Page 118

–¿Sí? Me gustaría que alguien me lo hubiera consultado. Desafortunadamente, mi marido ha desaparecido de la faz de la tierra. Al ver cómo la miraba Hanuf, Esme preguntó alarmada: –Sabe dónde está Zaid, ¿verdad? –No he venido por eso, sino… –¿Va a volver pronto? –preguntó Esme. Él suspiró. –Ha llegado el momento de hacer lo debido, señorita Scott. Ella habría querido decirle que era Esme Al-Ameen, pero se contuvo. –La gente ha perdido la confianza. Usted tiene que cauterizar sus heridas o retrocederemos. –¿Qué quiere que haga? Él la miró fijamente. –Creo que lo sabe. Que tenga un buen día –se puso en pie y, tras una inclinación de cabeza, se fue. A Esme se le desplomó el corazón. Dos emisarios con el mismo mensaje. No podía seguir escondiendo la cabeza en la arena. Hizo unas llamadas y luego marcó el teléfono de seguridad. –Soy la sultana Al-Ameen. Espero visitas dentro de una hora. Asegúrese de que se les deja pasar y se les trata con cortesía. Luego avíseme. –Sí, Alteza. Esme colgó. Se sentía un completo fraude, pero se recordó que nunca más tendría que usar su título y su poder. Las furgonetas empezaron a llegar al cabo de media hora. Cuando la llamaron, Esme fue hacia la sala de reuniones. Nada más entrar, la cegaron las cámaras de la televisión y por primera vez, se alegró de la presencia de los guardaespaldas. Desdobló un folio. –Gracias por venir. Y gracias a todos los Ja’ahrís que me han hecho sentir bienvenida desde mi llegada. Me he enamorado de este maravilloso país y me he sentido orgullosa de considerarlo mi hogar –carraspeó–. Pero he sido injusta con vosotros, Ni mi padre ni mi dudoso pasado pueden ser una carga para el pueblo. Así que desde este momento, renuncio a mi posición como sultana. No debería de haberlo aceptado sin antes desnudaros mi corazón y contaros toda la verdad. Pero confío en que aceptéis a la hija o el hijo de vuestro sultán. Nuestro bebé es inocente. No hagáis que pague por mis

Profile for Lucía Elisa Aguirre Ramírez

Maya Blake - El Sultán Y La Plebeya  

Maya Blake - El Sultán Y La Plebeya  

Advertisement