Page 1

ABC DEL PARTIDO SOCIAL CRISTIANO La siguiente es una explicación didáctica de los principales elementos doctrinarios del Partido Social Cristiano. 1.-QUE ES EL SOCIAL CRISTIANO Es un Partido Político que busca la solución de los problemas sociales, políticos y económicos de los ecuatorianos, sobre la base de los principios cristianos como fundamento de convivencias humanas, teniendo como objetivo el bien común de todos los ciudadanos. . 2.-ES UN PARTIDO DEMOCRATICO El social cristiano cree firmemente en la democracia como sistema de gobierno porque afirma que el pueblo es soberano y que en él está la raíz del Poder. Sosteniendo, igualmente que la debe ser una manera de vida por la participación del pueblo en todas las decisiones del Estado. 3.-ES UN PARTIDO PLURALISTA El social cristianismo defiende la libertad humana a profesar cualquier ideología o doctrina y que las mismas puedan convivir, con igualdad de condiciones, dentro del juego democrático del país. Rechaza, por tanto forma de totalitarismo 4.-ES UN PARTIDO TRANSFORMADOR El partido sostiene la ineludible necesidad de transformar progresivamente la estructura del sistema económico-social actual. Para establecer una organización que permita la plena aplicación de justicia social cristiana que sustenta. 5.-ES UN PARTIDO HUMANISTA Y COMUNITARIO Afirma que la persona humana bien dignidad inalienable porque tiene derechos propios que deben ser respetados por el Estado y por la autoridad. El ordenamiento social debe servir, en último termino, al hombre. Cree que la persona humana es por naturaleza sociable y que su plena realización ocurre dentro de la comunidad, bajo las normas de la solidaridad y de la corresponsabilidad ante el destino común.


PRICIPIOS FUNDAMENTALES DEL PSC 12.- EL PSC DEFIENDE EL RESPETO HACIA LOS SERES HUMANOS Para el social cristianismo el ser humano, cualquier ser humano, todo ser humano, esta revestido de dignidad contra la que nadie debe atentar. Son elementos constituidos de esa dignidad la libertad del hombre para pensar y actuar y su capacidad para lograr, por medio de su trabajo, su propio desarrollo y el de la comunidad a la que pertenece. 13.-EL PSC DEFIENDE EL RESPETO HACIA LOS DERECHOS HUMANOS Por tanto, el social cristianismo defiende el respeto irrestricto hacia los derechos humanos que son el conjunto de prerrogativas para que pueda vivir dignamente, tanto en lo material como en lo espiritual y moral. Los derechos humanos asisten a todos los seres humanos por el solo hecho de serlo, independientemente de su condición social, económica, política o cultural. 14.-ENTRE LOS PRINCIPALES DERECHOS HUMANOS EL SOCIAL CRISTIANISMO DESTACA LOS SIGUIENTES: a) Derecho a la vida y a los medios necesarios para conservarla dignamente, incluyendo la vivienda y la seguridad social; b) Derecho a la libertada, no solamente política, sino también económica y social; c) Derecho a la iniciativa y a la propiedad privada, con las limitaciones que los deberes sociales imponen: d) Derecho a la honra; e) Derecho a la vida intelectual, o sea a disponer de los medios de información y de cultura; f) Derecho al trabajo para encontrar un sustento suficiente y justo; g) Derechos políticos amplios para intervenir libre y determinantemente en el régimen democrático y en las decisiones de Estudio.

15.-PROPUGNA LA JUSTICIA SOCIAL CRISTIANA Como dentro de la sociedad existen seres que disponen de todos los medios materiales y otros que no tienen nada o muy poco, afirma que es indispensable un régimen de justicia social cristiana que ponga su mayor


interés en los sectores pobres y marginados para elevar su condición hacia niveles adecuados. 16.-DEFIENDE LA FAMILIA El social cristianismo defiende el derecho natural de cada persona para formar una familia y para llevar adelante una vida feliz, con los medios morales, espirituales y materiales indispensables para el desarrollo de padres e hijos. El mantenimiento de una familia unida y feliz es condición básica para que la sociedad viva en paz y armonía. 17.-EDUCACION PARA TODOS Plantea la obligación del Estado y de la comunidad de brindar educación para todos, respetando, desde luego, el credo y las convicciones de los padres de familia y de los educandos. La educación debe respetar la libertad de los seres para escoger sus ideas, para seleccionar las profesiones y para orientar las vocaciones. 18.-TODOS DEBEN CUMPLIR SUS DEBERES SOCIALES El social cristianismo propugna la obligatoriedad de todo ciudadano a cumplir sus deberes hacia la Patria, la comunidad, su familia y consigo mismo. Exalta el sentido de patriotismo que exige considerar el bien del país por encima de los intereses individuales y también el civismo, que es el respeto hacia los valores de la Patria.


ECONOMIA, CAPITAL Y TRABAJO 19.- ¿CUÁLES SON LAS METAS DE LA ACTIVIDAD ECONOMICA? La economía debe orientarse hacia el predominio de la moral sobre el lucro; la supeditación de la producción a las necesidades del consumidor y la subordinación del capital y del trabajo a las exigencias de bien común. 20.- ¿ES LO MISMO QUE CAPITALISMO QUE CAPITAL PRIVADO? No, para el social cristianismo son cosas diferentes. Admite el capital privado como factor esencial de la producción y, por tanto, como imprescindible del desarrollo humano.En cambio , condena los abusos de algunos propietarios del capital y más aún cuando se convierte en sistema opresivo del trabajador, porque en pos de las ganancias se desprecia la moral. Condena, por ejemplo, el monopolio que destruye a los competidores y el acaparamiento que oprime a los consumidores. 21.-TRABAJO Y CAPITAL VAN UNIDOS El social cristianismo defiende el valor y la dignidad del trabajo humano y niega que sea una simple mercancía que pueda comprar sin más el patrón. Rechaza la explotación de los trabajadores cuando se da por parte de empresarios capitalistas y cuando se produce por parte de gobiernos comunistas .Pero la producción de bienes no puede darse sin la colaboración de los dos factores; Trabajo y Capital, en plan de armoniosa unidad y de idénticos fines. 22.-NO DEBE HABER LUCHA DE CLASES. El social cristianismo sostiene que la tesis marxista de la lucha de clases es repudiable. Las empresas en donde el Trabajo y el Capital, se desarrollan solidariamente no tienen ni deben tener enfrentamientos internos. Ese es el gran cambio que el social cristianismo propone. 23.- ¿ENTONCES, COMO DEBE SER LA EMPRESA? Para que exista la armonía antes dicha es necesario hacer que la Empresa establezca medios prácticos para la unidad entre el Trabajo y el Capital, tales como; -Salario familiar: que consiste la vida real del obrero y de su familia. -Participación en la utilidad: el obrero recibe, aparte de su salario, las utilidades de su Empresa.


-Accionariado obrero: parte de esas utilidades pueden entregarse en acciones para que el trabajador sea condueño de la Empresa. -Congestión administrativa: el trabajo puede y debe tener voz en la conducción de la Empresa de la que es accionista. 24.-LA EMPRESA SOCIAL CRISTIANA ES DISTINTA DE LA CAPITALISTA Y DE LA COMUNISTA Sí, porque la capitalista no reconoce más beneficio que para el dueño, que compra el trabajo al obrero, mientras que la Comunista no reconoce más beneficio que para el Estado, que esclaviza al obrero. 25.-PARA EL PSC LA PROPIEDAD PRIVADA TIENE LIMITES Desde luego, nadie puede abusar de propiedades en perjuicio de otros. Los propietarios tienen la obligación de hacer producir lo suyo para beneficio social y propio .Por ello el PSC rechaza la concentración de la riqueza en pocas manos, los monopolios y los acaparamientos. Condena igualmente el imperialismo económico que empieza adueñándose del propio país y luego trata de conquistar poder más allá de sus fronteras. 26.-INTERVENCION DEL ESTADO EN LA ECONOMIA El social cristianismo reconoce la iniciativa de la persona y de las comunidades como un elemento primordial en todos los campos y también en el económico. Para que progresen las personas, las familias y las sociedades no es esencial la intervención del Estado. El poder del estado debe manifestarse para controlar los abusos y para regular la economía, buscando eficiencia y justicia. 27.-SINDICALIZACION Y SINDICATOS El social cristiano reconoce el derecho de asociación y, particularmente, el que permite que los obreros se sindicalicen para que, en forma justa, se defiendan de las leyes injustas o de los patrones que atropellan. Sin embargo, condena el uso político que se da a los sindicatos, alineados a internacionales políticas comunistas o capitalistas, porque así se instrumentaliza a los trabajadores para fines ajenos al sindicalismo o para provecho personalista. 28.-EL PSC Y LAS MINORISAS ETNICAS Sostiene que es indispensable incorporar a los grupos indígenas a los progresos de la civilización, pero respetando su propia cultura, lejos de instrumentalizar su personalidad para fines políticos o de otra índole. 29.- LOS SECTORES MARGINADOS Y SU PREFERENCIA La lucha del social cristianismo es por todos los ciudadanos que conforman la comunidad, pero si alguna preferencia cree que debe tener es por los sectores


marginados, o sea por los grupos mas pobres a los que la injusticia les negó los recursos materiales, intelectuales y morales, más elementales.

