a product message image
{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade

Page 1

18 La destitución

El 27 de agosto de 2007 amanecí sin saber que ese día tomaría la decisión más relevante de esos meses. Hay veces que la adversidad coloca a las personas en situaciones extremas, y uno debe optar entre la convicción o la conveniencia, entre la congruencia o la comodidad. Esa mañana arreciaba la exigencia política de algunos partidos de que la remoción de los consejeros era condición para que saliera adelante una reforma electoral. Sus argumentos eran endebles. Unos, los del Partido de la Revolución Democrática (PRD), usaban el argumento del fraude. Otros, como el senador Beltrones, el argumento de la falta de confianza. Si los consejeros habíamos hecho fraude, no solo procedía la destitución, sino el juicio político, como lo dije en diversas ocasiones. Pero el Tribunal Electoral había concluido que los consejeros habíamos actuado con legalidad e imparcialidad y, a pesar de eso, seguía usándose el argumento del fraude. Pero, si había congruencia, también era menester cuestionar entonces la legitimidad de los legisladores que habían sido elegidos por los votos contados por el mismo Instituto Federal Electoral (IFE). Héctor Aguilar Camín lo dijo con claridad en su columna de Milenio el 31 de agosto de 2007: “Decir que necesitamos otros 373

Así lo viví 480p pDB.indd 373

23/04/10 08:04


EL DESENLACE

consejeros del IFE porque los actuales lo hicieron mal en 2006 […] equivale a decir que necesitamos también otros legisladores pues los actuales nacieron de una elección que estuvo mal. […] Si a partir de los resultados de la elección de 2006 queremos otro IFE […] deberíamos querer también otra elección de 2006, otro Congreso, otro presidente”. Con respecto del argumento de la poca confianza de que gozábamos, los datos mostraban que, a pesar de la embestida externa, que al instituto le costó algunos puntos en la confianza ciudadana, a mediados de 2007 seguía teniendo una alta credibilidad entre los mexicanos. Las encuestas mostraban también que los partidos y el Congreso estaban varios pisos abajo. “Ahora sucede que los patos le quieren tirar a las escopetas”, retrató un caricaturista en esos días. Tenía razón. Quienes gozaban de menos confianza acusaban a los consejeros de carecer de ella. Aunque los argumentos para exigir nuestra remoción fueran endebles, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el PRD habían encontrado un arma de presión en contra del gobierno del presidente Calderón para lograr su propósito: si no cedía en el descabezamiento del IFE, no apoyarían la reforma fiscal que el país necesitaba con urgencia y que Calderón había propuesto al Congreso meses antes. Era preocupante que los partidos opositores, y en lo individual el senador Manlio Fabio Beltrones, estuvieran doblegando al gobierno en la mesa de negociaciones. Por un lado, el PRI condicionaba la aprobación de una reforma fiscal a cambio de que se aprobara una reforma electoral y la remoción de los consejeros. Por otro lado, el PRD también condicionaba la celebración del Primer Informe de Gobierno del presidente Calderón a cambio de que el Partido Acción Nacional (PAN) aceptara nuestra destitución. 374

Así lo viví 480p pDB.indd 374

23/04/10 08:04

Profile for luis carlos ugalde

DB Asi lo vivi pp373-374  

DB Asi lo vivi pp373-374

DB Asi lo vivi pp373-374  

DB Asi lo vivi pp373-374