Page 1

REVOLUCIONARIA

ECR Nº 19. Publicación de la Liga por la Revolución Socialista - LRS Costa Rica - Agosto 2011. Precio ¢250

¡Viva la lucha de los estudiantes chilenos!

RESCATE:

INTERNACIONALES

NACIONALES

• La

• Los llamados del MAS para

gran lucha estudiantil en Chile Pág. 13 • Argentina: Nuevo escenario político

Construir una izquieda de los trabajadores

•Revuelta

Pág.14

social en Inglaterra Pág. 15

construir un “nuevo partido obrero y socialista”… y sus intentos de fusión con el PRT

Un frente sindical apadrinado por los informantes de la embajada Yanky Pág. 11

Pág. 2

•La

necesidad de una política revolucionaria en ANEP y los sindicatos costarricenses

Pág. 9

LIGA DE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA


En Clave Revolucionaria

Por Bryan Brenes Desde hace varias semanas, tanto el MAS como el PRT vienen publicando en sus periódicos numerosos artículos relativos a la necesidad de un “partido obrero y socialista” en Costa Rica. Además de los artículos, vienen organizando también reuniones y foros entre su dirigencia y militancia con el fin de construir una agrupación unificada, como es por ejemplo el caso del foro de Geología en la UCR, donde abordaron los puntos que servirían de base para esa “fusión”. Más allá de la sorpresa que causa en los sectores más organizados del movimiento obrero y estudiantil la posible fusión entre dos grupos que hasta hace unos meses eran adversarios encarnizados en su intervención cotidiana, tenemos razones más complejas para escribir esta nota: Lo hacemos en primer lugar por la importancia que puede tener la eventual fusión de organizaciones que se reivindican socialistas; en segundo lugar porque debido al interés que despierta esta posible fusión, queremos remarcar las contradicciones que hay en este proceso, así como señalar el método más sano que a nuestro juicio, es el que puede ayudar a construir una organización revolucionaria sobre sólidas bases. Y en tercer lugar por el hecho de que desde el año 2008 1 y en distintos artículos, desde la LRS hemos llamado al MAS, al PRT, así como a otras organizaciones menores a discutir las bases para construir una organización revolucionaria en Costa Rica, que esté a la altura de las exigencias que

Agosto

sin duda planteará la lucha de clases tanto nacional como internacional, en el marco de la profunda crisis que amenaza el equilibrio del orden capitalista mundial. Las bases de la posible unificación según sus propulsores y sus limitantes En la charla pública organizada por los compañeros del MAS en Geología (que entendemos es parte de un ciclo más amplio de reuniones entre sus dirigentes) se plantearon de forma concentrada los principales elementos que hacen a las razones para la fusión entre las dos agrupaciones. En aquella actividad, los expositores señalaban entre otras cosas la necesidad de construir una alternativa al capitalismo y al patriarcado, para acabar con las injusticias generadas por el sistema, no dejarse arrebatar las pequeñas victorias de los últimos años, como por ejemplo el aumento de los salarios a los docentes en 2009 como producto de la huelga de los profesores de ese año; así como la necesidad construir un partido capaz de hacerle frente a la centralización del Estado y sus instituciones de forma organizada. De seguido, señalaban las características de ese Partido, que debía tener entre otras: una militancia estructurada entre los trabajadores (no solo entre los estudiantes), ser internacionalista y sobretodo clasista2. Estas ideas las expresó con bastante claridad la compañera Diana Herrero.

Mientras tanto D. Morera, uno de los dirigentes creadores del PRT planteaba que existen condiciones objetivas y subjetivas para construir una organización revolucionaria común en el país y a escala mundial. Lo anterior debido a las contradicciones “interburguesas e interimperialistas”, que se reflejan por ejemplo en la alianza entre el Movimiento Libertario y el PAC en el marco de la Alianza por Costa Rica. El escenario político consistiría en que existe una clara derechización y polarización en el país, por lo que “el espacio para la izquierda revolucionaria es mayor”. Según Morera la alianza del PAC con el ML, donde participa el Frente Amplio, refleja la “inconsecuencia” de esta última agrupación al no enfrentarse a los partidos de la burguesía3. Para el dirigente del PRT, ese nuevo “partido clasista” debe ser entre otras cosas “feminista” y “ecosocialista”, lo que constituirían importantes coincidencias con el MAS que se suman al proyecto de construir una nueva central sindical y tener un “referente internacional” común, en este caso la LIT. En otro plano, Héctor Monestel señalaba que en otras charlas algunos compañeros han planteado que en este país no hay tradición de grandes grupos de izquierda, ante lo que contestaba que en realidad si hay tradición, y que a inicios del siglo pasado los trabajadores construyeron una organización

En el 2008 se dio el primer pico de la crisis capitalista mundial, que tuvo como uno de sus símbolos la quiebra de Lehman Brother’s, un banco que no había quebrado siquiera con el crack de octubre de 1929 y la Depresión económica de los años ’30. Al poco tiempo de que la crisis capitalista alcanzaba uno de sus niveles más dramáticos, comenzaban a desarrollarse profundos procesos de enfrentamiento entre las clases, como lo atestiguaba la huelga general en Guadalupe, las huelgas generales en Grecia, así como el despertar de las luchas en países centrales como Francia o Gran Bretaña. Estos procesos de lucha, daban a entender la apertura de un nuevo período signado por la respuesta de las masas al encarecimiento de los alimentos, los recortes de ventajas sociales, de salarios o despidos masivos; como efectivamente puede comprobarse con los procesos revolucionarios abiertos en el mundo árabe o las grandes huelgas en Francia, Grecia y otros países centrales de Europa. 2 Luego de su derrota en las elecciones de la federación de estudiantes de la UCR, los compañeros de la dirección del MAS vienen impulsando un giro “hacia la clase obrera”, lo que en realidad ha constituido, más allá del discurso “obrerista” para justificar su giro, un giro hacia los aparatos sindicales (como APSE o ANEP), combinado con un éxodo de la Universidad, donde no se ha vuelto a ver intervenir públicamente al MAS en alguna actividad, después de ser la dirección oficial del movimiento estudiantil de esa casa de estudios. 3 Esta “inconsecuencia” que señala Morera, en realidad no está muy claro en qué consiste, pues la participación del FA en esta alianza es perfectamente 1

La LRS (Liga por la Revolución Socialista) de Costa Rica integra la Fracción Trotskista-Cuarta Internacional, junto con el PTS (Partido de los Trabajadores Socialistas) de Argentina, la LER-QI (Liga Estrategia Revolucionaria) de Brasil, PTR-CcC (Partido de Trabajadores Revolucionarios) de Chile, la LTS-CC (Liga de Trabajadores por el Socialismo - Contracorriente) de México, la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional) de Bolivia, la LTS (Liga de Trabajadores por el Socialismo) de Venezuela; y en Europa Clase Contra Clase del Estado Español, la IK (Internationaler Klassenkampf) de Alemania y Militantes de la FT en la Plataforma 4 Revolucionaria, del NPA de Francia.

