísimas gracias. Antes que nada me apena estar, dobletear como se dice en esta mesa, además el mismo día. Habría sido menos gravoso de mi parte estar el día de mañana, pero desgraciadamente lo hago por una desafortunada situación de salud del profesor Nöhlen a quien literalmente le prohibieron, por una cuestión de presión arterial, viajar a la ciudad de México so pena de eventuales consecuencias de salud. Sin embargo el profesor Nöhlen me ha hecho llegar una ponencia, es una ponencia un poco larga. Me he tromado para una, para respetar en el mismo sentido de lo que ya lo habían anticipado los colegas españoles, no abusar de ustedes, no abusar de la hora y no abusar de la, diría, de la somnolienta hora o soporífera hora y menos todavía a pesar de que el caso alemán es un caso interesante. Me he tomado la libertad de hacer algunos recortes para, en obviedad de tiempo. Empezaría diciendo, y es la introducción que hace el profesor Nöhlen, que el caso alemán es un caso digamos particular dentro de los que se contemplan en este seminario, porque es un caso de elecciones competidas que, en todo caso, encuentra resolución o solución no tanto por las vías institucionales o a través de la actuación de los órganos institucionales, sino más bien por la vía de los consensos y de la responsabilidad política de los partidos involucrados en un contexto de elecciones verdaderamente cerradas. A la hora de la interpretación de los resultados electorales en la noche del día de la jornada electoral, es raro encontrar en Alemania un partido que asuma abiertamente su derrota. Sus representantes manejan bien el arte de interpretar el veredicto popular de forma benigna para la votación conseguida por sus respectivos partidos, de modo que cualquier resultado parece favorable. La técnica consiste en buscar el punto de referencia que haga parecer el voto actual como superior al valor en comparación. El punto de referencia en este sentido puede ser el resultado de la elección anterior al mismo órgano, es resultado de una elección anterior en un estado miembro de la 20


Federación o de una serie de elecciones locales previas; las expectativas generadas con base en encuestas o a los pronósticos de esta u otra agencia encuestadora. En fin, los representantes partidistas comparan los resultados siempre con el punto de referencia, que sirve más para poder apreciar el éxito del voto actual. Dentro de esa tendencia general, tradicional, de embellecer el resultado electoral obtenido, que puede parecer comprensible, destaca la última elección al Bundestak, a la Cámara, al Parlamento, a la Cámara Baja del Parlamento, porque primera vez se llegó a interpretaciones de tal manera controvertidas que efectivamente se ponía en duda quién realmente había ganado las elecciones, y a partir de esas interpretaciones controvertidas se sacaban diferentes conclusiones acerca de quién iba ser llamado a formar el nuevo gobierno alemán. De verdad las elecciones del 18 de septiembre de 2005 han sido peculiares por varios motivos. Primero, porque estas elecciones fueron adelantadas un año al término constitucional de la legislatura. La disolución prematura del Bundestak fue muy controvertida y su proceso, que involucraba al gobierno de coalición, al Parlamento, al Presidente Federal y al Tribunal Constitucional Federal, finalmente fue considerado como conforme a la Constitución por una decisión de este Tribunal. Segundo. Por primera vez desde 1953, desde hacía más de medio siglo, ninguna de las coaliciones en competencia, en esta ocasión la Socialista Verde y la Democristiana Liberal, concibió una mayoría absoluta en el Parlamento, debido a la reaparición de un partido, el Partido Neocomunista, sin perspectiva, que no tenía la perspectiva de apoyar alguna de las tendencias electorales mayoritarias. En otros términos, ni los partidos de gobierno recibieron el apoyo electoral necesario para poder seguir gobernando ni los partidos de oposición, que querían sustituirles en el gobierno, recibieron el suficiente apoyo para provocar el relevo. Se daba la situación que los primeros habían perdido el gobierno y los segundos no lo habían ganado. Tercero. La diferencia entre los negro-amarillos, es decir, la coalición de la Democracia Cristiana y de los Liberales, y rojiverdes, aquella compuesta por la Socialdemocracia y los verdes, era mínima, de un solo punto porcentual en votación y de tres escaños en el Parlamento a favor de los partidos de la oposición. Dentro de este esquema y frente a la ligera mayoría negro-amarilla, la Socialdemocracia, partido en el gobierno, pretendía ser la fuerza mayoritaria, pues insistía que la Democracia Cristiana y los Socialcristianos de Baviera, que formaban una fracción o bancada común, fueran considerados como dos partidos distintos, y en consecuencia, con votaciones diferenciadas. Visto el resultado electoral con esta

21


diferenciación en mente, la Socialdemocracia era efectivamente el partido más votado. Cuarto. En las elecciones a los parlamentos locales previas, los partidos de la coalición gobernante habían perdido votos continuamente. De esta manera, apenas cuatro semanas antes de las elecciones los pronósticos electorales daban a la Democracia Cristiana una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre el partido en el gobierno. Esta evolución de las preferencias que se manifestó en el resultado final, iba a producir la sensación de que en realidad la democracia cristiana había perdido en votación, frente a las expectativas generadas y frente a este mismo punto de referencia la Socialdemocracia había ganado. Es decir, había habido un repunte espectacular en las cuatro semanas previas de la elección en el partido en el gobierno, que había sido anteriormente desaventajado en las encuestas que se realizaban. Esta interpretación fue la que hizo suya el propio Canciller Schoerer, y fundamentó en ella su aspiración de seguir gobernando. Interpretaba el resultado electoral como un voto anti-Merkel, la candidata democristiana liberal que, por lo demás, no le igualaba en valoración político personal en las encuestas. Efectivamente, en la campaña electoral fue Schoerer quien recuperó muchos votos para la Socialdemocracia. Aunque esto lo logró no por sus ofertas programáticas, sino más bien debido a que en su campaña difundió temor frente a los efectos que, para individuos y grupos sociales, podían tener las políticas de reformas estructurales que la señora Merkel tuvo la audacia de anunciar antes de las elecciones. La estrategia y las campañas electorales de los grandes partidos llevaron, pues, a un resultado electoral estrecho. En lo que sigue, quiero restringirme a dos aspectos de mayor interés para los constitucionalistas e interesados en el tema de la gobernabilidad democrática. Primero, al inicio del proceso, la disolución del Parlamento, y segundo, el desenlace final del resultado electoral, estrecho y controvertido, que se tradujo en la formación de un gobierno de gran coalición. Un par de meses antes de las elecciones, el Presidente del Partido Socialdemócrata anunció que el canciller Schoerer trataría de disolver el Bundestaak para quebrar el estancamiento entre su gobierno y la mayoría opuesta en la cámara federal, el bunderrat que bloqueaba su política. La Constitución alemana, sin embargo, no conoce el derecho de autodisolución, ni el derecho del canciller de disolver el Parlamento, de modo que, desde un principio, la maniobra para lograr la disolución de éste, tenía que ser difícil y controvertida, desde los puntos de vista constitucionales y democráticos. En efecto, la única salida posible 22


era aquella según la cual mediante una interpretación se planteaba la disolución del Parlamento por la falta de confianza de la mayoría parlamentaria, en relación con el gobierno. Schoerer tenía que demostrar, entonces, que no disponía de la suficiente y continua mayoría parlamentaria para poder seguir gobernando; el problema es que para lograrlo su propio partido tenía que negarle la confianza; algo ficticio, dado que de verdad el canciller siguió contando, en los hechos, con la confianza de su partido. Es decir, nunca había perdido esa confianza, pero la maniobra utilizada para poder anticipar las elecciones constituía en aparentar que su partido le había perdido confianza. Se trataba, por otro lado, de un recurso ya utilizado en 1983 por Helmut Kol, que había utilizado este mecanismo para legitimar, a través de elecciones populares, su ascenso al poder. En esa ocasión, en 1983, aquel intento de Kol había sido validado por el Tribunal Constitucional Federal. Hoy, en esta ocasión, Schoerer intentó justificar la disolución de Parlamento y anticipar las elecciones, exactamente reproduciendo los mismos argumentos que, en su momento, había presentado Kol. Aunque la disolución era constitucional y políticamente muy controvertida, el Tribunal Constitucional Federal resolvió finalmente dar la razón a Schoerer y validar la disolución del Parlamento y la anticipación de las elecciones. En términos generales, se puede constatar que todos los órganos constitucionales actuaron conforme a la voluntad del canciller de llamar a elecciones, para que el electorado tomara una decisión sobre el futuro de gobierno y la continuidad o no de la política de reformas estructurales. El segundo punto es el estrecho resultado electoral y cómo se resolvió el conflicto en su interpretación. Como ya hemos mencionado, el resultado del voto popular no ha sido claro ni preciso, y la evolución de las preferencias políticas durante la campaña, dio origen a interpretaciones que oscurecían el desenlace electoral, sobre todo respecto de la formación de un gobierno estable. Los partidos pequeños no eran partidarios de cambiar su preferencia coalicional, es decir, la coalición en la cual habían formado parte, sobre todo respecto a la formación de un gran gobierno estable, en cuyo centro se encontrara sólo uno de los grandes partidos o la democracia cristiana o la socialdemocracia y dos pequeños, que necesariamente debían ser, por cuestiones matemáticas, los liberales y los verdes. Es decir, los partidos pequeños que habían conformado cada una de las dos coaliciones principales, debían apoyar los dos, ambos, a uno de los dos partidos importantes, para poder formar una coalición de gobierno. Matemáticamente, para formar un gobierno mayoritario, quedaba finalmente como única opción un gobierno 23


de gran coalición entre los dos grandes partidos que habían sido, obvio decirlo, los principales contendientes entre sí en las elecciones. Ahora bien. Con base en la interpretación diferente del resultado electoral, Merkel y Schoerer pretendieron ocupar cada uno el puesto de canciller, en medio de la euforia por el importante voto socialdemócrata que se acercaba estrechamente al de la democracia cristiana, este remontar en las preferencias electorales de cara a la elección y en gratitud a Schoerer por su exitosa campaña electoral, el Partido Socialdemócrata defendió la postura de su líder, perdiendo de vista que, efectivamente, había perdido, aunque por un solo punto, la elección, frente a la democracia cristiana. Por su parte, frente al cuestionamiento de su candidata, la democracia cristiana, algo insatisfecha con el resultado electoral que no se avizoraba cerrado y que al fin lo fue, supuestamente causado por errores estratégicos de la campaña, y que por su parte tenían que ver específicamente con la candidata, trataban de defender lo suyo cerrando las filas detrás de Merkele, aunque existía conciencia de que ella tenía alguna responsabilidad en la votación que había resultado menor de la esperada. En este sentido la pretensión socialdemócrata fortaleció el liderazgo de la señor Merkele en sus propias filas. Por lo demás era de esperarse que finalmente la interpretación del resultado electoral con base en la votación efectiva, tendría que imponerse sobre la que se basaba en la relación entre el voto efectivo y las expectativas antes generadas, lo que dejaba, por cierto estupefacto a los observadores. De modo que la candidata demócrata cristiana, con la paciencia que la caracteriza sólo tuvo que esperar hasta que la social democracia asumiera también la racionalidad de la interpretación tradicional de un resultado electoral. Es decir la comparación de los propios votos conseguidos con los de los competidores. Quien gana es quien tiene más votos. Este cambio de óptica frente a los resultados se produjo rápidamente, al igual que la formación de una gran coalición, el único, por cierto, gobierno de mayoría parlamentaria posible, y se confirmó el remarcable sentido de responsabilidad de los grandes partidos políticos en Alemania para garantizar, pese a un arduo conflicto anterior a la elección, y en relación a su resultado la gobernabilidad del país. El resultado fue evidentemente concertado e implicó un reparto de las carteras ministeriales entre los socialdemócratas y los democristianos, bajo la batuta de un gobierno encabezada por la candidata de la coalición que más votos había recibido Ángela Merkele. En todo caso, obvio decir que frente a la complicada situación

24


política que se había derivado la responsabilidad de los partidos se hizo prevalecer. Yo agradezco en nombre del Doctor Nöhlen, no yo. Consejera Electoral Luisa Alejandra Latapí: Muchas gracias, al Maestro Córdova, y realmente yo creo que tanto el caso alemán, como el español coinciden también con el nuestro en términos de la incertidumbre natural de este sistema, que es el de la democracia, donde el resultado se construye el día de la jornada electoral y por parte de los electorales. No son los analistas, los comentaristas, los encuestadores, los candidatos tampoco, los manejadores de imagen los que pueden, como parte de sus propias campañas, deseos o intenciones ir adelantando o pronosticando, pero realmente habrá que esperarse en cada uno de los casos al día de la elección, y estos ejemplos que hemos visto a lo largo del día de hoy, como los que estaremos viendo mañana, también nos llevan a la reflexión de los procesos electorales en los últimos meses, tanto en el año anterior, como éste y el resto de este año que necesariamente nos llevarán a ir modificando los referentes que teníamos a partir de los cuales se construía toda la reflexión al respecto. Porque en cada uno de nuestros países estamos rompiendo los paradigmas y estamos creando nuevos referentes para este siglo y milenio que comienza. Entonces qué bueno que tenemos la oportunidad de que estén con nosotros aquí en México y en el IFE, para compartir estas experiencias. Como siempre el tiempo se nos ha venido encima. Yo les solicitaría a nuestros expositores si pudieran agrupar las respuestas que han recibido, y le iré dando la palabra conforme dieron sus presentaciones, por lo cual le pido al Doctor Pablo Santolaya, si pudiera hacer el bloque. Dr. Pablo Santolaya: Muchas gracias. Voy a tratar de hacer lo más breve posible de esto, que para mí es la parte más interesante del acto, pero en fin, vamos a resumirlo muchísimo. Para empezar, hay unas preguntas sobre la participación en las mesas electorales de los ciudadanos ¿hasta qué punto es obligatoria? Es obligatoria, muy estrictamente hay condenas penales en todos los procesos electorales por la no participación. Las causas por las que se admite la excusa a no figurar en las mesas electorales están en la propia ley, y son interpretadas de forma siempre muy restrictiva por parte de las juntas electorales, porque son conscientes de que si no, no servirían para nada. Por ejemplo, se me dice políticos, deportistas, líderes religiosos. Los líderes religiosos claramente no. Hay jurisprudencia del Tribunal Supremo condenando a Testigos de Jehová por negarse a participar en este asunto. Deportistas tampoco. Políticos, es

25


causa de no participar en las mesas electorales, el ser candidato a las elecciones, como es evidente, si se es candidato no se puede ser miembro de la Junta Electoral. En cualquier otro caso si son muy reducidas las causas que permiten exculparse del cumplimiento de este deber cívico afortunadamente. Relacionado con este tema hay dos preguntas también sobre instrucción. ¿Qué grado de instrucción reciben los miembros de las mesas electorales? Me temo que muy poco o prácticamente ninguno. Prácticamente ninguno. Los mecanismos en España llevan siendo los mismos hace muchos años, y en general es algo que sabemos cómo funciona. Lo único que se hace es, si yo no estoy equivocado, es un manual de miembros de las mesas electorales por parte del Ministerio, en el cual se trata de explicar de manera muy sencilla lo que tiene que hacer el presidente y los vocales de las mesas a lo largo de toda la jornada electoral. En el bien entendido de que están en conexión directa con las juntas electorales y pueden elevar cualquier pregunta en cualquier momento y que los que sí suelen otorgar formación son los partidos políticos y sus propios apoderados y representantes que actúan en este sentido de alguna forma como asesores técnicos de las mesas, y si me lo permiten, siempre teniendo en cuenta que se contrarrestan mutuamente es decir, que siempre hay de todos los partidos implicados. Me temo que efectivamente no hacemos instrucción cívica a los miembros de las mesas en España, no hay presupuesto alguno que yo sepa con este nombre en ninguno de los organismos electorales que hay en España, el presupuesto es cero para esto en todos ellos. Con respecto, hay otra pregunta que se refiere a las elecciones locales. Las elecciones locales en España son elecciones nacionales, es decir las elecciones para ayuntamientos, para los municipios se organizan desde el estado, exactamente igual que las elecciones al Parlamento de la nación o al Parlamento europeo. Actúan exactamente las mismas autoridades, hay juntas electorales de zona, juntas electorales provinciales y junta electoral central, el Ministerio del Interior, la organización es exactamente igual. Solamente las organizaciones, las elecciones autonómicas hay una cierta diferenciación que no creo que venga al caso, pero reproduce exactamente el mismo modelo que las nacionales. Me preguntan, hay una pregunta sobre el nivel de abstención en España. En las últimas elecciones de 2004 votó aproximadamente el 75, 76 por ciento y en las anteriores el 70. En general, en elecciones generales nos movemos entre el 65 y el 75 aproximadamente en elecciones generales, en elecciones al Congreso y al Senado. Este es un porcentaje mucho menor en elecciones locales, en elecciones 26


autonómicas y por supuesto en elecciones al Parlamento Europeo donde toda Europa la participación es mucho menor. El censo en España, no se me pregunta, pero viene al caso de éstos, es un instrumento en estos momentos depuradísimo, es decir que no hay prácticamente un tanto por ciento significativo de abstención debido a fallecimientos o a este tipo de cosas, porque se depura muy al día y prácticamente el censo representa en estos momentos una foto real del momento de celebración de las elecciones. ¿Por qué perjudica el sistema electoral español al Partido Comunista? Bueno, dicho así no es verdad, perjudica al tercer partido a nivel nacional que es casualmente el Partido Comunista, unos datos que los tienen en la página Web, los tendrán a partir de mañana. Por ejemplo en las últimas elecciones el Partido Socialista obtuvo 4.2 puntos más en términos de escaños electorales que de votos populares, un premio de 4.2 puntos, y el Partido Popular 4.47 más en escaños que en votos particulares. Esto, cuando alguien gana alguien tiene que perder y ese alguien que tiene que perder, en España es siempre el tercer partido a nivel nacional. ¿Por qué? porque se presenta en todas las circunscripciones, algunas de ellas sin la más remota posibilidad de conseguir escaños y todos esos votos se pierden. Se ha dicho muchas veces que los sistemas electorales son como el… que roba a los pobres para dárselo a los ricos, y efectivamente el sistema electoral español juega también claramente en este sentido. El tercer partido político a nivel nacional es el gran perjudicado en el sistema electoral español, da la casualidad que ese tercer partido ha sido siempre Izquierda Unida al Partido Comunista que ha perdido sucesivamente 3.5 puntos en el 2004, 1.91 en el 2000, 4.56 en el 96, 4.42 en el 93 y así sucesivamente. No hay ninguna posibilidad mientras no se cambie profundamente el sistema electoral o mientras el propio Partido Izquierda Unida no asuma que hay circunscripciones en las que no debería de participar porque su voto va siempre a favor normalmente del candidato de la derecha, no se va a solucionar. ¿Quién fiscaliza a los partidos políticos y a las candidaturas? Me pregunta. Bueno, a los partidos políticos hay una fiscalización puramente formal en el momento de suscripción por parte del Ministerio del Interior, pero es puramente formal, es facilísimo inscribir un partido político en España, no tiene ninguna dificultad, es cuestión de reunir una pocas firmas y un acta notariada y se va al Ministerio del Interior y el Ministerio del Interior lo tiene necesariamente que inscribir. No hay, por tanto, prácticamente ninguna fiscalización en ese momento. 27


Hay la posibilidad de un control judicial de los partidos políticos y en España hay una jurisprudencia muy interesante en esos últimos años del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo sobre partidos políticos que han apoyado al fenómeno terrorista, hay un control pero es del Poder Judicial Ordinario, punto, y el Tribunal Constitucional en materia de garantías constitucionales del artículo 23 de la Constitución española de acceso y permanencia en cargos públicos representativos. Nada más. Por parte de las juntas electorales, lo que sí hay con ocasión de los procesos electorales es un control de que los candidatos que figuran en las listas son elegibles, no tienen ninguna causa de ilegibilidad, nada más, pero no hay ningún otro tipo de control. El funcionamiento democrático de los partidos políticos, las denuncias sobre sanciones a militantes, etcétera, las ve el Poder Judicial Ordinario en España, sin ninguna especificidad. Candidaturas independientes en España prácticamente no hay, y la explicación de que no haya candidaturas independientes, entendiendo por aquéllas que suscriben candidatos con sus firmas, para la presentación en las elecciones es lo sumamente fácil que es escribir a un partido político. Yo no aconsejaría a nadie en España que se tomara el trabajo de reunir firmas, con lo fácil que es irse cinco amigos a un notario y presentar unos estatutos y ser un partido político, con todas las ventajas de ser un partido político. No juegan, por tanto, un papel ni significativo ni relevante ningún tipo de elecciones, salvo en algunos pueblos muy pequeños en elecciones municipales. Hay una pregunta que se evidencia, vamos, tengo que reinterpretar la pregunta, pero me piden cuál es el término para la sustitución del Candidato a la Presidencia de la República en España. Presidencia de la República en España no tenemos; quiero imaginar que se refiere a la Presidencia del Gobierno, pero tampoco tenemos, jurídicamente hablando, formalmente hablando, un Candidato a la Presidencia del Gobierno en España. Sí políticamente, pero es un sistema de listas electorales, es un sistema en el que los partidos presentan candidatos a diputados y ese es, pues, el que obtiene la mayoría en el Congreso de los Diputados, el jefe del partido más voto en el Congreso de los Diputados, el que logra la investidura en el Congreso de los Diputados. Si la pregunta es un poco más general y e refiere a cuándo se puede retirar una candidatura en España, que se ha presentado, es siempre, en todo momento, hasta una hora antes de las de elecciones, no hay ningún problema en absoluto. Lo único que ocurrirá si alguien, buen, si presentan un escrito renunciando a las candidaturas, lo único que ocurrirá es que si a pesar de todo algún electoral vota esa candidatura 28


ese voto será nulo, pero no hay ningún problema para retirar una candidatura cinco minutos antes de empezar las elecciones. En cuanto a un candidato concreto, tienen que tener en cuenta que es un sistema de listas; pues si un candidato concreto fallece por ejemplo, lo que ocurre en todos los procesos electorales, simplemente ocupa su lugar el siguiente en la lista, si eventualmente vaya ser él, es elegido. El peso de los partidos nacionalistas en España, aproximadamente es el 10 por ciento del Congreso de los Diputados, aproximadamente; lo cual es un tanto por ciento significativo. Los partidos, dado el equilibrio de fuerzas que hay en España, si no se consigue la mayoría absoluta por ninguno de los dos grandes partidos, los partidos nacionalistas están llamados a desempeñar un papel importante en la gobernabilidad del país. Así ocurrió en 1996, cuando el Partido Popular ganó las elecciones, pero sin mayoría absoluta, que se apoyó en buena medida en los partidos nacionalistas, así está ocurriendo en estos momentos con el Partido Socialista. Es un tanto por ciento no desdeñable de la opinión pública española, los que representan a partidos nacionalistas en el Congreso de los Diputados, y desde luego, no hay forma democrática de evitarlo. Después hay una pregunta sobre el terrorismo en España: ¿Cómo se controló en esta época electoral? ¿Por qué los ciudadanos salen a votar? Casi esto que lo conteste José Ramón. Pero las grandes manifestaciones en España de expresión cívica han sido siempre con relación a atentados terroristas. Eso es lo que más ha movilizado a la gente. Siempre, desde todos los puntos de vista ha visto una especie de reacción colectiva, pero de una decisión individual de los ciudadanos de decir: A mí no me asustan, a mí no me dejan en casa, y esto se ha demostrado en manifestaciones, se ha demostrado también electoralmente. Los tantos por ciento más alto de participación, tanto en elecciones autonómicas en el país vasco como en elecciones generales en España han coincido con grandes atentados terroristas o con atentados terroristas, y después desgraciadamente hay varias preguntas sobre financiación de partidos políticos, tema del que no hemos hablado. Hay una pregunta que yo no puedo contestar, pero que quizá la Directora General de Política Interior aquí presente pueda contestar, es: ¿Cuál es el costo real por voto en España en dólares? Lo siento, pero no estoy en condiciones de saber cuánto cuesta a la organización administrativa del Estado en dólares ni en ninguna otra imaginable. No se me arregla mucho porque me lo preguntaran en euros, de cuánto cuesta cada voto en España, y hay varias preguntas más en materia de financiación, que se refieren a financiación privada. En alguna de ellas, por ejemplo, me preguntan de la 29


Comisión Electoral de Kenia, si los partidos políticos hacen campañas para obtener fondos privados con ocasión de las campañas electorales y otra preocupándose sobre la posibilidad de que el narcotráfico pueda influir con sus aportaciones económicas en las campañas electorales en España. Ese sería un tema larguísimo y que merecería por sí mismo una sesión, pero en España la financiación de los partidos políticos y en particular la financiación electoral es fundamentalmente pública, fundamentalmente pública. El tanto por ciento de financiación privada en las campañas electorales de los partidos, dependiendo de qué partido estemos hablando, pero en ningún caso llega al 5 por ciento, aproximadamente, con lo cual no sé si tiene José Ramón algunos datos más actualizados, pero realmente, para bien o para mal, porque el sistema tiene muchos detractores, el peligro de narcotraficante esté influyendo en ello o la intención de los partidos políticos de decir voy a hacer una campaña específica, para obtener más fondos para estas elecciones, realmente en España no se da, porque hay un buen sistema de subvenciones públicas por votos y escaños obtenidos. Consejera Electoral Luisa Alejandra Latapí: Muchas gracias, Doctor Santolaya, y entonces, le pediría al Doctor Montero si puede agrupar sus respuestas. Gracias. Dr. José Ramón Montero: Gracias también, de nuevo, Alejandra. Agrupadas están; hay sólo una que la verdad no he podido entender lo que se me pregunta y no puedo contestar, pero a la persona que lo ha hecho, pues con mucho gusto después lo podemos hablar. Las preguntas son todas ellas también muy interesantes, son de las que, como dicen los malos charlistas, los que dan malas conferencias; me alegro mucho que me haga usted esa pregunta y empieza otra vez la conferencia, pues algo parecido. Pues no, no se preocupen que tampoco, además nuestro amigo ya se ha despertado y debe querer salir a tomar un café ya en seguida. Me preguntan, entonces, qué opinión tengo sobre lo que afirma María de las Heras, una líder encuestadora mexicana, que desde antes del atentado del 11 de marzo, durante la campaña electoral, sus encuestas habían previsto la victoria del PSOE y es cierto. Tengo naturalmente la mejor opinión, porque es de las pocas personas que, junto con un colega, demostró que en realidad no existía un lidy, ¿no?, un lid, una superioridad en las encuestas del PP, entre siete y ocho puntos, siete y cinco puntos porcentuales, sino que en realidad, si se miraban una serie de parámetros de las encuestas preelectorales, el PSOE podía estar aventajando dos puntos. De nuevo, por eso yo más moderadamente hablaba antes del empate técnico. Como normalmente las encuestas tienen un margen de error por lo menos de dos a cuatro puntos porcentuales, pues esa superioridad del PSOE en dos por ciento, podía ser también, podía ser al revés en cualquier caso. 30


Efectivamente, casi todos los analistas, los que hicieron encuestas electorales, habían creado un clima de opinión donde todos estaban pensando que el PSOE podía perder y que el PP era el que iba clarísimamente a ganar, y entonces como ocurrió lo que ocurrió, entonces dicen: ¡ajá!, los atentados. Lo que se olvida es que las elecciones de 2004, de las nueve elecciones que ha habido en España, eran las séptimas donde los encuestadores se han equivocado. Las séptimas. Hay que tener un poquito de memoria, pero en fin; además, María de las Heras creo que era una de mis mejores alumnas, familia suya, y además me comentó esto y la verdad es que me satisfizo mucho. ¿Qué posibilidad hay que ocurra una situación en España donde los atentados hayan cambiado la intención de voto, con respecto. Donde se puedan producir, en... Perdón, estoy leyendo mal. ¿Qué posibilidad ocurre que en las próximas elecciones mexicanas pase lo que ocurrió en España por los atentados, que puedan modificar la intención de voto con respecto a un candidato o a otro? Yo en esto naturalmente cruzo los dedos y los mantengo hasta el día 2 de julio cruzados. De todos modos, en otro contexto distinto, y pido excusas porque esto sí que es un olvido imperdonable que tengo que reparar, aquí sí ha habido elecciones con terrorismo, que es el asesinato de Luis Donaldo Colosio, y hoy cuando pasaba por la estatua al lado de Chapultepec, recordaba que tenía que ponerlo. Lo he puesto, pero se me ha olvidado; pido excusas. Inmediatamente contesto: es distinto la competitividad era diferente, pero efectivamente también puede ocurrir. Por lo tanto, yo soy andaluz, de una región del sur de España, por lo tanto supersticioso, y más vale no hablar de lo que puede ocurrir, no vaya a ser que ocurra. ¿Existe la total separación entre gobierno y campañas electorales en España o se da el apoyo del ejecutivo a sus candidatos, detrayendo recursos de programas públicos, de programas gubernamentales, en beneficio de los candidatos? Esto es, el patronazgo, clientelismo, corrupción, desviación, etcétera. En general, si se tiene en cuenta la complejidad de las relaciones en España, no se dan este tipo de problemas. Si se da, es chiquito, como dicen ustedes, y se puede denunciar. Se da más, lógicamente, en elecciones locales y en elecciones regionales o atonómicas. ¿Por qué? Porque la prensa está menos vigilante, porque es más fácil la tentación y más fácil también disimularlo, pero las elecciones generales o nacionales no se suele dar. ¿Cómo dice usted que se considera democrático su país y resulta que las mayorías son las que justifican, interpreto la pregunta, justifican mandar soldados a Iraq, y si no se está de acuerdo, pues viene a decir pues que se aguanten, porque el gobierno era 31


legítimo y tenía la mayoría? Es cierto. Hay una visión de la democracia que es la teoría del mandato; eso la tienen casi siempre los países con sistemas electorales mayoritarios. La teoría del mandato dice que quien gana las elecciones tiene todo el derecho a llevar a cabo su programa y respetando a las minorías, está respetado como un sistema democrático; no hay ningún motivo para quejarse. No hay ningún motivo, bueno, para criticarlo, y efectivamente, desde el punto de vista ciudadano o de los ciudadanos, sin embargo los ciudadanos pueden pensar distinto de lo que hace el gobierno. En segundo lugar ocurre, y en América Latina es una plaga lo que se llama government by deceit, es decir gobierno con base a engaños, de ciudadanos que votan un partido con base en un programa, y al día siguiente de la elección el gobierno dice: que, ah, lo siento mucho tengo que cambiar completamente el programa. En tercer lugar resulta que, en el caso español, la naturalmente el gobierno podía hacer eso. Nadie criticó al gobierno por hacer legítimamente lo que hizo. El problema era que supuso la ruptura de una serie de cuestiones en política exterior que llevamos durante 30 años funcionando que podía ser un error, que tenía unos costes que aislaba a España, y que luego además hacia supuestos posiblemente falsos. Cuando digo “posiblemente”, como adverbio, lo pongo por elegancia retórica, pero se sabia que eran falsos, y entonces naturalmente la ocupación de un país sobre la base de supuestos radicalmente falso es algo distinto de la utilización legítima de la facultad de los gobiernos. Se ha desarrollado un estudio de conducta electoral sobre temas de la influencia de los atentados de los electores españoles. Me temo que el nuestro es insuficiente, incompleto, etcétera, es el único. De todos modos sí hay encuestas, para aquellos que lo quieran el Centro de Investigaciones Sociológicas tienen una encuesta postelectoral que está colgada en página web, y se puede utilizar para comprobar este tipo de análisis. Me preguntan cuál es la evidencia de la encuesta postelectoral, de ese dato del 5 por ciento de que cambiaron su voto, y que una buena parte lo modificó hacia el Partido Socialista. Normalmente son datos de encuestas electorales. Son las propias declaraciones de los entrevistados, que siempre hay que desconfiar de ellos. Que hay que comprobarlo con datos multivariables, regresiones de algún tipo, de otro, etcétera, y que luego además nosotros como nos salía tan bien, tan claramente, siempre ha y que desconfiar de lo que salga bien.

32


Normalmente en este tipo de análisis cuantitativo con datos de encuesta, y entonces por eso hicimos un análisis que se llama, como antes comentaba, contrafáctico, que es un análisis de una simulación que estadísticamente muy complicado, pero que nos salía exactamente igual. Ratificaba lo que habíamos encontrado, y por lo tanto hay una cierta evidencia de que efectivamente solamente afectó al 5 por ciento. El atentado es una coyuntura para inclinar la balanza. Hombre, si no se repite sí fue una coyuntura, fue un acto con una situación coyuntural. Pero si no se repite fue algo más que una anécdota, entre otras cosas. si fue algo más que una anécdota desgraciadamente. En cualquier caso, afortunadamente en prácticamente todos los países no existen estos acontecimientos inesperados, y los políticos y los ciudadanos pueden tomar decisiones de una forma bastante más razonable. La decisión española fue una respuesta en contra del Presidente del gobierno por haber sido promotor del apoyo a Estados Unidos en la guerra de Iraq. ¿En qué grado? Vuelvo a señalar. Entre otras cosas fue efectivamente una respuesta a esta decisión que fue, lo ciudadanos cuando votan contienen a preferencias, algunas con muy intensas, otras son más débiles, algunas son prioridades muy clarísimas, otras las tienen por ahí metidas. Lo que hizo el atentado fue activar las preferencias que se habían manifestado durante un año y medio contra la guerra de Iraq. Eso ya lo dijo, el compartimiento electoral el padre Lasafel, Paul Lasafel, cuando dijo que una de las funciones de la campaña electoral es activar, entonces las tendencias, las predisposiciones que tienen los ciudadanos, la guerra, perdón, los atentados lo activaron fortísimamente con costo en vidas. Pero naturalmente a eso hizo todavía más intenso, más dramático en el sentido español, no anglosajón. ¿En qué medida lo que ocurrió en el caso español es una especie de, me escriben en inglés... porque se basa muchas veces en mis informations, naturalmente tiene toda la razón este comunicante, porque lo que hizo el gobierno es lo que se llama spining, o sea manipulación con base en, etcétera, y a lo que ocurrió es que aquí hay una cuestión interesante. El gobierno lo que pretendía que todo mundo pensara que era ETA, no le dio tiempo porque había muchas pistas que no apuntaban a ETA, sino Al Qaeda, y que luego además el día antes de las elecciones, salieron pistas materiales de que precisamente era Al Qaeda, y entonces vino la campaña del PP, después de reconocer las elecciones sobre deslegitimando la elección. La pregunta es ¿si todos los españoles hubieran estado convencidos por el gobierno de que era ETA, y luego se hubieran dado cuenta de que no era cierto, qué hubiera podido ocurrir? Que le habían engañado. Claro no todos los electores son como 33


muchos electores norteamericanos, que saben lo que ha ocurrido en el año 2000, y en el año 2004 premian otra vez a Bush o todo se tiene que hacer forzosamente así. Es el efecto presing el líder, pero qué hubiera ocurrido. Hubiera sido grave. Cuando se dice que los electores españoles se rindieron a los españoles porque votaron en contra, cómo sabían los terroristas que el gobierno español iba a ser tan extraordinariamente incompetente y torpe para producir el resultado inverso al que pretendían. Estas cuestiones son un poquito más complicadas, pero por lo visto algunos medios de comunicación, unos políticos no están muy de acuerdo en ello. ¿Cree que el terrorismo verbal televisivo, ya Alejandra me mira reprobándome y es cierto, algún terrorismo, el terrorismo verbal televisivo en contra de algún candidato aumenta el porcentaje de votantes a favor de este candidato, etcétera? Bueno, yo no soy tan optimista. Hay dos efectos que se llaman los, no sé cómo traducirlos, los band wait gone, que es: la gente apoya al candidato que va ganando, o el under tock, donde la gente apoya al candidato que va perdiendo, donde piensa que va perdiendo, puede ser, podría ocurrir alguna cuestión de ésta. El problema de las campañas electorales cuando se utilizan pólvora de mucho calibre y de mal gusto contra candidatos, sobre todo en elecciones unipersonales presidenciales, ya sabes a qué me estoy refiriendo, el problema de lo que se llama la publicidad negativa, que lo inventaron creo los norteamericanos y que creo que como muchas de las cosas no todas son positivas, las que se difunden con una extraordinaria rapidez, también ha llegado aquí, al parecer. Entonces eso sí es un problema, porque eso sí plantea una serie de problemas de la teoría de la democracia que no podemos entrar pero que son serias. ¿Cuál es la posición del pueblo español con respecto a la política de descalificación del PP? En general, hay encuestas, desacuerdo, altura pero tiene, hay un problema adicional que es que aumenta la desafección, porque muchos ciudadanos que no siguen la política diaria ni siguen las noticias cotidianas, pero lo que ven es que la política es bronca, enfrentamiento, ruido, follón; uno dice, el otro contesta, están siempre diciendo de cosas. Eso aleja a los ciudadanos de la política democrática, y eso es grave. Además que es grave naturalmente cuestionar el elemento más importante que tenemos para decidir y para participar, que son las elecciones. Termino, quedan dos, ya nada más es una. ¿Qué opina sobre la última visita de Aznar a nuestro país y sus polémicas afirmaciones respecto de apoyar al PAN en este 2006? Miren a Santa Teresa de Jesús, no soy muy religioso, pero Teresa de Jesús decía que no hay mejor desprecio que no ser aprecio, pero ya que me lo preguntan, me han preguntado dos. Le comento, el señor Aznar está dentro de un síndrome que es bastante general, donde los antiguos políticos que anuncian a bombo y platillo que se van dos años antes de concurrir a las elecciones, sufren, que es que una vez que se han ido, dice: y esto es la vida, esto es lo que hay.

34


Es decir nada, y esto es lo que hay después de irse y no se resignan y están entonces haciendo siempre declaraciones, etcétera. El señor Aznar tiene la curiosidad de hacer declaraciones continuamente que van siempre en la línea de su partido, pero a menos hoy que creo ha hecho una declaración enormemente con respecto a la tregua de ETA, y tengo que decirlo, y lo digo porque antes de lo que voy a añadir el señor Aznar comete dos tipos de errores que por lo visto los antiguos jefes de estado el presidente nunca deben de cometer y no suelen cometer por, digamos, ignaros u obtusos que sean. Primero. Cuando van a país extranjero hablar de política de ese país extranjero. Cando van a país extranjero hablar mal del gobierno de su país, el señor Aznar lo hace en todos los viajes. Enhorabuena, es difícil llevar a este tipo de récord, y otro en el mismo sentido, es que cómo permitimos los españoles que el señor Aznar diga de nosotros, de los españoles las cosas que dice, y encima hable mal de los demás candidatos o bien de un candidato solo. Si fuera responsable el señor Aznar o alguna vez me escuchara, nunca me he cursado con él se lo diría, pero me temo que me va a hacer mucho caso. Muchas gracias. Consejera Electoral Luisa Alejandra Latapí: Le pediría, por último, al Doctor Córdova algunas, bueno, atender las preguntas que recibió y posteriormente pasaríamos a la información parroquial sobre lo que sigue del evento. Gracias. Dr. Lorenzo Córdova: Yo estoy en un dilema, más todavía cuando José Ramón ha hecho las declaraciones de Aznar, digo, afortunadamente estoy en mi país y puedo hacer, y es que uno, me dirigen la pregunta al profesor Nöhlen, en efecto he leído la ponencia del profesor Nöhlen pero estoy en el dilema de remitirla al profesor Nöhlen para que eventualmente dé respuesta o asumirme como el profesor Nöhlen, lo cual sería una falta de respeto para ustedes y para el Profesor Nöhlen además. Sin embargo leo la pregunta, porque en todo caso, pero me contendré de esta irresponsabilidad y estaría tentado a contestarlo porque es una pregunta provocatoria. ¿Cuál es la influencia de la mercadotecnia política en el desarrollo de la democracia? Pero creo que a estas alturas, insisto, como no quiero ser abusivo ni irrespetuoso ni con ustedes ni con Nöhlen ni con la mesa ni conmigo tampoco, pues la dejo para la reflexión. Sr. José Ramón Montero: Sabes lo que se puede hacer normalmente en esta situación, es recomendar al IFE que haga otra reunión. Dr. Lorenzo Córdova: Bueno, ya está, pero aquí está la Consejera Latapí para que tome cartas en el asunto.

35


Consejera Electoral Luisa Alejandra Latapí: Muchas gracias a nuestros expositores, creo que de veras nos deja un grato sabor de boca, nos deja también elementos para la reflexión y para seguir mañana con estos eventos. Muchas gracias a todos ustedes por su participación.

36


SEMINARIO INTERNACIONAL SOBRE INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA: EXPERIENCIAS ELECTORALES COMPARADAS 23 DE MARZO DE 2006

Mesa 4. Elecciones en América Latina y el Caribe: Puerto Rico, Costa Rica y Haití Moderador: o Antonio Cervantes, IFE Ponencias: o Aurelio Gracia, Comisión Estatal de Elecciones de Puerto Rico o Rubén Hernández, Universidad de Costa Rica o Gerardo Le Chevallier, Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (MINUSTAH). Dr. Lorenzo Córdova: Muy buenos días. Bienvenidos a esta segunda jornada del Seminario Internacional sobre Institucionalidad Democrática: Experiencias Electorales Comparadas. En esta ocasión, bienvenidos al Instituto de Investigaciones Jurídicas, la segunda sede del evento. Reciban ustedes la bienvenida. Empezamos, sin más. Le pediría al Licenciado Manuel Carrillo Poblano que nos presente al moderador de esta primera mesa, dedicada a las elecciones en América Latina y El Caribe, los casos de Puerto Rico, Costa Rica y Haití, que es Antonio Cervantes. Por favor, Manuel. Lic. Manuel Carrillo: Gracias. Muy buenos días a todos ustedes; muchas gracias por la respuesta entusiasta a la convocatoria a este Seminario, que al parecer está resultando bastante interesante. Efectivamente, en esta sesión, en la Mesa número 4, el día de hoy tendremos tres mesas más; dos de América Latina, una sobre Asia; en esta, corresponde moderar al Licenciado Antonio Cervantes. Él estudió la Licenciatura en Economía y la Licenciatura en Derecho en el Instituto Tecnológico Autónomo de México. Se desempeñó como Asesor del Secretario de Energía; fue socio fundador de una firma privada de consultores en un despacho especializado en Derecho Corporativo. En el ámbito académico, ha participado en distintas líneas de investigación y docencia, y en el IFE fue Director de Desarrollo Institucional del Centro para


el Desarrollo Democrático, y hoy se desempeña como Coordinador de este Centro. Tiene la palabra Antonio, por favor. Gracias. Lic. Antonio Cervantes: Muchas gracias. Buenos días; buenos días a los tres ponentes que nos hacen favor de acompañar. Bienvenidos todos; es un honor tenerlos aquí a ustedes tres. Esta es la primera parte de la reflexión sobre América Latina y el Caribe. En esta mesa tenemos ponentes representando a tres países, que son Puerto Rico, Costa Rica y Haití, y sin más, y dado que aquí lo más importante es escucharlos a ellos, damos paso al primero de nuestros ponentes, que es el Doctor Aurelio Gracia. Él es Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Puerto Rico, donde también se doctoró con honores en el año de 81; comenzó su carrera profesional trabajando en el Tribunal Supremo de Puerto Rico, como asesor legal del Secretariado de la Conferencia Judicial. Ha sido designado por el Tribunal Supremo de Puerto Rico como miembro del Comité de Reforma Judicial y como redactor de preguntas para la reválida de los aspirantes al ejercicio de la profesión de abogado corrector de exámenes de reválida. En 90, fue nombrado juez superior, puesto que ocupó por casi 12 años. Presidió la Sala de Relaciones de Familia, Sala Civil, Sala de Menores y Sala Criminal; además, fue designado Juez Administrador Regional, durante este cargo ocupó por más de 10 años. En 2002, fue nombrado Presidente de la Comisión Estatal de Elecciones, mediante el consenso de los comisionados electorales de los tres partidos políticos de Puerto Rico, por un término de cuatro años. Actualmente, es el Presidente de la Comisión Estatal de Elecciones de Puerto Rico. Tiene usted la palabra hasta por 20 minutos. Dr. Aurelio Gracia: Buenos días a todas y a todos. En primer término, quiero agradecer al IFE por la invitación que nos hiciera. Para nosotros es un inmenso placer poder compartir con ustedes la experiencia que tuvo Puerto Rico en el 2004 en las elecciones generales. Ciertamente, es difícil resumir todo lo que nos pasó en el 2004, el revulín que se formó en el 2004, por llamarlo de alguna forma. Yo voy a tratar de presentarles esto de la forma más sencilla, de la forma más comprensible posible. Para ello, les voy a informar, les voy a decir varias características de nuestro sistema electoral, particularmente lo que son las formas de votación, las características de nuestro organismo electoral, ¿qué fue lo que pasó, en términos de los resultados? Las decisiones que tomamos, como organismo, después de la elección, que yo


creo que eso fue la parte neurálgica del proceso, y finalmente, entonces, cómo se resolvieron los asuntos. Finalmente, tengo una pequeña lista de lecciones aprendidas, lo cual espero que les pueda servir a todos, pero particularmente a nuestros compañeros de México, en vista a la cercanía de la elección, y les deseo desde ahora que bajo ningún concepto tengan una elección cerrada. Mi mejor deseo es que tengan una elección totalmente abierta. Dicho eso, vamos a comenzar. El 2 de noviembre de 2004, se celebraron en Puerto Rico las elecciones generales. Nadie podía predecir el cuadro que nos íbamos a enfrentar. A medida que fueron llegando las actas se evidenciaba un resultado cerrado. Era imposible pronosticar un ganador a base de número parciales. Al amanecer del 3 de noviembre y casi con el 99 por ciento de las actas se emitió una certificación de un resultado preliminar que acreditaba una ventaja de 3 mil 880 votos a favor de uno de los candidatos a la gobernación. Con el resultado de las urnas la contienda electoral, lejos de terminar, apenas comenzaba. Para entender la experiencia de Puerto Rico, se deben conocer unos detalles de nuestro sistema electoral. En las elecciones generales se elige en Puerto Rico un gobernador, un comisionado residente, los miembros de la Asamblea Legislativa, y 78 alcaldes para igual cantidad de municipios. En el proceso de votación se utilizan tres papeletas. La primera papeleta se conoce como la papeleta estatal, en la que los electores votan por el candidato a gobernador y el comisionado a comisionado residente. La segunda papeleta se conoce como papeleta legislativa, donde el elector selecciona a los miembros de la Asamblea Legislativa, y finalmente la tercera papeleta es la papeleta municipal en la que se seleccionan 78 alcaldes. Así también ustedes deben conocer que en esas tres papeletas nuestro ordenamiento electoral, le reconoce al elector varias alternativas o forma de votar. A saber, primer forma de votar, voto integro. Es aquella forma donde el elector vota por la candidatura completa de un partido político. Votando solamente bajo la insignia del partido. Se hace una marca una cruz solamente bajo la insignia del partido, y eso significa que se votan por todos los candidatos del partido, votan por candidatura.


Es aquella forma donde el elector no hace marca de votación por partido alguna, y se le invita a seleccionar y marcar candidatos directamente. Ahí no hay ninguna marca sobre los emblemas, y la persona selecciona candidatos directamente. Votos por nominación directa. Es aquella forma de votar donde el elector selecciona otras personas de su preferencia que no aparecen como candidato en la papeleta y escriben su nombre en la papeleta bajo el cargo correspondiente en la columna de nominación directa. Finalmente voto mixto, es aquel donde el elector hacer una marca o cruz dentro del cuadrante de la insignia de un partido de su preferencia, y además hace una marca o una cruz dentro del cuadrante donde aparece el nombre de uno de los candidatos o más uno o más de los candidatos de los partidos políticos. Como ustedes ven en este ejemplo se hace la marca bajo la insignia del partido, pero entonces se cruza línea de partido y se vota por los candidatos de otro partido. En las elecciones de 2004, una de las principales controversias tuvo que ver precisamente con la validez de ciertos votos mixtos, y más adelante vamos a abundar sobre eso. Para las elecciones de 2004 compitieron tres partidos políticos a nivel isla. Siguiendo el total de votos que obtuvieron, estos partidos son los siguientes el Partido Popular Democrático, cuyo candidato a gobernador era el Licenciado Aníbal Acevedo Aguilar; el Partido Nuevo Progresista, cuyo candidato era el Doctor Pedro Roselló, y el Partido Independentista Puertorriqueño, cuyo candidato era el Licenciado Rubén Berrios Martínez. Únicamente los partidos se diferencian esencialmente por su posición respecto a la relación que debe tener Puerto Rico con los Estados Unidos de América. Así el Partido Popular Democrático aboga para que Puerto Rico mantenga una relación autonómica con los Estados Unidos de América. El Partido Nuevo Progresista aboga para que Puerto Rico se convierta en un estado de los Estados Unidos, y el Partido Independentista Puertorriqueño aboga por la independencia de Puerto Rico. No obstante en las elecciones no se decide cuál será la relación de Puerto Rico con los Estados Unidos, sino cuáles son las ofertas electorales para administrar la cosa pública. Vamos a entrar entonces al Marco Jurídico de la Comisión Estatal de Elecciones. La Comisión Estatal de Elecciones, que es el organismo rector


en Puerto Rico, que es un organismo de carácter político contencioso. Tiene a su cargo la responsabilidad de organizar y supervisar todo el proceso electoral. Ello incluye desde la planificación administrativa, el proceso de votación propiamente, así como el escrutinio o recuento. Además tiene la responsabilidad de resolver las controversias que surjan como parte del proceso electoral. La Comisión está integrada por un Presidente, quien es su oficial ejecutivo y por un comisionado electoral, en representación de cada uno de los partidos principales y al decirlo en representación es literalmente en representación, actualmente los tres comisionados de los partidos políticos son a su vez los secretarios generales de los partidos políticos. De conformidad con la ley, todo acuerdo o decisión de la Comisión deberá ser adoptado por consenso de los comisionados electorales, cualquier cuestión sometida a la consideración de la Comisión, que no hubiera tal consenso, entonces la decisión la toma el presidente cuya decisión se considera como la decisión de la Comisión Estatal de Elecciones. Finalmente, para entender cabalmente el escenario que tuvimos en Puerto Rico, es importante conocer que las decisiones que toma la Comisión no tienen carácter de finalidad, sino que son revisables ante el Poder Judicial. Sobre este particular, la ley electoral prescribe que cualquier parte afectada por una decisión de la Comisión podrá recurrir ante el Tribunal de Primera Instancia mediante la presentación de un escrito de revisión, y la jurisprudencia ha resuelto que el alcance de esa revisión judicial es la de juicio de Novo, de la decisión que haya tomado el organismo electoral. Con eso principalmente vamos entonces a entrar a los detalles de las elecciones, el impacto de los resultados. El día del evento electoral el proceso de votación transcurrió con normalidad y de forma apropiada, no hubo mayores incidentes; de un Padrón Electoral de dos millones 440 mil 131 votantes, ejercieron el voto un millón 990 mil 372 electores, la participación electoral alcanzó un 81.57 por ciento y la abstención estuvo en 18.43 por ciento. Como hemos dicho antes, los resultados reflejaban una ventaja de tres mil 880 votos, no obstante quedaban pendientes de adjudicar cerca de 24 mil votos correspondiente al voto ausente, al voto añadido a mano y al voto en los hospitales. En ese proceso, sin embargo el camino no iba a estar exento de controversias.


Decisiones del organismo electoral una vez pasadas las elecciones. Luego de las elecciones, la Comisión Estatal de Elecciones decidió dos asuntos importantes que incidieron en el proceso y que dieron paso a su vez a acciones judiciales ante los Tribunales. Estos dos asuntos fueron los siguientes. Número uno. Escrutinio general previo a un recuento papeleta a papeleta; y número dos. Validez de votos mixtos de tres marcas en la papeleta estatal. A continuación vamos a hacer una breve exposición de estos asuntos. Escrutinio general previo a un recuento papeleta a papeleta. El primer asunto que tuvo que resolver la Comisión y que tuvo impacto en todo el proceso se refiere a si se debía hacer un escrutinio general de actas o si se debía pasar directamente a un recuento papeleta a papeleta en vista a la poca ventaja que había en los resultados. Al no haber consenso entre los comisionados electorales, le correspondió a este presidente decidir. Como presidente nuestro deseo personal era pasar directamente 1l recuento; sin embargo el artículo 6.11 de la ley establece que el recuento papeleta a papeleta procede cuando los resultados del escrutinio general arrojen una diferencia de dos candidatos de un mismo puesto a la mitad del uno por ciento. A base de esto pues entendimos que teníamos, que estábamos obligados a hacer primero el escrutinio general y luego entonces pasar a un recuento papeleta a papeleta. Sin embargo esta decisión nuestra fue apelada ante los Tribunales, los cuales considerando la situación que estaba pasando el país en ese momento, una situación de mucha tensión, obviaron el texto de la ley y dispusieron que se pasara directamente al recuento papeleta a papeleta. En otras palabras, los Tribunales le dieron, obviaron el texto de la ley y le dieron más peso a la situación social y se pasó entonces directamente a un recuento papeleta a papeleta. La segunda decisión que tomó la Comisión y que tuvo mucho impacto en el proceso fue la validez de votos mixtos de tres marcas en la papeleta estatal. Este tipo de votos que ustedes ven aquí se le conoce comúnmente en Puerto Rico como los “pipasos” y si ustedes leen los periódicos de Puerto Rico, se van a dar cuenta que la prensa se refiere a este tipo de votos normalmente como el caso de los “pipasos”, y se le conoció de esta forma, ya que se refería principalmente a simpatizantes del Partido Independentista


Puertorriqueño, del PIP, al que se le conoce como pipiolos que hacían una marca bajo la insignia de ese partido y luego entonces procedían a hacer una marca bajo la insignia de ese partido y luego entonces procedían a hacer una marca por el candidato a gobernador y otra por el Comisionado Residente del Partido Popular Democrático. El Partido Popular Democrático tiene en su logo un sombrero que usaba el jíbaro puertorriqueño que se conoce como La Pava. La palabra pivazo es una combinación de pipiolo y pava; o sea, de pipiolo votando por la pava. Se alegó por uno de los partidos que dichos votos eran nulos y que debían declararse nulos por no conocerse la intención del elector. Como presidente de la Comisión, al no haber consenso entre los comisionados, resolvimos que estos votos eran válidos y que debían adjudicarse como votos mixtos, bajo la insignia del Partido Independentista puertorriqueño y un voto a favor del candidato a gobernador y comisionado residente del Partido Popular Democrático. Uno de los fundamentos para esta decisión es que nuestra ley electoral establece que el voto bajo insignia es una de las formas que un partido tiene para retener su franquicia electoral. El artículo 301 de la ley específicamente establece que si se obtiene el 7 por ciento de votos bajo insignia, el partido puede retener su franquicia electoral. Esta determinación sobre la validez de los votos mixtos fue apelada por los Tribunales, por uno de los partidos políticos, pero esta apelación no fue llevada a los Tribunales estatales de Puerto Rico, sino que se presentó ante la Corte del Distrito Federal de los Estados Unidos. A la misma vez, un grupo de ciudadanos radicaron una acción en los Tribunales estatales, solicitando que se dictara sentencia declaratoria sobre la validez de esos votos, o sea, surgió entonces un conflicto de jurisdicciones, por un lado el Tribunal Federal viendo el caso de la validez de los pivazos y por el otro lado un grupo de ciudadanos diciéndole al Tribunal: Tribunal, yo creo declares que esos votos son válidos, a pesar de que la Comisión ya había hecho una determinación administrativa. Hubo un momento en que las órdenes de los Tribunales fueron contradictorias. El Tribunal Federal dijo: No se cuentan esos votos hasta que yo resuelva, el Tribunal Supremo resolvió que estos votos eran válidos y que debían contarse. Si obedecía uno, desobedecía el otro; estaba al borde del desacato de cualquier forma, particularmente yo, como Presidente de la Comisión Estatal de Elecciones.


Finalmente el asunto quedó resuelto cuando el Tribunal de Circuito de Apelaciones de Boston determinó que el asunto debería ser resuelto por los Tribunales de Puerto Rico exclusivamente y que la Corte del Distrito Federal de Puerto Rico no debía intervenir en el caso, y como expresé hace un momento, el Tribunal Supremo ratificó de que estos votos se trataban de votos mixtos y que deberían ser adjudicados como tales. La vehemencia con la que se litigó este asunto y con la que se discutió públicamente en el país, se puede explicar por el hecho de que una declaración de nulidad de estos votos hubiera traído un cambio en el resultado electoral. Se debe recordar que el candidato ganador obtuvo una ventaja final de sólo 3 mil 556 votos y estaban en controversia un total de 6 mil 776 votos. La distribución de esos votos la vamos a presentar en pantalla: El candidato Aníbal Acevedo Vila tenía 6 mil 039; si se anulaban esos votos, entonces se le tenían que reducir, y por lo tanto, ganaba el Doctor Pedro Roselló, con una ventaja mayor de 3 mil votos. Para finalizar esta parte es menester señalar que durante todo el proceso que se prolongó alrededor de 45 días, el país se mantuvo en una tensión enorme. Durante dicho periodo el recuento se vio afectado en varias ocasiones. Se logró que en algunos momentos fuera necesario decretar unos recesos, para dar mayor tranquilidad al proceso. No obstante, la Comisión pudo concluir el recuento de votos a tiempo, antes de la fecha dispuesta para que los candidatos tomaran posesión de sus cargos. Vamos a pasar, entonces, a la última parte de nuestra ponencia, estamos terminando ya, que son las lecciones que aprendimos en este proceso. La experiencia de las elecciones de 2004 tuvo importantes lecciones para los puertorriqueños. Podríamos estar aquí hablando largo rato sobre este proceso y sus ramificaciones en lo político, lo electoral y lo social. Sin pretender hacer un catálogo de todos los aspectos, compartimos con ustedes brevemente algunas de las lecciones que consideramos más relevantes. La primera lección fue la situación de incertidumbre social y cómo trabajar con ella, obviamente. Ante un cuadro de elecciones cerradas, con el subsiguiente escrutinio general y recuento de votos, se generó una atmósfera de incertidumbre general en el país. Esa incertidumbre se


manifestó en la gente, en la calle y en los medios de comunicación. El organismo electoral debe estar preparado para lidiar y manejar esa situación, y por eso es que yo le deseo a México que no haya elecciones cerradas. La experiencia demostró, no obstante, que poco a poco ese nivel de incertidumbre y desasosiego social se irá disipando, en la medida en que el organismo pueda ir evidenciándole a la sociedad que está preparado para realizar la función que le corresponde, que es cuestión que le permitan hacer su trabajo y va a ver claro al ganador, a aquel que recibió el favor del pueblo. Segunda lección: las encuestas de opinión pública no son infalibles, y con esto no estoy diciendo una verdad más que sencilla, ¿verdad?, pero es la realidad. Para las elecciones de 2004, la totalidad de las encuestas publicadas en los distintos medios de comunicación pronosticaban que habría un fácil ganador de la contienda, con una ventaja de cerca de 60 mil votos a 80 mil votos; incluso una de las encuestas daba a uno de los candidatos ganadores por más de 300 mil votos. Sin embargo, todas las encuestas de opinión pública erraron en predecir el resultado de las elecciones. Ninguna de ellas pudo ni siquiera insinuar que estaríamos ante una contienda electoral cerrada. Fallaron estrepitosamente y se demostró que no son infalibles. Ciertamente, se pone en duda la credibilidad de las encuestas, para poder establecer cuál es la preferencia de los electores y hacer un pronóstico de quién será el ganador. Tercera lección: los reclamos de los partidos. Frente a un escenario de una elección cerrada, ha de esperarse que los partidos contendores concentren sus esfuerzos en dos objetivos principales: número uno, que se validen aquellos votos que han sido cuestionados, cuyos resultados le favorecen, o dos, que se anulen aquellos votos cuyo resultado no les sería inconveniente. En esa doble dimensión, el organismo electoral debe estar preparado para recibir un sinnúmero de planteamientos o demandas que, de alguna forma, se dirijan a que se validen los votos o que se anulen los mismos, situaciones que en el pasado eran resueltas en las propias mesas, ante un resultado cerrado, va a venir un planteamiento para que lo resuelva la Comisión o el organismo en pleno. Es importante, en este aspecto, que los directivos del organismo electoral tengan la ecuanimidad para resolver los múltiples asuntos que les son


traídos a su consideración. Esto es así, ya que cualquier situación podría dar margen a que se cuestione la imparcialidad del organismo. La consideración de los planteamientos de los partidos, el apego al derecho, al principio de respeto de la voluntad del elector y la ecuanimidad de los directores del organismo, es una parte esencial y fundamental en el manejo de las elecciones cerradas. Cuarta lección: la magnificación de las pequeñas fallas. Una de las principales enseñanzas del proceso electoral en Puerto Rico fue, a nuestro juicio, el hecho de que normalmente, de que lo que normalmente son pequeñas irregularidades o fallas del proceso, ahora toman una dimensión mayor y parecen más graves de lo que realmente son asuntos tales como listas electorales o papeletas que no se incluyeron en las bolsas o en los maletines, o que por inadvertencia de los funcionarios las dejaron en los centros, ahora toman una dimensión mayor, como si fuera un grave problema. Es como si hubiera una exigencia implícita de que el proceso electoral tiene que correr perfecto y no puede haber margen para ningún tipo de error. Quinta lección: no existe detalle pequeño. Otra de las lecciones es que en el proceso electoral no se puede subestimar, particularmente en la preparación de la elección, ningún tipo de detalle, no importa cuan insignificante pueda parecer dicho detalle. Para muestra un botón. Durante el día del evento se recibió la queja, en Puerto Rico, de que en los centros de votación los lápices se partían con facilidad, y las personas, entonces, tomaban sus propios lápices o bolígrafos y hacían las marcas. Particularmente en los casos de los votos mixtos, pues entonces, si se le había partido el lápiz, la marca del voto mixto, entonces parecía distinta, tenía una tonalidad distinta y eso trajo como consecuencia planteamientos de que esos votos no debían adjudicarse, porque eran votos alterados, cuando en verdad, verdaderamente era una situación motivada por los lápices, y una cosa tan sencilla como esa, levantó toda una controversia sobre la integridad del proceso. Finalmente, última lección, para terminar: predominio de la racionalidad y respeto de las instituciones. No hay la menor duda que las elecciones cerradas son una situación traumática, tanto para el organismo electoral que tenga a cargo la dirección de las mismas, como para el país donde se celebra el evento. Sin embargo, la experiencia nos demostró que a medida que se vayan resolviendo las controversias, el valor democrático florece nuevamente, así como el respeto institucional.


