Page 1

uisa giraldo


ludopatia

2

La ludopat铆a es un impulso irreprimible de jugar a pesar de ser consciente de sus consecuencias y del deseo de detenerse. Se considera un trastorno del control de los impulsos, y por ello la American Psychological Asociaci贸n no lo considera como una adicci贸n.


ludopata

La ludopatía es un problema al que se llega involuntariamente, nadie quiere ser adicto, ni perjudicarse o perjudicar a los otros. Pero desafortunadamente cuando se cae en esta adicción o patología, no involucra solo al jugador , sino a su entorno, ya sea amigos, pareja y/o familia, , por lo tanto cuando se realiza tratamiento para juego patológico se tendrá que realizar terapia familiar para poder ayudar a este ludópata y a su familia.

Por: Maria del Pilar Jaime Medica psiquiatrica. Universidad Javeriana Maestría en dogodependencias. Deus to Bilbao España Los criterios Diagnósticos según el Diagnostic Statistical Manual IV Reviewed Text DSM IV DSM IV – TR (2001) del Juego patológico son:

A. Comportamiento de Juego desadaptativo, persistente y recurrente, como indican por lo menos 5 (o más) de los siguientes ítems: 1. Preocupación por el juego (por ejemplo, preocupación por revivir experiencias pasadas de juego, compensar ventajas entre competidores o planificar la próxima aventura, o pensar formas de conseguir dinero con el que jugar)

3


4

2. Necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado. 3. Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego. 4. Inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego. 5. el juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas o para aliviar la disforia (por ejemplo, sentimiento de desesperanza, culpa, ansiedad, depresión). 6. Después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo (Tratando de “cazar” las propias perdidas) 7. Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas

para ocultar el grado de implicación con el juego.

8. Se cometen actos ilegales, como falsificación fraude, robo, o abuso de confianza, para financiar el juego. 9. Se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo u oportunidades educativas o profesionales debidas al juego. 10. Se confía en que los demás proporciones dinero que alivie la desperada situación financiera causada por el juego.


B. El comportamiento de juego no se explica por la presencia de un episodio maniaco. A lo que respecta a los puntos 7, 8, 9 y 10: Es allí donde el ser ludópata, deteriora las relaciones o hay perdida de relaciones importantes, pueden existir separaciones, divorcio, abandonos de los cónyuges inclusive en ocasiones se acude a la interdicción del ludópata para proteger el patrimonio de la familia o los sueldos.

Para poder comprender un poco el Jugador patológico y su familia hay que conocer sus ciclos de vida. La familia es el medio natural en que aparece y se desarrolla el individuo, y por ello tiene una influencia importante en su desarrollo.

Como dice Jay Haley, observar a un individuo por fuera de su familia es como observar a un pez fuera del agua.

5


El individuo tiene varias fases DEL CICLO VITAL

6

Fases del ciclo vital Las fases por las que se considera que se desenvuelve el ciclo vital de la familia, y que vamos a ver a continuación, son las siguientes: • Joven adulto no casado • Pareja recién casada • Familia con hijos pequeños • Familia con hijos adolescentes • Familia como “trampolín” para los hijos- “nido vacío” • La familia en la vejez

Joven adulto no casado: Es el período en que un sujeto ha superado la adolescencia, se ha constituido como individuo, pero todavía no ha formado pareja. La tarea de esta fase consiste en buscar la manera de separarse de su familia de origen Se pone a prueba su capacidad de diferenciarse adecuadamente de su Familia de Origen. El problema que se presenta es cuando no se logra cambiar a formas menos interdependientes de relación entre padres e hijos.


Pareja recién casada: Vista por la literatura como la más fácil y feliz (“...Y fueron muy felices y comieron perdices...”) sin embargo es una de las transiciones más difíciles y complejas. A menudo se da como solución a un problema: “Me casé para irme de casa...” Por ello una pregunta útil para entender mejor por qué se entra en esta fase es: “¿Qué esperaban del matrimonio?” La entrada en esta fase supone la tarea de negociar juntos: • Muchos problemas o costumbres personales (vida cotidiana: comer, dormir, cuándo tener relaciones sexuales, cómo organizar la jornada, dónde vivir, trabajar, ir de vacaciones, etc.) • Relaciones con padres, hermanos, otros parientes, amigos, etc. El matrimonio en el día de hoy se efectúa desde una modificación de los roles clásicos de la pareja, sobre todo en lo referente al rol de la mujer que se encuentra en

condiciones de igualdad por tener una mayor autonomía económica y mayor independencia emocional, aunque siga soportando una igualdad de trabajos fuera de casa lleva una sobrecarga de trabajo dentro de la pareja.

