Issuu on Google+

Por: Ing. Luis Carlos Fernández Cruz 2012

¿Cómo influyen los medios masivos de comunicación en los jóvenes y cuáles son las consecuencias de esa influencia en la sociedad del siglo XXI?

REDIRECCIONAMIENTO DE LOS MASS MEDIA HACIA OBJETIVOS DE EXPRESIÓN DEL SUJETO EDUCABLE “Este momento histórico exige cambiar la mirada que veníamos teniendo sobre los fenómenos educativos y comunicativos y buscar de raíz las transformaciones en los lenguajes, los conocimientos, las habilidades cognitivas que se instauran a partir de los procesos gestados en las nuevas herramientas del conocimiento” Marco Raúl Mejía

La comunicación, entendida como un proceso de interacción permanente y en construcción mutua del conocimiento, siempre ha sido un discurso indispensable como proceso de socialización de los seres humanos y aún más en la coyuntura enseñanza-aprendizaje. Sin embargo la sociedad misma vive procesos de cambio, procesos de transformación en la forma de ver y entender el mundo de hoy, y los medios de comunicación se hallan inmersos en ese proceso convirtiéndose en parte de la vida diaria de los jóvenes y definiendo como consecuencia, nuevos signos y nuevas formas dependientes de pensamiento. El licenciado Manuel Antonio Alva Olivos afirma textualmente: “Cuando se ve a la educación desde una perspectiva unidireccional, se tiende casi inconscientemente a no dar valor a la expresión personal de los educandos y a no considerar esas instancias de autoexpresión y de interlocución como componentes ineludibles del proceso pedagógico”. Sin embargo notamos hasta el cansancio con 24 horas de programación y Terabytes de información por neurona en la nube de la globalización, que si es necesario darle valor a la expresión personal de aquel educando, también es necesario reconocer que en buena parte se detecta en ella la manifestación certera de los medios masivos de comunicación como maquinarias que han socavado en sus entrañas extirpando identidades y rellenando realidades de fachada. Se observa el resultado del adiestramiento y de la alienación, de la pérdida de individualidad y de la aceptación de realidades compradas a peso de miradas y de mil formas de ondas de comunicación. Por las anteriores razones la enseñanza de hoy junto con su cuerpo docente, está al tanto de los nuevos paradigmas que le exigen cambiar la forma de comunicación con los educandos y reconocer que el adiestramiento ha tomado por asalto a la educación y se ha llevado de


las aulas a sus estudiantes para llevarlos al alcance de su nuevo tutor, los medios masivos de comunicación. Estos medios ocupan un amplio espacio en la sociedad y ejercen una influencia directa e indirecta en la vida de las personas. Actualmente los educandos pasan más de la mitad de su tiempo viendo televisión, jugando videojuegos o conectados a internet interactuando en redes sociales que crea en ellos una dependencia que suele ser adictiva, generando así, una influencia en el colectivo y las capas sociales que le dan forma. El resultado es la utilización del tiempo restante en la búsqueda de la aprobación en el modelo vibrante en el aire, la sintonización de su personalidad con lo que “manda” indirectamente dentro del círculo social predominante. Los mass media o medios masivos de comunicación son estructuradores de ese entorno o medio que como ambiente es generado para definir el contexto en el que los niños después de nacidos (incluso antes), ya vean saturados sus sentidos por la cantidad de propagandas del consumismo en formas, imágenes y mil sonidos, y como devenir, la identificación con un ambiente que crea y recrea su mundo hacia la aceptación de una identidad ajena. “La comunicación es una emergencia interdinámica de intercambios signicos mediados a través de estímulos físicos y de canales de afectación recíproca entre sus partes” L. Alejandro Peñuela Velásquez, Luis Guillermo Álvarez García

Para que haya comunicación propiamente dicha, es necesario que haya retroalimentación, en donde los participantes de la comunicación sean receptores y emisores de la información para que puedan transformarla.1 Cuando la información circula en un solo sentido, sin producir o recibir respuesta del receptor no hay comunicación porque en su definición propia se involucra la interacción recíproca entre los sujetos protagonistas, implica el derecho a la discusión, al dialogo a la crítica, a las expresiones subjetivas que se desprenden de la energía de las palabras incluso los gestos y ademanes. Sin embargo, la tecnología avanza y con ella los medios de comunicación que se han vuelto masivos, se van abriendo cada vez, más caminos de manifestación en muchas vertientes del torrente humano, acomodando la realidad, pues están diseñados como medios doctrinantes. FORJADO DE MARIONETAS Las conductas de las personas a través de los medios de comunicación son transformadas a tal grado que la mayoría terminan por pensar de igual manera, por el efecto manipulador 1