Visítanos en: www.lrscostarica.blogspot.com y http://facebook.com/lrscostarica o escribínos a lrscostarica@gmail.com

www.ft-ci.org


En Clave Revolucionaria

Agosto

“independiente”, refiriéndose al Partido Vanguardia Popular. Planteaba el nivel de “marginalidad del trotskismo” como corriente política dentro del movimiento obrero desde sus orígenes, así como lo equivocado de la idea de que con la caída de la URSS llegaba “la hora del trotskismo”, como señalaban algunos en medio de la caída de los estados obreros de Europa del Este en el 89-91. Además, Monestel señalaba entre otras cosas la “crisis del progresismo” (en referencia al FA, que llega a aliarse con el ML), la necesidad de formar un partido centralista y democrático “de cuadros” en momentos de crisis económica internacional, así como la necesidad de ir “por la toma del poder en este país”. Como parte de la ronda de intervenciones abierta, hubo algunas participaciones donde los militantes del MAS relataban su experiencia personal de acercamiento a su grupo (en distintas jornadas de activismo, especialmente estudiantil), así como la necesidad de construir ese nuevo “partido clasista y socialista” a nivel nacional. Entre estas participaciones resaltó la de Javier Fernández, dirigente del MAS que señalaba con acierto la paradoja de que el 80 aniversario del PVP encontraba al FA (que reivindica el “legado” del PVP) en plena Alianza por Costa Rica con el propio ML, y que construir este nuevo partido abre la posibilidad de disponer de una nueva gran organización con un pie en el movimiento sindical (donde por primera vez en años se abre la posibilidad de desplazar a la burocracia sindical) por medio de una nueva central, así como otro pie en el movimiento estudiantil. Las coincidencias y limitantes alrededor de las bases planteadas por los dirigentes del MAS y el PRT Desde luego tenemos coincidencias con una serie de cuestiones generales

El Frente Amplio converge en la llamada Alianza por Costa Rica con fracciones burguesas como el Movimiento Libertario, el PUSC y el PAC, que como es de esperarse han apoyado y tramitado distintos proyectos de ley antiobreros. En las elecciones del 2010 a diferencia del PRT, el MAS llamó a votar por el Frente Amplio.

que tanto por medio de sus periódicos, como en la actividad de Geología, han señalado los compañeros del MAS y los del PRT. Por ejemplo coincidimos en que precisamente es necesario organizarse para transformar no solo el país sino el mundo y acabar con “las injusticias”, y que para esto es necesario construir un partido revolucionario, tanto a nivel de cada país por la “forma” nacional en que se desarrolla la lucha de clases; como internacional por su “contenido” como señalara Trotsky, por supuesto en la perspectiva no precisamente de hacer “más justo” al capitalismo, sino de derrocarlo. También, coincidimos en que este partido debe ser “centralista y democrático”, que debe levantar las causas de la mujer trabajadora, tomar reivindicaciones relacionadas con el deterioro progresivo del ambiente, así como la necesidad de ofrecer una alternativa en medio de crecientes conflictos interburgueses y alineamientos que reflejan en forma clara la descomposición en las relaciones entre “los de arriba”.

Esto no en el marco de una suma de reivindicaciones democráticas que puedan diluir el rol revolucionario de la clase obrera y sus demandas, sino más bien como parte de un programa de los trabajadores dirigido a acabar con el capitalismo, asegurar la liberación de la mujer, o detener la destrucción del planeta a manos de las grandes industrias que contaminan y han llevado al borde del colapso el equilibrio del ambiente. Desde otro ángulo, aunque coincidimos con el planteo de Monestel en cuanto a que en Costa Rica existió un partido de trabajadores4 relativamente grande, nosotros precisaríamos que fue “independiente” pero desde el punto de vista formal, organizativo, pues en la década del ’40 el PVP se embarcó en una alianza de “conciliación de clases” con el Partido Republicano de Calderón Guardia; colocándose como furgón de cola de este Presidente después de la orientación de la Internacional stalinizada en relación a aliarse a las burguesías que apoyaban a los imperialismos “democráticos”

comprensible en el marco de la estrategia y el programa de este partido. En cuanto a su estrategia, esta consiste en ir conquistando evolutivamente espacios en el Congreso, las Municipalidades y como objetivo supremo, el Poder Ejecutivo con tal de construir “otra Costa Rica” “más justa”; una estrategia muy parecida a la de la socialdemocracia europea a inicios del siglo pasado. En cuanto a su programa, el FA sostiene una serie de lineamientos tendientes no a la independencia de clase o el combate de los partidos de la burguesía, sino la conciliación con estos en torno a la defensa del Estado Social de Derecho y los rasgos “benefactores” que aún le quedan a este, por supuesto mediante reformas determinadas por la acción parlamentaria. En resumen, el FA es un grupo que si bien no tiene grandes empresarios en sus filas, defiende rabiosamente la estabilidad del Estado de los empresarios, y su vida política gira alrededor de cálculos electorales del momento, lo que pasa por alianzas perpetuas con distintas fracciones burguesas o pequeñoburguesas (llámese PAC, PUSC, ML o el PASE). En síntesis, aunque entendemos que tanto los dirigentes del PRT (Morera por ejemplo) como del MAS lo conciben como su principal interlocutor; de nuestra parte estamos en la obligación de señalar que el FA es muy consecuente con los aspectos centrales de su programa y su estrategia, y que precisamente por eso, es uno de los principales obstáculos para la organización independiente de los trabajadores y los pobres del pueblo.

www.lrscostarica.blogspot.com


En Clave Revolucionaria en su lucha contra los países fascistas (Alemania, Italia, Japón) en el marco de la II Guerra Mundial. Junto a esto, años más tarde en el marco de la Juntas Progresistas, el PVP se repartiría caudal electoral inclusive con el propio Liberación Nacional. En cuanto al carácter “independiente” que Monestel le atribuye al PVP, nosotros rescataríamos su independencia organizativa respecto a los patrones y su composición prominentemente obrera. Pero este elemento, lo valoramos no en el sentido de tomar como nuestra la tradición de los stalinistas criollos, sino en el de afirmar que si los stalinos pudieron construirse en los ’30 en medio de una profunda Depresión económica y agudos procesos de lucha de clases donde tuvieron influencia (como la gran huelga bananera), los trotskistas podemos hoy construirnos y aspirar a poner en pie grandes organizaciones, pero a diferencia de las stalinistas; independientes no solo desde el punto de vista organizativo sino también estratégico. Ahora bien, a pesar de estas coincidencias generales, y por importantes que sean como punto de arranque para lograr cuando menos un intercambio entre militantes de organizaciones distintas, no son suficientes para construir organizaciones en “común”, ni nacionalmente ni mucho menos “mundialmente”, como afirmaba con un poco de desproporción Morera. Esto por cuanto para construir organizaciones revolucionarias nuevas, unificadas, hacen falta una serie de condiciones “subjetivas” que van más allá del simple deseo de tener el mismo “referente internacional” o de coincidir en el proyecto táctico de construir una nueva central sindical. La trayectoria del MAS y el PRT en el último período y la necesidad de sólidos acuerdos estratégicos para construir organizaciones revolucionarias Para construir una organización revolucionaria, sobretodo si se trata de la fusión de grupos que provienen de experiencias diferentes; son necesarios algunos requisitos tanto desde el punto de vista táctico como estratégico.

