Page 1

LUCÍA MARTÍN PIÑEIRO


LA CASA DEL DIAMANTISTA

D

on José Navarro era un orfebre de Toledo que había realizado fastuosas joyas para la nobleza y tenía una gran fama; tanta que llegó a oídos de María Cristina de Nápoles que un buen día envió a su lacayo a solicitar el trabajo del orfebre ante la próxima coronación de su hija la Infanta Isabel. El orfebre declinó la petición por tener muchos encargos y por miedo a no realizar un trabajo lo suficientemente bueno para la Infanta. Pero María Cristina fue a Toledo y le encargó en persona el trabajo de la corona por lo que el orfebre acepto. Asustado, aquella misma noche se dispuso a trabajar pero no tenía ninguna idea y día tras día pasaba horas intentando crear una imagen de la corona pero sin resultado. El plazo se agotaba poco a poco y decidió no descansar hasta obtener algún resultado. Pero una noche, el orfebre no pudo más y se durmió. Al despertar vio en su cuaderno de dibujo dibujada la más bella corona que jamás había visto aunque no recordaba haber dibujado algo así. Necesitaba conseguir las piedras preciosas y materiales pero no era capaz de dar con ellos y solo tenía tres días de plazo. Cayó de nuevo la noche, y agotado por el trabajo realizado sin resultado alguno, el orfebre de nuevo quedó dormido ante su trabajo. Despertó de nuevo sobresaltado y sobre la mesa de trabajo vio las más bellas piedras preciosas, del tamaño adecuado para la corona que estaba elaborando. Esa misma noche, extrañado por los últimos acontecimientos, decidió fingir que estaba dormido en su taller y observar qué sucedía, pues el plazo expiraba en breve y aún quedaba mucho por hacer en la corona. Pasada la media noche observó a unos pequeños seres de extraños rasgos que entraron a la habitación y se pusieron a terminar el trabajo que en los días anteriores habían comenzado. En pocas horas habían terminado y dejaron una maravillosa corona sobre la mesa, miraron con curiosidad al orfebre que fingía dormir y salieron de la habitación. Él se levantó y observó cómo los duendecillos se metían en las oscuras aguas del Tajo, desapareciendo. Navarro viajó a Madrid y entregó la más maravillosa corona realizada jamás y que pocos días después sería utilizada por la Reina Isabel II en su coronación.


Ubicaci贸n de la leyenda. Links informativos de la leyenda: http://www.viajesylugares.es/espana/toledo/la-casa-del-diamantista.html http://toledoolvidado.blogspot.com.es/2009/12/la-casa-del-diamantista.html

La casa del diamantista 2  

leyenda toledana

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you