30.-EL PSC Y EL COPERATIVISMO Para el social cristianismo el verdadero cooperativismo tiene un valor importantísimo en el mejoramiento de la persona y de la comunidad, por lo que cree que el Estado, las leyes y las autoridades deben estimular el desarrollo cooperativista. LIBERTAD. DEMOCRACIA. TEMAS POLITICA 31.-LIBERTAD PARA TODOS Para el social cristianismo la libertad es sagrada. Debe ser celosamente respetada por el Estado y por las autoridades y, en general, por todos los seres humanos. La libertad se prostituye cuando no se fundamenta en bases morales. Para el social cristianismo es malo todo régimen político que oprima la libertad, sea cual sea su origen y su ideología. 32.-LIBERTAD COMPLETA Pero la libertad no debe estar solamente escrita en las leyes sino que debe existir real posibilidad para que todo ser humano puede vivirla con amplitud sin las barreras económicas, culturales o sociales que suelen levantar las democracias. 33.-LOS DERECHOS DERIVADOS DE LA LIBERTAD El social cristianismo defiende la libertad de cada ser a pensar según su conciencia y a profesar cualquier religión, doctrina e ideología. El hombre tiene, ademas, derecho a expresar por cualquier modo sus pensamientos y a defender sus posiciones. 34.-LOS DERECHOS POLITICOS El social cristianismo invita a todos los ciudadanos a participar en la vida política ecuatoriana, según sus propias convicciones. Esa participación puede ser a través o no de un Partido Político. Considera que debe ser no solamente por medio del voto, sino por distintos canales que la democracia debe ir perfeccionando. 35.-DEMOGRACIA ECONOMICA Y SOCIAL El social cristianismo busca superar la democracia formal, resultante del capitalismo como sistema, en pos de una democracia social, que supera el maligno individualismo, y económico, que tome en cuenta que la libertad sin medios para ejercerla no es verdadera libertadad. 36.-PUERTAS ABIERTAS


El PSC mantiene una política de pertas abiertas, tanto para el ingreso a todos los ecuatorianos de buena voluntad, cuanto para la colaboración y dialogo con otros Partidos Políticos, en los que nunca ve enemigos, sino simplemente adversarios. Considera que el Ecuador necesita olvidar y superar las luchas fratricidas que tanto daño le ha hecho a su historia. 37.-LA MORALIZACION DE LA POLITICA El social cristianismo tiene como objeto el saneamiento moral de la política ecuatoriana Pone énfasis en la calidad de sus integrantes y, especialmente, en la integridad moral de sus dirigentes, exigiendo a unos otros honestidad en sus vidas privadas y publicas. El social cristianismo, así considerado, es y será una fuerza nacional que contribuye a eliminar la corrupción y las malas costumbres en la política. 38.-.JUSTICIA SOCIAL INTERNACIONAL Dentro de lo que debe ser la comunidad internacional, pluralista y pacífica, el social cristianismo propugna la implantación de la justicia social internacional que verifica las inmensas diferencias existentes entre las naciones ricas y las pobres, para que el gran capital internacional se vierta en beneficio de las necesidades, no como dádiva paternalista, sino como herramienta de desarrollo. 39.-UNIDAD NACIONAL El Ecuador requiere de una sólida conciencia nacional que elimine el regionalismo tradicional y que impida, además, rivalidades absurdas entre comarcas, luchas por fronteras internas y, en general, cualquier tipo de dispersión. La actividad política jamás debe fundarse en el regionalismo, sino, por el contrario, en la unidad del País. 40.-ESTADO: EFICIENCIA Y ARMONIA El social cristianismo propugna la más completa eficiencia de la maquinaria del Estado y, especialmente, de la burocracia, cuya existencia se justifica por el servicio que pueda brindar a la comunidad. En ese campo sostiene la necesidad de perfeccionar y tecnificar constantemente la administración pública. En otro aspecto, defiende la necesidad de la más completa armonía entre las funciones del Estado, entre los órganos de la administración pública y entre todos los sectores llamados a cumplir como primera obligación propia el bien común... .


CAMILO PONCE ENRIQUEZ FUNDADOR DEL P.S.C. “VIGENCIA DEL HOMBRE MÁS ALLA DEL MITO” El 13 de septiembre de 1999 se cumplen veinte y tres años del fallecimiento del Dr. CAMILO PONCE ENRIQUEZ, uno de los grandes estadistas de su época y de la historia del país y fundador del P.S.C. Este Boletín informativo se honra sobre manera al incluir en sus páginas un extracto del esbozo biográfico, escrito en octubre de 1979, por Juan Carlos Daste, su compañero de luchas y anhelos, también fallecido. SU VIDA PÚBLICA Nació en Quito, el 31 de enero de1912. Fueron sus padres Ana Lucia Enríquez y Ricardo Ponce y Ponce. Fue el cuarto de nueve hermanos...Cursó su instrucción primaria en el Pensionado Elemental de la calle Olmedo, escuela fundada por el conocido y esclarecido educador religioso Monseñor Pedro Pablo Borja Yerovi…La instrucción media cursó en el Colegio San Gabriel de los padres jesuitas, ubicado entonces en la calle Benalcázar. Según testimonios de sus compañeros. Ponce brilló en su juventud tempranamente por su capacidad para las ciencias sociales: la lógica, la oratoria, la literatura. Ello determinó que tanto en el seno de su familia como en medio de sus maestros, se anticipe su político destino y aún su no lejano acceso a la Primera Magistratura del Estado. Mas tarde continuó sus estudios universitarios en la Facultad de derecho de la Universidad Central del Ecuador, para luego pasar a estudiar en Santiago de Chile y graduarse de Doctor en Jurisplurencia en Quito, en el año de 1933. Obtuvo también posteriormente el Doctorado por la Universidad de Southern, California, en los Estados Unidos de Norteamérica. Camilo Ponce vivió prontamente las jornadas propias de la vida política. En el año de 1939, a los 27 años fundó el Frente Nacional, para luchar por la implantación de la libertadad de sufragio, al mismo tiempo que el Dr. José María Velasco Ibarra pugnaba por alcanzar el poder por segunda vez. Director de este organismo fue designado el mismo Dr. Ponce y Secretario el Sr. José Terán Robalino. Ponce también llegó a ser jefe de la Campaña Electoral del Dr.Velasco, siendo considerado ya un destacado joven político. En el año de 1940 contrajo matrimonio con la señora Lola Gangotena Jijón. De su matrimonio nacieron cinco hijos: Margarita,(fallecida),Camilo, Enrique(fallecido), Inés Clara y Lola. En 1941 fue miembro de la Unión Nacional, entidad que se creó con motivo de la invasión sureña de dicho año. Su lucha hasta entonces había sido contra los regímenes que, mal llamados liberales, habían conculcado precisamente la libertad electoral. En 1943, comprendiendo Ponce como lo afirma el historiador Carlos De la Torres Reyes-


que la actividad política constituía para su generación un imperativo ineludible, porque había que continuar luchando por la libertad de sufragio y al mismo tiempo infundir optimismo al pueblo, luego del desastre internacional de 1941, fundó en unión de políticos conservadores, socialistas, comunistas, independientes y como una fracción liberal, la Alianza Democrática Ecuatoriana, ADE, que llevó a efecto la Resolución del 28 de mayo de 1944, derrocando al Presidente Carlos Alberto Arroyo del Río, quien se hundió en la impopularidad por su discutido triunfo y más aún por la arbitrariedad de su conducta en el poder y por el litigio de fronteras ecuatoriano-peruano que no supo afrontar con acierto. Consagrado Velasco Presidente, llamó a colaborar al Dr. Ponce como Ministrote Relaciones Exteriores, dignidad que alcanzó a los treinta y dos años de edad. Un año después, concurrió en calidad de Jefe de la Delegación Ecuatoriana a la Conferencia de Problemas de la Paz y de la Guerra en Chapultepec, México y a la fundación de las Naciones Unidas en San Francisco de California, el mismo año de 1945 y cuya Carta Constitutiva hubo de firmar a nombre del Estado ecuatoriano. En 1946 fue electo Diputado por la Provincia de Pichincha a la Asamblea Constituyente, habiendo sido designado Vicepresidente del Cabildo de Quito, en calidad de Concejal. Constituía ya una carismática personalidad con luz propia. En 1947 batallando contra la dictadura del Coronel Carlos Mancheno Cajas, quién desalojó del poder a Velasco, fue nombrado Ministro de Obras Públicas del gabinete simbólico del Dr. Mariano Suárez Veintimilla. En 1949 fue fundador de la empresa periodística Unión Católica S.A. y ejerció la cátedra universitaria en la rama de Derecho Constitucional en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. CANDIDATO A PRESIDENTE Hacia 1956, una plataforma política que involucra al Partido Conservador, al Movimiento Social Cristiano, al Movimiento ARNE y a un numeroso contingente de independientes bajo el membrete electoral ALIANZA POPULAR, lanzó la candidatura de Ponce a la Presidencia de la República, con innegable beneplácito del Dr. Velasco. Fueron las elecciones más reñidas de la historia del país. Siete años de liberalismo cayeron sobre la candidatura centro-derechista. Se ha magnificado mucho el deseo que pudo tener el Dr. Velasco del triunfo del Dr. Ponce. Al respecto, un connotado militante del frente Democrático Nacional que auspició la candidatura del Sr. Raúl Clemente Huerta por el liberalismo, el Dr. Humberto García Ortiz de orientación socialista, en su folleto ¿Fraude electoral en 1956?, expresó para la historia: “Y cuando ya no había modo de poder anularle votos a Ponce, cuando ya no se habían inventado causas de nulidad que ni se podía imaginar, no había más salida que aceptar caballerosamente la victoria del contendor, pues también la política debe tener algún aspecto de decencia y no reducirse a un simple juego de fuerzas elementales y brutales”. Triunfó Ponce, claro que por estrecho margen y asumió el poder en medio de maquinaciones y de temores de quienes habían sido sus enconados opositores. Se inició una huelga legislativa de 15 días para que no prestara la promesa de ley. Luego, el Congreso se constituyó y reconoció el mandatario. En el gobierno de Ponce fue tolerante con sus detractores. Al margen de las pasiones, imperturbable, respetó las libertades públicas. Por ello se dijo de su gobierno que fue el mejor gobierno liberal de los últimos años. Ponce fue fiel al constitucionalismo democrático, pese a los augurios de horca, látigo y cuchillo que injustamente pronunciaron sus adversarios. La administración, a grandes