Al final del proceso, una vez se certifican los ganadores, el país recupera la calma, aunque ustedes no lo crean, y prevalece el respeto a las instituciones y la tradición democrática impone su dominio. Conclusiones breves. La experiencia vivida en Puerto Rico patentiza el principio que lo más conveniente y beneficioso para un organismo electoral es una elección que se decida con una ventaja holgada, “a son de pela”, como decimos en Puerto Rico. Lo anterior parece una perogrullada, pero no lo es, es una verdad muy evidente que a más amplia la ventaja de un partido sobre el otro, las controversias se reducen prácticamente a cero, las impugnaciones son inexistentes, y todo marcha en un ambiente de seguridad social. Ese ambiente es completamente distinto cuando estamos en una elección cerrada. En una situación de elecciones cerradas se viven momentos difíciles y se puede cuestionar la capacidad y la imparcialidad del ente electoral. Es por ello que las elecciones cerradas representan uno de los mayores retos o pruebas de fuego para los organismos electorales, y ante lo falible que son las encuestas el organismo electoral debe estar preparado para que puedan surgir en cualquier momento. Pero para beneficio de todos la experiencia demuestra que si el organismo electoral procede con ecuanimidad e integridad, y que puede evidenciar que tiene la capacidad para cumplir con el rol social que le ha impuesto la ley, podrá superar la prueba que se enfrenta. Al final del proceso, lejos de perder, mantendrá su credibilidad y confianza en el pueblo. El sistema electoral deja establecida su fortaleza, en la prueba más difícil de todas en las elecciones cerradas. Muchas gracias. Los esperamos con los brazos abiertos en la isla del encanto. Lic. Antonio Cervantes: Muchas gracias, Doctor Gracia. Es difícil sujetar al tiempo de 20 minutos a estos señores que han soportado presiones tan fuertes, pero seguiré intentando. Para hablar del caso de la última elección en Costa Rica, la última experiencia electoral, está con nosotros el Doctor Rubén Hernández. Él es Licenciado en Derecho por la Universidad de Costa Rica, y Doctor en Derecho Constitucional por la Universidad de la Sapiensa de Roma, en Italia. Profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Costa Rica. Ha impartido cursos de Derecho Público en la Universidad de Siena, y ha sido profesor visitante en universidades de Pensylvania, la Universidad Carlos III de Madrid, la Central de Chile, la Católica de Perú, la Católica de


Buenos Aires, la Universidad de Pisa, la Universidad de Turín, la Universidad de Torbergata, Roma, y en el Centro de Estudios Constitucionales de Madrid. Ha sido Vicepresidente del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal Constitucional, y por encargo de las Naciones Unidas fue redactor de la Constitución Política de Guinea Ecuatorial, en 1982. Se desempeñó como embajador en Italia de 1994 a 1998. Tiene un gran número de libros y publicaciones. Es Director de la revista de Derecho Constitucional Costarricense, y es además miembro del Consejo de Redacción de Revistas como Derecho Político en España, Anuario de Derecho Constitucional Latinoamericano en Chile, Revista Iberoamericana de Derecho Procesal Constitucional en México, etcétera. Es miembro correspondiente de las Asociaciones de Derecho Constitucional de Argentina y Perú. Bienvenido, Doctor. Adelante. Dr. Rubén Hernández: Muchísimas gracias, y agradezco a los organizadores de esta actividad que me han invitado a participar y contar un poco acerca de la experiencia que vivimos el 5 de febrero el Costa Rica. Entro directamente en materia, porque el tiempo es corto. Costa Rica, como todos sabemos tiene un sistema presidencial, y las elecciones se celebran cada cuatro años el primer domingo de febrero. Se requieren que el candidato ganador, requiere al menos en 40 por ciento los votos... (falla de audio) ...de lo contrario se va a una segunda ronda que se celebra el primer domingo de abril, lógicamente del mismo año. Desde 1936 donde se estableció este sistema en 40 por ciento, como en la elección de 2002, fue necesario acudir... (falla de audio) ...al igual que en éste el candidato ganador obtuvo al menos el 40 por ciento. Simultáneamente con las elecciones presidenciales se celebran también las elecciones para escoger los miembros de la Asamblea Legislativa que son 57 diputados y que se distribuyen proporcionalmente al número de habitantes entre las siete provincias que integran el territorio costarricense. El sistema electoral costarricense. El sistema electoral costarricense tiene obviamente dos modalidades, para la elección de Presidente se establece el sistema mayoritario con este requisito del 40 por ciento como mínimo en primer vuelta. En el sistema de elección de diputados se utiliza el sistema de cociente, subcociente y restos mayores. El cociente se define como la división entre los votos válidamente emitidos entre los escaños a distribuir, y el subcociente es la mitad del cociente, y un


partido que no haya obtenido, al menos, el subcociente no puede entrar en la distribución de los escaños. De manera que a veces resulta que un partido tiene un resto mayor que algún otro partido, pero por no haber obtenido al menos el subcociente queda fuera de la distribución de los escaños. Pasamos al órgano electoral, antes de entrar propiamente ya a las elecciones quiero dejar delimitados estos aspectos para que se comprenda bien. El órgano electoral costarricense es muy sui géneris porque es un órgano creado en la Constitución del 49 con las más amplias atribuciones jurisdiccionales legislativas y administrativas que pueda imaginarse. Es un órgano compuesto por tres magistrados titulares y que durante el periodo de elecciones se integra con dos adicionales que son nombrados directamente por la Corte Suprema de Justicia, tienen que ser necesariamente abogados, ejercen sus cargos durante seis años pero son reelegidos indefinidamente y en la praxis de los magistrados prácticamente siempre son reelegidos desde que ocupan el cargo hasta que se pensionan se convierten en magistrados electorales. Tiene atribuciones muy importantes, es el encargado de dirigir todos los procesos electorales, pero además tiene tareas jurisdiccionales porque las resoluciones que dicta el Tribunal en materia electoral no son recurribles en la vía jurisdiccional. Es decir, dicen la última palabra en materia electoral. También tienen una potestad de carácter, inclusive hasta constituyente porque pueden interpretar auténticamente las disposiciones constitucionales en materia electoral, así como las normas legislativas también en materia electoral. Finalmente tienen, cuando se inicia el periodo electoral, el traspaso del mando de la fuerza pública pasa directamente al Tribunal Electoral como una medida para garantizar la pureza del sufragio. Como pueden ver es un Tribunal bastante sui géneris con una gran cantidad de potestades, y eso en realidad ha garantizado la transparencia de las elecciones que se han producido del 49 hacia acá en forme ininterrumpida. La campaña política. La campaña política en Costa Rica dura tres meses, se inicia el 15 de octubre, pero existe lo que se llama el receso o la tregua navideña que se produce entre el 15 de diciembre y el 31 de diciembre. De manera que entonces la campaña en total dura tres meses. Las mesas, el día de las votaciones las urnas se abren a las seis de la mañana y se cierran a las seis de la tarde y se vota ininterrumpidamente durante 12 horas.


La integración de las juntas electorales se hace con representantes de cada uno de los partidos, nombres que son posteriormente homologados por el Tribunal de Elecciones y además los partidos tienen el derecho de incluir o de nombrar fiscales en cada una de las mesas. En esta campaña pasada hubo seis mil 163 mesas electorales. Antes de entrar propiamente a lo que ocurrió el día de la votación, voy a hacer una descripción más o menos del entorno político de la situación de los partidos políticos y de los candidatos que participaron, así como de la campaña propiamente dicha y de la participación que tuvo la sociedad civil durante el proceso eleccionario, así también como el papel que jugó la prensa y las encuestas. Tradicionalmente había, Costa Rica tenía un régimen bipartidista hasta el año 2002. Es decir, a partir del 49, durante 13 periodos electorales se lo disputaban al Partido Liberación Nacional de extracción socialdemócrata y el Partido Unidad Social Cristiana de extracción social cristina. El Partido de Liberación Nacional venció en siete elecciones, y el Partido Unidad Social Cristiana en seis. En el año 2002, sin embargo, aparece una tercera fuerza que se llama Partido de Acción Ciudadana que logró obtener el 25 por ciento de los votos en la primera ronda, lo que obligó o lo que impidió que ninguno de los dos partidos mayoritarios obtuviera el 40 por ciento y los obligó a ir a una segunda ronda en la que finalmente venció el Partido Unidad Social Cristiana. En estas pasadas elecciones se presentaron esos tres partidos y además otro partido que había comenzado a presentar candidatos a diputados en la campaña pasada, que se llama el Movimiento Libertario. Estos fueron los cuatro partidos principales, además de ellos hubo 10, pero fueron partidos muy pequeños, algunos de extracción marxista, pero electoralmente insignificantes, algunos de los cuales ni siquiera obtuvieron ni e uno por ciento de los votos, de manera que me centraré en el análisis de estos cuatro. Ahora bien, las candidaturas. Por el Partido Liberación Nacional, el candidato, Doctor Oscar Arias Sánchez, Premio Novel de 1987 y ex presidente de la República había ejercido la primera magistratura entre 1986 y 1990. Por el Partido Unidad Social Cristiana se presentó el Licenciado Ricardo Toledo, que era diputado y había sido ministro de la Presidencia del actual presidente y se considera como el delfín del actual presidente Abel Pacheco.


Por el Partido Acción Ciudadana se presentó el mismo candidato de 2002, el Doctor Othón Solís, economista que había sido ministro de planificación en el gobierno del Doctor Arias Sánchez y posteriormente en otro gobierno, el de Liberación, había sido diputado, él se separó del Partido Liberación en el año 2001 y fundó un nuevo partido que llamó Partido Acción Ciudadana y que obtuvo una gran importancia electoral en el 2002. El Partido Movimiento Libertario presentó como candidato a su líder y fundador, el Licenciado Toquevara, un abogado joven que se había fraguado en la Hacienda del PUS, de una ideología fundamentalmente neoliberal, de un encendido verbo y además muy atractivo para el sexo femenino y tenía un gran arrastre en el sector femenino. Ahora bien, ¿cuáles fueron las propuestas de campaña que hizo cada uno de los partidos? El Partido Liberación Nacional prácticamente utilizó cinco ejes y dijo que había que reactivar la producción, había que hacer una lucha intensa contra la pobreza; en tercer lugar había que modernizar el Estado para hacerlo más ágil y ponerlo al servicio de los ciudadanos. En cuarto lugar había que dar una lucha sin tregua contra la corrupción, este es un tema que ahora vamos a analizar con detalle, y en quinto lugar había que volver a posicionar Costa Rica en el marco de las relaciones internacionales. El Partido Unidad Social Cristiana en realidad tenía un programa muy pobre y básicamente eran ocurrencias de su candidato. Una de esas ocurrencias que hizo mucha gracia, inclusive, fue que prometió si él ganaba, todo graduado de secundaria le iba regalar una computadora, cosas de ese tipo, eran así como tipo de ocurrencias. El PAC, el Partido de Acción Ciudadana, tenía un programa muy coherente, pero tal vez un poco desfasado con la realidad actual, porque era un programa basado en las ideas de los años setenta, cuando se cobijaba la intervención del Estado en la economía; entonces abogaba por subsidios la agricultura, oposición completamente a la aprobación del CAFTA. Costa Rica es el único país de Centroamérica, a pesar de que lo suscribió hace más de un año, que no ha logrado aprobar el CAFTA. Recién ahora se está empezando a discutir en la asamblea y hay una fuertísima oposición del PAC; oposición completa a la apertura de los monopolios estatales en materia de telecomunicaciones, en materia de seguros. Somos uno de los poquísimos países del mundo, creo que ni Cuba, creo que sólo Corea del Norte y Costa Rica tienen el dudoso honor de tener el monopolio estatal de las telecomunicaciones y sin embargo el PAC se


oponía fuertemente a esa apertura que, por el contrario, los demás partidos prohijaban. Finalmente el Movimiento Libertario su programa su basaba, es un partido de corte neoliberal y más bien a veces un poco de tendencia anarquista, porque tiende a presentar de que debe eliminarse toda regulación, que debe haber una desregulación completa en el campo económico. Obviamente está a favor de la apertura de todos los monopolios estatales, obviamente a favor de la aprobación del CAFTA con Estados Unidos y ese era más o menos el cuadro que presentó. Ahora bien, los principales temas discutidos en la campaña. Aquí hubo dos temas fundamentales: El primero y fundamental y que en realidad incidió en el resultado final fue justamente la aprobación o no probación del CAFTA. Aquí hubo una… realmente se polarizaron las fuerzas. Por una parte el Partido Liberación, el Partido Unidad Social Cristiana y el Movimiento Libertario estaban a favor de que se aprueba el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, y por la otra parte, se alineó el Partido Acción Ciudadana y los pequeños partidos de corte marxista, y veremos que al final eso tuvo un resultado a favor del PAC porque todas las fuerzas anti-TLC, anti-CAFTA se alinearon alrededor del PAC y le dieron su voto. El segundo tema fue el tema de la corrupción y este era un tema particularmente sensible, porque como ustedes saben durante el año 2004 dos ex presidentes del país fueron acusados de hechos de corrupción y guardaron cárcel preventiva por más de un año; todavía están en espera de que se fije la fecha del proceso. Inclusive uno muy famoso que fue Miguel Ángel Rodríguez, que tenía 15 días de haber asumido la Secretaría General de la OEA y tuvo que ser destituido, regreso a Costa Rica y estuvo medio año en prisión, y él y el líder principal del PUS, del Partido Unidad Social Cristiana, Rafael Ángel Calderón, también guardó prisión por más de un año y tienen los juicios pendientes. Esto obviamente hizo que el PUS, como se le llama, sucumbiera electoralmente. Pasó de tener el 42 por ciento del electorado a un 3.6, y entonces evidentemente uno de los temas centrales, principales de discusión de la campaña fue el tema de la corrupción. Ahora bien, las encuestas, ¿qué pasó con las encuestas? Las encuestas durante el año, a lo largo de 2005 daban como claro ganador al Doctor Oscar Arias, por una diferencia muy sustancial, inclusive sobrepasaba el 50


por ciento, inclusive al inicio de la campaña electoral, alrededor del 15 ó el 20 de octubre, cuando se hace la primera encuesta, ya propiamente en la campaña, resultaba que el Doctor Arias tenía más votos o iba a obtener más votos que todos los demás candidatos juntos. Entonces, se daba totalmente por descontado el triunfo. Sin embargo, la situación conforme avanza la campaña y empieza a haber una participación muy activa de los sindicatos en contra, de sindicatos estatales fundamentalmente, en contra de la aprobación del TLC, y en alguna medida, la iglesia católica se manifiesta oficialmente en contra de la aprobación del TLC, y obviamente, en un país católico, sobre todo en los estratos humildes, esa opinión tuvo una gran repercusión. El PAC hábilmente logró captar todos esos grupos, logró concitar la atención de esos grupos de la sociedad civil y se fue fortaleciendo poco a poco. Así, entonces, una semana antes de las elecciones, La Nación, que es el principal diario, publica una encuesta, sin embargo, que le da al Doctor Arias el 49 por ciento de los encuestados y le otorga un 28 por ciento al PAC y un 15 por ciento al Movimiento Libertario, y el PUS un seis por ciento. Pero dos días después, otra casa encuestadora hace una nueva encuesta o publica una nueva encuesta y dice que el Doctor Arias ha bajado al 44 por ciento y que el PAC ha subido al 30. La encuestadora que había publicado en La Nación ocho días antes, en el último día hábil para publicar las encuestas, que es el jueves anterior a las elecciones, publica una encuesta realizada el último fin de semana. Es decir, ocho días después de la anterior, en la cual aparece que el Doctor Arias en una semana bajó seis puntos; bajó de 49 a 43 y Othón Solís, o sea el PAC, subió al 33 por ciento. Se empezaban a acercar. Finalmente, el día de las elecciones, una empresa, Border y Asociados, hace un exit poll y que al cerrarse las urnas dice que Liberación obtendría el 44 por ciento y el PAC el 38 por ciento. Antes de entrar ya propiamente, veamos el tema del abstencionismo. Históricamente, el abstencionismo en Costa Rica, hasta el año 1998, había oscilado entre el 18 y el 20 por ciento; sin embargo, en el 98 sube al 30 por ciento. Ahí hubo un descontento, un aumento del diez por ciento. Luego, en la campaña de 2002, subió al 33 por ciento. Cuando se inició la campaña política, las encuestas decían que el abstencionismo iría a rondar alrededor del 50 por ciento. ¿Por qué? Porque había un gran descontento en el electorado por los hechos de corrupción recientemente ocurridos.


Sin embargo poco a poco, como fue subiendo la campaña, ese índice de abstencionismo de 50 por ciento fue bajando y al final se situó en el 34,5; es decir, subió un punto coma cinco, respecto de 2002, pero en realidad el impacto no fue muy grande, dados los hechos de corrupción, el impacto que tuvo en el país esos hechos de corrupción. Los medios de comunicación tuvieron un impacto importante, en el sentido de que a raíz de los hechos de corrupción se dedicaron a deslegitimar a toda la clase política, con lo cual en última instancia el Doctor Arias, que había sido ex presidente, quedó siendo identificado como parte del grupo de la clase política tradicional. Luego, la participación de la sociedad civil, que yo lo había dicho, fue muy importante; los sindicatos que se pusieron a favor del PAC, lo mismo que la iglesia católica. Bueno, entremos a los resultados electorales, porque estamos ya cortos de tiempo. En la noche del 5 de febrero nadie, ni siquiera los más recalcitrantes partidarios del PAC pensaban de que iba a haber un resultado tan estrecho; es decir nadie, nadie lo pensaba posible. Consideraban de que posiblemente Liberación iba a sacar un 43, 44; ellos andarían en el 34, 35 y básicamente lucharían por obtener la mayor cantidad posible de diputados. Sin embargo, en Costa Rica existe el sistema de que los resultados de las elecciones, el Presidente de la Mesa Electoral tiene que transmitirlos por vía electrónica al Tribunal de Elecciones, y con base en esos ingresos electrónicos, la computadora del Tribunal va dando los resultados y así se obtiene lo que se llama el resultado provisional. Pero esta vez ocurrió algo que nunca antes había ocurrido. Por algunas razones, en algunos sitios, sobre todo en algunas provincias, se descompusieron o no funcionaron bien las computadoras y no entraron todos, el 100 por ciento de los informes; entraron en 88,50%, y al entrar el 88,50%, en la madrugada del 6, la diferencia era de tres mil 250 votos; es decir, 0,3%. Entonces esto planteó el problema, porque inmediatamente el PAF vio la posibilidad de que en las mesas que faltaban, que era 703 mesas había la posibilidad, sobre todo porque faltaban de la provincia de San José, donde llevaba mayoría, podía eventualmente ganar las elecciones. Entonces aquí surgió la crisis, el Tribunal de Elecciones dijo que no había ningún resultado provisional hasta que hiciera el conteo manual de las mesas. Pero creo que cometió un error adicional, comenzó el conteo manual con las 703 mesas que faltaban. Entonces era muy fácil, al final de


esa semana, al estar las 703 mesas que faltaban juntando con los conteos electrónicos, hizo suya la diferencia de 16 mil votos. Entonces ya era muy evidente que había ganado el Doctor Arias. Sin embargo, el Tribunal se negó a dar ese resultado. El PAC se montó sobre esta negativa del Tribunal y empezó a cuestionar los resultados y dijo que había habido una gran cantidad de irregularidades y pedía el reconteo de esas 703 mesas, y planteó 595 denuncias por supuestas anomalías electorales. Inclusive el candidato salió, el candidato Tom Solins salió en una cadena de televisión diciendo que faltaban 5 mil papeletas, y denunció una gran cantidad de irregularidades, con lo cual obligó al Tribunal de Elecciones 30 minutos después a salir públicamente a desmentir una por una las denuncias que había hecho el candidato del PAC. Esto mantuvo en zozobra al país, hasta que el 3 de marzo finalmente el Tribunal de Elecciones terminó el conteo manual, dio el resultado final que arrojó una diferencia de 18 mil 169 votos en favor del Partido de Liberación Nacional, y fue una diferencia de 1,12 porcentual en los votos. En cuanto a los diputados Liberación Nacional obtuvo 25, el PAF 17, el Movimiento Libertario 6, el PUS 5, y cuatro pequeños partidos obtuvieron cada uno un diputado. Con lo cual ningún partido va a tener la mayoría parlamentaria que es de 29 votos. Eso tendrá obviamente implicaciones importantes, porque obligará a mayorías transversales y ya se ve muy claramente, posiblemente cuando haya temas sobre apertura el movimiento libertario y el PUB con el Partido Liberación Nacional, lo mismo la eventual aprobación del CAFTA. Cuando haya otros temas como tributos, impuestos, posiblemente el Movimiento Libertario se opone a la creación de impuestos. Votarán en contra, posiblemente el PAC por razones políticas. Entonces eso va a obligar mucho al Partido de Liberación a tener que buscar consensos al interno de la Asamblea y a negociar la mayoría de sus principales proyectos de ley. ¿Qué enseñanza, ya como conclusión, nos deja el proceso? La primera es que hay que buscarse un mecanismo más eficiente para evitar lo que ocurrió esta vez de que no llegaran al Tribunal el 100 por ciento de los resultados de todas las mesas. Habría que buscar mecanismos alternos a la transmisión electrónica de datos. Ya vemos que no sólo, que a veces


también la técnica fracasa, a veces por otros mecanismos más simples como los telegramas, cuando tienen a veces suplido ese problema. En segundo lugar queda claro de que hay una polarización en el país, unos en favor de la aprobación del TLC con Estados Unidos y otros en contra, y esto se va a ver más claramente en los próximos días, posiblemente en un par de meses, cuando el asunto llegue al pleno legislativo y ahí tenga que discutirse si se aprueba o no se aprueba. El otro punto importante, que pareciera desprenderse de esto es que el Partido Unidad Social Cristiana está condenado a desaparecer después del revés electoral que se llevó. El PAC evidentemente se convirtió en la segunda fuerza electoral del país, y con posibilidades reales para el 2010, si actúan inteligentemente, y Partido Liberación se presenta como una incógnita, puesto que después de dos derrotas consecutivas, 98 y 2002 fue revivido por el Doctor Óscar Arias, pero en realidad ese resurgir de Liberación se vio más que todo al prestigio personal del Doctor Arias, y en realidad en el horizonte electoral Liberación no se otea ningún candidato que pueda venir a tomar la bandera del partido. De manera que el cuadro político costarricense electoral, posiblemente va a sufrir una recomposición muy importante en los próximos cuatro años, y no sería raro que surjan nuevas fuerzas políticas y que haya coaliciones entre algunas de las existentes, por lo que desde ese punto de vista también ha resultado interesante la elección. Finalmente quisiera subrayar que en estas elecciones jugó un papel importante la sociedad civil desde el ángulo de los sindicatos, a pesar de que legalmente les está prohibido participar en político electoral, lo hicieron abiertamente y a favor del PAF, y en segundo lugar la participación de la iglesia que también inclusive la tiene vedada a nivel constitucional en segundo lugar la participación de la iglesia que también inclusive la tiene vedada a nivel constitucional, pero sin embargo indirectamente dieron un apoyo al Partido Acción Ciudadana. Lic. Antonio Cervantes: Muchas gracias, Doctor Hernández. Tenemos un ponente más, es el caso de Haití, les recuerdo que hay un espacio para preguntas y respuestas al final, hay unos papelitos que les están distribuyendo por si tienen interés en hacernos llegar algunas. Nuestro ponente para la última intervención es el Doctor Gerardo Le Chevallier, tiene una Maestría de Administración de Empresas, tiene dos


doctorados honoris causa; de 95 a 2004 se desempeño como asociado principal y Director Regional del Instituto Nacional Demócrata de los Estados Unidos para América Latina y el Caribe, del que antes fue representante residente en Paraguay, Bosnia y Haití. En el marco de la Cooperación Internacional por la Democracia ha cumplido misiones profesionales en 46 países incluyendo consultorías políticas y observaciones electorales en 22 de ellos; durante su carrera política en El Salvador, de 79 a 94 fue dirigente nacional del Partido Demócrata Cristiano durante más de 14 años y como tal nombrado Director de Turismo durante la Junta Revolucionaria de Gobierno y Secretario de Información de los presidentes Álvaro Magaña y José Napoleón Duarte. Posteriormente, fue electo Diputado a la Asamblea Legislativa y miembro fundador del Parlamento Centroamericano; se distinguió como uno de los principales negociadores de los acuerdos de paz que pusieron fin a 12 años de guerra civil el 16 de enero del 92; actualmente es Jefe de la Unidad Electoral de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití y Coordinador de la Asistencia Técnica Internacional al Consejo Electoral Provisional de ese país. Bienvenido, tiene usted la palabra. Dr. Gerardo Le Chevallier: Muchas gracias, es un gusto estar con ustedes, es un placer esta acá en México con tantos y tan distinguidos amigos y colegas. Le decía hace rato a Manuel Carrillo que si tuviera que darle las gracias al IFE por todo lo que han hecho en Haití, se me iba a ir la mitad de la conferencia, así que sólo le vamos a agradecer a ti, a Luis Carlos, a Lourdes y a todos los demás, porque en México, ya lo verán ahí en la presentación, hasta las urnas y los documentos de identidad son hechos en México y mucho del personal que tenemos con nosotros está allá en un gran gesto de solidaridad. Claro, lo único que tenemos en común con mis dos colegas fue lo apretado de las elecciones y habrá que ver a donde fueron apretadas en Haití, ahora lo vamos a discutir y como sólo tengo 20 minutos voy a tratar, ya que les vamos a dejar esta láminas, de irme a lo esencial y vamos a pasar rápidamente en el texto. El primer elemento de diferencia con Puerto Rico y Costa Rica es que en Haití nunca se han contado los votos, que nunca ha habido una transición pacífica de un grupo de poder a otro, de que nunca ha quedado nada después de una elección. La comunidad internacional, nosotros somos la séptima misión de Naciones Unidas, tampoco ha tenido un éxito


extraordinario en estabilizar a Haití y ayudarle en sus transiciones a la democracia, y el reto efectivamente ha sido difícil. Por ejemplo, lo que van a ver ahora es el calendario electoral original, que por supuesto no se cumplió. Tuvimos dos calendarios legales, tres oficiales y cuatro en la práctica y se ha violado o se ha incumplido si se puede decir, la fecha constitucional de toma de posesión del presidente que se suponía tenía que estar instalado el 7 de febrero. ¿Cuál era el reto? Básicamente para que se ubiquen, Haití es, con 28 mil kilómetros cuadrados, un pequeño estado de México, anda más o menos por el tamaño de Hidalgo si no me equivoco, pero de ahí todo lo demás es complicadísimo, evidentemente el panorama político, la cantidad de cargos, el desafío es muy grande. Y esta vez tuvimos muchísima suerte, diría yo, porque observadores y periodistas creíbles establecieron que éstas fueron las mejores elecciones que Haití jamás ha tenido, lo cual dista de significar que fueron excelentes elecciones, pero hay que comparar lo comparable, y ciertamente hubo un elemento nuevo: seguridad. Hablamos hace rato con… que estuvo en Haití en 87, es la primera elección donde no hay violencia política ni en el proceso de registro ni en el proceso de votación. Segundo. Una participación cuantitativa y cualitativa extraordinaria, todas las fuerzas políticas estaban presentes, y con 35 candidatos a la presidencia, y por primera vez se logra un porcentaje de participación de más del 63 por ciento, más o menos de los inscritos y por primera vez un sistema de inscripción técnicamente comprobable, como les digo, comparable al que tiene México y que está imprimiéndose acá. Es decir, por primera vez los haitianos sólo pudieran votar una vez y los muertos no pudieron votar, lo cual no está tan mal. Por supuesto, el hecho de que no hubiera violencia no es mérito nuestro. A pesar de nuestra presencia, la decisión de no violentar el proceso no corresponde a los que tratan de garantizar el orden, sino que lo contrario, y esto es muy interesante, porque aunque yo no voy a tocar mucho el tema político, por no decir casi nada, la decisión de los haitianos de darle un chance a la democracia creo que es notable. Después de 20 años de turbulencia que empiezan en el ’86, con la salida del famoso Baby Doc, hijo de Papa Doc y que fueron dictadores durante la mayor parte del tercer cuarto del siglo pasado, y a eso atribuimos nosotros el que no haya habido violencia en todo el proceso, a pesar de la escasa cantidad de tropas que nosotros teníamos, muy, pero muy insuficiente para


un país como Haití, como lo demuestran todos los antecedentes históricos de presencia internacional. En materia de organización también muchísimas novedades históricas: Un documento de identidad de última tecnología, un sistema electoral confiable, la creación de una fuerza, yo les llamo boy scouts electorales, es decir, guardias electorales equipados con armas no letales, básicamente palos. Originalmente tenían papers spray, ese asunto de gas de pimienta, pero con ése se encariñaron y le pusieron desodorante para perros y lo acabaron en el primer mes asustando a todos los perros del vecindario, que en Haití son muchos los callejeros. Así que ninguna organización de derechos humanos pudo quejarse de que le habíamos echado papers spray a algún elector insubordinado. Hasta en eso nos fue bien. Votos contados, guardados en containers. Nunca en Haití se han contado los votos, siempre se han dado números estrafalarios, proyecciones, cuando no han sido mentiras del gobierno para dar la impresión de participación; les puedo dar las cifras oficiales, y todos esos votos están en containers, bajo custodia jurídica, obviamente, de la autoridad electoral, y custodia militar de minuta. Nuevamente una novedad, todos los resultados en la página Web, la pueden visitar cuando quieran, incluso acta por acta, lo cual nos ayudó a resolver extraordinariamente rápido todos los contenciosos. Porque en un país donde nunca se habían contado los votos, las apelaciones de los candidatos, y lo veremos después en las nueve fases del proceso, eran extraordinarias. Yo voy a guardar varias para cuando vuelva a la política en El Salvador. Por ejemplo, había unas, las vamos a poner en Internet, sí se las recomiendo, que decían: Desde chiquito mi mamá me ha dicho que soy lindo, bonito y el favorito de todos, ¿cómo es que no gané la elección, no? Hubo algo mal, y así es, en serio. Todos los vecinos están sorprendidos de que no quede electo, recuenten, carajo. Evidentemente no era tan fácil, y se dio todo eso, ¿verdad? De hecho fue interesante, porque hasta resultaron ser más baratas y aquí fue una contribución también mexicana, Luis Jiménez Cacho hizo con nosotros el presupuesto y le atinamos. De hecho, como lo pongo ahí, hasta el clima fue favorable porque en Haití se vota en la calle y estaba nublado el día, así que la gente no se impacientó; si hubiera habido solo, como lo hay en esa isla del Caribe, créanme que hubiera habido más problemas.


La parte técnica nosotros la evaluamos en Naciones Unidas en sus nueve fases y las voy a recorrer rápidamente, podemos hacer algunos comentarios. La primera y más importante para nosotros es el marco jurídico en el cual se establece el proceso. Ahí está el mandato de la ONU, lo salto, es fácil de leer. Nosotros tenemos la posibilidad de dar asistencia y esa creo que fue una de las razones del éxito. Nosotros no organizamos las elecciones, le damos el apoyo a la autoridad electoral, que ella nos requiere, ni más ni menos, bueno, menos muchas veces porque nos piden cosas que no siempre es posible hacer, pero le buscamos manera, dentro de un espíritu de cooperación. Encima tenemos un acuerdo muy claro con la OEA, que permite básicamente lo mismo. La OEA organizó el registro, un trabajo formidable, estupendo y hemos tenido también un gran esfuerzo de observación internacional. La estructura del CPE, hasta este momento no existe un Código Electoral y cada vez que hay elecciones se cambia la legislación, y eso ha sido realmente un problema, porque la legislación como tal tiene muchísimo vacíos. Por ejemplo, hay contradicciones entre si se cuentan votos o votantes. Se menciona contar votos blancos, pero no se dice cómo. En Haití nunca se han contado los votos blancos, y a pesar de que leyes anteriores consignan que se deben contar, nunca se dijo cómo ni se contaron ni aparecen en el Diario Oficial como contabilizados. Entonces, hay áreas de vacío. Otro vacío importante es que, por ejemplo, se hicieron elecciones para senadores en renovación. En Haití se tiene que renovar el Senado cada tercio, cada dos años. Aquí se renovó el 100 por ciento y se hizo una sola elección, con una sola papeleta con tres opciones. La ley no estableció cómo contarlos. Entonces, ¿cómo se cuentan? Una papeleta con un voto tiene dos blancos o es sólo un voto; una papeleta con tres votantes ¿cómo se divide, cuál es la separación? Porque si sólo es un voto por papeleta, una persona que obtiene 100 por ciento del apoyo de los votantes, puesto que no puede uno votar dos veces por el mismo, sólo obtiene un tercio de los votos expresados. En fin, es un sistema muy complicado, con muchos vacíos en los cuales hay que trabajar, pero ciertamente con una autoridad electoral extremadamente democrática, por no decir excesivamente democrática y transparente, y me imagino que hasta aquí leyeron los reclamos que se hacían mutuamente los


concejales; cualquier parecido con situaciones acá no tiene nada que ver. Allá en serio que se dicen de todo. Una autoridad electoral contaminada políticamente, con falsificación de exámenes; todo esto denunciado y consignado, no son apreciaciones nuestras, donde el Consejo Electoral incluye varios partidos políticos, toda la estructura electoral descentralizada incluye partidos políticos, y como van a ver en la siguiente, encima la ley establece que los miembros de casilla tienen que ser propuestos por los partidos políticos y la sociedad civil, pero evidentemente, cuando la comunicación y las estructuras están contaminadas, pues obviamente los resultados son curiosos. Por ejemplo, no sé si van a poder ver, pero ahí hay una familia que es extremadamente democrática, es la familia Reliquer, ahí abajo pueden ver que por ejemplo Jimmy es del partido OPL, su hermana es de la sociedad civil; el sobrino es de Alianza, el otro es de OPL y así sucesivamente, entonces se repartieron las mesas y obviamente eso crea la oportunidad de fraude. Lo que no sabían, es que nosotros íbamos a computarizar todas las listas y ahí aparecieron los duplicados y los movimientos. Sólo para darles una idea, la cantidad de gente que propuso la sociedad civil y los partidos, versus la que en realidad participó en las elecciones, no pasó el 26 por ciento; es decir, que más del 70 por ciento de los nombres originalmente propuestos fue falsificada por la autoridad electoral, o cuando menos no por la autoridad electoral sino que por los miembros de la estructura electoral, que obviamente trataron de meter a su gente. Entonces nosotros entrenábamos a montones de gente, entrenamos cerca de 40 mil personas y en la práctica la gente que entrenamos no llegó, y eso explica algunas de las dificultades que se dieron el día de las elecciones, en cuanto a la logística. De hecho, ya es curioso, sólo hemos pagado el 90 y tantos por ciento de los que supuestamente trabajaron en las elecciones. Otro elemento importante de este esfuerzo es el registro que organizó la OEA, con un sistema que debe ser permanente, con un sistema de la más alta calidad, comparada a la que ustedes tienen, no insisto. Otro elemento que sirvió fue este que les mencionaba, de los guardias electorales, con un concepto nuevo de seguridad, porque en Haití nunca se le había dado seguridad a los centros de votación. La policía nacional haitiana nunca ha tenido más de tres mil efectivos, aunque siempre ha tenido más de cinco mil planilleros, pero con tres mil personas cubrir un país de más de ocho millones de personas, es un reto


extraordinario y obviamente imposible. Entonces, se negoció con la autoridad electoral y el gobierno, y se creó esta fuerza de policía civil, se le puede llamar así o ciudadana, que fue enmarcada por las Naciones Unidas. Igual se hizo con todo el material y todas las compras. Fue el PNUD el que hizo todo el sistema de licitación, en una Comisión de transparencia extraordinaria, presidida por un representante de la autoridad electoral haitiana, pero con participación de la OEA, del PNUD y de los principales donantes, léase Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y un representante de Linusta. Entonces, en ese equipo de siete difícil que se diera corrupción en el sistema de compras y eso explica porqué estas elecciones costaron menos que las de hace diez años. Nosotros hicimos contribuciones con Naciones Unidas en todo el sistema de logística y subcontratamos a IUNOPS, que es una agencia de Naciones Unidas, para todo lo que fue el trabajo de identificación de más de 453 oficinas que se le armaron a la OEA para el registro. Se subcontrataron seis empresas de electricidad, porque el gran problema del sistema de identificación, que algunos criticaron como sofisticado, en realidad no lo es sofisticado; lo mismo da hacer algo bueno que malo o cuesta. El gran problema en Haití es la ausencia total de energía eléctrica; no se puede contar con más de una o dos horas de energía diaria en los más de los lugares, y donde hay más es en Puerto Príncipe; la cobertura energética nunca rebasa las ocho horas diarias, porque se turnan por tercios. La capacidad de generación eléctrica no rebasa el tercio en Puerto Príncipe, cuando la hay, que no siempre la hay. Entonces, eso nos obligó a generar un sistema propio de generación eléctrica e incluso y ahora lo veo, aquí ven a los soldados, por un lado argentinos, y por otro lado creo que son brasileros contribuyendo en la distribución de las tarjetas para acelerar el proceso. Cuarto momento, fue el del registro de candidatos, ya les daba algunas cifras hace rato. 35 para Presidente 311 para el Senado, hay 30 puestos en disputa, y mil 070 para la diputación. Un quinto ejercicio interesante fue el tratar de hacer una educación cívica focalizada, utilizando mucho los recursos del Estado, hay un monopolio de televisión y de radio. Es decir, monopolio estatal como muchas, ahora radios y televisoras privadas, pero eso abarató costos.


Notarán, a mí una de las que más me hace gracia es una financiada por Aire, que es abajo a la derecha, donde a nosotros los políticos nos ponen, como ven a este borracho y mentiroso. Entonces de por sí que estamos jodidos, nos ayudan ¿verdad? No nos ayudes compadre. Pero cuando menos llamaba la atención. El sector momento interesante fue la campaña política. Una oscuridad muy grave en la parte del financiamiento. Curiosamente a nadie le importó. Yo no sé si es práctica o no, pero ni los periodistas ni nuestros amigos observadores que siempre andan tras la plata, pero como no estaba el Centro Carter no se interesaron en el financiamiento de los partidos, que es un tema que Jennifer maneja con muchísimo liderazgo. El séptimo elemento, que creemos contribuyó a este éxito, fue que pasamos, y esto yo sé que es un retroceso del sistema de voto domiciliario a un voto de sistema centralizado en centros de voto. El problema es que el voto domiciliario, cuando no hay un aparato confiable, y creo habérselos demostrado con el hecho de que los empleados de casilla eran todos manipulados o cuando menos tres cuartas partes, era para nosotros extremadamente complejo garantizar transparencia si no había algún sistema de control, y algún nivel de centralización. Además los partidos allá, como ustedes ven hay más de 100 partidos políticos, la capacidad de generar observadores o vigilantes partidarios es muy marginal. Entonces a más casilla menos vigilancia y más riesgo de fraude. El hecho de que se hizo además ese sistema centralizado nos permitió concentrar la seguridad y facilitar el sistema y distribución de material electoral. Ahí ven a nuestra gente haciéndolo, van a reconocer la casilla mexicana ahí abajo a la derecha. El hecho es de que uno de los éxitos que tuvimos es que 100 por ciento de las papeletas llegó a su lugar, cosa que francamente es un milagro, porque atinarle así de fácil no es, y una de las causas de rebeliones y de violencia en Haití, en las elecciones siempre fue de que llegaban las papeletas al lugar equivocado y la gente quemaba el centro de votación. Ojo, el hecho de que esto estuviera más o menos bien, no impidió que nos quemaran como nueve centros de votación de los 800, pero no fue muy grave.


El octavo, aquí se refirieron a ellos nuestros colegas, un sistema de tabulación centralizado. Anteriormente se contaba en Haití de manera descentralizada un sistema de pirámide, y los resultados se totalizaban a nivel nacional. Nosotros pensamos que la falta de confianza en el sistema descentralizado nos obligaba a un sistema centralizado, y a través de las actas físicamente a Puerto Príncipe, donde fueron metidas en un centro, que manejó la OEA y al cual nosotros equipamos con un presupuesto de participación de los haitianos que aprobaban cada una de las etapas. Ahí están algunas de las cifras de lo que sí había. Tuvimos pérdidas a pesar de eso, de cerca de cinco por ciento de las actas. Lo cual es bastante, pero para el caso de Haití es poco. En esta segunda vuelta se van a hacer varias cosas nuevas, incluyendo un control individualizado, y por último, un elemento que creo que sirvió muchísimo para calmar los ánimos, el que se respeto, por primera vez, en Haití el sistema de contencioso de apelaciones. Ahí está en sesión el Tribunal Nacional número dos, reconocen a los que los tuvieron acá, porque varias de estos concejales estuvieron acá en IFE en capacitación. Pero por supuesto el empate que tenía el Presidente Preval, el candidato Preval con los votos blancos en un sistema no determinado de cómo contabilizarlos generó mucha zozobra, y un hecho fantástico, para mí, que fue que los pobres se tomaron el Hotel Montana, que es el más lujoso de la ciudad, pero en vez de que hubiera violencia, al contrario se pusieron a bailar en la cancha de tenis, y el único delito que cometieron fue meterse a la alberca. Si yo hubiera estado ahí, me hubiera tomado un par de cervezas gratis, pero no. Ellos realmente respetaron, y ante es movilización popular en defensa del voto el Tribunal Electoral cedió y acepto contabilizar los votos de una manera original, que fue distribuirlas entre los candidatos, método que se utilizaba o se utilizó algún tiempo en Bélgica y que permitió resolver el impase que Preval ganara en primera vuelta, lo demás lo acelero, presencia de observaciones interesantes y hay varios elementos que son para nosotros interesantes, las posibilidades de alianzas, porque el ejercicio político obviamente viene ahora, es decir lo que interesa a Haití es la gobernabilidad, no simplemente el tener elecciones y entonces ahí se ve como partidos que simpatizan o podrían, lo que hablaban mis colegas anteriores y además por ejemplo prever violencia. Sabíamos, debido a este análisis, que donde había indiferencias, pocas como ustedes ven aquí, en esas diputados la diferencia entre el segundo y el tercero, el primero y el segundo van a segunda vuelta cuando la


diferencia es de seis votos, la gente está dispuesta a matar con tal de que se recuenten las papeletas. Entonces ahí pudimos determinar un análisis de riesgo probable con el mapa nuestro de violencia político electoral en Haití. Les paso el detalle de nuestra ruta crítica y ventajas de haber hecho una primera vuelta y de haber obviamente hecho el registro con la OEA porque eso nos dio conocimiento de terreno que no hubiéremos tenido de otra manera, y al final este fue el calendario. La segunda vuelta está prevista para el 21 de abril y Dios mediante así será. Les paso la parte del presupuesto y algunas recomendaciones de tipo institucional, pero lo fundamental, creemos es que en el sistema electoral tiene que repensarse. Aquí está la evidencia que demuestra que Luis no se equivocó en el presupuesto, lo que pasó es que el Registro Electoral en vez de costar 8 millones, acabó costando 38 y esos 30 millones de dólares explican la diferencia entre el presupuesto original y el final. Y lo más importante que habrá que reflexionar es cómo la Comunidad Internacional puede seguir ayudando a Haití, ya no sólo en la parte electoral, sino que en la parte de gobernabilidad y de recuperación económica, porque como ustedes saben Haití es el país más pobre del continente. Muchas gracias. Lic. Antonio Cervantes: Muchas gracias a nuestros tres ponentes. Aquí hay algunas preguntas que agrupé por temas y si bien algunas están dirigidas a alguno de ustedes en específico, quizá cualquiera de los otros o el otro si se siente con ganas de hacerlo, pues nos gustaría escuchar su opinión. El primer tema sobre abstencionismo. Hay una pregunta para Aurelio Gracia y también para el señor Le Chevallier sobre, ¿por qué el alto grado de participación en el caso de Puerto Rico o cómo fue que se abatió el abstencionismo? Y en el caso de Haití ¿cuál fue el porcentaje de abstencionismo. Si quieren dar respuesta. Sr. Aurelio Gracia: Bueno, el aspecto de abstencionismo en verdad es multifactorial, es bien difícil uno poder establecer causas específicas. No obstante hay, bajo nuestra ley electoral hay unas cosas que nosotros tenemos que básicamente lo que, el día de la elección la gente, la única alternativa que tiene es ir a votar, no tiene ninguna otra, es un día feriado por ley, los establecimientos están cerrados, los parques están cerrados, todo está cerrado.


En el país lo único que hay, vamos a decir, es votación, o te quedas en la casa o vas a votar, y mucha gente a veces que dice por la mañana yo no voy a votar, a las 11 ya empieza a sacar la ropa y a la una de la tarde está buscando quién lo lleve o si no se va a pie y decía que no iba a votar. Entonces yo creo que esos factores, claro y el elemento político que, como latino, al fin caribeño pues somos bien pasionales, yo creo que esa pasión también está ahí presente, yo creo que son factores que inciden. Dr. Gerardo Le Chevallier: En el caso de Haití la cosa es la siguiente, hay 8.5 millones de habitantes y un máximo, según el censo poblacional de 4.5 millones de adultos en edad de votar, el problema es que Haití tiene cerca de dos millones de ilegales, entre Dominicana, Canadá y Estados Unidos, México todavía no, pero igual que los salvadoreños, mis compatriotas los haitianos se van para donde pueden y eso establece un índice de participación posible reducido. Nosotros calculamos que el 3.5 millones que se inscribió es más o menos como que el 100 por ciento de la gente que se pudo documentar, aunque era opcional, no era obligatorio. Sólo para darles dos datos interesantes. El 53 por ciento de la gente que se documentó lo hizo con acta de nacimiento, en un país donde cualquiera de ustedes puede decir que es haitiano y sacar un acta de nacimiento, y 21 por ciento lo hizo con testigos, es decir, ni siquiera tiene acta de nacimiento; o sea, estamos hablando de un país donde tres cuartos de la población ahora tiene un documento con foto de máxima calidad, y eso creo que es uno de los grandes resultados. Por ahí el 100 por ciento se registró. Ahora, sólo participó el 63 por ciento. ¿Por qué? No lo sé, pero aún así es la etapa, el porcentaje de participación más alto en la historia de Haití, incluso comparando con cifras como la del ’90, donde hubo proyecciones de que votó por ahí el 50 por ciento y el 95, donde se supone que votó aproximadamente un tercio. Las cifras de 2000 son totalmente falsas, fueron inventadas por el gobierno, porque se calcula que hubo menos del 10 por ciento de participación. Ciertamente, de haber hecho voto domiciliario hubiera podido votar más gente, incluso hubieran podido votar más vences, lo cual hubiera aumentado los números. Pero por ahora nos conformamos con eso. Mtro. Antonio Cervantes: Muchas gracias. Para los tres ponentes, se repite un tema aquí, una pregunta sobre cuál es el esquema de financiamiento que existe para los partidos políticos en cada uno de los tres


países; si hay financiamiento público y privado o cuál es el sistema de financiamiento y está ligado en varias de las preguntas al procedimiento para registrar a los partidos. ¿Cuál es el procedimiento para registrar a un partido político? Si seguimos el mismo orden, sí. Sr. Aurelio Gracia: Sí. En Puerto Rico para la inscripción de un partido se hace la petición en la Comisión Estatal de Elecciones, se autoriza una vez que cumpla con los requisitos del Reglamento, que son relativamente sencillos y tener un Reglamento y una Plataforma, y entonces debe complementar peticiones de endoso, o sea, firmas de electores que lo respalden, equivalentes al 5 por ciento. Eso actualmente equivale a 97 mil votantes, para poder entonces tener acceso a la papeleta electoral. Hay financiamiento público y también se acepta financiamiento privado. Es un sistema mixto actualmente; sí, pero hay financiamiento por parte del gobierno. Sr. Rubén Hernández: Inscribir partidos políticos en Costa Rica es muy simple, porque bastan 3 mil firmas a nivel nacional. Obviamente, a nivel provincial es proporcional al número de electores, de manera que es muy simple inscribir partidos políticos. Existe la financiación estatal, hay un porcentaje fijado de los últimos dos presupuestales anuales, y lo que es una regulación exhaustiva de los gastos que se pagan; es decir, hay un máximo que se paga en publicidad, en cuanto a cuñas televisivas o de radio y a una página diaria en los periódicos de mayor circulación, y en cuanto a la financiación privada… Bueno, para tener acceso a la financiación estatal el partido tiene que haber obtenido al menos el 4 por ciento de los votos a nivel nacional, si es un partido a nivel nacional, y si es un partido a nivel provincial, que sólo presenta candidatos a diputados, haber obtenido el 4 por ciento o al menos un diputado. Luego, la financiación privada está también regulada y se establece un máximo de, el equivalente más o menos a 45 mil dólares por persona. Está prohibida totalmente la participación de los extranjeros, no pueden ni directa ni indirectamente y está tipificado como delito para los funcionarios de los partidos recibir recursos directa o indirectamente de los extranjeros, y así también a los extranjeros que de alguna forma contribuyan, también incurren en un delito. Mtro. Antonio Cervantes: Gracias. Un tema también recurrente es la relación… Perdón.


Sr. Gerardo Le Chevallier: En el caso de Haití casi no hay. Es decir, como había tanto requisito de presentar 40 mil firmas, ningún partido pudo conseguir las 40 mil firmas y el gobierno decidió poner un paquete de dinero y distribuirlo en el número de candidatos que hubo para cada categoría. Todavía estamos esperando el Informe de Tesorería de cuándo se le dio a cada partido, y la Tesorería les ha pedido a los partidos que expliquen cómo gastaron su dinero, pero no se aplicó la legislación electoral. Mtro. Antonio Cervantes: Ahora sí, perdón. Sobre la relación de Estados Unidos con Puerto Rico en materia electoral, por ejemplo, si se identifica a los partidos, o alguno de ellos, con el Partido Demócrata, el República de Estados Unidos, si eso influye en el resultado o el tipo de resultado que se tiene, muy cerrado o no. En general, ¿cuál es la influencia que tiene Estados Unidos en los procesos electorales de Puerto Rico y si se ha hecho alguna consulta o plebiscito al respecto? ...en términos de la participación de los partidos demócrata y republicano, los líderes del Partido Popular Democrático y los líderes del Partido Nuevo Progresista, participan en otros partidos, o sea, participan, algunos son miembros o se declaran miembros del Partido Republicano o algunos se declaran miembros del Partido Demócrata. En cuanto al Partido Independentista, pues obviamente ellos no participan de ninguna forma en la política de Estados Unidos. En términos de influencia, yo no podría decir que existe un elemento de influencia; para algún acto político pueden invitar a algún senador, a algún congresista para que, bueno, dé un discurso en un momento dado, pero lo hacen de otros partidos que respaldan algún tipo de relación con los Estados Unidos, pero así, en términos formales, sobre el organismo electoral no tienen ninguna injerencia en el proceso electoral. Lic. Antonio Cervantes: Otro tema es sobre el candidato no registrado, para el mismo Aurelio Gracia, aunque quizá los otros dos ponentes quisieran comentar algo. Si se reconoce por la ley alguien que sea postulado, aunque no aparece en la boleta. Dr. Aurelio Gracia: Nosotros tuvimos un caso en una alcaldía, de una persona que ganó la alcaldía en su pueblo con la candidatura directa. Era una persona, pertenecía a uno de los partidos, había habido un proceso interno de primaria; lo perdió y al perder reclamó de que fue porque la maquinaria del partido quería que perdiera.


Entonces, hizo su campaña de nominación directa y convenció a la mayoría de los electores. Fueron cerca de siete mil votantes de un universo de 12 mil ó 14 mil y salió electo, y fue reconocido y certificado, y cumplió su mandato como alcalde. Eso es lo más significativo que hemos tenido. Se reconoce. Durante las elecciones de 2004 fueron alrededor de tres mil 500 votos en total en todo Puerto Rico; muchos de ellos votos nulos, porque desde Hitler, hasta Superman, Jesucristo, todos cogen votos. Lic. Aurelio Gracia: ¿Algún comentario? Sr. Rubén Hernández: ¿En qué caso no se podían presentar candidaturas a través de los partidos políticos? Lic. Antonio Cervantes: Ok. El Doctor Rubén Hernández, sobre la intervención de la iglesia y los sindicatos; si el Estado actúa frente a esto o existió alguna sanción en este caso. Sr. Rubén Hernández: No, el Estado para nada intervino; hay una total neutralidad, pero sí un repudio en un sector de la opinión pública en el sentido de que teniendo una prohibición legal en un caso y en la otra constitucional, se manifestaran a favor, directa o indirectamente, a favor de un determinado partido político. Pero evidentemente la participación de estos actores de la sociedad civil tuvieron una repercusión muy importante en el resultado final. Es decir, posiblemente el PAC no hubiera crecido del 25 al 40; posiblemente hubiera quedado en el 30. Ese 10 por ciento adicional que obtuvo al final fue producto del apoyo que le dieron los sindicatos e indirectamente la iglesia. Lic. Antonio Cervantes: Dos temas más dirigidos a usted, Doctor, sobre transparencia y fiscalización. Si existe algún órgano encargado de hacer esto, la transparencia y la fiscalización, ¿quién la lleva a cabo en Costa Rica? Sr. Rubén Hernández: Bueno, a eso debo responder según las elecciones justamente. Existe una organización privada que se llama Transparencia y que siempre está haciendo como especie de auditorías y está estableciendo cuáles son, en cada elección, los errores que se han cometido. Todavía no ha salido el Informe de esta elección; posiblemente creo que saldrá a principios de abril y ahí veremos cuáles son los aspectos que objetan, y ha sido importante porque en las últimas dos campañas las observaciones que han hecho han sido tomadas en cuenta por el Tribunal


de Elecciones para corregir defectos en la siguiente elección. De manera que desde ese punto de vista es una colaboración muy valiosa. Lic. Antonio Cervantes: Ok. Hay varias preguntas con relación al comportamiento de los actores, los actores políticos y la ciudadanía en los tres casos; por ejemplo, ¿en qué nombre se dan, en su mayoría, los alzamientos violentos en Haití?, o en nombre de qué, entiendo que así va. ¿Cuál fue el efecto de la amenaza de conflicto (guerra civil) y de la observación internacional en el resultado electoral? ¿Cuál fue la actitud de los actores, candidatos y partidos, frente a los resultados electorales?, en los tres casos, y esta última, que es dirigida a la mesa, ¿qué responsabilidad tienen los candidatos a cargos de elección popular, en términos de propagación o contención de la violencia en un escenario de resultados apretados o cerrados? ¿Qué actitud tuvieron los candidatos y los partidos, frente a los resultados electorales? Dr. Aurelio Gracia: Básicamente los partidos, como dije en mi ponencia, hubo un aumento bien grande en términos de reclamo, de cuestionamiento y de planteamiento. Por el otro lado los partidos, como tenían sus oficiales de mesa en el recuento, pues avivaban continuamente la esperanza de ganar las elecciones, y eso ciertamente no propiciaba una tranquilidad mayor al proceso, sino por el contrario aumentaba la tensión, aumentaba la tensión. No fue hasta que finalmente se pudo terminar los resultados, que eso bajó. Pero al principio ciertamente contribuyeron al clima de incertidumbre. Dr. Rubén Hernández: En el caso de Costa Rica había que hacer la diferencia, una distinción. El Partido de Liberación se mantuvo respetuoso, dijo que no haría ninguna declaración pública hasta tanto estuvieran los resultados oficiales de las elecciones. Sin embargo, cuando ya estuvo el conteo manual, aunque no era oficial, más o menos ya ahí se hicieron declaraciones en el sentido de que habían triunfado. El PAF, por el contrario, no aceptó los resultados e inclusive seguía cuestionando y recién cuando de las 595 acciones de nulidad planteadas habían sido rechazadas 500, salió finalmente candidato a admitir la derrota y eso fue tres días antes de que se hiciera la declaratoria oficial de que había vencido Liberación Nacional. Los medios de comunicación tuvieron una actitud muy precavida, y desde el inicio dijeron que se limitarían únicamente a publicar los boletines oficiales del Tribunal de Elecciones que todos los días daba un boletín acerca del


resultado del conteo manual de las mesas, sin hacer sumatoria de las mesas anteriores, únicamente de las mesas contadas ese día, y los medios de comunicación simplemente transcribían esos boletines, y hasta que no hubo la declaración oficial del Tribunal no dieron por ganador al Doctor Arias. Sr. Gerardo Le Chevallier: En el caso de Haití el día de las elecciones la violencia en realidad afectó cinco centros y algunas mesas. En las mesas fue porque no se abrían a tiempo y la gente de impacientó o como había mucha presión, porque los centros de votación son escuelas, y en Haití obviamente no hay muchas escuelas, es un país extremadamente pobre, y las que hay no son muy amplias. Entonces hubo lugares donde había, por ejemplo, dos casillas o hasta tres en una misma aula de clases, y la presión de la población era tal que hubo miembros de casilla que se levantaron, entonces la gente quería votar, destruyó el material electoral. Pero no fue una violencia con carácter política. Hubo sí, en los dos o tres centros. Por ejemplo hubo uno donde seis candidatos decidieron impedir la votación por un conflicto que existía entre ellos, y de hecho no se va a repetir la elección, se va a seguir en segunda vuelta, aún con un centro de votación destruido. Excepcionalmente no se les han aplicado sanciones de ley a los causantes de esa destrucción. Pero podría hacerse, esa parte todavía no se ha decidido. Ciertamente los observadores tuvieron un factor disuasivo muy importante, porque en Haití la presencia fue de largo plazo. Entonces eso permitió que los tres grupos de observación principales, que ustedes vieron ahí en la filmina, hayan estado en contacto permanentemente desde el año pasado con todos los partidos y los candidatos en todo el país, y eso creo que fue un disuasivo importante. Lo mismo que la presencia de observadores nacionales en todos los centros, porque cuando la gente tiene como quejarse y dejar constancia de su enojo por algún problema reacciona más favorablemente que si no hay manera de consignar lo que sucedió. La reacción ante los resultados, creo yo, debido a lo que salió en el Internet fue bastante positiva, porque cada quien tiene habiendo ésta de una mesa, la capacidad de ver cuáles son los resultados de esa mesa. Entonces ya no existe el riesgo, como sucedió en Perú, cuando Fujimori, que los resultados sean manipulados a nivel central, porque cada quien puede tomar el Internet, claro, no hay mucho Internet en Haití, pero el liderazgo nacional sí tiene acceso al Internet y pude hacer sus propias


verificaciones. Los candidatos obviamente tienen responsabilidades penales, está en el Código Electoral, incluso firmaron códigos de ética, acuerdos de no violencia y todo eso. E insisto, por primera vez en Haití tuvieron elecciones extremadamente pacíficas. Si uno compara con el otro lado de la isla, la República Dominicana donde hubieron 12 muertos cuando la elección del presidente Fernández, creo que en Haití las cosas salieron extremadamente bien. Ahora sí hay varias lecciones que hay que subrayar, lo que decía nuestro colega hace rato, lo malo es cuando hay elecciones apretadas y si la decisión popular es clara, por más que haya pequeños errores por todos lados, pues no son tan graves. Aquí el problema es cuando eso sucede y máxime que el CP debido a que no legisló oportunamente, tuvo que legislar en caliente y cuando uno tiene que decidir quién gana basado en un método de cómo se cuentan los votos blancos, pues evidentemente ya no se está legislando en función de algo, sino de alguien y eso sí crea un problema y de hecho lo creó en Haití, no sólo para presidente sino que también para diputados y senadores. El otro problema que también se hizo fue sacar los resultados según como iban llegando y para todos ustedes que conocen PREP y otras maneras de proyectar resultados preliminares, saben que no hay nada más alejado de la verdad que la realidad. Es decir, los resultados llegan de donde es más fácil traerlos, pero no necesariamente representan la voluntad de un país porque el voto rural llega de último. Hay quien dice que aquí se cayó el sistema en el 88 porque los votos del D. F. les dieron pensar a alguno que los votos de tal país eran iguales, y yo no sé si era cierto, pero en todo caso, así como pasó en México, en Haití se cometió el error de sacar los resultados, IPREVAL que tenía 65 por ciento de los votos empezó a bajar, bajar y cuando pasó debajo del 50 por ciento, pues obviamente todos sus seguidores no estaban muy contentos. Esto realmente es algo que hay que tomar en cuenta, igual con las Quicams y las proyecciones, no son infalibles y crean expectativas brutales en la gente y cuando la realidad se impone de manera diferente, todo el mundo cree que hay fraude o cuando menos el que ganó dice que le hicieron fraude y entonces se crean líos. Yo creo que es un tema, es una tarea pendiente que hay que revisar porque en los tres casos nos enfrentamos a situaciones totalmente anómalas debido a la anomalía de ese empate o de esa indefinición precisa de la voluntad popular.


