Page 35

         

Capítulo 5            

Más útil? –preguntó Esme. Zaid la miraba fijamente, con una intensidad que contenía algo que le aceleró el corazón; algo que quería negar. Pero, por más que lo intentara una parte de su cerebro, no podía dejar de concentrarse en la espectacularidad del hombre que tenía ante sí. En el hotel, el miedo y la adrenalina habían neutralizado el efecto; pero en medio de aquel exótico y sensual salón de luces atenuadas, se sentía afectada hasta perturbadoras proporciones. –¿Necesita que le defina la palabra? Tengo mejores usos para usted que dejar que languidezca en una cárcel. Esme sacudió la cabeza en un gesto que empezaba a hacerse habitual ante Zaid. –¿Quiere decir que no ha venido a rescatarme como un acto de bondad, sino pensando en que puedo prestarle un servicio? En cuanto lo dijo fue consciente de sonar débil y angustiada, pero el hombre que tenía delante no se inmutó. Zaid Al-Ameen se encogió de hombros y, quitándose la toga que llevaba sobre la túnica, la dejó sobre una silla. –Así es, aunque podemos negociar cómo quiere que la recompense por cumplir su tarea. Zaid quería algo de ella. Igual que su padre durante años, hasta que ella había huido de él. Igual que todo el mundo en algún momento de su relación con ella. La emoción que la atenazó se pareció extrañamente al dolor cuando era absurdo pensar que aquel hombre al que apenas conocía pudiera tener el

Profile for Lucía Elisa Aguirre Ramírez

Maya Blake - El Sultán Y La Plebeya  

Maya Blake - El Sultán Y La Plebeya  

Advertisement