rasgos, fue una administración respetuosa, liberal, honesta .No pudo generar las transformaciones que la ideología social- cristiana podía inspirar al Presidente. Condicionamientos históricos lo impedían. Demostró más orden administrativo que el mejor régimen velasquista y un cuidadoso manejo del gasto público. Hubo austeridad. Se invirtió en obras públicas de infraestructura, dando prioridad a.: carreteras, puentes, aeropuertos, puertos marítimos. La obra educativa fue amplia .Se creó el Instituto de Colonización Quito y Guayaquil fueron atendidas con edificaciones básicas para su actualización como urbes. El suburbio recibió entonces una partida de 60 millones para su saneamiento. En política internacional , el gobierno mantuvo la tesis de la inejecutabilidad del Protocolo del Río por vicio de error fundamentalmente y apoyo la realización deXI conferencia Interamericana que tenia por sede a Quito y que fue postergado indefinidamente en el período presidencial posterior . Ponce gozó de una tranquilidad situación económica – política como gobierno, gracias a su habilidad administrativa y a la boyante producción bananera de dicho años, concomitante con la mejora de las relaciones de intercambio (…) POR EL CIVILISMO Camilo Ponce no participó en los sucesos que llevaron a Velasco del poder al exilio en su cuarta administración. Presenció también la caída del Dr. Carlos Julio Arosemena Monroy en 1963, con entereza y acierto, librando una de las más hermosas batallas por el civismo ecuatoriano. Caído el régimen militar en1966 por una conjunción de factores (…) el país afrontó el proceso electoral para elegir representantes a la Asamblea Nacional Constituyente. El Dr. Ponce lideró la plataforma denominada Unión Democrática Cristiana y fue, en virtud de su influjo, el hacedor del torrente de votos que obtuvo la coalición centro derechista. No obstante, Ponce no pudo ser electo Presidente por elección indirecta en el seno de la Asamblea como era el propósito de sus parciales. Retiró hábilmente su nombre y se mantuvo a la ex pectativa permitiendo la alianza de su partido como quien, con su apoyo, fue electo Presidente Interino: el Dr. Otto Arosemena Gómez. Para las elecciones presidenciales de1968, Ponce fue candidatizado por el centroderecha, exceptuando a ARNE, y enfrentó a Velasco, perdiendo dichas elecciones al igual que Córdova, con muy escaso margen, pese a que obtuvo el triunfo en once provincias, ocupó el segundo puesto en siete y sólo en tres el tercero. (…) Dos escisiones en su partido tiene que soportar el Dr. Ponce Enríquez: una en 1964 que contribuyó a la formación del partido Demócrata Cristiano y otra en 1972, y que robusteció también dichas banderas. Pero la posteridad le ha dado la razón; Ponce significó un avance ideológico- histórico; puso término a la disputa liberal –conservadora: modernizó al país y nos legó la revolucionaria concepción social cristiana (…) Con aciertos y errores- que los tuvo-, en el balance histórico sale favorecido e integra la galería de quienes han dado lustre y dignidad al quehacer político, rindiendo su aporte a la historia y al país al cumplir a cabalidad la máxima latina brotada de labios de Lucio Anneo Séneca en la que puso la plenitud de su fe: que siempre se pueda decir de ti que eras un hombre.


PSC.UNA FUERZA POLITICA QUE SE MANTIENE VIGENTE BREVE HISTORIA Hasta mediados del siglo XX, la vida del Estado Ecuatoriano se había caracterizado por la presencia y confrontación de dos partidos politicos: Conservador y Liberal, los mismos que habían dirigido la Republica durante casi 70 años, los primeros, y, 50 los segundos .A pesar de aparecer en el escenario público como rivales absolutos, sus diferencias se referían solo a aspectos religiosos: Los primeros se proclamaban clericales y los segundos anticlericales: no obstante en lo referente a principios económicos, políticos y sociales mantenían la misma estructura colonial, principios caducos que no satisfacían las exigencias de la hora presente, sino que ampliaban más las diferencias y la marginación de las mayorías ecuatorianas. Frente a esta realidad, aparecían las primeras manifestaciones socialistas y comunistas que pregonando satisfacer las necesidades económicas constituían la más absoluta negación de la libertad política, económica y derechos integrales que le asiste a todo hombre. Camilo Ponce Enríquez, de profunda convicción cristiana, amante de la justicia social, pero bajo al respecto de la libertad, busca una nueva solución para los problemas ecuatorianos, una solución que llena las aspiraciones populares. Y es así en compañía de un grupo de jóvenes idealistas con sus mismas inquietudes forman el MOVIMIENTO SOCIAL CRISTIANO y el 13 de noviembre de 1951, mediante la prensa y un pequeño folleto se hacen conocer los principios que les anima , principios que recogen los problemas que enfrenta la sociedad ecuatoriana. Esta declaración tiene gran impacto, que acrecienta el Movimiento, permitiendo avizorar que en poco tiempo más podía constituirse en un poderoso Partido Político. Los iniciadores junto con el Dr. Camilo Ponce Enríquez fueron entre otros, los siguientes. Dr. Carlos Pólit J., Dr. Carlos Bustamante Pérez, Ing. Luis E. Iturralde, Sr. Manuel Utreras Gómez, Sr. Renato Pérez Duarte, Sr. Alfredo Astorga, Sr. Juan Campaña, Dr. Luis Ponce Enríquez. Sr. Miguel Saona, Sr. Luis A. Landázuri, Dr. Enrique Arroyo Delgado y Dr. Manuel de Guzmán Polanco. El movimiento social cristiano por la profundidad y solidez de sus principios empieza a constituirse en la agrupación de mayor importancia en la década de los 50, y su líder fundador cada vez se convierte en el orientador más fuerte de la política ecuatoriana. En la tercera presidencia el Dr. Velasco Ibarra, gobierno siempre conflicto, hace presencia el Movimiento Social Cristiano cuando el Dr. Camilo Ponce Enríquez es nombrado Ministro del Estado. En su paso por el Ministerio hará efectivo los postulados del Social Cristianismo, con el respeto más absoluto a las libertades públicas , pero igualmente el respeto a la autoridad legítimamente constituida, por primera vez, el Dr. Velasco Ibarra.


En 1956 el Movimiento Social Cristiano tiene como candidato a la Presidencia de la República de su líder Dr. Camilo Ponce Enríquez Su compañía se basa exclusivamente en los principios doctrinados del Movimiento, nada de ofertas demagógicas, sus discursos son mensajes de justicia social encuartados a la realidad ecuatoriana, lo cual es aceptado por el pueblo y a pesar de una serie de maniobras electorales, el 10 de septiembre de 1956 es consagrado como Presidente del Ecuador, después de 60 años de gobierno liberales. El Gobierno Social Cristiano de Ponce se caracterizó por el respeto absoluto de los derechos humanos, por el cumplimiento de ofertas electorales, creó el subsidio familiar, que constituye una de las grandes conquistas de la clase trabajadora del Ecuador, los fondos de reserva con fines de vivienda, el Instituto de Colonización, entre otras cosas. Realizó una obra material extensa y profunda, pero sobre todo enmarcado en la más absoluta honradez. EL M. S.C. SE COVIERTE EN PARTIDO POLITICO En 1967 el Movimiento Social Cristiano se transforma en PARTIDO SOCIAL CRISTIANO, Sixto Durán Ballén se presenta como candidato a las elecciones presidenciales de 1978, mas no logra captar la votación necesaria para ganar el poder en la primera vuelta electoral , y se presenta para la segunda vuelta en 1979. El P.S.C. hizo el más grande aporte al retorno del orden constitucional, después de 8 años de dictadura. En ese mismo año , otro social cristiano de capacidad extraordinaria , profundamente convencido de los valores republicanos, asistido de una valentía y una rectitud a toda prueba , el Ing. León Febres Cordero es elegido por el voto popular como Representante Nacional ante el Parlamento. Su labor legislativa se materializa en la defensa de los intereses populares, en la denuncia de las inmoralidades y corrupción administrativas convirtiéndose en el fiscal del pueblo. Y a pesar de ser casi una voz aislada, con la veracidad de las pruebas presentadas, obtiene la censura de dos Ministros de Estado; del Ministro de Gobierno Dr. Carlos Feraund Blum, cerebro y maquinador del Gobierno del Dr. Roldós y del Dr. Oswaldo Hurtado cuando le comprueba el negociado de las muñecas de trapo. Y al ministerio de recursos naturales y energéticos por la subida ilegal de la energía eléctrica que afecta primordialmente a las clases populares. EL ORADOR CAMILO PONCE ENRIQUEZ En una apoca sobresaturada de egoísmo y de envidia, como la que , desafortunadamente atraviesa al presente el Ecuador, en la que no se vacila en esgrimir la mentira y la calumnia, armas innobles, si con ellas se puede herir sino abatir a quienes en posesión de una verdadera oportunidad han logrado levantarse sobre la mediocridad del medio, es extraordinariamente edificante la gallardía de quienes, remando contra corriente, tienen


el valor y la entereza para reconocer y rubricar con su pluma o proclamar con su verbo las cuales superiores, los altos dones con que la providencia doto a ciertos ciudadanos. Enrique Villasis Terán, erudito biógrafo de Santa Maria de Jesús, castizo cronista de Quito y su Progreso, con la honradez característica del escritor católico, es uno de aquellos, cuya pluma señera y docta, se complace en presentar a la consideración de su conciudadanos los valores auténticos allí los encuentra; testimonio de lo cual es el capitulo EL ORADOR de una obra que prepara en la actualidad. Tal capitulo tiene por personaje al ilustre ecuatoriano y eximio orador señor doctor don CAMILO PONCE ENRIQUEZ, candidato, al presidente de la Republica para el periodo constitucional de 1956 a 1960. Demás estaría de mi parte comentario alguno al capitulo como el que ENRIQUE VILLASIS TERAN entrega a los lectores Quito, a 24 de Marzo de 1956

EL ORADOR Es historia, no es leyenda. El 10 de agosto de 1884 subió al pulpito de la catedral de Quito el ilustre jesuita Padre Manuel José Proaño para ensalzar la acción de los próceres de la independencia. España, dijo el orador, planto el árbol de la cruz en las playas y las cumbres de América; pero cuando el trono español volvió un instante el rostro a esa Cruz, bajo del cielo una palabra y humillando a la Metrópoli, dio soberanía e independencia a sus colonias.