Agosto En el caso táctico, es necesario por lo menos haber impulsado una intervención unificada en los principales conflictos y sectores de actividad política, llámesen obreros o estudiantiles, comprobando, durante el curso de esta intervención, la existencia de coincidencias en la práctica cotidiana que evidencien el acercamiento creciente entre las agrupaciones. Estas coincidencias tácticas lo ideal -en tiempos de relativa calma como sucede en Costa Rica- es que sean el correlato de que existan sólidas coincidencias en términos estratégicos, no solo en “el referente internacional”, sino en temas cruciales que hacen a la lucha de clases internacional y a la defensa de los intereses históricos de la clase obrera; este por lo menos es el método de Trotsky. Lo anterior en otras palabras quiere decir que no hay unión realista que pueda promoverse o sobrevivir si no es sobre la base de grandes coincidencias y un período previo de conocimiento y relación, pero no parece ser este el caso de las dos organizaciones en cuestión. Para ilustrar lo anterior, vamos a usar algunos ejemplos. Dos tácticos y dos más estratégicos, para referirnos a la contradicción entre los deseos del PRT y el MAS y la realidad de la práctica entre ambas agrupaciones en el último período así como alrededor de algunas de sus posiciones políticas en aspectos fundamentales.

a) Las tácticas electorales del MAS y el PRT: a nivel nacional y en el movimiento estudiantil. El año 2010 fue testigo, junto a un importante sector del movimiento estudiantil y de los trabajadores organizados, de las tácticas contrapuestas tanto del MAS como del PRT, primero a escala nacional; y luego a escala de la UCR, en medio de las elecciones para el directorio de la federación de estudiantes. Es que mientras a nivel nacional el MAS llamó a votar a la centroizquierda del FA como una de sus tácticas dirigidas a “construir un partido leninista de combate”, empeñando seriamente las banderas de lucha por la independencia

de clase; el PRT llamaba a abstenerse o votar nulo, correctamente señalando que aunque el FA no tenía en sus filas grandes empresarios, no por eso dejaba de ser, como lo afirmaban en ese entonces; un partido más del régimen, “su pata izquierda”. Los compañeros de la dirección del MAS, que en ese momento no se cansaban de hacer llamados unitarios al FA, así como de tratar de convencerlos en que los vieran a ellos como interlocutor y no precisamente al PAC; en ese momento definieron que el partido de Merino era la principal organización con la que debían apostar a unir sus esfuerzos, en un cálculo esencialmente electoral. Pero la política del MAS no se desarrollaba en el vacío, sino que se daba en momentos donde precisamente el FA alababa el “buen talante de Laura Chinchilla” y al mismo tiempo que el gobierno avanzaba con la represión sobre los trabajadores para privatizar los puertos de Limón, lo que era avalado por Chinchilla; reunida casi simultáneamente con José María Villalta, ya electo Diputado y José Merino del Río como Presidente del FA. En aquel momento, desde luego coincidíamos con el PRT en cuanto a que era un error político de importancia llamar a votar al FA, y señalábamos por nuestra parte la necesidad de un frente obrero y socialista que partiera de levantar una posición por la independencia de clase de los trabajadores, de manera que se convirtiera en un polo de referencia para agrupar lo más avanzado del movimiento obrero y estudiantil, y estar mejor preparados para luchar porque la crisis económica la pagaran los capitalistas. Esta política en las elecciones nacionales, que como hemos dicho en otros artículos le valió al MAS dejarle todo el espacio libre a la Juventud del FA durante varios meses, a la larga se volvió en contra de los compañeros; que después de dirigir la federación, fueron derrotados por el partido estudiantil Progre, apoyado por las autoridades universitarias en el marco de dos pequeñas derrotas parciales en

4 El Bloque de Obreros y Campesinos (nombre que adoptó el PVP para “evitar su ilegalización”) según el historiador Iván Molina, llegó a tener alrededor de mil militantes en el apogeo de las huelgas de la década del ’30; mientras que para los años ’40, llamado ya Partido Vanguardia Popular, llegó a tener en sus filas al menos 3 mil militantes, en el marco de su alianza electoral con el Partido Republicano de Calderón Guardia y su transformación lisa y llana en una maquinaria de votos en el movimiento obrero.

www.ft-ci.org


En Clave Revolucionaria la UCR (en la defensa de la Autonomía Universitaria y Presupuesto para las Universidades Estatales) y un evidente giro a la derecha en la Universidad. Aunque muchas veces las “tácticas” de los compañeros del MAS no concuerdan con la política de largo plazo que dicen impulsar, a finales de ese mismo año pasaron de ubicarse en el mismo “campo” que el FA “contra los partidos de los empresarios”, a ser sus más acérrimos adversarios, denunciándolos en las elecciones de la UCR por ser representantes del programa del gobierno (empresarial) en la casa de estudios, así como ser financiados por las Autoridades. Las acusaciones de Iniciativa (partido electoral impulsado centralmente por el MAS) a Progre, que iban y venían en las elecciones de noviembre, realmente marcaban un agudo contraste con el cariño de principios de año promovido por los dirigentes del MAS, que hasta la fecha, no se han autocriticado por el llamado a votar al FA. Pero si es contradictoria la política de la dirección del MAS, caracterizada por las oscilaciones según la coyuntura electoral (sea nacional, sindical o estudiantil) lo es también en buena medida la del PRT, que a pesar de ser correcta para las elecciones nacionales, no fue tan consecuente para la contienda en la UCR; donde llamaron formalmente a votar a Iniciativa mediante un pronunciamiento de la JR y no de Alerta, la agrupación electoral que además de pronunciarse “neutral” después de cerrada la primera ronda, era la única que en los hechos podía ayudar a inclinar la balanza a favor de Iniciativa, en momentos en que esta organización quedaba sola contra Progre en segunda vuelta. A pesar de que para las elecciones nacionales los compañeros tuvieron una política correcta en términos generales, para las elecciones universitarias no fueron consecuentes: aún tomando en cuenta el hecho de que dirigen indiscutidamente Alerta, no fueron capaces de desplegar una política aunque fuera propagandística de independencia de clase en los hechos llamando a votar a Iniciativa, frente a las autoridades universitarias y el FA, que como ellos decían apenas en 5 6

Agosto febrero, constituía la “pata izquierda” del régimen de los empresarios a escala nacional. Estas volteretas, que si bien pueden ser inspiradas por resentimientos personales entre uno u otro dirigente; lo cierto es que reflejan importantes errores políticos, que lamentablemente tenemos que pagar colectivamente dentro del movimiento obrero y sobretodo estudiantil para este caso, lo que se refleja no solo en el hecho de que finalmente Progre ganara las elecciones, sino también en la consolidación del giro a la derecha dentro de la Universidad así como el control por parte de las autoridades sobre el movimiento universitario. Desde la LRS, a pesar de las importantes diferencias que manteníamos y mantenemos con el MAS, en aquel momento llamamos a votar a Iniciativa en segunda vuelta, considerando que el FA-Progre era el peor enemigo para la organización independiente del movimiento estudiantil, así como para enfrentar el programa de las autoridades y el gobierno a escala nacional. Este llamado, obedecía, más allá de las diferencias, a una posición principista, de ubicarnos en el mismo campo que los compañeros del MAS contra los partidos que defienden el capitalismo costarricense dentro de la Universidad, sin renunciar a nuestro derecho de expresar nuestras posiciones y críticas. Aunque se entiende que el MAS y el PRT protagonizaron la confrontación -y no precisamente la colaboraciónpor oxígeno político en la UCR durante los últimos dos años, disputándose inclusive militantes y con graves acusaciones de por medio (como cuando los militantes del PRT-JR fueron expulsados de una “comisión de becas” adherida al directorio de la FEUCR); lo que no se entiende con mucha claridad es la razón de semejantes volteretas políticas, que ahora tienen a ambas agrupaciones a un paso de la fusión. Es evidente que si los choques agudos han sido la constante prácticamente en los últimos dos años, también existen algunos puntos que hacen dudar de que sean sólidas las bases para la fusión entre estos grupos, que tienen que ver inclusive con el propio proyecto de construir una “nueva central sindical”.

