Page 1

Filosofía en Asamblea Lista

68

1) por la autoorganización de los estudiantes en un espacio público y abierto 2) independencia de las camarillas universitarias, del gobierno nacional y la oposición parlamentaria 3) por la transformación y democratización de nuestra carrera y sus organismos de cogobierno

Del 29 al 3 en junta vota´

Lista

68


CÓMO NOS ORGANIZAMOS Este espacio de la asamblea de filosofía surge en el contexto de la toma de la facultad, de la necesidad de discutir y debatir asambleariamente las cuestiones que hacen a la universidad. Problematizamos la forma en que se produce conocimiento, la forma en que se organizan los órganos de gobierno y, asimismo, reivindicamos los métodos adoptados durante el conflicto: toma de decisiones en asambleas, comisiones mandatadas y revocabilidad de sus miembros votados en asamblea y las manifestaciones públicas, tanto las clases como las movilizaciones. En este marco, hubo dos derroteros de discusión fundamentales: la reforma del plan de estudios y la junta departamental de la carrera. Consideramos que la junta departamental es un órgano antidemocrático por su propia forma de funcionamiento. Básicamente, la forma de representación política permite que una minoría tome decisiones en base a intereses espurios y a espaldas de la mayoría de quienes conformamos la carrera. En virtud de este carácter antidemocrático, buscamos democratizar todos los órganos de gobierno. De cara a nuestra intervención en la Junta Departamental, apostamos a organizarnos bajo la forma de la democracia directa. Esto significa dejar de permitir ser sustituidos de las decisiones que nos competen a todos y todas. Dicho de otra manera, se trata de generar un espacio que se dé a sí mismo sus propias formas, métodos y reivindicaciones políticas. Semejante apuesta implica para nosotros y nosotras, lo siguiente: 1. Convocatoria permanente a instancias públicas y abiertas para el tratamiento colectivo de los problemas de la carrera. 2. Delegados que asuman con la renuncia firmada, pudiendo ser revocados en cada asamblea y de carácter rotativo, para garantizar que cualquiera pueda ser delegado si así se decide. A su vez, estos delegados funcionarán como voceros de las decisiones tomadas en las asambleas. 3. Estas mismas instancias públicas y abiertas determinarán los criterios programáticos para asegurar el cumplimiento del mandato asambleario en las discusiones puntuales que se den en la junta departamental. Hemos avanzado con algunos criterios producto de nuestras asambleas precedentes, los cuales siempre pueden ser rediscutidos en cada asamblea. 4. Circulación permanente de la información como condición de posibilidad de cualquier decisión democrática. Esta es la manera que, a nuestro criterio, permite desarrollar y fortalecer una organización democrática capaz de intervenir en estos organismos antidemocráticos e imponer nuestros intereses.

Te invitamos a construir en la asamblea la filosofía que queremos. Te invitamos a pelear por estas propuestas en la JD y en cada espacio que habitamos. NOS JUNTAMOS LOS MARTES A LAS 19 HORAS EN EL PASILLO “DARÍO Y MAXI” DEL SUBSUELO DE LA FACULTAD.

Suscribite a la lista de mails de la carrera: filosofiaenpuan-subscribe@gruposyahoo.com.ar


INDEPENDENCIA DEL GOBIERNO Y LA OPOSICIÓN PARLAMENTARIA Y SUS REPRESENTANTES EN LA FACULTAD Y LA CARRERA Como se señaló, esta nueva etapa de la organización democrática de los estudiantes de filosofía surgió en el marco del proceso de lucha de 31 días de toma que atravesó nuestra facultad. En este proceso, además de funcionar por medio de asambleas y una comisión negociadora mandatada por ellas nos pronunciamos repetida e inequívocamente por la independencia respecto tanto del gobierno nacional como de la oposición parlamentaria. A diferencia de quienes optamos por confluir con otros sectores en lucha (como los secundarios o los trabajadores de Paraná Metal, con quienes marchamos el 16 de septiembre), el armado político del gobierno y la oposición parlamentaria no es el de favorecer la educación pública sino el de aliarse con los empresarios y la Iglesia subsidiados y la burocracia sindical asesina. columna vertebral del gobierno kirchnerista, asesina de compañeros luchadores como Mariano Ferreyra que apoyaba la lucha de los tercerizados del Ferrocarril Roca y fue cobardemente asesinado por la burocracia de Pedraza. No podemos más que, del mismo modo, expresar nuestra independencia de sus representantes al nivel de la facultad y la carrera, ya que son precisamente quienes quieren convertirlas en un apéndice de sus respectivos proyectos. En efecto, sabemos (ver el tercer punto de este material) que tampoco en nuestra facultad estos dos sectores tienen nada mejor que ofrecer: por un lado u otro tanto los oficialistas del gobierno y la gestión (Genealogía-El pliegue) como sus opositores (Síntesis-Poiesis) han avanzado en atacar la lucha de los estudiantes; en cobrarse una “vendetta” contra la toma con una batería de medidas reaccionarias que van desde la multiplicación de patovicas hasta la supresión de becas de apuntes y de la promoción directa en algunas cursadas; en la “autoevaluación” de las carreras; en mantener la des-financiación de la educación contra la cual venimos dando nuestra lucha; y finalmente, en utilizar la carrera para promover sus intereses privatistas, como se expresó en la puja por cuál sector designaba a dedo a sus allegados en la vergonzosa selección interna de Metafísica. Pues bien, como la Junta Departamental está constituida para preservar los intereses de estas camarillas en pugna, es que continuaremos organizándonos de manera independiente y con nuestros propios métodos y aliados, para avanzar en la transformación de la carrera y la democratización de los órganos de co-gobierno. Es a favor de esta perspectiva que nos presentamos a estas elecciones.