Cuenta luego lo que sucedió. Nadie lo ignora. Cayó esa palabra en Quito. Era una mañana esplendida: al salir de madrugada de las iglesias los quiteños, vieron en plazas y calles muchos banderines con estas palabras:Salva Cruce, líber esto;, salva cruce, libertatement gloriam consequuto. Pueblo quiteño, salva la cruz, conquista libertad y gloria. España dormía el sueño del filosofismo volteriano, el sueño de la impiedad llevada de3l extranjero. La palabra de la libertad, que necesitaba oír amétrica, cayó en Quito. Así, apunta el orador, gobierna Dios a los hombres y a los pueblos. La desgracia es que los hombres somos muy irreflexivos, muy olvidadizos. Producto de la necesidad histórica es Ponce Enríquez, producto del medio. Mucho ha sufrido el ecuador en sesenta años. La Cruz es Cruz civilizadora del mundo, ha sido ultrajada por el liberalismo radical, por el socialismo, por el comunismo. Hay apariencia de paz religiosa. Federico Nietzsche dicen que, en su demencia, cantaba la derrota de Dios sobre la cumbre de los montes.Los regimenes impíos del Ecuador han puesto su mano en todo lo sagrado. Nadie puede contar los ríos de lágrimas que han corrido de los ojos de las mujeres y de los niños victimas del divorcio. La Región había dicho: Dejad que los niños se acerquen Cristo. Las leyes ecuatorianas dijeron. La conciencia del niño es inviolable; Cristo no puede entrar a la escuela. Y así vinieron para el Ecuador la disolución de las costumbres, la invasión de las herejías, la modificación del mapa, la miseria, el desconcierto. Esa palabra que necesita el Ecuador para conquistar el bienestar y la gloria, la libertad verdadera, es Camilo Ponce Enríquez. Supo hacer frente- dice de el en 1956 el mismo pensador de 1925- a una interpelación con todo el poderío de las mejores cabezas del socialismos sólo, completamente solo, repelió uno tras otro, a cuantos se cualigaron contra el. Hora tras hora, el pensamiento de la patria flameaba en la palabra de Camilo Ponce, avisándonos que la nación tenía un hombre destinado a engrandecerla y devolverle ese fulgor de otros tiempos. Es la palabra de Ponce Enríquez, palabra nueva. Un Ecuador nuevo, una patria renovada salen de los labios de Ponce. De su palabra hay que decir lo que afirma Ricardo León de la lengua castellana: que cabalga a rienda suelta como elegante amazona llena de orgullo y bizarría. En los labios de Ponce Enríquez han vuelto los ecuatorianos a presiar las excelencias del idioma, las que el mismo hablista español antes citado enseña que tiene. Oyéndole a Ponce, se comprueba como es cierto que el castellano asentó sus cimientos en las ruinas de las primeras hablas peninsulares, puso el pie sobre las fuertes raíces del éusquero, labro los rotos mármoles latinos, atavíese con elegancia helénica, supo emular los apasionados acentos del Yemen, apacentó sus místicas ternuras en la sacra lengua de Israel, llenos de tropos inspiraciones, de sonidos misteriosos guturales, imito las melodías del italiano, unas voces compuestas del alemán, pero sin perder nunca su ser propio, tomando sus cosas nuevas o extrañas para hacerlas suyas con invencible señorío, acomodándolas antes a su genio y virtud.


Convencer y mover son la esencia y el fin de la oratoria. El orador reúne una serie de pensamientos oportunos y los expresa lógica y vigorosamente. Manejar la palabra para persuadir una verdad y mover las voluntades al fin propuesto es la oratoria. Una verdad, la necesidad de un ecuador nuevo, de una Patria nueva, propone el Dr. Camilo Ponce, y esa verdad, con Esplendor veri. Noble es en si la oratoria. Propone la verdad a la inteligencia y el bien a la voluntad Hombre de carácter que quiere el bien, y que por hacerle triunfar, sabe manejar victoriosamente el arma de la palabra, ha dicho catón, es el orador.Se equivoca Kant definiendo la oratoria como “el arte de engañar por medio de hermosas apariencias”. Ser orador a lo Kant es defraudar a los auditorios. “Aquel es mas elocuente, cuyos razonamientos prueban, agradan y mueven, enseña Cicerón; y solo aquel orador vence, que mueve”. Esto es Ponce. Hay que oír a Ponce, donde quiera, en el parlamento, en la cátedra, en la tribuna, en la calle o en la plaza. Sabe hacer querer a los oyentes lo que el quiere. Maneja la patética con maestria.Es un apasionado de la verdad, del bien verdadero. Es un apasionado de la verdad, del bien verdadero. Es un maestro de la continua excitación de los efectos, del aire de excitar o calmar las pasiones del auditorio, según sea conveniente. Este divino arte y esta divina ciencia solo se alcanzan con el profundo conocimiento del corazón humano. Poco importa saber como prepara Ponce Enríquez sus discursos. Lo cierto es que en ellos hay las partes necesarias que señalaron los maestros. Exordio, proposición, dimisión, confirmación, refutación, epilogo. En oraciones, de acuerdo con la circunstancias, el orador modifica alguna de estas partes, se adapta a los elementos de lugar, auditorio o tiempo. Ponce Enríquez tiene el don de la oportunidad. En Camilo Ponce Enríquez, hay todo lo que Castelar del orador. “El orador es el hombre múltiple. Necesita pensar como el filosofo, argumentar como el dialéctico, imaginar como el poeta, representar como el autor, cantar como el músico, tener una vida integra como el moralista , y una fe inquebrantable como el apóstol”. Solo así se puede llegar a la cima de la tribuna política, o académica, o religiosa, y desde allí lanzar sobre la multitud la elocuencia, esa lluvia de ideas, a veces placida como el roció, a veces violentísima como el huracán. Además, dice el maestro español, el orador necesita facultades externas de elocuencia, de acento, de presencia, de acción. De ahí es muy cierto que junto a la iniciación de toda idea, para preparar un mundo que se adelanta a ocupar un lugar en el espacio de la inteligencia, o para resistir la caída de una libertad, aparece siempre un gran orador. Hay que ver a Ponce Enríquez enfrentándose con los auditorios. Un señor. Ni desafía, ni teme. Inicia la marcha del discurso majestuosamente. Apoco, acelera el movimiento,


siempre con señorío. Después todo el auditorio esta pendiente de su palabra, ya grave, ora placida, ya solemne y arrolladora. Tiene su voz un acento nuevo; maneja las manos con encantos: son en el los ministros de la razón y la sabiduría, que dijo Granada. Con plenitud se realiza en Ponce lo del autor del Eclesiastés; que la palabra es el “sexto don divino”. Ni se quita, ni se pone. Dios que ha hecho todas las cosas sujetas a número, peso y medida, ha dado a Ponce Enríquez el don de la palabra. La humildad es la verdad .Ponce no se envanece y ha puesto su palabra al servicio de Dios y de la Patria. El siente la vocación de político y cuando habla, en su palabra, se expresa al ecuador y piensa en la nueva edad de gloria, que esta a las puertas. No podemos hablar de casualidad, sino como decía el propio orador Doctor Ponce, debemos hablar de casualidad. Bien sabemos que la casualidad es un término inventado por el hombre para disimular su ignorancia. Una palabra que ha caído en Quito, una palabra nueva que anuncia un Ecuador nuevo, no viene sin misión ni sentido a dar a la Patria el esplendor y el bienestar que le corresponde, después de la interrupción que el error causo en su desenvolvimiento historico.Ademas de palabra nueva, palabra de oro, Ponce Enríquez es obra. Es el orador estadista. Así manda Dios hombres nuevos a los pueblos, para que se salven, si aciertan a oírles. Sombra de lo que es la oratoria de Ponce Enríquez, todo lo que este capitulo. La vida de esa palabra soberana no se pinta ni se narra. Si algún entusiasmo puede despertar lo dicho de la oratoria del Dr. Ponce, abría que recordar el episodio de esquines, rival de Demóstenes. En su destierro de Rodas principio esquines por leer a sus discípulos los dos discursos sobre el proceso de la Corona. Los discípulos aplaudieron, pero estaban sorprendidos que con ellos no hubiera triunfado el maestro.”Aguardad”, les dijo, y les leyó el de Demóstenes, con que le había derrotado. Sus discípulos renovaron los aplausos. Esquines exclamo.Pues que seria si hubieseis escuchado a Ponce. En confirmación del poder avasallador de la palabra del Dr.Camilo Ponce Enríquez, basta anotar la angustia que sus opositores van a hablar a los pueblos: en su gira triunfal por el país, los aterrorizados antagónicos del Dr. Ponce vienen poniendo toda clase de estorbos para que no se oiga esa palabra nueva, porque saben como en efecto así sucede que, después de cada proclama del candidato centro- derechismo, las multitudes se vuelcan hacia las filas de Alianza Popular que enarbola la Bandera patria, con las tres virtudes teologales, Fe, Esperanza y Caridad , o los tres colores, amarillo, azul y rojo, como ha dicho la mujer quiteña. BREVES ANOTACIONES SOBRE LADOCTRINA SOCIAL CRISTIANA 1 ANTESEDENTES 1.- IDEOLOGIA