b) La campaña de denuncia del PRT contra los sindicalistas informantes de la Embajada yanky y su contradicción con el “clasismo” de la “nueva central sindical” y el nuevo partido Recientemente los compañeros del PRT reprodujeron un comunicado firmado por la CGT y varias organizaciones sindicales donde “repudian [las] reuniones de sindicalistas a puerta cerrada con personeros de la embajada norteamericana”5 , sostenidas durante la lucha contra el TLC en 2007 por el embajador yanky y varios dirigentes sindicales tal como rebelaron los cables filtrados de WikiLeaks que luego fueron reproducidos por el diario La Nación de Costa Rica. Entre los dirigentes que tuvieron el “honor” de aparecer en esos cables están Gilberth Brown de la CTRN, así como Albino Vargas Barrantes y Édgar Morales de ANEP, en medio de una larga lista de burócratas. Según los cables y La Nación los sindicalistas eran informantes de la Embajada, a la que ponían al tanto de las acciones del movimiento sindical como marchas y paros en contra del TLC. Los dirigentes del PRT sostienen en su comunicado que “En cuanto a los dirigentes sindicales que tienen por costumbre reunirse con gente de la Embajada de Estados Unidos (…) les pedimos respeto para con el movimiento popular, ya que esta actitud pone en serio riesgo la independencia, tanto del movimiento sindical como del movimiento popular, frente a la principal potencia enemiga de las y los trabajadores y pueblos del mundo.”6 Desde la LRS no solo coincidimos con esta condena que por nuestra parte hemos expresado en otros textos, sino que creemos que tales reuniones ponen al desnudo la cruda realidad de que estos sindicalistas colocan en serio riesgo al movimiento obrero y del pueblo pobre no ya frente a la burguesía nacional, su gobierno y sus partidos; sino frente a la misma potencia imperialista que impulsa las guerras de Irak y de Afganistán, y que históricamente ha sido protagonista del intervencionismo (directo o indirecto) en los asuntos de los pueblos de América Latina, cargando en sus hombros con cientos de miles de muertos latinoamericanos. El detalle en toda esta trama es que

“Repudiamos reuniones de sindicalistas a puerta cerrada con personeros de la embajada norteamericana”. En Bandera Roja 79. PRT. Mayo 2011. pp.7. Íbidem. La negrita es nuestra.

www.lrscostarica.blogspot.com


En Clave Revolucionaria precisamente el MAS junto con la JS han impulsado recientemente una tendencia sindical llamada Rescate junto a una mezcolanza muy heterogénea de sindicalistas- para las elecciones internas de ANEP, apadrinada nada más ni nada menos que por Édgar Morales7 como uno de sus principales referentes, y que como veíamos antes; fue parte de las reuniones con la Embajada de los Estados Unidos durante 20078. Y es que Morales, en vez de autocriticarse lo que sería de esperar en vista de su alianza con estas agrupaciones- más bien reivindica las reuniones en la Embajada, defendiéndolas bajo la etiqueta de “sindicalismo moderno” 9. Desde luego la dirección del MAS no se ha criticado por esta alianza, sino que más bien la ve como una “táctica” necesaria para enfrentar a la “burocracia sindical”. Esto lo dicen a pesar de que Morales no solo reivindica la “justeza” de sus acciones frente a la embajada yanky10, sino del hecho de que prestó servicios por más de 16 años en la dirección de ANEP como mano derecha del propio Albino Vargas, un legado que parece no ponerlo muy incómodo (ver nota aparte sobre las elecciones en ANEP). Si el PRT repudia este tipo de reuniones y plantea que este tipo de acciones “pone[n] en riesgo la independencia del movimiento popular frente a la peor potencia enemiga del planeta”, no se entiende muy bien como de forma acrítica, por lo menos públicamente, van a fusionarse con una organización para la que tiene poca o ninguna importancia la alianza con este tipo de sindicalistas. ¿Será que los dirigentes del PRT pretenden construir un “nuevo partido” dispuesto a hacer alianzas con este tipo de sindicalistas que “ponen en riesgo la independencia del movimiento popular”? Evidentemente hace falta un serio balance sobre este tipo de “tácticas”, que en vez de tender a promover el odio y el desprestigio hacia la burocracia sindical de conjunto, son funcionales a embellecer o sustituir en el mejor de los casos, una camarilla 7

Ver La Prensa Libre. 4/5/2011.

8

La Nación. 3/3/2011

9

La Nación 28/4/2011

Agosto burocrática por otra, al costo de arriesgar a los trabajadores y su lucha contra la burguesía y el imperialismo. El carácter de clase del estado cubano y la importancia del programa para los revolucionarios. ¿Qué método y qué programa para el “nuevo partido obrero y socialista? La tradición del marxismo revolucionario que encuentra su continuación y actualización en el pensamiento de Trotsky, parte de que es imposible luchar por conquistar nuevas posiciones sino es conservando las ya ganadas. A escala de una huelga o una fábrica, a nivel de la derechos democráticos como el de la prensa, la asociación, y especialmente en el caso de la conquista de un estado obrero por medio de una revolución (la madre de las conquistas revolucionarias en la época del capitalismo imperialista); los marxistas revolucionarios somos partidarios de conservar las posiciones obtenidas para tomarlas como punto de apoyo y fortalecer las luchas posteriores de la clase obrera, especialmente a escala internacional con tal de alcanzar su total emancipación. En este método por ejemplo, es en el que se inspiraron los revolucionarios norteamericanos encabezados por James Cannon, cuando un importante sector de revolucionarios, bajo la presión de la descomposición del Estado obrero ruso y la represión burocrática de la camarilla de Stalin contra los trotskistas, paulatinamente iban abandonando su caracterización de la Unión Soviética como Estado Obrero degenerado y su defensa misma contra los ataques del imperialismo, tal como planteaba León Trotsky. Es que este tema no era cualquier cosa, se trataba de fijar una posición respecto a una revolución que ya había ocurrido, un gran punto de apoyo de los trabajadores a escala internacional, como se da por ejemplo en la actualidad –guardando las distanciascon la discusión sobre el carácter de clase del estado cubano, definido por nuestra corriente la Fracción Trotskista como un “estado obrero deformado” en

acelerada descomposición. En este caso concretamente, la discusión es que Cuba representa un punto de apoyo conquistado por las masas latinoamericanas en su lucha contra el capitalismo y la opresión del imperialismo norteamericano, y la única revolución triunfante, de masas, del siglo XX en el continente americano. Más allá de las deformaciones del Estado obrero cubano, representa no solo un cambio en las relaciones de propiedad, siendo liquidadas la propiedad privada y el capitalismo; sino que representa la nacionalización de los medios de producción en la isla y enormes conquistas por parte de los trabajadores, que fueron posibles únicamente sobre la base de la liquidación de la propiedad burguesa en la ciudad y el campo. Un enorme ejemplo no solo para las masas oprimidas latinoamericanas, sino una fuente de inspiración para conservar, proteger y extender esas conquistas a escala internacional. Recordando una Conferencia Nacional de 1929 que fue vital para que los trotskistas norteamericanos le dieran unidad a sus fuerzas por medio de una comprensión común de las tareas de su época, James Cannon señala: “(…) Nuestro destino estaba determinado en aquellos primeros días por la respuesta que diéramos a la cuestión del programa y al modo en que analizáramos las tareas de la época. La conferencia no tomó en consideración todas las cuestiones propuestas por las condiciones políticas del momento. Tomó solamente las más importantes, es decir, aquellas que debían ser respondidas primero. Y la primera de ellas era la cuestión rusa, la cuestión de la revolución existente.”11 Este método utilizado por Cannon y los primeros trotskistas norteamericanos (aconsejados y vinculados directamente a Trotsky), lamentablemente no parece ser el que utilizan los compañeros de las dos organizaciones en perspectiva de “fusión”, como veremos más adelante. El dirigente histórico del trotskismo norteamericano James Cannon, partiendo de la importancia decisiva

