Page 1

11 5 de julio, la noche que México no durmió

La mañana del 5 de julio iniciaron los cómputos distritales. Estos son el procedimiento para sumar los votos de todas las casillas de las tres elecciones federales: presidente de la República, senadores y diputados. Mientras que el día de la jornada electoral (domingo) los votos se cuentan al interior de cada casilla, en los cómputos distritales (miércoles) se suman los de todas las casillas del país —130 mil 477, en 2006—. Para fines electorales, México está dividido en 300 distritos. En cada uno se instalan, en promedio, 430 casillas. La suma de los votos de las casillas de un distrito da el cómputo del distrito. Al sumar los 300 distritos se obtiene la votación nacional.1 A diferencia de otros procesos electorales, en 2006 esos cómputos fueron observados por millones de mexicanos durante las 31 horas que duraron. Nadie recuerda, por ejemplo, qué ocurrió en esos cómputos en 2000. Fueron irrelevantes mediática y políticamente, aunque no desde el punto de vista legal. La elección se había resuelto “mediáticamente” la noche del 2 de julio, cuando los medios anunciaron que Fox había ganado por más de 6 puntos de ventaja. Esa noche la elección también se resolvió políticamente, cuando el candidato del PRI reconoció el resultado. 245

Así lo viví 480p pDB.indd 245

23/04/10 08:04


LA ELECCIÓN Y SUS SECUELAS

En 2006 fue diferente. Yo había anunciado el domingo anterior que la elección estaba muy cerrada y que, por lo tanto, era necesario esperar a los cómputos, que iniciaban esa mañana, para conocer al candidato con el mayor número de votos. La sesión del Consejo General para declarar la apertura de los cómputos fue ríspida. Poco antes de su inicio, el consejero Rodrigo Morales se había acercado a Horacio Duarte, representante de la Coalición Por el Bien de Todos (CPBT), para saber si tenía los datos de las casillas problemáticas y si la coalición retiraría los plantones afuera de las juntas distritales. La respuesta había sido negativa. Lo había consultado y no daría datos de casillas ni retirarían los plantones. Parecía que en el fondo no querían que el Instituto Federal Electoral (IFE) los ayudara a resolver sus dudas. Minutos después, ya en la mesa de la sala de sesiones, Horacio Duarte pidió que se abrieran todos los paquetes electorales. “Hemos planteado la necesidad […] por la transparencia de la elección, que en los consejos distritales se cuenten los votos, todos, absolutamente todos los votos que se emitieron el pasado domingo, que se cuenten para salud de la República.” En ese mismo momento, pero desde su casa de campaña, AMLO decía en una conferencia de prensa: “Yo pido a los funcionarios del IFE que no actúen con prisa. Está de por medio la estabilidad política del país”. Y reiteraba: “Yo lo que quiero es que se limpie la elección”. Germán Martínez, representante del Partido Acción Nacional (PAN), estaba muy molesto y dijo: “Estamos convencidos que los diversos instrumentos electorales […] que se han dotado por parte del Instituto Federal Electoral tienen un rango de aceptabilidad […] que nos permite concluir el día de hoy la jornada electoral con buenos resultados”. No era la opinión del PAN , sino que Martínez citaba textualmente las palabras que Duarte había dicho en esa misma mesa 72 horas antes, durante 246

Así lo viví 480p pDB.indd 246

23/04/10 08:04

Profile for luis carlos ugalde

DB Asi lo vivi pp245-246  

DB Asi lo vivi pp245-246

DB Asi lo vivi pp245-246  

DB Asi lo vivi pp245-246

Advertisement