Page 1

Tarro de la Gratitud El tiempo que recordaremos con más alegría, es aquello que pasamos juntos a los que amamos. Entre abrazos, sonrisas y miradas amorosas, no es díficil encontrar en todas partes, cosas por las que estar agradecidos. El “El tarro de la gratitud” es una oportunidad para toda la familia, de descubrir lo afortunados que somos, encontrando lo bueno que ya existe a nuestro alrededor. La gratitud es una emoción, un sentimiento, una habilidad, algo que se entrena. En algunas personas surge espontánea, en otras hay que potenciar a partir de sencillas rutinas, creando el hábito de la gratitud. Una vez constituído el hábito, la mirada se entrena y empieza a ver el lado mejor de las personas, cosas y acontecimientos, de forma natural. Produciendo un gran bienestar físico y emocional. El objetivo del “Tarro de la gratitud” es establecer el compromiso de encontrar cada día, algo por lo que estar agradecido. Las notas de gratitud pueden ser colocadas en el tarro en cualquier momento al largo del día. Podéis utilizar papeles de distintos colores y formas. Algo muy original también es utilizar tiras de papel, como la encontraréis junto a esta hoja, así una vez leídas las notas de gratitud, podrán ser utilizadas para hacer una cadena -uniendo los dos extremos de cada tira- para decorar la casa en alguna ocasión especial, navidades, cumpleaños, etc. Si en alguna ocasión, hay una nota de gratitud que se destaca por su belleza, forma, contenido, etc., podemos conservarla, en un album, un mural o en la puerta de la nevera.

Por Luciana Reis para Editorial Libros de Luz · www.librosdeluz.es


Tarro de la Gratitud Crear un “Tarro

de la gratitud” es muy simples...

1

Para comenzar tenemos que eligir el recipiente que a partir de este momento será el “Tarro de la gratitud”. Podéis reciclar algún bote transparente. Recuerda tener en cuenta el tamaño de tu familia. Hay que pensar también con que frecuencia abriréis el “Tarro de la gratitud”, una vez por semana, cada quince días, un vez al mes, cuando esté lleno, etc. Una vez hayamos reflexionado sobre estos puntos ya podemos elegir el bote de tamaño adecuado.

2

A continuación colocamos la pegatina en el recipiente elegido.

3

Ahora viene la mejor parte, solo tenemos que empezar a llenar nuestro “Bote de la gratitud” con notas de gratitud y esperar el momento de abrir y descubrir los tesoros que guarda en su interior.

Por Luciana Reis para Editorial Libros de Luz · www.librosdeluz.es


Agradezco a...

...significa mucho para mi.

Mi vida es...

gracias a...

Hoy ha sido un gran dĂ­a porque...

Gracias a...

Estoy agradecido(a) por...

Escribir notas de gratitud...

Muchas gracias por...

Gracias por...

La gratitud...

por...

El tarro de la gratitud  

Hemos adaptado una tradición estadounidense que nace como Thanksgiving Jar y que en general se utiliza en fechas cercanas a la festividad qu...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you