Es que al mismo tiempo que Morales y los otros burócratas se reunían con el embajador norteamericano, este financiaba al movimiento de apoyo al TLC, llegando incluso a garantizar entrenamiento y autobuses a las fuerzas policiales, en caso de que la movilización de masas se le saliera de las manos al gobierno de Oscar Arias en el marco de una discusión decisiva en el Congreso a finales de febrero de 2007. 10

www.ft-ci.org


En Clave Revolucionaria

Agosto

que tiene el programa repetía con frecuencia que “En el curso de los acontecimientos se ha probado que todos aquellos quienes, ya sea por impaciencia, ignorancia o subjetivismo –no importa cuál fuera la causa- prematuramente anunciaron la muerte de la revolución rusa, estaban anunciando en realidad, su propia muerte como revolucionarios”; y terminaba diciendo que “aquellos que toman una posición incorrecta sobre la cuestión rusa dejan el campo revolucionario tarde o temprano”.12 Más concretamente, la cuestión fundamental es que en nuestros días los compañeros de la LIT y un importante sector de su grupo nacional, el MAS; plantea que Cuba no es un estado obrero, ni siquiera “deformado” como era su caracterización hace unos cuantos años, sino que caracterizan a la isla como una “dictadura capitalista”, al estilo de la de Pinochet en Chile, Videla en Argentina o Hosni Mubarak en Egipto. Sin extendernos mucho sobre la extraña afirmación de la LIT y la mayoría de la dirección del MAS de que en un país pueda existir capitalismo sin burguesía, nos parece que van por un peligroso camino político, producto de una caracterización no científica de las verdaderas relaciones de propiedad que aún existen en Cuba y que todavía no han sido liquidadas bajo la dirección burocrática del castrismo; que mina todos los días las conquistas de la revolución de 1959. Cuba sigue siendo un estado obrero deformado en descomposición, que hasta el día de hoy, constituye un ejemplo para las masas oprimidas latinoamericanas en la lucha contra la opresión imperialista. Y que de ser regenerado, en el marco de los procesos revolucionarios que comienzan a aflorar en el planeta, puede constituir una formidable palanca para impulsar la lucha internacionalista por la revolución socialista en Latinoamérica

Dentro de la izquierda que se reivindica obrera y socialista, la discusión alrededor de Cuba mantiene una enorme vigencia estratégica en momentos donde el gobierno de la burocracia cubana profundiza el curso restauracionista en la isla y la presión imperialista se incrementa.

y a nivel internacional. Esta caracterización de “dictadura capitalista” en los hechos lleva a la LIT y a los compañeros del MAS que defienden sus posiciones, a adoptar un programa de “revolución democrática” contra la “dictadura capitalista” de los Castro, donde uno de sus ejes centrales sería el de las libertades políticas “hasta para la burguesía”. Desde luego este planteo, que se sostiene sobre la base de que Cuba es ya un estado capitalista, lleva a los compañeros a abandonar un programa de revolución política tendiente a conquistar un régimen de tipo soviético en Cuba, que instaure la planificación democrática de la economía, derogue las medidas restauracionistas aplicadas desde la década de los ‘90, organice un plan en función de los productores y los consumidores (y no precisamente del Ejército y los burócratas), y garantice la libertad de los partidos que defiendan la revolución y sean independientes del imperialismo norteamericano. Lamentablemente el programa “democratizante” de los compañeros del MAS-LIT, los coloca más cerca de

Obama y los gusanos de Miami que de los trabajadores cubanos, que aún no han perdido totalmente sus conquistas, y no han sido vencidos por la capa burocrática restauracionista. Parecerá extraño que hasta el momento no hayamos mencionado al PRT, pero es por la razón de que en apariencia, los compañeros coincidirían con nuestra caracterización de que Cuba sigue siendo un “estado obrero deformado”, que evidentemente se encuentra bajo amenaza bajo la dirección castrista. Los compañeros del PRT, incluso en su último periódico reproducen un artículo del intelectual Miguel Ángel Hernández de la UCV de Venezuela, donde se llama a “los trabajadores, la juventud y el pueblo cubano a enfrentar el brutal ajuste [que prepara Raúl Castro]”, así como “a luchar contra la restauración capitalista instrumentada por el régimen del PCC”.13 Puesto que los editores de las publicaciones del PRT no señalan diferencias con Hernández, ni tampoco su propia visión respecto al artículo; y tomando en cuenta que en otros

11 James Cannon. La historia del trotskismo norteamericano. Ediciones Rebelión. Partido de los Trabajadores Socialistas. Argentina. pp. 38. También disponible en: www.marxists.org 12

Un interesante estudio a propósito del derrotero de los “antidefensistas” de la URSS en Norteamérica, puede encontrarse en el trabajo “Arrepentidos. Los primeros neocons”, de José M. Roca. En este trabajo Roca retrocede hasta los orígenes de los Neocons y un sector de la ultraderecha norteamericana, paradójicamente vinculada con viejos trotskistas “desencantados” como es por ejemplo el caso de Sidney Hook, quien fundó apenas en 1939 -dos años después de ser expulsado del SWP-, el Comité por la Libertad Cultural, que bajo el nombre de Congreso para la Libertad de la Cultura, se transformaría en uno de los puntos de apoyo centrales del imperialismo norteamericano en la lucha contra la URSS en el marco de la guerra fría. Otro caso notable, en cuanto a los “trotskistas desencantados” que se pasaron a las filas de la contrarrevolución después de asumir posiciones revisionistas en cuanto al carácter de clase de la Unión Soviética fue el de Burham, quien además de haber apoyado la invasión norteamericana a Vietnam para “evitar la expansión de la URSS”, se convirtió después en un firme defensor de la política anticomunista del imperialismo norteamericano. No por casualidad, “En 1983 Reagan le concedió la Medalla de la Libertad”, por sus servicios prestados a la política imperialista. Revista Viejo Topo 264. Enero de 2010. pp. 34.