Lic. Antonio Cervantes: Muchas gracias. Nos habían dado 15 minutos extras para esta mesa, ya se acabaron. Entonces pediría simplemente una última reflexión de unos segundos a cada uno de ustedes para cerrar esta mesa y continuar con el siguiente paso del seminario. Dr. Aurelio Gracia: Bueno, yo creo que hemos hablando bastante, pero yo insisto nuevamente en que los organismos electorales se enfrentan quizá a la más dura prueba cuando está ante elecciones cerradas, todo el panorama cambia, todo el ambiente social cambia y verdaderamente pues no es nada agradable. Si en México se proyecta eso, pues le deseo mucha suerte verdaderamente para que no tengan ese cuadro. Si este seminario se hace en previsión a eso, pues Dios nos coja confesados. Muchas gracias. Lic. Antonio Cervantes: Doctor Hernández. Dr. Rubén Hernández: Comparto plenamente las palabras del colega. Dr. Gerardo Le Chevallier: Yo creo que por eso nos invitaron, para que les dijéramos cómo hacerle, no sé, la verdad es que hay que construir credibilidad y transparencia, esas son las únicas dos maneras. Una institución creíble puede hacer esperar al pueblo dos o tres semanas, hasta un mes creo yo para darle resultados, como sucedió por ejemplo en Paraguay, te acuerdas Luis Mauro. Es decir, si la autoridad tiene credibilidad puede aguantar dos semanas y tiene que haber muchísima transparencia en ese ejercicio de divulgación de resultados, pero hay que tener cuidado de no darlos de manera, es decir, el exceso de honestidad puede ser en un momento dado irresponsable, por eso daba yo el ejemplo de números que pueden dar una idea que en el fondo no son las correctas. Entonces si ustedes van a un escenario donde los resultados permiten pronosticar un empate, mantengan, primero aceleren a máximo la transmisión de resultados para que el IFE los tenga lo más rápido posible, y segundo. Mientras no tengan la estabilización de la curva, no anuncien resultados para no generar expectativas. Lic. Antonio Cervantes: Muchas gracias a los tres.


SEMINARIO INTERNACIONAL SOBRE INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA: EXPERIENCIAS ELECTORALES COMPARADAS 23 DE MARZO DE 2006

Mesa 5. Elecciones en América Latina y el Caribe: Argentina y Bolivia Moderador: o Ricardo Valero, IIJ-UNAM Ponencias: o Horacio Vives Segl, IFE o Oscar Hassenteufel, Corte Nacional Electoral de Bolivia

Lic. Manuel Carrillo: Vamos a continuar. Les invitamos a pasar a tomar sus asientos. Además de este recinto existen tres salas adjuntas, para todos aquellos que no les sea posible encontrar asiento en este lugar, tenemos tres posibilidades adicionales. El siguiente segmento, la siguiente mesa corresponde a la parte dos de las elecciones en América Latina. Para este efecto se revisarán los casos de Argentina y Bolivia, y nos va a hacer el favor de moderar esta mesa don Ricardo Valero. Él es Licenciado en Relaciones Internaciones por El Colegio de México, tiene estudios de Ciencia Política en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y estudió la Maestría en Relaciones Internacionales en el mismo Colegio de México. Ha sido profesor de Ciencia Política en la Facultad de Ciencias Políticas de esta Universidad, del propio Colegio de México, de la Universidad Autónoma Metropolitana. Asimismo, se desempeñó como profesor, consultor e investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México. Ha sido asesor del Director en Jefe de Estudios Multilaterales de la Secretaría de Relaciones Exteriores, ha tenido una amplia carrera en el servicio público, entre lo que destacan: Fue asesor del Secretario de Gobernación en 1977-78; fue Secretario de Asuntos Internacionales del Comité Ejecutivo y Secretario de Relaciones Políticas del Comité Nacional del Partido de la Revolución Democrática, fue Diputado Federal en la LV


Legislatura y también fue Embajador Extraordinaria y Plenipotenciario de México en la República de Chile. Entre sus publicaciones se encuentran Cuba y la Izquierda en México, Política Social para el Desarrollo y México en las Naciones Unidas. Actualmente es investigador titular del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, tiene la palabra. Muchas gracias, don Ricardo. Lic. Ricardo Valero: Muchas gracias. Muy buenas tardes. De nuevo les doy la bienvenida a todos ustedes en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la universidad, para dar paso, como se acaba de recordar, a lo que constituye en realidad una segunda parte de las mesas que están previstas para este seminario, referidas a América Latina. Hace un momento terminó, de la manera más exitosa una de ellas, en donde se consideraron casos fundamentalmente de Centroamérica y El Caribe, y en esta ocasión, para esta mesa, lo que se tiene contempla es una aproximación a lo que ocurre en materia electoral en el marco general del seminario, que versa sobre la institucionalidad democrática, las experiencias electorales comparadas. Debo recordar, simplemente para tenerlo en mente, sobre todo para quienes no han dado un seguimiento completo al seminario, que este seminario está organizado fundamentalmente por el Instituto Federal Electoral, nuestro Instituto, pero también cuenta con la colaboración y el auspicio de varias instituciones internacionales, una de ellas, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y otras más. Que obviamente no es azarosa la fecha, el momento en que se realiza. Se tiene presente y muy en cuenta la situación y el momento del proceso electoral mexicano, y para ello se pensó en varias experiencias de carácter internacional, que pudieran estar presentes y ser una referencia a este proceso en el que estamos inmersos y se está desenvolviendo en nuestro país. En el caso de América del Sur y es importante hacerlo explícito, no solamente se tomó en consideración este criterio que es muy destacado, desde luego es muy importante, porque hay procesos electorales que se están desenvolviendo justamente en esta etapa, en este momento, en una buena parte de los países de América del Sur. Pero precisamente lo que fue un criterio o fue el criterio que definió los países que pudieran ser abordados en este seminario fue, en primer lugar, el hecho de que se hubieran


completado ya esos procesos; es decir, que hubieran tenido lugar recientemente. Quizá la experiencia de Chile hubiera sido también muy interesante tenerla como uno de los marcos de referencia, pero fue tan reciente su proceso que no se pudo incorporar, en todos sus términos, a las reflexiones del seminario; en cambio, en los casos de Argentina y Bolivia, fueron también, es decir, ahí se han producido procesos electorales recientemente, pero han culminado todos ellos, con algún elemento importante, que ha sido el común denominador en la selección de los países y de los procesos que se han venido examinando, por un lado, y por el otro, la fortaleza o la respuesta de carácter institucional que en ambos se tuvo. Me refiero a que en el caso de Argentina, por ejemplo, y eso será tratado, por supuesto, a profundidad, ha habido recientemente dos procesos electorales; uno, para la elección presidencial y otro, hace unos cuantos meses, para elegir a los responsables, las autoridades provinciales y una parte del poder legislativo. En el caso de la elección presidencial, estaba prevista unas, como lo marca la legislación argentina, una segunda vuelta electoral, que no se produjo; quizá sea uno de los temas que se aborden con toda autoridad, dentro de algún momento, y en el caso de Bolivia, algo en cierta forma similar también se produjo en la elección presidencial reciente que, como seguramente todos tenemos en mente, todos lo sabemos, en la elección presidencial es por determinación constitucional el congreso quien elige al presidente, entre los dos candidatos que obtengan el mayor porcentaje de los votos, si alguno de ellos no alcanza la mayoría interna. Pero, en fin, estos son algunos de los posibles temas que con toda autoridad van a ser abordados; primero el caso, el proceso electoral argentino. La exposición está a cargo del Doctor Horacio Vives Segl, que es Licenciado en Ciencia Política por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Belgrano, de Buenos Aires, Argentina. Ha publicado muy, muy diversos artículos, trabajos, ensayos; es autor de algunos libros. “Una reforma sin efectos” es uno de ellos precisamente, muy pertinente para esta participación en el seminario. “La reforma constitucional de 1994” y “La fragmentación de los sistemas de partidos Provincial y Nacional en Argentina”. Ha publicado diversos textos en la Gaceta de Ciencia Política y en la revista Estudios del ITAM, aquí en México, y del suplemento Enfoque del diario Reforma.


Un libro de su autoría es “Entre la fe y el poder. Una biografía de José González Torres”, en un libro colectivo, que es “El poder compartido. Un ensayo sobre la democratización mexicana”. Ha sido asesor de consejeros electorales en los últimos tres consejos generales del Instituto Federal Electoral y actualmente funge y desempeña esa función. Le rogaría hiciera uso de la palabra, por favor. Dr. Horacio Vives: Muchas gracias, Ricardo. ¿Qué tal? Muy buenas tardes. En primer lugar, un agradecimiento al Instituto de Investigaciones Jurídicas y al Instituto Federal Electoral y al resto de las instituciones auspiciantes de este seminario, y bueno este es un Seminario Internacional sobre Institucionalidad Democrática y Experiencias Electorales Comparadas. El título del seminario es muy pertinente, porque justo hoy, 23 de marzo, estamos en la víspera del 24 de marzo, del 30 aniversario del golpe militar argentino del 24 de marzo de 1976, que instauró la dictadura militar más cruenta en la historia de la Argentina y de las muchas que ha tenido el país y además el terrorismo de Estado, más terrible que seguramente se vivió en la región. Por eso es una buena noticia hablar de elección libres, y si se quiere elección cerradas, elecciones comprometidas, elecciones con resultados inciertos, pero a final de cuentas elecciones libres y esa es una muy buena noticia. La presente intervención se dividirá en dos partes. En la primera, y la mayor parte de ellas se desarrollarán las particularidades del proceso anómalo que representaron las elecciones presidenciales en Argentina el 27 de abril de 2003. En tanto que si el tiempo lo permite, en la segunda parte se escribirán los rasgos centrales del último proceso electoral, esto es las elecciones legislativas intermedias del 23 de octubre de 2005. Igualmente ésta es una presentación resumida de un ensayo, un texto más grande que va a estar a disposición de todos ustedes en la página de Internet. Las elecciones presidenciales 2003, un proceso de excepción. En primer lugar desarrollaré un breve contexto de la crisis de diciembre de 2001. Desde el retorno de la democracia en 1983 los calendarios electorales y las gestiones de gobierno a nivel del ejecutivo federal en la Argentina se venían prácticamente desarrollando con normalidad y regularidad institucional, y digo prácticamente porque el gobierno de Raúl Alfonsín tuvo que terminar en julio y no el 10 de diciembre de 1989, como estaba calculado, y hasta que se produjo la crisis de diciembre de 2001, la más grande en 20 años de democracia argentina.


La rutinización electoral y democrática que había vivido la Argentina se vino de súbito abajo, cuando un estallido social, que rápidamente dio la vuelta al mundo conocido como “el cacerolazo” obligó al Presidente De la Rúa, que ganó las elecciones en 1999 abanderado por una alianza de partidos encabezada por la Unión Cívica Radical, la UCR, en mancuerna con el FREPASO, el Frente País Solidario, a renunciar a su cargo. Los sucesos del 20 de diciembre produjeron la detonación de una bomba de tiempo, cuyos orígenes se remontan a antes de la asunción de Fernando de la Rúa, esto es porque después de que Menem consiguió su reelección en 1995, vino un agotamiento del programa económico, la convertibilidad, que anclaba el valor del peso argentino al del dólar estadounidense con la consecuente caída del aparato productivo, el crecimiento a las importaciones y una situación económica que con el paso de los meses se vino convirtiendo cada vez más crítica. Aunado a escándalos crecientes de corrupción, pues naturalmente para las elecciones presidenciales de 1999, el gobierno justicialista de Carlos Menem recibió el castigo en las urnas. Ahora bien, no obstante los grandes retos que tenían que enfrentar el gobierno aliancista, encabezado por De la Rúa, la situación se fue deteriorando cada vez más, a pocos meses de haber asumido el cargo el Vicepresidente Carlos Álvarez renunció, tan denunciar hechos de corrupción en el Senado, cuerpo legislativo del cual Álvarez era Presidente, en tanto Vicepresidente de la nación. Si bien la renuncia de Álvarez, con su renuncia existía esa debilidad en el gobierno y la percepción de que su caída era factible, tal vez la suerte del gobierno de De la Rúa quedó echada tras las elecciones legislativas intermedias del 14 de octubre de 2001, en las que el gobierno sufre un duro revés. Un siguiente momento emblemático se dio a principios de diciembre, cuando el ministro de Economía, Domingo Cavallo, quien también fue el artífice principal del programa económico con el Presidente Carlos Menem, diera a conocer la imposición de lo que en su momento se conoció y rápidamente se extendió como el corralito, por el que se limitaba la disposición de los recursos de los ahorristas en todos sus instrumentos bancarios. En esos días no era extraño que en los medios de comunicación o en los círculos de análisis político se desempolvara la ley de acefalía, para estudiar posibles casos de sucesión para De la Rúa si se tomaba en cuenta que


tampoco había Vicepresidente, ya que desde la renuncia de Álvarez el cargo no fue ocupado. La agresión al bolsillo de la clase media argentina fue fundamental para darle el tiro de gracia a un gobierno que se encontraba en terapia intensiva. Así la manifestación dirigida de ciertos grupos de choque, más la manifestación espontánea de la clase media y de la sociedad porteña, en general, en la histórica plaza de mayo el 20 de diciembre, fue repelida por el gobierno, declarando el estado de sitio, y produjo un saldo negro en las filas de los manifestantes. Provocando así la caída del gobierno de Fernando de la Rúa. Vendría entonces el llamado desfile presidencial. Esta situación en el cual hubo cinco Presidente en dos semanas. La crisis económica seguirá su marcha, se realizó una pesificación de los depósitos en dólares, y llegó el fin de la convertibilidad, y con ello la devaluación del peso argentino. Las condiciones políticas previas a la campaña. Con excepción hecha de Carlos Menem, de quien se tuvo siempre, en toda la ruta preelectoral, la percepción de que asistiría con buenas posibilidades a las elecciones presidenciales, inclusive durante las semanas que permaneció en prisión, y aún cuando todavía no se conocía la fecha de celebración de los comicios, los protagonistas del escenario electoral mostraron una volatilidad extrema. Un primer aspecto que debe tomarse en cuenta es el crecimiento que experimentó en las elecciones legislativas intermedias de octubre de 2001, del voto en blanco y el voto nulo. Expresiones de lo que se denominaría posteriormente como el voto bronco contra la clase política. Posteriormente, al darse la crisis de diciembre y la caída del gobierno se empezaron a perfilar los primeros nombres para la elección presidencial, es ahí cuando la opinión ciudadana encarnada en el tristemente célebre que se vayan todos, donde alcanza uno de sus momentos más notorios. Dentro del justicialismo, el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires y canciller Carlos Rucaubs era percibido como el peronista mejor posicionado. También el gobernador justicialista de la provincia de Córdova José Manuel de la Sota hizo explícitas sus intenciones para aspirar a la candidatura presidencial. Carlos Roiteman, el gobernador peronista de la provincia de Santa Fe, si bien tuvo una posición muy ambigua con respecto a presentarse o no como candidato, era percibido como el político mejor evaluado y por ello con buenas posibilidades. Fuera del justicialismo, Elisa Carrió de Lari, la afirmación por una República de iguales de centro-izquierda, era considerada


como una fuerte candidata, su permanente discurso anticorrupción tuvo momentos mediáticos notables al saberse de la detención, primero de Menem y posteriormente de Domingo Cavallo, quien también fuera encarcelado por menos tiempo que Menem por la misma causa de la venta de armas a Ecuador en ocasión del conflicto limítrofe que tuvo ese país andino con el Perú. Con respecto de centro-derecha, se presentaría Ricardo López Murfi del Movimiento Federal Recrear. Posteriormente se incorporaron a la contienda los también justicialistas Adolfo Rodríguez, que fue ex presidente por una semana en este periodo que les comentaba del… presidencial y el gobernador, y gobernador de la provincia de San Luis, y también Néstor Kishner, gobernador de la patagónica provincia de Santa Cruz. ¿Qué es lo que pasa? El Presidente Dualde que asumió este periodo de transición y de interinato no pudo concluir su mando. Si bien uno de los méritos que hay que resaltarle es que pudo contener una grave crisis y uno de los aspectos que ayudó a encontrarle una salida política es que él mismo decidió no presentarse para sucederse en el cargo en la Presidencia, que por otra parte era una decisión bastante inteligente, si se toma en cuenta que Dualde fue el candidato perdedor justamente contra de la Rúa apenas en las elecciones presidenciales de 1999. Además, otras de las razones que pudieron haber influido en que el gobierno de transición se acortara, fueron posiblemente presiones externas, porque, bueno, organismos de crédito, el FMI tenían que tratar el tema de los tenedores de bonos de la deuda argentina y seguramente lo tenían que hacer con un gobierno que tuviera perspectivas constitucionales, de mandato más rígido y no con un gobierno de transición, y como un factor fundamental, un factor interno fue que se, obviamente se siguieron dando estas manifestaciones que fueron mediáticamente muy difundidas por todo el mundo, del llamado movimiento “piquetero” y en una de estas manifestaciones murieron dos integrantes y ese fue, digamos, el factor que determinó en definitiva el llamado a elecciones. Por ese motivo se sancionaron dos leyes. La primera. Que obligaba a la celebración de elecciones internas primarias y simultáneas y la segunda. A convocar elecciones para la primera vuelta el 27 de abril, y una segunda vuelta el 18 de mayor. Ahora bien, sobre las condiciones presentadas tras el colapso de Fernando, del gobierno de Fernando de la Rúa y del llamado a elecciones, habían tres cosas en el clima electoral más o menos clara.


Una. Que el golpe a la UCR fue de tal magnitud que sería prácticamente imposible que se recuperara para el siguiente proceso electoral. Segunda. Que los liderazgos emergentes encarnados por Liza Carrió en el espectro de centro-izquierda y por Ricardo López Murfi en el aspecto de centroderecha, al margen de los dos partidos principales, el Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical, eje sobre los que ha radicado el sistema de partidos argentino desde 1950. Si bien la UCR es un partido con más de un siglo de existencia, no tendría la fuerza necesaria para permear en el conjunto social y convencer así de la factibilidad de un evento al programa de gobierno, y como tercer aspecto, que emergería el PJ, en consecuencia como la opción más viable, aunque ciertamente la menos deseada de gobierno. En tales circunstancias la lucha por la nominación de la candidatura presidencial del Partido Justicialista se constituyó en el eje nodal del proceso electoral argentino de 2003. La pugna por el control del Partido Justicialista. A principio de 2003 la Argentina asistía a uno de esos momentos históricos en que los dados electorales estaban claramente cargados a favor del justicialismo, de la importancia que para los principales líderes del peronismo de entonces: Eduardo Dualde y Carlos Menem tuvo el control de ese partido en la nominación de la fórmula para la candidatura presidencial. Como datos de contexto hay que aclarar que la relación de colaboración y de competencia entre Menem y Dualde fue muy intensa. Hay que recordar que Dualde fue el primer vicepresidente que acompañó a Menem cuando Menem fue electo presidente desde 1989, y bueno, seguramente la gran discordia vino con la reforma de 1994 que posibilitó la reelección de Menem para presentarse a elecciones en 1995 y con ello cortar las aspiraciones en ese momento de Eduardo Dualde. Finalmente para las elecciones de 1999 era relativamente sencillo que el Partido Justicialista pudiera seleccionar Dualde como candidato presidencial y Menem no tenía posibilidad en ese momento, porque tenía que pasar un periodo presidencial para poder volver a aspirar a ser Presidente de nueva cuenta, y muchas veces Dualde se quejó en la campaña que tenía un competidor interno y un externo. En el frente externo obviamente el gobierno de la coalición, la alianza formada por Fernando de la Rúa y en el frente interno el propio Menem, que continuamente denostaba a Eduardo Dualde. De cara a las elecciones presidenciales de 2003, con la ley que obligaba la celebración de elecciones primarias, la situación entre los dos líderes peronistas era más o menos la


siguiente: Si el Partido Justicialista realizaba una convención a elecciones internas, por la cantidad de delegados que tendría en el Congreso Justicialista, Menem podría imponerse sobre cualquier otro candidato en las primarias peronistas. Pero bien, para que se pudiera realizar dicha convención o congreso, era necesario que el Consejo del Partido, dominado por Eduardo Dualde, con el invaluable apoyo de la poderosa provincia de Buenos Aires, lo convocara. Dualde calculaba que si el peronismo iba dividido a la elección presidencial diminuirían significativamente las posibilidades de que Menem llegara a la Presidencia de la nación. Tras mutuas acusaciones, boicots, litigios intra y extra partidarios finalmente Dualde ganaría esa batalla, ya que las internas del justicialismo no se realizaron y el peronismo, por primera vez en su historia, se presentó dividido para las elecciones presidenciales del 27 de abril. Si bien Dualde había sancionado la ley que obligaba a realizar las elecciones internas, alegó motivos políticos, que era muy complicada la esfera electoral para todavía contaminarla más con un proceso de selección interna y por eso se decidió observar la ley en ese aspecto específico. Como Dualde no se iba presentar a las elecciones y dado que el escenario preelectoral ya había cambiado de cara a la jornada electoral de abril de 2003, las otrora figuras justicialistas encarnadas en De la Sota, Roiteman y Rucauf ya no estaban en la carrera; la situación hizo que Dualde tuviera que decidir a cuál de los candidatos aspirantes del justicialismo le otorgaría su apoyo para enfrentar a Menem en las urnas. Dicha decisión recayó en Néstor Kirschner. Ahora bien, dado que ninguno pudo presentarse como candidato único del Partido Justicialista, se inscribieron tres fórmulas peronistas, todas con el aval del propio partido: El Frente por la Victoria, que encabezó Néstor Kirschner, el Frente por la Lealtad con Menem como candidato a Presidente y el Frente Movimiento Popular, que postuló a Adolfo Rodríguez Za. Las condiciones de la contienda. Además de lo que se escribió en el justicialismo, por el lado del radicalismo también las elecciones presidenciales de 2003 serían muy singulares, no sólo porque su candidato Leopoldo Moró, no tenía posibilidad alguna de ganar la elección, sino porque los dos candidatos de oposición con alguna posibilidad, tanto Carrillo como López Morsi, eran decisiones de la propia USR. Si bien se señala que su alejamiento del radicalismo fue mucho anterior al proceso de nominación de la candidatura presidencial y no consecuencia, por no haberla obtenido.


Otro rasgo característico de aquel proceso electoral fue que en un principio y hasta mediados de la campaña, los candidatos con mayores posibilidades reales fueron cinco: Los tres justicialistas Rodríguez Za. Meneny Kirschner y los dos opositores López Morsi y Carrillo. Esto es un número muy elevado si se le compara con el tradicional formato de competencia bipolar PJ-USR. Si bien los cinco tenían posibilidades, quedaron inscritas 18 fórmulas para la elección presidencial. Ahora bien, en cuanto al desarrollo de campaña, en la campaña de 2003 no hubo un monitoreo exacto, muy preciso que registrara todas las mediciones, todos los anuncios y todos los spots que realizaron los distintos candidatos en la campaña. Sin embargo, un estudio que realizó la Asociación Civil Poder Ciudadano, comprobó, y aquí el dato es muy curios, que Menem fue el candidato que menos asistió a los foros televisivos y a las estaciones de radio, y sin embargo, del que más se habló, ya que todos los demás candidatos de alguna u otra manera se ocupaban de en todo momento posicionarse con respecto a lo que hacía o dejaba de hacer Menem. Por lo tanto, Menem se convirtió en el eje de la campaña. De debates ni hablar. Sin embargo, a unos días de la jornada electoral, el 27 de abril, el escenario había cambiado drásticamente: De entre los cinco candidatos con posibilidades reales de pasar a la segunda vuelta, las encuestas más serias mostraban que había virtualmente un triple empate técnico entre Kirschner, Menem y López Moshi, de quien se había percibido un extraordinario final de campaña, al grado que se especulaba que podía dejar fuera del balotage, segunda vuelta electoral, a uno de los dos más fuertes candidatos peronistas. Rodríguez A, y Carrier han ubicado respectivamente como cuarto y quinto lugares. El 25 de abril, inició la veda electoral. Tomando en cuenta que cuando se registró la última medición todavía el índice de indecisos era relativamente alto, si se hace un análisis sobre los números que arrojaron las encuestas, el margen de error, el nivel de confianza, era extremadamente difícil hacer un pronóstico certero, sin dudar. Se trató de una elección muy reñida; la más reñida del periodo contemporáneo, a diferencia de las anteriores donde por la percepción de las encuestas y los sondeos de opinión, era meridianamente intuido de antemano quién ganaría la elección. Claramente, no fue el caso del proceso de abril de 2003.


Por ello, a diferencia de anteriores procesos comiciales presidenciales, desde que se instauró el ballotage o segunda vuelta, en 1994, las posibilidades para obtener a un ganador en primera vuelta se pronosticaban mínimas. Hay que recordar que tanto Menem, al momento de obtener su reelección, como De la Rúa, ganaron sin necesidad de presentarse una segunda vuelta. Todas las consultoras, en general, salgo Rugier y Asociados, estuvieron bastante certeras con sus predicciones. Los resultados: En primer lugar, era notorio observar el revés exponencial de la UCR. Leopoldo Muró, lamentablemente para la historia del radicalismo, realizó la peor elección en más de un siglo de existencia de ese partido; sólo alcanzó el 2,34 por ciento de los votos. Por otra parte, valga la pena señalar que, por el bien de la democracia argentina, aquel discurso antipolítica del que se vayan todos y del voto bronca, fueron perdiéndose en realidad y que los votos anulados y en blanco no llegaron al tres por ciento, cifra muy por debajo de las expectativas anunciadas. Entonces, la primera vuelta, del 27 de abril, produjo dos contendientes que se tendrían que haber presentado en una segunda vuelta: Carlos Menem y Néstor Kirschner; quedaron consagrados, entonces, por la asamblea legislativa, el 8 de mayo, los binomios Menem-Romero, que era el gobernador de la provincia de Salta, y Kirschner-Sciolli; Sciolli era el Ministro de Turismo, como fórmulas para competir en el balotage del 18 de mayo. Hasta aquél momento, el electorado argentino, fíjense nada más lo curioso de la situación; al electorado argentino le habían dejado la tarea de pronunciarse en una segunda vuelta electoral, que se hubiera dado por primera vez desde 1994, sobre la disputa entre peronistas que no pudieron dirimir domésticamente, ni dirigentes, ni delegados al Congreso, ni militantes o simpatizantes del justicialismo, en formato interno alguno y tras la suspensión de una ley que obligaba a realizar las elecciones primarias simultáneamente. Comenzaría, entonces, para Menem y para Kirscher, la búsqueda del electorado independiente y antiperonista, que igualmente tendría que pronunciarse por alguna de las dos opciones justicialistas y por el apoyo de los seguidores de Rodríguez A. Si bien se asume que, por supuesto, los votantes de un candidato en primera vuelta no van a reflejar íntegramente el paso de esos votos a candidatos que se presenten en la segunda vuelta, en


el caso de Rodríguez A. se creía que era, digamos, el electorado peronista más fiel, más alineado, y por eso era importante saber hacia dónde iba a inclinar su preferencia en el balotage. Comentó que iba a consultar a dirigentes, a las bases; fue bastante ambiguo, aunque acto seguido, después de la primera vuelta electoral, Menem se presentó en la provincia de San Luis y llegaron a un entendimiento. Elisa Carrión comentó que iba a dejar en absoluta libertad de conciencia a sus votantes, para que eligieran entre las dos opciones, entre Menem y Kirscher, a ver a cuál de los dos querían votar, pero también anunció que ella nunca iba a votar a Menem. El electorado de López Murphy, por su parte, era como el más volátil y el más difícil de saber qué preferencia podría tomar en una segunda vuelta. La paradoja de este asunto, es que Menem era el candidato, en todo el proceso electoral, inclusive antes de él, al que se creía que tenía más posibilidades de ser presidente, a la vez de que era el candidato que más rechazo despertaba, como un 50 por ciento. ¿A quiénes se le asignaban más posibilidades de poder captar el voto de castigo y de rechazo contra Menem, aunque se preveía, para el balotage, que aumentarían los niveles de voto en blanco y voto nulo? El lunes 12 de mayo empezaron a sonar con insistencia los rumores sobre la posibilidad de que Menem no se presentaría a la segunda vuelta electoral. El miércoles 14, por la tarde, Carlos Menem puso fin a ese fenómeno mediático sobre si el ex presidente de la nación y el candidato por el Frente de la Lealtad se presentaría o no al balotage. Al margen de las razones que se encuentran detrás de la renuncia de Menem, quien argumentó el vago alegato de falta de condiciones en el control del proceso de la segunda vuelta, lo cierto es que recién iniciada la semana del lunes 12 de mayo, las principales encuestas de opinión pública coincidían en que en posible rango de votación para Néstor Kirschner oscilaría alrededor de un 70 o 75 por ciento, en tanto que preveían que difícilmente Menem pudiera conseguir repuntar el 24,45 por ciento de los votos que consiguió en la primera vuelta. Conclusiones de este proceso electoral. Por si no fueran suficientemente atípicas ya las elecciones en Argentina, su desenlace no previsto las hizo aún más anómalas. Por primera vez en el mundo ocurre que un Presidente, Menem, que impulsa la reforma constitucional para introducir la figura del “Valotage” se presenta posteriormente a elecciones. Queda en primer lugar en la primera


vuelta, ratifica su voluntad de participar en la segunda vuelta, y finalmente renuncia y no se presenta al “Valotage”. En mayo de 2003 la Argentina y el mundo se encontraron presenciando el anómalo caso en donde un candidato que quedó en primer lugar en la primera vuelta, que en su momento fuera el impulsor del marco constitucional de la competencia provoca un “Valotash” abortado y dejará su contrincante Néstor Kirschner, como virtual Presidente de los argentinos. Varios efectos trajo la renuncia de Menem dentro de las instituciones políticas argentinas. Con su proceder Menem pretendió dar un golpe certero en la legitimidad de origen de Kirschner, quien llegaría al gobierno con el porcentaje de votos más bajo de toda la historia electoral argentina. El 22,24 por ciento, que obtuvo en la primera vuelta, y sin la posibilidad de investirse de la engañosa legitimidad que otorgan las segundas vueltas electorales. Sin embargo, por otra parte, las primeras mediciones que se realizaron tras la renuncia de Menem, indicaron que Kirschner había alcanzado un nivel de aprobación del 60 por ciento, lo cual no está nada mal si se considera que en realidad su base original de apoyo era mucho menor, como lo evidenciaba su nivel de votación en la primera ronda, y que el resto era producto de ser el eje momentáneo de la concentración del antimenimismo. Grandes desafíos tendrá que afrontar Kirschner desde su asunción. Su gobierno emanado de un proceso eleccionario tan excepcional tuvo que enfrentarse a una serie de dilemas económicos y políticos de gran envergadura, con algunos recursos políticos que debería preservar e incrementar en corto tiempo, y con el fantasma de la regresión al desorden institucional. No era tampoco un asunto menor observar la posible transformación que ocurriría en el sistema de partidos tras esta atípica elección, donde en un “Valotage” abordado se hubieran presentado dos candidatos de un mismo partido o en el otro extremo el principal contendiente histórico del peronismo, la Unión Cívica Radical, realizada en la primera vuelta, la peor elección también de toda su historia. Esto es la transformación social y política de la sociedad argentina parecía entonces no identificarse más con la representación del tradicional sistema de partidos. Muy brevemente unas reflexiones sobre las elecciones legislativas de 2005, que a final de cuentas se pueden traducir como la consolidación de un gobierno.


El 23 de octubre de 2005, se celebraron elecciones legislativas en la Argentina. A diferencia de lo que ocurre, lo que ocurre en los procesos electorales intermedios, en donde no se encuentra en juego la Presidencia de la nación, es que en general despiertan menos atractivo que aquellas en donde está en juego la titularidad del Poder Ejecutivo. Sin embargo, estas elecciones de 2005 congresionales, en Argentina tuvieron un grado de significación interesante. En primer lugar, porque ahora sí se realizaron las elecciones internas partidarias, y el dato acá es que no despertaron ni gran interés entre los partidos, ni entre los electores. Ahora bien, lo curioso, y aquí lo que hay que anotar es que a final de cuentas los partidos cuentan, es que justamente fueron los dos partidos tradicionales, el peronismo y el radicalismo, los que asistieron en mayor medida, si bien se insiste dentro del bajo nivel observado al llamado de las elecciones internas, y en las elecciones internas del radicalismo, las norteñas provincias de Catamarca y Formosa, fue donde hubo una mayor participación. ¿Qué esta en juego en las elecciones del 23 de octubre? En primer lugar el juicio a medio camino del gobierno del Presidente Kirschner, el desenlace de su apuesta la incursionar con una candidata propia, su esposa, en el distrito, aquí utilizo como sinónimo distrito provincia, en el distrito más grande del país, la provincia de Buenos Aires, desafiando al poderoso aparato electoral bonaerense. Estructura electoral de la cual, dicho sea de paso, el propio Kirschner se beneficio en las elecciones presidenciales de 2003, encolumnado tras la figura del Presidente Dualde. Esto marco claramente un enfrentamiento entre el ex Presidente Dualde y el Presidente Kirschner. También estaba en juego ver si tras las elecciones se podría inclinar el fiel de la balanza hacia algún lado en la puja por la conducción del justicialismo. La posibilidad de revertir el alicaído desempeño electoral de la UCR. Observar el comportamiento de la ciudad de Buenos Aires, que siempre ha sido un distrito de un comportamiento electoral muy particular. Ver si la posición podía conquistar mayores espacios de poder, y vislumbrar si se podían observar algunos nombres para el proceso electoral de 2007. Los resultados. En primer lugar, un éxito de la transversalidad, que fue esta estrategia a la que se abocó el Presidente Kirschner de ganarse apoyos para ir incrementando a nivel legislativo, político y en distintos ámbitos una fuerza de gobierno, con la cual no había contado en su origen, y que es un aspecto muy importante, porque en el caso de que el justicialismo decida no


actuar como una fuerza legislativa cohesionada, tomando en cuenta que la bancada es de una enorme indisciplina no sólo del justicialismo, sino en general de los partidos. En la Argentina los escaños conquistados por la vertiente kirsnerista en ambas cámaras le incrementaron significativamente el apoyo al presidente. Se anotó un éxito resonante en la provincia de Buenos Aires, nos sólo porque su esposa Cristina Fernández resultó ser una candidata muy atractiva, ganando en el mayor distrito con una ventaja de más de 25 puntos porcentuales, sino porque además esa campaña en particular, la de senadores por la provincia de Buenos Aires fue la que tuvo más efecto mediático. También esta elección trajo como resultado que si bien se puso en evidencia que los aparatos electorales son muy útiles y necesarios para ganar elecciones, no son por sí mismo garantía de éxito electoral. Normalmente se observa que en las elecciones intermedias se tiende a mermar el apoyo de los gobiernos que han iniciado con fuerza en su gestión. En el caso de Néstor Kirshner claramente se está ante el caso inverso, ya que inició muy débil y tuvo un claro apoyo electoral a medio camino. Otro aspecto importante es que al instaurarse la fórmula electoral de senadores de primera minoría, en este proceso electoral se dejó a la genuina oposición sin la posibilidad de acceder a los escaños de primera minoría en cinco provincias: Buenos Aires, San Juan, Misiones la Rioja y San Luis ya que la elección la ganaron tanto los candidatos justicialistas como primera minoría, como ganaron la elección en mayoría relativa. Donde no le fue muy bien al gobierno fue en la elección de la ciudad de Buenos Aires, ya que una vez la capital federal mostró estar a contracorriente en la tendencia electoral mayoritaria del país. Se consolidó Elisa Carrió como candidata, como líder de una posición de centroizquierda, hubo cambios en el aspecto de centro-derecha. Hubo en la esfera provisional dos nombres que resultaron interesantes: Jorge Sobihs, gobernador de la provincia patagónica de Neunquen y Ernes Viner, de la provincia de Santa Fe. Por último un aspecto muy importante. En 2001 muchos hablaron del obituario del sistema de partidos argentino, dado la grave crisis de representación que había en ese momento. Aquí hay que decir que un sistema sólido de partidos no es algo que se construya de la noche a la mañana y menos de un proceso electoral a otro. Por ello, si bien es


interesante analizar los resultados de los procesos electorales de 2003 y de 2005, me parece pertinente hacer una observación más aguda para tratar de entender proceso de más largo aliento. No sería la primera vez que el sistema de partidos argentino con sus dos ejes tradicionales se vuelve a posicionar tras una grave crisis, ya lo ha experimentado y ha demostrado ser bastantes dúctiles ante los vaivenes coyunturales. Finalmente, lo que sí es digno de admirar y destacar del electorado argentino, es que a pesar de que el ejercicio del sufragio es obligatorio y que la participación electoral no fue históricamente la más elevada, particularmente en las elecciones legislativas, se dio una elección ejemplar de civismo al acudir masivamente a las urnas el 23 de octubre de 2005. La muy buena noticia aquí para la democracia en Argentina es que el haber dejado atrás el tristemente célebre llamado el que se vayan todos, de las elecciones de 2003, representó un paso adelante en la dirección de la consolidación de sus instituciones políticas. Muchas gracias. Lic. Ricardo Valero: Le agradecemos desde luego al Doctor Vives su estupenda exposición sobre el proceso electoral argentino. Enseguida vamos a escuchar la participación del Doctor Oscar Hassenteufel, Presidente de la Corte Nacional Electoral de Bolivia; el Doctor Hassenteufel es Licenciado en Derecho, en Ciencias Políticas y Sociales y también es Doctor en Derecho; ha desarrollado diversas actividades, es decir diversas asesorías en entidades de carácter privado y ha contribuido a la creación y organización de algunas de estas entidades como Instituto de Investigación y Desarrollo Municipal, Promotores Agropecuarios y la Asociación de Instituciones de Promoción y Educación en Bolivia, entre otras. Ejerció funciones en diversas entidades públicas bolivianas, tales como la Contraloría General de la República, el Banco del Estado y el Ministerio de Industria y Comercio, entre otras también; ha cumplido funciones, actividades administrativas y docentes en las universidades de San Andrés de la Paz, Gabriel René Moreno de Santa Cruz, y San Francisco Javier de Sucre, así como en el Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana; desde 1993 se ha desempeñado como, se desempeñó como Ministro de la excelentísima Corte Suprema de Justicia de la Nación integrando la Sala Social y la Sala Penal hasta su elección como Presidente de la Corte y del Consejo de la Judicatura, en mayo de 1999. Desde agosto de 2001 integra la Corte Nacional Electoral, primero como vocal Vicepresidente y luego como Presidente. En esta última condición participó en diversos eventos electorales, tanto en Bolivia como en el exterior.


Fue invitado especial y observador de procesos electorales en Paraguay y en España, en Estados Unidos de Norteamericana, en Venezuela y El Salvador, entre otros. Ha participado también en diversos seminarios sobre temas electorales. Tiene usted la palabra, Doctor Hassenteufel, por favor. Dr. Óscar Hassenteufel: Muchas gracias, Ricardo. Muy buenas tardes a todas y a todos. Un saludo cordial y un agradecimiento especial al Instituto Federal Electoral y a todas las entidades copatrocinantes de este evento. A diferencia de los casos que vimos esta mañana, en Bolivia hemos tenido un proceso electoral en diciembre del año 2000 con un resultado suficientemente claro, que es lo que desearía tener cualquier organismo electoral. Pero para entender este resultado es necesario comentar algunos antecedentes y algún desarrollo político electoral en mi país en los últimos 25 años. Comenzaré señalando que en los años ’78, ’79 y ’80 se produjeron tres elecciones consecutivas en Bolivia. La primera fue anulada por evidentes irregularidades; la segunda condujo a un empate virtual entre dos de las fuerzas políticas más importantes y ocasionó la imposibilidad de que el Congreso pudiera elegir al Presidente y al Vicepresidente Constitucional, por lo cual decidió una solución que no era estrictamente constitucional, en el sentido de elegir un Presidente Provisional Interino por un año, y eso condujo a una nueva elección el año 1980. En aquel proceso electoral de 1980 triunfó una alianza denominada la Unidad Democrática y Popular, pero no pudo asumir el mando debido a un golpe de Estado que se produjo en el mes de julio de aquel año. El año 1982, frente a esa experiencia dolorosa, tanto el gobierno militar en turno como los partidos políticos con representación parlamentaria, decidieron darle validez a los resultados electorales del año ’80 y consagrar gobierno a la Unidad Democrática y Popular. Este gobierno tuvo serios problemas en el orden económico y las reivindicaciones sociales fueron en aumento, generando una pérdida total de autoridad, por lo cual se llegó en noviembre de 1984, es decir, a los dos años de gobierno, a un acuerdo político, reduciendo el mandato del gobierno en un año. De ese modo, se realizan elecciones anticipadas en el año 1985, en las que obtiene el primer lugar Acción Democrática Nacionalista, liderizada por el Hugo Vance; el segundo lugar el Movimiento Nacionalista Revolucionario, liderizado por Víctor Paz Tensoro y el tercer lugar el Movimiento de la Izquierda Revolucionaria, liderizada por Jaime Paz Zamora.


En virtud de un acuerdo suscrito entre el MDR y el MIR, se produjo la elección presidencial del Doctor Paz Tensoro. A los pocos meses, sin embargo, el Doctor Paz Tensoro suscribió un nuevo pacto, esta vez denominado Pacto por la Democracia con ADN y esto motivó que tuviera una gran mayoría parlamentaria que le permitió gobernar sin sobresalto alguno y llevar adelante la nueva política económica. El año 1989 el MNR obtiene el primer lugar, la ADN el segundo y el MIR el tercero. Se produce un rarísimo acuerdo entre la ADN y el MIR, llamado Acuerdo patriótico, que permitió al tercero, al MIR, con su líder Jaime Paz Zamora, asumir el gobierno en esa gestión. El año ’93 el candidato del MNR obtiene una mayoría relativa bastante importante, 36.22 por ciento, que le sirva para conformar fácilmente una alianza de gobierno primero con Unidad Cívica Solidaridad y luego con el Movimiento Bolivia Libre. Entre medio, en febrero del año ’91, los partidos políticos más importantes se pusieron de acuerdo para llevar adelante una serie de reformas. Como resultado de este acuerdo se realiza en mayo y junio de ese año un Congreso Extraordinario, en el cual se adoptan decisiones fundamentales en relación a la ley electoral y al sistema electoral. Se acordó la conformación de cortes electorales imparciales, elegidos por dos tercios de votos del Parlamento, con excepción de un representante del Poder Ejecutivo. Hasta entonces las cortes estaban conformadas por delegados de los partidos políticos. Se acordó también dar validez absoluta al voto en mesa, estableciendo el principio de preclusión, y en general se garantizó la independencia y autonomía de la Corte Nacional Electoral. Es a partir de aquella gestión 91, que el organismo electoral boliviano goza de plena autonomía, está conformado por personas que no militan, ese es el requisito, que no militan en un partido político; ni siquiera pueden tener algún familiar que sea dirigente de un partido político. Poco tiempo después, el año 94, se aprueban reformas a la Constitución Política del Estado. Entre esas reformas, las siguientes: Que la elección, cuando ninguno de los candidatos obtenga la mayoría absoluta, la elección en el Congreso se debe hacer sólo entre los dos candidatos más votados y ya no entre los tres. Se reduce la edad de los votantes, de 21 a 18 años; se amplía el mandato presidencial de 4 a 5 años, y se crean las circunscripciones uninominales, para elegir al 50 por ciento de los diputados. Bajo estas nuevas reglas, se


realizan las elecciones en 1997, en las que resulta ganador, por una pequeña mayoría relativa, el candidato de Acción Democrática Nacionalista. El segundo lugar lo ocupa el MNR; sin embargo, ADN logra conformar una gran alianza política que se denominó la Mega Coalición. El año 2002, se produce nuevamente el triunfo del MNR, y con el apoyo del MIR principalmente, logra formar el nuevo gobierno de efímera existencia. Los resultados de esta elección fueron: el MNR en primer lugar, con el 22.46 por ciento; el Movimiento al Socialismo con el 20.94 por ciento, en segundo lugar y el tercer lugar para la Nueva Fuerza Republicana, con el 20.91 por ciento. Hay que decir que los últimos años se produce, en Bolivia, un proceso muy interesante, en relación a lo que podríamos llamar la formación y la consolidación del derecho electoral. Este derecho electoral se inicia, digamos, con la conformación del organismo electoral como una institución establecida y formalizada en la Constitución Política del Estado. Es la constitución la que establece y garantiza los derechos políticos de los ciudadanos, pero estos derechos y todo el sistema electoral es desarrollado paralelamente en una serie de cuerpos legales que finalmente se traducen en un cuerpo homogéneo y único, que es el Código Electoral y que junto a la Ley de Partidos Políticos y a la actual Ley de Agrupaciones Ciudadanas y Pueblos Indígenas, conforman lo que denominamos el derecho electoral. Este fenómeno ha sido posible solamente a partir de la reapertura del proceso democrático en el país, pero deben anotarse como hitos importantes la adopción del voto universal, por decreto ley de 21 de julio de 1952. Hasta aquella época, sólo podían votar los varones que sabían leer y escribir. Las mujeres y los analfabetos no tenían participación electoral. También el establecimiento de la papeleta multicolor y multisigno, a partir del año 1979, y lo que les decía antes, la conformación de cortes electorales imparciales. En el lapso comprendido entre 1982 y 2005, es evidente que de una u otra manera se garantizó la gobernabilidad. Los analistas políticos coinciden en denominar esta etapa como la de una democracia pactada, por la serie de acuerdos y alianzas que se hicieron. Lo evidente es que se cumplieron los periodos de gobierno; se hicieron elecciones y se eligieron los gobernantes. Claro está que siempre resultaron elegidos los representantes del MNR, de la ADN o del MIR.


Todas las grandes decisiones se adoptaron por acuerdos básicamente entre los partidos referidos, a los que en diversos momentos se añadieron con DEPA, MVL, UCS y NFR. Todo funcionó bajo una lógica de pacto, de concertación entre oficialismo y oposición. Por supuesto, el modelo económico establecido en 1985, con aquel régimen de libre contratación laboral, entre otras cosas, fue precautelado por todos los gobiernos, y no sufrió ninguna alteración. De ahí que alguien comparó a estos tres partidos con la Santísima Trinidad, eran tres personas, pero un solo proyecto verdadero. La democracia funcionó en términos efectivos en lo que hace a la consolidación de las prácticas y procedimientos democráticos, y al fortalecimiento de una cultura democrática. Pero no tuvo la suficiente capacidad para enfrentar los nuevos desafíos que fueron surgiendo, para garantizar el respeto al criterio de las minorías. Para constituirse en un instrumento idóneo que permita buscar y encontrar soluciones a los problemas de la sociedad, a los grandes desequilibrios económicos, sociales, culturales, y por sobre todas las cosas para preservar y desarrollar sentimientos de unidad, de fraternidad y de solidaridad entre las regiones y entre todos los habitantes de Bolivia. Es evidente también que se produjo una crisis debido al agotamiento de las bases materiales e ideológicas que dieron sustento al sistema. Por ello la población se sintió cada vez menos representada por los partidos, y exigió otras formas de representación y participación. Los movimientos sociales crecieron y se fortalecieron. Las reivindicaciones sectoriales fueron en constante aumento, y los gobierno de turno, sobre todo a partir de los años 99-2000 fueron incapaces de responder a las exigencias y expectativas planteadas, tornándose cada vez más frecuentes las marchas, los bloqueos, las huelgas. Obligando a los gobiernos a aceptar todas las reivindicaciones y asumir compromisos que luego no se cumplían y generaban nuevos reclamos. Así surgen fuertes corrientes exigiendo un cambio en el modelo económico, y formulando un severo cuestionamiento al sistema de partidos. Se trata de una verdadera insurgencia social, en que obreros, campesinos e indígenas se movilizan contra un Estado excluyente, y plantean una agenda de transformación exigiendo mayor participación en las grandes decisiones nacionales. Todo ello condujo a un nuevo proceso de reformas constitucionales en febrero de 2004, que entre otras cosas introdujo dos grandes


transformaciones. Por un lado la incorporación de la Asamblea Constituyente, la iniciativa legislativa ciudadana y el referéndum, y por otro la eliminación del monopolio partidista, permitiendo que las agrupaciones ciudadanas y los pueblos indígenas participen en la vida política del país. Bajo este nuevo esquema se producen elecciones municipales en diciembre del año 2004. Antes de entrar a hablar de los resultados de la última elección, me gustaría comentar cuál es el sistema electoral en Bolivia. De manera general es la Corte Nacional Electoral, la que tiene la potestad de programas, dirigir, ejecutar y programar todas las actividades técnicas y administrativas del proceso electoral. Sin embargo, por mandato del artículo 4, del Código Electoral, la responsabilidad del desarrollo y vigilancia del proceso electoral, corresponde a los poderes del Estado, al organismo electoral, a los partidos políticos y a la ciudadanía en general. Es por ello que la ejecución y control del acto electoral propiamente dicho y de sus efectos inmediatos se cumple en tres grandes etapas. La primera está encomendada a los propios ciudadanos que constituidos en jurados electorales tienen a su cargo la dirección y responsabilidad de las mesas de sufragio. Estas mesas son las encargadas de recibir el voto directo, libre y secreto de los ciudadanos y de efectuar el escrutinio y cómputo de los votos emitidos. El escrutinio o sea el conteo voto por voto, y el cómputo de la mesa de sufragio los realiza única y definitivamente el jurado electoral, no debiendo organismo electoral alguno repetir ni revisar este acto. Los resultados de las mesas de sufragio en aplicación del principio de preclusión son definitivos e irrevisables, salvo que los delegados de partidos o alianzas interpongan algún recurso de apelación que debe ser planteado a tiempo de conocerse el resultado del escrutinio y cómputo, es decir, ante la misma mesa. Pasada esta etapa no será admitido el recurso y el resultado tendrá autoridad de cosa juzgada. La segunda etapa corresponde al cómputo departamental a cargo de cada una de las cortes departamentales electorales. Este cómputo totaliza los resultados de las actas de cómputo de las mesas y se realiza en Sala Plena de la Corte Departamental, con asistencia de los delegados de los partidos políticos o alianza que intervienen en la elección. Digamos, para completar esa idea, que los jurados electorales se constituyen por sorteo entre todos los ciudadanos habilitados, pero en cada


una de las mesas cada uno de los partidos, alianzas o agrupaciones ciudadanas puede acreditar un delegado. La Corte Departamental no puede, por ningún motivo, modificar los resultados de las mesas de sufragio y debe limitarse exclusivamente a resolver las impugnaciones o apelaciones que se hubieran planteado. Llega al extremo la norma legal, que si un acta tuviera errores de suma, la Corte Departamental Electoral deberá dejar constancia de ese error, pero no podrá modificarlo. La tercera etapa corresponde a la Corte Nacional Electoral cuyo trabajo consiste en totalizar los votos consignados en cada una de las actas de cómputo departamental. La Corte Nacional no tiene acceso a las papeletas de votación ni a las actas de cómputo de cada una de las mesas, no realiza el escrutinio de dichos votos, y en consecuencia no puede, materialmente, alterar las cifras. Los resultados que se consignan en las respectivas actas, como hemos dicho, son definitivos, con todos los pequeños errores que pudieran existir. El proceso electoral de diciembre de 2005 significa la sexta elección consecutiva desde la reinstauración de la democracia en el año 1982. como hemos visto, desde entonces se realizaron elecciones en 1985, 89, 93, 97 y 2002. En las tres primeras, el mandato de los presidentes fue de cuatro años, aunque en el caso del periodo 82-85 se produjo el acortamiento del mandato; en las dos últimas ya regía constitucionalmente el mandato de cinco años; sin embargo también este periodo 2002-2007 resultó acortado por una serie de circunstancias que ahora vamos a ver rápidamente. El 2002 asume el gobierno el señor Gonzalo Sánchez. El descontento social que ya se venía viviendo desde el año 99-2000 se acentuó durante su gestión, las reivindicaciones sociales fueron de despedidos sectoriales por incrementos salariales, hasta pedidos por un cambio en la política económica, nacionalización de los hidrocarburos, Asamblea Constituyente, redistribución de tierras y otras. El primer gran conflicto se vivió en febrero de 2003, cuando el gobierno intentó establecer un impuesto al salario. En esta ocasión se produjeron 31 muertos; en octubre se produjeron nuevos conflictos y enfrentamientos produciéndose el fallecimiento de 68 personas, lo que condujo a la renuncia del presidente el 17 de octubre de aquel año.


De acuerdo a la Constitución, fue reemplazado por el vicepresidente el periodista Carlos Mesa Gisbert, quien promovió el referéndum vinculante sobre los hidrocarburos y las reformas constitucionales de 2004, gozó de bastante popularidad, a pesar de lo cual tuvo que enfrentar un promedio de 250 conflictos por mes, de acuerdo a fuentes periodísticas. Debido a dichas presiones, a las que se sumaron la demanda por autonomías en la región oriental del país y las demandas por asamblea constituyente y nacionalización de los hidrocarburos en el occidente, se vio obligado a renunciar el 9 de junio de 2005. De acuerdo a la Constitución Política, correspondía al presidente del Senado y alternativamente al presidente de la Cámara de Diputados, y finalmente al presidente de la Corte Suprema asumir la presidencia de la República para convocar a elecciones exclusivamente para presidente y vicepresidente a objeto de completar el periodo constitucional. Las presiones sociales y políticas obligaron a que tanto el Presidente del Senado como el de la Cámara de Diputados renunciaran a la sucesión y de ese modo asumió el mando de la nación, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Doctor Eduardo Rodríguez. Sin embargo, también se hicieron muy patentes las demandas de que se hicieran elecciones generales, lo cual no era posible en el marco de la Constitución vigente. Por esas presiones políticas y sociales el Congreso Nacional tuvo que apelar a una figura un poco especial, ya que había una ley de necesidad de la reforma que había permitido hacer las reformas del año 2004, pero en la cual no se habían tomado en cuenta varios aspectos, entre éstas la reforma del artículo 93, que estaba prevista en esa ley de necesidad, pero que ya en la ley de reforma propiamente dicha no se le consideró. El Congreso retomó el tratamiento de aquella ley y realizó la reformó del artículo 93, lo cual permitió que el Presidente Rodríguez convoque a elecciones generales para el 4 de diciembre de 2005. Esta fecha fue modificada posteriormente y las elecciones se realizaron el 18 de diciembre. Los resultados de esta elección fueron los siguientes: En primer lugar, el Movimiento al Socialismo, con un 53.74 por ciento de la votación; en segundo lugar, una alianza denominada Podemos, con el 28.59 por ciento; en tercer lugar, muy lejos, el Partido Unidad Nacional con el 7.80 por ciento; en cuarto lugar el MNR con el 6.47 por ciento, y en quinto lugar el Movimiento Indígena Pachacuti, con el 2.16 por ciento.