Familia con hijos pequeños: El paso a esta fase requiere que los adultos “suban” una generación y se ocupen de la generación más joven. Los hijos necesitan ser contenidos por reglas, autoridad y seguridad parental. La generación más joven necesita la protección y guía de los adultos


8

Caracterizar catarsis de todo lo que ha sucedido por el juego y las consecuencias que han surgido, en ese momento se observara como esta familia esta interactuando. Hay que realizar un Genograma e indispensable saber en quĂŠ ciclo de vida se encuentra en individuo. Se pueden encontrar jugadores en los varios fases del ciclo de vida, entre ellos tenemos:


Familia con hijos adolescentes: La entrada en esta fase supone una nueva definición de la relación entre padres e hijos. Los padres no pueden ejercer una autoridad total y tienen que ir permitiendo una responzabilización del hijo cada vez mayor aunque acorde con su desarrollo personal. Hay que saber construir una flexibilidad a nivel de los límites familiares con dichos hijos adolescentes

Familia como “trampolín” para los hijos- “nido vacío”: Con el paso del tiempo los hijos, ya sea porque van constituyendo parejas o porque la autonomía económica lo permite, van saliendo de casa. Los padres que han estado inmersos en el proceso de crianza de los hijos, que ha requerido tanta dedicación, ven que estos

“vuelan fuera del nido” y se van quedando solos. De ahí que a esta fase se la conoce como la de “nido vacío”. Hay un sentido de interrupción, de vacío: la pareja se encuentra sin nada que decirse ni compartir, y debe re-negociar su relación y su vida futura.

La familia en la vejez: Los miembros ancianos de la familia deben adaptarse a la nueva situación laboral, es decir a la jubilación, período bastante conflictivo con fuerte sensación de vacío, sobre todo para el miembro más implicado en lo laboral, que tiende a ser en los miembros que actualmente han llegado a esta fase, el hombre. Esto crea tensión en la vida matrimonial. Se pueden producir también problemas de inseguridad o de dependencia económica así como de pérdida de amigos y parientes aunque el estrés más grave es la pérdida del cónyuge, lo que puede generar problemas de elaboración del duelo así


como de reorganización de la vida cotidiana. Es una fase en la que los padres se enferman gravemente o mueren.

1. ADULTOS JOVENES Y/O ADOLESCENTES

10

Los jóvenes Juegan inicialmente como entretenimiento, repiten problemas de juego de los propios padres. Son jóvenes que viven muy solos, el juego es su compañero o amigo la familia esta ausente o con disfunción familiar y el juego se convierte en una forma para no afrontar los problemas. Con frecuencia los padres se sienten culpables o culpan a la pareja de lo que pasa a los hijos y realiza comparaciones frecuentes con otros miembros de la familia En un proceso terapéutico: • Los padres pueden llegar a ciertos acuerdos sobre como tratarlos de forma más útil, cercana y con confianza. • Jerarquías (Paternal, filial, fraternal) • Como seria el futuro sin juego

SIGNOS DE ALARMA: • Tener cosas relacionadas con las apuestas en casa (billetes de lotería, fichas de casino, recuerdos de lugares de apuestas) • Pedir más dinero, pedir dinero prestado con amigos y vecinos sin nunca hacer el esfuerzo de pagarles. • Vender objetos personales • Mentir, engañar y robar • Tener deudas inexplicables o ganancias de dinero repentinas • Recibir llamadas telefónicas de extraños • Tener cuentas telefónicas costosas • Ausencias inexplicables de la casa o del colegio o universidad • El soñar despierto se hace más común, con distanciamiento emocional • Signos de tristeza y ansiedad • Estar de mal genio. • Cambios en hábitos de sueño y alimentación. • Distanciamiento de las amistades, grupos sociales o actividades habituales.


2. PAREJA RECIEN CASADA Con mucha frecuencia la familia de origen conoce y oculta el problema del ludópata antes del matrimonio del jugador y hace frente a deudas de juego al margen del cónyuge del jugador. El ludópata miente constantemente y culpa al cónyuge de los problemas económicos y de conducta, empiezan a tener problemas de pareja y llegando en ocasiones a creer que existen problemas de infidelidad o “cosas Oscuras” antes de enterarse que es jugador. Los ludópata se sienten mal padres, mal hijos, mal esposos y los subsistemas jerárquicos, van cambiando, donde los roles y las esposas/ os de los jugadores se trasforman en cabeza de familia.

