Page 96

retomar nuestras vidas. La mirada de Zaid se oscureció. –¿Has olvidado que te has comprometido a vivir bajo mi techo mientras yo requiera tu presencia aquí? –No, pero tampoco he olvidado que será algo temporal. Una vez más, la idea de abandonar Ja’ahr, y a Zaid, le produjo un desconsuelo que prefirió ignorar. Su respuesta irritó a Zaid, que la observó largamente antes de tomarla por la muñeca y tirar de ella hacia el interior. –Muy bien, acabemos con esto –dijo con firmeza. –¿Dónde vamos? –preguntó Esme, acelerando para seguirle el paso. –Lo haremos a tu manera. Pero solo con la condición de que si la prueba temprana sale negativa, haremos las pruebas posteriores para obtener el diagnóstico preciso. Esme había llegado a conocer el palacio como para darse cuenta de que Zaid la estaba llevando hacia sus aposentos. –¿Vamos a hacer ahora la prueba de embarazo? –preguntó, sintiéndose súbitamente insegura respecto a si estaba preparada para lo que significaba: marcharse de Ja’ahr. Zaid la miró de soslayo. –¿No es eso lo que querías? –Pe-pero, no tengo la prueba –Esme no había querido pedirle a Nashwa que se la comprara por no dar lugar a especulaciones. Vio que Zaid sacaba su teléfono y marcaba un número. Tras intercambiar unas palabras, colgó. –Problema resuelto. A pesar de haber conseguido lo que pedía, Esme sentía una garra asirle el corazón. Pronto sabría si su vida quedaría vinculada para siempre a la de Zaid. No le sorprendió ver a Fawzi esperándolos a la entrada de los aposentos de Zaid. Con una inclinación, le entregó una caja y se marchó. Ya a solas, Zaid abrió la caja y sacó las dos pruebas de embarazo que contenía. Esme las tomó de sus manos con dedos temblorosos, y cuando miró a Zaid vio que también él experimentaba una profunda emoción. Él entonces la acompañó hasta la puerta del cuarto de baño.

Profile for Lucía Elisa Aguirre Ramírez

Maya Blake - El Sultán Y La Plebeya  

Maya Blake - El Sultán Y La Plebeya  

Advertisement