Los otros tres partidos que participaron fueron Nueva Fuerza Republicana, Frente Agropecuario Boliviano y Unión Social de los Trabajadores de Bolivia, que obtuvieron votaciones realmente insignificantes, y aquellos partidos que habían tenido la hegemonía y que tuvieron también a su cargo las grandes decisiones entre 1982 y el 2005, como ustedes pueden ver, el único que sobrevivió fue el MNR. El Movimiento de la Izquierda Revolucionaria y la Alianza Democrática Nacionalista, no participaron siquiera en esta elección, y la Nueva Fuerza Republicana obtuvo una votación tan disminuida que la Corte Nacional le canceló su personalidad jurídica, por no haber obtenido el mínimo que exige el Código Electoral. De acuerdo al artículo 60 de la Constitución, la Cámara de Diputados está conformada por 130 miembros, de los cuales la mitad deben ser elegidos en circunscripción uninominal y la otra mitad en circunscripción plurinominal. Sin embargo, la propia Constitución señala que en aquellos departamentos que tengan un número impar de diputados se dará preferencia los uninominales. Esto condujo, junto a otras circunstancias, a que en la elección de diciembre de 2005 se eligieran 70 diputados uninominales y 60 diputados plurinominales. Uno de los graves problemas que se tuvo que se confrontar en el proceso electoral fue justamente el de la distribución de escaños. De acuerdo a la Constitución esa distribución debe hacerse en función del último censo nacional, del mayor o menor desarrollo económico de cada región o departamento y siguiendo algunos principios de equidad. El año 2001 se había realizado un censo nacional de población y vivienda, que dio como resultado un crecimiento poblacional sobre todo en dos departamentos, en Santa Cruz y Cochabamba, y por tanto, debió haberse hecho una nueva distribución de escaños, cosa que no se hizo. Frente esto el Comité Cívico de Santa Cruz planteó una demanda de inconstitucionalidad del artículo 88 del Código Electoral, que es el que distribuye los escaños para cada departamento. El Tribunal Constitucional en septiembre de 2005, ya en plena marcha del proceso electoral, pronunció su fallo declarando la inconstitucionalidad de aquel artículo e instando al Congreso Nacional a que hiciera una nueva distribución. El Congreso no pudo ponerse de acuerdo nunca, pues mientras algunas regiones demandan más escaños, otras se resistían a perderlos. Esto puso en serio riego la realización de proceso electoral, ya que mientras no se decidiera la nueva distribución no había posibilidad de que los partidos


pudieran presentar nóminas de candidatos en cada una de las regiones. Los plazos fijados por ley, se fueron cumpliendo y el Congreso no avanzó en la solución del problema, lo cual obligó a la Corte Nacional a pronunciarse en sentido de que no podía seguir administrando el proceso, para la fecha señalada, 4 de diciembre. Esto obligó a que el Presidente de la República, mediante decreto supremo, hiciera la redistribución de escaños y fijara la nueva fecha el 18 de diciembre. De acuerdo a esa decisión del Ejecutivo, el departamento de La Paz perdió dos escaños, Potosí uno y Oruro otro. Santa Cruz ganó tres y Cochabamba uno, y entonces llegamos al resultado que les decía, de tener 70 diputados uninominales y 60 plurinominales. Durante el proceso electoral de diciembre de 2005, también el organismo electoral confrontó una situación especial, debido a que se demandó la inhabilidad del candidato presidencial de Podemos, que era el Licenciado Jorge Quiroga, ex presidente de la República. De acuerdo a la Constitución, los que ejerzan la presidencia y vicepresidencia de la República, no pueden ser candidatos para un periodo inmediato, sino después de pasado un periodo constitucional. Siendo que el periodo constitucional está definido en cinco años y habiendo el señor Quiroga dejado la presidencia en agosto del año 2002, parecía que evidentemente no podía ser candidato para las elecciones de 2005, dado que apenas habían transcurrido tres años y no el periodo completo de cinco años. El organismo electoral hizo un estudio muy claro y muy profundo sobre el tema, y definió que al haberse convocado a nuevas elecciones, el periodo constitucional 2002-2007 se había acortado y que, por tanto, el señor Jorge Quiroga estaba habilitado para participar en estas elecciones. Un dato que considero importante de transmitírselos es el de la participación de la población en los procesos electorales de 1985 adelante. En la elección de 1985, la participación fue del 81.97 por ciento; en 89, del 73.53 por ciento; en 93, del 72.16 por ciento; en 97, del 71.36 por ciento, en 2002, del 72.06 por ciento y en 2005, del 84.51 por ciento. Es decir que en la elección del 85 se dio la mayor participación. Debo decirles también que en Bolivia el voto es obligatorio y hay sanciones para los no votantes; sin embargo, esos son los niveles de participación. En la elección última, el Congreso Nacional ha quedado conformado de la siguiente manera: El Movimiento al Socialismo ha obtenido 45 diputados


uninominales, 27 plurinominales y 12 senadores. La Alianza Podemos tiene 22 diputados uninominales, 21 plurinominales y 13 senadores. Paradójicamente, aunque Podemos quedó en segundo lugar en la votación, obtuvo más senadores que el primero. Después les explico un poco cómo fue posible aquello. El Partido Unidad Nacional tiene un diputado uninominal, siete plurinominales y un Senador. El MNR tiene dos diputados uninominales, cinco plurinominales y un Senador. Bolivia está dividida en nueve departamentos y cada uno de los departamentos elige tres senadores. La Cámara de Senadores, por tanto, está conformada por 27 senadores. El partido político Movimiento al Socialismo ganó con alto porcentaje la votación, pero ganó en cinco departamentos, que fueron La Paz, Oruro, Cochabamba, Potosí y Chuquisaca, y el partido ganador en cada departamento se lleva dos senadores; por tanto, el MAS resultó llevándose 10 senadores. El partido que obtiene el segundo lugar se lleva un senador, y la alianza Podemos obtuvo el segundo lugar en estos cinco departamentos, y obtuvo la primera mayoría en los otros cuatro departamentos, lo cual le dio ocho senadores, que sumados a esos cinco le dieron un total de 13 senadores. En cambio el MAS, que tenía 10 senadores en estos cinco departamentos sólo obtuvo la mayoría en dos de los otros cuatro departamentos, la segunda mayoría sólo en dos de los otros cuatro departamentos. En uno de ellos ganó el MNR, el segundo lugar, y en otro ganó la Unidad Nacional. De ese modo es que se da esa conformación tan especial en el Senado. Bien ¿cómo fue posible que se diera el resultado que parece sorpresivo y de alguna manera, para la mayoría de los analistas fue sorpresivo? Pero fue sorpresivo en cuanto a los porcentajes, no en cuanto a quién podía ganar la elección. Yo le voy a comentar solamente una encuesta que les va a permitir tener una idea más o menos clara sobre esto. En mi opinión los resultados, en cuanto a quién ganaba la elección no debieran sorprender, porque el candidato y actual Presidente, señor Evo Morales, mantuvo en todo el periodo del proceso electoral una tendencia favorablemente creciente. Sólo en la primera medición, al inicio del proceso, el señor Quiroga estuvo al frente en las encuestas con un 29.2 por ciento, y el señor Morales con un 28.3 por ciento. Ya en la segunda medición realizada en los primeros días de noviembre, el señor Evo Morales pasa al primer lugar con el 30.7 por ciento de la intención de voto, y el señor Quiroga baja al 28.7 por ciento. Sin embargo, a


la pregunta de quién cree usted que ganará las elecciones, el 42.5 por ciento responde que Evo Morales. En la tercera medición, el señor Morales, sube al 32.8 por ciento, y el señor Quiroga baja al 27.7 por ciento, y los indecisos suben del 10 al 12.8 por ciento. En la última encuesta de esta empresa, la empresa IPSOS Captura, que se publica el día 14 de diciembre, el señor Morales recibe el 34.2 por ciento de la intención de voto, y el señor Quiroga recibe el 29.2 por ciento de la intención de voto. El grupo de indecisos baja del 12, al 11.6 por ciento, y la opción blanco o nulo suma el 10.7 por ciento. A la pregunta de quién cree que ganará las elecciones el 52.1 por ciento responde que Evo Morales. Este porcentaje, si ustedes ven, se acerca muchísimo al porcentaje de votación alcanzado por el señor Morales. Es decir que la estrategia del candidato de la Alianza Podemos fue, desde el primer momento, la de polarizar la elección, y lo consiguió ciertamente, porque el tercero en discordia, Unidad Nacional, que en las primeras mediciones aparecía con un porcentaje mucho mayor acabó bajando a ese siete, casi ocho por ciento de la votación. El resultado entonces, se podría decir, que fue más o menos el siguiente, que el candidato de Podemos consiguió su objetivo de polarizar la elección, pero los votos perdidos por Unidad Nacional no lo favorecieron a él, sino que pasaron a favorecer al candidato Evo Morales, y también la otra lectura adicionalmente es que dado los porcentajes que se le asignaron en las últimas encuestas entre ese 34,7 por ciento y alguno otro que le daba un 36, 37 por ciento, la otra lectura es que los votos indecisos y nulos también pasaron a apoyar al candidato Evo Morales. Bien, creo que eso es lo más importante, y les agradezco mucho su atención. Lic. Ricardo Valero: Muchas gracias, Doctor Hassenteufel. Disponemos no de muchos, de unos cuantos minutos apenas, los estamos recuperando de los que nos sustrajeron en la mesa anterior, pero son unos cuantos. Yo le voy a pedir que den respuesta, hagan un comentario a las preguntas que ya se formularon. Probablemente, Doctor Vives, de manera un poco general si es posible. Mientras que a usted, Doctor, le digo que le han, que suscitó tal interés su intervención y el tema que usted trató, que le han dirigido 20,


probablemente podría usted seleccionar algunas de ellas, unas están ya incluso tratadas en su exposición, me parece. Doctor, por favor. Dr. Horacio Vives: Muy brevemente. Tres preguntas. Una de ellas ¿de qué forma los partidos políticos transparentan sus acciones en Argentina? Bueno, es un poco abierta, pero pongo dos casos puntales. Lo mencioné un poco en la exposición, la ley 25 mil 611 que obliga a los partidos a hacer selecciones internas. Esto es, que de alguna u otra manera los procesos de selección de candidatos y de dirigentes, digamos, se tienen que realizar bajo mecanismos que transparenten y donde los candidatos tengan acceso a la competencia y que ese procedimiento sea conocido y difundido. En términos del financiamiento de los partidos, en mayor de 2002 se sancionó la ley 25 mil 600, que es una ley de financiamiento de partidos políticos, que es bastante parecida a lo que tenemos actualmente en México, de alguna u otra manera está la ley electoral mexicana, sirvió de inspiración para esta ley 25 mil 600. Entonces, bueno, de ahí está bastante normada cómo se tienen que hacer todos los procedimientos de financiamiento y fiscalización de las finanzas partidarias. Siguiente pregunta. ¿Actualmente hay reelección en la Argentina y cuánto dura el periodo? Sí, hay reelección y los periodos presidenciales en Argentina son de cuatro años. En las elecciones en las que participó el llamado “FREPASO”, ¿que es el Frente de País Solidario, qué partidos fueron participantes? En esa alianza de partidos, específicamente participaron el PREPASO y la Unión Cívica Radical. Obviamente la Unión Cívica Radical como el partido más importante y por eso llevó la mano de presentar a Fernando de la Rúa como candidato a presidente y como vicepresidente Carlos Álvarez del FREPASO. Si bien el FREPASO había venido desarrollando un muy buen desempeño electoral en la capital federal. En ese caso las elecciones le otorgaron a de la Rúa el 48.4 por ciento de los votos. En la Argentina para que una fórmula se proclame ganadora en elecciones presidenciales en primera vuelta, tiene que alcanzar el 45 por ciento de los votos o cuando consigue el 40 por ciento de los votos, que existe además una diferencia de 10 puntos porcentuales con el segundo lugar. Una pregunta. ¿Efectos de la segunda vuelta en México y si ganaría Andrés Manuel López Obrador en una segunda vuelta? Bueno, yo puntualmente no soy muy afecto a las segundas vueltas porque, bueno, qué es lo que pasa.


Cuando hay partidos y candidatos que se presentan a elecciones y si éstas coinciden en que son presidenciales y legislativas y de repente, bueno, pues tenemos, que los dos que alcanzan más votación se presentan a una segunda vuelta, obviamente uno de ellos tendría que tener una mayoría que yo le llamo ficticia. ¿Por qué? Porque muchas veces no corresponde con el respaldo electoral que pueda tener y el respaldo parlamentario que se dio en la primera vuelta. Entonces a mí puntualmente no me gustan mucho las segundas vueltas, y en caso de ganar, si ganaría López Obrador, no sé, en México no hay segunda vuelta y en todo caso pues tendremos que estar como muy atentos a lo que digan las encuestas, qué es lo que opinan más allá de la intención de voto, sino el desempeño del candidato, cómo fue el gobierno, el grado de simpatía, si lo votarían en una primera opción, como una segunda opción, como una opción no deseable. En fin hay como muchas cosas que tendrían que evaluarse y medir las encuestas. Para terminar, eventualmente mi pronóstico sobre quién podría ganar una segunda vuelta, sea López Obrador o cualquier otro candidato. Dr. Ricardo Valero: ¿Doctor Hassenteufel usted querría hacer alguna, comentar o contestar alguna de estas inquietudes y preguntas que le han formulado? Dr. Oscar Hassenteufel: Si, por supuesto. Vamos a ir dando respuesta a algunas, por lo menos. La sanción que se tiene prevista para los ciudadanos que no votan le den una multa que la fija el organismo electoral. Para esta última elección se fijó eso en 150 bolivianos, que significa algo menos de 20 dólares al cambio. ¿Es verdad que ya tenemos en marcha un nuevo proceso electoral en Bolivia? Justamente como resultado de todos aquellos acuerdos que se hicieron en el mes de julio del año pasado, se definió que el 2 de julio de esta gestión debe elegirse a los miembros de la Asamblea Constituyente. Hace poco menos de un mes, dos, tres semanas, se aprobó la Ley de Convocatoria y entonces para el mes de julio tenemos la elección de los constituyentes y la realización del referéndum sobre las autonomías, que es el otro tema que quedó pendiente. El Congreso Nacional, cuando tiene que definir la elección del Presidente, lo hace estrictamente en función de sus afinidades políticas; es decir, quién tiene mayor número de congresistas, es el que tiene mayores posibilidades


de ser elegido en el Congreso; en aquella segunda vuelta, cuando ningún candidato obtiene la mayoría absoluta en al votación directa de la ciudadanía. Las personas legitimadas para impugnar elecciones en cada una de las mesas son, obviamente, los delegados de los partidos políticos. Cuando un partido político no acredita un delegado en una mesa, no pierde su derecho a impugnar. Pero si no tiene delegado en esa mesa, difícilmente va a poder ejercer ese derecho, y como ya no se puede hacer la impugnación con posterioridad, realmente se queda sin impugnación. No todos los partidos acreditan delegados en todas las mesas; los partidos más grandes sí logran hacerlo casi en el 100 por ciento; los partidos más chicos tienen dificultades para acreditar delegados en todas las mesas. Hay una pregunta que dice: ¿Dónde radica la transparencia del órgano electoral en Bolivia, si no existe claridad en su conformación? En realidad existe claridad en su conformación. Los miembros de la Corte Nacional Electoral son designados por dos tercios, como decía, en el Congreso Nacional; son cinco miembros, son cuatro nombrados por el Congreso y uno que representa al Poder Ejecutivo. La mayor credibilidad del organismo electoral boliviano justamente nació de su transparencia, porque permite a toda la ciudadanía estar informada permanentemente, no sólo del proceso electoral en curso, sino también de los procesos electorales ya realizados. Por ejemplo, en este momento cualquier ciudadano puede acceder a la página Web de la Corte Nacional y revisar las más de 20 mil actas de votación del año 2002. Ahora mismo está en marcha también el proceso para poner las actas de cada una de las mesas electorales de la última elección en la página Web, para que puedan ser verificadas por cualquier interesado. Como les decía, la Corte Nacional no tiene un acceso, ya legalmente no tiene para qué recibir las actas. Sin embargo, se las acumula para fines de información y verificación de quien tenga interés. El Presidente de la República asumió una decisión muy valiente, al hacer la distribución de escaños, en vista de que el Congreso Nacional no lo pudo o no lo quiso hacer. Esa distribución que hizo el Presidente, la hizo basado en los criterios de la Constitución. Es decir, la mayor población, el mayor o menor desarrollo económico y criterios de equidad. En realidad el Departamento de Santa Cruz en los últimos años ha recibido tanta migración de los otros departamentos que por población debieran corresponderle más diputados de los que se le han asignado.


Pero por un sentido de equidad no quiso el Presidente quitarle o restarle más escaños a Urur o a Potosí, que son las regiones que han ido perdiendo población más que los otros. Como les decía, el año 2004 se aprobó la Ley de Agrupaciones Ciudadanas y Pueblos Indígenas. Esto permitió la participación de los pueblos indígenas en la mayoría de los municipios, en las elecciones de diciembre de 2004. No siempre obtuvieron resultados muy favorables, pero están representados en muchos de los municipios del país, a través de su participación no en un partido político, sino en sus propias agrupaciones, que son más de carácter local o regional. No existe, en este momento, ninguna organización indígena a nivel nacional, con fines electorales. Sí hay alguna agrupación ciudadana; hay una que se llama TRAREPA y la otra que se llama Agrupación Siglo XXI, que justamente fue la base de la alianza política que apoyó la candidatura del señor Jorge Quiroga. Es decir, los partidos políticos han perdido, sobre todo los llamados tradicionales, han perdido el monopolio de la representación ciudadana y esto se va haciendo cada vez más evidente. Sin embargo, los pueblos indígenas han sido principalmente los que han respaldado la candidatura del señor Evo Morales en la elección nacional. Bueno, hay algunas preguntas que tienen, digamos, un tinte político que yo personalmente preferiría no responderlas, para no restar imparcialidad a nuestro trabajo. ¿Por qué la región de Santa Cruz busca la autonomía y cómo afectaría esta idea, en caso de hacerse realidad a la región altiplánica? El tema, y es bueno hacer este comentario, el tema de la autonomía de Santa Cruz no es reciente. Es un tema que viene, casi diría yo, desde siempre y obedece a una serie de razones. La corriente conquistadora y colonizadora de España en Bolivia no fue una sola; hubieron dos corrientes, una que se desplaza desde el Perú y que es la que va básicamente a las zonas andinas, y la otra que viene del Río de la Plata y de Asunción, del Paraguay, que es la que va básicamente a Santa Cruz, y ya incluso en la época de los conquistadores, hubo más de un pleito entre Andrés Manzo y Yuslo de Chávez; el uno que iba del lado del Perú y el otro que venía del lado de Asunción. Ese pleito fue resuelto muchos años después, por la propia corona, pero siempre subsistió algún problema, y durante la época republicana también hubieron ya algunos conflictos y hasta algún movimiento separatista, encabezado por un señor Andrés Ibáñez, quien fue derrotado militarmente y ajusticiado. Pero el tema es que hay una gran diversidad, no sólo geográfica, sino étnica entre ambas regiones en Bolivia, y no hemos


avanzado, salvo a partir de los años 50 en que hay una gran corriente migratoria del occidente hacia el oriente, no hemos avanzado en un proceso de unificación nacional, porque no habían caminos que unan a una región a la otra. El primer camino entre Cochabamba y Santa Cruz se inaugura en los años 50, 52-53; nunca se pudo hacer, a pesar de varios intentos, un ferrocarril que uniera a las dos regiones. El país ha tenido dos sistemas ferrocarrileros; uno en la región andina y otro en la región oriental, sin ninguna conexión entre sí. La única conexión posible era vía Argentina. Las redes ferroviarias de Bolivia se unían entrando a la Argentina. Entonces, eso también llevó a que la región oriental estuviese muy olvidada de las grandes decisiones, de los grandes beneficios, digamos, de la economía, que se generó o se gestó en la región occidental del país. En los últimos años; cuando digo últimos años hablo de varios decenios; desde el primer gobierno del MNR se avanza en ese intento de incorporar efectivamente al oriente a la realidad nacional, a Bolivia, y se hace, como digo, esa primera carretera, se hacen inversiones en el campo petrolero, se desarrolla mucho la economía en el oriente, la económica agrícola, pecuaria, y entonces el tema del manejo de esos recursos y de la toma de decisiones siempre fue muy centralista. Bolivia, hasta ahora, es un país unitario, y por tanto no debe extrañarnos ese manejo centralista, y eso ha ocasionado que haya una demanda de descentralización no sólo de parte de Santa Cruz, sino también de los otros departamentos del país, todos contra La Paz, a quien se le achaca todos los males que cada región pueda tener. Puede ser cierto o no, pero lo evidente es que así es como se ve desde el interior hacia La Paz, por ser la sede del gobierno. Entonces el pedido de autonomía, yo les puedo decir que en el referéndum que se haga en julio, el planteamiento sobre la autonomía ha de ganar a nivel nacional. El periodo de autonomía de Santa Cruz tiene ese origen, y tiene esa justificación, el tener un mayor acceso de manejo de sus propios recursos, y también una mayor decisión en muchas cosas. Es que se llega a extremos que hasta el portero de una escuelita ubicada en el último rincón debe ser designado en la ciudad de La Paz por el ministerio. Entonces eso ha hecho que haya ese pedido de autonomía en nuestro país, y debo decirles también que la elección de diciembre de 2005, más allá de los resultados, y más allá de cualquier otra consideración ha sido una tabla de salvación para la grave crisis que estaba viviendo Bolivia se evitó, yo


creo, y no creo exagerar. Se evitó una guerra civil, y probablemente se evitó la desmembración o la disgregación de país. Con esa elección Bolivia entera ha ganado, porque se ha logrado superar todo aquel problema, toda aquella crisis. Bueno, ahí lo dejaremos. Muchísimas gracias. Dr. Ricardo Valero: Muchas gracias. Les agradecemos a los Doctores Horacio Vives y Óscar Hassenteufel su preparación para esta serie de mesas redondas, sus intervenciones del día de hoy, y a ustedes su presencia, su interés y su participación.


SEMINARIO INTERNACIONAL SOBRE INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA: EXPERIENCIAS ELECTORALES COMPARADAS 23 DE MARZO DE 2006

Mesa 6. Elecciones en Asia: India, Taiwán y Palestina Moderador: o Laurence Whitehead, Universidad de Oxford Ponencias: o Yogendra Yadav, Centro para el Estudio de Sociedades en Desarrollo, India o Da-chi Liao, Universidad Nacional Sun Yat-sen, Taiwán o Ayman Ayoub, IDEA Internacional

Lic. Manuel Carrillo: Este esfuerzo se ha preparado por parte del Instituto Federal Electoral, IFES, el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, las Naciones Unidas, el Ministerio del Interior de España, IDEA Internacional y la Fundación Taiwanesa para la Democracia. En esta ocasión nos va a hacer el favor de moderar la mesa el profesor Laurence Whitehead y una de las personas que motivó, tenía la iniciativa de realizar este seminario de institucionalidad democrática. Laurence Whitehead es catedrático titular de política en el New Field College de la Universidad de Oxford y decano académico del mismo colegio, él fue rector del mismo de 2005 a 2006; en el año de 2002 se convirtió en el primer Director del Centro de Estudios Mexicanos de la Universidad de Oxford, es editor de una de las series de prensa de la Universidad de Oxford sobre estudios sobre democratización, del cual se han desprendido libros y textos. Entre sus publicaciones más recientes destaca Latinoamérica New Interpretation, Democratitation Teorian Experience To and To, actualmente preside uno de los comités de la Asociación Internacional de Ciencia Política, así como la sección sobre Europa y América Latina de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, pertenece al Comité de la Red Eurolatinoamericana de Gobernabilidad para el Desarrollo y se desempeña


como Director Regional para América Latina de Oxford Analítica. El profesor Laurence Whitehead tiene la palabra. Prof. Laurence Whitehead: Gracias, es un gran honor y un privilegio para mí presidir este sexto panel de nuestro Seminario Internacional. Después de considerar las experiencias tanto de los Estados Unidos y Puerto Rico, como de Europa Occidental, América Central y América del Sur. En esta sesión vamos a terminar nuestro giro alrededor del mundo democrático con algunos estudios del caso de Asia. Para este fin traemos tres distinguidos ponentes, dos de ellos van a hablar en inglés, pero tengo entendido que hay traducción simultánea y el distinguido público tendrá la oportunidad de plantear sus preguntas por escrito en español, yo me encargo de la traducción. Ahora, sin más, vamos a pasar a los tres ponentes. Primero. El profesor Yogendra Yadav, ha trabajado en… Yadav está a cargo de crearlo. Nuestro segundo orador es la profesora de Da-Chi Liao que tiene un Doctorado en ciencia política por la Universidad de Michigan en Estados Unidos; desde 1990 ha dirigido el proyecto de democracia y gobierno local, actualmente es presidente del Instituto de Ciencia Política de Taiwán y directora del Instituto de Ciencia Política en la Universidad Nacional Sun Yat-Sen en Taipei. Nuestro tercer ponente es el señor Ayman Ayoub… en relación con el proceso de democratización en Irak y también ha trabajado en asociación con la PNUD en el campo de la reforma de las elecciones en Siria, generalmente ha trabajado mucho en los últimos 13 años ofreciendo asistencia electoral y apoyo a procesos de democratización, tanto en el Oriente Medio, como en África del Oeste, África del Norte y Europa del Este y Asia del Sureste. Ahora, sin más, paso la palabra al profesor Yogendra Yadav, para hablar del caso de la India. Prof. Yogendra Yadav: Gracias. Quiero agradecer al IFE y a los diversos organizadores de esta conferencia, por darme esta plataforma para compartirles alguna de las experiencias. También agradezco al profesor Wailler que me haya dado esta oportunidad de venir al congreso y de venir a este maravilloso y encantador país. El caso que deseo presentarles es el de la elección parlamentaria en India en el año 2004. La pregunta que me hago es: ¿Cuáles son las lecciones que cualquiera podría aprender para la institucionalización democrática? La manera en que lo voy a presentar es en tres secciones. Primero para darles algunas nociones básicas sobre el sistema indio; después por qué llamamos a la


elección de 2004 una elección cerrada; tercero, cuál fue la respuesta de los principales actores, y qué fue lo que permitió a India manejar una elección tan cerrada y después vamos a obtener algunas conclusiones o lecciones. Rápidamente, para hablar de las nociones básicas, el sistema electoral, primero que nada, como saben éramos una colonia británica y en muchas maneras seguimos siéndolo. El sistema electoral se obtuvo directamente de Gran Bretaña. Es el clásico sistema FPTP, en el que se dividen en 543 distritos electorales, cada uno de los cuales elige una persona, y sólo para darles una idea de la escala, tenemos un millón de electores que eligen a una persona y 543 de esas personas electas constituyen el parlamento indio. Se tiene un sistema especial para las comunidades indígenas. Pero no voy a hablar mucho de ello. Las elecciones duran varias semanas, en la última ocasión fueron cinco semanas. Comenzamos a usar la máquina de votación electrónica. Solamente para darles una idea de lo que hacemos. Después vamos a hablar sobre la Comisión de Elecciones. Tenemos una institución constitucional independiente. Actualmente tiene varios miembros pero anteriormente solamente tenía uno. Es nombrado por el Presidente, y en principio, nada le permite ser partidista, pero en realidad es neutro. Lo que hace la Constitución es darle poderes muy amplios, lo cual no sucede en muchos países del mundo. Un solo artículo de la Constitución le da todo el poder sobre todo lo que tiene que ver con las elecciones. Estas facultades han crecido durante los años y algunas de ellas son que se le puede decir al gobierno: Se acercan las elecciones, se debe transferir a este funcionario de este distrito, porque está jugando sucio. Se puede decir: Sí, vienen las elecciones, pero las vamos a realizar en tres meses, porque no creemos que ahora se adecuado. Entonces, esta Comisión es muy poderosa en cuanto a sus facultades políticas y también puede castigar o multar a los partidos políticos, etcétera. Tal vez ustedes se pregunten de dónde salen las estrategias que les voy a dar, pero todas ellas vienen de un estudio nacional. Este mapa es solamente para darnos una idea, el mapa les va a dar una idea de qué estudio estamos sacando nuestras conclusiones. El año pasado se realizó una encuesta de 28 mil respondientes de todo un país y casi todas mis conclusiones tienen que ver con este estudio. Solamente para darles una referencia.


Ahora, hagámonos la siguiente pregunta: ¿Qué fue lo que hizo a esta elección tan cerrada? La primera respuesta es muy obvia, es el hecho de que las dos alianzas contendientes eran muy cercanas entre sí. Si vemos aquí los números en rojo, había dos principales elecciones: la gobernante, la que era gobernante en ese momento se llamaba NDA. Esta era de derecha, era gobernada por un partido que se llamaba DDP, un partido que reciente la protección a las minorías en el país y se conoce que es anti minorías; es en el partido que lideraba la alianza. La otra alianza, que no se le dio este nombre al momento de la elección, era liderada por el Congreso. El equivalente en México sería el PRI, el partido que ha gobernado a este país desde su independencia. El partido del congreso también necesitaba aliados y esta alianza se llamaba UPA, después de la elección, no en ese momento. Como podemos ver aquí, los votos que obtuvieron son muy parecidos, pero los votos no se traducen directamente en escaños, perdónenme, hay un error; deberían estar al revés las cifras. El UPA fue el que tuvo 222 escaños, entonces se tenía una ventaja de 0.6 por ciento; eso es lo que sucede en este tipo de sistema, por lo cual hubo una victoria de la oposición. Me faltan aquí dos cifras, pero ténganme confianza. Nunca se ha visto una elección en el que las dos alianzas estén tan cercanas, como sucedió en 2002. Esta vez fue menos de un punto porcentual. Pero lo más importante es la tercera razón. Esta elección fue mucho más reñida de lo que cualquiera hubiera podido predecir. Por favor. Bueno. Ok. Lo voy a explicar, tenemos un problema técnico. Todas las encuestas de opinión y las encuestas de salida se equivocaron en esta elección. Tuvimos muchas encuestas en el país en ese momento. Esto comenzó cinco meses antes de la elección y todas las encuestas de opinión decían que el NDA, esta alianza iba a ganar con un margen cómodo, pero en la encuesta de salida, de hecho la última encuesta de salida, que fue enorme, con muestras de más de 100 respondientes. El promedio de todas las encuestas de salida en el país predecían 250 escaños para el NDA y el promedio de todas las encuestas de salida dio solamente 175 a la UPA, que de hecho obtuvo 222. No solamente se equivocaron en el número de escaños, sino también en el ganador, lo cual es muy raro en las encuestas de salida. Entonces, esta elección fue tan reñida porque el margen fue menor que antes y porque, claro, esto no era lo que nadie esperaba.


Rápidamente vamos a ver la respuesta de los principales actores. Lo más impresionante de la respuesta es que la respuesta es rutinaria. Esta es una palabra que impresionó a todo el país; me acuerdo porque hice el análisis en la televisión cuando entraron los resultados. Empezamos a contar a las ocho de la mañana y a las cinco de la tarde ya todo había cambiado. Para ese momento, el partido gobernante se veía derrotado, dijeron “está bien; sabemos que perdimos”, pero se manejó de una forma muy rutinaria; el conteo fue rápido, fue un evento muy espectacular. La cobertura del conteo mostró que todas las casillas comenzaron a contar a las ocho de la mañana, entonces, digamos, entre las ocho y las 10.30 yo en la India diría un partido de cricket, pero aquí en México, un partido de fútbol, en dos horas todo cambió. Entonces, fue un evento espectacular y el partido gobernante ya se consideraba derrotado, a pesar de que no había cifras oficiales. No hubo incertidumbre política y no se cuestionó el resultado electoral por parte de ningún partido político. El Primer Ministro simplemente dijo: tenía la premonición que iba a pasar, fue lo único que dijo. Pero no hubo nadie que lo cuestionara o dijera: no me gusta, no lo acepto. De hecho sí algunos cuestionamientos y algunas irregularidades, pero lo importante es que ningún partido se involucró en esa batalla. Esta tabla nos muestra si se cree que las elecciones son libres y limpias. Lo más importante aquí es que los que dicen que no es justa de ninguna forma están divididos equivocadamente en todos los partidos políticos. No hay ningún partido que diga todos estamos de acuerdo, esto es lo más importante. Nuestra siguiente gráfica compara la confianza en diferentes instituciones. Como podemos ver la policía y los partidos son las más bajas. La Comisión de las Elecciones tiene el nivel más alto, incluso más que los Tribunales o que el Parlamento. Este es el poder real del Comité de Elecciones en India, y de que su poder viene de la confianza de la que goza. Sólo para darles más datos sobre la elección, que son relevantes, es el resultado de los grupos marginales en la sociedad. No sé mucho de México, pero conozco un poco en Estados Unidos, y sí veo la distribución que tenemos: blancos, negros y después latinoamericanos. Esto es más o menos la división. En India las diferencias son muy grandes. Aquí vemos que los urbanos votan un poco menos que los rurales, votan un poco más que la casta superior, que está en la parte superior de la jerarquía.


Solamente para darles una idea de la participación política de lo que sucede allá. El sentido de eficacia política, si la gente cree que su voto hace la diferencia. Esta pregunta la hemos hecho en el Instituto durante ya cuatro décadas, y lo que nos muestra aquí es el 73 por ciento, 75 por ciento, 80 por ciento son las personas que dicen: sí, creo que mi voto va a ser la diferencia. Esto es lo que impulsa a la democracia en muchos países. Ahora tenemos el nivel de apoyo para la democracia. Esto se ha preguntado en toda Latinoamérica: ¿si usted tuviera la opción, algunas personas piensan que la democracia es la mejor forma de gobierno, otros piensan que tal vez no sea la mejor idea o que tal vez no importa? ¿Esto sería en India? Y el nivel de apoyo para el totalitarismo en las barras verdes y rojas, como ven es muy pequeño comparado con otros países del mundo estas cifras son muy pequeñas. Solamente para darles una idea de qué es lo que impulsa la competencia democrática, perdón es una idea de la participación democrática. La pregunta es qué le permitió a India manejar una elección tan reñida. En primer lugar, permitir el marco constitucional, que es bastante bueno, pero en lo personal pienso que este marco legal en India no sea mucho mejor que en otros países, es más o menos promedio. Algunos otros países de los que estaba oyendo, creo que tienen marcos constitucionales mucho mejores y garantías más fuertes que los que tiene India. Estos son necesarios pero no suficientes. La independencia solamente es por convención y no evita que el partido gobernante ponga sus propias cifras, y lo más importante es que el poder judicial ha aceptado este papel cada vez más en los últimos años. El fortalecimiento de la Comisión Electoral en India, en los últimos años despertó a los poderes que habían tenido, pero que nunca habían empleado, con lo cual se crea la reinstitucionalización de esta Comisión. No ha cambiado nada en sus facultades constitucionales, pero está más decidida a ejercer estas facultades, y a demostrar públicamente su neutralidad, lo cual es muy importante. Entonces cada seis meses más o menos se verá una publicación de la Comisión Electoral o desplegados en los medios que demuestran públicamente la neutralidad, que dice no somos parte del gobierno, y también se da un uso muy efectivo de los medios para transmitir su mensaje, creo que esto es más importante que las disposiciones constitucionales que, como dije, no han cambiado.


Algo que también es importante es el papel de los medios nacionales, se tienen medios muy amplios y diversos y los medios del gobierno ahora no cuentan debido a las grandes compañías privadas. La competencia profesional que lleva a la cobertura de las irregularidades electorales, por ejemplo un periódico indio nunca diría trabajamos para tal partido, porque sería considerado poco ético esto anula la presión pública que es muy palpable y si se dice no se acepta, que alguien no acepta el veredicto, los papeles, los periódicos al día siguiente se opondrían a esta declaración. Virtualmente, digamos, que no hay presencia de observadores internacionales, este proceso está abierto a los medios internacionales y muchas ONG’s desempeñan un papel un papel importante a nivel nacional, pero se enfocan en los aspectos a largo plazo, no se fijan realmente si hay irregularidades en el proceso electoral, básicamente los medios nacionales son los que hacen la cobertura de esto y más bien se enfocan en los efectos a largo plazo de, por ejemplo problemas de criminalidad, etcétera. Entonces desde mi punto de vista las ONG’s y los grupos de la sociedad civil no tienen ninguna participación en los procesos electorales. Entonces la explicación real para mí yace en la aceptación de una buena práctica democrática que ha sido institucionalizada, es decir aceptar a la democracia como la única, como el único juego posible en la ciudad; debe haber incentivos más allá de una elección, es decir todos lo sabemos y con tal probabilidad seguramente saben qué es lo siguiente que voy a decir, porque el convencimiento es muy alto. Hay un 65 por ciento de posibilidades de que el partido del gobierno en el poder pierda alguna elección y las razones de que una persona pierda estas elecciones es más allá, mucho más de un 50 por ciento de posibilidades. Entonces cualquier político puede echar un vistazo al futuro, pueden saber cuál es alto costo de la no aceptación de un veredicto. Es decir, si alguien dice no acepto el veredicto de las elecciones. La cultura política democrática, hemos discutido de esto, aquí debe haber un alto apoyo a la democracia y creer en su eficacia. Esto crea presión en los medios. ¿Entonces cuáles son las lecciones que hemos aprendido del caso hindú? Bueno, la lección número es muy simple, es que el hecho de que una elección sea cerrada es algo más subjetivo que objetivo, que es algo cerrado, que es una elección estrecha, depende los resultados y depende de lo que la gente está acostumbrada a ver. Es decir, qué esperan y cuáles son las consecuencias de este acto político.


Esto no es algo tanto matemático, normalmente es más subjetivo de lo que pensamos normalmente que es. Ahora, la segunda lección que me llega a la mente es que el reto es convertir que las elecciones cercanas, las elecciones cerradas, en elecciones rutinarias a nivel administrativo. Es decir, en términos administrativos esto ha sido, han sido elecciones rutinarias que se han llevado a cabo de una manera rutinaria y no hay nada poco usual acerca de esto. Del caso que decían ayer de los españoles, es más o menos así, son unas elecciones muy rutinarias y creo que en el caso de la India aprendemos que la consolidación institucional no necesariamente habla de, no necesariamente requiere cambios legales. Es decir, se puede mejorar una institución sin cambiar sus estatutos legales. Debe haber sinergia entre la opinión pública y los medios, esto es crítico, y esto es importante porque en los ojos de la opinión pública, la opinión publica es la realmente más peligrosa que puede haber en un proceso. Si esto se puede establecer directamente con el electorado, entonces sí podemos generar una mística. Las elecciones en la India generalmente crean un misticismo, pero el apoyo público es tan alto que siempre y cuando sean ustedes políticamente neutrales van a tener el apoyo de la gente. Ahora, la tercera lección es el factor principal en este negocio o en esta actividad de consolidar los procesos electorales, al menos en el caso de la India es la institucionalización de la cultura democrática y las prácticas democráticas. Sé que esta no es una conclusión muy satisfactoria o muy afortunada en el sentido que esto no lo vamos a poder asegurar mañana en la mañana. Pero en estos regímenes políticos, hay muchas cosas que no se pueden hacer para mañana en la mañana. Entonces hay que ver cuál es el legado histórico de los movimientos democráticos, los movimientos políticos y los partidos políticos son cruciales. Es un peligro que ellos estén, es decir, es un peligro porque para nosotros es muy difícil que tengan ellos que presentarse en salas como gente como ustedes y yo y puedan transformar las democracias. Creo que es humilde es el pensar que la gente que está allá trabajando, los actores políticos, los partidos políticos y la gente que está involucrada en la política, ellos son los actores más importantes, más allá de gente simplemente como ustedes y yo. Porque ellos son los actores principales, y así es como deben ser las democracias, ¿o no? Entonces, hay un círculo


virtuoso de la democracia, el cual tiene un efecto positivo en los partidos, en los medios y en la opinión pública. Ahora, los medios tienen que comportarse responsablemente. Lo mismo aplica para los actores políticos y la opinión pública. Ahora, los actores políticos tienen que basarse en las políticas democráticas. Entonces, en mi opinión, esto es lo más importante. En el punto final son algunas lecciones negativas. Como pueden esperar, las opiniones y las encuestas de salida no son instrumentos confiables para verificar los resultados electorales. Son muy útiles. Yo debo mencionar que me da pena decirles que en alguna ocasión yo participé en un ejercicio de encuestas de salida y esta opinión fue errónea. No quiero decir que no deben ocurrir las encuestas de salida, pero sí son útiles. Pero a veces la gente trata de juzgar los resultados de una elección, con base en los resultados de las encuestas de salida, y esto está mal. Yo ya sé, por mi experiencia, que pueden salir mal estos resultados. Nunca basaría un resultado en resultados de una encuesta de salida. Ahora, se necesita que haya una mayor participación de los medios nacionales y que las organizaciones y la opinión pública también desempeñen un papel más importante. Ahora, la opinión pública o bien los observadores internacionales pueden desempeñar un papel más importante, dependiendo de cuál es la legislación local. Sé que es muy difícil decir esto en una sala como ésta, pero, como ya lo dije, si reflexionamos acerca de esto en el mundo en el cual vivimos, probablemente no sería una mala idea que las democracias del mundo sean controladas por personas que han sufrido las consecuencias de estas democracias. Muchas gracias. Sr. Laurence Whitehead: Quizá sea una idea democrática, ¿verdad? Ahora, a continuación tenemos a la profesora Da-chi Liao, que ha viajado desde muy lejos y le queremos agradecer el esfuerzo para venir hasta acá y muchas gracias por presentarnos este documento, que es un documento que fue escrito por Tiben Time parcialmente, él desafortunadamente no pudo venir para dar esta presentación, pero por supuesto estamos muy agradecidos por el apoyo que nos ha dado la TFD. Sabemos que es importante que este componente asiático se haya incluido en el programa. Sra. Da-chi Liao: Muchas gracias, señor Presidente de la mesa. De hecho es un gran honor para mí estar aquí y ser parte de esta conferencia. Antes de que haga mi presentación formalmente, me gustaría decir algo. Primero


que nada, estoy muy impresionada por esta conferencia, por los organizadores, por el IFE. Realmente han hecho un trabajo tan maravilloso; creo que es el mejor trabajo que he visto. Es decir, he visto que han invitado a tanta gente, que realmente no sé cómo, no entiendo simplemente, a lo mejor tenga que discutir esto con los organizadores, que están aquí, pero no sé por qué o cómo es que tanta gente está aquí sentada, abogados sentados aquí, gente que estaba ayer desde el principio hasta el final de la conferencia y han participado con tanto entusiasmo en las discusiones que realmente no sé por qué. Realmente me gustaría después escuchar algunas de sus opiniones al respecto. Esa es la impresión que tengo acerca de esta conferencia, y también me gustaría decir esto, porque es como un milagro, ¿verdad? esta información la voy a decir, este es un milagro mexicanos y estoy lo voy a comentar con mis amigos en Taiwán. Hay muchísima presión, he tenido mucha presión para presentar esto, sobre todo a nombre de mi predecesor. Él ha hecho un gran trabajo, el señor de la India que acaba de presentar ha hecho un gran trabajo y hay algunas cosas comparativas muy similares entre Taiwán y la India, pero tengo que decir algo por adelantado. Estos dos países, hasta cierto punto, son similares. Lo que él ha mencionado acerca de la cultura democrática y cómo se ha establecido la democracia o las instituciones para trabajar con la democracia, son bastante similares con lo que yo voy a mencionar en mi presentación. Pero también tengo que mencionar que hay algunas diferencias entre nuestros dos países. Primero que nada el tamaño de nuestros países. India es un país enorme y Taiwán yo diría que es un país pequeño. Pero este señor me presentó una objeción ayer, me dijo: No, la gente de Taiwán son 23 millones, y yo le dije “bueno, somos muy poquitos”, y me dijo: No, no, imagínate en España son 46 millones, 43 millones. Entonces, no es tan pequeño Taiwán, pero comparado con la India o seguramente con los Estados Unidos somos un país muy pequeño, solamente 23 millones de personas y los votantes, los electores, son 16 millones. Sigue siendo algo bastante grande, y también la explosión democrática, bueno, en términos democráticos nosotros somos más jóvenes que la India. Creo que la India ha sido democrática durante mucho tiempo. Entonces nosotros estamos apenas aprendiendo muchas normas democráticas,


estamos aprendiendo porqué la gente prefiere la democracia; a un ocho por ciento de la gente parece que sí prefiere este sistema democrático. En Taiwán se ha implementado la democracia dependiendo de cómo hagamos el conteo, pero sí conteos. Hacemos un conteo como lo que voy a mostrarles ahora, en nuestras elecciones. Ese era el caso en 1996 hasta ahora; han pasado diez años de nuestras elecciones presidenciales, pero entonces hemos practicado elecciones locales directas durante más de 50 años. Entonces, hay diferentes niveles de democracia que hemos estado practicando en Taiwán, entonces hay algunas diferencias entre estos dos países, pero lo que yo voy a presentar es muy similar a lo que él acaba de presentar. Yo dividí mi presentación en cinco secciones. Primero voy a presentar un prefacio; es como una introducción general de qué pasó en las elecciones presidenciales de 2004 en Taiwán; el segundo punto tiene el propósito de contestar la pregunta que la persona que habló antes de mí mencionó, porque ¿cuál es el contexto y la estructura de las elecciones presidenciales de marzo 20 de 2004?, ¿por qué fueron elecciones tan peleadas, tan cerradas? Esto es lo que haré en mi sección uno y dos, y bueno, en el siguiente punto, creo que es la parte central de mi presentación, es cómo se ha hecho consenso. Es difícil decir que haya un consenso, entonces voy a decir cómo hemos manejado en Taiwán un consenso en cuanto a las elecciones de 2004; después, vamos a hacer una evaluación, el desempeño de Taiwán durante las elecciones de 2004 y en la quinta sección voy a tratar de resumir qué es lo que hemos encontrado en Taiwán, y también el siguiente paso será tratar de hablar con otros países del mundo, para ver si han tenido alguna experiencia similar, sobre todo para países o democracias de reciente nacimiento. Entonces, vamos a poner a prueba el sistema inmunológico de las democracias recientemente creadas. Este es el título de mi presentación, entonces vamos a poner a prueba su sistema inmunológico, es decir, cuáles son los componentes de este sistema inmunológico; lo voy a describir más adelante. Entonces, son cinco secciones en mi presentación. Entonces, vamos a la siguiente. Hay algunas características generales en las elecciones de Taiwán para las elecciones presidenciales de 2004. El primer punto, podemos ver que la diferencia de los votos entre el ganador y el perdedor de la elección fue solamente de 0.22 por ciento; algo similar a lo que dijeron esta mañana, creo; fue el caso de Puerto Rico, ¿verdad?,


fueron un 0.2, pero bueno, finalmente los votos, esto es, en cuántos votos representan esta diferencia de 0.2. Bueno, en total, para la elección de 2004 hubo una diferencia de varios miles de votos. El porcentaje de personas que votan, es en un 80 por ciento la gente que está registrada en el Padrón, y finalmente, aquí vemos que la diferencia fue 0.2; es decir, la diferencia en los votos fue nada más de mil a 29 mil votos; es una diferencia muy pequeña si tomamos en cuenta el número tan grande de votantes que hay. Entonces, el perdedor, el grupo pen blue, como los llamamos en Taiwán. Si van a Taiwán, por favor no mencionen nada acerca del azul, ni del verde; es muy sensible, ¿verdad? Si dicen verde, quiere decir gente del partido en el poder y azul quiere decir el partido en el poder anterior; un partido nacionalista. Entonces, el partido azul perdió, pero se suponía que tenían que ganar, de acuerdo con las encuestas de salida, las encuestas de opinión pública, entonces opino lo mismo que mi antecesor: no confíen en las encuestas de salida. Yo también soy una analista muy cuidadosa de las encuestas de salida y normalmente nos transfieren mensajes equivocados, entonces hay que manejar esto con mucho cuidado. Entonces, el perdedor tenía muchas posibilidades de ganar, de acuerdo con las encuestas de salida. ¿Por qué, por qué tenía tantas posibilidades de ganar y perdió?, según estas predicciones. Bueno, porque el perdedor tenía dos líderes, era una alianza de dos partidos principales; uno era el PFP y el presidente del PFP también era candidato presidencial en el año 2000, entonces este presidente, ese masón, también fue miembro partidista y también fungió como secretario general del partido. Es decir, estaba casi al lado, a la misma jerarquía que el presidente del partido, y bueno, como no recibió el vicepresidente, digamos, el secretario del partido, la nominación para la candidatura de 2000, decidió separarse del partido. Entonces, el partido real del candidato en ese momento, en el 2000, solamente obtuvo un 21 por ciento de los votos. Ha sido una lucha muy difícil, porque este partido ha estado en el poder en Taiwán durante 50 años y ganó con un uno por ciento de los votos nada más, con una diferencia de uno por ciento o menos de uno por ciento. El primer partido ganó 36 por ciento, y el otro 21 por ciento que corresponde al otro partido, esto daría un 57 por ciento al ganador. Entonces el ganador de 2000 obtuvo nada más un 39 por ciento de los votos. Entonces esta es


una de las inconveniencias de que el Presidente actual tuviera la posibilidad de ganar. Entonces cuando pasó eso los dos perdedores en el año 2000 juntos, aliados, se aliaron y mucha gente predijo que esta reunión, bueno decían que las proyecciones les darían más de un 50 por ciento de los votos, pero finalmente estas predicciones no veían ningún futuro muy optimista, pero cuestiones como las que dijo el profesor Whitehead ayer, es decir las dinámicas electorales también generan mucha incertidumbre. Durante los procesos de campañas electorales se están llevando a cabo, pasan muchas cosas. El ganador realmente no es el ganador y el perdedor tampoco acepta que es el perdedor. Sé que hay muchos miembros partidista aquí, a lo mejor ustedes no son muy buenos o no se están despeñándose muy bien en las encuestas de salida o en las encuestas de opinión pública actualmente. Entonces no sean pesimistas, a lo mejor esto va a cambiar. Entonces esto es lo que cubre la primera parte. El perdedor, se suponía que tenía que ganar; el ganador no se veía muy bien al principio de su campaña. Ahora, la segunda parte es que las elecciones han dejado un legado de sociedades afectadas o compañerismo afectado y falta de confianza, por qué, porque había cinco grupos de candidatos para la Presidencia en Taiwán, y en ese momento el TPP, trató de pararse en medio. Aprendimos del caso del Primer Ministro británico, del señor Blair, a simplemente pararse a la mitad, en medio. Entonces quedaban dos grupos de candidatos Pen Ruin, y el Partido Verde y el Partido Azul, quedaban estos dos grupos. Entonces esta alianza, esto es un enfoque fundamental. ¿Por qué es un enfoque fundamental en Taiwán? Bueno, estamos a favor de la independencia. El espectro independentista en Taiwán es muy variado, hay gente que está a favor de la unificación, hay gente que está a favor de la independencia. Entonces tenemos dos lados: independencia y unificación. Es una manera muy extrema el ser proindependentista. Entonces los problemas se resolvieron haciendo una nueva Constitución, haciendo nuevos referéndum, y finalmente estos referéndum fueron la base de las elecciones de 2004, y eso también se convirtió en otro problema muy grande que generó muchísimos problemas. Es decir, estos votos combinados generan muchos problemas, y hay una tercera parte.


Hay que tomar partido. Estamos hablando de la falta de confianza también. La sociedad taiwanesa ha tenido poca confianza en los procesos electorales, y esto ha pasado porque hubo eventos que pasaron el día anterior a las elecciones, se votó el 30 de marzo. Entonces marzo es un periodo muy especial en Taiwán, y hubo un tiroteo el 19 de marzo, y tanto el Presidente, como el Vicepresidente en ese momento fueron, resultaron heridos y nadie sabia cuál había sido la situación. Pero hubo muchísimos rumores inmediatamente. Después del tiroteo en la tarde, como a esta hora más o menos, todavía había una señorita durmiendo por aquí, bueno, mucha gente se está durmiendo, ¿verdad? Pero cuando hablamos de los tiroteos entonces esto hizo que todo el mundo quisiera ver la televisión para ver qué es lo que estaba ocurriendo, y fue muy extraño, había una atmósfera muy extraña. Entonces en ese momento, perdón, el Presidente me presentó de la Universidad de Taigue, pero yo soy de la Universidad de Caucho. Entonces los medios locales inmediatamente dijeron: ah, este tipo de tiroteo debe haber sido diseñado por algún partido comunista de China, eso fue lo que dijeron, y en Taipei la gente inmediatamente decía: sí, de acuerdo, esto debe de haber sido planeado por el partido en el poder, el TPP. Inmediatamente comenzaron con un protocolo de seguridad nacional, y había gente que ya no se le permitía ir a votar. Entonces eso se convirtió en un gran problema. Entonces hubo mucha falta de confianza, no había un flujo libre de información. La gente simplemente creía en lo que podían creer. No había manera de comunicarse racionalmente ni pacíficamente. Esta fue la segunda parte. Entonces la tercera parte es que quedó en ridículo, se ridiculizó al Comité de Elecciones Central. Normalmente decíamos: este Comité ha hecho un muy buen trabajo. Pero en esta ocasión debido a los referéndum, a los votos por referéndum hubo algunas cosas muy extrañas y esto generó que los votos de referéndum no fueran de confianza. Entonces hubo muchos problemas desde el comité, en esta ocasión quedó, fue ridiculizado por el grupo partidista del Partido Azul, este es un estatutos que no había tenido en el pasado, siempre habían disfrutado de una muy buena reputación. Finalmente, bueno, se fingió, se planteó una confrontación en las calles que fue bastante volátil. Después de la votación el Grupo Azul no aceptó los resultados, entonces salieron a las calles durante mucho tiempo, más o menos tres semanas se estuvieron manifestando y esto también generó una situación caótica en Taiwán.


Después, ya sé que me estoy pasando del tiempo, pero seré más rápido. Entonces los recursos judiciales fueron muy lentos en un inicio como en cualquier otra parte el poder judicial, bueno, las acciones judiciales toman un poco de tiempo antes de que se lleven a cabo. Entonces esto generó grandes problemas en esta confrontación. Estos son los antecedentes de lo que les voy a explicar, me voy a brincar esta información porque es demasiada, pero bueno. Aquí lo importante es que hay un proceso, hay un tipo de encuesta de opinión pública que nos muestra cuáles son las tendencias. Por ejemplo en los procesos en campañas electorales, hay una fluctuación en las encuestas de opinión pública. Pueden ver que en las etapas iniciales, más o menos un año antes de la fecha de la elección el Grupo Azul era el líder, más o menos con un 30 por ciento al principio. Después el partido tenía un menos 30. Pero después de que TPP hicieran una campaña, una propuesta para reformar la Constitución y hacer un nuevo referéndum en Taiwán, en ese memento obtuvieron muchísimo apoyo, un uno por ciento, el Grupo Azul tenía una ventaja de un uno por ciento. 10 antes de las elecciones, cualquier encuesta de opinión pública no podría anunciar sus resultados, entonces el último día fue el 10 de marzo. Con estos resultados de encuestas de opinión pública el Grupo Azul seguía un poco atrás y el Grupo Verde iba un poquito a la delantera con un 1.7 por ciento de diferencia. Nuestras estadísticas están bien. Después vemos los resultados preliminares. Nada más ven esto, no voy a entrar en detalles, vámonos a la tercera parte, a la siguiente. Las características generales. Creo que ya les di una introducción del tipo de situación que tenemos, entonces brinquémonos, vámonos a la tercera. Consenso, gracias. ¿Cómo podemos lograr un consenso? Ha habido tantas confrontaciones, tantos problemas en Taiwán, es decir nunca habíamos tenido un tiroteo en Taiwán, nunca habíamos tenido un referéndum, pero este tipo de eventos ocurrieron. ¿Entonces cómo pudimos alcanzar un consenso? Bueno, aquí lo que dice es que nunca debe haber un consenso en cuanto al resultado de las elecciones presidenciales de 2004 en Taiwán, debido a que los seguidores inmediatos del candidato Lieng Son estaban en desacuerdo permanente con los resultados. Entonces se usó un enfoque más holístico para resolver las disputas. Entonces básicamente aquí tenemos dos líderes políticos que desde el primer momento de la, que se reunieron, desde el momento en que empezó la controversia.


Entonces a partir del 20 de marzo hacia el mes, hacia el final del mes del juicio judicial se llevó un seguimiento muy cercado de los eventos, de la secuencia de los eventos. Ahora, este es el tipo de enfoque que los dos grupos tuvieron que adoptar. Es decir, tenemos una ley, tenemos reglas específicas acerca de cómo resolver este tipo de disputas electorales. Esta información la sacamos de los resultados de las elecciones presidenciales en 1995. Ahora, esta es una ley que no nos aporta nada nuevo, realmente esto está basado en las experiencias anteriores electorales en Taiwán. Durante más de 50 años este partido, había un partido en el poder, había estado el mismo partido. Entonces tuvo que, generamos, creamos un comité local para resolver las disputas electorales. Ahora, no voy a entrar en detalles aquí. Si tienen alguna duda acerca del proceso electoral, pueden ver que el Comité Electoral hizo algo malo, se puede demandar al organismo electoral, al Comité Electoral por hacer algo mano y se les puede incluso demandar por nulificar un proceso electoral. Eso es lo que dicen en mi punto 102, y en el 104, bueno, básicamente es el tipo de problema que puede tener un organismo electoral o más bien un problema de candidatos. Es decir, los candidatos como candidatos pueden influir en el resultado de la elección. Entonces, también se puede demandar a los candidatos, a los otros candidatos por invalidar los resultados de una elección. Una es para invalidar el proceso electoral y otra es para invalidaciones de resultados. Es decir, uno se enfoca o tiene como objetivo el organismo electoral y el otro los candidatos; es decir, son dos enfoques legales a los que ustedes pueden dar seguimiento, para que vean cómo resolvemos nuestras disputas y también pueden observar esta secuencia. El grupo azul, los líderes del grupo azul en los primeros momentos, cuando se anunciaron los resultados electorales, ellos dijeron que no aceptaban los resultados electorales, pero decían que iban a seguir un enfoque legal; es decir, iban a tratar de litigar ante un organismo judicial para decidir cuál iba ser el ganador finalmente a través de un proceso jurídico. El 30 de marzo pueden ver cómo fue la secuencia de los eventos y quiero señalar otra cosa. Los Estados Unidos también, disculpen que lo diga pero los Estados Unidos desempeñaron un papel muy importante, porque en el primer momento en que los Estados Unidos pusieron una Embajada en Taiwán entrevistaron a ambos candidatos, se entrevistaron con ellos para


ver qué querían hacer y cómo podíamos hacer lo con ellos. Entonces, esto algo que realmente ocurrió. Entonces podemos ver que los medios de comunicación masiva en Taiwán, a diferencia de la India, todos los medios de comunicación masiva adoptan una posición. Algunos están a favor, hay medios que están a favor del grupo azul y ellos… Bueno, por eso hay una manera legal para resolver disputas desde el primer momento que se presentan, y en los siguientes recuadros lo que podemos ver es cómo los votantes se presentaron a las casillas a las seis de la mañana, para presentar su voto, muy temprano. Ahora, ¿por qué han marcado hasta aquí? Bueno, porque de acuerdo con la ley que acabo de mostrar, de acuerdo con la ley no se deben sellar las urnas electorales inmediatamente después de la elección. Se tienen que recolectar todas las evidencias posibles antes del proceso electoral, antes de poder sellar las urnas. Pero, bueno, finalmente esto se hace porque la gente estaba en las calles manifestándose muy a disgusto. Ahora, este enfoque legal es más o menos flexible, es por eso que puse esta marca, esta estrella ahí. Ahora, las fuerzas militares también son importantes. ¿Por qué? Porque hubo un tipo de golpe de Estado, ¿verdad? Es decir, el Ministro de Defensa se presentó el día 22. Esta es la última historia que les voy a contar. Bueno, finalmente esta persona siguió en su puesto hasta el 25 de mayo de este año. Bueno, ya me tengo que ir a las conclusiones. Entonces, en todo el proceso el sector judicial también comenzó a generar sus opiniones, porque había muchas ideas diferentes para cómo contar los votos; es decir, el grupo azul quería un reconteo, querían que se hiciera una reexaminación completa de los votos. Pero el grupo verde decía algo diferente. Entonces con esto termino con esta diapositiva. Aquí tenemos cuáles fueron los argumentos, que son muy importantes, porque involucran o se refiere a cómo se hace el conteo y también hablan de quién pagaba el dinero para hacer este reconteo; es decir, se necesita mucho dinero porque hay que contratar a muchísima gente. En el 2004 un taiwanés trató de recolectar dinero para poder hacer el reconteo. Hay un hombre muy rico en Taiwán, que dijo: Yo pago el dinero, si se necesita dinero para hacer el reconteo, yo lo pago. Entonces para el siguiente día todo estuvo; entonces se hizo un acuerdo y al siguiente día todo estaba resuelto.


Buen, se hizo el reconteo, se hizo con mucho cuidado. En primer lugar fue el Tribunal, fueron los Tribunales supremos, ahí dice noviembre 4, y finalmente el año pasado, el 17 de junio, del 25, finalmente el grupo verde siguió ganando. Entonces, ahí están los resultados. Vámonos a las conclusiones, a la última. Entonces hicimos una evaluación acerca del desempeño taiwanés durante estos eventos y consideramos que esto es algo más que nada frágil. Tal como lo mencionó mi antecesor, ha habido muchísimos procesos electorales en Taiwán. Entonces, mis conclusiones. Me gustaría mencionarles que finalmente Taiwán ha sido vista como un sistema democrático de reciente creación; es decir, tenemos un sistema inmunológico muy fortalecido. Estamos construyendo nuestro sistema inmunológico. ¿Qué tipo de sistema inmunológico tenemos? Bueno, el sistema inmunológico para una democracia bebé o recién nacida debe al menos involucrar a tres instituciones o tres áreas institucionalizadas y prácticamente los reconteos se hacen con base también en la experiencia. Ahora, el público en general de una democracia de reciente creación tiene que respetar el estado de derecho; es decir, en una cultura de democracia tenemos que tener la mentalidad o la mentalidad de la gente debe contemplar estas ideas, estos valores; esto fortalecería mucho un sistema inmunológico, para evitar que alguien pueda entrar a destruir la democracia. Esta es mi conclusión. Disculpen por irme muy rápido y creo que tomé más del tiempo que tenía asignado. Sr. Laurence Whitehead: Este fue un caso muy interesante, muy difícil de describir, por lo cual fue muy apretado tomar el tiempo de describirlo, porque no es muy conocido en Latinoamérica. Ahora, como última ponencia... también muy controvertido... en Palestina... Ayman Ayoub. Sr. Ayman Ayoub: Muchas gracias. Buenas tardes a todos, llevo arrastrando un resfriado unos días que me está afectando la garganta, pero haré lo que pueda, porque entiendo que el caso palestino es siempre un caso llamativo en todos sus aspectos, pero también comprenderán que hoy se supone que no estoy aquí para hablar del conflicto palestino-israelí, sino de esa experiencia de las elecciones palestinas, tan interesante, que ha tenido lugar el pasado 25 de enero de este mismo año.


En el material escrito que van a tener la oportunidad de ver. Alguien se está riendo aquí, porque ya sabe que me habían avisado de que puede que haya muchas preguntas más bien políticas y no electorales. Gracias. En el material que van a tener la oportunidad de ver escrito, ahí hay más detalles sobre el origen, digamos, de las instituciones palestinas actuales. Hay que tener en cuenta siempre que cuando hablamos de elecciones en Palestina, estamos hablando de la elección de unas instituciones, de una autoridad que rige una entidad que yo mismo no tengo bien claro cuál sería su clasificación legal, bajo el marco legal internacional, puesto que no se trata de un Estado. No nos engañemos; no existe un Estado Palestino, simplemente ha habido una serie de acuerdos entre las partes en conflicto, en virtud de los cuales se ha ido dando pasos; parte de esos pasos, en la práctica, han consistido en la constitución de esa autoridad. En virtud de los acuerdos de Oslo, la autoridad palestina se compone de un consejo legislativo que se llama así, literalmente, Consejo Legislativo, que sería el Parlamento y en un principio consistía también de un presidente electo por sufragio universal y directo, lo mismo que el consejo. El presidente ejercía las funciones del ejecutivo. Informaba a un gobierno que él mismo presidía, evidentemente, y era votado también por el parlamento. Sin embargo, con la segunda entizada que empezó en septiembre del año 2000, el levantamiento popular que ya es conocido, una segunda entizada, etcétera, y los dramáticos acontecimiento que siguieron, hubo muchas consecuencias. Una de esas consecuencias fue que el cuarteto formado por las Naciones Unidas, la Unión Europea, los Estados Unidos de Norteamérica y la Federación Rusa, consiguieron, digamos, a mediados del año 2002, hacer que las partes llegaran a un mínimo de acuerdo, llamado la hoja de ruta; el route now. En virtud de esa hoja de ruta, se supone que las partes deberían reencauzar el proceso de paz y encaminarse hacia el establecimiento de un estado palestino, basándose en la legalidad internacional y como muchos sabrán, creo que el caso palestino es el que más resoluciones internacionales tiene y más incumplidas. Como resultado de ese acuerdo, también se introdujo un ligero cambio en la estructura institucional de la autoridad nacional palestina, creando la figura del primer ministro, con lo cual las instituciones y hubo posteriormente las correspondientes reformas de la ley básica, equivalente a la Constitución, y también de la ley electoral.