FILOSOFÍA: UNA CARRERA PARA POCOS Desde el ingreso a la carrera muchos sentimos el malestar que nos produce encontrarnos con algo que nunca creímos que fuera la filosofía. En el comienzo, lo que acá se llama “hacer filosofía”: los modos de dictarse la clase, las formas de evaluar/ examinar, la producción académica… Luego descubrimos la ausencia absoluta de autores fundamentales o tradiciones enteras, así como problemas filosóficos que nunca discutimos. En un principio, muchos tuvimos una actitud catártica frente a este malestar. La gran mayoría, por cierto, terminará abandonando la carrera en los primeros dos años. Ante esto, muchos nos hemos organizado y hemos notado que esta carrera deriva de todo un modo político de entender la filosofía. Para muchos profesores, graduados y estudiantes que ocupan los espacios de poder y decisión, la filosofía es un saber cosificado, de elite, y por ello escindido de toda práctica social no académica. Más aún si tal práctica social busca un cambio radical de nuestro mundo. Con estos insumos, la carrera actual produce sus graduados. Serán preferentemente investigadores, en detrimento de la tarea docente. Y no sólo eso, sino que investigarán bajo un modo de elaboración serializado e individual, y lo harán sobre temas desvinculados de toda práctica social.


Todo esto se refleja muy claramente en el carácter expulsivo de los horarios y condiciones de cursada. Al comienzo de la carrera cursamos hacinados. Más adelante nos encontramos con que no se dictan las materias que debemos o queremos cursar. Enseguida sufrimos materias con un sólo práctico y en horario prohibitivo para la enorme cantidad de estudiantes que trabajamos. O la insólita superposición de cursos de un mismo tramo. ¿Es primero el huevo o la gallina? Creemos que este modo de hacer filosofía está íntimamente vinculado a lo anti-democrático de los órganos de gobierno de la facultad y de nuestra carrera, la Junta Departamental. En la JD los “profesores” tienen casi el doble de representación que los estudiantes, cuando son menos del 1% de quienes habitan la carrera. Y todo esto sin contar que en la representación de graduados encontramos también a docentes de la carrera, dado que el claustro de “profesores” no incluye en su padrón al conjunto de quienes dictan clases en las materias. Así, las decisiones quedan en manos de minorías enquistadas. A pesar, o a causa de todo esto, somos muchos los que nos hemos comenzado a organizar para construir otra filosofía. Somos muchos también los que hemos empezado a dar pequeños pasos en concreto con seminarios como “Debates entre biopolítica, anti-biopolítica y marxismo en la filosofía política contemporánea”, seminarios colectivos como “Borges Problemático”, o proyectos de cátedras paralelas como la de Filosofía Contemporánea, y un largo etc. en donde se trabajan contenidos críticos hoy “vedados” (como Foucault, Marx, Althusser, etc.) y se propone una forma distinta de hacer filosofía. Estos pequeños pasos son granos de arena que aportan a una reforma del plan de estudio y a una transformación profunda de la carrera y de la filosofía. Por una filosofía que se entienda como una práctica creativa y transformadora. Una filosofía que dialogue desde tal práctica con las problemáticas sociales que nos atraviesan. Una carrera que se proponga crear las condiciones de posibilidad para que todo estudiante que trabaje pueda cursarla sin dificultades. Una carrera que sea gobernada democráticamente por todos los que la habitamos.

Por todos estos motivos proponemos: Por más presupuesto, más horarios de cursada –especialmente vespertinos– y renta a los ad honorem. Asegurar al menos un tercio de las comisiones de trabajos prácticos de cada materia en el turno vespertino. — Realizar la apertura de más comisiones con nombramientos rentados y adecuación de la renta al trabajo. — Asegurar la apertura de más comisiones de prácticos en horarios antes y después de los teóricos. — Asegurar el dictado de materias troncales en todos los cuatrimestres. — Asegurar el dictado de materias de orientación todos los años, distribuidas equitativamente entre ambos cuatrimestres. —Reordenar días y horarios de cursada, de modo que no se superpongan horarios de materias de la misma orientación. Defensa de las cátedras paralelas y seminarios colectivos, con renta para los docentes. Por la incorporación de contenidos críticos hoy “vedados”. Democratización de la producción de conocimiento. Ampliar la nómina de materias optativas del tronco de la carrera a todas las materias de la facultad (tal como lo indicaba la normativa anterior). — Apertura de cátedras paralelas, respetando contenidos, programas y metodologías alternativas. — Posibilidad de dictar seminarios y materias colectivos. — Posibilidad de presentar seminarios por parte de cualquier graduado. — Apertura de espacios curriculares que nos preparen para producir la tesis. — Posibilidad de producir y presentar tesis colectivas. Por una reforma del plan de estudios discutida democráticamente entre todos los claustros. Democratización de los órganos de co-gobierno –que incluya claustro único docente y mayoría estudiantil– y del acceso a cargos de docencia e investigación.

Filosofía en Asamblea

´ Del 29 al 3 en junta vota

Lista

68

Filosofía en asamblea - Lista 68  

Filosofía en asamblea - Lista 68