Issuu on Google+

SALUD 09/10/2013 00:01

Los jóvenes, familiarizados con los remedios de venta libre A la mano. Asocian síntomas con medicamentos específicos y consultan a parientes, no a profesionales de la salud, para la ingesta.

Por Redacción LAVOZ El Programa de Erradicación de Medicamentos Ilegales (Prodemi), una iniciativa creada por el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Córdoba y perteneciente al Ministerio de Salud de la Provincia, desarrolla una investigación sobre el mal uso de medicamentos y la detección de establecimientos de venta ilegal, además de indagar en el perfil de quien se automedica o ingiere fármacos sin control de un profesional de la salud. El trabajo se realiza bajo la hipótesis de que existe un alto índice de la población que se automedica, que es un hábito muy común y que existe desconocimiento sobre los riesgos que conlleva. Las 1.282 encuestas realizadas arrojan como resultados provisorios que la mayoría de los niños y jóvenes identifican como medicamentos a algunas marcas y tipos de analgésicos. Más del 25 por ciento entiende que un medicamento de venta libre se puede comprar en farmacias, mientras que un 20 por ciento piensa que puede adquirirse en quioscos.


Si bien más de la mitad de los consultados dice que acude al médico, si tiene fiebre, dolor, congestión, resfrío, decaimiento, alergia, tos y acidez, casi el 30 por ciento reconoce que consulta a un pariente, lo que refleja que la familia es un componente clave en este tipo de prácticas. Como dato curioso, el 45 por ciento de los jóvenes dice que sabe qué tomar en caso de fiebre, dolor, congestión, decaimiento, resfrío, alergia, acidez, o tos, y otro 44 por ciento manifiesta que “a veces, sabe qué consumir”. Sólo el 12 por ciento reconoce que no sabe lo que consume. El 74 por ciento dice que se fija en la fecha de vencimiento y el 25 por ciento reconoce que no. En tanto, el 56 por ciento indica que a veces adquiere medicamentos fraccionados, al tiempo que el 9 por ciento asegura que lo hace siempre. Aunque el 79 por ciento considera que existe algún riesgo al adquirir un medicamento en lugares que no sean farmacias, un 20 por ciento opina que esta práctica no es riesgosa. El 63 por ciento manifestó que si tiene algún problema con un medicamento acude al médico; un 18 por ciento, que va al farmacéutico; un 14 por ciento, que mira el prospecto y un 1 por ciento, que va al quiosquero. El objetivo del Prodemi es promover el uso responsable de los medicamentos y evitar la comercialización por fuera de los establecimientos farmacéuticos. Además del relevamiento, realiza charlas sobre automedicación. El estudio se realizó en diversos centros educativos de nivel secundario y terciario de Córdoba Capital y de diferentes localidades de la provincia. En Córdoba se efectuó en conjunto con la Fundación Pro Salud y las localidad es del interior que comprendió fueron Río Tercero, Alta Gracia, Luque, La Calera, Villa Allende, Saldán, Laboulaye. El trabajo continuará desarrollándose en otras ciudades del interior de Córdoba. El universo de población fueron niños entre 11 y jóvenes de 20 años.

Fuente: LA VOZ DEL INTERIOR (http://www.lavoz.com.ar/salud/los-jovenes-familiarizados-con-losremedios-de-venta-libre)


Automedicacion2