Las instituciones se convertían en un Consejo Legislativo Electo, un Presidente también electo también. Los dos por sufragio universal y directo, y un primer ministro nombrado por el Presidente, pero evidentemente ratificado por el Parlamento, por el Consejo, lo cual significaba que para será ratificado tenía que representar a la mayoría, insisto en esto, porque eso tiene importancia a la hora de llegar al resultado de las elecciones y su impacto de las últimas elecciones. Otra de las consecuencias muy importantes de la hoja de ruta fue el establecimiento de un grupo de seguimiento por parte de la comunidad internacional sobre el proceso de la reforma institucional en Palestina, y muy en concreto de la ley electoral y de la celebración de elecciones habida cuenta que el Consejo que seguía funcionando hasta enero de este año fue elegido en enero de 1996, o sea ya llevaba siete años, digamos, con fecha de caducidad, o sea después de su fecha de caducidad prácticamente. Entonces ese grupo, digamos que apoyo a la autoridad nacional, principalmente para dos cosas, para volver a nombrar una nueva Comisión Electoral en base a la ley electoral, y reformar esa misma ley electoral para llevar a cabo las elecciones legislativas. No voy a entrar en las elecciones presidenciales que tuvieron lugar hace un año, en enero de 2005, seguidas de la precipitada desaparición del Presidente Arafat, que se celebraron de todas formas con arreglo a la antigua ley. Con posterioridad se reformó la ley, y el Consejo aprobó la nueva ley electoral de 2005, ley número nueve, de la cual si tuviera que destacar, yo destacaría pocos aspectos, pero muy importantes. En primer lugar, digamos, que enfatiza la independencia de la administración local. En Palestina existe una Comisión Electoral Central formada por nueve miembros, nombrados por el Presidente de la autoridad. Esos miembros han de ser seleccionados después de un proceso de consulta con las fuerzas políticas, pero siempre entre jueces, abogados y académicos de reconocido prestigio y de intachable trayectoria tanto en lo profesional, como en lo personal. Han tenido mucha suerte, creo ahí, y yo soy un conocedor muy cercano del caso, de que en esta última Comisión que rigió las elecciones presidenciales de 2005, y las últimas, fue una Comisión extraordinaria que incluye unas personalidades muy íntegras y muy independientes a todos los niveles. La Comisión Electoral en la ley también, eso se insiste en ello, es la responsable, tiene responsabilidad exclusiva sobre todos los aspectos electorales desde el registro de votantes y la elaboración del censo de


electores, hasta todo lo demás, incluyendo la inscripción de partidos políticos, la inscripción de candidatos, la conducción del voto, recuento, etcétera y declaración de los resultados finales. Otro aspecto novedoso en la nueva ley es la introducción de un nuevo sistema electoral. La antigua ley se basaba en el sistema, mencionado antes en el caso de India de la mayoría simple, pero en distritos plurinominales. El país, o los territorios, mejor dicho, y creo que es más correcto decirlo así. Los territorios se dividían y se siguen dividiendo en 16 distritos electorales. A cada uno le corresponde un número de escaños en el Parlamento en función de la población que hay en ese distrito. En la nueva ley se mantiene eso, se mantienen los 16 distritos. A la vez que se amplía el número de escaños en el Parlamento, antes eran 88, ahora se han convertido en 132, y esos nuevos 132 escaños se dividen en dos partes iguales. 66 a ser elegidos por el sistema de la mayoría simple, en los 16 distritos electorales ya existentes con una redistribución evidentemente de los escaños, porque antes se distribuían 88, ahora se distribuían 66, y lo otros 66 se eligen con arreglo a un sistema proporcional constituyendo la integridad de los territorios una circunscripción única, y por listas cerradas, con los cual ahí no cabe la posibilidad de que concurra una persona. O han de ser listas, son listas cerradas a nivel nacional y pueden contener de un mínimo de siete candidatos, según la ley, hasta un máximo de 66, que es el equivalente a los escaños que están en juego de acuerdo a este sistema proporcional. Se elige en la ley también para reparto de los escaños, una vez obtenidos esos resultados de esa parte de los resultados, digamos de las listas, de la parte proporcional, se elige la fórmula de San Tlague, que los que trabajan en elecciones seguramente conocerán, pero que yo creo que fue también una elección buena porque favoreció, como hemos podido comprobar sobre el terreno a alguno de los partidos minoritarios. No voy a hablar más de la nueva ley, solamente mencionar también que antes de hablar de las elecciones propiamente dichas, que el espectro político en los territorios palestinos se ha constituido y se sigue constituyendo por principalmente dos grupos: las facciones integrantes de lo que todos conocemos por la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) y HAMAS y no digo que HAMAS sea, digamos en fuerza, en tamaño, equivalente a todos los demás. No, simplemente que es la única fracción, partido político inscrito ante la Comisión Electoral que no es miembro hasta el día de hoy de la OLP,


todavía no está integrado como una fracción integrante de la OLP, y otra nota también importante es que en Palestina todavía no hay una ley de partidos políticos, se han discutido muchos proyectos, el Consejo, todavía no han conseguido llegar a consenso y por tanto las, los partidos políticos digamos que se habilitan para concurrir a las elecciones a través de su inscripción ante la Comisión Electoral. He empezado diciendo que el caso Palestino es un caso muy especial y distinto, llamativo siempre. También en la exposición veo que la expresión que hemos tenido de los casos que hemos visto desde ayer a hoy en estas mesas, también este caso es diferente porque aquí no sé, las elecciones de enero pasado en Palestina no son exactamente elecciones con resultados cerrados. No, pero sí son elecciones con resultados sorpresivos, yo diría muy sorpresivos realmente. En la misma tónica que la mayoría de los casos que se han expuesto, las encuestas de intención de voto, incluidas las encuestas a pie de urna, ¿las Exit Poll se han equivocado? Todos, sin distinción, todos, y en el mejor de los casos una de las encuestas que además en un momento dado se ridiculizó un poco, dio una especie de empate técnico entre los dos principales partidos, que son el partido del gobierno para quien sabe, se conoce como AL FATAH que era el partido de Arafat y el Movimiento de Resistencia Islámica conocido como HAMAS. ¿Por qué son elecciones sorpresivas finalmente, con resultados sorpresivos? Porque los resultados sorprendieron a todo el mundo, pero también a la misma fuerza que ganó las elecciones. HAMAS en realidad entró a la contienda electoral con un programa de oposición, no entró con un programa de gobierno, no querían gobernar. Yo creo que más bien, conociendo un poco la complejidad del caso ahí y del proceso, etcétera, era un primer paso para integrarse en la vida política, pero de ahí a tener que verse abocada a gobernar, va un trecho. Pero también son sorpresivos porque estamos hablando de una región del mundo que sin extensión, aunque el caso libanés es un caso muy especial, pero sin extensión. No ha habido una alternación pacífica en el gobierno de un partido a otro a través de las urnas. Es el primer caso ¿y dónde seda? Se da en el único país que no lo es, que no es un Estado todavía y que además tiene que llevar a cabo sus elecciones bajo condiciones de extremísima dificultad, diría yo. La, el grado de participación en estas elecciones fue un grado altísimo, comparado, o sea teniendo en cuenta que el voto no es obligatorio según la


ley electoral en Palestina, se superó en el 77 por ciento de participación, teniendo en cuenta que la Comisión Electoral consiguió inscribir en las listas electorales a más del 80 por ciento de aquellos que se supone que tienen derecho al voto. Participaron, como he dicho, todos los partidos políticos inscritos, que son 13 en total, 12 integrados en la OLP y HAMAS. Esos partidos vienen directamente o a través de coaliciones, presentaron 11 listas para las elecciones que incluían, bueno, no voy a mencionar porque es otro tema, presentaron 11 listas para la parte proporcional de las elecciones, o sea para, digamos, pelearse por 66 escaños y presentaron otros 414 candidatos en los distritos. En los distritos también hubo algunos candidatos independientes, yo diría que nominalmente independientes porque siempre pertenecían a una fracción o a otra. Otro de los aspectos que se me olvidó antes mencionar, novedosos de la nueva ley, es la introducción y por eso vuelvo a hablar de las listas también, es la introducción de una cuota femenina obligatoria, hecho muy importante en un país árabe realmente. Según la ley, para la elección de las listas, que es la mitad de Parlamento, cada lista ha de incluir un mínimo de una mujer entre los nombres de los primeros tres en su lista, un mínimo de otra mujer entre los siguientes cuatro candidatos en su lista y luego un mínimo de una mujer entre cada cinco candidatos que siguen en la lista. Como resultado de la aplicación de esta cuota, las 11 listas incluyeron 71 mujeres candidatas; mientras que esa cuota no existía en los distritos evidentemente, porque cada uno ahí se presenta a título individual aunque sea el candidato de un partido, hubo solamente de 414 candidatos, hubo sólo 15 mujeres candidatas, que por cierto ninguna ganó. Bueno, ya que estamos en esto, mientras que de las 71 mujeres que estaban, que formaban parte de las listas, y recuerden que las listas son listas cerradas, al final salieron elegidas 17 mujeres; son miembros ahora, miembros electos del Parlamento Palestino, que representan casi un 13 por ciento de los miembros, hecho muy destacable, como digo, en esta parte del mundo. No creo que haga falta hablar de resultados concretos. Simplemente, así grosso modo, decirles que digamos que el reparto final en porcentajes fue como sigue, entre lo que se ganó en la primera mitad como en lo que se ganó en la segunda mitad, evidentemente.


Jamás, que fue la fuerza vencedora, ganó casi un 56 por ciento de los escaños, que son 74 escaños de 132; FATA, que es el partido del gobierno consiguió 45 escaños, que es como casi un 34 por ciento, y luego hubo otras, una, dos, tres, cuatro listas, que una consiguió tres escaños y cada un de las otras tres consiguió dos escaños. Por último, los conocidos como candidatos, y lo digo entre comillas, “independientes”, ganaron cuatro escaños en los diferentes distritos. Eso hace el total de 132. Por último, si me permiten unos minutos, sobre el impacto de esos resultados, como he dicho antes, yo creo que el primer rasgo es que son efectivamente eso, resultados muy sorpresivos que sorprendieron absolutamente, cogieron por sorpresa absolutamente a todo mundo, tanto a los ganadores como a los perdedores, a los encuestadores, a la opinión pública y les puedo asegurar que a la misma Comisión Electoral. Yo he estado en las tripas de la Comisión Electoral esa noche del recuento de los votos y el asombro se veía en todas las caras. El segundo aspecto es la aceptación pacífica de esos resultados. A pesar de lo sorpresivos que son, pesar de la situación de inseguridad y de violencia que iba realmente en aumento en ciertos momentos anteriores a las elecciones. A pesar de todo eso, hubo una aceptación sorprendentemente pacífica, silenciosa, de todos los resultados. Yo creo que en parte afectó en esto muchas cosas, pero en parte fue en cómo levantaron tanto interés. Desde el primer momento todo el mundo estaba ahí, con lo cual yo creo que nadie tenía argumento para, digamos, contestar esos resultados. Había más de 40 mil observadores locales y representantes de partidos y candidatos, acreditados por la Comisión Electoral, 40 mil, señores. Estamos hablando de Palestina, cuyo electorado son 1,4 millones, o sea, ahí todo mundo decía: O se es candidato o se es observador. Luego también los observadores internacionales superaron el mil de observadores internacionales. Yo creo que no quedó ninguna de las organizaciones internacionales importantes destacadas que trabajan en este tema o que se interesan, que no estuvo ahí. Como hemos dicho antes, otro de los aspectos importantes es que aquí tenemos una fuerza que de repente se ve abocada a gobernar, mientras que hay otra fuerza que está yendo ahora, está siguiendo un proceso de una especie de purga interna. De hecho ya ha habido muchas expulsiones de líderes históricos de ese movimiento, de sus órganos más importantes. Otro de los aspectos muy importantes que afectan también a esa pacífica aceptación, yo creo que


radica en la limpieza del mismo proceso. Fue realmente un proceso muy limpio, como reconocieron todos los observadores, sin excepción; absolutamente todos los informes, todo el mundo ha resaltado el alto grado de integridad, de profesionalidad, de neutralidad, de transparencia de la Comisión, de la administración electoral en general. Otro aspecto muy importante dentro del impacto de los resultados es lo que se refiere al impacto externo realmente. Yo creo que es especialmente interesante aquí. Estos resultados han puesto a la comunidad internacional, digamos, la han dejado como un poco boquiabierta al principio. De un asombro inicial, mezclado siempre con una admiración por la buena actuación, por la limpieza del proceso, presentándolo como un proceso ejemplar; diciéndoles a todos los países árabes “miren ustedes, lo que han estado diciendo durante décadas de que la democracia es para otras culturas, aquí tienen ustedes ejemplos fehacientes, delante de sus propias narices, que pueden utilizar, que están funcionando”. De esa postura inicial se pasó a una especie de rechazo o por lo menos resistencia a aceptar los resultados. ¿Por qué? Porque eran unos resultados que ponían a la totalidad, diría yo, de la comunidad internacional ante una encrucijada, una especie de dilema. Por un lado, está en juego su propia credibilidad a la hora de fomentar el proceso democrático, tanto en la región, pero como en otras partes del mundo. No pueden estar intentando fomentar un proceso democrático y a la vez rechazar resultados legítimos de unas elecciones que ellos mismos, que todo el mundo ha reconocido como elecciones libres y justas, y limpias. Pero, a la vez, también esa comunidad internacional se veía, sabría que dentro de poco va a tener que tratar con un gobierno formado por una serie de señores que pertenecen a una organización que se sigue considerando terrorista por muchas de las fuerzas internacionales más influyentes. Pero yo personalmente pienso que eso en sí no debería, digamos, ser el mayor obstáculo para un mejor desarrollo en el futuro. Otro aspecto que yo quería también resaltar aquí, que entra dentro de esa parte, no del impacto de esos resultados, se refiere a que jamás mismo esa fuerza ganadora se ve, digamos ahora, y lo están ya haciendo, obligada a formar un gobierno, para asumir el gobierno de una autoridad que en sí su formación se fundamenta en unos acuerdos con otro Estado que esa misma fuerza, ni reconoce los acuerdos, ni reconoce al estado oficialmente, por lo menos sobre el papel, y eso también es un dilema y un tema muy interesante a ser estudiado por los científicos de la política.


Por último, simplemente querría decir que a pesar de que esas lecciones presentan resultados más complicados, con más complicaciones que soluciones, digamos, creo que a condición de que la fuerza ganadora siga cada vez mostrando mayor sentido de responsabilidad hacia su propio pueblo y sus verdaderas necesidades, creo que esa legitimidad que ha podido conseguir reconocida a través de un proceso tan limpio, a través de las urnas, puede precisamente estar en el origen, en el origen de una solución más permanente y más sólida del conflicto, del que los pueblos de esa región llevan tanto tiempo sufriendo. Y un último apunte, que creo que la actuación de la administración electoral está en el origen del éxito y de la limpieza de ese proceso, y creo que, por ende, esa administración, que ha recibido mucho apoyo de la comunidad internacional, a lo largo de su historia de existencia, muy corta pero de una ayuda muy intensiva, debería seguir siendo apoyada, porque creo que marca un ejemplo a seguir, no solamente en Palestina, pero en toda la región del oriente medio. Muchas gracias. Sr. Laurence Whitehead: Muchísimas gracias, Ayman. Lamento tener que presionar a los ponentes que tienen casos tan interesantes y tan ricos para presentar, pero el tiempo realmente es muy apremiante. Tenemos unos pocos minutos para contestar a las preguntas y la verdad es que hay muchísimas preguntas para todos los ponentes, lo que no es de extrañar. Vamos a empezar con las preguntas para Yogendra Yadav. Sr. Yogendra Yadav: Gracias por todas sus preguntas. No sabía que en esta parte del mundo estuvieran tan interesados en mi país. Muchas gracias. Hay una institución, como el IFE, en India, sí, más o menos, tenemos la Comisión Electoral de la India, que es de la que hablé, ¿y tiene credibilidad? Sí, tiene mucha credibilidad, como demuestran las cifras que les mostré, pero no es igual que el IFE, porque como mencioné, la forma en que se nombra a la Comisión es muy plana, digamos, que el Presidente de India nómina a los comisionarios. El Presidente de India de hecho puede nominar a cualquier persona, no se necesita algún procedimiento o requisitos. Según entiendo el nombramiento en el IFE es mucho mejor, mucho más riguroso. Ojalá lo tuviéramos, pero en realidad no es así en India. Pero se tiene el espacio de las convenciones, que son muy poderosas. Pero si fuera igual en nuestro país habría tanto problema que no sería posible. El modo de nombramiento no es tan independiente como sucede con el IFE. Creo que nuestra Comisión de Elección no realizaría un seminario tan


bonito como el que realizó el IFE. ¿Qué ha permitido a la Comisión ser tan poderosa? Y la pregunta es sobre algunas figuras importantes. Es un modo de análisis histórico de lo que pasó a principios de los 90 en India, pasaron muchas cosas. Se dio el inicio de la democracia. El Congreso gobernante estaba declinando, etcétera, y creo que la conjunción de todos estos eventos creó un vacío en el que cualquier persona podía llegar. Había un vacío institucional que debía ser llenado por alguien. Creo que es un cacho de una utilización muy creativa de los recursos. ¿Cómo se está promoviendo la educación electoral en India? La respuesta muy simple es: nada. La Comisión Electoral en India, en India hay una división muy nítida. La Comisión realiza las elecciones y los partidos políticos, promueven la democracia eso funciona, y puedo decirles, es como lo que sucede con el sector público. El gobierno y las instituciones públicas no son muy buenos para vender cosas. Lo mismo sucede con la democracia, y los empresarios políticos son mucho mejores para vender la democracia que cualquier otro funcionario en el mundo. Hablo de una experiencia en India muy limitada. Tenemos muchas preguntas sobre el proceso electoral. ¿Cuál es el modo de arbitraje o el mecanismo de resolución de controversias hasta la elección? Obviamente después de la elección está abierto con el Judicial, se va al Tribunal Superior, la Corte, etcétera. Pero ¿cuál es el mecanismo de resolución de controversias hasta la elección? La ley en India es muy clara en esto, y prohíbe que cualquier corte maneje cualquier cosa antes de que se declare las elecciones. Ningún Tribunal puede hacer nada sobre ello, todas las decisiones tomadas por la Comisión Electoral se toman como pronunciamientos judiciales, es un pronunciamiento muy claro, y dado que nuestro país es tan grande y tan caótico, si esto no fuera así no se realizarían elecciones. ¿Cuáles son las leyes o las reglas para evitar la arbitrariedad? Se tiene una larga lista de castigo para cualquier cosa que podamos imaginar. Por seducir, por apelar a los sentimientos. Los políticos los han eliminado, todas las personas usan cualquier tipo de sentimiento, y si esa ley no se aplica honestamente no me importa, porque la política no se puede regular mucho. La tentación que se haga todo bien en política a través de la ley es una tentación de la cual se debe tener mucha cautela. Si recordamos eso seriamos mejores demócratas. Entonces hay realmente muchas penalizaciones, pero en realidad no se ejecutan.


¿Bajo qué condiciones se pueden nulificar las elecciones? En India es muy claro. Según la opinión de la Comisión Electoral. Esta opinión puede ser basada en documentos, en una llamada telefónica, en un Informe de un periódico, de un rumor en los medios, y en India esto no es inusual, en todas las elecciones se nulifican cientos de casillas, y de hecho hay dos días extra solamente para este propósito. Se eliminan las casillas y se vuelven a realizar las elecciones, y debido a que este proceso se realiza tanto, de hecho es un punto que evita que se realicen actos de corrupción. También hay una pregunta sobre si la prensa o los partidos políticos no se comportan como deben hacerlo bajo una democracia ¿cuáles son las acciones? Esto es realmente lo que yo estaba diciendo. En la última instancia, según cómo se manejaron las elecciones de 2004 no fue porque sucedió algo espectacular en este año, sino porque sucedió algo que no espectacular, algo muy rutinario que es el establecimiento de estas rutinas democráticas, es lo que es tan importante. ¿Cuáles son las sanciones? Bueno, los partidos políticos serían sancionados por la Comisión Electoral y si los partidos reciben alguna identificación de esta Comisión, los partidos tiemblan porque este es un cuerpo muy poderoso, no se tiene ninguna sanción contra la prensa. Si usted por ejemplo gobierna o dirige un periódico que parece ser muy partidista, la circulación va a bajar y entonces no se va a ganar dinero, pero de todas formas se quiere seguir con esta tendencia pues o puede hacer, realmente no hay una sanción. Todas éstas son macro imágenes y de hecho hay tratos o aspectos muy localizados o individuales que suceden en todas partes y que la Comisión no puede tener poder sobre ellos. Pero no están alineados en una, de forma partidista, entonces la opinión de la Comisión o se ve influenciada por todos estos pequeños detalles. ¿Cuántos partidos participan? Bueno, formalmente como 500, pero en realidad solamente entre 32, 40 partidos tienen lugar en el Parlamento, más de 35 partidos están representados rutinariamente en el Parlamento porque hemos adoptado un sistema multipartidista más que antes y en cuanto a la efectividad de cada, bueno, los partidos políticos de gran representación cinco, seis y entonces tenemos un sistema multipartidista que ahora está consolidado en dos coaliciones muy importantes. ¿Ahora ganará el partido de oposición la siguiente ocasión? Bueno, no lo sé pero las posibilidades que, en los últimos 10 años fue que cada partido en el


poder tenía como un 75 por ciento de posibilidades de perder la siguiente elección. Entonces pueden darse cuenta de dónde están parados ahora. Sonia Gandhi resultó, renunció esta mañana, ¿va a hacer esto alguna diferencia, va a marcar alguna diferencia en los siguientes procesos electorales? Bueno, el líder del partido en el poder renunció esta mañana, pero creo que este es un movimiento táctico nada más, pero no creo que tenga consecuencias a largo plazo. Gracias por expresar su interés y una vez más gracias por la oportunidad de visitar este adorable país. Gracias. Dr. Da Chi Liao: Muchas gracias. Gracias, señor presidente de la mesa, bueno, tengo una última pregunta pero el presidente me dijo que nada más tengo cinco minutos. Creo que ya usé todo mi tiempo en la primera parte de mi presentación, así que, bueno, dividí mis preguntas en tres tipos diferentes. Uno. Es el que se refiere al sistema electoral en Taiwán, entonces voy a dar una introducción muy breve acerca de nuestro sistema electoral; el segundo grupo es acerca de la democracia, qué tipo de problemas hemos tenido y el tercer grupo se refiere a qué pasa, por ejemplo con la interferencia de los Estados Unidos en la democracia de Taiwán. Primero voy a contestar ésta. Entonces China y Taiwán han instaurado su democracia y es algo que le preocupa a mucha gente, esa sería mi respuesta, lo último, no sé la verdad qué tipo de influencia haya, a lo mejor es lo mismo que ha ocurrido en China. Ahora, no tengo mucho tiempo para contestar las siguientes preguntas, pero el institucionalismo ha creado muchas confrontaciones en comparación con el caso de China, de India, perdón, si lo comparamos con el caso de Taiwán, bueno, necesitaría mucho tiempo para poder contestar. Entonces la persona que hizo esta pregunta por favor búsqueme después para que discutamos esto. Ahora, la otra categoría de preguntas es acerca del sistema electoral en Taiwán. Bueno, para comenzar me gustaría decir o hacer alguna aclaración. La pregunta es si la integridad del Comité Electoral es muy bajo, cómo y por qué los resultados son aceptados por el país y los partidos políticos. Entonces déjenme decir algo, quizá en mi presentación a lo mejor no quedó muy claro, pero realmente el Comité Electoral de Taiwán normalmente goza de una buena reputación, su nivel de credibilidad es bastante bueno y tienen fama de ser muy justos y muy eficientes, creo que la gente que participó en las últimas elecciones de Taiwán sabe de qué tanta credibilidad


tiene este sistema electoral. Ahora, para esta elección, únicamente para el caso de 2004, para la elección presidencial, debido a que ocurrieron muchos eventos nuevos, como el nuevo referéndum, nunca había habido un referéndum en Taiwán, entonces tuvo que hacerse algún acuerdo nuevo. Es decir, el grupo azul siempre estaba en desacuerdo con cualquier cosa que se le presentaba. El grupo azul solamente consideraba al referéndum, los votos del referéndum que eran como estrategias, no lo veían como algo que ayudara a desarrollar la democracia a largo plazo. Por eso había muchas disputas con el Comité Electoral. Pero en esta última elección en el 2004, el grupo azul de Taiwán, a fines de diciembre de 2004 el grupo azul ganó en esta ocasión las elecciones. Entonces, ¿por qué tuvieron éxito? Bueno, los organizadores hicieron estudios a nivel central, pero el grupo azul ganó; no culparon a los otros grupos. El año anterior, a finales de 2005 hubo elecciones locales para miembros de Consejo, etcétera, y el grupo azul siguió ganando aún así en el 2005. Entonces, ¿por qué se quejaban del Comité Electoral? ¿Por qué el mismo grupo se quejaba? En el 2004, durante las elecciones presidenciales el grupo azul no ganó. Por eso culparon al Comité. Pero después de eso el Comité tuvo que manejar muchísimas elecciones y hasta ahora todo ha salido bien, tienen una buena reputación. Creo que la integridad del Comité Electoral en Taiwán no es baja, es bastante buena, por el contrario. Creo que es algo similar como al IFE. No sé si son el equivalente real, porque no conozco los detalles de la operación del IFE, pero es un organismo independiente o debe ser independiente del sistema administrativo, pero en Taiwán no es tan independiente. Aún así hay injerencia del Departamento del Interior, y por lo general el Departamento del Interior es nombrado por, el Ministerio del Interior nombra a los representantes del Comité. Ahora, las personas que están en el frente, contando los votos, dirigiendo las casillas y observando el proceso electoral, son personas que tienen nivel de, como por ejemplo estudiantes de universidades o Maestros de secundarias o preparatorias. Estos son grupos temporales, se les contrata de manera temporal. Entonces, no creo que a estos niveles del nivel del Comité Electoral se pueda hacer algo sistemático para falsificar los votos.


Entonces sí tiene una buena reputación el sistema, en cada nivel, a nivel de distrito, a nivel de ciudad, cada nivel tiene su Comité Electoral. Ha funcionado muy bien. Esta fue una introducción. A ver, la democracia en Taiwán. Bueno, yo soy muy optimista en cuanto a la democracia en Taiwán, creo que ha estado funcionando muy bien y también creo que gradualmente la gente no solamente toma la democracia como una manera de gobernar, sino también gradualmente están aprendiendo que la democracia es una manera de vida, un etilo de vida gradualmente, no es algo que ocurra de manera inmediata, es una democracia bebé, tiene como 10 años de edad apenas, por favor, denle tiempo a Taiwán, necesita tiempo para crecer y convertirse en una niña o niño grande. Creo que en un futuro Taiwán, la democracia de Taiwán podrá hacer un muy buen trabajo. Esa es mi opinión personal y soy muy optimista acerca de estas democracias, y otra pregunta, dice: ¿Cree usted que la democracia de Taiwán pueda llevarlos a unirse con China o algo así? Bueno, yo creo, estoy de acuerdo con la idea que dijo Cameron ayer; creo que es una buena idea para la democracia. Pero en sí la democracia es un proceso, no es un destino. Entonces, ¿por qué un sistema democrático en Taiwán nos va a llegar a alguna parte? No lo sé. Tenemos que respetar simplemente la voluntad de la gente. Esa es mi conclusión. Sra. Laurence Whitehead: Pide una respuesta muy sintetizada. Finalmente Ayman Ayoub. Sr. Ayman Ayoub: Gracias. Rápidamente, ya veo que vamos desfasados. Hay una pregunta sobre la formación de partidos políticos en Palestina. Como he dicho antes, todavía no existe una ley de partidos políticos en Palestina, con lo cual uno no puede hablar de requisitos legales para formar un gobierno. El consenso al que se ha llegado ahí es, como también he apuntado antes, que cada facción que sea miembro de la OLP, la Organización para la Liberación de Palestina, sea considerada como partido político legalmente constituido, y por tanto, habilitado para inscribirse ante el CEC, y a la vez, aquellos otros que, solamente en el caso de jamás en este caso, que se inscriban como tales partidos políticos, ante la Comisión Electoral, también se consideran como legalmente constituidos. Para ello, simplemente se exige que tengan un representante, que tengan unos estatutos, pero prácticamente nada más; ni se exigen firmas, ni depósitos, ni nada, y por eso tampoco está contemplada la posibilidad de disolución de partidos políticos.


En cuanto a quién resuelve las controversias, no me ha dado tiempo a mencionarlo en la exposición, evidentemente existe, según la ley electoral, un Tribunal Electoral especializado que normalmente se forma para cada elección, para cada proceso electoral, y normalmente es nombrado también por decreto presidencial, entre jueces también que han de cumplir una serie de requisitos que establece la ley, y ese organismo es el encargado de, digamos, resolver cualquier reclamación o apelación contra las decisiones de la Comisión Electoral Central, incluidos los resultados electorales y cuyas resoluciones son finales e inapelables. Otra pregunta sobre las razones fundamentales detrás de esa alta participación, habida cuenta de que el voto no es obligatorio y quien pregunta sugiere que puede ser una válvula de escape, habida cuenta las difíciles condiciones que vive el pueblo en los territorios. Pues, efectivamente, ¿por qué no? También es una válvula. Yo diría que sería más sorprendente que hubiera una participación baja, teniendo en cuenta la necesidad que tiene esa gente de mejorar sus condiciones, de llevar ese proceso adelante y supongo que un proceso electoral siempre presenta la oportunidad, por lo menos de tener la esperanza, de que aquellos que vengan pueden dar un empuje al proceso, que mejore un poco las condiciones de vida de la gente. Pero la participación alta realmente es sorprendente, desde otro punto de vista, y es que sobre el terreno hay muchas dificultades. Estamos hablando de un territorio, señores, que no está bajo control total de su propia autoridad administrativa. Es un territorio donde hay controles militares, donde gente de un pueblo no puede pasar a otro, donde la Comisión tiene que establecer una mesa electoral casi para cada sitio donde haya un mínimo de 150 personas, porque simplemente no pueden viajar los dos kilómetros que les pueden separar de la escuela que esté en el pueblo de al lado. Hay una pregunta interesante sobre cómo podría (falla de audio) ...que una de las preguntas va dirigida a todos y gracias por pasármela a mí, que no es el que tiene mejor voz hoy. Efectivamente, en Palestina sí, sí, los independientes pueden concurrir a la, o sea, pueden pelearse por una mitad de los escaños; aquella que se elige en los 16 distritos por el sistema mayoritario solamente. En la otra mitad también. Teóricamente pueden los independientes, pero tienen que formar una lista; o sea, si hay siete amigos, porque el mínimo


son siete que tienen que estar en una lista, que quieren concurrir, con inscribirse ante la Comisión Electoral, porque los requisitos son mínimos, como una organización política y decir “nos presentamos como lista”, pueden concurrir a las elecciones. Pero, en general, sobre la postura respecto al monopolio de los partidos políticos y a los candidatos independientes, yo personalmente, personalmente creo que hay muchas soluciones para el programa de monopolio de los partidos políticos. Hoy en día se habla mucho de trabajar sobre la democracia interna, dentro de los partidos. Dentro de los partidos políticos hay proyectos. Hay una organización, por ejemplo, en el Asia, que está con un proyecto que se llama one member, one vote; o sea, un miembro de un partido, no un votante o una persona un voto en las elecciones, digamos que para llevarla, yo creo que ese puede ser el camino, porque la puerta abierta a los candidatos independientes, según los contextos, evidentemente, yo no creo que ese puede ser el camino, porque la puerta abierta a los candidatos independientes, según los contextos, evidentemente yo no estoy en contra, ni tampoco estoy en contra de la cita que ha hecho una de las personas que ha preguntado del Contrato Social de Jacques Rousseau, evidentemente no puedo estar en contra de esa afirmación, pero según los contextos, porque precisamente en Palestina.

Por ejemplo, como estamos hablando del caso palestino la posibilidad de la existencia de candidatos independientes es una puerta abierta a que las fuerzas tradicionales, caciques, etcétera, sean los que realmente tengan posibilidad de llegar a Parlamento. De todas formas puede haber opiniones diferentes sobre este particular. Muchísimas gracias por todo, y suerte. Sr. Laurence Whitehead: Muchísimas gracias a todos los ponentes. Creo que esta mesa ha confirmado con creces la tesis de que una visión comparada de la democratización se enriquece mucho con la incorporación de un abanico lo más amplio posible de estudios de caso nacional. Ahora pasamos directamente a la mesa redonda de conclusiones, y pido disculpas por el hecho de que estamos 15 minutos en retraso, pero creo que era justificado por la riqueza de los estudios presentados. Gracias.


SEMINARIO INTERNACIONAL SOBRE INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA: EXPERIENCIAS ELECTORALES COMPARADAS 23 DE MARZO DE 2006

Mesa 7. Balance, Lecciones y Perspectivas Moderador: o Hugo Concha, IFE Ponencias: o Ray Kennedy, Organización de las Naciones Unidas o James Vermillion, IFES o Jennifer McCoy, Centro Carter

Lic. Manuel Carrillo: Muy bien. Muchísimas gracias a todos ustedes. Llegamos a la parte final de este seminario después de haber estado en seis mesas entre temáticas y de introducción y de planteamiento en general respecto de la institucionalidad democrática y el tema de las elecciones con resultados estrechos, y agregaríamos un nombre más después de esta sesión, con resultados sorpresivos. Agradecemos mucho a ustedes su participación y su interés por este esfuerzo institucional que se hace de cultura política. El siguiente bloque estará compuesto por distintos expertos internacionales en materia electoral para hacer esta mesa de balance, elecciones y perspectivas. Va a moderar esta mesa el Maestro Hugo Concha, y antes de, porque va a ser el último fragmento y la última parte de nuestro seminario, en verdad les agradezco mucho a nombre del Instituto Federal Electoral, de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, de IDEA, de IFES, del Ministerio del Interior de España, de la Fundación Taiwanesa para la Democracia, su participación y su interés. En breve estaremos invitándoles a otros eventos internacionales. El próximo mes de abril, ya tenemos sus correos electrónicos, les haremos partícipes también. En abril y en junio. El Maestro Hugo Concha es Licenciado en Derecho por la UNAM, Maestro en Relaciones Internacionales por la Universidad John Hopkins, y es candidato a Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Washington. Ha sido investigador de este Instituto de Investigaciones Jurídicas, donde se desempeñó como Secretario Académico y fue Director de la Revista Reforma Judicial y Revista Mexicana de Justicia.


Entre sus más recientes publicaciones se encuentran obras colectivas, Transparentar al Estado, La Experiencia mexicana de acceso a la información, “México 2003, elecciones intermedias”, Sistema representativo” y “Democracias semidirecta”. Asimismo, ha sido miembro de diversas comisiones de reforma electoral. En Oaxaca participó en el Comité de Evaluación de la Observación Electoral en el proceso electoral federal de 2003. Actualmente es el Director Ejecutivo de Capacitación Electoral y Educación Cívica del Instituto, y fue Coordinador de Asesores del Consejero Presidente del Instituto. El Maestro Hugo Concha, tiene la palabra. Mtro. Hugo Concha: Muchísimas gracias, Manuel. Tengan la más cordial bienvenida, aunque en realidad es continuación porque ya estaban aquí, a esta mesa que rompe un poco la frase típica de que “toca bailar con la más fea” cuando se trata de la última. En realidad nos da mucho gusto estar en esta mesa, puesto que es la mesa donde tenemos la posibilidad de que los expertos que hoy nos acompañan puedan sintetizar, agrupar las conclusiones de un evento que ha sido tan rico en las aportaciones y en los distintos temas que se han tratado. Balance, elecciones y perspectivas es justamente el título de este último panel del Seminario Internacional sobre Institucionalidad Democrática, Experiencias Electorales Comparadas. Nos acompañan en esta ocasión, de la Organización de las Naciones Unidas Ray Kennedy; de la Fundación Internacional de Sistemas Electorales, James Vermillion; del Centro Carter, Jennifer McCoy y no nos va a acompañar, no pudo llegar al evento, no pudo venir a México Carina Perelli. En primer lugar permítanme dar algunos de los datos fundamentales curriculares de Ray Kennedy, Ray es Licenciado en economía por la Universidad de Virginia, estudió una Maestría en relaciones internacionales con especialización en Brasil, en la Universidad John Hopkins donde también se Doctoró en relaciones internacionales; Ray Kennedy ha participado en distintas misiones electorales en Brasil, Haití, Perú, Venezuela, Honduras, Colombia, Québec, Taiwán, Ecuador, Timor Oriental, Australia, República de Georgia, México, Afganistán y Liberia. Fue director electoral de la Misión de Naciones Unidas en Liberia y vicepresidente del programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Afganistán, donde además fue condecorado por el gobierno; fue consultor en la Misión de Evaluación de Necesidades en la República de Georgia para la División de Asistencia Electoral de las Naciones Unidas, así como director adjunto de administración transitoria de Naciones Unidas en Timor Oriental para la División de Asuntos Electorales y la Comisión Electoral Independiente; además por si su trabajo no fuera lo suficientemente demandante, Ray Kennedy es miembro de la Asociación de Ciencia Política de los Estados Unidos (ABSA). Me da mucho gusto que esté Ray Kennedy aquí con nosotros. Tiene la palabra. 2


Lic. Ray Kennedy: Gracias, Hugo. En nombre de las Naciones Unidas quisiera agradecer y felicitar a los organizadores por este magnífico evento, es un gusto especial para mí estar de vuelta aquí en México donde estuve en 2003 trabajando en el PNUD, prestando asistencia técnica a varios grupos de observación electoral nacionales. Mis comentarios van como profesional independiente con experiencia en varias misiones electorales de la ONU. Quisiera iniciar mencionando el valor creciente, atribuido a las elecciones, luego de la publicación de la declaración universal de derechos humanos hace más de 50 años. El valor atribuido a las elecciones ha ido creciendo y aún más dentro de los últimos 15 a 20 años, esto queda expreso pero también reflejado en los varios instrumentos e instituciones regionales. También hemos visto un valor creciente dado al ganar el control de recursos públicos y de instituciones públicas. Me recuerdo bien las discusiones en el curso de elecciones en CAPEL hace más de 15 años, estuvimos hablando de la importancia del control de instituciones públicas y el hecho de que varios grupos delincuentes, digamos, especialmente en países como Colombia se esfuerzan mucho para captar el control de las instituciones públicas. Entonces esto también tenemos que llevar en cuenta. Esto se ve también ligado a un énfasis exagerado en las ventajas partidistas que fue mencionado el día de ayer. Todos sabemos que el rechazo de resultados electorales es potencialmente catastrófico, no solamente desde un punto de vista financiero, porque sabemos que nuestros países tienen muchas otras cosas que hacer y no pagar, pagar elecciones y más elecciones para corregir errores. Entonces vemos también la importancia creciente de la resolución de disputas, y quisiera señalar que el Tribunal Electoral aquí en México sí ha servido como inspiración en muchos otros países que ven esta importancia creciente de la resolución de disputas y la necesidad de que haya una institución que entienda las elecciones, o sea las cortes normales ni siempre tienen buen conocimiento de lo electoral, de la administración electoral, de los temas electorales. Entonces los órganos especializados en materia electoral agregan mucho valor a los procesos electorales. Los partidos fueron citados por varios ponentes como actores importantes en los procesos electorales y de mi experiencia en los últimos años creo que quizá una de las cosas más importantes en relación a la actuación de prados políticos, es que deben estar preparados para monitorear las mesas electorales con delegados competentes y capacitados. Muchas veces no lo están. Estamos, creo yo, reconociendo cada vez más que la tecnología, aunque importante y fundamental a veces en los procesos electorales, quizá, por lo menos la tecnología 3


actual, quizá sea insuficiente para traducir fielmente resultados muy cerrados. Esto lo visto claramente en Estados Unidos. Recuerdo haber visto un artículo de revista, después de las elecciones de 2000 en Estados Unidos, que decía que nosotros intentábamos medir bacterias por metros y no micrometros. La tecnología tiene que tener la posibilidad de medir diferencias muy estrechas, para servirnos bien en los procesos electorales. Al mismo tiempo, debemos reconocer la importancia de la tecnología en agilizar el proceso de cómputo de resultados y la importancia, por lo menos en la mayoría de los casos, de la rapidez el cómputo, dándole confianza al electorado de que los resultados no han sido manipulados, y por tanto, aumentando la legitimidad del proceso electoral. De esto vemos que resultan fundamentales las pruebas. La auditoría previa externa y los planes de contingencia. Ya estuve dos veces en Colombia para elecciones y creo que las autoridades electorales colombianas se han esforzado mucho para tener listas todas sus pruebas, la auditoría previa y postelectoral externa y los planes de contingencia. Hay que cuidarse aún más hoy día, después de las experiencias recientes de Ucrania y Georgia, que acaban por incentivar las protestas, por infundadas que sean, o sea, en mis últimas misiones yo he percibido que mucha gente, por infundamentada que sea su queja, amenaza a las autoridades electorales con protestas continuas, en un esfuerzo de revertir los resultados electorales y llamar a nuevas elecciones. Especialmente en las primeras elecciones de transición pueden faltar presidentes legales e instituciones adecuadas, para la pacífica resolución de protestas. Creo que hemos visto en muchos países que es mejor hacer lo mínimo bien, en vez de hacer más pero peor, y hablando en esto, por todas sus debilidades, muchos de los ponentes han hablado de las debilidades de las encuestas de opinión pública. Yo por lo menos en esta última misión en Liberia, donde no había ninguna encuesta de opinión pública, preferiría que hubiera una encuesta de opinión pública, porque sin ninguna encuesta de opinión pública los perdedores impugnan los resultados electorales culpando las viejas prácticas fraudulentas y no imaginando la posibilidad de que falten, sufren de una falta de apoyo popular. Creo que las encuestas sí pueden desempeñar un papel importante, especialmente en contextos como África, donde hay viejas prácticas fraudulentas y cuando nosotros vamos e intentamos poner en práctica lo más nuevo, lo más reciente en prácticas de administración electoral, que vemos con los candidatos quejándose de que Las elecciones son siempre las mismas, pero no lo son, pero no lo saben por no haber

4


prestado suficiente atención y no tienen noción de su nivel de apoyo popular, por la ausencia de encuestas de opinión pública. También hemos visto que en muchos de estos países hay una comprensión inadecuada de lo que constituye el fraude suficiente para anular una elección. Muchos piden nuevas elecciones, cuando en realidad las irregularidades son isoladas o insignificantes, en relación a la magnitud de las ventajas; ventajas de los ganadores. Nosotros escuchamos algo de esto en el caso de Puerto Rico. Yo he percibido también, en los más de 15 años que llevo en el área de asistencia electoral y administración electoral, generalmente una baja calidad de la legislación electoral. Yo creo que esto se debe a que los legisladores no conocen bien las complejidades de la administración electoral y creo que los expositores de ayer, sobre Estados Unidos, dieron varios ejemplos, especialmente en el caso de la Florida donde los legisladores, las cunas y la legislación electoral, y en gran parte porque los legisladores no tienen este conocimiento de las complejidades de la administración electoral. Uno de los ex miembros del Tribunal Electoral Brasileño decía que no hay otra función del Estado moderno más compleja que la administración electoral, porque es la única función del Estado moderno que intenta servir a todos los ciudadanos adultos en un mismo día. No puedo imaginar nada más complicado de esto. Sabemos, desde nuestra experiencia alrededor del mundo, que muchas veces hay una insuficiente capacitación de autoridades electorales, especialmente de los que tratan más directamente con los electores y nosotros tuvimos un ejemplo de esto en Afganistán, donde tuvimos, no sé, 150 mil miembros de mesa; fue un trabajo de capacitación enorme y hubo unas fallas en la capacitación, de manera que los miembros de mesa no sabían, el día de la elección, distinguir entre un marcador para la papeleta y el marcador que se usaba para marcar el dedo, como indicación de que la persona ya había votado. Entonces, comenzaban a marcar el dedo con el marcador de papeleta y viceversa. Hubo una controversia enorme, entonces la fundamental importancia de la capacitación de las autoridades electorales, especialmente las que se dan directamente con los electores. Hemos visto en algunos países problemas con los aportes económicos para las entidades electorales. Esto también se debe un poco a esta falta de comprensión de la complejidad de la administración electoral. Yo he escuchado ejemplos en algunos países, cuando los legisladores o la tesorería nacional le da a la autoridad electoral su presupuesto, digamos, un mes antes de la elección, sin reconocer que las preparaciones electorales tienen que comenzar mucho

5


antes de esto, o sea, piensan “La elección que da en marzo, vamos a darle el presupuesto en febrero y pronto”. No, no funciona así y los legisladores necesitan, y las autoridades económicas de los países, necesitan conocer mejor la complejidad de la administración electoral, para que el dinero llegue a tiempo a las autoridades electorales. Tenemos que estar siempre conscientes de la calidad e integridad de las altas autoridades electorales. Esto ha sido mencionado por varios expositores el día de ayer y el día de hoy, la importancia fundamental de la transparencia, la credibilidad, como dijo Gerardo, en el caso de Haití. También el profesionalismo en general, también un poco la estabilidad. Yo he visto casos en que autoridades electorales fueron removidas, digamos una semana antes de la elección. La estabilidad puede ayudar bastante a establecer la credibilidad y también el profesionalismo en la administración electoral. También creo que el caso de la Florida en Estados Unidos ha sido uno de los principales ejemplos recientes de la necesidad de minimizar lo político en la administración electoral, o sea quién entiende por qué la Secretaria del Estado, del estado de Florida, que fue la principal autoridad electoral del estado fue al mismo tiempo Director de la Campaña Política Presencial del Candidato George Bush. ¿En cuál otro país se permitiría que una alta autoridad electoral fuera al mismo tiempo alta autoridad de campaña política? Y finalmente cómo uno de los expositores mencionó el día de ayer, no hay lugar para la complacencia en lo que es la administración electoral. Gracias. Mtro. Hugo Concha: La verdad es que la síntesis que nos ha aportado Ray Kennedy esta tarde tiene un gran valor, no sólo por haber enfatizado los elementos más importantes que se analizaron y se discutieron en algunas de las mesas del evento, sino que si tomamos en cuenta que de los 12 casos específicos que fueron analizados de manera muy particular en el seminario, y agregamos los 15 que pudiéramos decir donde Ray ha sido experto en misiones internacionales, pues esto nos lleva a pensar que los elementos que Ray aquí ha descrito son verdaderamente las grandes variables fundamentales para tomar en cuenta en la construcción de un sistema electoral eficiente, confiable, transparente, legítimo. Agradecemos mucho su participación. A continuación, me da mucho gusto presentar a ustedes a James Vemillion. Si bien creo que ya participó en alguna de las otras mesas. James es Doctor en Metodología de la Investigación y Estadística, por la Universidad de Virginia. También es Maestro en Administración Pública por la Universidad del Sur de Florida. Maestro en Estadística, por la Universidad de Boston, y Licenciado en Matemáticas, por la 6


Universidad de Virginia. Ha trabajado como Director Ejecutivo de la Dirección de América Latina de la Milenium Chalens Corporation. Tiene más de 20 años de experiencia trabajando para la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAD, en el campo del desarrollo internacional, y ha jugado un papel clave en la reestructuración de la organización, junto con el administrador de la misma Andrews Natius. Actualmente James es Vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Internacional de Sistemas Electoral, conocido como IFES, y se encarga de supervisar todas las operaciones fiscales, programáticas, de desarrollo y administrativas. Asimismo, es responsable de mantener las relaciones de IFES con otras instituciones. Bienvenido, James. Dr. James Vermillion: Muchísimas gracias. Es un gran placer de estar con ustedes esta tarde. Tuvimos dos días llenos de observaciones de elecciones en los 11 países, y he podido notar algunos temas en común de estas presentaciones. Tengo que decir, primero, que el reto en la administración de elecciones es de crear una confianza por parte del ciudadano, que la decisión en la elección sigue los votos y también las reglas. Este es necesario para asegurar que el nuevo gobierno tenga confianza del pueblo. Esta conferencia tuvo como tema los resultados estrechos en elecciones. Hemos visto algunos casos importantes. Yo creo que tenemos muchas lecciones para ayudarnos en el futuro. No quiero hablar sobre el caso de México, porque yo soy extranjero aquí, no tengo derecho. Pero como persona trabajando en la asistencia técnica en elecciones, he aprendido mucho en estos dos días, y yo quiero hacer un resumen de esto para ustedes, y espero que haya alguna cosa que pueden ayudar también aquí en México. Primera cosa es que como ha dicho Cameron ayer, no hay un formulario específico para lo que es democracia. En cada país, en cada contexto hay una democracia diferente y tenemos una cosa en común de todo este país, un concepto universal es la igualdad de todos los ciudadanos, igualdad de los votos, que cada persona tiene un voto igual al otro, y esto es algo importante en el proceso electoral. Todo lo que vamos a hacer debe respetar a este principio, claro que hubo problemas en mi país en las elecciones del año 2000, problemas que existen porque tenemos un sistema federal y que las decisiones electorales están en los estados y no con el Gobierno Federal. Claro que no hay una solución fácil para éste, pero es nuestro sistema y estamos trabajando, como ha dicho Cameron ayer, de seguir formularios, soluciones a los problemas grandes para éste. También no importa si el control de elecciones está centralizado o descentralizado, lo que necesita, como dijo Ray, es un sistema claro, técnico y transparente para 7


asegurar confianza. Lo más complejo del sistema, lo más difícil está para asegurar igualdad de votos y no más posibilidad de conflicto. Personalmente yo creo que los miembros de la Organización manejando la elección deben ver sus posiciones, no como posiciones del partido, pero posiciones en servicio del país, del pueblo, y hemos visto, en los casos donde hubo elecciones estrechas que las instituciones han servido bueno al pueblo y han asegurado una estabilidad, una decisión aceptada para el pueblo. Como dijo Lorenzo ayer, un tema principal es que en las elecciones se necesitan reglas claras y también conocidas para garantizar una confianza en las elecciones. Otra cosa que hemos visto en algunos casos es que no pueden cambiar las reglas después de que han empezado el voteo, deben asegurar todas las reglas antes de la elección; si hay cambios después hay conflicto, siempre. También necesita una formación de todas las oficiales de los partidos, todo el mundo a la mesa de los partidos, de los oficiales de la junta y también del pueblo, de cuáles son estas reglas y cómo van a tratar los voteos, las decisiones. La sociedad civil puede jugar un rol muy importante en esta gestión, sabe que las elecciones forman una gran parte del presupuesto nacional. En Haití Gerardo nos dijo que era como 25 dólares por voto, es mucho dinero. Yo creo que las organizaciones electorales deben asegurar que este dinero está usado en una forma buena; necesita escuelas, necesita carreteras, necesita médicos. Si vamos a invertir mucho dinero en elecciones, el pueblo debe ver que las organizaciones usen este dinero de una manera buena. Hemos visto que en los países más desarrollados hay instituciones que pueden asegurar que en las elecciones estrechas hay sistemas, hay reglas, hay transparencia para asegurar que no haya conflicto. Miren que cuando hay una elección estrecha, quiere decir que no hay un consenso social. Hemos visto en el caso de Estados Unidos donde hubo gestión de libertades sociales; en el caso de Puerto Rico con las relaciones con Estados Unidos; en Costa Rica con el CAFTA, en muchos países donde hubo elecciones estrechas era porque no hubo un contrato social, un consenso social para el futuro. Estas situaciones necesitan mucho que las organizaciones electorales sean profesionales, competentes, transparentes. Hay mucho tipo de organizaciones electorales, hemos visto consejos electorales, cortes regionales, cortes supremas electorales, Tribunales electorales, no importa. Lo que es importante es que la organización sea competente, no politizada y también transparente en las decisiones.

8


Yo creo que cuando aclaro, que hay posibilidad de conflicto, lo que debe hacer la organización antes de la elección es identificar áreas donde puede haber conflicto. Por ejemplo, las persona que se presenten en la mesa y no están en el Padrón. ¿Qué van a hacer cuando hay boleta mixta, como en Puerto Rico? Porque después de la elección hay intereses políticos en estas decisiones. Si pueden decidirlo antes de la elección, pueden evitar esa presión política. Es una cosa que, creo yo, ha aprendido en esta sesión de ayer y hoy. Yo tengo en general cuatro conclusiones que quiero platicar con ustedes. Primero es que necesita integridad de los Tribunales o las comisiones electorales; segundo es que esas comisiones deben ser despolitizadas y más técnicas, porque lo más técnico que sean, dan más confianza al pueblo en el proceso, y transparentes. Tercero es que importan mucho las reglas claras y conocidas, y finalmente, necesita una capacitación y un consenso antes de la elección en áreas claves, para evitar conflictos. Bueno. Muchísimas gracias, es un gran placer estar con ustedes. Mtro. Hugo Concha: Muchísimas gracias a James Vermillion. La verdad es que sus conclusiones son bastante autoexplicativas, creo que no necesita redondear ningún tipo de comentario. Simplemente quisiera comunicar a ustedes que por ser esta la última mesa, la mesa de cierre del seminario, no están previstas las preguntas y las preguntas y las respuestas. A continuación me da mucho gusto presentar a Jennifer McCoy. Jennifer es Licenciada en Ciencias Políticas y Español por la Universidad de Oklahoma y se Doctoró en Ciencias Políticas por la Universidad de Minessotta. Tiene una especialización en Política Comparada; es especialista en Democratización, Normas Internacionales en Elecciones y Políticas Latinoamericanas en Anticorrupción. De 2002 a 2004 Jennifer dirigió el Proyecto sobre Monitoreo y Medios de Comunicación en Venezuela, por parte del Centro Carter y representó al propio Centro en el Grupo de Trabajo Tripartita Internacional que estuvo en Venezuela, junto con la OEA, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y el Centro Carter. Ha dirigido los proyectos de monitoreo en las elecciones de Panamá, Nicaragua, México, Venezuela, Jamaica y Perú. Además, ha participado en delegaciones de observación electoral en Indonesia, Haití, Surinam y Guyana. Jennifer actualmente es Directora Ejecutiva del Consejo de Presidentes y Primeros Ministros de las Américas, el cual es un grupo de 35 líderes de todo el continente, que se esfuerzan por promover la democracia y mejorar las relaciones interamericanas, y de la misma manera como los otros miembros de esta mesa, por si Jennifer no tuviera más cosas que hace, tiene también una basta carrera académica, como profesora social en Ciencias Políticas en la Universidad de Georgia; Directora del Programa para las Américas del Centro Carter y tiene varias publicaciones. 9


Es coeditora de artículos, entre los que destacan Aprendizaje Político y Redemocratización en América Latina, Los Líderes Políticos Aprenden de las Crisis Políticas, así como La Democracia Venezolana en Tensión, El Desenredo de la Democracia Representativa en Venezuela. Adelante Jennifer. Sra. Jennifer McCoy: Bueno, tengo la desventaja de ser la última ponente de dos días y la última para concluir, después de dos resúmenes muy buenos, y entonces si repito algunas de las lecciones, esto va a reimpulsar las más importantes de todos. También creo que voy a hablar en inglés, para que la traductora tenga algo que hacer. Póngase sus audífonos, por favor. Quisiera darles cuatro historias y cinco lecciones. La primera historia es sobre México y Estados Unidos. En el Centro Carter empezamos a trabajar con México en ’93, en la reforma electoral y observamos elecciones de ‘94 hasta 2000. Pero comenzamos de hecho, en 1992, invitando a representantes de partidos mexicanos y ONG’s para observar elecciones en Estados Unidos. Esto sucedió cuando Estados Unidos todavía se enorgullecía de sus elecciones. En este último año, mi estado no permitió observadores en sus elecciones, entonces invitamos a mexicanos; fuimos, hicimos las observaciones durante el día con las autoridades electorales y sus conclusiones fueron impresionantes. Que las elecciones en Estados Unidos pueden ser aceptadas por las personas, habiendo tantos agujeros vacíos y posibilidades de corrupción, y la única explicación que pudimos concluir fue que funcionaba sin todas esas mini cajas de seguridad que tienen las autoridades mexicanas, por la confianza; la confianza que tienen los ciudadanos estadounidenses en las personas que llevaban a cabo las elecciones y en sus instituciones. Ahora avanzamos hasta 2000 en Florida y 2004 en Ohio. Vimos los procedimientos de votación con problemas; algunas personas no querían participar en las encuestas; también tuvimos resultados muy cerrados en algunos estados y muchas personas cuestionaban esos resultados. De hecho, como escucharon ayer, en 2000 la Corte Suprema tuvo que decidir los resultados de las elecciones. ¿Por qué hubo esa regresión en Estados Unidos? En este momento quisiera decir dos puntos: una, es la falta de atención y la falta de cuidado para mantener el sistema, el proceso electoral. Había complacencia en cuanto a las instituciones como una institución. La segunda razón es la creciente polarización en el público estadounidense, que llevó a un descenso en esa confianza en las instituciones. Mi segunda historia es de Venezuela. Venezuela tenía más de 30 años de experiencia de votaciones, en los que la gente aceptaba los resultados, y de hecho, Venezuela 10


ayudaba a otros países latinoamericanos a instituir sus procesos electorales, pero estas siempre fueron llevadas a cabo por dos partidos y esos dos siempre ganaban, y la gente pensaba “bueno, tal vez se manipulan resultados para asegurar que ganen esos partidos”. En 1993, esto fue antes de Hugo Chávez, en 93 hubo nuevos partidos que lanzaban cuatro candidatos. Hubo una victoria muy cerrada; el ganador ganó con menos del 30 por ciento. Esta es la elección que creo que México debe tener en cuenta si quieren una comparación para este año. Estos resultados los cuestionaron por lo menos uno de los perdedores y debido a que hubo reformas se creó una Comisión Profesional de Elecciones y adoptaron las máquinas de votación por primera vez. Esas fueron las elecciones en las que ganó Hugo Chávez. Después de las elecciones de 98, la Comisión Electoral fue repolitizada, o sea, que su naturaleza profesional decreció. Hubo falta de transparencia y cuando llegamos a la elección de 2004, la falta de transparencia en el segundo tipo de máquina electoral, que de hecho funcionaba muy bien, pero seguía dando resultados que los perdedores no aceptaban; tal vez sea similar con el caso de Taiwán que acabamos de escuchar. ¿Por qué sucedió esto? De nuevo porque hubo gran polarización en ese país que llevó a una gran falta de confianza entre los grupos y una falta de confianza en la Comisión Electoral, también falta de transparencia, consulta insuficiente con los partidos sobre las reglas que se iban haciendo sobre la marcha, porque era la primera vez que se realizaba ese referendo, y la oposición no podía creer que tantas personas pudieran apoyar a Hugo Chávez. Mi tercera historia es de Nicaragua. En 1990, Nicaragua realizó elecciones, incluso en medio de una guerra civil que no había terminado. Los sandinistas controlaban todas las instituciones; había gran polarización y conflicto. En ese momento los perdedores, que eran los sandinistas, aceptaron los resultados. ¿Por qué? Porque la participación internacional en el año anterior a las elecciones, para ayudar a que se realizara el proceso, para mediar los conflictos y para observar las elecciones. La Comisión, en ese caso, aunque parecía estar sesgada hacia el sandinismo, trabajó de manera muy transparente, imparcial, y consultó a los partidos políticos sobre la marcha, y también hubo un conteo rápido hecho por parte de Naciones Unidas. Infortunadamente en Nicaragua hemos visto cierta regresión desde entonces, y volvemos a ver la repolitización de la Comisión. Vemos que crece la polarización en el país, que sigue habiendo conflicto, y 16 años después de esa primera elección en 1990 todavía quieren y necesitan tener observadores internacionales.

