Issuu on Google+

e

ECONOMÍA

Domingo, 16 de agosto, 2009

Reportaje

15

AGRICULTURA

LUCÍA BURBANO

De primero, vino blanco > La vendimia provincial, que iniciará la Marina Alta a partir del próximo día 24, arranca con la previsión de rozar los 40 millones de kilos de uva de 2008 y las dudas sobre la demanda L.B.

R. CARRIZOSA

Exportación/ Las ventas al exterior han crecido un 18% Imagen del interior de la Cooperativa de Xaló, una de las primeras bodegas que iniciará la vendimia este año

La exportación de vinos alicantinos con denominación de origen creció en el primer trimestre del año un 18%. La provincia captó nuevos clientes y se reforzó en EE UU o Japón. quien espera que no aparezcan factores meteorológicos adversos que impidan alcanzar los objetivos de producción y de calidad . A la Marina Alta se sucederán otras zonas vinateras hasta finales de octubre. La recogida de la uva tinta se iniciará pasada la primera semana de septiembre. En el Vinalopó se prevé un recorte en la producción debido al arranque de unas mil hectáreas de viñedos, tras acogerse algunos agricultores a medidas de la OCM del Vino. Pese a las «conservadoras» L. BURBANO

La uva moscatel en la Marina Alta vuelve a ser la variedad con la que en apenas una semana arrancará la vendimia provincial, que este año comienza con «conservadoras» previsiones de cosecha y la incertidumbre sobre cómo se comportará la futura demanda y si se confirman o frustran los últimos pronósticos sobre el inicio de la recuperación económica. Los productores vitivinícolas provinciales temen una caída de ventas, pese a haber registrado en el primer trimestre del año un aumento del 2% en la comercialización, en general, y del 18% en la exportación de productos con la denominación de origen Vinos de Alicante, en particular, según datos del Consejo Regulador. El próximo día 24 es la fecha, incialmente, prevista para comenzar la vendimia. Bodegas y cooperativas de poblaciones como Xaló, Teulada, Benissa, Gata de Gorgos, Parcent... En general, el denominado Valle del Pop y la costa calpina están ya preparadas para albergar la cosecha de uvas moscatel, una variedad blanca que madura antes que las tintas. En conjunto, la superficie cultivada en esta zona supone unas 1.500 hectáreas, que, a su vez, representan alrededor del 7% de la denominación de origen. Las previsiones del Consejo es que este año se alcancen los 40 millones de kilos de uva «una cantidad similar a la de la campaña anterior porque aunque ha habido una reducción de la variedad de tintos, se puede compensar con el aumento de los blancos», indicó el presidente de la entidad reguladora, Francisco Amorós,

previsiones de igualar las cifras de la cosecha anterior, con todo, el mayor temor de las bodegas es el comportamiento de la demanda. Entre otras razones porque el sector, a nivel general, ha sufrido en el último año el impacto de la crisis bajo la fórmula del almacenamiento por la contracción del consumo. Desde el Consejo se indicaba que el sector no ha podido esquivar el problema de los «stocks», aunque aseguran que «la incidencia es mucho menor en Alicante que en otras zonas». Pese a ello, los pronósticos de los bodegueros cuentan con un descenso del embotellado y de la comercialización «que no se producía en más de siete años. Aun así los efectos de la crisis han sido más relativos con res-

LAS BODEGAS PREVÉN BAJAR EL EMBOTELLADO PARA EVITAR EL ALMACENAMIENTO tal de la facturación– reflejan un aumento de las ventas en un 18,54% en los primeros meses del año, «incremento importante que contrasta con el descenso de la exportación a granel, que cada vez acentúa más su tendencia a la baja», señalaban desde la entidad reguladora.

El número de países-clientes de los vinos alicantinos con denominación se mantiene en la treintena, aunque la presencia está repartida por todos los continentes. El Consejo destaca las nuevas incorporaciones de mercados como Perú y Congo y el aumento registrado en zonas con gran proyección compradora como Canadá, Estados Unidos o Japón, así como en países tradicionales como Reino Unido, Dinamarca o Alemania. La denominación de origen, que cuenta con una superficie cultivada de unas 14.000 hectáreas, también ha sumado este año la incorporación de una pequeña bodega de La Encina, por lo que son ya 51 las que operan con el distintivo de calidad de Vinos de Alicante.

Inspecciones y mano de obra La campaña vitivinícola empleará entre 2.500 y 3.000 trabajadores este año, una cifra similar a la de otros ejercicios. Las «duras» inpsecciones de Trabajo «sobre las que ya nos han advertido» hace que el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Alicante, Francisco Amorós, haga un llamamiento a los productores «para que las contratacio-

La campaña vitivinícola empleará este año a más de 2.500 trabajadores

pecto a otras zonas», insistían en el Consejo. Los últimos datos de la exportación de vinos de la denominación de origen –que representa un 25% del to-

nes que hagan sea de trabajadores que tengan toda la documentación en regla». Las campañas de este sector son unas de las más «vigiladas» por el departamento de trabajo para detectar si se produce economía irregular. Si en la época de bonanza económica la mano de obra la conformaban, fundamentalmente, inmigrantes, en la actual situación de crisis, los productores

están recibiendo, igualmente, un número importante de solicitudes de trabajadores provinciales que se encuentran en situación de desempleo, muchos de los cuales puede que no perciban prestación alguna. Estas circunstancias hacen prever que en esta campaña no haya dificultades para completar las cuadrillas de recolección como en ejercicios anteriores.


Diario Información