www.lrscostarica.blogspot.com


En Clave Revolucionaria textos han señalado el carácter de clase de Cuba como un estado obrero deformado, pensamos que coincidimos en términos generales, por lo menos en la caracterización y en la definición de que el capitalismo no se ha restaurado. Ahora bien, lo que no entendemos con mucha claridad es qué importancia para el nuevo partido “clasista y socialista” tendría el carácter de clase de un Estado producto no solo de una revolución de masas en 1959 (la única triunfante en el siglo XX en todo el continente), sino un Estado que sigue resistiendo a la agresión del imperialismo norteamericano y un bloqueo asesino que afecta especialmente a los trabajadores y el pueblo pobre de Cuba. Es decir: ¿qué importancia tendría para este nuevo partido que resultaría de la fusión de dos grupos “trotskistas” (entiéndase trotskismo como una tradición que nació entre otras cosas, como producto de la necesidad de regenerar un Estado obrero ruso que se había degenerado), una revolución que ocurrió a escasos cientos de kilómetros de Costa Rica, ubicado inclusive en la misma región de Centroamérica y el Caribe? ¿Si ni siquiera existe un programa para rescatar una revolución que sigue viva y que ya ocurrió, cómo pensar en hacer una nueva revolución en el subcontinente? Por lo menos de nuestra parte, es difícil pensar en la construcción de organizaciones revolucionarias, sino es sobre la base de conquistar una comprensión común de los grandes problemas internacionales vinculados a la revolución internacional, del que hoy en día, por duro que sea, forma parte el derrotero de la heroica revolución de los trabajadores y el pueblo pobre cubano. Este es el método de Trotsky, Cannon y los primeros dirigentes del trotskismo mundial, y es el método que hacemos nuestro. Es en todo caso, el más apropiado para evitar que pequeños grupos nacionales, se rompan a la primera prueba seria, no ya de la intervención conjunta en la vida política de un país, en el sindicalismo

Agosto o en el movimiento estudiantil; sino en la lucha de clases internacional, más rica y dinámica todavía en cuanto a fenómenos políticos. Con Cannon consideramos que toda tentativa seria de construir una organización revolucionaria “debe comenzar con un programa internacional”, y que “no hay más espacio para estrechos Pensamos programas nacionales” 14. que no es suficiente coincidir en un proyecto sindical o en querer integrar un mismo “referente internacional”, sino que hace falta un sólido programa que parta de los grandes problemas internacionales de la clase trabajadora, de sus posiciones ganadas y las que están pendientes por conquistar, sobretodo en un momento donde comienzan a brotar agudos procesos revolucionarios –como los del mundo árabe- y se hace imperante sacar lecciones del siglo pasado, plagado de revoluciones –la mayoría derrotadas- para preparar las victorias del porvenir. ¿Unir formalmente grupos desde arriba o construir un gran núcleo de partido por la revolución socialista en Costa Rica? Preparémonos para grandes combates en la lucha de clases Aunque en algunos casos la realidad puede resultar dura, hay que aceptarla aunque sea amarga. Hemos mencionado solo algunos elementos que hacen a la trayectoria de dos grupos que plantean una fusión organizativa, sin abordar otros que también tienen importancia; pero lo que se deja ver a pesar de eso, es que evidentemente el panorama es crítico. Las diferencias entre el MAS y el PRT en temas cruciales parecen importantes, tanto en su relación y convivencia en el último período, como en temas clave desde el punto de vista programático, especialmente el de la ubicación que cada grupo tiene frente a un tema fundamental de la lucha de clases latinoamericana e internacional, la revolución cubana, que sigue viva. No quisiéramos ser irresponsables al

contribuir a inflamar (irracionalmente) la emoción que suscita la idea de la “unidad” o de la reconciliación si se quiere, esto porque los sentimientos no son suficientes para mantener cohesionada una organización o construir una nueva, especialmente frente a los duros test de la lucha de clases, sea internacional o nacional. En cambio, nos da la impresión de que los llamados a construir el “nuevo partido obrero y socialista” que hacen los compañeros (especialmente los del MAS) tienen las características de una fusión que se dirige a cubrirle la espalda a la entrada del PRT a la LIT. Esta fusión, llega en momentos en que el MAS perdió la dirección oficial del movimiento estudiantil en la UCR, se ha desplazado hacia la superestructura de algunos sindicatos (como APSE o ANEP) y el PRT se ubica en la codirección del SINDEU, lo que en términos funcionales significaría que el posible nuevo grupo de la LIT, después de que el MAS perdió la dirección de la FEUCR, “tendría un pie en el movimiento sindical y otro en el movimiento estudiantil”. Estos motivos son los que hacen ver más lógica la unión con el PRT.

El gran problema de lo anterior, tanto en relación a las contradicciones programáticas entre uno y otro grupo, como en relación a su trayectoria más reciente; es que más allá de las ambiciones de corto plazo, pueden dar como resultado una organización con un clima políticamente inhabitable para cualquier obrero o estudiante sano que quiera organizarse y luchar, atravesada por las explosiones y las tensiones recurrentes que por lo menos en el movimiento estudiantil y sindical hemos presenciado en el último período; únicamente que con un nivel más elevado de intensidad. Lo anterior lo señalamos no por mala fe, sino porque considerando el grado de distanciamiento en ciertos puntos programáticos, no parece fácil por ejemplo que los compañeros que dirigen el PRT vayan a renunciar a sus posiciones y personalidad política en el

13 Miguel Ángel Hernández. Cuba y el VI Congreso del PCC. Al estilo chino, la burocracia del PCC se consolida como agente restaurador del capitalismo. Escuela de Sociología. Universidad Central de Venezuela. En Bandera Roja 79. Mayo 2011. pp.9. 14 Los planteamientos del dirigente del SWP en cuanto a que “no hay más espacio para estrechos programas nacionales”, o que “no se puede construir un partido político revolucionario solamente sobre bases nacionales”, ponen en cuestión no solo el método con el que se pretenden construir organizaciones nacionales; sino hasta las internacionales. Según Cannon el método en la construcción de una Internacional consiste en “organizar a la gente, no importa lo poco que puedan ser en cada país, sobre las bases de un programa internacional y gradualmente construir sus secciones nacionales”. Recordemos, nuevamente, que un punto central del programa, que definía quien era revolucionario y quien no lo era, consistía en la caracterización que se tuviera sobre la Unión Soviética, motivo de violentas polémicas y rupturas en el seno mismo de la IV Internacional. Op.cit. Cannon. pp. 22. Negrita es nuestra.

www.ft-ci.org


En Clave Revolucionaria marco de su unidad con el MAS. Con todo lo dicho hasta el momento, nuestra intención ha sido dar una opinión respecto a un proceso de unificación, que a pesar de ser presentado como un fenómeno armónico y sin grandes discusiones de por medio, concentra numerosas contradicciones, por no decir diferencias en su seno. A pesar de todo esto, al mismo tiempo que no perdemos de vista las diferencias que tenemos con los compañeros del MAS y el PRT sabemos que la crisis del capitalismo mundial, tarde o temprano obligará a que unifiquemos nuestras fuerzas, pero no sobre la base de una suma de tácticas o impulsos sentimentales; sino sobre la base de un balance honesto de la intervención de cada corriente en la vida política y la definición de un programa científico donde cada táctica sea la expresión de una estrategia: es la única forma de construir un sólido núcleo de organización revolucionaria, que comience desde unos cuantos cientos de militantes y se convierta rápidamente en un partido de miles para luchar por el socialismo en Costa Rica y a nivel internacional. En el año 2008, en medio del primer pico de la crisis capitalista mundial, en el contexto de la quiebra de Lehman Brother’s y de la primera ola de despidos masivos en Costa Rica como producto de la recesión en Estados Unidos, decíamos que la tarea que tenemos los revolucionarios pasa por la capacidad que tengamos para construir un gran partido revolucionario internacionalista, de combate y apoyado en una estrategia de tipo soviético para luchar por el poder obrero y la revolución. E insistíamos además en el hecho de que el capitalismo, luego del inicio de la crisis económica mundial, ha entrado en una crisis histórica, que podría ser igual o peor que la de 1929, regenerándose las condiciones objetivas para introducir en la debacle a la ideología no solo neoliberal, sino a la ideología capitalista en su conjunto, lo que inaugura una nueva fase de la lucha de clases internacional donde los revolucionarios podemos intervenir y probar nuestro programa15, por lo menos sin la pesada carga reaccionaria de los ‘90. Tres años han transcurrido desde entonces y hoy podemos afirmar que

