Page 1

Cacería deportiva y ética En este artículo quiero hablar un poco sobre responsabilidad que conlleva la actividad de salir de caza y safari, un concepto muy importante ya que como cazadores debemos hacernos responsables de todas nuestras acciones. Somos responsables ante los propietarios de los terrenos, ante los demás cazadores y ante los no cazadores, quienes también disfrutan del recurso. Además tenemos la responsabilidad con la propia fauna silvestre de utilizarla prudentemente y promover buenas prácticas de conservación. Como cazadores, somos responsables, ante nosotros mismos, de adoptar y seguir un código ético personal para que nuestros recursos naturales y el deporte de la cacería puedan ser legados a otras generaciones. Recuerde que la cacería es un privilegio que se puede perder. No podemos abusar de él. Quienes lo hacen pueden perder su licencia de cacería por un año o más, quizás hasta de por vida. El cazar en terreno de otro es un privilegio que se puede perder si se abusa del mismo. Cada vez que usted esté en el campo tendrá que tomar muchas decisiones, como cuándo y dónde cazar, con qué cazar, si el animal que encuentra es un animal de caza legal y si el posible tiro es seguro y responsable. En cuestión de segundos usted tendrá que determinar si la dirección o ángulo del disparo es seguro y si podrá cobrar su presa de manera humanitaria, evitando herir al animal y dejarlo con posibilidades de escaparse. La manera en que usted responda a todas esas alternativas será la medida de cuán responsable es usted. La ética comprende las reglas morales de comportamiento que nos comprometemos a seguir, sin importar que haya o no otra persona que nos observe. Los médicos tienen un código ético específico para su profesión, igual que los abogados, atletas, contadores, etc. La ética es un elemento importante de toda actividad humana. Desde el principio, cada cazador adopta su código ético personal para la cacería. Pautas que representan un buen punto de partida para su propio código ético de cacería. Algunos cazadores ponen normas de conducta muy altas para sí mismos, no sólo con respecto a sus habilidades en el tiro y la cacería, sino también por su manera de cazar y de comportarse. Esto se debe en parte a sus propias expectativas hacia la cacería y lo que se espera obtener de ella. Y recuerde: “el código de un cazador es tan importante como las


leyes de caza”, respetemos estos códigos y hagámoslos respetar, esto también es pasión cinegética.

Cacería deportiva y ética  

En este artículo quiero hablar un poco sobre responsabilidad que conlleva la actividad de salir de caza y safari, un concepto muy importante...