3. NIDO VACIO. Mujeres que tienen problemas. En esta etapa, las mujeres se sienten solas y con frecuencia que los hijos ya se han ido de la casa o ya la madre no son tan indispensables, son en la mayoría mmujeres separadas o divorciadas, Pensionadas, Solteras, pueden tener problemas de pareja y por lo tanto tienen dificultad para manejar el dinero, algunas no trabajan, dependen de otros, son poco sociables y el casino, las hace sentir importantes, por eso vemos con tanto frecuencia este tipo de mujeres El proceso terapéutico consiste en No culpabilizar al jugador y explicarles a la familia por el proceso que está pasando. Ayudar a estas jugadoras donde hacerles ver que no son malas madres, ni malas esposas, ni malas hijas. Y hay que empoderarlas y devolverles su jerarquía.


12

4. PERSONAS QUE VIVEN SOLAS Y/O SEPARADAS CON JUEGO PATOLOGICO. NIDO VACIO La mayoría de los jugadores en este ciclo de vida son personas que duelos mal elaborados y el juego es su parte de su escape- (terapia), en estudios se han observado que son personas depresivas y que quedan solos en fase temprana. El juego se convierte como reemplazo de ese compañero. Cuando las familias de origen del jugador cuando se enteran que existe una nueva relación, ven el juego un aliado para alejar esa nueva relación.. Los jugadores cambian las relaciones familiares y de amigos por las relaciones con el juego. En el proceso terapéutico se debe resolver los duelos no resueltos ya que en lagunas oportunidades el juego

es una manera de llamar la atención de sus familias. Los familiares tendrán que acercarse, tras un periodo de lejanía y al mismo tiempo la familia tendrá que aceptar que pueden rehacer su vida, sinq uqe eso signifique traicionar el afecto del ser que se ha ido. TERAPIA DE FAMILIA • Terapia familia indispensable, en el proceso terapéutico de rehabilitación para los jugadores patológicos • La terapia de familia ayuda a mejorar las jerarquías o subsistemas de la familia (parental, filial, fraterna) • Restablece la confianza. • Mejora las relaciones interpersonales deterioradas • Dismiuye la culpabilización de la familia hacia el jugador • El jugador construye una vida diferente sin mentiras


13

Recreación o Adicción Recreación Vs Adicción El juego patológico es considerado por un lado como un trastorno de los Hábitos y del control de impulsos por el CIE - 10 (Clasificación Internacional de Enfermedades), y por otro lado; DSM - IV (Manual Diagnóstico y Estadístico) como una adicción comportamental al cumplir con los criterios de abstinencia, tolerancia y dependencia psicológica que se presentan en las adicciones químicas.

Cualquiera que sea la forma de clasificar el Juego Patológico, es un hecho que ésta es una enfermedad que ha venido creciendo hasta el punto en que se estima que cerca del 2.5 % de la población padece de Ludopatía. Dentro del tratamiento se hace necesario un abordaje

multidisciplinario o multicomponente para garantizar los resultados de abstinencia y prevenir recaídas de la conducta a futuro; es decir, el plan de tratamiento debe ser abordado por Psiquiatría y Psicología; y para ciertos casos específicos se debe contemplar la asesoría legal, jugadores anónimos etc. En lo que respecta al tratamiento psicológico, existen ciertos criterios de importancia que no deben ser pasados por alto; ningún paciente es igual a otro, lo que implica la necesidad de trabajar con las diferencia individuales de cada uno. Debe realizarse un proceso de evaluación profundo donde se puedan identificar esquemas mentales, antecedentes familiares, factores de aprendizaje y mantenimiento, estrategias cognocitivas, rasgos de personalidad e historia del problema.


14

La ludopatía debe tratarse como una respuesta o conducta que queremos reducir, disminuír y en última instancia eliminar, esto nos lleva invariablemente a realizar un análisis funcional del comportamiento que incluya los antecedentes y consecuencias que mantienen la conducta de juego. El Juego patológico puede verse como un trastorno multicausal; existen predisponentes biológicos que contribuyen a que una persona con familiares jugadores tenga más probabilidad de desarrollar la enfermedad que una sin esta predisposición. La probabilidad aumenta si en la familia existen ludópatas, sin que ello implique necesariamente que toda persona con antecedentes familiares tenga que desarrollar la enfermedad. Los factores de aprendizaje y ambientales cumplen una función clave en el desarollo y mantenimiento, en este sentido, es menos probable tener problemas de juego si la persona cuenta con un repertorio alterno para afrontar dificultades, si tiene

habilidades para solucionar problemas, o si vive en un medio donde no tiene ocasión de apostar y el juego es socialmente castigado. - Hay mayor probabilidad de desarollar la adicción si se vive en Las Vegas que si se vive en una comunidad indígena en el Amazonas-. Existen ciertos rasgos de personalidad caracterizados por baja tolerancia a la frustración, altos niveles de exigencia, ansiedad por preocupaciones, evitación de problemas o dependencia, que en combinación con otras causas pueden favorecer el inicio y mantenimiento del problema en mención. Una persona que juega por primera vez en una máquina tragamonedas y lo hace por diversión, no le da mucha importancia al hecho de haber perdido el dinero destinado para apostar, sería como ver una película que resulta aburrida;” perdí el dinero”. La dificultad puede aparecer cuando se tienen los rasgos de personalidad mencionados o vulnerabilidad personal y genética, la apuesta inicial deja de ser


divertida para convertirse en una angustiante necesidad de recuperar lo perdido. Para estas personas el ganar es un problema y perder támbien. Tengamos presente que el apostador con problemas de control de impulsos se identifica por el hecho de querer recuperar lo perdido mediante la apuesta execiva.

