Page 1

10 4 de julio, voto por voto

Desperté a las 6 de la mañana. Habían transcurrido 10 horas de que cerrara el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP). Sin embargo, López Obrador y dirigentes de su coalición ya lo descalificaban. Sus acusaciones darían lugar, ese martes, a la demanda política más visible y emblemática de 2006, “voto por voto, casilla por casilla”. La decisión de la tarde anterior, de esperar y calibrar la reacción de los medios ante la acusación de que había 3 millones de votos perdidos, había sido equivocada. Necesitábamos erradicar esa duda. Al responder a esa, como a otras acusaciones, siempre evitamos hacer valoraciones del tipo “miente”, o acusa “con dolo”. Nunca lo hicimos. Respondíamos sin personalizar. Del otro lado, nos llamaban delincuentes y rateros. Ese martes se aclaró, a un costo muy elevado para la confianza del IFE, que no había 3 millones de votos perdidos. René Miranda, coordinador del PREP, dio una conferencia de prensa y explicó con detalle el archivo de inconsistencias. Reiteró que el archivo siempre había estado disponible en la página del PREP, pero reconoció que había faltado claridad en su diseño para acceder a él. Repitió que todos los partidos lo habían con225

Así lo viví 480p pDB.indd 225

23/04/10 08:04


LA ELECCIÓN Y SUS SECUELAS

sultado desde el domingo por la noche y que conocían de su ubicación desde febrero anterior. Dijo que había 2.5 millones de votos no contabilizados. Dio su distribución por candidato. Como López Obrador tenía ahí más votos que Calderón, al sumarse al resto, la distancia de 1.04% que Calderón había tenido al cierre del programa la noche anterior se reducía aún más, a 0.62%. La noticia fue un balde de agua fría. La enorme confianza que había dado el PREP se tambaleó. Frente al daño externo que enfrentábamos, Alejandra Latapí me sugirió que la Universidad Nacional Autónoma de México ( UNAM ), que había supervisado el diseño y funcionamiento del PREP, emitiera una opinión certificando la confianza del instrumento.1 —Luis Carlos, llámale al rector Juan Ramón de la Fuente y dile que necesitamos su apoyo institucional para evitar que se siga dañando la confianza del PREP. La sugerencia de Alejandra Latapí era pertinente. Quienes mejor podían defender al PREP eran actores externos, no los consejeros. El PREP había surgido en la universidad en los años noventa, y sus científicos sabían de la seguridad y veracidad del programa. Apenas el domingo anterior, después de acudir a votar, el propio rector había declarado que el PREP era confiable y sólido. “Yo creo que el PREP está muy probado; que el PREP, como ustedes saben, se desarrolló hace varios años en la UNAM; es un mecanismo muy confiable y sólido.” Además, entre la UNAM y el IFE se habían desarrollado lazos estrechos en esos últimos años. Apenas el 16 de junio anterior el rector había estado en las instalaciones del instituto y había sido muy elogioso. “Por eso estamos aquí esta mañana, […] para decirle al IFE, y mediante este acto a la sociedad mexicana, que la Universidad Nacional Autónoma de México está colaboran226

Así lo viví 480p pDB.indd 226

23/04/10 08:04

Profile for luis carlos ugalde

DB Asi lo vivi pp225-226  

DB Asi lo vivi pp225-226

DB Asi lo vivi pp225-226  

DB Asi lo vivi pp225-226