11


La última historia es la de México. México tuvo un gran control durante largo tiempo de un mismo partido. Después se realizaron reformas, al igual que en el caso de Venezuela. Estas reformas comenzaron en 93, y llevaron al IFE, que es independiente y profesional, unas muy bonitas tarjetas de elecciones y resultados aceptados en 2000, sin que se hiciera ninguna pregunta. ¿Por qué hubo este progreso en México? Hubo la voluntad política de reformar. Se creó el IFE, que es independiente. Debería decir: ustedes lo crearon, y por supuesto hubo un gran gasto para crear la salvaguarda para evitar estos conflictos y para nivelar el campo monitoreando a los medios, financiamiento público, etcétera. Lo que podemos aprender de estos cuatro casos muy diferentes y de los 12 casos que hemos escuchado en estos días, son cinco elecciones que quisiera comentar con ustedes y algunas soluciones, tal vez para terminar. Comisión James Vermillion dijo: los contextos históricos diferentes llevan a necesidades diferentes. Esto ha sido muy claro en estos días. La segunda lección que yo he aprendido es que la polarización de una sociedad generalmente lleva a conflicto, lo cual significa que necesitamos esfuerzos. En estos casos necesitamos tener completa transparencia, consulta a los partidos para evitar la mala interpretación que surge sobre que hay conspiraciones, complots y la percepción que tienen algunas personas que algunas irregularidades que tal vez se deban a incompetencias son en realidad fraudes. Como dijo James Vermillion y Ray Kennedy, debemos evitar conflictos sobre la interpretación de la ley, sobre todo si hay vacíos o faltas de coherencia. También he aprendido de estos casos. Es que el acta en la mesa es muy útil, y también se debe acordar sobre cuándo dar los resultados de los conteos rápidos de las encuestas de salida, etcétera. Es muy importante. Algunos de los esfuerzos extraordinarios que también pueden ayudar con esto en cuanto a la polarización y desconfianza es que tal vez se necesiten terceras personas, si es que hay una gran desconfianza. Esto es aquí es cuando se invita a los observadores internacionales. Pero tal vez otros actores puedan ayudar. Tal vez la iglesia, la República Dominicana en 1994, según sé el embajador estadounidense ayudó en la aceptación de la elección, en Honduras en el otoño pasado. También los conteos rápidos han sido muy importantes para que la población aceptara los resultados aquí en México. También en Nicaragua, etcétera. Estos son algunos de los esfuerzos extraordinarios. Ahora nuestra tercera lección es que es vital tener mantenimiento continuo del sistema. El sistema electoral se puede, de hecho erosionar, y hemos visto casos de regresión. Tres de los casos que mencioné en mi historia lo muestran al igual que otros. 12


La cuarta lección es que las instituciones sí cuentan, a pesar de que haya confianza históricamente, esta puede cambiar, o sea que debemos tener cuidado de estas instituciones. En estos días hemos visto muchos casos muy positivos en los que las instituciones fuertes superaron elecciones muy cerradas, como en el caso de Costa Rica, España, Puerto Rico, India, Alemania, etcétera. Todos ellos son buenos ejemplos de esto. Quiero mencionar sobre las instituciones, dos de ellas. Unas son las comisiones electorales como dijo James, y estoy de acuerdo y según veo estos casos lo señalan. La confianza en las comisiones nos da la mejor probabilidad de una elección aceptada, las elecciones profesionales e independientes tienen la mejor posibilidad de producir un resultado aceptable, más que las comisiones partidistas en las que están representados los partidos, aunque sea igualmente, y mucho mejor que las comisiones donde domina un solo partido. La segunda parte de las instituciones es que el Poder Judicial imparcial ayuda. Por ejemplo en Estados Unidos con la Suprema Corte la gente aceptó la decisión; también en Puerto Rico. Podemos contrastarlo con Nicaragua y Venezuela en el que hubo conflictos sobre si el Tribunal podía o tenía autoridad sobre la Comisión Electoral, porque en esos dos países la autoridad electoral es una cuarta rama del gobierno. A veces también tenemos conflictos sobre la imparcialidad de los Tribunales y si se va a cumplir ese papel, se necesita un Poder Judicial imparcial con líneas de autoridad claras. Finalmente la quinta elección y de nuevo esto es un eco de lo que dijo James, las elecciones no necesariamente resuelven las diferencias profundas en la sociedad, las elecciones son un modo en la sociedad de disminuir un conflicto pacíficamente pero en parámetros normales y a veces en situaciones extraordinarias como vimos en el caso de Argentina. Pero si hay un conflicto profundo, las elecciones pueden incluso dividir porque inherentemente son divisivas, ya que se debe elegir entre dos opciones o más opciones. El caso de Venezuela nos ilustró esto y también creo que Bolivia. Estos esfuerzos adicionales pueden incluir el diálogo, tal vez pactos de gobernabilidad, incluso antes de la elección como en Bolivia, hubo un acuerdo preelectoral de que iba a haber una asamblea preconstitutiva; puede haber acuerdos después de la elección entre los ganadores por la gobernabilidad o sea que el ganador gane, pueda gobernar sin ningún conflicto mayor, y otras maneras de resolver los problemas de los perdedores o sea la minoría, y finalmente como comunidad internacional debemos buscar mecanismos de inclusión social como hemos visto de manera muy amplia.

13


El transmitir la opinión de las mujeres, de los pobres o de los pueblos indígenas que tal vez no haya podido participar anteriormente. Hemos visto esto en India, Taiwán, Bolivia, incluso en Palestina. Entonces debemos buscar nuevas formas de inclusión social y participación política. Muchas gracias. Mtro. Hugo Concha: Efectivamente en los procesos electorales, particularmente pensando el que se avecina en este país, creo que uno de los grandes elementos o claves para un buen resultado va a ser la inclusión y la participación ciudadana. De la misma manera creo que este seminario ha sido un éxito por la participación de todos ustedes. Muchísimas gracias.

14


México, DF, 09 de marzo de 2006.

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA CEREMONIA DE INAUGURACIÓN DEL SEMINARIO DE COORDINADORES ESTATALES DE COMUNICACIÓN SOCIAL DEL IFE.

-Lic. Gustavo Lomelín: Sean bienvenidos todos a la Ciudad de México y a esta Reunión Nacional de Coordinadores Estatales de Comunicación Social. Me voy a permitir presentarles al doctor Luis Carlos Ugalde, él –como ustedes bien saben– es el Consejero Presidente del Instituto Federal Electoral. También está en esta inauguración la Consejera Alejandra Latapi, ella es la Presidenta de la Comisión de Relaciones Institucionales e Internacionales del IFE. Hoy vamos a tener una sesión, me parece, muy interesante, donde vamos a ver algunos temas muy generales, ustedes ya tiene ahí el programa. Y mañana vamos a aterrizar en cuestiones de comunicación social y algunos ejercicios que tenemos la obligación de llevar a cabo, como son los monitoreos, las acreditaciones, el Plan Nacional de Medios Impresos, también un ejercicio de manejo de crisis, y al final, por cuestiones logísticas, vamos a realizar ya en el IFE, después de la clausura y después de la comida, también un ejercicio práctico allá, en la Sala de Prensa, para realizar ahí un ejercicio ahí, una explicación de manejo de conferencia de prensa, de manejo de boletines de prensa, de distribución, porque aunque algunos de ustedes tienen mucha experiencia, queremos simplemente aterrizar todo lo teórico que vamos a estar platicando con algo muy práctico. Y dado que los reporteros ya los viernes en la tarde usualmente no están en la Sala de Prensa, por eso hemos realizado de esta manera todo este seminario, que estamos seguros que va a ser de gran utilidad para todos y vamos a alinear la estrategia de comunicación en todo el país para que este proceso electoral salga como debe de ser y como siempre han salido los procesos electorales federales, de una manera impecable. Sin más, me voy a permitir darle la palabra al doctor Ugalde, para que inaugure este seminario. -Dr. Luis Carlos Ugalde: Muy buenos días. Me da mucho gusto estar con ustedes, porque ustedes van a ser quienes nos ayuden a transmitir un mensaje muy importante, en el cual se basa buena parte del activo del Instituto Federal Electoral, que es confianza y credibilidad. Como ustedes bien saben, en los últimos 15 años el IFE ha construido de manera gradual una enorme fortaleza y las encuestas, una tras otra, muestran que existe un alto reconocimiento y una alta confianza en el Instituto, contrasta con la baja confianza que hay en los partidos políticos, contrasta con la baja confianza que 1


hay en Congreso mexicano, pero el IFE siempre esta continua y persistentemente hasta arriba en todas las encuestas que ustedes pueden observar. Quiere decir que esa confianza es uno de los atributos más importantes, de los cuales tenemos que partir para este proceso electoral. Si yo pudiera transmitir cuál es el atributo central para la elección de este año sería fortalecer la confianza y credibilidad del Instituto, porque si ustedes fortalecen esa confianza y credibilidad están fortaleciendo la confianza en el proceso electoral. Ustedes saben y lo irán conociendo a lo largo de este día, existe una enorme experiencia por parte de los funcionarios del IFE para organizar el proceso electoral. A lo largo del día y del día de mañana ustedes irán viendo todas las decisiones que se han ido tomando, por un lado en materia de la organización material de las elecciones y, por el otro lado, a nivel de otro tipo de regulaciones para arbitrar el proceso electoral. Yo les quiero decir que en cuanto a la organización material de las elecciones, ustedes irán viendo que las decisiones se van tomando de manera oportuna, de manera certera, de manear muy profesional, y que el reto es que la gente pueda conocer todas las decisiones y procedimientos, de tal forma que el 2 de julio, cuando abran las casillas electorales, quede muy claro a toda la sociedad mexicana que lo que ese día pase será resultado de la voluntad de los votantes. Ese mensaje de que el IFE es una autoridad que acredita procedimientos, coloca las urnas, establece plena certeza en el padrón electoral, ofrece los procedimientos para que la gente vote y exprese su voluntad, me parece que es el mensaje fundamental. Creo que todas las acciones de comunicación, todas absolutamente, tienen que siempre reflexionarse si contribuyen a aumentar la confianza y credibilidad, si contribuyen a explicar lo que el IFE está haciendo de cara al proceso electoral. No voy a decir algo novedoso si les comento que en ocasiones en sus intentos se topan con la coyuntura. Ustedes los saben muy bien, la coyuntura a veces mata cualquier intento de poder comunicar eficazmente; la coyuntura de los debates, la coyuntura de un evento, la coyuntura de una declaración, y como Instituto y ustedes en lo particular deben hacer un intento por colocar el mensaje. Todo lo que contribuya a mandar el mensaje de confianza y credibilidad, me parece que debe ser la guía fundamental. Y si ésa es la guía fundamental, cualquier cosa que se puede vincular, debe ser apoyada. Les pongo dos ejemplos. La semana pasada, por ejemplo, el IFE sorteó la letra del alfabeto para poder hacer la segunda insaculación en el mes de mayo para poder 2


elegir a los funcionarios de casilla; se trata de un evento fundamental para el Instituto, un evento central que debe contribuir a dar conocimiento y certeza a la gente de que el IFE es imparcial, porque inclusive la letra “W” puede salir sorteada. ¿Qué es lo que pasó? Se dio a conocer, los medios reflejaron en ocasiones cierto desconocimiento, porque decían que de dónde íbamos a sacar tantos funcionarios si con “W” no hay muchos mexicanos, bromas en las notas, se transmitió un mensaje; un mensaje, que si ustedes lo comparan con otras notas en materia electoral, en materia de los debates, es una nota que no tuvo la mayor preeminencia y se colocó el mensaje. El día de ayer tomamos una decisión fundamental, que es el inicio de la impresión de las boletas electorales. Algunos medios la toman bien, otros medios la toman menos bien. Pero, evidentemente, una pregunta a alguien sobre el Doctor Simi es un tema que tenemos que tener presente. Puede, evidentemente, por la coyuntura, por lo conflictivo de la naturaleza, derribar cualquier intento de comunicar. Lo pongo, porque en este esfuerzo de comunicar estamos expuestos cotidianamente a la coyuntura, y esa coyuntura puede matar cualquier intento de comunicar. Creo que en los próximos 115 días el esfuerzo fundamental debiese estar enfocado a tratar de explicar cómo el IFE llega al 2 de julio el completo control del proceso electoral, cómo el IFE llega al 2 de julio conociendo claramente cada uno de los pasos que se deben llevar para que la gente vote, cómo la gente puede estar cierta de que los resultados que anunciemos a las 11:00 de la noche el 2 de julio serán solamente resultado de lo que la gente quiere, cómo diluir cualquier temor de lo que pasará el 3 de julio, que ha sido un debate constante en los últimos 18 meses en este país y decir: al IFE le toca organizar elecciones y los demás actores deben ser responsables de su actuación. Y me parece que en ese sentido debemos tratar de enfocar todas las acciones de comunicación que tengamos. En las próximas semanas estaremos inmersos en otro tipo de decisiones, ustedes seguramente las irán analizando en los próximos dos días, para tratar de ir colocando el mensaje y el mensaje. Tenemos un enorme atributo para poder colocar el mensaje: es un mensaje vendible; el IFE es un mensaje vendible, es una institución que es conocida por más del 96 por ciento de la población; la gente sabe que va a haber elecciones, existe el atributo de la confianza en el Instituto, es una institución que en el proceso electoral entra en contacto con millones de mexicanos; entre el día de hoy y el 30 de abril entraremos en contacto directo con siete millones de mexicanos; tenemos una oportunidad fundamental porque la gente va a saber que el IFE está trabajando; en las próximas semanas concluye la entrega de credenciales de elector. Es decir, es una marca vendible porque es una marca conocida, es una 3


marca útil, porque nuestra credencial sirve para que la gente haga transacciones cotidianamente, y las elecciones tienen interés nacional e internacional. Quiero comentarles que seguramente enfrentaremos algunas situaciones de crisis, no sé cuáles, pero es normal que suceda en cualquier proceso electoral. Creo que al día de hoy las campañas y el proceso electoral marchan por una ruta de normalidad, el conflicto que se escucha es un conflicto normal, que se escucha en cualquier proceso electoral. Podemos preocuparnos no por el cauce de la elección, nos podemos preocupar que sea por la calidad del debate, pues sí, pero eso es como mexicanos, no como miembros del IFE. Como miembros del IFE tenemos que estar preocupados de que el procedimiento electoral salga bien. Si la persona que resulta electa resulta o no un buen gobierno, ésa es una preocupación como ciudadanos que no nos compete analizar como autoridad. Yo les quiero comentar algo muy importante: la neutralidad de nuestro lenguaje es un asunto fundamental, el evitar caer en el fraseo del reportero es fundamental. En los últimos días, por ejemplo, preguntas como ¿está usted a favor o no a favor de que haya más de dos debates? Esas preguntas, ustedes lo saben mejor que yo, debemos evitar a toda costa volvernos en parte del juego y ser simplemente observadores neutrales del juego; ése es uno de las mayores atributos que tenemos que mantener como autoridad electoral, mantenernos cercanos, pero diferenciados. Y cualquier comentario que pueda interpretarse como tener cierto sesgo a favor o en contra de alguna posición, creo que es algo que debemos evitar. Nosotros a través de la Coordinación de Comunicación Social les hemos estado y les seguiremos enviando información. Hay temas complejos, pero estoy seguro que ustedes nos ayudarán muchísimo. Tan importante en ocasiones es lo que se hace, como que la gente sepa que lo estamos haciendo. A veces el Instituto hace mejor las cosas de lo que sabe afuera, y es un reto fundamental que nos ayuden ustedes a conocer las cosas que se están haciendo adentro, porque cuando se saben desde adentro, créanme que se tiene plena confianza en que las cosas van a salir el próximo 2 de julio. Muchas gracias. -Lic. Gustavo Lomelín: Vamos a hacer un breve espacio, para acompañar a los Consejeros, que se van a retirar en este momento, y en un momento más llega el licenciado Antonio Cervantes para iniciar la primera presentación. Hacemos un pequeño espacio de unos minutos nada más. ----o0o---4


QUÉ ES EL IFE (PAC) -Lic. Gustavo Lomelín: ... él es el Coordinador del Centro para el Desarrollo Democrático. Él tiene un currículum amplio, a pesar de su juventud, ha sido Asesor del Secretario de Energía; Coordinador de Asesores del Subsecretario de Política, en la Secretaría de Energía; también ha estado en un despacho de consultores como socio fundador; ha sido profesor-investigador del CIDE y del ITAM en Derecho y Economía. Y aquí, en el Instituto Federal Electoral tiene ya un par de años, empezó como Director de Desarrollo Institucional del Centro para el Desarrollo Democrático y ahora está como Coordinador de ese Centro. Como tenemos muy claro que algunos de ustedes conocen, la mayoría conoce muy bien al Instituto Federal Electoral, otros se están incorporando, entonces queremos primero dar un marco general sobre lo que es el IFE y también uno de los principales programas que se realizan en el Centro para el Desarrollo, que seguramente ustedes nos van a ayudar mucho a darle difusión, como es el Programa de Acompañamiento Ciudadano, en el que vamos a estar trabajando de una manera muy coordinada entre todos. Vamos a adelantar un poquito también las sesiones, el licenciado López Bernal va a llegar un poco antes. Y yo de antemano les quiero dar una disculpa, yo voy a estar entrando y saliendo, porque tenemos hoy tres eventos, uno de ellos es el desayuno de todos los representantes de los candidatos a la Presidencia que está ahorita en el IFE y, como ustedes saben, lo del debate es un tema muy caliente. Si ellos deciden que haya conferencia de prensa, como se han puesto de acuerdo en las cuatro reuniones anteriores, ésta es la quinta, de las cuatro anteriores en dos ha habido conferencias de prensa y yo la coordino, entonces tengo que estar allá. Y además tenemos una reunión semanal de estrategia de comunicación, precisamente los jueves, con el doctor Ugalde, que yo soy el que la coordina, entonces también tengo que estar allá. Pero, voy, vengo, y aquí vamos a estar en estrecha comunicación. En el momento en que yo no esté, tanto Alfredo Gracia como Víctor Hugo Rubio, van a estar aquí apoyándolos o presentado, moderando las participaciones de los diversos Consejeros y funcionarios. Así que les voy a agradecer su comprensión. Ya tendremos tiempo para platicar, tanto en la comida como en la noche y mañana, de una manera más informal. Sin más, le cedo el micrófono al licenciado Antonio Cervantes. -Lic. Antonio Cervantes: Gracias, buenos días. Como mencionó Gustavo aquí al principio, algunos de ustedes ya conocen el IFE, lo conocen mejor que yo seguramente, otros no tanto, pero no sé quién es quién. Entonces, yo preparé una presentación con este tema: ¿qué es el IFE? 5


Para una hora se antoja demasiado ambiciosa esa pregunta de contestar, y lo que yo pensé es: bueno, estoy aquí con ustedes, los responsables de la comunicación a nivel estatal, entonces creí útil presentar algunos elementos que pudieran, y esto escuchando –obviamente– lo que ustedes van a comentar más adelante, que pudieran ser útiles para su labor de cómo explicar o cómo entender de manera más rápida para un ciudadano común y corriente qué es el IFE, una cosa que parece simple, pero una vez que se mete a un mayor grado de detalle puede ser complicado. El Programa de Acompañamiento Ciudadano una de las vertientes que tiene es el diálogo presencial con grupos de población joven, entre 18 y 34 años de edad. Estamos yendo a auditorios en toda la República, apoyándonos en las juntas locales y distritales para hablar con ellos, y una de las funciones o de los objetivos es (...) qué es el IFE. Ahora los jóvenes a la cuarta, quinta lámina se aburren, levantan la mano y empiezan a preguntar, ellos lo que quieren es preguntar o discutir y no tanto recibir una sesión acerca de los detalles de cómo es el IFE, cómo funciona un proceso electoral. En ese sentido, hice aquí una especie de, combiné algunos elementos para hacerlo lo más breve posible y también compartir con ustedes esa experiencia, de tratar de ir a comentar con otros públicos sobre qué es el IFE –y si ya pudiéramos poner ahí la primera lámina– y escuchar lo que ellos tienen que decir. La definición más sencilla, más clara, la más fácil también de poner en una primera lámina es la que se deriva del artículo 41 de la Constitución, y se puede desagregar casi de tres palabras en tres palabras: es un organismo público, autónomo, encargado de la función estatal de la organización de elecciones federales, tiene personalidad jurídica y patrimonio propios, y en su integración están el Poder Legislativo, los partidos políticos, los ciudadanos, y todo esto en los términos que ordena la ley. Así de general lo pone la Constitución. Además, el IFE es una autoridad en materia electoral, es independiente en sus decisiones y funcionamiento, y profesional en su desempeño. Tiene órganos de dirección: ejecutivos, técnicos y de vigilancia. En esos dos párrafos está contenido un gran nivel de agregación. Aquí solamente quisiera hacer el énfasis es que es un organismo público, autónomo, es decir, no somos Poder Ejecutivo, ni Legislativo, ni Judicial, desprendemos directamente de la Constitución, del artículo 41, de la misma forma que, por ejemplo, el Banco de México. El Banco de México, la política monetaria en algún momento de la historia se decidió que sea autónomo, que no haya ningún tipo de presión ni de influencia de ningún otro poder público, lo mismo para el IFE, el encargado de hacer las elecciones. 6


Entonces, en ese sentido tiene personalidad jurídica y patrimonios propios, eso en apoyo a su autonomía; autonomía financiera, autonomía política, autonomía de gestión administrativa, y es un órgano plural. Creo que esos son los elementos de esta definición, a reserva de lo que alguno de ustedes pudiera comentar. Aquí va a haber preguntas y respuestas al final. Entonces, ése es el IFE. Y en el segundo párrafo, sobre el concepto de independencia, independencia en sus decisiones, funcionamiento y profesional en su desempeño. Tiene, como saben, un servicio civil de carrera, que se llama Servicio Profesional Electoral, y eso es lo que le da también fortaleza y le ha dado fortaleza en estos 15 años que lleva apenas de historia. Entonces, a la vez que es un organizador de elecciones, y quizá es por lo que más se le conoce o por lo que más comúnmente se le conoce, es un promotor de valores y prácticas democráticas; el Instituto también hace eso, también tiene esa función. Y además, es una agencia de auditoria para organizaciones políticas nacionales, partidos y APN’s. ¿Qué quiere decir eso? Es quien audita de dónde viene el dinero que gastan, bueno, el público obviamente, pero también el privado, y cómo lo gastan, y si lo gastan bien o mal, y en ese sentido sancionar o no, y además, es una primera instancia en litigios electorales. Todo eso es el IFE, algunas cosas son más visibles que otras, y son más conocidas que otras, y aquí están algunas de las reformas electorales que nos han traído a la realidad institucional que tenemos hoy. Si pensamos que hace 60 años, 1946 justamente, existía una cosa que se llamaba la Comisión Federal de Vigilancia Electoral, ésta era la que se encargaba de hacer las funciones electorales no de la manera como se hacen hoy, pero sí una parte de organización electoral, y el Congreso de la Unión era quien calificaba, él mismo calificaba las elecciones. 60 años después, pasando por una reforma en 77, después de una elección de un Presidente que sólo hubo un candidato, López Portillo, ahí se promulgó la Ley Federales de Organizaciones Políticas y Procesos Electorales; después, en 87 se hizo el Código Federal Electoral; hubo otras reformas además de 90, 94, 96 y 2005, en 93, 2002 y 2003. Aquí están puestos los rasgos destacados de cuatro reformas que yo considero son esenciales para entender al IFE tal como es hoy. En 1990, después también de una elección bastante controvertida en 1988, las fuerzas políticas se ponen de acuerdo, unánimemente, crean el Instituto Federal 7


Electoral, se publica el Cofipe –aquí lo traje por si necesitaba acordeón– Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, que es el que actualmente nos rige; digamos, es el esqueleto de la regulación en materia electoral. Y en ese entonces el Consejo General queda integrado por Consejeros Magistrados en 1990; en 94 se les llama Consejeros Ciudadanos, y en 96, finalmente, tienen el nombre de Consejeros Electorales y se crea la figura de Consejeros Presidente y Secretario Ejecutivo. Hago énfasis en esta evolución rápida, porque es hasta 96 cuando el Poder Ejecutivo realmente saca las manos directamente del Instituto Federal Electoral, en el sentido de tener una silla con voz y voto ahí, en el consejo directivo, que era a través de la Secretaría de la Gobernación, el mismo Secretario que tenía ahí un lugar. Entonces, si bien tiene 15 años, estamos cumpliendo 15 años de historia, pues solamente son 10 años de la manera tal como es hoy, en ese sentido de una autonomía así de reafirmada a partir de 1996, en ese sentido es muy reciente. Y la materia electoral, bueno, ustedes lo saben mejor que yo, es reciente, sobre todo en cuestiones jurisdiccionales, criterios del Tribunal. Aquí, por ejemplo, el Tribunal Electoral en 96 dejó de ser autónomo y se incorporó al Poder Judicial, hasta entonces se le llamaba, bueno, todavía se le quedó las siglas Trife, el Tribunal Federal Electoral, entonces pasó a Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que es como se llama hoy, depende entonces del Poder Judicial y entonces se dividen estas dos instancias para los problemas o los juicios o las controversias; algunas entran primero al IFE, al Consejo General, y de ahí pasan a la Sala del Tribunal para ser confirmados, revisados, revocados. En algunos de los puntos más adelante hablaremos un poquito más a detalle de esto, aunque en presentaciones posteriores viene, por ejemplo, el Consejero Andrade, a hablar mucho más de este tema de la justicia electoral. Ahí se creó, cuando se extrajo del ámbito autónomo en ese sentido al Tribunal, se creó la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, entonces eso eliminó uno de los libros del Cofipe, para dar pie a que se creara este Tribunal y al mismo tiempo se hizo también independiente, en el sentido de generar o hacer sus propias elecciones a la Asamblea del D.F. y al Gobierno del D.F., que en 97 tuvo por primera vez esta elección, por primera vez se eligió Jefe de Gobierno, y fue producto de esta reforma. Entonces, de éstas que están aquí, bueno, la de 90 es donde se crea el IFE, 96 creo que es una muy importante, de las últimas reformas la más importante porque movió muchísimas cosas. Éstas son –digamos– las más vistosas, pero sí fue muy importante, como gran reforma. En 2005, y la pongo aquí porque es un tema que está ahorita mucho en boga, en discusión, incluso controversia, que es el tema del voto de los mexicanos en el 8


extranjero. Entonces, el Cofipe, si bien ya tenía cinco libros nada más en la estructura, se le puso uno adicional, un sexto, ahora con el tema de la regulación del voto de los mexicanos en el exterior, y esto fue en 2005. Entonces, ése es un breve repaso de la historia así, de 60 años casi de reformas, traté de hacer hincapié en estas cuatro, con especial énfasis en 90 y 96 como las reformas más importantes que prefiguran o configuran al IFE tal cual es hoy. Entonces, pasando a un mapa de autoridades electorales, si bien ya tenemos la definición y algo de la evolución, bueno, cuáles son las tres autoridades electorales federales que coinciden en la vigilancia del proceso electoral. No es que los tres hagan sólo vigilancia, pero sí de alguna forma los tres lo vigilan; podríamos hablar de que el Tribunal es el órgano jurisdiccional especializado en materia electoral, vigila que los actos de las autoridades electorales federales y locales se apeguen a la ley, y vigila el cumplimiento de las leyes por parte de partidos políticos y ciudadanos. Entonces, tenemos lo que podríamos calificar como el juez, es el Tribunal, el IFE el árbitro y Fepade el fiscal. Entonces, sería sobresimplificar si le llamo solamente por ese calificativo, porque el IFE también tiene funciones de juez. Y es aquí donde empiezan las confusiones, sobre todo en el árbitro abierto, cuando dicen: “a ver, si hay una controversia en la cual el IFE está decidiendo, pero también después interviene el Tribunal, ¿por qué?” Entonces, aquí donde, bueno lo que a mí me ha sucedido, donde hay más confusión en la ciudadanía y donde creo que hay que precisar cosas. El Instituto, entonces, en esencia es quien prepara, organiza y vigila las elecciones federales, y se encarga de promover valores democráticos y fiscalizar recursos de partidos. Entonces, por ejemplo, detecta en un reporte anual de gastos que hay una irregularidad por un partido y entonces lo sanciona; ese partido puede recurrir al Tribunal y puede inconformarse por esa decisión, y entonces ya el IFE es primera instancia y el Tribunal sería la segunda instancia, y además es inapelable lo que diga. Entonces, ahí ya de pronto entró, derivado de una tarea de fiscalización en una tarea de juez, en donde él sanciona también. Entonces, ésta es una distinción importante, es una cosa que creo que hay que tener en cuenta. Y luego tenemos a la Fepade, que depende de la Procuraduría General de la República, del Poder Ejecutivo, y es la fiscalía encargada de investigar y perseguir delitos electorales, son delitos federales y, entonces, el ámbito de la Fepade es ser eso, un Ministerio Público Especializado. Entonces, si hay un delito en materia electoral, en lugar de ir a una Agencia de Ministerio Público el Fuero Común, se va a la Fepade, pero la cadena de hechos ya es esencialmente la misma que otros delitos, porque ya el juez al que recaiga el caso en materia penal, pues ya no es un juez especializado –digamos– en la materia, sino solamente en el ámbito penal. 9


Ésa es –digamos– la trilogía o las tres grandes instituciones federales que tenemos como autoridad. Ahora, hay otra división –que es la siguiente lámina– tenemos autoridades electorales federal y locales, es decir, el IFE como organizador, como árbitro de elecciones, organiza y conduce elecciones para Presidente de la República, senadores y diputados federales, como ya todos sabemos; además de eso, hay 32 organismos electorales locales, cada estado tiene su propio organismo que hace las elecciones de gobernador, diputado local y ayuntamientos, y luego sus 32 tribunales locales, también tiene para resolver impugnaciones en materia electoral, que se interponen a nivel local, están estos tribunales. Entonces, en las encuestas, al final tengo algunos datos sobre una encuesta que Comunicación Social, la última que realizó a través de Ipsos-Bimsa, hay confusión, hay mucha confusión en la ciudadanía sobre esto; es decir, ya hablamos antes de Fepade, Tribunal, IFE, parece que hasta ahí, por lo menos en mi caso es clara esa división, pero aquí ya se confunde, porque entonces hay 32 tribunales y 32 organismos electorales en cada estado haciendo elecciones también, y el IFE tiene una estructura que también está en todo el país, entonces ahí tenemos ya como traslapados, uno encima del otro, instituciones que parece que están haciendo lo mismo y entonces la lógica es: seguramente dependen unas de otras, cuando no es así. Entonces, el IFE no guarda ninguna relación jerárquica respecto de los organismos electorales estatales, ni con los tribunales locales. Sin embargo, hay algunos casos, y esto después de la reforma de 2006, en los que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sí resuelve cuestiones que tienen que ver con elecciones locales, y ¿cuándo son esos casos? Cuando él tiene el poder de revisor constitucional de actos a nivel local. Ésa es una de las atribuciones que se le da en 96, y eso quiere decir que en algunas situaciones una controversia que salga, por ejemplo, de una elección para gobernador, que ha sucedido, acaba en el Tribunal federal, un elemento más que puede propiciar confusión, pero es una cuestión muy acotada y es un caso que se considera de tal importancia e incluso gravedad, que se decide que entonces exista una instancia como el Tribunal a la cual llegue. Como ustedes saben, en materia electoral no hay amparo, no existe la figura del amparo, pero hay dos vías de revisión. Yo considero una especie de accesorias, o simplemente tratar de ser supletorios a la falta de la figura del amparo. Una es ésta, que el Tribunal pueda ver asuntos locales en algunos temas y otros son las acciones de inconstitucionalidad, que los partidos políticos o una minoría parlamentaria puede ir al a Corte, a la Suprema Corte y decir: “yo creo que esta ley electoral es inconstitucional”, pero esos son los dos casos. Por eso cuando también el caso de Castañeda, que buscaba un amparo Jorge Castañeda, dijeron “no hay amparo en materia electoral”, se le negó. 10


Entonces, ahí la idea es poner los 32 logos de los estados indicando que es el IFE a nivel federal, para unas elecciones, las federales, y cada estado tiene su propio organismo electoral y su propio tribunal para sus elecciones, simplemente es la idea de este mapa. Aquí, simplemente, en relación con otros actores, el IFE en todo este primer acercamiento entre lo local y lo federal vemos que tiene relación en un círculo muy cercano a los partidos políticos, los ciudadanos, el Tribunal, los actores internacionales, son sus interlocutores de todos los días, pero también ciudadanos, un poco más alejados, cubren todo un espectro ahí, gobiernos locales, medios de comunicación, por supuesto, gobierno federal. Y cuando estamos hablando de un proceso electoral, todos estos círculos yo creo que se van concentrando en uno solo, porque se hacen mucho más cercanas todas estas instancias. El día de hoy y como los medios lo atestiguan, la relación con el gobierno federal, Secretaria de Gobiernación, Sedesol, los gobiernos locales, los gobernadores, todo esto, incluso los presidentes municipales, es muy cercana, muy cotidiana. Entonces, este mapa de actores se vuelve muy dinámico y muy cambiante también, todos los días, es parte también de la complejidad que creo importante destacar en este objetivo de generar resultados electorales confiables y creíbles. Entonces, vemos en la siguiente lámina los fines del Instituto, pasando ya de un mapa general, en donde traté yo de ubicar en este contexto de lo federal a lo local, con las otras dos instancias federales encargadas también de elecciones, el artículo 69 del Cofipe marca siete fines del Instituto, son amplios y están redactados de manera muy genérica y ahí caben tantas cosas, contribuir al desarrollo de la vida democrática, es como todo, es decir, ahí puede caber cualquier cosa: fortalecer el régimen de partidos políticos, el registro federal de electores integrarlo, asegurar los derechos y obligaciones político electorales de los ciudadanos, garantizar las elecciones, celebración periódica y pacífica, velar por la autenticidad y efectividad del sufragio, ese también es un tema muy amplio y controversial, porque llega a ser controversial, y promover el voto y coadyuvar a la difusión de la cultura democrática. Entonces, tiene estos siete fines, que si revisamos el Cofipe y vemos otros artículos, también nos quedaría claro de que se complementan muchos de ellos, se precisan, pero hay otros que quedan todavía muy abiertos, y esto da pie a lo que les comentaba hace un momento, la materia electoral se va creando y se va definiendo mes a mes y en un proceso electoral mucho más rápido que en otras épocas del año o del ciclo electoral. Por ejemplo, el acuerdo de neutralidad. El acuerdo de neutralidad se deriva de cualquiera de los primeros 1, 2, y después del 6 y del 7, de cualquiera de esos podría yo justificar, derivar una acción como ésa, pero después entonces entra en conflicto, como seguramente han visto con otras leyes u otras interpretaciones. Ese es, digamos, el reto de interpretación y de generar precedentes en un momento en donde de entrada el IFE tiene apenas 10 años de ser como es hoy. 11


Los principios rectores del IFE están contenidos en ese mismo artículo y se comentan o se citan mucho estas palabras: certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad. Yo ahí puse unas definiciones, algunas apreciaciones. No es texto legal el que está ahí, los principio sí, están así tal cual, pero lo otro es una interpretación de doctrina y también de algunas leyes. En cuanto a certeza, por ejemplo, es proporcionar la seguridad de que los hechos y las acciones son verdaderas y corroborables, ésa es –digamos– una acción de certeza. Legalidad, pues estar y actuar conforme a las normas. En ese sentido, todas las actividades del Instituto están apegadas a la ley, Constitución, Cofipe, reglamentos, leyes. Independencia, evitar la subordinación del Instituto respecto de otros organismos, partidos, autoridades o poder. Imparcialidad, es que la función pública que se desempeña debe ser totalmente ajena a preferencias políticas o partidistas y debe garantizar la rectitud de los funcionarios y de los órganos electorales. Objetividad, finalmente, es reconocer la realidad tangible o existente –ésta es definición del diccionario– e independientemente del punto de vista del sujeto que la conocen. En ese sentido, como comentaba hace un momento, en la labor que hace el IFE de juzgar en muchos casos, pues una calidad deseable y que se pretende de cualquier entidad pública que haga esa labor, ser objetivo, ser imparcial, independiente, legal y cierto, certero, pues es todos los atributos con los cuales el Cofipe, la Constitución primero, el Cofipe después, mandatan a la institución. En los discursos de los Consejeros, tanto a nivel local como federal y de los vocales, creo que es muy utilizado y muy enfáticos son en el uso de estos conceptos. Sigue la estructura, finalmente, del IFE. Y aquí no quisiera tampoco detallar mucho también por el tiempo que hay, pero tenemos ya no en el ámbito de lo federa a lo local, sino solamente el IFE cómo se compone. Éste es un organigrama ahí muy angustiado, por espacio, lo traté de hacer lo más grande posible para que se alcanzar a ver. La división que yo quisiera hacer es en dos partes: una parte directiva y una parte ejecutiva, es esencialmente lo que divide las funciones y las acciones de una institución como ésta. Para los que tienen conocimiento o experiencia del sector privado, una empresa funciona igual, es decir, una parte directiva y una parte ejecutiva. 12


El Consejo General es el máximo órgano de dirección, dirige el rumbo, plantea las políticas y programas de cada año y lleva a cabo, bueno, decide las funciones fundamentales, esenciales en el Consejo, como ustedes saben, integrado por ocho Consejeros, un Consejero Presidente, que es el noveno, Secretario Ejecutivo, representantes de los partidos políticos y del Poder Legislativo, Consejeros también. Entonces, los partidos y los del Legislativo tienen voz, no voto, los demás tienen voz y voto, salvo el Secretario Ejecutivo que sólo tiene voz. Entonces, tenemos a la Presidencia del Consejo General, a la cual se ligan algunas unidades técnicas y después viene toda la parte ejecutiva, que se engloba en la Junta General Ejecutiva, coordinado por la Secretaría Ejecutiva; el Consejero Presidente preside, tanto el Consejo General como la Junta. Y en la Junta tenemos a las direcciones que están haciendo las labores sustantivas del proceso, concretamente la Dirección Ejecutiva de Organización Electoral es quien ve todo el tema de los materiales electorales, la logística, las boletas, las mamparas, todo esto; Prerrogativas y Partidos Políticos, las cuestiones de las ministraciones, fiscalización del gasto de los partidos, etcétera; el Servicio Profesional Electoral, es el encargado, así se llama el servicio civil de carrera; la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica, Administración y el Registro Federal de Electores; ésas son las seis direcciones que están desde el Cofipe establecidas y que llevan a cabo las funciones sustantivas. Aquí yo creo que sería un poquito ocioso detenerme, estas funciones ya ustedes las conocen bastante bien. Después tenemos las unidades técnicas. Todavía en la lámina anterior, por favor, tenemos a la Coordinación del Voto de los Mexicanos en el Extranjero, que es nueva, junto con la unidad técnica de servicios de información y documentación, son las más recientes; en el lado derecho, la de hasta arriba y la de hasta abajo, en color azul. El Secretariado, la Dirección Jurídica, UNICOM, que es todo lo encargado de sistemas; Asuntos Internacionales, Comunicación Social, Centro para el Desarrollo Democrático y después un órgano de control, la Contraloría Interna, que está hasta arriba, del lado izquierdo. Y después en el país, o sea, en los estados y en los distritos electorales están las comisiones de vigilancia, bueno, hay una nacional, hay 32 comisiones locales y 300 comisiones distritales. Y están las juntas locales y distritales, que son también 32 las juntas locales ejecutivas, 300 las distritales, a las cuales ustedes están adscritos en las juntas locales. Y después los que operan sólo en proceso electoral: consejo local, consejo distrital y mesas directivas de casilla. Éste también es fuente de confusión, a mí me costó trabajo entenderlo, pero durante el proceso electoral las juntas locales ejecutivas se transforman, las actividades del vocal ejecutivo, el pasa a ser presidente del consejo local, además de que se nombran seis consejeros electorales también locales, entonces ahí se vuelve una estructura distinta durante los meses que dura el proceso y después regresa a simplemente ser una junta local y que replica la estructura de la Junta General Ejecutiva. Eso es básicamente lo que ocurre allá. 13


En un nivel de desagregación es simplemente esto, los órganos de dirección ejecutivos y técnicos, los directivos en el color morado y los ejecutivos en el color medio olivo. A nivel federal (...) Consejeros del Poder Legislativo y representantes de partidos a nivel central o federal, con los directores ejecutivos y titulares de unidad técnica. Y esa estructura simplemente se copia hacia la parte local y después hacia la parte distrital. Al final, en las mesas de casilla, tenemos un presidente de casilla, un secretario, dos escrutadores y tres suplentes, es decir, son siete miembros por cada una de las casillas, de ahí que la necesidad de capacitación y de personal para esta elección casi asciende a 950 mil personas, es decir, un millón de personal adicional para el día de la elección es en lo que se convierte el IFE, el IFE que en lo normal de los días son alrededor de 13 mil personas, funcionarios, somos a nivel nacional. Entonces, éste es un mapa, que simplemente a mí me ha ayudado este instrumento, esta gráfica para clarificar a distintos públicos cómo es la desagregación de lo federal a lo local del IFE, porque en lo otro era lo local y lo federal, esto es toda materia federal. Las siguientes láminas tienen y son todavía más aburridas que las anteriores, tienes mucho texto, estas láminas se las voy a regalar al final. Es un extracto nada más de las principales atribuciones, tanto del Consejo General como de los órganos locales, derivado de los artículos correspondientes de la ley, que simplemente a manera de resumen, creo que finalmente resulta útil traerlos ahí con uno cuando está haciendo este tipo de funciones. El Consejo General expide los reglamentos interiores, vigila la integración y funcionamiento de los órganos del Instituto, designa funcionarios, determina topes de campaña, resuelve sobre registro de partidos, registra candidaturas y plataformas, efectúa el cómputo total y de declaración de validez de senadores y diputados, resuelve recursos de revisión, fija políticas y programas del Instituto, aprueba el proyecto de presupuesto del IFE y dicta todos los acuerdos necesarios para cumplir sus atribuciones, es decir, el órgano de dirección máximo del Instituto. Después, en la Junta General se derivan las actividades esencialmente ejecutivas, todo lo que ya se planeó, se dirigió y se fijó de cierta forma el rumbo en la parte directiva, pues la parte ejecutiva simplemente se dedica a eso, a ejecutar. En la siguiente lámina están los órganos locales, con sus atribuciones, igualmente divididos en juntas locales ejecutivas y consejos enfrente. Digamos, son una réplica de las funciones, de la naturaleza de las funciones de lo central, de lo federal, a lo local primero y a lo distrital después, como se ve en la siguiente lámina, aunque conforme nos movemos hacia los distritos, pues obviamente todas 14


estas funciones quedan mucho más acotadas, es mucho más pequeño el ámbito, tanto de entrada geográfico, poblacional de influencia que tiene, pero la naturaleza de las funciones sigue siendo similar, dividido en ejecutivo y en directivo. Y en los órganos distritales, muy importante, es donde el día de la elección ahí se hace la elección, ahí están llegando los cómputos, ahí se están resolviendo impugnaciones, ahí están llegando todas las actualizaciones y los incidentes, y el día a día y el acontecer ahí se refleja, y después permea y sube hasta oficinas centrales. Por último, antes de platicarles rapidísimo del Programa de Acompañamiento Ciudadano, un breve repaso de los libros del Cofipe. Como les comentaba, son seis libros y tienen una estructura, como cualquier ley, tiene una secuencia lógica. En primer lugar, nos habla de la integración de los poderes Legislativo y Ejecutivo, y habla de las obligaciones y derechos de los ciudadanos, formas de participación, cómo es el sistema electoral mexicano, es una derivación y muy parecido al texto que está en la Constitución, donde se define qué forma de gobierno existe en México, por qué es de esa manera, etcétera, es como la introducción al tema. En el Libro Segundo habla de los jugadores por excelencia en este juego, que son los partidos políticos, qué son los partidos políticos, cómo se pueden registrar, qué derechos, obligaciones y prerrogativas tienen, los accesos a los medios de comunicación, si se pueden hacer frentes, fusiones y coaliciones y cómo; agrupaciones políticas nacionales, qué son, ahora son el prerrequisito para hacer un partido político, cuáles son las causas de pérdida de registro, etcétera. Ahí nos habla de estos organismos políticos. Finalmente ya entra al tema del árbitro, el IFE, y es donde está toda la explicación de las características estructura, órganos desconcentrados y centrales, mesas directivas de casilla, todo este repaso así muy general que acabo de presentarles aquí. En el siguiente libro, el Cuarto, tiene los procedimientos del Registro Federal de Electores y del Servicio Profesional Electoral. Son temas amplísimos estos dos y ameritaron tener un libro para solamente esos dos temas, el servicio civil de carrera y el Registro Federal de Electores, que son el registro, por ejemplo, presupuestalmente, es el área más grande, por mucho, en oficinas centrales y también que tiene labores que nos distinguen o distinguen al IFE internacionalmente como un organismo que además de organizar elecciones, hace o produce la cédula de identificación nacional oficial –entre comillas–, porque no tenemos una cédula, como la CURP, por ejemplo, que nunca se generalizó ni se hizo de manera homogénea y todo mundo la usara, pero la credencial de elector se sigue utilizando como, la identificación oficial por excelencia. Entonces, somos un organismo que además de ser elecciones, genera una cartografía nacional de primera, envidiable hasta para las agencias de seguridad nacional y que además piden información de ella y del padrón, es el listado con datos que es, 15


obviamente, resguardado con todos los controles de seguridad, pero lo hace y lo actualiza y produce la credencial de elector. Entonces, también cuando está el debate si es mucho dinero y si la democracia cuesta mucho, estos son de los temas o de los elementos que ayudan también a la ciudadanía a matizar sus percepciones, ya sobre simplificar, porque son tareas carísimas, pero que nadie más hace. Y sí, es una función que va mucho allá de la organización de las elecciones. En otros países del mundo los organismos electorales no hacen esto, lo hace el equivalente al Ministerio del Interior, la Secretaría de Gobernación o alguna otra. El proceso electoral, que es la presentación que sigue, a cargo del licenciado Manuel López Bernal, y no voy a entrar aquí en ningún tipo de detalle, pero ése es el Libro Quinto del Cofipe, y aquí están marcadas las cuatro grandes etapas del proceso, desde los actos preparatorios, pasando por la jornada, resultado y declaración de validez y resolución de alguna controversia, en caso de que ésta existiera; ésas son, esencialmente, las cuatro fases del proceso. Y el Libro Sexto, que les comentaba, nuevo , que es del voto de los mexicanos en el extranjero, es la adecuación que se hizo en 2005 al Cofipe. La siguiente lámina es una lista de fuentes de consulta en materia electoral, a las cuales traté de ponerlas, a reserva de su mejor opinión, para que ustedes puedan tener toda la información que van a estar requiriendo. Todo esto se los voy a repartir al final. Y, finalmente, el Programa de Acompañamiento Ciudadano, de donde parte es una iniciativa de la Consejera Alejandra Latapi, he recibido el apoyo de ella para estarla promocionando en las distintas vocalías y no es inventar el agua tibia, es simplemente proveer información de manera clara, sencilla y ejecutiva y hacer labor presencial con grupos de población joven, ésa es una de las partes de este programa, además de contactos con otros grupos que hacen otras dependencias del Instituto, lo que a mí me toca es este grupo de población, y partimos de que el IFE es una de las instituciones más confiables del Estado mexicano. Después de todo lo dicho y que mucho de eso ustedes ya se lo saben, de 2000 a 2005 los promedios de confianza que saca en las encuestas el IFE son muy altos y queda, permanece en tercer lugar, sólo después del Ejército y la Iglesia Católica, que en términos de la naturaleza de esas instituciones, es decir, una castrense, otro en términos que tienen que ver con religión, el IFE es la institución civil mejor calificada, la primera de la lista, y ahí se mantiene. Entonces, ese activo es una cosa que hay que estar cuidando constantemente, reafirmando, consolidando, solidificando. Y en estudios que hemos hecho en el Centro para el Desarrollo Democrático, hemos visto, a partir de encuestas, que las variables que más impactan positivamente esta confianza son cuestiones como imparcialidad, independencia, legalidad, transparencia y eficacia en fiscalización de recursos. Cuando la ciudadanía percibe este tipo de variables o acciones en 16


sentido de estas variables o promoviendo estas cuestiones, tiende a percibir mejor al Instituto, a fortalecer, a incrementar su confianza en él. Además de esta parte, que es la confianza, hay otra, que es la percepción. El IFE es percibido como cercano a los ciudadanos por el tema de la credencial de elector y sus mensajes. Tiene un papel positivo en la vida del país, se le reconoce eso, por haber aumentado la confianza y garantizado que el voto sea efectivo. Se percibe una institución joven, se le asocia dinamismo y modernidad, pero hay poca comprensión sobre el papel que tiene en la vida política del país y su relación con otros organismos electorales, que es lo que comentaba al principio de la presentación, cuál es la diferencia con los organismos locales, cuál es la diferencia con el Tribunal, cuál es la diferencia con la Fepade, eso no es percibido; a población abierta es una confusión que existe. La encuesta más reciente, que les mencionaba, de Ipsos-Bimsa, si bien casi 100 por ciento de las personas entrevistas identifican al IFE, lo conocen, por supuesto. La calificación de confianza sigue siendo buena, sigue estando a la alza incluso, 7.20, de entre 1 y 10, pero alrededor de 78 por ciento, casi 80 de los entrevistados no sabe que el Consejo General, por ejemplo, es el órgano superior de dirección del IFE, sólo 19 por ciento sabe que la Cámara elige a los Consejeros, el 80 por ciento casi cree que también organiza las elecciones para gobernador y casi la mitad cree que los institutos estatales electorales dependen del IFE. Esos son hechos, son cifras que nos ubican, a nosotros nos han ayudado para enfocar, para canalizar y para identificar grupos multiplicadores de información y de mensajes en la ciudadanía, en los grupos empresariales, académicos, de formadores de opinión, que estamos continuamente dándoles información y ellos nos ayudan también a replicarla. Si bien tenemos la confianza sólida y creciente en el Instituto apenas en 15 años de existencia, tenemos la parte de información que reforzar. Ese es uno de los objetivos de este Programa de Acompañamiento Ciudadano. Y la última lámina, muy importante, es la actividad presencial que estamos llevando a cabo. Aquí les están repartiendo esta presentación, ojalá sea de su utilidad, y también creo que tienen algunas copias de estos boletines. Este es un boletín que ha funcionado bien, es mensual, ésa es la dirección de correo en la cual ustedes pueden acceder a él, y con esto nos estamos nosotros yendo a los distintos grupos de los que les hablaba para explicarles, bueno, la intención es poner ahí en estas notas que están en el cuerpo del boletín las actividades más importantes del mes que se realizaron en el Instituto, están ahí y están en tres niveles de información: el que se ve o se alcanza a ver en esa pantalla, que es un párrafo; después, si uno da click a cualquiera de las notas, aparecen cinco, seis, siete párrafos de explicación y después, al final, la fuente original de donde vino la información, el acuerdo del Consejo, el discurso. Entonces, esto ha resultado muy 17


útil, sobre todo para comunicadores, público especialista que necesita ese grado de detalle y además la información concentrada y de un manejo fácil. En el lado derecho hay unos cuadros. Ya ahorita, por el tiempo, voy a terminar con esto, pero estos cuadros que se alcanzar a ver ahí, del lado derecho, hay cifras, las cifras más recurrentes sobre presupuesto, sobre personal, digamos, una numeralia descriptiva del IFE, actualizada constantemente, están ahí las preguntas más recurrentes sobre el IFE, 10, 15 preguntas con respuesta muy rápida: qué es el IFE, por qué el IFE hace esto, es el que hace las cuestiones judiciales o no, o sea, pregunta y respuesta. Y están los números anteriores del boletín, ahorita ya vamos en el número cuatro, empezamos con el 00. Y también sacamos algunos avisos como express, que están hasta arriba, dice “El IFE al día”, entonces ahí hay noticias que están saliendo, no esperamos a que se acabe el mes para ponerla. Y es, en esencia, eso. Viene una pregunta que se cambia cada dos meses más o menos, una consulta, una pequeña encuesta. Y hasta arriba hay un calendario y mes a mes se va viendo en el recuadro de abajo las actividades más importantes de se mes y están resaltados los conceptos que para la ciudadanía de repente pueden resultar técnicos o un poco complejos; entonces le da click al resaltado en azul y aparece un glosario, entonces define muy rápido de qué es lo que estamos ahí hablando; el listado nominal, por ejemplo, da click y hay un párrafo de qué es listado nominal y ese tipo de cosas. Está resultado muy útil, y sobre todo por la versión que tiene para imprimir, es la que ustedes ahí impreso, justamente la que se les repartió y es lo que los vocales en los distritos nos están ayudando y las otras organizaciones que no tienen que ver con el IFE directamente, porque lo entregan directamente en la calle, lo reparten en los módulos del IFE y la población se entera de esto, porque si no, se quedaría en un ejercicio muy limitado, a nivel electrónico y para público universitario, no estaríamos cubriendo el espectro completo. Los medios, y bueno, ustedes como promotores y líderes en ese aspecto, son fundamentales y lo ponemos a su disposición. Eso es todo. -Lic. Gustavo Lomelín: Muchas gracias. Vamos a abrir, para un par de preguntas... * INICIA 10ª PARTE A ... y eso está regulado en el Reglamento de Transparencia. Cada uno de los dos procedimientos anteriores, el de quejas genéricas y quejas de fiscalización, tiene su regulación en reglamentos respectivos o en sendos reglamentos, el de quejas genéricas en el reglamento que se llama Para la 18


Tramitación de las Faltas Administrativas en Materia Electoral; pero no es que más que el Reglamento de Quejas. Y el Reglamento de Quejas de Fiscalización también está regulado en un reglamento propio, Reglamento de Quejas en materia de Fiscalización. Vamos a cerrar esta exposición con la última lámina, que es la que sigue, nada más revisando cuáles son los pasos que se siguen para resolver una queja. Pero la verdad es que son los pasos que siguen casi en cualquier procedimiento, por eso ponemos este que es el más ejemplificativo. La queja se puede presentar de oficio, es decir, cuando la autoridad electoral o los miembros del IFE, para ser concretos, perciban que hay una presunta irregularidad; entonces solicitan que se inicie el procedimiento de oficio, o a petición de parte, ya vimos que pueden ser ciudadanos o partidos. Una vez que se presenta, es importante mencionar aquí porque no está ahí apuntado, que para presentarla bastan indicios, y ésa es una parte fundamental de la justicia. Indicios quiere decir que no necesito tener la prueba plena, sino simplemente elementos informativos fundamentales; los indicios que nos lleven a poder empezar el siguiente paso, que es muy importante. Se abre una etapa de mecanismos de investigación y de audiencia. Y aquí es muy importante el papel que juegan las Juntas Locales y Distritales, porque son ellas las que realizan la investigación, las que preguntan, las que recopilan datos para mayores hechos. Por ejemplo, si hubo una reunión que se considera que estuvo prohibida, va y se pregunta en el lugar en donde se hizo la reunión, se levantan actas, etcétera, son mecanismos muy desarrollados y muy exitosos que tiene el Instituto para la investigación; y audiencia, a todos se les escucha, escuchar en el sentido amplio, es decir, a todos se les concede la oportunidad de que presenten por escrito sus alegatos. Hay un principio que rige todo esto, la exhaustividad. Por eso las resoluciones no son tan rápidas, porque lo que se ha privilegiado es exhaustivo, es decir, agotar todos los mecanismos, todos los procedimientos, todas las revisiones de pruebas y analizar con cuidado todos los alegatos. Y hasta ahí, bueno, se cierra la instrucción; y después de eso la Junta, en materia de queja genérica, dictamina, una comisión corrobora lo que se dictaminó y luego el Consejo resuelve o devuelve. Este es el mecanismo, digamos, patrón, es el mecanismo que rige a la queja genérica. La queja de fiscalización la única diferencia que tiene es que no hay dictamen de la Junta, sino que es la comisión la que dictamina, la Junta no participa. Y en materia de transparencia es el comité respectivo en materia de transparencia, y ahí ya no va a Consejo General.