Cosmovisión o visión del hombre y del mundo que lo circunda, que tiene la persona o una determinada colectividad, lo cual implica la concepción de una escala de valores. Criterios basados en escalas de prioridad que significan el paso de lo abstracto a lo específico y concreto.Cuando nos limitamos a las esferas del conocimiento, tales como la persona, la indigencia nativa del hombre, su carácter dinámico y creador, estamos en el dominio de la filosofía y de la doctrina. Cuando concretamos esas consideraciones las exigencias del pluralismo social, del desarrollo económico, de la autoridad, de la legitimidad del poder, etc., entonces hacemos ideología. Sin embargo, esta diferenciación entre filosofía, doctrina e ideología no es real sino mas bien didáctica, pues casi nunca se dan por separados.En el caso de la posición socialcristiana la dependencia es absoluta, puestota la política se apoya necesariamente sobre una cierta metafísica, a tal punto que según creamos que el hombre tal será la sociedad, así mismo, según sea nuestro concepto de lógica es determinante del futuro de la sociedad de la propia humanidad.La democracia no puede ser tan solo una formula política, sino la consecuencia de una concepción del hombre y la sociedad, de las fuentes del derecho y la razón de ser las instituciones que la formalizan. 2.-EL ANTIHUMANISMO La concesión incomparable del hombre y la negociación de su destino sobrenatural, primeramente por el individualismo liberal y luego por el colectivismo liberal y luego por el colectivismo marxista, han llevado a la humanidad a una de sus etapas mas trágicas en la que la manifestación, al forrar todo lo que el hombre tiene de personal, le cierre el camino hacia una libertadad creadora; en las que las inmensas conquistas de la ciencia y la tecnología, de la información y de la producción, en buena parte se dirigen a la explotación de los débiles por las fuertes, a la autodestrucción mediante la guerra y a la sustitución de los valores éticos por un nihilismo desesperado.El individualismo liberal abandona al hombre al automatismo concurrencias que rige al vida económica, destruyo los eslabones intermedios de la sociedad, dio lugar a la gran concertación de capitales y a la apariencia del asalariado indefenso paupérrimo, todo lo cual a dado origen a la cuestión social contemporánea. Por su parte, el colectivismo marxista, como reacción al anterior, aparece en el periodo de plena expansión del capitalismo y en el despegue de la era industrial, y se traduce en la absorción de lo privado en lo publico, de lo sugestivo en lo objeto, del individuo en la maquinaria del Estado que tiene a una completa ocupación de aquel, a proveer sus necesidades, lo cual supone la perfecta transparencia y la exacta docilidad del ciudadano a los organismos administrativos, con la consiguiente eliminación total de la libertad personal y la destrucción en el dominio de la cultura y las ideologías.En los regimenes comunistas existe un capitalismo de Estado, una sociedad con clase perfectamente diferenciadas, una denominante y otra denominada que ha llevado a SAKHAROV a decir que”La inmensa mayoría de su clase alta el aparato administrativo del partido y del gobierno, la fracción mas favorecida por el intelecto se a ferra obstinadamente a sus privilegios, secretos o no,y se muestra profundamente indiferente a las violaciones de los derechos humanos, a las necesidades del progreso, a la seguridad de la humanidad futura “, y , a ROBERT GARAUDY, que el hecho de que el estado se apropie de la plusvalía, no ya a nivel de las empresas sino a nivel nacional , no asegura automáticamente el control popular, que el hecho de que el Estado se apropie de la plusvalía, no ya a nivel de las empresas sino a nivel nacional, no asegura automáticamente el control popular sobre el uso de trabajadores. La negación de todo ordenación a lo sobre-humano y como


abjuración de toda trascendencia, constituye el fundamento del antihumanismo, que ni siquiera la terrible experiencia de la II Guerra mundial ha podido superar como lección suficiente para la humanidad. Ninguna de las causas que han desencadenado el antihumanismo han sido renovadas: el egoísmo, el odio, el apetito de poder han seguido su curso, y hoy destino de una nación, sino la suerte de la humanidad entera. 3.-LA MASIFICACION. Se la considera en forma especial por tratarse de un fenómeno contemporáneo que debe ser tenido en cuenta, no solamente con motivo de análisis sino, principalmente, como materia de una sola humanista, socialcristiana. Llamamos masa a un conjunto inorgánico de individuos que no obra ni vale sino por su peso, y cuyos componentes no obran ni valen sino por el peso de todos: Causas: A.-Concentración urbana: acercando a los individuos y aun amontonándolos, se facilita por principio de cuentas corrientes de imitación y la propagación de influencias, y sobre excita, por la proximidad física y por la facilidad para las masas de transformarse en multitudes, las emociones colectivas. Por el progreso técnico y la transformación caleidoscópica de las condiciones sociales, el hombre se halla ante un universo y una conducta que es necesario reinventar diariamente; por ello, la tentación de abandonarse al movimiento en lugar de dirigirlo. B.-El desarrollo de los medios de transporte, de información y de comunicación social.La fabricación en serie y la generalización de las normas, repercuten sobre la psicología individual, nivelándole y uniformizándola. El hombre- se aparta del silencio y la reflexión en que se descubre a si mismo y vive fuera de si, alterado, perdiendo su atributo mas esencial; la posibilidad de meditar, de recogerse dentro de si mismo y vive _ fuera de si , alterado , perdían su atributo mas esencial ; la posibilidad de meditar , de recogerse dentro de si mismo para ponerse consigo mismo de acuerdo y precisarse que es lo que cree, lo que de verdad estima y lo que de verdad detesta .la alteración le ovni bula ,le ciega , le obliga a actuar mecánicamente en un frenético sonambulismo. C.-Los movimientos intelectuales que hacen del mundo, reducido a fuerzas físicoquímicos un conjunto de agregados y relaciones de fuerza, y según los cuales los valores moralismo cuentista, el marxismo y los conceptos filosóficos que oculta el pragmatismo capitalista, exigente una relación reciprocan de casualidad. D.-.El peso de la economía capitalismo, y actualmente también totalitarismo colectivas, han hecho estallar las comunidades tradiciones en que el individuos hallaba a la vez su limite y su apoyo. La familia esta dislocada y se ha vuelto inestable e infecunda; la sociedad de trabajo constituye el lugar geométrico de las competencias y opciones; la aldea y el barrio han perdido su originalidad y vitalidad; la nación se confunde con el Estado, abstracto y administrativo, ridículo cuando es bonachón, odioso cuando es autoritario. E.-La instrucción mas dirigida, superficial e insuficiente , mantiene a extensos sectores de la población, al margen de un concepto cabal de la vida y de la verdadera cultura ,lo


cual de hecho, ha debilitado cuando no ha hecho desaparecer, el espíritu religioso y cívico,- que a sido remplazado con morales provisorios y oficiales.- En resumen , la causa principal que procedió a la formación de las masas , es el capitalismo : el fenómeno gano en extensión y en profundidad a medida que el capitalismo individualista liberal de unidades pequeñas y medias , cedió al capitalismo masivo de los monopolios .El problema de la pacificación, es un problema humana, cuales son su libertad y capacidad de raciocinio y juicio , pues el hombre de las masa pierde sus atributos y su conducta se reduce cada vez mas a un comportamiento determinado, que leyes de promedio permiten calcular antipadamente , casi con certeza. De otro lado y junto a su despersonalización , el hombre de las masas, invadido por las presiones y excitaciones del instante, se desinteresa del provenir y vive al día , no por virtud a consecuencia de una elección deliberada, sino por incapacidad de prever ,por una alineación que le lleva a no ejercer otras libertad que la de la indiferencia , porque su libre albedrío desaparece al mismo tiempo bajo las presiones sociológicas que lo aplastan y bajo el impulso de instintos que ninguna disciplina interior combaten.-Colocadas en condiciones infrahumanas, no es sorprendente que las masas sufran y se agiten:el hombre masa , enajenado , quiere volver a ser persona ;las masas demuestran su ansia de un cambio , cual quiere que les brinde una promesa de mejoría , su desprendimiento del pasado , su desprendimiento del pasado , su despreocupación por el porvenir, su propensión al nihilismo .- El fenómeno de las masas corresponde a un periodo de la adolescencia de la humanidad:suele decirse que el hombre llega a la mayoría de edad, y esta afirmación es valida respeto del poderío humano, al cual la técnica asegura para el futuro un poder casi discrecional sobre la naturaleza:sin embargo, en el plano moral , la humanidad no demuestra todavía las cualidades que permiten al adulto la libre disposición de si mismo.Con razón afirma Pió XII que la época actual se distingue por un claro contraste entre el inmenso progreso realizado por las ciencias y la técnico y el asombroso retroceso que ha experimentado el sentimiento de la dignidad humana.La obra maestra y monstruosa, dice, al mismo tiempo , de esta época , ha sido la de transformar el hombre en un gigante del mundo físico a costa de su espíritu, reducido a pigmeo en el mundo sobrenatural y eterno ;tanto la economía mercantil y la sociedad de consumo como el sistema colectivista, caminando hacia una pacificación estandarizada y tienden al dominio que detenta el complejo militar-industrial- tecnológico. 4.-EL HUMANISMO CRISTIANO Surge en rescate de la persona humana frente a la”deshumanización del hombre”.No obstante la evocación de la doctrina revelada que encierra la expresión cristiano, no es en cuanto tal parte de la Revelación misma ,puesto que no es de índole religioso sino filosofica.Aun cuando en su época San Agustín y Santo Tomas elaboraron una teoría cristiana de la sociedad y de la cultura , constituye un fenómeno moderno, pues que sus implicaciones teóricas para la estructura social solo fueron objeto de elaboración filosófica cuando fue necesario contra restar las aberraciones del individualismo y el socialismo , causantes de la cuestión social contemporánea .El humanismo cristiano de una respuesta a la cuestión ¿ Qué es el hombre? y, por lo mismo, acre un camino a la Humanidad que permite salir de la crisis social y cultura determinada por las potencias colectivistas y por la sociedad de masas , mediante la reinvidicacion del hombre como ser destinado a un fin sobre-natural y al cual por ende, corresponde un valor de dignidad que se elevan por encima de la sociedad , del Estado , la nación y la raza


subordinándole todos estos antes a realización de las tareas vitales encomendadas a su responbiladad. II.- LOS PRINCIPIOS FILOSOFICOS)