Agosto se ha actualizado esa perspectiva, especialmente bajo el fragor de los levantamientos revolucionarios de Túnez, Egipto y otros países del mundo árabe; se ha actualizado después de las huelgas y movilizaciones masivas en Francia contra la reforma de Sarkozy al régimen de las pensiones, siendo testigos del movimiento de los indignados españoles que han comenzado a ocupar las principales plazas de Madrid y Barcelona bajo la demanda de empleo y cuestionando su propia democracia burguesa imperialista, de las huelgas generales en Grecia donde los trabajadores y el pueblo pobre se enfrentan a los planes de ajuste de los capitalistas de su país y el conjunto de Europa, que buscan descargar todo el peso de la crisis y sus penurias sobre la clase obrera. A pesar de nuestras diferencias afirmamos que estamos dispuestos a participar en todo paso tendiente a unir a la vanguardia obrera y socialista

contra la burguesía y sus partidos; y que sea superior a todo lo que actualmente existe sobre el escenario nacional en cuanto a organizaciones de izquierda. Es por eso que llamamos a los compañeros del MAS y especialmente a los del PRT, a no reducir la construcción de un partido obrero y socialista únicamente a las reuniones entre la militancia de ambas organizaciones, y a abrir de forma honesta un gran debate nacional sobre la situación mundial y del país entre todos los grupos de la izquierda obrera y socialista que quieran participar, haciendo al mismo tiempo un serio balance de la intervención de cada corriente en la lucha de clases. Desde ya que estamos dispuestos a participar en estos debates, aunque eventualmente constituyamos una minoría.

15 Liga de la Revolución Socialista. “Un debate al interior de la izquierda obrera y socialista. ¿Cómo prepararnos para grandes combates en la lucha de clases?” En clave revolucionaria 11. Diciembre 2008. pp. 15-16.

Por Johanán León Hace pocos meses se dio a conocer el surgimiento de una tendencia sindical en ANEP llamada Rescate, que se perfila como oposición a la Tendencia Trabajo de Albino Vargas hacia las elecciones internas por la dirección de ANEP. Tanto compañeros del MAS (centralmente) como de la JS integran e impulsan Rescate, por lo que nos parece importante abrir la discusión sobre su participación en esta tendencia así como los objetivos de ésta. ¿Cómo y para qué nace Rescate? Según la página de la tendencia, en el apartado “¿Quiénes Somos?” afirman que “un grupo de afiliadas y afiliados de diferentes instituciones nos hemos venido reuniendo para discutir sobre la vida de nuestro querido sindicato y sobre los problemas que estamos afrontando, especialmente con respecto al frustrado proyecto Hotelero conocido como que “nos hemos TITI” 1 , y agregan Principales impulsores de la Tendencia Rescate constituido como tendencia a ó grupo político, con el objetivo de aportar en la búsqueda y participar en las elecciones nacionales del propuestas de soluciones y acciones para que sindicato” 2 . nuestra ANEP supere positivamente esta etapa y contrario a decepcionarnos, salgamos En el mismo sentido, en el Manifiesto fortalecidos. Igualmente nos proponemos (…) Fundacional, bajo el subtítulo “Una

www.lrscostarica.blogspot.com


En Clave Revolucionaria tendencia al Rescate de nuestra organización” señalan: “Consideramos que ante la crisis política y financiera en que se encuentra la ANEP, es necesario emprender una lucha por rescatar esta valiosa organización.” Medios como La Nación han calificado el surgimiento de esta tendencia como “señales de una fractura en las filas de ANEP” por primera vez en 27 años3; vale la pena preguntarse ¿qué tipo de fractura? ¿Se trata de una ruptura profunda con la dinámica que ha tenido la ANEP en las últimas décadas bajo el mandato de Albino Vargas? ¿O simplemente de un reemplazo apolítico en la dirección del sindicato ante el descontento con la “crisis política y financiera” y escándalos como el proyecto hotelero el TITI? El hecho de que Edgar Morales -fiel apoyo de Albino Vargas durante 12 años en su línea burocrática y conciliadora con el gobierno y las patronales- no tenga ningún problema en apoyar con todo a Rescate arroja una luz en ese sentido.

Tal como queda expuesto en los textos que han publicado, Rescate no parte para su constitución de un balance serio y profundo entre las bases sobre el accionar de la ANEP en el campo de la lucha de clases nacional, que pase por una crítica y ruptura abierta hacia las posiciones de la burocracia de Albino Vargas y su rol de auxiliar a los gobiernos de turno y a las patronales al contener o evitar impulsar luchas. En lugar de esto toda la primera sección del manifiesto “Comprender el camino recorrido…” se limita a evaluar cómo han funcionado distintos órganos del sindicato o las limitantes para formar “nuevos líderes y liderezas político sindicales”4 , o sea, a un balance puramente administrativo. Por eso, a excepción de una reseña textual sobre lo que es la lucha de clases, de conjunto el programa no corresponde a un programa de una tendencia clasista, pues no supera el mero espectro sindicalista y la “visión de aparato” en los hechos, y no aporta elementos para transformar la ANEP en una herramienta efectiva para intervenir en la lucha de clases partiendo de un balance profundo de las luchas de los últimos años.

Agosto Democracia e independencia de clase en ANEP En una conferencia de prensa el pasado 4 de mayo, Héctor Cerdas quien encabeza la tendencia Rescate, decía que tanto en la tendencia Trabajo (de Albino Vargas) como Rescate “hay revoltijo de gente” para defender la integración de Rescate sin ningún tipo de delimitación política, añadiendo que no se trataba de dividir en “troskos”, “neoliberales” o “reformistas”. Precisamente si se trabaja en un sindicato por la construcción de una tendencia clasista, es elemental delimitarse y luchar contra las tendencias abiertamente hostiles a los intereses de los trabajadores o las que pregonen la colaboración de clases en detrimento de la independencia política de los sectores más avanzados; esto al menos si la lucha se dirige a recuperar el sindicato del control burocrático. Por supuesto, el triunfo de una lucha así es imposible si no media un paciente trabajo previo desde abajo que tienda a desenmascarar entre los trabajadores el rol de cómplice y auxiliar del gobierno de estos sectores en el sindicato y de sus respectivos partidos en la vida política nacional; una discusión que inicie con los sectores más avanzados de la base, sirva para organizarlos, y de esta forma los vuelva protagonistas de esa pelea a través de la experiencia conjunta en cada lucha. Un buen ejemplo del carácter contradictorio de integrar tendencias “pluralistas” sin delimitación de clase, es la reciente votación de proyectos anti obreros que dan impulso al solidarismo y a la Ley Procesal Laboral (mecanismo legal dirigido a la criminalización de las huelgas) votados por la “Alianza por Costa Rica”, con el respaldo del PAC, el PUSC y el ML. A su vez, el FA aunque no las votó, por su lado ha impulsado con todo dicha alianza incluso llamando a que el PAC la dirigiera5. No sería congruente con una perspectiva clasista aliarse a una tendencia impulsada por cualquiera de estas fracciones legislativas o vinculada a las mismas, que no hacen más que moverse en contra de los intereses de

la clase trabajadora atentando, como muestra este pequeño ejemplo, contra sus más elementales organizaciones -los sindicatos- y derechos como la huelga. En ANEP y cualquier sindicato, es clave luchar por un régimen interno donde exista democracia para toda tendencia que defienda verdaderamente los intereses de los trabajadores, al tiempo que se lucha implacablemente contra cualquier agrupamiento que pregone y practique en los hechos la colaboración con los empresarios y el régimen en cualquier medida, o sea, la colaboración de clases. Por esto termina siendo difuso políticamente plantear que ANEP se debe rescatar “con democracia” a secas, en vez de plantear una perspectiva clasista de lucha por la democracia obrera dentro del sindicato que permita cerrarle el camino a toda intervención directa o indirecta de la patronal y el gobierno.

