a product message image
{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade

Page 1

1 El pecado original

Eran las 10:30 de la noche del jueves 30 de octubre de 2003. Estaba con mi novia, Lía Limón, en una cena en casa de su amiga Lorena Reveles, en la colonia Del Valle de la ciudad de México. Esa noche era particularmente relevante para mí. Al día siguiente la Cámara de Diputados elegiría y votaría a los nuevos consejeros electorales del Instituto Federal Electoral (IFE) que, de acuerdo con la Constitución, fungirían en el cargo hasta 2010. Desde 1996, cuando se nombró a los primeros consejeros, yo había buscado serlo. Era un cargo con prestigio desde el cual podía impulsar muchas de mis convicciones democráticas, sobre las que solía escribir y enseñar en las aulas universitarias. Había esperado con paciencia una nueva oportunidad. En 2002 me habían considerado como candidato a comisionado del recién creado Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), pero decliné para intentar, una vez más, ser consejero electoral. Había planeado la estrategia con detalle y platicado con legisladores y miembros de todos los partidos. Muchos me veían con simpatía y me habían confiado que las probabilidades de serlo eran altas. Pero nada era seguro. Había decenas de candidatos, todos ellos con méritos y amplia experiencia. 17

Así lo viví 480p pDB.indd 17

23/04/10 08:04


EL PREÁMBULO

A esa hora, mientras departíamos con las amigas de Lía, sonó mi celular. Contesté. Del otro lado de la línea estaba Elba Esther Gordillo, coordinadora del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados. Había conocido a Elba Esther Gordillo apenas meses antes, en la casa de mi amiga María Elena Pérez-Jaén, durante una cena a la que habían asistido algunos periodistas y analistas, entre ellos Raymundo Riva Palacio y Jorge Fernández Menéndez. “Me causa muy buena impresión tu amigo Ugalde”, le dijo Gordillo a María Elena durante la cena. En ese momento yo era profesor e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Además, era director de la licenciatura en ciencia política y relaciones internacionales, y me especializaba en temas de transparencia, combate a la corrupción y estudios sobre el Congreso mexicano. Además de mis labores académicas, escribía columnas de opinión en la prensa y hacía comentarios de análisis político en TV Azteca. Era una vida profesional e intelectual muy gratificante. Esa noche era quizá la cuarta o quinta ocasión en que hablaba con Elba Esther Gordillo. Aunque desde el CIDE había asesorado a su equipo de trabajo en materia de transparencia y rendición de cuentas, mi trato con ella había sido escaso. A pesar de ello, fue directa y cálida en su llamada. Me dijo que le daba mucho gusto informarme que “los compañeros del PRI” me querían proponer para ser presidente del IFE. Que muchos legisladores se habían expresado con deferencia a mi persona, méritos y conocimientos. Que sentía que había aprecio y respeto de los diputados de su partido. Segundos después lanzaría la pregunta clave de la conversación. Antes de ello hizo una pausa que evidenció el bullicio del lugar donde se encontraba, seguramente algún salón del Palacio 18

Así lo viví 480p pDB.indd 18

23/04/10 08:04

Profile for luis carlos ugalde

DB Asi lo vivi pp17-18  

DB Asi lo vivi pp17-18

DB Asi lo vivi pp17-18  

DB Asi lo vivi pp17-18

Advertisement