SOCIAL

CRISTIANOS

(METAPOLITICOS

O

1.-PRIMACIA DE LA PERSONA HUMANA.El hombre es compuesto de alma y cuerpo sujeto a las leyes de la materia. Alma y cuerpo forman una sola sustancia que se denomina PERSONA .Es, por tanto sustancia individual de naturaleza racional, es la individual de la naturaleza racional, es la individualidad perfecta, la máxima expresión de la individualidad ente los seres creados. El hombre es el sujeto y el objeto del orden social, por lo cual la sociedad y el estado se orientan al desarrollo integral de cada hombre y de todos los hombres, en sus dimensiones materiales, culturales y espirituales.La sociedad y el Estado encuentran su origen en los individuos , cuya virtud los derechos del hombre son anteriores e independientes del estado.Este principio social cristiano se denomina PERSONALISMO, el cual sus implicaciones filosóficas individuales y sociales, ha sido desarrollando con el precisión y profundidad por JACQUES MARITAIN Y EMMANUEL MOUNIER. 2.-NATURALEZA INDIVIDUAL Y SOCIAL DEL HOMBRE El hombre es un ser existente en si mismo, no es momento ni aspecto de otra realidad temporal y es inconfundible en su individualidad. El hombre es un fin en si mismo, pero al mismo tiempo es indigente y requiere de la sociedad para la satisfacción de sus necesidades.Es deficiente, en cuanto no puede alcanzar el desarrollo de su propio ser ni la plenitud de su pers9onalidad, aisladamente. Es eficiente, en cuanto tiene capacidad de comunicar a los demás el bien y la verdad.La relación hombre-sociedad realiza en la ambivalencia del hombre deficiente-eficiente, se resuelve, en ultima instancia, en polos de recepción y aporte, con miras al logro de los valores. La persona se adorna a la sociedad en calidad de parte de un todo substancial de unidad física que absorba a sus componentes, pues no es cosa del Estado, y conserva su personalidad y fin especifico y sus derechos nativos que debe ser reconocido y asegurados por el Estado; de manera que solamente constituye parte en un sentido analógico en cuanto a la parte tiene actividades que no son del todo y, a su vez, el todo tiene actividades que no corresponden a las partes. El ordenamiento del hombre a la sociedad política es en virtud de un fin superior a ambos y que no es otro que el bien de la vida humana total .El individuo se subordina al Estado, como la parte al todo; pero el Estado se subordina al bien de la naturaleza humana y, por consiguiente, al individuo no en relación a sus pertenencias individuales, sino a la razón universal por la cual es hombre. 3.-LIBERTAD Y RESPONSABILIDAD DEL HOMBRE La libertad consiste para el hombre, en el plano personal y en el social, en la capacidad de autodeterminarse con respeto a las tareas vitales esenciales que su naturaleza racional


plantea a su responsabilidad moral. Del lado personal, esta autodeterminación esta ligada a la libertad de la voluntad; del lado social, al orden de la sociedad, que hace posible su ejercicio. Si bien la libertad es inmanente al hombre, esta se conquista día a día con esfuerzo, de tal manera que, en la practica, constituye un proceso de liberación. La libertad no es facilidad ni anarquía, sino el mayor compromiso de responsabilidad que la humanidad conoce.-Quien desea gozar de sus beneficios y es incapaz de a sumir sus exigencias, quiebra el resorte interior que la sostiene.MARITAINsostiene que la democracia es una organización racional de las libertades fundadas en la, Ley y, añade, con la democracia ha iniciado la humanidad el único camino autenticó, o sea, el de la nacionalización moral de la vida política; en otros términos , el camino hacia la mas elevada realización terrestre de que sea capaz el hombre.-.sino el complejo de los derechos de libertad fundados en las obligaciones morales de hombre; pues no existe tales derechos solamente en función de dichas obligaciones, que a su vez determinan sus limites sino que la realización de las mismas esta condicionada por la cooperación social, siendo en consecuencia , limitados por su propia esencia . La libertad tiene un destino, es para algo, y este algo es la realización de los fines vitales esenciales prescritos al hombre por su naturaleza. De esta fundamentacion sólida carece la idea individualista de la libertad ilimitada del hombre, en virtud de la cual cada uno cede una parte de esa libertad ilimitada en orden a la institución de una potestad ordenadora social que le permita hacer uso del resto, de conformidad con su voluntad. También carece de esta fundamentacion, la idea colectivista de la libertad, en virtud de la cual el Estado asigna a cada individuo su esfera de libertad en consonancia con las libertades de la organización social, condicionadas por la técnica y la economía, convirtiéndose así la libertad en una necesidad reconocida. El planteamiento social cristiano supone que la liberación- individual, social y económica será factible si existe una base ética espiritual y cultural que la sustente y que, por lo mismo, reindique el verdadero contenido de la democracia que, de ser falsificado, la convierte en un sistema vacío y sin vida, en su campo neutral donde todo se permite, incluso el derecho de destruirla. 4.-LA DIGNIDAD HUMANA DEL TRABAJO. El trabajo es el medio de autorrealización del individuo y de progreso de la sociedad. Es por lo mismo que debe ser promovido y respetado en su integridad. Bien manifiesta el PAPA JUAN XXIII en su Encíclica Materret- Magistral, que sea el funcionamiento y las estructuras económicas de un sistema productivo ponen en peligro la dignidad humana del trabajador, o debilitan su sentido de responsabilidad, o le impiden la libre expresión de su iniciativa, hay que afirmar que ese orden económico es injusto, aun en el caso de que, por hipótesis, la riqueza producida en el alcance un alto nivel y se distribuya según criterios de justicia y equidad. Dada su vinculación a la persona humana y a la realización de los fines vitales y esenciales de la misma, el trabajo ocupa una posición especial en el orden social. No puede ser apreciado solamente como un factor de la producción. Por el contrario, constituyendo un derecho y una facilidad superior del hombre, reclama la adquisición del sustento vital como objetivo de la política económica estatal, así como la realización del derecho del trabajor a compartir la responsabilidad y la gestión en la esfera laboral de la empresa, de la comunidad profesional y de la economía social. 5.-LA SOCIDARIDAD.-


La vida individual y la vida social, cuya interrelación es indisoluble, tiene un esencial sentido moral que les dignifica y valora, puesto que la búsqueda del bien implica la corresponsabilidad de todos los individuos y de toda sociedad frente al destino común que, en el fondo, es la elevación humana a niveles superiores de la vida espiritual. El precepto evangélico ‘’Amaras al prójimo como a ti mismo’’ tiene un valor universal independientemente de la opción religiosa, y constituye el fundamento moral de la sociedad, a punto que unifica a los hombres en su fin ultimo y hace la fraternidad universal la relación interhumana mas elevada. Esto supone que cada a de responder por el todo de que forma parte, y del todo a de responder por el todo de que forma parte, y del todo ha de responder por cada uno de sus miembros. Solidaridad, que no es compasión ni filantropía, sino, al decir de NELL- BREUNING,el solidarismo es el sistema del orden social que, a diferencia del individualismo y el colectivismo, hace justicia a la doble vertiente de la relación individuo y sociedad: del mismo que el individuo se halla ordenado a la comunidad por efecto de su tendencia social esencial, también la comunidad, que no es otra cosa que los individuos en su vinculación comunitaria, se halla ordenado a los individuos, de los cuales esta compuesta y para los cuales existe, a la vez que solo realiza su sentido y a través de la realización personal de los mismos. 6.-PLURALISMO SOCIAL.La familia y las sociedades menores están formadas por individuos y tienen sus propias responsabilidades, esferas de acción y derecho privativos.Por lo tanto, deben ser respetadas y promovidas en su originalidad y autonomía, pero también debe estar orientada al bien común de la sociedad total. Desvelar estas realidades comunitarias y sus derechos, y con ellos los supuestos condicionantes de una estructuración social caracterizada por una amplia descentralización del poder, ofrece la máxima importancia en esta época de crecimiento constante del poder colectivo. Este principio es de vital importancia dentro del desarrollo democrático de la sociedad, pues al tiempo que determina un optimo aprovechamiento de la división del trabajo en libertad, dinamiza el cuerpo social y aminora la extrema dependencia hacia el Estado que ha venido a denominarse la hipertrofia de la función política y, consecuentemente, pone freno al paternalismo estatal. 7.- PERFECTIBILIDAD DE LA SOCIEDAD CIVIL.En el orden temporal no existe ninguna formula ni sistema que pueda considerarse perfecto. Todas las conquistas de la humanidad, sin excepción, son obra del hombre, quien por naturaleza es imperfecto y finito. Por lo mismo, ninguna creación humana es cualitativamente insuperable. Es una concepción voluntarista de la sociedad, no naturalista, ni mecanista, pues siempre interviene la voluntad humana para alcanzar in definitivamente el perfeccionamiento. Este principio se opone a la tesis hegeliana que sostiene que el proceso dialéctico no puede seguirse hasta el infinito, sino que tiene que detenerse en un estado final concluyente. Lo mismo sostiene MARK, al afirmar que la sociedad sin clases resuelve la dialéctica (lucha de clase) y constituye el estudio último