A parte de las diferencias individuales de cada paciente, no es lo mismo una persona que apuesta en la ruleta a una que juega en las máquinas tragamonedas o en las máquinas de caballos o que apuesta de manera compulsiva a las loterías. De igual forma no es lo mismo un adicto a la marihuana que uno a la heroína.

No es raro encontrar pacientes que además de ludopatía tengan otra enfermedad que pueda ser causa o efecto del trastorno primario. Esto es conocido como Comorbilidades; ansiedad, depresión, alcoholismo, problemas

Los tratamientos para adicción están caracterizados por probabilidad de

de pareja, tabaquismo o trastornos alimenticios entre otros. En este sentido, el análisis funcional al cual ya hice mención, ayuda al entendimiento de qué está produciendo qué, “ ¿Juego por que estoy deprimido?”, o “¿Estoy deprimido por jugar ?”. Podría parecer que cuando se habla de Ludopatía la guía de tratamiento es la misma, pero esto no es así.

recaídas; el paciente y la familia deben saber de

antemano que es posible que ocurra y que el tratamiento no es una solución “mágica” para su problema. -Estas personas muestran con frecuencia distorsiones cognocitivas como la del pensamiento mágico-.


16

Estamos ante un problema que termina por afectar varias áreas de ajuste del individuo, por lo general la familiar, afectiva, económica, laboral y social entre otras. Lo ideal es fortalecer sus redes de apoyo para que el paciente no sienta que está solo, incluso familiares o amigos pueden ayudar como coterapeutas lo que aumenta la probabilidad de éxito del tratamiento. Mediante diversas técnicas psicológicas se ayuda al paciente a afrontar sus miedos y expresar emociones. En el tratamiento también se trabaja el tema del manejo de la ansiedad, enseñando técnicas de relajación muscular progresiva, respiración diafragmática, visualizaciones guiadas y algunas otras que han mostrado buenos resultados en el control fisiológico de la ansiedad. Lo que se pretende en este aspecto es que el paciente pueda afrontar sus niveles de ansiedad

sin recurrir al juego. Se ha identificado que muchos de los pacientes con Ludopatía tienen déficit en estrategias de solución de problemas, lo que los lleva frecuentemente a querer solucionar sus adversidades con el juego. El entrenamiento en técnicas de solución de problemas brinda una herramienta más al paciente para que incluya el autocontrol en su repertorio de afrontamiento. Solucionar problemas haciendo una lista de alternativas, además de otros pasos que el paciente aprende rápidamente contribuye no solo a alejarse de los casinos, sino que fortalece su autoeficacia y autoconcepto.


Al enseñar al paciente a identificar y cambiar sus distorsiones, estamos entrando en el terreno de la restructuración cognocitiva, la cual pretende modificar los pensamientos automáticos que pueden precipitar una recaída, justificar el no buscar ayuda, esperanzar una ganacia, minimizar consecuencias negativas o negar una realidad evidente.

Se procura enseñar al paciente a que identifiqué que pensamientos sirven como señales de alarma para que cuando aparezcan los comente o busque ayuda en sus terapeutas, familiares o amigos. En este punto el autoregistro es una herramienta valiosa que muestra la forma en que pensamos ante diversas situaciones al tiempo que nos hace una descripción de los sentimientos asociados a los pensamientos anotados. Recuperar actividades alternas al juego, dedicar nuevamente ese tiempo que dedica a las apuestas a esas actividades que solía hacer antes: Lectura, actividad

física, actividades culturales, interacciones sociales etc. y lo más importante, a encontrar su verdadero sentido de vida.


18

Como se puede ver, los tratamientos deben abarcar un amplio terreno el cual no está delimitado en cada persona. La ludopatía es una enfermedad, pero tiene cura. Cuando el paciente tiene voluntad de cambio, una buen apoyo familiar y un tratamiento integral el Pero hay algo pronóstico es que él debe bueno. tener claro aún despues de varios años de abstinencia; no debe intentar probarse colocando nuevamente una moneda en la ranura...


Ludopatía  

Lucha libre