L. Alejandro Peñuela Velásquez, Luis Guillermo Álvarez García. Comunicación compleja: "Perturbaciones y fluctuaciones en la interacción comunicativa".Número 25.


que éstas mismas crean. Los medios de comunicación tienen la capacidad de informar pero también formar personas con incapacidad crítica al no poder generar ninguna opinión sino solo a recibir información y a repetir obsesivamente lo que este les transmite. De otro lado; actividades como los videojuegos, redes sociales y chat, representan un papel central en sus vidas al punto de tener incluso una vida virtual paralela, a la cual le dedican aún más tiempo que a su propia manifestación tridimensional. Estas tendencias permiten definir a los mass media como instrumentos de madera y cuerda que transmiten vidas ajenas a cuerpos de palo y trapo y los alejan de la intención de verlos como instrumentos de interacción comunicativa y mucho menos como elementos para el aprendizaje. Lo que realmente nos dan los medios de comunicación son patrones de consumo, hasta la cultura misma se ha vuelto una mercancía… Nora Ros, en su publicación: El lenguaje artístico, la educación y la creación, afirma: “Es sabido que el hombre posee distintos niveles de actividad, algunas de ellas están referidas a lo utilitario, otras a lo científico y otras a lo artístico. La actividad utilitaria responde a una necesidad de subsistencia y producción para la subsistencia. La científica apunta a satisfacer una necesidad de conocimiento estricto y riguroso. La actividad artística, múltiple e integradora, logra comunión, produce armonía en la personalidad, da placer, refleja la vida y la realidad…” De este modo, la realidad demuestra, sobre todo en los bajos de la sociedad, que muchos de los jóvenes desde hace ya tiempo, no dirigen sus vidas por caminos de lo científico que proporcionan interés vocacional auto sostenido, y mucho menos de lo artístico, que da sentido de vida real, armonía placer y verdad; porque más allá de reconocer vocaciones y talentos, y sacrificando gustos y pretensiones de vida, prefieren la actividad utilitaria porque según tradiciones o informes groseros de la misma sociedad, son los que mejor pagan. El resultado…Vidas de infelicidad donde se deja lo que verdaderamente gusta para olvidados tiempos libres que la sociedad de hoy y su maquinaria capitalista ya no permite, para hacer lo que toca; pues habrá que producir para ganar el dinero que se deberá repartir, pues cuanto más tengas o más ganes, mas habrás de gastar. RESPONDIENDO A FLECHAS LANZADAS La interacción con los demás se está haciendo cada vez más virtual en donde las redes sociales cumplen una función fundamental permitiendo a los jóvenes comunicarse e incluso manifestar sus sentimientos en tiempo real mediante el uso de códigos o signos particulares de comunicación que ellos reconocen y han adaptado a su cotidianidad. Esos nuevos códigos están regidos por pocas o ninguna norma ortográfica o de gramática, sin embargo cumplen el objetivo de comunicar y están forjándose para bien o para mal como manifestaciones rebeldes de lenguaje que podrían incluso definir su evolución.


Además, la juventud también tiene a su alcance otras manifestaciones comunicativas como blogs y páginas web personales desde la aparición de la web 2.0 que permite subir contenidos a Internet a cualquier persona sin necesidad de conocer de programación de software y mucho menos de poseer más que una terminal conectada a la red. Posee también mayor acceso a participar de la música, la televisión y otras formas de uso masivo con ayuda de artefactos tecnológicos que cada día sorprenden por sus novedades y capacidades. Con todo lo anterior está planteada la necesidad de tomar esas potencialidades que ofrece la tecnología y las comunicaciones para que la juventud se exprese y no esté solamente limitada a “escuchar” y ser sistemáticamente manipulada. Está planteada la necesidad de reconocer los nuevos símbolos que propone la juventud del ahora y de adaptarlos a los códigos personales del educador para generar una mejor interacción hacia una salud comunicativa entre las partes y, a partir de allí, construir el conocimiento tomándolo del contexto en el que se desenvuelve la juventud con una mirada crítica y analítica y acoplándolo a los contenidos. Finalmente queda planteado que los cambios que la juventud de hoy necesita, aún sin salirse de ese mundo en el que permanece “conectada”, están relacionados con la oportunidad de generar opinión y pueda ésta ser apta al análisis y la elaboración de ideas personales que le permitan de verdad integrarse mediante la comunicación efectiva a la sociedad y tomar parte activa positivamente en ella, usando como herramientas de ataque aquellas mismas que buscan mantenerlos entretenidos.


REDIRECCIONAMIENTO DE LOS MASS MEDIA HACIA OBJETIVOS DE EXPRESIÓN DEL SUJETO EDUCABLE