de la sociedad humana, susceptible solamente de cambios cuantitativos más no cualitativos. 8.-FUNCION SOCIAL DE LA PROPIEDAD PRIVADA Este concepto encuentra una diáfana explicación en la Encíclica Mater et Magistral, El derecho de propiedad privada, aun en lo tocante a los bienes de producción, tiene un valor permanente, ya que es un derecho contenido en la misma naturaleza, la cual nos enseña la prioridad del hombre individual sobre la sociedad civil al hombre .Por otra parte, en vano se reconocería al ciudadano el derecho de actuar con libertad en el campo económico si no le fuese dado al mismo la facultad de elegir y emplear libremente las cosas indispensables para el ejercicio de dicho derecho. Además las experiencias demuestran que en los regimenes políticos que no reconocen a los particulares la propiedad, incluida la de los bienes de producción, se violan o suprime totalmente el ejercicio de la libertad humana con las cosas mas fundamentales, lo cual demuestra con evidencia que el ejercicio de la libertad tiene su garantía y al mismo tiempo su estimulo en el derecho de la propiedad….Es decir, la propiedad privada debe asegurar los derechos que la libertad concede a la persona humana y, al mismo tiempo, prestar su necesaria colaboración para restablecer el recto orden de la sociedad, la propiedad privada y su funcionamiento social, que se sustenta en la naturaleza individual y social del hombre, es la mas poderosa garantía de la responsabilidad y libertad personales y el mas vigoroso impulso del fenómeno del bien común, y con ello de ordenar los bienes terrenales a su finalidad de servir al hombre en la realización de sus cometidos vitales. De ahí que la propiedad privada, incluso de los bienes de producción, debe ser estimulada y universalizada, de manera que sus frutos aprovechen a su titular y a la comunidad y se logren los mayores y mejores niveles de igualación social y de la justicia social. En la propiedad común de los bienes de producción surge la pugna de los grupos sociales, de lo cual ofrece una expresiva ilustración de la lucha de partidos en la democracia moderna, en orden a conseguir el control de las empresas del sector publico y, además, la respectiva influencia en función de los puntos de vista de la ideología y fines partidistas. Cuando solamente el Estado es propietario de los medios de producción, posee el monopolio del poder de dominación. Este derecho constituye el más sólido baluarte institucional frente a la concentración del poder en el Estado. El objeto de una reforma social justa debe ser laboral por un orden social que devuelve su plena realidad privada con su función social de orden, pero al mismo tiempo le impida el ejercicio de un poder social, o sea, de un poder de denominación que exceda el mero dominio sobre las cosas.Al efecto, es indispensable ir al fondo mismo de la cuestión mediante un orden demarcado con control social que asegure la función social de la concurrencia y con ello el mantenimiento de la función social de la propiedad propiedad privada y, también, mediante la supresión de la preeminencia de la propiedad y su poder social frente al trabajo, ordeñando a la propiedad y al trabajo hacia el fin social de la economia, el derecho de la propiedad se vulnera por el incumplimiento de su función social por su deficiencia en su pleno ejercicio(producción no optimizada dentro de las posibilidades reales, inadecuada distribución de los frutos entre los elementos de la producción, monopolismo y explotación injusticia). De hecho, existen bienes que por su naturaleza pertenecen a la comunidad, los cuales no son susceptibles de aprobación privada, pero el Estado que las administra tiene que orientarlos también a una estricta función social.


9.-FUNCION INSTRUMENTAL Y SUBSIDIARIA DEL ESTADO El estado no es un fin en sí mismo. La razón de su existencia es el cumplimiento del bien común. Pero el bien común no es misión exclusiva del Estado, puesto que todos los demás sujetos, individuos, familias y toda la gama de los cuerpos intermedios, están obligados a aportar su contribución y, dentro de su propia esfera, a satisfacer las necesidades que los son específicas. El Estado, como medio o instrumento para la consecuencia de aquellos bienes y servicios que ni los individuos ni la sociedad pueden obtenerlos por sí solos, se encuentra ordenado dentro de una ley de prelación de responsabilidad y competencias de validez general. El individuo y los cuerpos sociales tienen la primera responsabilidad en la realización de las funciones vitales, a partir de sus propias fuerzas, correspondiendo al Estado la responsabilidad a partir de la insuficiencia de esas fuezas, de manera que debe existir tanta sociedad como sea posible y tanto Estado como sea necesario,-La facultad del Estado para intervenir en aquellas esferas necesita de una especial justificación en función de la situación del bien común. Hay esferas que de principio corresponden al Estado, pues sus finalidades son imposibles de cumplirse por la sola acción de los individuos y la sociedad, tales como la seguridad, la administración de justicia, el ordenamiento jurídico, la coordinación general de todas las posibilidades sociales en función del bien común. Se debe destacar también, que el Estado, en países donde prima la crisis económico-social encuentra un área de intervención mucho mayor en orden de corregir los mecanismos que por erróneos insuficientes llevan a una situación de palmaria injusticia social, pero en todo caso promoviendo la libertad en todos los órdenes, pues de prescindirse de esta obligación fundamental, de nada serviría el correctivo, por el contrario, se acentuarían el desorden y la injusticia. El grado de intervención estatal no es absoluto, sino que está acondicionado a las realidades y exigencias de cada comunidad. 10.-EL BIEN COMUN.El bien común esta constituido por todos aquellos bienes y servicios, indispensables para la realización personal del hombre, que no puedan ser alcanzados por los individuos y las sociedades menores. Por lo tanto guarda estricta correspondencia con la naturaleza del Estado, o sea, el bien común es a los bienes particulares lo que el Estado es respecto de los individuos que lo constituyen. El bien común realiza la justicia social cuyo fundamento es la independencia entre la obligación de aportar y el derecho de recibir. En el orden de acción, el bien común es la participación de todos los individuos y comunidades menores de la sociedad, en los bienes resultantes de su cooperación. El bien común es el bien del todo social en el conjunto de sus miembros de la sociedad su ser y su fin y, por lo tanto, no pueden ser desligado de la totalidad de los miembros de la sociedad. No es el bien común una sublimación del bien individual, hecha por intermedio de la sociedad, sino la integración de aquel en un orden, en un sistema, en una estructura capaz de asegurar el perfeccionamiento humano.


III.-LOS PRINCIPIOS SOCIAL CRIOSTIANOS (POLITICOS) 1.-RESPETO A LAS PROPIEDADES DE LA MATERIA Por principio, en la acción política concreta, han de considerarse y respetarse las características de cada pueblo e, inclusive, de las parcialidades que en él coexiste. No cabe la aplicación de modelos absolutos o elaborados en función de obras sociales. Los principios de justicia y los aportes de la ciencia y de la técnica, en la realización concreta en una determinada comunidad, deben ajustarse a las necesidades y características que tiene el hombre de esa comunidad y valoras sus personalidades para desarrollarse plenamente en el entorno de su cultura, de su convicciones y sus metas. 2.-SINTESIS POPULAR. Frente a la sociedad de masas y a la lucha de clases, la alternativa eficaz y justicia es la integración social, esto es por una parte el fomento del máximo rendimiento de los cuerpos intermedios de la sociedad, la promoción de éstos a fin de que cada hombre este incorporado en la toma de decisiones para la solución de las necesidades propias de su esfera de acción, al mismo tiempo que la afirmación de un diálogo transaccional permanente que atenué los conflictos internos de la sociedad. En desarrollo del principio de solidaridad y con miras al fortalecimiento de la democracia, esta alternativa exige una mayor participación individual y social en las determinaciones del poder público. Para la integración de las masas en un proceso redentor, son indispensables las élites de cuño popular. 3.- ESTADO DEMOCRATICO.Paso del Estado constitucional puramente formalista, a un Estado dinámico, efectivo, capaz de transformar la sociedad en orden al cumplimiento general de los principios de la libertad y la justicia. Que la democracia sea realmente lo que definía LINCOLN, el gobierno del pueblo, del pueblo y para el pueblo, frase que de manera alguna constituye una expresión demagógica sino una síntesis perfecta del origen, participación y finalidad sociales en un régimen sustentado moralmente en la autoridad y la libertad.

4.-DESARROLLO ECONOMICO Y SOCIAL.No es una mera concepción económica. Los planteamientos no pueden ser meramente matemáticos económicos, sino que deben tener como punto de partida al hombre y debe tener un contenido de índole moral. Se trata de a aprovechar en la mejor forma los bienes disponibles en una sociedad, en forma tal que racionalmente puedan ser aumentados en cantidad y calidad, para ser distribuidos con justicia a fin de eliminar los


desequilibrios regionales, sectoriales y sociales. El desarrollo económico-social debe ser armónico y comprender la realización de todo el hombre y todos los hombres. 5.-PLANIFICACION DEMOCRATICA.En una sociedad democrática la planificación no puede ser el fruto de decisiones centralizadas y tecnoburocráticos. La planificación debe reflejar las opciones fundamentales de la comunidad y en consecuencia en su discusión deben participar las principales categorías de la actividad pública y privada que existen en un país. Esto implica superar las dificultades y relaciones tirantes y complejas ente el sector público y los diferentes grupos de la comunidad, en especial las organizaciones sociales representativas. La planificación, en esta forma concebida, obtendría mayor confianza y, en consecuencia, la participación positiva de los diferentes grupos en su ejecución. 6.-INTEGRACION Y JUSTICIA SOCIAL INTERNACIONAL.En este punto está perfectamente relevado en los artículos 43, 44, 45, 46 y 47 de la Declaración de Principios del Partido Social Cristiano. PREAMBULO NOTA: Se deja intacta esta introducción, para constancia, histórica del pensamiento que dio inicio en 1951 primeramente al Movimiento Social Cristiano, luego reconocido como Partido Político desde 1967; y en homenaje a su fundador el catedrático, pensador, eximio ciudadano y republico , el Ex – Presidente del Ecuador Dr. Camilo Ponce Enríquez, fallecido en 1976, quien fue el que redactó este preámbulo. En cuanto a los principios Doctrinarios que siguen, en su actual redacción son sustancialmente los mismos de 1964 cuando fueron expedidos por primera vez, con las modificaciones indispensables por razones de época y de lenguaje político, adaptados a las nuevas realidades ecuatorianas y del mundo. Los últimos años hemos visto derrumbarse el Marxista Ideológico y el Comunismo o el socialismo práctico y con él casi todos los regímenes inspirados en esa filosofía. Así también los principios de la Doctrina Social de la Iglesia han cobrado nueva fuerza y han actualizado su vivencia en las presentes realidades, como lo testimonian los nuevos documentos pontificios y lo ha precisado el extraordinario texto de Juan Pablo II, la Encíclica ´´CENTESIMUS ANNUS´´, expedida en conmemoración de la centuria de aquella famosa Encíclica del León XIII la ´´RERUM NOVARUM´´, que iluminó el siglo XIX con la aplicación de los principios cristianos a la problemática social. “Hacia 1945, al término de la Segunda Gran Guerra, la Humanidad se vio avocada a la incertidumbre. Una expresión totalitaria había sido derrotada por el concurso, ideológicamente absurdo, de las Potencias Occidentales y el totalismo soviético y si por una parte, las decadentes estructuras democráticas liberales ofrecían la solución de su permanencia, por otra, el auge del imperialismo comunista extendía una norme y


