Issuu on Google+

Investigando para escribir este blog, encontré una gran cantidad de material de calidad sobre la amenaza que representan para los proveedores de redes móviles, las compañías que se lucran por los servicios que prestan sobre sus infraestructuras, adicionalmente se toca el tema de cómo las compañías de telecomunicaciones deberían reaccionar para monetizar eficientemente y evitar convertirse en un tubo sobre el que se presta el servicio. Pero a mi manera de ver se está alcanzando un punto fútil en esta discusión y como se ha visto anteriormente, el ritmo de la evolución tecnológica no se detiene e inclusive si no hay un caso de negocio adecuado o al nivel de los adelantos tecnológicos, eventualmente se irá formando, como lo comenté en una entrada previa para el caso de IMS (Léalo aquí). Mi intención entonces es la de resaltar siete tendencias de la industria y tecnologías futuras que independientemente de si la cabeza dirigente de un Proveedor de servicios de telecomunicaciones (PST) lo reconoce o no, impactarán profundamente su estructura organizacional y la forma de realizar negocios.

Inspirado por la frase del Sr. Emerson, reflexiono sobre la forma en la que los adelantos más significativos de la industria inalámbrica han sido adoptados en masa; la primera generación celular funcionó por casi diez años antes de que la segunda generación con tecnología digital empezara a ser implementada, seis años después los teléfonos con varias funcionalidades empezaron a inundar el mercado y cinco


Adopción de BAM /Servicios en la nube/Internet del futuro: El cambio del patrón de uso de Internet hacia un ambiente totalmente móvil está encausado por en primer lugar por el continuo crecimiento de la adopción de teléfonos inteligentes que empuja a su vez un constante crecimiento del consumo de datos, en segundo lugar los servicios en la nube y una nueva Internet en la que APIs de uso abierto y algoritmos de discernimiento de patrones con inteligencia de navegación permitirán la realización de un servicio para cada momento del usuario, en este paradigma los PST o las empresas de contenido digital no crearán el servicio ¡lo hará el usuario! El estado o necesidad del usuario serán los insumos para crear un servicio único y al instante para ese usuario únicamente. El problema aquí radica en que aunque la tecnología avanza a un buen paso, el servicio inalámbrico todavía no puede competir con el fijo en términos de velocidad y confiabilidad, de manera que las redes del futuro requerirán funcionalidades de autoconfiguración y autogestión en la RAN para manejar eficientemente la capacidad y adicionalmente el contenido tendrá que ser almacenado en el núcleo de la red para que esté más cerca del usuario y así optimizar recursos.

1. Redes heterogéneas: La tendencia recién mencionada ocasiona una demanda mayor de velocidad en las redes inalámbricas y la industria le apuesta la redes heterogéneas para cumplir con ese requerimiento, la ubicación de antenas y estaciones base


cada vez más cerca del sitio de consumo del usuario creando varias capas de celda puede aumentar las velocidades experimentadas efectivamente; el problema con esta solución es que muchas capas de celda se traducen en mucho tráfico y la red requerirá una infraestructura de transporte muy evolucionada, la compleja arquitectura de capas de celda demandará nuevas soluciones de gestión, la adquisición de sitios tendrá que ser redefinida y nuevamente se tendrá que estudiar cuidadosamente los ambientes de interferencia y los modelos de tráfico. 2. NFC y tecnología de radio de corto alcance: El tener la posibilidad de usar su teléfono como método principal de identificación, así como su forma de pago predilecta, acceso a servicios y acceso físico a edificios y a su casa, son algunas de las esperanzas que se espera que NFC pueda suministrar, pero al mismo tiempo se manifiestan muchos retos en materia de seguridad para este tipo de tecnología y los PST seguirán siendo el principal punto de confianza para el usuario. Como ya he mencionado, un nuevo ecosistema de dispositivos requiere un esfuerzo especializado de parte de los PST, se debe revisar cuidadosamente los nuevos y potenciales agujeros de seguridad y se debe actuar de mejor manera y activamente en la construcción de las aplicaciones que correrán sobre dicho ecosistema.


La estructuras organizacionales de los PST de la actualidad no podrán enfrentar los retos que estas tendencias y tecnologías demandarán, concuerdo con que los costos serán grandes y la estructura organizacional sufrirá subdivisiones y cambios a varios niveles a medida que se adopte la tecnología, a continuación de forma muy breve resaltaré los retos principales para una estructura organizacional de un PST bajo el panorama descrito: 

Las áreas de RF de redes futuras requerirán una mayor segmentación y especialización. El tamaño de las redes de acceso demanda el uso de centralización y funcionalidades de autoconfiguración y autogestión, muy probablemente algunas funciones de gestión se realizarán en la nube de Internet. Las áreas del núcleo de la red de PST del futuro operarán bajo la gran sombrilla del servicio de datos pero al mismo tiempo se albergarán muchas funciones de facilitación del servicio y concentradores que operarán bajo consideraciones estrictas y centralizadas de calidad, el reto de suministrar calidad de experiencia de extremo a extremo podrá resultar tan importante para una operación que el área a cargo tendrá un peso muy grande en la compañía, así como las bases de datos de usuario se volverán más complejas requiriendo equipos más especializados y se manejarán esquemas de seguridad mucho más robustos.


tecnologia