19


Pero este es el más importante, porque este es el que se presenta con mayor volumen durante los procesos electorales, entre 300 y 400 quejas por proceso electoral. Este proceso electoral es sorprendente porque no se ha llegado ni a 30, quizá porque falta tiempo, pero la verdad es que ha habido pocas. Y, bueno, en la medida en que haya un apego escrupuloso a estos procedimientos y a estos pasos se generan mejores condiciones de equidad. Finalmente impartir justicia oportuna, expedita y exhaustiva es una condición adicional de equidad. Con esto terminamos la exposición, sólo diciendo, a manera de conclusión, que el tema de la equidad sigue siendo un tema de reclamo contemporáneo por parte de los partidos políticos y de los ciudadanos, que frente a este tema de equidad el IFE siempre ha tenido la disyuntiva respecto de si ser conservador e irse por lo que dice la ley, o tratar de asumir otro tipo de responsabilidad y atenderlo a través de los instrumentos que tiene; y fundamentalmente el instrumento fundamental es el del acuerdo de Consejo General, que significa establecer reglas adicionales. Esa sería la primera conclusión. La segunda conclusión: estas reglas adicionales siempre han estado cuidadosamente sustentadas, no son reglas que sólo atienden deseos, sino que mezclan la atención de las demandas con el sustento jurídico correspondiente, y dicho sustento jurídico está fundamentalmente construido a través de precedentes. La tercera conclusión, que además de las reglas adicionales, tenemos la posibilidad de ser equitativos orientando una adecuada impartición de justicia en donde participa toda la estructura del Instituto, porque la estructura del Instituto es la que se encarga de investigar de manera exhaustiva los hechos y de atender los alegatos. Y la cuarta, que finalmente somos máxima autoridad en la materia y frente a eso, y además frente a las situaciones institucionales que se viven hoy, lo menos que podemos hacer es atender los problemas relacionados con la materia electoral. Esos serían los comentarios para que continuemos. -Lic. Gustavo Lomelín: Bien, pues abriremos una sesión de preguntas. Me parece que hay algunas cosas, algunas inquietudes y algún interés en algunos de los temas que plantea el Consejero Andrade, así que iniciamos una ronda de cinco preguntas, para que el Consejero las englobe en las respuestas que dé. Así que empezamos por acá, por favor. -Pregunta: Buenas tardes. Mi nombre es Bibiana Pérez, y soy la Coordinadora de Guerrero. Yo con este tema, que me parece muy interesante, tengo dos preguntas: la primera es ¿por qué 40 días antes de la elección para lo de las reglas de neutralidad? ¿Por qué no desde el momento en que se registran los candidatos 20


para Presidencia se hace esto? Precisamente para lograr una mayor equidad, ¿no? O sea, que ninguna persona, sobre todo que tenga cargos públicos hable de determinado candidato. Y la otra, hablamos de equidad, y yo creo que esto va pegado, junto, pegado con el dinero. Entonces, por ejemplo, los partidos que ya están consolidados, de acuerdo al Cofipe, se les da una mayor cantidad de dinero; entonces, aunque haya una equidad, por ejemplo que los spots cuesten lo mismo, pues por supuesto que tienen ventaja sobre los partidos de nueva creación, entonces ellos tienen más presencia en los medios y, por lo tanto, podría decirse que podría inclinarse la balanza hacia su favor precisamente por eso. Ésas son mis dos preguntas. -Pregunta: Azucena, de Michoacán. Yo tengo varias preguntas sobre el acuerdo de neutralidad. Uno, si este acuerdo es violentado por algún servidor público, bueno, comentaba usted que hay sanciones y sería la autoridad competente. En el caso de un seguimiento periodístico, ¿podría ser prueba de que fue o es violentado este acuerdo? Dos, ¿si un servidor público, no precisamente de una jerarquía, como puede ser un gobernador o un presidente municipal, pero servidores públicos, pueden pedir permiso para asistir a un mitin? Y la otra sería, en este caso en el estado de Michoacán sucedió que, precisamente, durante el monitoreo de propaganda política encontramos una plana completa de un ayuntamiento, en este caso del Ayuntamiento de Briseñas, del distrito 04, con sede en Jiquilpan, donde el Presidente Municipal hacia este desplegado a favor de Manuel López Obrador. Y en esta inserción venía firmado por el presidente y además tenía el escudo del ayuntamiento. ¿Cuál sería el procedimiento? No ha salido todavía a la opinión pública, los partidos políticos o coaliciones no han dado cuenta, simplemente el Instituto, la Junta sabe de esto, me parece que se va turnar al Consejo General, ¿pero cuál sería el procedimiento para, que estaría violentando el acuerdo de neutralidad? Y, ¿si se caería también en un delito electoral? -Lic. Gustavo Lomelín: Juan Carlos, por favor. -Juan Carlos Hernández: Juan Carlos Hernández, de Jalisco. Hablando de equidad, el criterio de la contratación en radio y televisión, y aún en prensa escrita, ¿no se rompe con los espacios que se dan en vivo a los candidatos en radio y televisión? Y aún en prensa escrita con ciertas entrevistas, que salen planas completas, ¿cómo acotar esto? 21


Y por otra parte, complementando un poco lo de mi compañera de Guerrero, el no deber de los gobernadores en participar como promotores en pro del candidato en turno, es efímero, es incompleto las obras de gobierno en beneficio de la comunidad, se hacen con un año, cuando son obras viales grandes, con un año de anticipación de la elección, y entonces nada más sujetos a 40 días, ¿no es muy poco tiempo? Y, curiosamente, el presupuesto de los gobiernos de los estados, curiosamente, entre comillas, lo dejan al final para ejercerlo previo a cuando ellos ya van a salir, o previo a una elección. O sea, ¿ahí ya está hecha la ley, hecha la trampa o cuál es su opinión? -Lic. Gustavo Lomelín: Rosario. -Pregunta: María del Rosario, de Aguascalientes. Mi pregunta también va en el sentido de lo que es el acuerdo de neutralidad, aquí si un para partido, ciudadano, servidor público, detecta que hay por ahí algún servidor público que haya roto este acuerdo, ¿debemos entender, entonces, que una nota o varias notas periodísticas que según el Tribunal Electoral son indicio, y nosotros como un simple indicio podemos presentar una queja? Entonces debemos de entender que cualquier funcionario del IFE puede presentar la queja. Generalmente cuando el partido va ante el Consejo Local Distrital, manifiesta algo en ese sentido, siempre se le dice, o, bueno, al menos es lo que me he percatado, de que presente su queja; ¿entonces por qué los funcionarios del Instituto nos rehusamos a hacer eso? -Mtro. Virgilio Andrade: Muy bien. Bueno, son preguntas muy concretas, y en ese sentido podemos abundar en algunos temas. ¿Por qué 40 días antes y no prohibición total? Bueno, por dos razones, por varias; voy a mencionarlas poco a poco. Primera razón, los políticos en México no están dispuestos a cancelar, y me refiero a la clase política, no está dispuesta a cancelar el derecho de promoción gubernamental. Y el derecho de promoción gubernamental está en leyes aprobadas por el Congreso, y no nada más ahí, sino en los presupuestos; y, en este caso, en el decreto de presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio 2006. Si nosotros hubiésemos establecido un acuerdo antes de que se aprobara el presupuesto de egresos de la federación para 2006, y el presupuesto hubiese establecido o hubiese aprobado la partida de mil 400 millones de pesos para el Presidente de la República, además de las partidas que aprobaron los Congresos de los Estados, nuestra norma se hubiera anulado, porque nuestro acuerdo, si bien somos un órgano equivalente, nuestro acuerdo sí es inferior porque es una norma reglamentaria y no es ley. 22


Entonces, por eso no lo podíamos hacer en su totalidad, porque no existe esa disposición, y además debemos recordar que los Consejeros del Poder Legislativo son parte del Congreso General, y si bien no votan, manifiestan alguna inclinación y alguna orientación, y por ser parte del Consejo General es necesario que con ellos también se construya el acuerdo. Entonces, esa es una primera razón muy poderosa. Segunda razón, cualquier cifra es relativa, tan es así que pudimos probar en el Consejo General como a algunos se les hizo mucho y a otros se les hizo poco, ¿por qué? Porque las cifras se prestan, justamente, al debate relativo, y el debate relativo generalmente, desde un punto de vista racional, es muy explotada desde el punto de vista de los intereses particulares. Como nosotros percibimos que había intereses particulares ya definidos en términos numéricos, 30, 45, 60, 90, que fueron más o menos las cuatro cifras que estuvieron durante el proceso de construcción de esto, tomamos la decisión de hacer una sola regla para todos, y que además tuviera alguna racionalidad o alguna coincidencia con ciertos elementos, tanto de la campaña presidencial, específicamente el hecho de que significa o representa la última cuarta parte, por un lado, como por otro, el hecho de que también más o menos coincide con la obligación que tiene el gobierno federal, no los gobiernos locales, pero sí el gobierno federal, de informar al Congreso sobre el uso de los recursos, incluyendo el tiempo, no nada más el dinero, para promoción gubernamental. Entonces, lo que dominó en el criterio del Consejo General fue el criterio de establecer una sola regla para todos, la regla común; y por eso son 40 días, y por eso no se estableció antes. Aquí paso a abordar la pregunta de Juan Carlos. Lo que está limitado es la difusión, no la obra, la obra puede seguir. Y, bueno, como los gobiernos modernos, pues simplemente se podría abrir al público y ya; pero, bueno, ese es, digamos, un asunto. Ahora, sí está en la lógica racional de los gobiernos poder acercar los resultados a las elecciones, y esto no tendría ningún comentario desde una perspectiva teórica de democracia liberal, al contrario, pareciera ser un incentivo elemental de ejercicio de función de gobierno, que si se acerca la elección el gobierno se ve incentivado a trabaja; esto es lógico y es entendible y atendible desde una perspectiva teórica de democracia liberal. Pero en México aún esto no ha alcanzado esta culminación, porque sigue siendo un reclamo común y además mete ruido a las elecciones. Todos estos factores son los que deben ser tomados en cuenta para poder poner alguna regla, y por eso se estableció la regla común. Si es poco o mucho, sí, es una cuestión de apreciación; si estás de lado de la democracia liberal se te hace demasiado o se te hace hasta absurdo; si estás del otro lado, se te hace poco que sean 40 días; es lógico. 23


Y precisamente para tratar de minimizar estos debates y cumplir con el objetivo de la elección pacífica y cumplir además, o armonizar con las leyes relacionadas con el derecho a la promoción gubernamental establecimos este número de 40. El asunto relacionado con los dineros de los partidos políticos, sí, efectivamente, es absolutamente observable; nada más que ese sí, para el IFE queda fuera de nuestro alcance porque es norma constitucional la fórmula de la repartición del financiamiento público, y para los partidos de nueva creación todavía peor. Entonces es cierto que hay un, por lo menos hay una cifra diferente, vamos a llamarle así; porque los partidos de nueva creación van a recibir en total 78 millones de pesos, y las coaliciones, las dos coaliciones van a recibir más de mil millones, y el PAN va a recibir también cerca de mil millones. Entonces, ellos tres sí están en una condición de equidad, desde el punto de vista de la cantidad; los de nueva creación están en una situación diferente, pero hay un debate, bueno, ahí el IFE sí tiene pocas condiciones de generación de equilibrio porque es un modelo ya diseñado desde la constitución. Ahora, hay un debate paralelo en este tema. En otros países se considera que el nuevo partido tiene que ganarse el dinero, entonces no se les da dinero; aquí se les da mucho dinero en relación con el hecho de que son nuevos. Yo creo que es un debate que va continuar, es un debate permanente; es razonable tú punto de vista, pero ahí sí el IFE no tiene margen para poder compensar lo de un partido político, más que el hecho, la única norma es que se le trate igual en los noticieros, eso sí; y eso más o menos se ha cumplido y ayudado, porque le dan el mismo tiempo a un candidato de los tres partidos que a un candidato de los dos restantes, y eso lo podemos nosotros mismos corroborar viendo la televisión en los canales nacionales. Azucena, es una pregunta muy interesante: “¿si es violentado hay sanciones?” Habría estos procedimientos para verificar y para ponderar la sanción por parte de la autoridad competente en aquellas reglas en donde un partido político no esté directamente involucrado. Es decir, si es el voluntarismo del funcionario público, el voluntarismo tiene que ser equilibrado fundamentalmente por el Congreso, fundamentalmente; porque es el responsable de revisar y además de ponderar qué tanto se alteraron los intereses jurídicos fundamentales. Ahora, si un seguimiento periodístico es prueba. Sí, es indicio importante, y se ha seguido muchas veces. El seguimiento periodístico es lo que permite generar un indicio que pasa de ser incidental a ser sistémico, porque entiendo que si tu hablas de seguimiento, hablas de una conducta reiterada, y la reiteración es una condición para fortalecer una prueba y, por ende, para fortalecer la hipótesis de una comisión de irregularidad.

24


El servidor público inferior, muy buena pregunta. Por lo general, la verdad es que, como esto es un problema desde el punto de vista de los delitos electorales, pero también desde el punto de vista en las normas administrativas de cada gobierno, en principio, así muy en general, daría la impresión de que no está prohibido, pero la verdad es que está absolutamente, bueno, muy inhibido desde el 94 a la fecha; pocos se atreven a dar pidiendo permiso para ir, si su gobernador no lo hace. Pero, por ejemplo, si lo pidiera y no hay ninguna norma administrativa que lo impida, y penalmente no está observado, podría llegar a hacerlo, sí, sí lo podría hacer, podría asistir a un mitin, sí puede; los de alta jerarquía no porque tienen otro tipo de privilegio y de presencia pública. Ahora, desde el punto de vista de las normas administrativas no se puede desviar ningún tiempo, aún pidiendo permiso y el que da el permiso también viola la norma, entonces hay problemas administrativos que observan las contralorías correspondientes. El asunto del desplegado, si fue después del 19 de febrero es una clara violación; es delito federal si lo pago con recursos públicos, sí, sí es delito federal. Juan Carlos, muy buena pregunta de los espacios en vivo. Si se le concedió espacio en vivo a alguien que lo compró, esa misma televisora no podría negarle el espacio a otro que lo quiera comprar; entonces, esa es la única condición. No hay una relación en donde se observe desequilibrio, por lo menos desde el punto de vista del criterio entre promocionales contra programas, sino que se revisan en una misma categoría, y, en ese sentido, la contratación de un programa en cierto canal propicia que en términos de criterio de equidad electoral alguien que quiera contratar un espacio similar, en el mismo canal, le puedan conceder el derecho de hacerlo. La entrevista, interesante tema, complicado, porque en este sí ya tenemos un asunto de libertad de expresión en donde existe la participación de una contraparte. Hoy en día el asunto de las entrevistas sí es un asunto libre, es decir, si hay una reiterada presencia de un candidato muy entrevistado, tendríamos casuísticamente que hacer una construcción muy compleja como para determinar que este candidato está haciendo compras reiteradas de entrevista y, por ende, compra de espacio en prensa, y eso si pudiese llegar a ser eventualmente observado. Pero si por libre mercado se le acercan y es el candidato más atractivo, eso es condición de la propia competencia democrática y no habría ninguna forma, y probablemente ninguna razón para poder equilibrar una actuación así de lo que es las preferencias electorales. Entonces ese sería el comentario. La pregunta de Rosario, ¿cómo funciona el procedimiento oficioso? Una autoridad electoral lo que hace es presentar datos y elementos a la Junta General Ejecutiva 25


para que sea ella la que inicie, en su caso, el procedimiento; precisamente también por protección al servidor público del IFE. Entonces el IFE no inicia la queja directa, sino que presenta los elementos a la Junta para que sea la Junta la que lo inicie. ¿De qué depende iniciar o no iniciar? Eso también es muy importante. Aquí hay un asunto también de eficiencia en la administración de la justicia, tiene que haber una ponderación muy sensible de cuándo es conveniente iniciar y cuándo se trata de una situación incidental o controlable a través de otras vías; eso es muy importante, ¿por qué? Porque se pudiese caer en una situación en donde nos convertiríamos en una agencia de puros incidentes. Precisamente, como el acuerdo de neutralidad tiene muchas situaciones de carácter incidental es que se estableció esa norma por la cual el IFE se otorga el derecho de comunicarse con el servidor público, precisamente para evitar que los temas incidentales nos lleven en una inercia, en donde lo oficioso sea lo que domine. Pero en una situación más sistemática, de más reiteración, de más obviedad, el Instituto sí está obligado a iniciar procedimientos de oficio, los ha iniciado muchas veces, pero los ha iniciado ya derivados de investigaciones previos, se ha hecho, y no hay razón para no hacerlo, más que esta sensibilidad de la que tiene uno que hacerse cargo. -Lic. Gustavo Lomelín: Iniciamos una segunda y última ronda de preguntas. Les voy a pedir nada más que seamos breves en las preguntas para aprovechar mejor al Consejo, yo entiendo que hay mucha inquietud e interés en este tema, pero si somos más breves en las preguntas, creo que podemos aprovecharlo mejor. El compañero de Tabasco. -Román de la Cruz: De Tabasco, Román de la Cruz. Buenas tardes, Consejero. Más que una pregunta es un comentario sobre lo último que acaba de mencionar, que creo que bien vale la pena reafirmar que nosotros que estamos a cargo de las coordinaciones estatales de comunicación social vamos a jugar un papel muy importante en esos inicios de lo que acaba de mencionar, sobre todo para aquellos que son de nuevo ingreso en la plaza eventual, porque nosotros somos los que manejamos el monitoreo, y para efectos de respaldar una denuncia, en un momento dado, requerimos todos esos respaldos que pueden ser en papel, que pueden ser en audio o que pueden ser video. Yo, más que preocuparme por saber cómo iniciar un procedimiento, más bien ni preocupación es cómo manejar el asunto en el aspecto de medios, toda vez que somos nosotros los que tenemos que resguardar ese material y debemos tener el cuidado de mantenerlo y estar al tanto de eso; porque de repente nos ha pasado en algunas otras ocasiones que alguien presenta una denuncia sobre alguna manifestación que lesiona los intereses de algún candidato de un partido, y se nos pide algún material, que en muchas ocasiones es probable que ya no lo tengamos en la oficina. 26


Entonces, yo creo que por ahí valdría la pena reafirmar eso, sobre cómo manejar los elementos que utilizamos para el monitoreo y también cómo manejarlo, en un momento dado, entre los medios. -Juan Lunas: Juan Lunas, del Estado de Morelos. Resulta difícil vislumbrar reglas de neutralidad en un ambiente hostil, lo digo porque hoy en día, bueno desde el 7 de julio del 2003, en el Municipio de Tlanepantla, en el estado de Morelos, se vive en una atmósfera de reyerta social, hay dos bandos; entonces hay, por decirlo así, dos tipos de funcionarios, y por ende resulta complicado ver quien se niegue a suspender 40 días antes la promoción a la obra, o quien promueva el voto, si son dos tipos, ¿no? -América Martínez: América Martínez, de Oaxaca. Yo tengo dos preguntas muy breves. Una es una duda sobre el acuerdo de neutralidad, porque aquí vemos cosas que son... SIGUE 11ª PARTE

27


México, D.F., 01 de marzo de 2006.

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA SESIÓN INFORMATIVA SOBRE LA INSACULACIÓN DE FUNCIONARIOS DE CASILLA, EFECTUADO EN EL VESTÍBULO DEL EDIFICIO “B” DEL INSTITUTO.

-Lic. Alberto Petrearse: Buenos días a todos, compañeros de la prensa. Les damos las gracias por acompañarnos a esta sesión informativa sobre el tema de insaculación de funcionarios de casilla. Les voy a presentar a quienes nos acompañan. Se encuentra la Consejera Electoral Teresa González Luna; el Consejero Electoral Arturo Sánchez; y el Director de Capacitación Electoral y Educación Cívica, Hugo Concha. A continuación le voy a dar la palabra a la Consejera Teresa González, quien les va a explicar todo lo relacionado al tema de insaculación. -Mtra. Teresa González: Muy buenos días. Primero que nada, el agradecimiento de que nos acompañen este rato previo a la sesión del Consejo General. Para nosotros es muy importante poder compartir con ustedes y a través de ustedes con la sociedad, la decisión y lo que va a ocurrir en unos momentos más en el Consejo General. Vamos a iniciar con un punto que tiene que ver con el sorteo de la letra del alfabeto, con lo cual podemos realizar la segunda insaculación, y con esto se detona todo el proceso de ciudadanización del proceso electoral. Es una parte muy importante, relevante en toda la organización y en todo el mecanismo que tiene el Instituto para poder organizar y desarrollar adecuadamente el proceso electoral, particularmente la jornada del 2 de julio. La decisión sobre la letra del sorteo es como muy simbólica, tiene significados especiales, porque detona y dispara toda una serie de acciones, y de acciones colectivas y compartidas con los ciudadanos que resulten sorteados para ser funcionarios de mesa de casilla. Es decir, iniciamos un proceso electoral formalmente en el mes de octubre, arrancamos con una estrategia de capacitación y asistencia electoral, que es toda la plataforma de acción que nos permite organizar la elección y que ha sido una estrategia que para este proceso electoral hemos diseñado, instrumentado y desarrollado de manera conjunta y coordinada Organización Electoral y Capacitación Electoral.

1


Una coordinación que va desde comisiones unidas, desde las direcciones y que va permeando toda la acción del Instituto en los órganos desconcentrados, juntas locales y juntas distritales, en un trabajo muy articulado. El sorteo del día de hoy con la letra del alfabeto ya nos permitirá poder elegir por esta vía del sorteo a los ciudadanos que tendrán la gran función y la gran responsabilidad el 2 de julio de recibir y de contar los votos de los ciudadanos. Y es muy simbólica porque da cuenta de la complejidad de toda la organización electoral y una complejidad que está dada en nuestro sistema electoral por una participación y una presencia de los ciudadanos en cada uno de los pasos, en cada una de las etapas, en cada una de las acciones de proceso electoral. Iniciamos este proceso, por supuesto, con todo el equipamiento en términos de funcionarios del Instituto, en nuestras juntas distritales y locales, inmediatamente contamos ya con la designación y la integración de consejos locales; posteriormente la integración de consejos distritales; iniciamos el año ya con todo el reclutamiento de los capacitadores asistentes electorales, que son quienes nos acompañan en esta gran tarea, en este gran trabajo para poder acercarnos a los ciudadanos. Y hoy, justamente, llegamos al eslabón final del proceso, en términos de ciudadanízación, pero al eslabón principal e inicial en términos del contacto con los ciudadanos con el Instituto, con el proceso electoral, y que hace posible el ejercicio de todos los ciudadanos del derecho político electoral a votar. Es un momento creo que muy significativo para el proceso electoral. Es el momento, de verdad, como clave en la ciudadanización, absoluta, completa e integral de la ciudadanía en toda la organización, no solamente como electores, sino como organizadores en cada una de estas etapas y fases de la organización. El maestro Hugo Concha, nuestro Director Ejecutivo del área de Capacitación Electoral, nos explicará con mucho detalle en qué consiste este procedimiento en la parte técnica, pero lo importante es rescatar el significado que tiene en términos del proceso electoral y de todo el diseño que tenemos institucional para poder desarrollar con éxito, con mucho éxito, las elecciones. Recordemos que la ciudadanización de las elecciones ha sido el factor clave, la pieza fundamental que ha generado confianza, una confianza general en las elecciones, en el proceso electoral, y de ahí el significado especial que tiene la sesión del día de hoy y el sorteo de esta letra del alfabeto, que ya nos permite como desatar ya procedimientos muy claves, muy diseñados, muy preparados, muy cuidados en la estrategia de capacitación y asistencia electoral, pues para llevar a cabo y a buen término todo este trabajo, toda esta cruzada para lograr una participación ciudadana como funcionarios de mesas directivas de casillas. Los números son importantes, son impresionantes, y nos hablan de la magnitud de la tarea, de la magnitud, de verdad, de este ejército de capacitadores, de este

2


ejército de ciudadanos como funcionarios de casilla, que se moviliza a lo largo y ancho del país. Yo con esta introducción quisiera, de verdad, agradecer su participación y su presencia, con el interés de que tengan los mayores elementos informativos que permitan comprender el significado de la decisión y del sorteo que hoy se tomará en la sesión del Consejo General. Le cedo la palabra a nuestro Director Ejecutivo, al maestro Hugo Concha. -Mtro. Hugo Concha: Muy buenos días tengan todos ustedes. Yo quisiera en esta breve charla explicarles a ustedes la importancia que tiene este evento que se va a desarrollar hoy en el Consejo General, es decir, el sorteo de la letra del alfabeto, darles todos los datos, un poco exactamente en qué consiste, cuál es su fundamento legal y por qué, la verdad de las cosas, es un evento tan importante, como lo estamos intentando recalcar. Es muy importante, yo diría de manera muy general, en dos aspectos. En primer lugar, porque es la señal de que nuestro Instituto, que el Instituto Federal Electoral está listo. El día de mañana terminan los cursos de capacitación que se le da a los capacitadores, es decir, este enorme ejército de ciudadanos que se enrolan a trabajar con el Instituto a lo largo de seis meses, el día de mañana terminan ellos mismos su capacitación. Y terminando esa capacitación, con este último eslabón que el día de hoy se va a llevar a cabo en el Consejo General, en la sesión del Consejo General el sorteo d la letra del alfabeto, tenemos el otro elemento por lo cual es muy importante, es decir, empieza, arranca la etapa claramente de ciudadanización hacia la instalación, hacia la preparación de aquellos ciudadanos que van a fungir como funcionarios de casilla, es decir, los responsables que van a recibir los votos, los van a contar, van a llevar a cabo la documentación electoral, todas las actas, etcétera. Entonces, en esta gran medida, el sorteo que hoy se lleva a cabo simboliza estas dos cosas: simboliza la preparación del Instituto en esta etapa tan importante y simboliza, por supuesto que da inicio esta etapa de ciudadanización. No es la única, en alguna información de la que se está repartido ustedes pueden ver; la verdad de las cosas, nunca hay que olvidar que el proceso electoral mexicano tiene como una de sus características más importantes esta ciudadanízación. Los ciudadanos participan, en distintas instancias, desde por supuesto en los órganos máximos de dirección o de decisión, como es el propio Consejo General y los 190 consejeros locales, o los mil 800 consejeros distritales que están; 32 consejos locales, con 190 consejeros, y los mil 800 consejeros distritales que están en todo el país. Ésa es una parte muy importante. 3


Los observadores electorales es otra; los propios representantes que los partidos, como militantes nombran para estar también el día de la jornada electoral, y por supuesto la participación ciudadana el día que la gente va y emite su voto. Pero una parte fundamental es que todo esto se va a llevar a cabo entre ciudadanos. Y para poder tener a nuestros funcionarios de casilla listos el día 2 de julio, hoy empezará este ejército de capacitadores asistentes electorales, o empezará la próxima semana, en próximos días, empezarán a movilizarse gracias a estos datos que hoy el sorteo acaba de darles, para poder tocar sus puertas, notificarlos, motivarlos y eventualmente capacitarlos para que estén listos el día de la jornada. El sorteo de la letra del alfabeto, como ustedes saben, es un segundo sorteo que llevamos a cabo. Hace unos meses, en el mes de enero, en la última sesión del mes de enero se llevó a cabo otro sorteo, que fue el del mes del calendario. Déjenme explicarles en qué consisten estos sorteos, por qué es que se llevan a cabo de esta manera. Primero que nada, el sorteo de la letra del alfabeto la tenemos fundamentada en el artículo 193 inciso e) del Cofipe, ése es el que le da nacimiento y por qué tenemos que cumplir con esta obligación. “En el mes de marzo –dice a la letra la ley– el Consejo General sortea las 29 letras del alfabeto, a fin de obtener la letra a partir de la cual, con base en el apellido paterno, se seleccionarán a los ciudadanos que integran las mesas directivas de casilla”. Éste es, entonces, un primer mandamiento legal. De acuerdo con el Cofipe, y sólo ahí con el Cofipe, este sorteo nos serviría para la segunda insaculación, la segunda insaculación es la que se lleva en el mes de mayo, y es justamente la que ya va a tomar a los ciudadanos que han sido capacitados, que han cumplido, digamos, con el procedimiento de capacitación, y que el propio sistema con el cual se lleva a cabo toda la fundamentación y la preparación de ellos los considera aptos y listos, y a partir de eso se va a reducir de un primer acercamiento con siete millones de habitantes que se lleva en todo el país, se va a reducir gracias a la segunda insaculación, y gracias a esta letra vamos a llegar a nombrar a un millón y medio de gentes más o menos. Este millón y medio de gentes constituirán a los funcionarios de casilla titulares, estos serán a la hora de la elección, a la hora de la jornada, 940 mil personas, pero por supuesto también las reservas que están listas para este caso. Entonces, digamos, se reduce el contacto ciudadano con un primer acercamiento genérico, con el diez por ciento que se insacule en todos los distritos, en el mes de mayo ya tendremos listos a las personas, al gran grupo ciudadano que va a fungir como funcionarios de casilla. Entonces, en realidad, el sorteo de la letra del calendario, de acuerdo con lo que nos marca la ley, va a ser fundamental para llevar a cabo esa segunda insaculación, así lo marca la ley. Con el listado de ciudadanos aptos el sistema 4


2006 va a seleccionar, con la letra sorteada, el número de ciudadanos requeridos por sección, es decir siete por casilla. Y de manera simultánea el sistema va a tomar a los que tienen mayor escolaridad y le asigne el cargo de presidente, posteriormente el sistema asignará el cargo de secretario y así sucesivamente. Ahora, bien, ustedes me dirán: si esto es para la segunda insaculación, ¿pues por qué estamos hoy haciendo tanto ruido? ¿O por qué se celebra desde marzo si esto se va a llevar a cabo y funcionar hasta mayo? Bueno, porque además de lo que marca la ley, existe ya también un acuerdo del Consejo General en donde se aprovecha el sorteo base para la segunda insaculación para que también nos ayude como base para llevar a cabo el primer contacto ciudadano. Es decir, de conformidad con un acuerdo del Consejo General este sorteo se utiliza para notificar a los ciudadanos insaculados desde la primera etapa, respetando el mes de nacimiento y la letra del apellido. Si yo les explicara esto de manera mucho más sencilla. Cuando se tiene ya, digamos, el mes de calendario, a partir de ese mes se toma como base y en cada uno de nuestros distritos se va a insacular el diez por ciento del listado. Si tenemos un listado que va a arriba de los 70 millones de habitantes, podemos por eso estimar que estamos hablando de que vamos a tener cerca de siete millones de habitantes distribuidos ya en todo el país. Eso sería, en primer lugar, el objetivo, el público, los ciudadanos objetivo a que los capacitadores asistentes se van a dirigir a sus domicilios para notificar y darles una primera capacitación, una capacitación muy general sobre conocimiento de nuestro sistema electoral y de las instituciones que lo conforman. Digamos que en eso consiste una primera capacitación ciudadana. Sin embargo, para que esto se haga de manera óptima, para poderlo eficientizar, el Consejo General emitió un acuerdo para que este sorteo también se utilizara en esta primera ronda ciudadana, y de esta manera se va a generar un listado en orden de prelación alfabético geográfico a partir de la letra sorteada y considerando lo que está próximo al ciudadano con el cual se tiene que llegar, es el llamado orden de prelación. Se va iniciar la notificación de los ciudadanos a partir de la letra sorteada y se visitan, así se estableció para este proceso electoral, a cinco ciudadanos más que formen parte de la misma manzana o localidad, ahí es donde los utilizamos ya, desde ahora, desde esta primera insaculación, la letra del abecedario. ¿Cuál es el objetivo de todo esto? Bueno, garantizar certeza y transparencia en el procedimiento de integración de las mesas directivas de casilla, y obviamente un mecanismo de control del trabajo de campo. Esto es importante, el orden de prelación que les acabo de mencionar, para el cual se utiliza como base la letra del alfabeto, que son los cinco ciudadanos que estén más próximos para que los capacitadores asistentes no tengan que notificar a uno, irse kilómetros muy alejados de distancia a capacitar al otro, y cuando van a tener que volver a 5


regresar, es decir, para eso se utiliza, para poder, por eso decía yo, optimizar cómo van notificando y capacitando a la ciudadanía que sale sorteada; esto ha variado a través de los años. En el proceso electoral del 2000 se estableció este principio de orden de prelación por un acuerdo del Consejo General. Ya para el año 2003 el orden de prelación alfabético geográfico estableció que uno más tres ciudadanos insaculados se pudieran notificar en ese mismo momento. Y en el 2006 sucede esto que les acabo de explicar, se aprobó el orden de prelación alfabético geográfico de uno, del que se notifica en primer lugar, y los cinco que tiene próximos para incrementar esta productividad y reducir justamente los desplazamientos. Con esto, con estos sorteos damos cumplimiento a este objetivo establecido desde 1994 de contar con una doble insaculación, esto del sistema alfabético geográfico, en el año 1991, como ustedes pueden ver en ese cuadro, la insaculación era única, se llevaba sólo con un algoritmo acordado por el Consejo General. Ahí en realidad se insaculaban un total de 5.5 millones de habitantes. Para 1994, y a partir de ahí, para no estarles repitiendo, ya se lleva a cabo este procedimiento de la doble insaculación, primero se saca el mes del calendario, y en una segunda insaculación, como la que será el día de hoy con este sorteo, llevamos a cabo la letra del abecedario; ahí tienen, incluso, las letras que han salido en años sucesivos. Y la idea es que para 2006 volver a proceder de esta manera. En enero tuvimos justamente a enero como mes del calendario, hoy tendremos la letra inicial del apellido paterno que nos servirá como base, y para poder insacular en este primer acercamiento a la ciudadanía a un total de siete millones de habitantes. Entonces, creo que básicamente ése es el objetivo, eso es lo que marca la ley, eso es lo que se está buscando con este sorteo, con este evento que hoy se desarrollará en la Sesión del Consejo General. Muchísimas gracias. -Mtra. Teresa González: Le daríamos la palabra al Consejero Electoral, Arturo Sánchez, que es Presidente de la Comisión de Organización Electoral, y con quien hemos estado trabajando de manera conjunta y coordinada toda esta estrategia de capacitación y asistencia electoral. Buenos días, Arturo. -Mtro. Arturo Sánchez: Buenos días, Teresa, gracias. Buenos días a todos. A veces en los datos y en los procedimientos que tiene que seguir el IFE se nos escapa una gran cantidad de tareas y actividades que se realizan, y yo quisiera complementar la información que ustedes han recibido con algunas ideas.

6


En el panel que ustedes ven allá, donde están los muchachos vestidos así, con una camiseta gris con el emblema del IFE, con una gorra como esa, con una mochila cargando en la espalda, con una tabla especialmente diseñada con formatos específicos, van a ir a partir de la semana que entra a tocar la puerta de nuestros vecinos para capacitarlos y para pedirles que colaboren con nosotros el 2 de julio en la jornada electoral. Y son muchachos así que han sido entrenados en los últimos días, que saben lo que tiene que hacer el funcionario, que le va a decir a nuestros vecinos: ese día tienes que llegar a tal hora, vas a llevar tal información, tienes que contar los votos de esta manera, si pasa esto, vas a hacer esto, si necesitas ayuda llamas aquí, etcétera, para que en la noche del 2 de julio tengamos cerradas las actividades con éxito. Y el problema es, que como nos comentaba Teresa y como nos comentaba Hugo, estos muchachos van a visitar a siete millones de mexicanos en muy pocos días, y son siete millones de mexicanos que después van a ser sorteados para ver cuáles de ellos en efecto van a estar el 2 de julio con nosotros. Y todo este procedimiento tan complicado tiene que ver con la certeza del proceso electoral. Estos muchachos que ya están contratados por el IFE, 23 mil aproximadamente, están esperando un banderazo de salida, y el banderazo de salida lo damos hoy al sortear la letra del alfabeto con la cual ya tendremos completa la información para poder empezar a trabajar. En este sentido, yo sí quiero resaltar que todas estas actividades que preparan las direcciones de capacitación electoral, la Dirección Ejecutiva de Organización Electoral, incluso con la colaboración del Registro Federal de Electores, todas estas actividades que aterrizan el día de hoy con una decisión del Consejo General, vienen preparándose desde hace más de un año, en donde se han ido preparando los manuales de capacitación, el folleto que le vamos a dejar a cada uno de los ciudadanos en su casa, que trae las instrucciones que leímos y leímos para ver que se nos fuera nada, ningún detallito, que hubo que esperar si iba a haber coaliciones o no para instruir: bueno, el día de la jornada tú vas a tener que contar los votos de coaliciones y no nada más de partidos, etcétera. Bueno, es un trabajo que se ha ido acumulando a lo largo de los últimos años. Pero la clave es el día de hoy que finalmente todo, para que no sea directamente el IFE, sino ciudadanos capacitados por el IFE los que estarán el 2 de julio, por eso la frase insistente de Teresa: IFE ciudadano es el que va a organizar la elección el 2 de julio; y ciudadanos como esos muchachos que han sido contratados con nosotros, pero también como esos siete millones de mexicanos que van a ser capacitados, para después, el día de la jornada electoral estar solamente aquellos que sí van a estar. En cada una de las 134 mil casillas, 134 mil 300 ó 800 y feria, en cada una de ellas habrá cuatro funcionarios electorales habiendo sido capacitados y que van a 7


ser nuestros vecinos, seguramente conocidos, amigos, que los vamos a reconocer el día que vamos a ir a votar, y por eso la importancia de la ciudadanía presente en la jornada electoral. Yo creo que es tiempo de volcar la historia hacia la ciudadanía en este proceso electoral. Los partidos políticos han hecho muchas actividades, están haciendo lo suyo, que es una campaña electoral. El Instituto Federal Electoral ha hecho lo suyo en organizar todo, pero es la ciudadanía la que va a tomar las riendas del proceso y que ya está siendo incluso participante en cada uno de los consejos distritales y en cada uno de los consejos locales, en donde son ciudadanos, no funcionarios institucionales, sino ciudadanos los que están vigilando el trabajo que cada uno de estos muchachos hará, para que tengamos la certeza de que la ciudadanía sea la que controle el proceso el próximo 2 de julio. A mí me parece que es muy estimulante y emocionante cómo en un evento muy sencillo que vamos a ver dentro de un par de horas o menos, dentro de una hora y media, cuando uno de estos muchachos o una de estas muchachas saque la bolita y diga: “la letra del alfabeto es ésta”, en ese momento se está cerrando el ciclo a través del cual el IFE ciudadano volverá a organizar la elección este año. Creo que debemos felicitarnos por este detalle, es un momento simbólico, sí, pero muy importante en esta cadena de eslabón tras eslabón, para conquistar otra vez la certeza de que vamos a tener una elección limpia y transparente el próximo 2 de julio. Teresa, yo nada más quería compartir estas ideas con nuestros amigos de los medios, y creo que tenemos el equipo listo para poder ir para adelante. Una última frase. Hugo dijo hace unos minutos: estamos listos, el IFE está listo. Pues sí, estamos listos para la elección y ahora lo que falta es, en 123 días que faltan para el 2 de julio, hacer lo que nos toca hacer, preparar todos estos detalles para ir a votar ese día. Muchas gracias. -Lic. Alberto Petrearse: Muchas gracias, Consejero. Están los Consejeros a su disposición para cualquier duda, y vamos a comenzar con Rubén Rojas, de Canal 11. -Rubén Rojas, Canal 11: Nada más las precisiones un poquito en las fechas. Hoy arranca el sorteo, mañana ya los capacitadores salen a la calle. ¿Cuándo es el siguiente sorteo para eliminar, de los siete millones, los que va a ir quedando? Un poquito las fechas exactas, por favor. -Mtra. Teresa González: El día de hoy se sortea la letra del alfabeto y con eso se completan los dos elementos que nos permiten tener las dos insaculaciones y tener el dato cruzado, mes calendario, que fue el 31 de enero, hoy se sortea la 8


letra del alfabeto; el lunes, en los 300 distritos electorales del país, de manera simultánea, se realiza la primera insaculación, lunes 6 de marzo; la segunda insaculación se realiza igualmente, de manera simultánea, en los 300 distritos electorales, el 8 de mayo. Ésas son, digamos, como que las fechas que nos van marcando. Y hoy, bueno, finalmente, con este banderazo de salida, el viernes 3 de marzo los capacitadores asistentes electorales, que están trabajando en sus cursos de capacitación en los 300 distritos electorales, terminan y concluyen su propia capacitación, para poder ya con los datos de la primera insaculación del lunes, ahora sí salir a la calle a tocar la puerta de los ciudadanos, a convocarlos, a animarlos y motivarlos a participar. -Mtro. Hugo Concha: Es decir, estos son los dos sorteos, el que ya se dio en enero y ahora la letra, que sirven como base para que el sistema donde se encuentra todo el listado nominal, un sistema que además está seccionado, es decir, cada distrito tiene el listado nominal que le corresponde únicamente, el 6 de marzo el propio sistema lleva a cabo una primera insaculación, a través de la cual se tendrá al 10 por ciento de la ciudadanía. El 8 de mayo el sistema vuelve a llevar a cabo esta segunda insaculación, para reducir de esos aproximados siete millones, ya el número de funcionarios de casilla aptos y capacitados que se requerirán, que es un total, lo voy a dar exactamente, de un millón 940 mil 611, que fungirán, tal como... la insaculación, la segunda, dará un poco más, dará un millón 612 mil como capacitados y aptos, de los cuales el propio sistema dirá cuáles van a ser los funcionarios de casilla y cuáles quedan como suplentes de funcionarios de casilla, de esos serán un total de 940 mil 611. -Lic. Alberto Petrearse: José Luis Orozco, de Notimex, por favor. -José Luis Orozco, Notimex: ¿Cuáles serían los derechos, las obligaciones de esos ciudadanos que van a ser insaculados ya para formar parte del proceso, ya como funcionarios de casilla?, y ¿cuáles serían sobre todo, si me pudieran precisar, las causas o los motivos por los cuales ellos podrían no cumplir con esta obligación? ¿Cuáles serían los argumentos de salud, de trabajo, para decir que no pueden cumplir? ¿Cuál sería el procedimiento?, o ¿si es obligatorio ya una vez que sean seleccionados? -Mtro. Arturo Sánchez: Brevemente. Hay varios detalles, que seguramente mis compañeros podrían pensar, pero sí es importante tomar en cuenta lo siguiente: un ciudadano que ha sido sorteado será convocado y capacitado para cumplir una labor. Su función fundamental es el 2 de julio, a partir de las 8:00 de la mañana, estar presente en la instalación de la casilla, y si es el Presidente de la casilla, tendrá que llevar consigo el paquete electoral que le será proporcionado anteriormente, en donde tendrá todo lo que se requiere, desde la mampara en la que se votará, la mampara para votantes con alguna discapacidad, las boletas, las 9


actas, las actas para el PREP; en fin, todo la documentación, el paquete la tendría que llevar si es el presidente. Si no es el presidente y es el secretario, tendrá que estar presente a las 8:00 de la mañana para él, como secretario, llenar las actas de instalación de la casilla y empezar la votación. Los otros dos funcionarios, los escrutadores, estarán coadyuvando durante todo el día de la elección y su función fundamental será al final del día, cuando ellos realicen los cómputos correspondientes. Ustedes conocen más o menos el procedimiento de votar, el ciudadano se presenta, muestra su credencial al presidente de la casilla, el secretario revisa que el ciudadano esté inscrito en el listado nominal; se le entrega la boleta, una vez que ha sido revisado, y se pone el sello de haber votado; y al regreso de haber depositado el voto, se le marca la credencial de haber votado y se le marca el dedo pulgar derecho para dejar la huella clara de que ya votó ese ciudadano. Todas esas actividades, que las podemos resumir en estos puntos, tienen cualquier cantidad, pero cualquier cantidad de variantes, que son las que necesitamos que conozca cada funcionario de casilla para poder resolverlas, en el caso de que se presenten. Por ejemplo, el presidente de la casilla tiene autoridad suficiente para llamar a la fuerza pública en el caso de que haya un acto que esté distorsionando o impidiendo la votación. Por ejemplo, el presidente de casilla tiene autoridad para evitar que se introduzca cualquier tipo de propaganda electoral dentro de la casilla. Por ejemplo, un partido político representado ahí, que tendrá que ser acreditado por nuestros funcionarios, puede en algún momento levantar un incidente, porque no le parece cómo están ocurriendo las cosas, entonces los funcionarios tienen que tener los formatos adecuados para escribir cuál es el incidente al que se refiere un partido. En fin, todo esto forma parte de las obligaciones y de las responsabilidades de cada uno de los funcionarios que estará en ese día. Una más. Si no se presenta alguno de los ciudadanos funcionarios de casilla, habrá que nombrar al suplente, que debe estar ahí, y si no tuviere algún suplente, hay que tomar la decisión de tomar a un ciudadano de la fila para inmediatamente tomar el puesto de escrutador y hacer las funciones durante ese día. Y todas éstas son decisiones que son las que van a estar tomándose durante el día de la jornada electoral por cada uno de estos 940 mil ciudadanos que estarán presentes el día de la jornada electoral, con los suplentes correspondientes. Por eso la capacitación, por eso necesitamos que ese ciudadano sepa bien, bien qué va hacer.

10


Ahora, ¿puedo no ir? Nosotros vamos a llamarle a la ciudadanía a que asista, a que conviva con nosotros, porque esto es el gran premio que le da la sociedad a cada uno de los ciudadanos sorteados, de poder ser ellos los que coadyuvan con el proceso electoral. Pero, evidentemente hay razones que prevé el Consejo General y que prevé la propia Dirección de Capacitación que pueden excusar a un ciudadano de no ir. Hombre, simple y sencillamente hay una enfermedad y una acreditación de enfermedad de que no puede estar presente, porque el señor salió sorteado pero tiene una enfermedad que le impide levantarse de la cama, evidentemente hay la excusa correspondiente. Pero ese tipo de excusas, que seguramente nuestro Director Ejecutivo las podría describir con más precisión, ese tipo de excusas las conocemos desde antes, desde el momento en el que vamos con el ciudadano y le decimos: “oye, te tocó. Maestro, te voy a capacitar”; ahí el ciudadano puede decirnos: “oye, yo con gusto, pero tengo estas situaciones”, y entonces pasamos a capacitar a otro ciudadano, que nos permitirá tener la certeza de que estarán completas las mesas el día 2 de julio, desde las 8:00 de la mañana. Sobre las causas específicas de rechazo, creo que le daría la palabra al Director Ejecutivo. -Mtro. Hugo Concha: La estrategia de capacitación, asistencia electoral, normalmente desarrolla, es una estrategia que lo que busca es, obviamente, irse mejorando, irse perfeccionando conforme lo que se va recabando en cada proceso, y conforme a una evaluación que se lleva justamente para tener los datos muy puntuales. Entonces, para cada proceso, todo, incluido esto de las causas, siempre se perfecciona, es una estrategia que después es aprobada por el propio Consejo General. En la estrategia correspondiente de capacitación y asistencia electoral, para este proceso electoral, quedó el catálogo de causas de sustituciones. Como causas justificadas se encuentran las siguientes: Tener una doble nacionalidad, no contar con credencial para votar con fotografía, haber sido privado de sus derechos políticos, ser servidor público de confianza con mando superior, tener cargo de dirección partidista de cualquier jerarquía, no saber leer ni escribir, domicilio no localizado o fallecimiento del ciudadano. Dentro de las causas no justificadas, es decir, cuando se rechazan, tenemos cuando los ciudadanos dicen que su centro de trabajo está fuera del distrito. Estas que les voy a decir, es decir, no se justifican para que el ciudadano diga no, y lo que se tiene que hacer, entonces, es convencerlo y tratar de explicarle el por qué puede, eventualmente, ser funcionario de casilla, ser capacitado, y de qué manera puede darle la vuelta a esto que el ciudadano ve como una causa para no poder atender la obligación ciudadana. 11


Cuando dice que el centro de trabajo está fuera de su distrito, cuando dice que tiene miedo a participar, cuando da motivos escolares, cuando su negativa, bueno, simplemente una negativa a participar porque no le interesa, porque no quiere, cuando dice que tiene un viaje durante el día de la jornada electoral, o bien, por no aceptar el paquete electoral. Entonces, todas esas que son motivo en que los capacitadores asistentes no las pueden aceptar, y tienen que explicarle al ciudadano de qué manera las tiene que superar y por qué es importante que las supere. Entonces ésas son las causas. -Mtro. Arturo Sánchez: Sí, quizá completando aquí. Es importante, como se trata de un sorteo no estamos seguros, y de eso se trata, no sabemos quiénes, entonces si le toca a un funcionario público, por ejemplo, el mes sorteado fue enero y el que sigue, febrero, pues si la letra fuere “S” al final, me podría tocar a mí, entonces yo tendría que escribir un oficio de que soy funcionario del Instituto Federal Electoral, con responsabilidades específicas, que me excusara de esa responsabilidad. Si es alguien que pertenece a alguna oficina gubernamental, por principio no queremos gente en el gobierno participando en el proceso, me explico, porque la ley no lo permite. Entonces, ése tipo de detalles no los sabemos, y ese es el chiste, y habrá que analizarlo, y nuestros funcionarios, nuestros CAE´s, nosotros les llamamos CAE´s porque es la abreviatura de Capacitadores Asistentes Electorales, nuestros CAE´s son los que se encargarán de levantar toda esa información y poder dar la certeza de quienes estén el 2 de julio en las casillas son gentes que están facultadas para hacerlo. -Mtro. Hugo Concha: Las causas que les di eran las más ejemplares, hay más causas justificadas de rechazo, creo que son todas las que se agrupan, pero la lista continúa, ¿quisieran que se las acabe de leer o con eso es suficiente? Les digo las otras causas justificadas: Cuando se reside en el extranjero, cuando la vivienda a la que se acude es una vivienda deshabitada, cuando se pertenece al Ejército, la Marina, la Fuerza Área o cuerpo de seguridad pública, ser representante de un partido político para la elección federal o local, no tener permiso para ausentarse del trabajo, el embarazo o lactancia, si están en un estado muy avanzado, en la embarazo o lactancia, que por alguna razón que verdaderamente inhibe a la mujer para poder llevar a cabo estas actividades, estar al cuidado de un familiar que lo requiere, tener una incapacidad de tipo temporal o total, por supuesto. Hay un catálogo de capacidades diferentes también, para gente que cuenta con algún tipo de discapacidad, incapacidad mental, ser funcionario del órgano

12


electoral federal o estatal, eso se especifica; ser candidato para elección federal o local, o bien, haber resultado insaculado en la elección local. -Mtra. Teresa González: A mí me gustaría retomar la parte de fondo inicial de la pregunta respecto a las responsabilidades del funcionario de casilla. Y yo diría que es clave. La responsabilidad en las manos de los funcionarios de casilla da la posibilidad de disponer de las condiciones para que otros ciudadanos puedan ejercer tranquila y plenamente su derecho político electoral a elegir a nuestros gobernantes. Me parece que la responsabilidad es inmensa, es de gran envergadura, porque es con una participación ciudadana de quien resulte sorteado el hacer posible que otros ciudadanos puedan ejercer su derecho al sufragio y puedan acudir a las urnas de manera pacífica, tranquila, interesados, y sobre todo con la seguridad de que serán, desde luego, bien recibidos, pero sobre todo muy bien contados sus votos. La responsabilidad es enorme, es una responsabilidad compartida, y es una responsabilidad que finalmente sí tiene todo un conjunto de procedimientos, de elementos que requieren la capacitación y la competencia, en términos de habilidades, de aptitudes y de conocimientos por parte del funcionario, pero es una responsabilidad que definitivamente va a acompañada de un honor y de un privilegio de poder hacer posible a otros que ejerzan sus derechos ciudadanos. -Lic. Alberto Petrearse: Adolfo Sánchez Venegas, por favor. -Mtro. Hugo Concha: Perdón, antes de que inicie el Consejo General, con el módulo que se está montando, cuando se recogen las mesas, entre otras cosas, se van a poner aquí ejemplares de los materiales que se entregan a los funcionarios de casilla, que se entregan a los propios capacitadores. Porque, simplemente enfatizando o subrayando algo que decía el Consejero Arturo Sánchez hace unos minutos, es decir, el trabajo para poder llegar a cada etapa, pues hay normalmente mucho trabajo previo. Uno muy importante, y creo que tan importante como la capacitación a los propios capacitadores y eventualmente a la ciudadanía, es el contar con los materiales necesarios que complementan, ayudan, o a veces hasta sustituyen la capacitación cuando éste por distintos motivos no redondea todos los temas. Los materiales, eso sí, que son de muchos tipos, manuales muy diversos, a los funcionarios de casilla se les da un rotafolio, una pequeña cartillita, a cada uno se les especifica muy bien cuáles son todas las responsabilidades que tendrán que cumplir el día de la jornada electoral, etcétera. Todos estos materiales son igual o, diría yo, hasta más importantes, y son materiales que se preparan para cada proceso electoral, no es que simplemente ahí reeditamos el Manual de Funcionario de Casilla, no, porque la propia elección va tomando características distintas, el tipo de público también varía, la evaluación 13


y la propia experiencia de cómo se llevó a cabo la capacitación normalmente trae cambios, tratando siempre de mejorarla. Entonces, todos esos materiales, para cada proceso electoral, se vuelven a trabajar y, por supuesto, van siendo aprobados por las instancias del Instituto correspondientes, en este caso por las Comisiones Unidas de Capacitación y Organización Electoral. Entonces todos estos materiales se los enseñaremos en unos minutos más, pero además van a estar algunos a disposición de ustedes en el módulo que se va a montar aquí en el vestíbulo. -Lic. Alberto Petrearse: Tenemos la Sesión Extraordinaria del Consejo General, dos preguntas nada más. Adolfo Sánchez Venegas, del periódico La Crónica. -Adolfo Sánchez Venegas: Buenos días, Consejeros. Tres preguntas, la primera: ¿hay alguna sanción para que el ciudadano que se niegue rotundamente a participar en el proceso electoral, argumentando que no cree en el proceso electoral, no cree en los partidos y por la corrupción que hay dentro de los partidos, y demás? Esa primera pregunta. La segunda, recientemente acaba de aprobar el Congreso levantar la ley seca, ¿cómo podría afectar esto el día de la jornada electoral? Y la tercera sería, ¿cuáles son esos dos procedimientos para ir reduciendo el número de insaculados, de los siete millones bajar hasta un millón? ¿Qué elementos se tocan para ir reduciendo todo ese número de ciudadanos? -Mtra. Teresa González: Son tres preguntas, yo tomo la primera y nos vamos así, me parece que podría quedar. Respecto a si hay alguna sanción para aquel ciudadano que se niegue o que rechace la invitación a esta convocatoria a participar, no existe como tal en la ley. Aquí, a lo que se apela es a la responsabilidad, a la convicción democrática y al papel del ciudadano que tiene derechos, pero que también tenemos responsabilidades, pero que no necesariamente tiene que ir esta responsabilidad u obligación acompañada de una sanción. Es decir, es la gran oportunidad también para poder trabajar en este contacto de motivación, de capacitación, de educación cívica con el ciudadano a la hora de invitarlo a hacer esta relación entre derechos y obligaciones, y en relación a las obligaciones y deberes a apelar a que no se requiere de una sanción, de un castigo para que, como ciudadanos, cumplamos con estos derechos y obligaciones que tenemos por nuestra calidad de ciudadanos. -Mtro. Arturo Sánchez: La pregunta es, si la ley seca podría afectarnos. Evidentemente, haya o no haya ley seca, presentarse en estado de ebriedad es 14


una causal de incumplimiento de las responsabilidades. Nosotros, como dice la Consejera González Luna, apelamos a la responsabilidad de los mexicanos en todos sentidos, y es esa responsabilidad acompañada por este tipo de situaciones lo que nos permite construir, y nos ha permitido construir, el proceso electoral en casos anteriores. El día de la jornada electoral, entonces, de acuerdo con la nueva norma, va a poderse beber, pero eso no quiere decir que se va a poder votar en estado de ebriedad, y esa es una responsabilidad que el presidente de la casilla tendrá que supervisar permanentemente. Ahora, antes la ley seca, podríamos decir, garantizaba que hubiera algún elemento que prohibía al ciudadano beber durante ese día, pero no quiere decir que la gente no bebiera. Entonces, yo creo que en este caso no nos afectará, y simple y sencillamente nuestros funcionarios estarán capacitados para tomar las medidas conducentes en el caso de que una situación incómoda se presente durante la jornada electoral. Se trata de buscar la participación, y la participación tiene que ir de la mano de un convencimiento de la validad del voto. Otra de las tareas de nuestros CAE´s en toda la República será ir vendiendo la imagen del Instituto, y en la parte de atrás de su camiseta, porque no tenemos una parte de la espalda, en la parte de atrás de la camiseta nuestro CAE, que va a ir caminando por las calles, dice textualmente: “este 2 de julio, con tu voto vive la democracia”. Es decir, vamos a tener 26 mil ciudadanos con esta camiseta, caminando por toda la República, mandando el mensaje: “somos el IFE, necesitamos tu voto”. Y es esa la responsabilidad a las que estamos llamando. Póntela. -Mtro. Hugo Concha: La parte más técnica de la pregunta, en relación de cómo se pasa de los siete al millón, para tener finalmente a los funcionarios de casilla, esto, hay que dar una breve explicación. Toda la estrategia de capacitación, desde que se inicia, desde que se emite una convocatoria para aquellos interesados que quieren ser contratados como capacitadores, desde ese momento empieza a funcionar uno de los sistemas informáticos, yo diría, más sofisticados y más importantes del Instituto; hay muchos sistemas que van apoyando todas las tareas, pero éste es el llamado ELEC, el sistema ELEC-2006, se va actualizando. En el sistema ELEC-2006, en un primer momento, cuando se trata del periodo de contratación, selección y evaluación de los candidatos para ser capacitadores asistentes y supervisores, los vocales distritales de capacitación electoral, con los capturistas que les ayudan, va a ir capturando toda la información. Ustedes tienen en las hojitas que se les entregó, donde vean lo de capacitación, tenemos muchos datos, de la escolaridad, de todos los que solicitaron, de todos los que presentaron examen, de todos los que fueron entrevistados; toda esa 15


información la tenemos, gracias a que todos los vocales tienen la obligación de cada paso ir llenando esa información, y el sistema va rescatando todo. Igualmente, el sistema entra en una nueva fase, cuando ya contratados los capacitadores asistentes y supervisores, empezamos a trabajar con la ciudadanía. Todos los datos de la ciudadanía, a la cual se notifica, se motiva, se capacita, y lo que la ciudadanía también responde cuando presenta causas justificadas o no para rechazar toda esa información, se va metiendo también al sistema. Y, entonces, el sistema está muy cargado con una serie de datos, lo cual ayuda para que cuando se lleve a cabo la segunda insaculación, el sistema mismo es el que va tomando los que no tiene causa de rechazo, es decir, los que fueron capacitados debidamente, también se toma el grado de escolaridad para los funcionarios de casilla, y el sistema busca y saca, por un sistema aleatorio, todos los que cumplen con los requisitos, baja el número que se requiere para ser funcionarios de casilla. Entonces, hay un sistema informático, que es el que lleva realmente a cabo estas insaculaciones aleatorias para contar con los números específicos que se requieren. Obviamente, con todos los datos que los propios capacitadores asistentes han ido subiendo al sistema respecto a las causas que pudieran en un momento dado impedir que un ciudadano fuera un buen ciudadano de casilla. -Lic. Alberto Petrearse: Con esta pregunta terminamos. Maricamen Peña, de Ovaciones, por favor. -Maricarmen Peña, Ovaciones: Dos dudas. Yo quisiera saber cómo es el proceso para seleccionar quién será presidente, escrutadores, secretarios. Y dos, ¿qué tan cierto es que en algunos estados de la República se les paga a los que son funcionarios de casilla? Se han dado algunos casos, no sé si sea cierto; en estados como Guerrero, que he sí he visto quejas. -Mtro. Hugo Concha: Respecto a lo de si se paga a los funcionarios de casilla, no, de ninguna forma. Esto es un derecho y una obligación, tal como lo marca la propia Constitución; es y así debe de empezar a verse, si es que no se ha visto en otros ejercicios, es verdaderamente y debe considerarse un honor y un privilegio ciudadano. La ciudadanía tiene por concepto, por definición, el pertenecer y participar en una comunidad. No hay nada más importante, creo yo, en un sistema democrático, que el poder participar justamente de ese proceso, y creo que así es como el mensaje tiene que empezar a llegar a la ciudadanía.

16


No es cualquier cosa, hay que estar, éstas son las calcomanías que se reparten, hay que estar orgullosos verdaderamente de ser elegidos, hay que estar orgullosos de pertenecer a esta selección nacional de funcionarios de casilla. No se les paga nada, es un cargo honorífico. En todo caso, el día de la jornada electoral el Instituto provee a cada uno de los funcionarios, ya que están ahí toda la jornada, todo el día, una pequeña ministración consistente en 200 pesos, para que puedan comer, para sus alimentos. Pero, digamos, es un apoyo para que lleven a cabo sus tareas, de ninguna manera es esto un pago. El propio sistema ELEC cuando lleva a cabo esa segunda insaculación no sólo ya reduce el número, sino que además ya asigna a los ciudadanos, con los datos que se tiene, aleatoriamente, de acuerdo al grado de escolaridad. Entonces, en cada una de las casillas se elige primero aleatoriamente, pero de los elegidos, de acuerdo con el grado de escolaridad, el de más alto será el presidente, el segundo el secretario y los otros dos los escrutadores. Primero es aleatorio, porque tendría que ser así, y sobre ésos, se va con el grado de escolaridad. -Maricarmen Peña, Ovaciones: ..de plano no se cuente con alta escolaridad y que se vea en aprietos el IFE. -Mtro. Hugo Concha: Vamos a suponer un caso en donde todos estuvieran igual en grado de escolaridad, siempre habrá alguno, pero que todos estuvieran igual, entonces simplemente sería una cuestión de tipo aleatorio; y, obviamente, a base de la letra del alfabeto, que ésa es la base a partir de la cual se lleva a cabo la insaculación. -Mtro. Arturo Sánchez: Es importante que estos mismos muchachos no nada más integran las casillas, sino que el día de la jornada electoral están trabajando todos los días, ellos conocen a los funcionarios, ellos saben dónde viven, ellos buscan que estén, los van a buscar, informan al Consejo General de todo lo que está pasando y durante la jornada electoral. Así que si se presentaran situaciones complejas, ellos están atentos, bien capacitados para poder resolverlas. Estos señores son los que nos van a informar, por ahí de las 11:00 de la mañana del día 2 de julio, que ya se instalaron las casillas y en dónde no se hayan instalado, las razones por qué, para que nosotros podamos actuar. Y esto es todos los preparativos que estamos haciendo para resolver cualquier eventualidad. Me gustó mucho la frase de esta calcomanía a pegar en la casa de la gente: “Soy de la selección nacional, soy funcionario de casilla”. Acuérdense que vamos a tener la elección en pleno mundial de fútbol. Gracias. 17


-Mtra. Teresa González: Para terminar, agradecer su participación. Estará aquí montado, con estas mamparas, los materiales, folletos, es decir, buena parte de todo el instrumental didáctico y educativo que va acompañando la capacitación de nuestros capacitadores asistentes electorales y la capacitación en términos de competencias de los funcionarios de casilla. La invitación para todos es, ahora sí que nos pongamos la gorra y que nos pongamos la camiseta del IFE. Ésta es la invitación amplia para todos los ciudadanos, para ustedes, y los esperamos ver en un rato más en el Consejo General. Muchísimas gracias por su atención. -Lic. Alberto Petrearse: Muchas gracias, y les agradecemos su asistencia. ---o0o---

18


México, D.F., 07 de marzo de 2006.

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LAS PALABRAS DEL SR. SHAWN SPENCER, PRESIDENTE LA ASOCIACIÓN DE PROGRAMADORES DE TELEVISIÓN-AMÉRICA LATINA, DURANTE LA FIRMA DEL CONVENIO DE TRANSPARENCIA ENTRE EL IFE Y LA TAP EN MATERIA DE CONTRATACIÓN DE PUBLICIDAD. EFECTUADA HOY EN EL VESTÍBULO DEL EDIFICIO “B” DEL INSTITUTO.

Buenas tardes a todos. Es un gran honor estar aquí con ustedes, con el doctor Ugalde y Albo. Mi nombre es Shawn Spencer, soy el Presidente de TAP Latinoamérica, que es una asociación que representa a los mayores programadores de televisión por asignatura; representamos siete compañías, que son Discovery, ESPN, MTV, HBO, FOX, MGM y ESPN, y los 40 canales que distribuyen en América Latina, toda. Este es un paso muy trascendente para nuestra asociación, es un proceso de acercamiento y trabajo conjunto con las autoridades mexicanas. Este trabajo se inició aproximadamente cinco años y se concretó inicialmente con un convenio que firmamos con las autoridades mexicanas de contenido de televisión, que son la Dirección de Radio, Televisión y Cinematografía, la Secretaría de Gobernación, la Comisión Federal de Protección de Riesgo Sanitario y Profeco. Y este convenio permitió una más efectiva aplicación del marco legal mexicano, a través de los canales de nuestros miembros. Y estoy muy contento al decir que usamos este modelo de relación con el gobierno que tenemos aquí en México en toda la región de América Latina, que es muy importante esta relación que tenemos. Nos sentimos honrados y orgullosos de dar este paso con el IFE, para apoyar un proceso electoral lo más transparente posible, para el beneficio de la sociedad mexicana y colaborar con uno de los sistemas electorales más avanzados y progresivos en el mundo. Es básicamente eso. Muchas gracias a todos ustedes,

---o0o---


México, D.F., 06 de marzo de 2006. VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LAS PALABRAS DE LA CONSEJERA ELECTORAL, MTRA TERESA GONZÁLEZ LUNA CORVERA, DURANTE LA CEREMONIA DE CLAUSURA DEL CURSO DE CAPACITACIÓN ELECTORAL, EFECTUADA EL PASADO VIERNES 3 DE MARZO, EN EL PUERTO DE ACAPULCO, GRO.