creciente mancha sobre los pueblos de la Tierra, con intención de predominio universal. La conquista ideológica, aparte de la política, de La Unión Soviética amagaba a Europa Entera, a Asia, a América, a todos y cada uno de las naciones. La Democracia Universal, con su aditamento capitalista y materialista, si bien defendía en principio la libertad y la dignidad humana, estaba sobrepasada por el tiempo y lejos de satisfacer recóndito y violento reclamo de las nuevas generaciones. La Democracia Liberal, como forma y sistema de Gobierno, carecía de los valores éticos y conmovedores de la conciencia y tenían en su haber histórico el inevitable fracaso que, partiendo de las ficciones abstractas, conduce el cúmulo de necesidades insatisfechas en el hombre, la Sociedad y el Estado. Siempre súper-estructura política había pretendido constituirse en filosofía rectora de la totalidad del conjunto político, económico y social y se encontraba con que sus postulados, ajenos a la vitalidad y vigencia de las cuestiones social, al imperceptible pero fatal asentamiento de las nuevas formas y, sobre todo, a la integridad del hombre como conjunto inseparable de cuerpo y alma con destinos superiores a los de la materialidad de la vida, entraban en juego de competencia con la poderosa mística comunista y eran avasallados inmisericordemente. Sin duda, a la Democracia Liberal le faltaba algo, que, desde mediados del siglo XIX hasta lo que llevamos de recorrido en el siglo XX, ha originado una completa transformación en las ideas políticas y sociales del mundo. De esta manera la crisis de Democracia liberal y del capitalismo materialista parecía, al término de la Segunda Guerra, dejara abierto el camino al imperio del materialismo dialéctico y del comunismo totalitario. Es entonces cuando la evolución vitalizadora de las esencias cristianas sufre y pronuncia su palabra de verdad, contentando los dos extremos del materialismo el capitalista y el comunista y reivindicando para el hombre su integral patrimonio moral y material; para la familia, sus fueros imprescriptibles y sagrados; para el Estado, sus funciones de ejecutor del bien común, para la Sociedad de Estado, el rol de instrumento de la armonía en la justicia y de la paz en el derecho. La democracia Cristiana, que salva a buena parte de Europa de nuestros días y que en América ofrece un camino despejado y amplio al presente y futuro de las generaciones es la tecera posición del conflicto doctrinario moderno y se rige por encima de las dos grandes caras, uno de los dos grandes fracasos, de la filosofía materialista de la vida. Contraria y opuesta al comunismo, lo es igualmente al capitalismo. Contrario al estado débil e inorgánico, también lo es del Estado totalitario y negador de la libertad y de la dignidad humana. La democracia Cristiana no es comunismo ni capitalismo. Sus principios rectores aspiran a interpretar y poner en acto de vida moderna las milenarias y sabias doctrinas del Evangelio. Y, en cuanto hace el Ecuador, la objetividad de los hechos no está acaso sugiriendo replanteamiento general que supere a las antiguas y descastadas normas socioeconómicas y que, en la alternativa, fatal de los tiempos, de a la Patria la seguridad de no ser comunista merced a la victoria e implantación de la Democracia Cristiana. Ya en 1951, 13 años hace, el Movimiento Social Cristiano que constituyó el primer eco nacional a la voz universal que surgía de los escombros morales y materias de la guerra.


Claro está que ni las circunstancias ni los tiempos permitían otra cosa que el esbozo de la inquietud y la siembra de la simiente. Motejado de “Comunista” por los sectores reaccionarios, lo fue de “Disfraz Conservador” por el comunista criollo. Sin embargo, ha perdurado y, lo que es más, ha invadido los campos de meditación de las juventudes y los trabajadores, de las universidades y los talleres, y empieza a crecer y a multiplicarse con claros signos de inevitable y pronta victoria, la victoria Demócrata Cristiana Ecuatoriana, del Partido Social Cristiano, al amparo de los principios puros y redentores que a continuación se anuncian. IDEARIO DEL PARTIDO SOCIAL CRISTIANO PERSONA- FAMILIA-SOCIAL -ESTADO ART.1.- El PSC deriva su nombre de dos grandes fundamentos y objetivos: los principios temporales de la filosofía cristiana como base de convivencia social y el bien común como fin político. Uno y otro hacen posible el desarrollo integral de la persona, dentro del ordenamiento social de la sociedad. ART.2.-El PSC proclama la ineludible necesidad de transformar progresivamente la estructura del sistema económico social imperante, para establecer una nueva organización en la que se respecto y dignifique a la persona como sujeto del Estado y se posibilite a la Sociedad el debido cumplimiento de su misión. La transformación que proclamamos es un cambio programado, rápido y radical de las actuales estructuras socio-económicas y políticas, que debe realizarse por etapas, mientras se forma una sólida conciencia social, fundamentada en los derechos de la libertad, en los deberes de la solidaridad y en la corresponsabilidad de las personas frente al bien común. ART.3.-La Doctrina Social Cristiana se inspira para esta profunda y pacífica transformación en sus propias fuentes doctrinas, compaginándolas con la exigencia y peculiaridades de la realidad nacional y la evolución mundial. ART.4.-El hombre es un ser sociable por naturaleza, sujeto de deberes y derechos intrínsecos, anteriores e independientes del Estado. ART.5.-A estos derechos y deberes fundamentales, que configuran la dignidad humana que acompaña a todo hombre y mujer por el solo hecho de su existencia, se los ordena en relación a la persona, a la familia y a la sociedad.

ART.6.- Son derechos de la persona en si: A.-

El derecho a la vida y a los medios necesarios para conservarla defenderla, incluyendo la vivienda, la salud y la seguridad social y la pública.

B.-

El derecho a la libertad, limitado por el derecho de los demás.


C.-

El derecho a la propiedad y a la iniciativa privada, con las limitaciones de sus deberes sociales.

De estos derechos básicos se desprenden: 1.-

Derecho a la honra;

2.-

El derecho ha desarrollar las facultades físicas, intelectuales y morales y ha disponer de los medios de información y cultura, en busca del desenvolvimiento de la propia personalidad.

3.-

El derecho a la inviolabilidad de la conciencia

4.-

El derecho a la libre elección de Estado, profesión y trabajo;y,

5.-

El derecho a profesar su religión y convicciones en forma pública y privada.

ART.7.-Son derechos de la persona en la familia: A.-

El derecho a formar una familia según su propio y responsable criterio;

B.-

El derecho a mantener la integración orgánica da la familia y a defender los valores que en ella se cultivan.

ART.8.-La familia es sujeto de los siguientes derechos principales: A.-

El de su existencia;

B.-

El de ser respetada por las personas, por la sociedad y por el Estado, con eficaces medios de protección y ayuda;

C.-

El de formar a los hijos responsablemente, de acuerdo con las inalienables libertad e inviolabilidad de conciencia de los padres;

D.-

El de gozar de condiciones económicas y sociales que permitan: 1.-la protección económica y el derecho al trabajo; 2.-La Educación; 3.-Techo propio;


4.-Defensa de la Salud; 5.-Seguridad Social; 6.-Desarrollo Comunal; E.-

El de herencia activa y pasiva.

ART.9.- El PSC propugna el derecho del padre o madre de familia a una remuneración que le permita satisfacer las necesidades propias y de la familia. Corresponde al Estado mejorar constantemente el régimen de subsidios familiares. ART.10.-El respeto, la protección y la ayuda que el Estado debe a la familia han de traducirse en normas legales y concretarse en instituciones que garanticen la efectividad de los derechos familiares en lo espiritual, en lo biológico y en lo económico. ART.11.-Son derechos de la persona en la sociedad: A.-

El de cooperar en el bien común y participar de él;

B.-

El derecho al trabajo y a su justa remuneración;

C.-

La participación en una estructura económica y política que garantice debida función de la propiedad, impuesta por el orden social y el imperio de la justicia;

D.-

La libertad de expresión y de asociación dentro de los límites de la moral y de la Ley.

E.-

El derecho a un orden jurídico y a la seguridad pública que garanticen efectivamente la dignidad de la persona y permitan el progreso de la sociedad;

F.-

El derecho a intervenir y cooperar responsablemente en la organización y funcionamiento del Estado dentro de un régimen de democracia respectivamente, participativa, eficaz y pluralista;

G.-

El PSC rechaza la manipulación de las creencias religiosas en las luchas políticas.

ART.12.-El PSC hace suyos los principios consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la Interamericana sobre los Deberes y Derechos de el Hombre. ART.13.-Consecuentemente, rechaza y condena como violatorios a estos derechos cualquier método o sistema de segregación, sea hombre o mujer, o bien sea racial,


religiosa, política, económica o social y sostiene que toda persona, por serlo, tiene derechos naturales y con sustanciales que le asisten. ART.14.-.Del respeto a los principios de la justicia y la libertad, así como de la observancia de las normas jurídicas, nace la paz social. El Partido Social Cristiano se adhiere a los principios universalmente aceptados de la justicia social que entiende que la sociedad debe más al más necesitado. ART.15.-Los deberes cívicos son inexcusables para el ser humano. Su incumplimiento le vuelve responsable de los fracasos de la gestión pública y culpable ante las exigencias del bien social. La educación a de formar el recto criterio del ciudadano dando a la participación en la vida pública dignidad en los conceptos y practicidad en las realizaciones, contribuyendo a la reafirmación de la identidad y unidad de la Patria. II EL CAPITAL, EL TRABAJO Y EL DESARROLLO SOCIAL ART.16.-Fundamento de la Justicia Social es el


ABC del PSC  

ABC del partido social cristiano del Ecuador

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you