Issuu on Google+


Érase un vez un niño llamado Harry. Harry vive con su familia, (su padre y su madre), en Nueva York. Los mejores amigos de Harry son Fred y Jinny , los tres tienen 12 años y se conocen de ir desde muy pequeños al colegio juntos. Un día que Harry vino del colegio, se encontró a la policía en su casa, Harry les dijo que que había sucedido, los agentes de inmediato le dijeron a Harry que sus padres habían sido asesinados. Harry se quedó llorando mientras que los agentes intentaban contactar con algún familiar o conocido, pero como todos los familiares de Harry vivían muy lejos de donde él vivía, se fue a vivir con su amigo Fred. Pasaron cuatro años de los sucedido y Harry y sus amigos ya tenían 16 años. Un día, Harry se fue con Fred y Jinny a comprarse unas gafas nuevas, a una tienda nueva y desconocida. Entraron a la tienda y el dependiente era un poco raro, Harry le pidió las gafas y cuando Harry justó las cogió él, Fred y Jinny fueron transportados a un mundo diferente y mágico. Harry y demás se quedaron sorprendidos y boquiabiertos, fueron a investigar y se encontraron a un grupo de jóvenes de su misma edad. Los jóvenes les explicaron a Harry, a Fred y a Jinny que


habían sido transportados por ellos. Un joven le dijo a Harry que el asesino que mató a sus padres estaba en este mismo mundo y, que es un ser maligno y poderoso, también dijo que es un mago oscuro que está reclutando un ejército para luchar contra nosotros para apoderarse de este mundo. Y queremos que nos ayudéis. Harry, Fred y Jinny les dijeron: – (Harry, Fred y Jinny) Pero porque queréis que os ayudemos nosotros tres? – (Joven) Porque sois magos. – (Harry, Fred y Jinny) No puede ser, como podemos ser magos? – (Joven) Vuestros padres lo eran, pero ya estaban retirados y se trasladaron al mundo en el que vivís. Harry, Fred y Jinny se quedaron muy sorprendidos, pero el joven les explicó más cosas y los tres jóvenes aceptaron participar en la batalla. Pasaron varios días y todos los jóvenes enseñaban a los tres muchachos muchos trucos, hechizos y maleficios. Llego el día de la batalla, empezaron a venir ya los magos oscuros, mientras que todos los jóvenes se preparaban. Empezó la batalla, todo el mundo estaba


luchando mientras que Harry se fue a buscar al asesino de sus padres y lo encontró. Harry le dijo al asesino: – (Harry) Porque mataste a mis padres? – (Asesino) Hola Harry, no te enseñaron tus padres que primero hay que saludar? (Risa malvada). – (Harry) Respóndeme, porque lo hiciste? – (Asesino) Harry tus padres fueron traicionados por su mejor amigo y los vendió para que yo los matara. – (Harry) Porque los traicionó? – (Asesino) Porque sino lo mataba yo a él. (Risa malvada). Harry enfadado le lanzó un hechizo y empezó la batalla entre ellos. Lucharon varias horas y al fin, el asesino le mando a Harry un hechizo de muerte, llamado Avada Kedavra, el hechizo rebotó y el asesino se estaba quedando tan débil que estaba llegando a la muerte. Cuándo estaba apunto de morir el asesino le dijo a Harry: – (Asesino) Harry, el hombre que traicionó a tus padres sigue vivo. El asesino al fin murió y, todo el ejército de él se rindió, pero Harry no se quedó contento del todo porque el que traicionó a sus padres sigue vivo. FIN


Cuento