Muchas gracias, muy buenas tardes. Realmente me parece un evento (...) Hoy bajamos de la planeación, incluso de la abstracción, a la concreción del proceso electoral. Estamos aquí presentes, representativamente no solamente en Guerrero, sino casi como evento de todo el país que está en esto, (...) en cada uno de los distritos electorales, este momento que le llamamos cierre del curso de capacitación, pero se trata solamente del cierre de la primera etapa, porque ahora sí se que abre toda la acción, una acción conjunta y colectiva a lo largo y ancho del país. Me parece que es un evento muy significativo. Estamos aquí presentes funcionarios electorales integrantes de las juntas distritales, de la Junta Local del estado de Guerrero, de la rama del servicio profesional, de la rama administrativa; consejeros, consejeros distritales, consejeros locales; están ustedes, la cara central, la cara amiga, la cara siempre presente con los ciudadanos; y están también otros actores que participan en toda la organización del proceso electoral, instituciones aliadas como la Universidad Americana, que hoy nos recibe aquí en Guerrero, en donde es importante también su participación para llevar a cabo y a buen término esta campaña; están presentes medios de comunicación. Entonces, me parece muy representativo y significativo este evento de cierre de un curso de capacitación; de un curso de capacitación que tiene elementos, sí, muy procedimentales, muy técnicos, pero sobre todo muy educativos y de sentido del trabajo y de una acción colectiva compartida, pero que da el banderazo de salida al reloj electoral, ahora sí en una constancia y en una precisión realmente impresionante. Me da gusto por eso participar en este evento con ustedes. Creo que hay un gran reto y que tenemos la oportunidad todos estamos aquí presentes, aquí, pero también en todo el país, de algo muy importante: todos los que estamos aquí contribuimos de alguna manera, con cuestiones muy específicas, a algo que me parece que no es menor: a que otros, que los otros ciudadanos puedan contar con las condiciones de seguridad, de certeza, de confianza para ejercer un derecho ciudadano fundamental, que es el derecho a elegir nuestros gobernantes. La tarea no es menor, la oportunidad que tenemos, de verdad, de contribuir y de participar (...) desde el espacio, desde el tiempo, desde la función y responsabilidad que nos toca fungir (...), pero compartimos un objetivo y una meta común, y de esa manera

1


ponemos nuestro granito de arena a la consolidación de la democracia de este orden político, pero también socialmente, que como sociedad nos queremos dar, y contribuimos de esta manera muy exclusiva y determinante a la vida democrática del país. Bienvenidos al Instituto Federal Electoral, todos estamos en casa, y una casa de manera como muy clara (...) a la sociedad, para poder tener el 2 de julio una jornada electoral ejemplar, limpia, transparente, pero sobre todo participativa. Somos funcionarios del Instituto, somos consejeros, somos capacitadores asistentes electorales, pero principalmente somos también ciudadanos y compartimos esa (...) con toda la población mexicana, con hombres y mujeres mayores de 18 años, y tenemos en nuestras manos poner las condiciones, las mejores condiciones para que todos podamos participar. Además de capacitadores electorales (...) de su ciudadanía, todos los presentes, tenemos la gran responsabilidad, pero sobre todo la gran capacidad y oportunidad para que también (...) promotores del voto y promotores de una participación ciudadana, informada, interesada en la vida pública y en los proyectos y las aspiraciones colectivas. Muchas gracias. ---o0o---

2


México, D.F., 06 de marzo de 2006. VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA TOMA DE PROTESTA DURANTE LA CLAUSURA DEL CURSO DE CAPACITACIÓN ELECTORAL, EFECTUADA EL PASADO VIERNES 3 DE MARZO, EN EL PUERTO DE ACAPULCO, GRO.

-Mtra. Teresa González: Nos ponemos de pie, creo que lo amerita la ocasión, para tener todos una toma de protesta, que yo diría que en esta formalidad de las tomas de protesta, sobre todo hacemos pública nuestra responsabilidad, público nuestro compromiso. Y creo que también podemos hacer un pacto entre todos los que estamos presentes, como parte del Instituto Federal Electoral, pero también los actores que acompañan al Instituto Federal Electoral, a otras instituciones, (...) educativa, autoridades, actores de la sociedad civil, medios de comunicación con un papel fundamental, y aquí hacemos creo que todos (...) ocasión para que los que estamos de este lado de renovar también nuestro pacto, nuestro compromiso con las elecciones, que es un compromiso con el país y con todos los ciudadanos. -Dr. Luis Carlos Ugalde: ¿Protestan desempeñar los cargos de supervisor y capacitador asistente electoral durante el proceso electoral 2006, con legalidad, transparencia y profesionalismo, por el bien de la democracia en México? Voces a coro: ¡Sí protesto! -Dr. Luis Carlos Ugalde: Bienvenidos y que sea por el bien de México. Muchas gracias. ---o0o---


México, D.F., 24 de marzo de 2006.

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA PARTICIPACIÓN DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL IFE, DR. LUIS CARLOS UGALDE, DURANTE LA 69 CONVENCIÓN BANCARIA, EFECTUADA HOY EN EL PUERTO DE ACAPULCO, GRO.

Muy buenos días. Quiero agradecer a la Asociación de Bancos de México, a su Presidente, Marcos Martínez, la oportunidad de poder estar con ustedes el día de hoy cuando estamos, justamente el día de hoy, a 100 días de la Jornada Electoral del 2 de julio. Y cuando hay símbolos, como el que se cumplan hoy 100 días para llegar a la jornada electoral, me parece muy pertinente poder reflexionar con todos ustedes sobre la plena certeza que deben de tener todos los mexicanos y el gremio aquí reunido de que el IFE será nuevamente garante de estabilidad, de legalidad y de transparencia. A lo largo de los próximos minutos argumentaré y les mostraré algunos datos para que ustedes puedan salir de esta conversación con plena confianza de que lo que suceda el 2 de julio será exclusivamente resultado de la voluntad de los votantes. El trabajo del IFE es dar certeza sobre los procedimientos para que haya confianza en los resultados, y esa es la tarea de nosotros en el IFE, y la tarea de ustedes y de los votantes mexicanos es elegir al Presidente que consideren que puede guiar el destino del país. Quisiera iniciar haciendo una pequeña reflexión justamente sobre este tema. La democracia electoral es básicamente un procedimiento para elegir gobernantes, una serie de medidas que explicaré más tarde para elegir gobernantes. Las consecuencias de esa democracia electoral tienen que ver con la orientación de la política pública, tienen que ver con la eficacia de los gobiernos que los votantes deciden elegir y, finalmente, las consecuencias de la democracia electoral tienen que ver con el bienestar de la población. Pero el IFE tiene su función exclusivamente alrededor del primer aspecto que son los procedimientos para elegir gobernantes y es tarea de los votantes decidir a quién eligen.

1


Por eso el día de hoy yo me quiero concentrar justamente en platicar con ustedes cuáles son esos procedimientos que lleva para garantizar elecciones confiables, y permítanme argumentar por qué el IFE hoy es a nivel mundial un modelo de exportación, es una de las instituciones más apreciadas en el ámbito mundial. El IFE se ha convertido en los próximos 15 años de ser una institución vigilada a ser una de las instituciones que asiste a muchos países del mundo a observar elecciones; el IFE se ha convertido hoy en un capacitador de más de 25 países en todo el mundo para vigilar elecciones; la Organización de las Naciones Unidas solicita de manera recurrente que el IFE aplique su modelo de realización de elecciones a otros países, para que pueda ser implementado, y por eso quiero decirles que el IFE es hoy una institución de clase mundial, respetada y confiable en casi todo el mundo. El día de hoy México cuenta con un padrón electoral sólido. Tenemos un padrón que tiene aproximadamente 72 millones de ciudadanos registrados, tenemos uno de los padrones con más cobertura en todo el mundo, 96 por ciento de los ciudadanos mexicanos, 96 por ciento está registrado en nuestro padrón electoral, lo cual nos da una enorme base para poder lograr que prácticamente todos los mexicanos voten. Quiero decirles que con respecto al año 2000, tenemos hoy 13 millones más de votantes registrados que ejercerán su voto por primera vez el próximo 2 de julio. Estamos en marcha en un proceso de verificación y actualización para que en las próximas semanas, todos los partidos políticos puedan contar con certeza de que el padrón electoral que servirá para el 2 de julio es un padrón electoral confiable, con una enorme cobertura y con una enorme confianza para todos los mexicanos. Tenemos también en marcha en este momento ya la fabricación de materiales electorales y la impresión de documentos electorales de alta seguridad. Para que puedan ustedes vislumbrar la magnitud del esfuerzo logístico que hace el IFE, el día de la elección tendremos que llevar 402 mil urnas a cerca de 134 mil sitios donde estarán las casillas electorales. Estamos imprimiendo ya a la fecha 221 millones de boletas electorales. Las boletas electorales, como todos los materiales electorales del IFE, son materiales a prueba de cualquier intento de falsificación. Por ponerles un ejemplo: la boleta electoral en la cual ustedes elegirán al Presidente de la República está impresa en un papel de seguridad, tiene marca de agua, tiene fibras ópticas visibles y ocultas, tiene sellos de agua, tiene caracteres invertidos, tiene imágenes latentes, de tal forma que es un documento –la boleta electoral– infalsificable y que lo que busca es justamente dar certeza a cada votante.

2


Las mamparas, los canceles, la tinta indeleble, la cual usarán ustedes para poder marcar su dedo pulgar, son muchas de las características de estos materiales y documentos que el IFE produce con la más alta calidad para que haya imposibilidad de falsificación. Quiero decirles que además de eso, el IFE ya trabaja en la instalación de las mesas directivas de casilla. El próximo 2 de julio abriremos 134 mil casillas en todo el país. El modelo mexicano, a diferencia de muchos modelos en el mundo, lleva la casilla electoral cerca del votante. Hay otros países, y puedo citar muchos ejemplos, donde el votante se tiene que trasladar al lugar de la votación, trasladándose a distancias grandes para poder votar. Estuve en diciembre pasado en la elección chilena, recuerdo muy claramente y en los estadios de fútbol, por ejemplo, se instalan centros de votación con 300 mesas receptoras de voto. Quiere decir que la gente tiene que trasladarse de puntos distantes de la ciudad a ir a votar. En México, y ustedes lo saben muy bien, se trasladan algunas cuadras, manzanas de su domicilio y encuentran siempre un casilla electoral que tiene en promedio 750 votantes registrados. El modelo mexicano, justamente para poder garantizar plena imparcialidad, recurre a los ciudadanos para que sean quienes funjan como funcionarios de estas 134 mil casillas. A diferencia de otros países, donde se hace una convocatoria y se le paga al ciudadano que se registra para ser funcionario, en México tenemos un sistema complejo que me gustaría reseñar brevemente. Hace un mes el IFE sorteó un mes del año, salió sorteado el mes de enero. Posteriormente sorteamos una letra y salió la letra W, nos gustaría darle la vuelta para que fuera M, pero es letra W, y con base en estas dos variables, el IFE insaculó, sorteo de nuestro padrón electoral a siete millones de mexicanos. Esos siete millones de mexicanos, siete millones, y probablemente alguno que está aquí seguramente habrá salido sorteado, y lo invito a que reciba al capacitador del IFE para que sea funcionario de casilla; esos siete millones de mexicanos serán visitados de aquí al 30 de abril para notificarles personalmente en su domicilio que han sido seleccionados como posibles funcionarios de casilla. Al día de hoy, a las 10:00 de la mañana, ya habíamos notificado en su domicilio a un millón 258 mil 625 ciudadanos mexicanos, y seguiremos para que en unas semanas más hayamos concluido con esta lista de siete millones de mexicanos. Estos siete millones de mexicanos son notificados, son capacitados, se hace una nueva insaculación o sorteo en el mes de mayo, de tal forma que el día 2 de julio, 3


950 mil ciudadanos mexicanos acudan a abrir las 134 mil casillas, siendo un sorteo con dos variables, la letra y el mes del año, una capacitación en domicilio extensa, se garantiza que los funcionarios que contarán sus votos sean ciudadanos plenamente imparciales, y créanme que este ejercicio logístico que hace el IFE en México no tiene paralelo en otra democracia que yo haya visitado en el mundo y ha dado plena certeza en los últimos años. Además de estas medidas, que son las medidas más importantes para organizar la elección el 2 de julio, quiero decirles que a lo largo de los últimos meses y años, el IFE tiene como un propósito central poder fomentar la equidad y la transparencia, no solamente se trata de que los votos se cuenten bien, lo cual el IFE hace, sino nada más se trata que las condiciones de la competencia previa a la jornada electoral, se ven en condiciones de equidad y transparencia. Déjenme decirles que uno de los aspectos centrales de preocupación de la sociedad mexicana y del IFE es la transparencia en las finanzas de los partidos políticos. En México contamos con un sistema cuantioso de financiamiento a partidos políticos y nos parece en el IFE que un asunto medular es garantizar que esos recursos se gasten de manera legal. Por eso el IFE, es la primera ocasión --y quiero decirlo muy bien-- está fiscalizando lo que fueron los procesos internos de selección de candidatos, conocidos coloquialmente como precampañas. Ustedes saben que alrededor del tema de las precampañas ha habido una enorme preocupación legítima de qué sucede ahí, y para el IFE es muy importante que hubiese rendición de cuentas. Por primera vez los partidos políticos nos entregaron informes de lo que sus precandidatos gastaron en esos procesos internos de selección. La semana pasada, por ejemplo, el IFE emitió un dictamen y una resolución sobre los dos primeros informes recibidos que fueron los del Partido Acción Nacional y el Partido Revolucionario Institucional, se emitió un dictamen, se detectaron irregularidades y se emitieron sanciones sobre los partidos. En las próximas semanas, emitiremos dictámenes y resoluciones sobre el resto de los partidos, y eso nos está permitiendo conocer qué sucedió en esos procesos internos de los partidos políticos. Quiero decirles también que por primera vez el IFE exige a los partidos políticos que nos den cortes parciales de sus gastos durante las campañas. Como en todo proceso de auditoría, en el pasado al IFE se le entregaban los informes, meses después de que había concluido la campaña electoral, y el IFE emitía un dictamen 4


y una resolución definitiva sobre esa auditoria al año siguiente a que había concluido la campaña presidencial. Eso evidentemente resta oportunidad, y lo que el IFE quiere hacer por primera ocasión es informar a la sociedad de los gastos realizados por los partidos durante las campañas. Quiere decir esto que en las próximas semanas el IFE dará a conocer el primer corte parcial de lo que los partidos han gastado hasta el mes de marzo, posteriormente lo haremos hasta el mes de mayo, y posteriormente lo haremos en el mes de julio, además de dar un dictamen final una vez que hayan concluido las campañas electorales. En este aspecto, es muy importante decirles que para el IFE es fundamental poder registrar con mucha precisión lo que se está gastando en medios de comunicación. Los registros del IFE tienen que en promedio, se gasta más del 60 por ciento de los gastos en campañas en medios de comunicación. Y por eso, para poder tener una auditoria verificable, el IFE está llevando a cabo un monitoreo exhaustivo de los spots transmitidos por partidos políticos en medios de comunicación. Estamos haciéndolo en 35 plazas del país; estamos cubriendo el 95 por ciento de la audiencia del país. La empresa que está realizando este monitoreo grabará más de un millón 200 mil horas a lo largo de toda la campaña, lo cual quiere decir que cada spot transmitido, cada imagen sobrepuesta en imágenes de televisión a favor de un partido político es registrado por el Instituto Federal Electoral; y como seguramente lo habrán visto, cada mes el IFE está publicando a la opinión pública cuántos spots han sido transmitidos por cada uno de los partidos y de los candidatos en contienda, de tal forma que el IFE tengan plena certeza de lo que está ocurriendo en anuncios publicitarios en televisión. En adición a la transparencia, el otro tema muy importante, el de la equidad, y aquí quisiera hablarles de algunas medidas. En el mes de diciembre, después de que había habido un proceso prolongado de precampañas, cuya definición por cierto es una decisión compleja, desde el punto de vista conceptual y legal, el IFE determinó que era tiempo de poner una pausa; y en esa medida, establecimos un Acuerdo, que se conoció coloquialmente como “tregua navideña”, que permitió que entre el 11 de diciembre y el 19 de enero no hubiera un sólo acto público de proselitismo, que fue –quiero decirles-plenamente respetado por todos los candidatos, y creo que dio además un respiro saludable en la opinión pública. Asimismo, el IFE considera que dadas las condiciones de desarrollo político del país, es importante que haya una actitud neutral de los servidores públicos. Básicamente para el IFE es muy importante que en el caso del Presidente de la 5


República, de los gobernadores, de todas las entidades y de los presidentes municipales se mantenga una distancia saludable frente a las campañas de los candidatos. Para el IFE es muy importante que se mantenga un vínculo directo entre los candidatos y los votantes, y en ocasiones la interferencia de servidores públicos de alta investidura, puede contaminar el debate y dar pie a acusaciones de que esa interferencia podría estar menguando la equidad de la contienda, y por eso el IFE emitió un Acuerdo, solicitando básicamente tres cosas: Primero, que estas personas, titulares de los poderes ejecutivos del país, no asistieran a ningún mitin público de sus candidatos de lunes a viernes. Segundo, que a partir del 22 de mayo, es decir, 40 días antes de la Jornada Electoral, se suspenda cualquier publicidad oficial de difusión de obra pública. La obra pública se puede seguir ejecutando, pero lo que el IFE pide es que no se difunda, porque ahí puede haber una confusión entre mensajes de gobierno y mensajes de partido, y ha sido esto un tema de debate en los últimos 15 años de todos los partidos, pidiendo que haya una suspensión; y en esta ocasión, por primera vez, se tratará de 40 días. Y finalmente el IFE solicita a los titulares de los ejecutivos evitar expresiones de apoyo expreso a favor de candidatos o partidos. Finalmente, quiero decirles que el IFE también está llevando a cabo un monitoreo exhaustivo de todos los noticiarios de radio y televisión del país por petición de los propios partidos, donde el IFE analiza la duración por cobertura, los recursos técnicos empleados, la evaluación como positiva neutra o negativa de las noticias transmitidas, y quiero decirles que, en general, en las próximas semanas se publicará: “Se observa que cada vez más hay un trato balanceado por parte de los medios de comunicación con respecto a las campañas presidenciales” Por estas características anteriores, quiero decirles que nuevamente el IFE garantizará certeza en los resultados de la elección. Hoy el IFE es la institución más vigilada y transparente que hay en el país. El Consejo General, donde se toman las decisiones, están sentados los partidos políticos, están sentados representantes de la Cámara de Senadores y de la Cámara de Diputados. Cada decisión que toman los Consejeros del IFE tiene que ser avalada en el Pleno del Consejo General. Tenemos una Contraloría Interna; tenemos un auditor independiente externo que vigila el gasto que realiza el Instituto Federal Electoral.

6


Desde el año pasado firmamos un Convenio con Transparencia Mexicana, quien ha venido tomando nota de cada una de las decisiones administrativas y presupuestales del IFE, para garantizar que cada peso que gastemos para organizar la elección esté plenamente justificado y sea legal, y Transparencia Mexicana nos ha venido acompañando. Cada decisión de nosotros es impugnable ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Somos vigilados por la auditoria Superior de la Federación. En ocasiones el Congreso mexicano solicita información adicional al IFE, y se da. Todas nuestras sesiones son públicas, todas las sesiones de comisiones, pueden tener información los ciudadanos. De tal forma que la mejor garantía de la legalidad del IFE es que estamos plenamente vigilados por todos los ciudadanos, por los medios y por los partidos. En adición a eso, el IFE desde 1994 ha implementado una campaña ambiciosa de observación electoral, tanto de nacionales como de extranjeros; sin embargo, quiero decirles que ha medida que hay más confianza en el IFE, hay menos interés por venir a nuestras elecciones. Por ejemplo, en 1994 hubo 81 mil observadores electorales, tanto nacionales como extranjeros. Para el año 2000 se registraron 38 mil 400; para el año 2003 solamente asistieron 12 mil 700 observadores electorales; y en este año al IFE le parece importante tratar de estimular que vengan muchos observadores. Quiero platicarles una anécdota: hace un mes estuve en Bruselas de visita a la Unión Europea, para hacer una invitación formal para que miembros de la Unión Europea pudieran asistir como observadores en la elección mexicana. La respuesta fue de sorpresa, y lo que me decía Ferrer, la Comisionada de Exteriores de la Unión Europea, era que no comprendía por qué el IFE iba a invitar a observación electoral, que para ellos era innecesario venir a México, que de hecho no estaba presupuestado la elección mexicana en su plan anual, y que sería muy difícil para ellos poder justificar venir a México, porque para ellos el IFE era una de las instituciones más acreditadas en el mundo, y que ellos iban al Congo, a Haití, a Rusia, a Ucrania, pero que México era un caso que no entendía por qué la invitaban. Yo le expuse que en la medida en que el procedimiento de la organización sea más vigilado, da más certeza a todos, y en ese sentido tomó nota y consideró evaluar la invitación, pero quiero decirles que, como una buena noticia, fue recibida la invitación con enorme sorpresa, y la aceptación será, ojalá, positiva, pero ya no es México tema de conversación en los círculos electorales de todo el mundo. Sin embargo, estamos haciendo un esfuerzo, porque en la medida en que más gente dé plena certificación de lo que está haciendo el IFE, creo que eso solamente contribuirá a la confianza de todos. 7


Finalmente, un aspecto muy importante de la confianza en los resultados, tiene que ver con la capacidad del IFE para dar a conocer lo que pasa el día de la elección con respecto a los votos. Quiero decirles que el IFE ha desarrollado dos sistemas muy importantes, que quisiera platicarles brevemente. El primero es el Programa de Resultados Electorales Preliminares, que se conoce como PREP, que básicamente consiste en que a medida que va cerrando cada casilla electoral a partir de las 06:00 de la tarde, en la casilla electoral donde están los ciudadanos, que son funcionarios de casilla, donde están los representantes de los partidos políticos, se hace el cómputo de la elección para Presidente de la República. En ese momento se firma el Acta de escrutinio, la firman los Partidos, la firman los funcionarios de la casilla; y esa Acta se traslada a la oficina distrital del Instituto Federal Electoral, se transmite de manera inmediata a las oficinas centrales del IFE, y es subida en tiempo real a la página de Internet del IFE. Quiero decir que a medida que va cerrando cada casilla, ustedes pueden ir consultando desde su domicilio el resultado a nivel casilla por casilla de las 134 mil casillas. A partir de las 06:30 ó 07:00 de la noche y por las siguientes horas, y al siguiente día ustedes irán viendo la evolución del conteo de los votos a nivel casilla electoral. Si hubiera alguna duda de donde ustedes votaron, ustedes pueden ir personalmente a la casilla, y afuera de la casilla se publica el resultado en una hoja grande Partido por Partido. Ustedes pueden verificar que ese resultado es el mismo que aparece en Internet. Todos los Partidos tienen acceso a esa información. Y esto ha sido un aspecto muy importante para dar confianza a la elección. El segundo aspecto que quiero comentar con ustedes es el conteo rápido que hace el IFE. El conteo rápido básicamente lo que pretende es poder dar una proyección estadísticamente confiable la misma noche de la elección, alrededor de las 11:00 de la noche de qué candidato obtuvo más votos para la elección presidencial. En esta ocasión, tenemos un comité de cinco científicos mexicanos del más alto nivel, que están diseñando la muestra y los modelos científicos para poder hacer una proyección, de tal forma que ustedes y todos los mexicanos puedan ir a dormir con certeza la noche del 2 de julio. Será una muestra de más de siete mil 500 casillas electorales, que permite un margen de error de más-menos 0.5 puntos porcentuales --como ustedes saben, la mayoría de las encuestas tienen márgenes de error de más-menos 3.5 puntos porcentuales--, lo cual quiere decir que si la diferencia entre el primero y el segundo lugar es mayor a un punto 8


porcentual de diferencia, el IFE estará en posibilidades de dar con plena certeza estadística el nombre del ganador de la elección presidencial la noche del 2 de julio. Si esta diferencia fuera menor a un punto porcentual, el IFE lo dirá de manera transparente que los resultados no permiten hacer conclusiones estadísticas, pero el miércoles siguiente, dos días después, el IFE da a conocer el cómputo oficial de la elección del 2 de julio. Por lo tanto, quiero garantizarles y darles plena certeza de que la ejecución de los trabajos logísticos, operativos, informáticos que el IFE tiene que organizar, van en tiempo, van en forma y contarán nuevamente con los más altos estándares; de tal forma que se garantice plena certeza la noche del 2 de julio. Por lo anterior, me gustaría concluir diciendo que el IFE está listo y que ha llegado la hora de los ciudadanos, ¿por qué ha llegado la hora de los ciudadanos? Porque en mi opinión, el éxito de la elección debe radicar en la participación ciudadana y en la expresión de lo que quieren los votantes mexicanos. Eso requiere, en mi opinión, respeto y debate de calidad por parte de los candidatos a la Presidencia de la República. Es responsabilidad de los candidatos a la Presidencia de la República promover respeto en la contienda y un debate de calidad. Esa es responsabilidad de los Candidatos y de los partidos políticos en contienda. La responsabilidad del IFE es establecer las condiciones materiales para que hablen los votantes con su voto, pero es responsabilidad de los candidatos poder promover que la gente exprese lo que necesita; y por eso me parece muy importante que haya propuestas de política pública, propuestas que ataquen las preocupaciones de la sociedad. Creo que en los últimos meses y años, el debate público ha estado en ocasiones muy concentrado en la vida de los partidos, en sus procesos internos; y creo que ha llegado la hora de que volteemos a ver lo que la gente necesita en los temas fundamentales que la gente está demandando. Y por eso me parece muy importante que a 100 días de la elección Presidencial, que son justamente hoy 100 días, los candidatos puedan enfocar sus esfuerzos a promover respeto, debate de calidad, propuestas para la gente; de tal forma que podamos lograr el efecto central de una democracia electoral, que es que la gente hable a través de su voto y asistan a votar el 2 de julio. El éxito de la elección del 2 de julio debe radicar en la participación ciudadana al margen de quien resulte ganador, y por eso para el IFE es muy importante 9


establecer las condiciones materiales, y que los candidatos puedan dialogar con los votantes para que se expresen el 2 de julio. Concluyo diciendo dos ideas. Las Reglas de Oro de la Democracia Electoral en cualquier parte del mundo, creo yo, se basan en dos argumentos centrales: el primero es la certeza en los procedimientos. La democracia electoral es un asunto de procedimientos, y esa es la tarea que se le encomienda al IFE y que he procurado demostrar con ustedes el día de hoy, que en ese sentido no deben tener duda de que habrá plena certeza en los procedimientos. Sí, todo mundo coincide que hay certeza en los procedimientos, luego entonces debe haber plena confianza y acatamiento de los resultados de la elección, porque esos resultados serán exclusivamente manifestación de lo que la gente quiere. Y esa responsabilidad, así como la responsabilidad de la certeza es obligación del IFE, la responsabilidad de la confianza y del acatamiento de resultados, es una responsabilidad compartida por los candidatos, por los partidos, por los votantes, por los medios de comunicación, por los empresarios, por el sector financiero y, en general, por la sociedad mexicana. Yo quiero decirles que esta oportunidad de platicar con ustedes es muy significativa. Quiero transmitirles plena certeza de que la Elección del 2 de julio será nuevamente una oportunidad para garantizar la estabilidad del país, y además para brindar la oportunidad para que la sociedad mexicana se exprese. Les agradezco mucho. Muchas gracias. ---o0o---

10


México, D.F., 06 de marzo de 2006.

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LAS PALABRAS DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL IFE, DR. LUIS CARLOS UGALDE, DURANTE LA XXVII REUNIÓN ORDINARIA DE LA CONFERENCIA NACIONAL DE GOBERNADORES (CONAGO), EFECTUADA EN LA CIUDAD DE GUANAJUATO, GTO.

Me da mucho gusto estar con ustedes esta mañana para compartir las motivaciones que llevaron al Consejo General del IFE para emitir criterios de neutralidad que permitan elecciones en un marco de mayor libertad y transparencia. Quiero señalar que la CONAGO en los últimos meses ha tenido diversas posiciones que contribuyen a generar un clima favorable para el proceso electoral 2005-2006. En el Acuerdo por la Civilidad Democrática suscrito en Oaxaca en agosto pasado, por ejemplo, todos ustedes se comprometieron a impedir el uso de recursos y programas públicos a favor de cualquier partido político o campaña electoral. En esa ocasión los gobernadores del país se comprometieron de manera voluntaria y democrática a redoblar esfuerzos para que se detengan acciones de condicionamiento de los programas sociales por el voto, especialmente en las zonas marginadas, urbanas y rurales. Quiero decir que en el mismo sentido, en la última reunión de noviembre pasado, en Torreón, Coahuila, firmaron gobernadores de todo el país el Pronunciamiento por la Civilidad Democrática. En ese documento se comprometen a llevar a cabo campañas de difusión para que los servidores públicos conozcan cuáles son las conductas que pueden dar pie a sanciones por violar las disposiciones legales aplicables en materia electoral. El IFE reconoce a los gobernadores del país por asumir una actitud de corresponsabilidad frente al proceso electoral del país. La actitud que todos ustedes han mostrado favorece la celebración de elecciones transparentes y equitativas, en las que todos los mexicanos puedan emitir su voto con plena libertad. Asimismo, quiero destacar que el propio Presidente de la República ha expresado en diversas ocasiones su disposición para poder contribuir con elecciones plenamente equitativas. Es en este sentido y con base en las expresiones voluntarias de los titulares de los poderes ejecutivos del país que han expresado en diversas ocasiones, el IFE ha emitido el pasado 19 de febrero un acuerdo de neutralidad política dirigido al Presidente de la República, los gobernadores de los estados, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, los presidentes municipales y los jefes delegacionales del Distrito Federal.

1


Como el IFE lo ha dicho en otras ocasiones, hemos avanzado de manera muy significativa para contar hoy con elecciones legales y transparentes. Tenemos hoy en el país uno de los sistemas de organización electoral más sofisticados y más confiables a nivel mundial. Sin embargo, persisten preocupaciones en diversos ámbitos de la vida del país para poder contribuir a generar condiciones de mayor equidad durante la contienda electoral. Hoy en México los procesos electorales son plenamente legales y transparentes, pero hay un reto, que debemos contribuir todos para garantizar que las condiciones previas al día de la jornada electoral reúnan características de la mayor equidad posible. Como ustedes saben, las leyes mexicanas, en particular el Código Penal y el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales ya establecen con claridad algunas restricciones a los servidores públicos de todos los niveles en el ámbito nacional, que incluye básicamente la prohibición para obligar a subordinados a apoyar políticamente a algún partido, que prohíbe el condicionamiento de la prestación de servidores públicos, que prohíbe destinar fondos públicos a actividades proselitistas, y que prohíbe usar el tiempo laborable para actividades de partido. Estas restricciones ya están en ley, y como ustedes saben, cualquier violación a eso puede dar lugar a un delito penal, que es perseguido por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales. Sin embargo, en los últimos años, como resultado de diversas impugnaciones que se han hecho en elecciones locales, diversos criterios de sentencias emitidos por los tribunales electorales y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, han establecido algunos precedentes, cuyo mayor importancia radica en colocar el principio de equidad como un principio de interés general, que está más arriba que los derechos de expresión y de asociación de la que gozan los servidores públicos, Y el propio Tribunal Electoral y la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación han establecido en diversas sentencias que en aras de proteger el principio de equidad los derechos de expresión y de asociación política de la que gozan los servidores públicos pueden ser acotados en beneficio de un interés superior. Con base en estos criterios, es con base en la voluntad democrática que ustedes han expresado, que el IFE ha establecido estos criterios, cuyo propósito es generar mayor certeza en el proceso electoral. Como ustedes saben, muchos de estos criterios establecidos por el IFE ya han sido establecidos en ocasiones anteriores. Por ejemplo, desde 1994 el IFE ha hecho exhortos para que en un periodo previo a la jornada electoral se suspenda la difusión de obra pública. En muchas entidades que ustedes gobiernan esta prohibición ya existe a nivel de ley, y lo que el IFE hace hoy es retomar esa costumbre de generar una tregua en la difusión de obra pública por 40 días.

2


Asimismo, en estos criterios se establece que ningún gobierno de ningún poder del Estado mexicano deberá promocionar el voto. En el año 2003 ya se generó una controversia alrededor de las acciones de promoción del voto o si la promoción del voto puede generar cierta confusión sobre quien promueve el voto y cualquier vinculación implícita que pudiese existir entre el gobierno que promueve el voto y el partido de ese gobierno, y por lo tanto, me parece importante evitar esas confusiones y darle esa atribución de manera exclusiva al Instituto Federal Electoral. En estos criterios también se establece que no puede haber participación en días laborables por parte de los titulares de los poderes ejecutivos y se establece evitar expresiones de apoyo, propaganda a favor de partidos políticos o candidatos. Quiero comentar que este acuerdo tiene sustentos de carácter jurisdiccional, de carácter legal, pero particularmente se podría decir, señores y señora gobernadores, que la principal fortaleza de este acuerdo radica en la de corresponsabilidad. Por eso me da mucho gusto estar sentado con todos los gobernadores del país, porque conociendo que ya han expresado de manera voluntaria su disposición a contribuir con un ambiente de equidad para el proceso electoral. estoy seguro que el proceso electoral federal contará con esa corresponsabilidad de los gobernadores del país. Ahí radica, diría yo, la principal fortaleza de este acuerdo, y en la medida en que los gobernadores del país asuman de manera voluntaria y con plena convicción democrática estos criterios de neutralidad, creo que contribuiremos con la certeza de las elecciones, creo que contribuiremos a la equidad de la contienda, creo que permitiremos que haya un diálogo más directo entre votantes y candidatos, y creo que a la larga esto es la mejor contribución que podremos hacer. Por lo tanto, y además quiero comentarles que este acuerdo para la neutralidad tiene como fin y destinatario último a los votantes mexicanos. Los partidos políticos nacionales han expresado ya su disposición a contribuir, si bien contó con la suscripción por parte de todos los partidos políticos nacionales, y creo, en suma, que el propósito central es cuidar el proceso electoral. Por todo lo anterior, agradezco su atención y manifiesto el reconocimiento del IFE al compromiso que han expresado los gobernadores con el proceso y con la equidad misma. Muchas gracias. ---o0o---

3


México, D.F., 28 de marzo de 2006.

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LAS PALABRAS DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL IFE, DR. LUIS CARLOS UGALDE, DURANTE LA FIRMA DEL CONVENIO DE COLABORACIÓN ENTRE EL IFE Y EL INSTITUTO DE TECNOLÓGICO DE ESTUDIOS SUPERIORES DE MONTERREY (ITESM) CAMPUS CIUDAD DE MÉXICO, EFECTUADA HOY EN EL VESTÍBULO DEL EDIFICIO “B” DEL INSTITUTO.

Doctor Carlos González Negrete, Rector del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey en la zona Metropolitana de la Ciudad de México; señoras y señores Consejeros Electorales; distinguidos invitados, académicos y estudiantes del Tecnológico de Monterrey: Nos da mucho gusto recibirlos en el IFE, que es su casa, para firmar este convenio de colaboración muy relevante entre el Instituto o entre los dos institutos. Gracias al compromiso y generosidad del TEC de Monterrey, el IFE podrá disponer de las instalaciones del Campus Ciudad de México para el conteo de los votos de los mexicanos en el extranjero sin costo alguno para el IFE. Como ustedes saben, el próximo 2 de julio, por primera vez en la historia de nuestro país, los mexicanos residentes en el extranjero votarán para elegir al Presidente de la República. Según lo estipula el Código Electoral, el IFE deberá realizar el escrutinio y cómputo de los votos recibidos de los mexicanos en el extranjero en un local único el día de la jornada electoral. Ese local único en el que se contarán los votos enviados desde más de 80 países, será el TEC de Monterrey, Campus Ciudad de México. Más de mil ciudadanos insaculados serán funcionarios de casilla y abrirán los sobres enviados por los mexicanos en el extranjero y computarán los votos, en presencia de representantes de los partidos políticos, observadores electorales y visitantes internacionales, de ahí la importancia de este convenio. Gracias al compromiso y generosidad del TEC de Monterrey, plantel Ciudad de México, el IFE podrá disponer de sus instalaciones para el conteo de los votos. Para ese fin, las instalaciones del TEC de Monterrey son propicias, pues el Campus Ciudad de México cuenta con los espacios e infraestructura necesarios para solventar todos los requerimientos necesarios para las actividades el día del conteo de votos el 2 de julio.

1


El local cuenta con salones, auditorios, centros de cómputo, estacionamiento y comedores, mismos que podrán ser aprovechados desde el 17 de junio y hasta el 5 de julio por el Instituto Federal Electoral. El IFE, en coordinación con el TEC determinará las actividades que podrían desarrollar los alumnos de esta prestigiada institución académica el día de la jornada electoral. Además, la cercanía de este campo con el IFE permite reducir los tiempos y costos asociados al traslado de personas, paquetes el día de la jornada, además de que será en beneficio de los medios de comunicación, que podrán trasladarse entre ambas instalaciones con mayor facilidad. Señoras y señores: La suscripción de este convenio el día de hoy permitirá que el proceso de escrutinio y de cómputo de votos enviados desde el extranjero tenga lugar con los mismos niveles de seguridad y confianza con que se llevarán a cabo todas las actividades el día de la jornada electoral. Los ciudadanos, los medios, los partidos políticos, los observadores electorales y los visitantes extranjeros podrán constatar la certeza y la transparencia de las elecciones del 2 de julio. No me resta sino agradecer, nuevamente, a todas las autoridades del Tecnológico de Monterrey por su generosidad y por su espíritu de colaboración en beneficio de la democracia de nuestro país. Muchísimas gracias. ---o0o---

2


México, D. F., a 07 de marzo de 2006. VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LAS PALABRAS DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL IFE, DR. LUIS CARLOS UGALDE, EN LA FIRMA DE CONVENIO DE TRANSPARENCIA ENTRE EL IFE Y LA ASOCIACIÓN DE PROGRAMADORES DE TELEVISIÓN-AMÉRICA LATINA (TAP) EN MATERIA DE CONTRATACIÓN DE PUBLICIDAD, EFECTUADA EN LAS INSTALACIONES DEL INSTITUTO FEDERAL ELECTORAL. -Dr. Luis Carlos Ugalde: Muy buenas tardes. Señor Shawn Spencer; miembros de la Asociación de Programadores de Televisión-América Latina; colegas Consejeros; funcionarios del Instituto: Éste constituye un paso adicional que da el IFE a fin de poder elevar la transparencia y la rendición de cuentas de cara a la elección de este año. Como todos sabemos, el gasto que los partidos políticos realizan en promocionales de radio y televisión han sido uno de los elementos fundamentales en los últimos años, y, por lo tanto, para el IFE poder contar con la colaboración y la suscripción voluntaria de este acuerdo, por parte de esta asociación, es una medida central, en la medida en que los partidos crecientemente usan la televisión abierta y la televisión con cable para desplegar sus campañas de promoción. Por eso, el convenio que se suscribe hoy simplemente viene a reforzar el proceso de la revisión de gastos. Quiero resaltar que el día de hoy se suscribe un convenio que permitirá a la autoridad electoral contar, por ejemplo, con copia de los contratos de servicios firmados con los partidos políticos nacionales, copia de las facturas definitivas, copia de las notas de crédito o cargo, reposiciones de promocionales, hojas membretadas o estados de cuenta, entre otros. Esta información se entregará al Instituto de manera parcial durante los próximos meses, y con ello la autoridad electoral y los ciudadanos contaremos con más información acerca de cuánto están gastando los candidatos en propaganda, en televisión de paga, antes de la jornada electoral. Este mecanismo de colaboración contribuye a reforzar las condiciones de legalidad, de equidad y de transparencia del proceso electoral. Quiero simplemente resaltar que en esta ruta el IFE ha sido sumamente consistente en los últimos meses en ir por medidas que contribuyan a reforzar la transparencia de la elección. Se aprobó un Reglamento de Fiscalización el año pasado, se han establecido los monitoreos para supervisar los gastos en publicidad política de los partidos, se dará a conocer próximamente el primer corte del monitoreo de noticiarios, y se han realizado diversos convenios con la industria de la radio y la televisión, y ahora con la Industria de Televisión por Cable.

1


En suma, el IFE está dando pasos a nivel reglamentario mediante alianzas estratégicas para aumentar la transparencia y la rendición de cuentas. Le agradezco al señor Shawn Spencer, y a todos los miembros de la asociación su disposición para contribuir con la transparencia de las elecciones en México. Muchísimas gracias, y muy buenas tardes. ---o0o---

2


México, D.F., 06 de marzo de 2006. VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LAS PALABRAS DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL IFE, DR. LUIS CARLOS UGALDE, DURANTE LA CEREMONIA DE CLAUSURA DEL CURSO DE CAPACITACIÓN ELECTORAL, EFECTUADA EL PASADO VIERNES 3 DE MARZO, EN EL PUERTO DE ACAPULCO, GRO.

Muy buenas tardes. Se trata de una ocasión muy simbólica poder dar el banderazo de salida a este grupo tan distinguido de mexicanas y mexicanos, de ustedes que nuestros capacitadores asistentes y supervisores electorales en los distritos de Guerrero. Yo diría que realmente se trata de un evento en el cual participaremos de manera directa, cara a cara, para dar el banderazo de salida, porque a partir de la próxima semana, el jueves, ustedes iniciarán una tarea, que es una tarea titánica, es una tarea de heroísmo, es una tarea llena de adversidades, cuando empiecen la primera parte de la notificación. Cuando se habla de la ciudadanízación de las elecciones en México, hablamos – yo diría– de tres aspectos fundamentales: el primero tiene que ver con el asunto de que los ciudadanos son los que hacen la democracia de este país, son los ciudadanos quienes votando el 2 de julio hablarán a través de las urnas y serán quienes decidan los que gobiernen (...); y esa parte medular de que la gente vaya a votar es un asunto fundamental de la llamada ciudadanízación de la democracia mexicana. La segunda, en la cual ustedes juegan un papel fundamental, es en lo que México las elecciones son organizadas por ciudadanos, con el apoyo del IFE, pero son los ciudadanos los que 2 de julio operarán 134 mil casillas en todo el país. Para poder lograr que casi un millón de mexicanos, una movilización pocas veces vista en cualquier país del mundo, para que esa movilización ciudadana se dé, ustedes, nuestros capacitadores asistentes electorales, los supervisores electorales juegan un papel central Les toca a ustedes la labor de persuadir, de convencer, de acceder a zonas complejas, de enfrentar la apatía ciudadana que en ocasiones sucede en todo el país; de llegar a zonas de riesgo por diversas razones, de enfrentarse a los perros y de muchas otras circunstancias. Yo tuve la ocasión (...) no estaba en el IFE cuando lo hice, de hacer una evaluación global de (...) de capacitación, recuerdo muy (...) cuáles son las principales adversidades a las que se enfrentan. Primero, las condiciones, que en ocasiones podían no ser las mejores, en cuanto a la cobertura del seguro, en cuanto a los gastos de viáticos, en cuanto a los horarios de trabajo; segundo, en ocasiones se requiere un mayor reconocimiento a su labor.

1


Sé que aquí en Guerrero aproximadamente un 25 por ciento de ustedes ha sido ya capacitador en el pasado, (...) una enorme experiencia; algunos de ustedes ya lo han sido saben perfectamente (...). Son ustedes y lo serán en las próximas semanas, héroes y heroínas anónimas, y serán anónimas porque accesarán a las zonas que les correspondan, (...) la dificultad de poder (...) notificar, capacitar en condiciones (...). Por eso quiero reiterar que gran parte del éxito de la elección del próximo 2 de julio recae en ustedes; y recae en ustedes el sábado y el domingo a las 6:00 de la tarde, a las 6:00 de la mañana (...) Necesitamos de ustedes, necesitamos de su entrega, de su pasión, de su convicción para (...) participen en este ejercicio democrático. Creemos firmemente que una de las cosas que han (...) imparcialidad y la confianza en las elecciones mexicanas, es el mecanismo que (...) que esa fórmula, que (...) digo no existe paralelo en ningún país del mundo, requiere evidentemente de la entrega por varias semanas (...) para llevar a cabo esta tarea. El IFE cree en ustedes, necesita de ustedes, sabemos que van a hacer un gran trabajo por el bien del país entero, por el bien de ustedes, y el IFE está (...) y el IFE está (...) ---o0o---

2


México, D.F., 22 de marzo de 2006.

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LAS PALABRAS DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL IFE, DR. LUIS CARLOS UGALDE, DURANTE LA INAUGURACIÓN DEL SEMINARIO INTERNACIONAL SOBRE INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA: EXPERIENCIAS ELECTORALES COMPARTIDAS, EFECTUADA EN LAS INSTALACIONES DEL INSTITUTO.

Muchísimas gracias. Muy buenos días. Gracias a todos los invitados que nos acompañan. Les agradecemos mucho que nos visiten, en algunos casos de lugares tan distantes, pero estoy seguro que tan cercanos porque compartimos un mismo espíritu para llevar a cabo la democracia, como el mecanismo para que la gente tome decisiones. Gracias a todos ustedes. Quiero simplemente resaltar el esfuerzo de muchas organizaciones para llevar a cabo este evento. Quiero también comentarles que esta idea surgió hace mucho tiempo, en la cual participó nuestro amigo Jesús Orozco Henríquez, que aquí está como uno de los autores intelectuales; el Consejero Arturo Sánchez; nuestro invitado Lawrence Whitehead, que también está aquí. Y fue una idea que se fue construyendo a lo largo del tiempo y que hoy, gracias al esfuerzo de muchas instituciones, se viene y se concreta aquí, en la Ciudad de México. Lo que estamos discutiendo es la institucionalidad en contextos de alta competitividad. Y por institucionalidad claramente a lo que se refiere uno es a la existencia de reglas claras, de reglas conocidas; de sanciones esperadas frente a infracciones a la ley; de instancias para dirimir controversias durante las contiendas electorales, entre otros mecanismos. Cuando hablamos de institucionalidad realmente nos estamos refiriendo a un conjunto de reglas conocidas, predecibles y con sanciones claras en caso de incumplimiento. Me parece que la institucionalidad, por lo tanto, lo que genera es certeza en los procedimientos para garantizar confianza en los resultados de las elecciones. Y me parece que este binomio: certeza en los procedimientos para garantizar confianza en los resultados, es el mensaje más importante que seguramente se desprenderá del seminario que ahora inicia. Las autoridades que nos acompañan y los académicos que están presentes, nos platicarán cómo se genera certeza en los procedimientos y cómo se construye confianza en los resultados en diversos países del mundo.

1


Me parece que cuando hay más competitividad es necesario ser más preciso en construir esa confianza en los procedimientos. Quiero compartir con nuestros invitados de otros países del mundo que en México justamente la lucha por el cambio democrático se ha dado alrededor de poder construir certeza en los procedimientos. Contamos con leyes y reglas claras, que han sido fruto de diversas reformas electorales en los últimos 15 ó 20 años. El Instituto Federal Electoral ha desarrollo procedimientos técnicos conocidos por un servicio civil de carrera muy acreditado. Tenemos cada vez más mayor transparencia en los procesos para organizar elecciones. En ese procedimiento tenemos un claro mandato para rendir cuentas de cada decisión tomada de cara a las elecciones y todas las decisiones son conocidas por los partidos políticos y son impugnables ante el Tribunal Electoral, con lo cual se abre una ventana adicional, para dar certeza y confianza en los procedimientos. En adición a eso, el Instituto Federal Electoral ha desarrollado desde hace muchos años una invitación permanente para la observación de nuestras elecciones, tanto por mexicanos como por extranjeros, y muchos de los amigos que nos acompañan este día de otros países ya han fungido como observadores en elecciones previas. Y nuevamente quiero decir: son bienvenidos para ese propósito. Hace 15 años en México había incertidumbre sobre los procedimientos y, por lo tanto, una enorme desconfianza en los resultados. Me parece que nuestra democracia afortunadamente ha superado con éxito esa incertidumbre y esa desconfianza, y hoy tenemos certidumbre sobre procedimientos y, por lo tanto, confianza en los resultados. Quiero decir que tenemos en México una institucionalidad democrática sólida, construida con base en instituciones centrales, para garantizar esa certeza en los procedimientos, alrededor del Instituto Federal Electoral, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales. Está el IFE, en este momento, en medio de concluir la organización de un proceso electoral. No podría ser más oportuna la realización de este seminario para reflexionar sobre cómo la certeza de los procedimientos debe venir acompañada de confianza en los resultados. A nuestros invitados les comento que en este momento la fase de organización de la elección mexicana está avanzada en diversos frentes. El registro de votantes, conocido en México como el padrón electoral, se encuentra ya en su fase de verificación, para que los partidos políticos cuenten, en las próximas semanas, con un estado de cómo

2


está nuestro padrón electoral, que cuenta hoy con alrededor de 71 millones de registros ciudadanos. Segundo, está desde hace varias semanas en marcha la estrategia para capacitar a quienes fungirán como funcionarios de las mesas de casilla el día 2 de julio. Tercero, se encuentra ya en marcha la elaboración e impresión de los documentos y materiales electorales que se usarán el 2 de julio. Luego entonces, si el IFE concluye esta organización del proceso electoral con plena certeza, los resultados de la votación del 2 de julio serán solamente el resultado de la voluntad de los votantes y habrá plena certeza sobre quién ganará la elección el próximo 2 de julio. Para el IFE es muy importante poder compartir su experiencia y poder aprender de la experiencia de otros países. En los últimos 18 meses, hemos observado elecciones en diversas partes del mundo; el rango de variación y de competitividad es alto, desde Costa Rica, donde tuvo un rango de variación de 1.1 puntos porcentuales, hasta otros países donde el rango de diferencia entre el primero y el segundo lugar ha sido muy amplio. Pero al margen de la diferencia que separe a los contendientes en la etapa final, que es voluntad de los votantes, la autoridad electoral está comprometida a generar plena certeza en cada uno de los procedimientos para organizar la elección. Yo quiero agradecer a nuestros amigos de la Organización de las Naciones Unidas, de IDEA Internacional, de IFES, del Ministerio del Interior de España, de la Fundación Taiwanesa para la Democracia y, como siempre, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Muchísimas gracias y bienvenidos nuevamente a su casa, que es el IFE. ---o0o---

3


México, D.F., 08 de marzo de 2006.

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LAS PALABRAS DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL IFE, DR. LUIS CARLOS UGALDE, AL PONER EN MARCHA EN LOS TALLERES GRÁFICOS DE MÉXICO LA IMPRESIÓN DE BOLETAS ELECTORALES A UTILIZAR EN LOS COMICIOS FEDERALES DEL PRÓXIMO 2 DE JULIO.

Muy buenos días. Señor licenciado Carlos Abascal, Secretario de Gobernación; colegas Consejeros Electorales; contador público Jorge Borbolla, Director General de Talleres Gráficos de México; funcionarios y trabajadores de Talleres Gráficos de México, muy buenos días. Seguridad y confianza. Seguridad y confianza quizá sea la manera más clara de definir el hecho simbólico que hoy daremos inicio con la impresión de las boletas electorales para el próximo 2 de julio. Seguridad y confianza. Seguridad en la producción de la documentación electoral que ustedes han vislumbrado en el recorrido que han tenido. Seguridad en la calidad de esa producción de documentos electorales para que los mexicanos puedan votar el 2 de julio. Seguridad con una empresa del Estado mexicano, Talleres Gráficos de México, que con la calidad y entrega de sus trabajadores garantizarán la entrega oportuna de los documentos que permitirán a los mexicanos votar el 2 de julio. Seguridad y agradecimiento al Ejército Mexicano por la custodia de estas instalaciones, que dan certeza de que los documentos electorales serán custodiados para que la gente pueda votar el próximo 2 de julio. Y todos estos elementos de seguridad solamente redundarán en la confianza en el proceso electoral del próximo 2 de julio. Por eso es que si hubiera que resumir en un binomio el hecho de iniciar la impresión de las boletas electorales, ese binomio sería: seguridad y confianza en las elecciones del próximo 2 de julio. Para llegar al día de hoy se ha recorrido un trayecto de varios meses. En agosto de 2005 el Consejo General aprobó los modelos de boletas electorales; el pasado 23 de febrero inició en Chihuahua la producción del papel seguridad que se utilizará para las boletas electorales; el pasado 1º de marzo el IFE aprobó la

1


modificación de los documentos electorales, como resultado de las coaliciones que realizaron algunos partidos políticos. Para poder dar certeza a todo este proceso, el IFE cuenta nuevamente con el apoyo de Talleres Gráficos de México. La relación entre el IFE y Talleres Gráficos de México data desde principios de los años noventa. En 1994, por ejemplo, Talleres Gráficos imprimió para el IFE más de 151 millones de boletas electorales; en la elección de 2000, Talleres Gráficos y el IFE introdujeron impresión de boletas en papel seguridad, así como otras medidas complementarias para garantizar certeza. En ese año, en el 2000, se imprimieron casi 185 millones de boletas para la elección de Presidente, senadores y diputados. Para la elección federal de este 2 de julio, Talleres Gráficos imprimirá para el IFE más de 221 millones de boletas para elegir los cargos en disputa. Vale la pena señalar que por primera vez se imprimirán 42 mil 68 boletas para el voto de mexicanos desde el extranjero. Por todo lo anterior, porque la impresión de boletas electorales y de documentos electorales contribuyen a la seguridad y confianza, quiero nuevamente agradecer a Talleres Gráficos de México, a su Director, don Jorge Borbolla, y a las trabajadoras y trabajadores, que con su entrega, su patriotismo y su lealtad harán posible que los documentos y las boletas estén listos en forma y en tiempo. Y quiero también agradecer a la Secretaría de Gobernación su papel de facilitador para que la documentación electoral y además los materiales electorales puedan estar disponibles con la calidad necesaria para la elección del próximo 2 de julio. Señoras y señores: La ciudadanía confía en el IFE, porque a lo largo de sus 15 años de experiencia en organizar elecciones ha logrado construir un sistema electoral transparente y eficaz. La ciudadanía confía en el IFE porque contamos con materiales y documentos electorales de clase mundial y porque las boletas electorales iniciará su producción el día de hoy con el apoyo de Talleres Gráficos de México. La ciudadanía confía en el IFE y emitirá su voto el 2 de julio en boletas electorales seguras e infalsificables. Estas boletas electorales son un ejemplo de la pulcritud y certeza de los instrumentos que aseguran que cada voto contará y será bien contado. Estamos seguros de que Talleres Gráficos de México cumplirá, como lo ha hecho siempre, con los altos estándares de calidad y transparencia que el IFE requiere

2


para producir los materiales electorales necesarios para organizar una vez más elecciones impecables en 2006. En suma, en unos momentos cuando oprimamos el botón para iniciar la producción de materiales electorales, estaremos simbólicamente dando un paso más para la elección del próximo 2 de julio. Muchísimas gracias. ---o0o---

3


México, D. F., a 07 de marzo de 2006. VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA VISITA GUIADA A LA NAVE DONDE SE ALMACENA EL MATERIAL ELECTORAL. -Prof. Gerardo Martínez: La recepción de los materiales electorales está sujeta a dos tipos de controles, primero al control normal, que es contar lo que nos están entregando, pero además hay un control de calidad que a determinado número de cajas se les va haciendo un muestreo para revisar las cantidades y las calidades de lo que nos están entregando. Esto, con el objeto de garantizar que el material que les entreguemos a las diferentes mesas de casilla para el día de la jornada vayan las cantidades y las calidades requeridas. Los patios posterior y anterior que ustedes vieron de maniobras, en el patio posterior y en el anterior cabe un número suficiente de vehículos para entregar y para distribuir la documentación y los materiales electorales. Hay un momento en la distribución de la documentación que estamos entregando una buena cantidad de trailers hacia el interior de la República, motivo por el cual es necesario que haya los patios de medida suficientes. Para no, incluso, que haya problemas en los tránsitos, aquí vamos a recibir y en las cortinas van a salir. El objetivo es entregarles a cada entidad federativa el material con las etiquetas que están indicando cada color un distrito diferente, con la intención de que cuando llegue el material allá nada más bajen las cajas por colores, las cuenten y las entreguen a los distritos para que de ahí en adelante continúen en camino hacia cada uno de los lugares. Son ocho colores, diez colores, sin embargo, los podemos ir combinando, no hay una gama tan amplia de colores como para tener los 40, de los distritos del Estado de México. Sin embargo, en el caso del Distrito Federal y del Estado de México no los clasificamos por colores, porque ese material, el Distrito Federal y el Estado de México, viene aquí por ellos, cada uno de los distritos, entonces no hay problema ni peligro de confusión. Esto lo hacemos porque, como se va en un mismo trailer, eso nos da la oportunidad de que no entreguemos a un distrito de color verde el color rosa, y viceversa, entonces es una manera muy sencilla, pero muy eficaz de clasificar la documentación y los materiales. Para calcular esto tuvimos que pesar cada hoja, cada crayón, cada maquinita, ver el volumen que ocupa, y después calcular cuántas casillas se van a instalar a nivel nacional, cuántos le tocan a cada entidad federativa, y con eso calcular el espacio. Si ustedes se dan cuenta el piso de la bodega está cuadriculado, entonces a cada entidad federativa le corresponde un área determinada, dependiendo del

1


número de casillas que se vayan a instalar, y están relacionados en los techos, en la parte alta están los letreros, y en el piso están los letreros de las entidades que correspondan al espacio que van a ocupar sus materiales electorales. Esta es un área de recepción que no tiene identificación porque ése es el objetivo, recibir, clasificar y entregar almacenamiento. -Pregunta: ¿Cuánto del material que se ocupó en el 2003 se va a utilizar ahorita? -Prof. Gerardo Martínez: Se van a ocupar las urnas de diputado, que tenemos aproximadamente un 80 por ciento de urnas ocupadas en el 2003 reutilizables, se van a ocupar los canceles electorales portátiles, también en aproximadamente un 85 por ciento, se van a ocupar las máquinas marcadoras de credencial, esas más del 90 por ciento reutilizables; además ésas las traemos desde 1994 reutilizándolas, con algunas adecuaciones nada más. Son los materiales que estamos reutilizando del 2003 para acá. Ahora, de aquí para adelante, bueno, vamos a seguir reutilizando el cancel y las urnas, y tal vez las máquinas no, porque ya hubo un acuerdo del Consejo General que ordena cambiar el procedimiento de marcaje. -Pregunta: ¿Cuántas casillas en total van a hacer? -Prof. Gerardo Martínez: Se tiene una proyección de 134 mil 373 casillas, es una proyección ahorita, porque el listado nominal es hasta el mes de marzo o abril cuando ya lo tenemos definitivamente; y en el mes de mayo es cuando ya se aprueba el total de casillas por los consejos distritales. Aquí lo que estamos recibiendo son documentos, de aquel lado eran materiales, que nos estaban entregando urnas de presidente, y aquí está entrando documentación electoral de Talleres Gráficos de México. Personal que viene, cargadores y visitantes y proveedores de aquí no pasa para control de la bodega. Esta es el área que va a ser para los militares, los militares llegan cuando llegan las boletas electorales, puro material, algún otro documento, pero nada de boletas. Cuando llega el primer cargamento de boletas electorales, un día antes se instala el Ejército Mexicano aquí, y este es el espacio que les damos. -Pregunta: ¿Son del Estado Mayor? -Prof. Gerardo Martínez: Son del Ejército, ellos nos dicen de la zona que esté más cercana, la compañía que ellos nos mandan para la custodia de las boletas electorales, que se considera el documento electoral más importante, el que va a los ciudadanos, en el que se emite el voto. El resto de los materiales son materiales de control de apoyo, pero la boleta electoral es la que llega al ciudadano y es donde se recoge el voto, entonces hay que cuidarla muy

2


celosamente para que no se dé ninguna posibilidad de que se pudiera producir un número adicional de boletas por otro medio y que pudieran aparecer por cualquier lugar. Entonces ése es el objeto. -Pregunta: Aquí se recibe solamente boletas. -Prof. Gerardo Martínez: Aquí se recibe todo, toda la clase de documentos. Y a partir de que llegan boletas se custodia por el Ejército. El Ejército Mexicano ya está ahorita en Talleres Gráficos, de allá viene hacia acá. Quiero decirle que la bodega se llena dos veces. Nosotros ahorita estamos recibiendo documentos sin emblemas y materiales electorales, esta cantidad de documentos y de materiales, en espacio, llega a llenar la bodega. Hacemos dos tipos de envíos, cuando ya tenemos el completo de documentos sin emblemas, algunos documentos con emblemas y materiales electorales, entonces mandamos un primer envío sin custodia a las entidades federativas, ese primer envío sin custodia va a comenzar a salir de aquí de la bodega aproximadamente la segunda, tercera semana de abril vamos a comenzar a mandar. Entonces comienzan a llevárselo todo a las diferentes entidades federativas, en ese lapso en que nosotros estamos mandando eso y ya se están produciendo boletas electorales, y se están produciendo actas y otro tipo de documentos, entonces comienzan a traernos boletas, entonces se va reciclando esto, vamos sacando y vamos llenando otra vez. Ya cuando tenemos las boletas de las tres elecciones para los diferentes Estados, entonces comenzamos a sacar boletas, y ese envío ya va custodiado, ese envío es a partir del 29 de mayo, sale el primer cargamento de documentos y materiales electorales que ya implica el envío de boletas electorales, y que eso ya va custodiado por el Ejército. El último envío lo hacemos aproximadamente el 11 de junio, sacamos 27 camiones, uno para cada distrito electoral del Distrito Federal. A partir del 29 de mayo y hasta el 11 de junio estamos entregando, es muy poco tiempo. -Pregunta: ¿Y por qué el primer envío es sin custodia? -Prof. Gerardo Martínez: Porque no lleva boletas. El militar no mete las manos para nada, no interviene para nada en el manejo, simplemente custodia que no salgan las cosas, que entren, o que salga lo que nosotros les digamos.

3

Marzo3  

El moderador de esta mesa es el Consejero Electoral Arturo Sánchez. Es sociólogo, egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana, en Azca...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you