Por un sindicalismo clasista e independiente Como revolucionarios somos partidarios de la intervención en los sindicatos en cada momento que exista oportunidad de intervenir y las fuerzas acumuladas lo permitan. De hecho, históricamente el trotskismo ha sido impulsor del trabajo revolucionario en las organizaciones de masas en la perspectiva de ponerlas al servicio del conjunto de la clase obrera en su lucha contra el estado y la patronal. En la actualidad los sindicatos son organizaciones profundamente integradas al régimen burgués y de ahí la necesidad de luchar por la independencia completa respecto al Estado capitalista como única garantía para la existencia de democracia obrera que los transforme en herramientas de lucha contra el capitalismo; esto inicia con la lucha por desplazar de las direcciones a las distintas variantes de la burocracia sindical. En ese sentido Trotsky planteaba que “los sindicatos actualmente no pueden ser simplemente los órganos democráticos que eran en la época del capitalismo libre y ya no pueden ser políticamente neutrales, o sea limitarse a servir a las necesidades

1 Ver http://tendenciarescate.org/quienes_somos 2 Ver http://tendenciarescate.org/manifiesto-fundacional 3 La Nación, 4 de mayo del 2010 4 En diversas partes de los comunicados y documentos de la tendencia se habla de la necesidad de formar “cuadros” y “relevos”, pero sin plantear concretamente bajo qué tipo de estrategia. Albino Vargas incluso comparte este pensamiento, al plantear entre los puntos relevantes la “formación político-ideológico con contenido curricular secuencial, por niveles, con multiplicidad temática, atractiva metodología participativa y simplicidad“. (http://anep.cr/leer.php/4943) 5 Ver http://www.frenteamplio.org/?p=2199

www.ft-ci.org


En Clave Revolucionaria

Agosto

cotidianas de la clase obrera. Ya no pueden ser anarquistas, es decir, que ya no pueden ignorar la influencia decisiva del Estado en la vida del pueblo y de las clases. Ya no pueden ser reformistas porque las condiciones objetivas no dan cabida a ninguna reforma seria y duradera. Los sindicatos de nuestro tiempo pueden servir como herramientas secundarias del capitalismo imperialista para la subordinación y adoctrinamiento de los obreros y para frenar la revolución, o bien convertirse, por el contrario, en las herramientas del movimiento revolucionario del proletariado. La neutralidad de los sindicatos es total e irreversiblemente cosa del pasado. Ha desaparecido junto con la libre democracia burguesa.”6 Sin lugar a dudas, la perspectiva de poder desplazar a cualquier burocracia sindical despierta gran simpatía entre los sectores de trabajadores más avanzados e inclusive, fuera del sindicato, en los sectores de activistas y luchadores honestos; sin embargo esto no pasa por un simple recambio de la burocracia. Somos partidarios de luchar en los sindicatos por la organización desde la base de los sectores más avanzados, que luchen por un régimen de democracia obrera donde se pueda revocar dirigentes y donde hasta la decisión más elemental se tome en asambleas de trabajadores como ocurre en el SOECN en la fábrica Zanón de Argentina, un método histórico que nuestros compañeros en los países donde intervenimos en el movimiento obrero luchan por hacer extensivo a cada lucha, partiendo de la discusión con las bases y de la experiencia conjunta con los sectores más avanzados de los trabajadores. No existen para esto atajos o vías rápidas. En esto diferimos del método “por arriba” aplicado hasta ahora por los compañeros del MAS en ANEP (secundados en los últimos meses por la JS), que ha consistido en convivir codo a codo de forma subordinada desde el 2009 con la burocracia de Albino Vargas, integrando la Junta Directiva Nacional del sindicato, y limitándose a dar cursos de “formación sindical” que no han ayudado a la formación de una perspectiva clasista y revolucionaria dentro de ANEP. Desde ya los invitamos a que hagan un balance autocrítico y honesto sobre esta orientación. 6 Leon Trotsky, “Los sindicatos en la era de la decadencia imperialista”, Escritos Latinoamericanos, Ediciones IPS-CEIP, Buenos Aires, 2007.

Por Bryan Brenes Como ya hemos mencionado, los compañeros del MAS -secundados por los de la JS- han formado una tendencia llamada “Rescate” para las elecciones sindicales internas de la ANEP. En este frente participan algunos compañeros del MAS que ya formaron parte de la tendencia sindical “Trabajo” del propio Albino Vargas, por lo menos desde el 2009, como es el caso por ejemplo de Laura Morúa, con un puesto de Directiva Nacional de ese sindicato. A la tendencia se han unido los militantes de la JS afiliados a la ANEP, bajo el impulso de los acuerdos logrados en la UCR durante las elecciones a la federación de estudiantes del año pasado, donde por primera vez hicieron un frente electoral.

intenciones en este frente (Rescate), como por ejemplo la propia Morúa, nos parece inadmisible desde el punto de vista político el hecho de que para poder concretar el negocio de la tendencia sindical se pasara por el respaldo de un personaje tan nefasto como Édgar Morales; no solo la mano derecha de Albino Vargas1 durante largos años, sino el informante estrella de la Embajada de los Estados Unidos durante la lucha contra el TLC.

Es que Morales, quien tuvo el “honor” de aparecer en los cables de Wikileaks, no solo aceptó sin preocuparse demasiado que había mantenido reuniones con la embajada norteamericana para informar de las acciones de los sindicatos contra el TLC, sino que La política oportunista de los “atajos” llamó a esto “sindicalismo moderno”. Por semejante personaje vinculado a hacia el “movimiento obrero” la tendencia sindical “Rescate”, están Aunque no negamos la existencia de respaldados los compañeros del MAS y compañeros valiosos y con buenas la JS. 1 Albino Vargas Barrantes es el principal referente de la tendencia Trabajo, a la cual se incorporaron los compañeros del MAS desde el 2009. Vargas, es uno de los principales representantes de la burocracia sindical costarricense, que durante varias décadas en la dirección de ANEP ha levantado una política de abierta conciliación de clases frente a los gobiernos del Partido Liberación Nacional (PLN) y la Unidad Socialcristiana (PUSC). En 2010, inmediatamente después de las elecciones, saludó la victoria de Chinchilla, y llamó a la confianza en la nueva mandataria planteando que significaba una ruptura progresiva (y no precisamente una continuidad por derecha, como hemos señalado desde la LRS) con la política del gobierno de Óscar Arias Sánchez.

www.lrscostarica.blogspot.com


En Clave Revolucionaria Si bien es cierto es válida la preocupación de los compañeros respecto a la necesidad de ir los “grandes” sindicatos como ANEP, no se puede ir a estos de forma oportunista, o tomando atajos artificiales como lamentablemente lo vienen haciendo. Pues una política de estas características lo único que conlleva es a la sustitución de una fracción de la burocracia sindical por otra, además de vincularlos peligrosamente desde ya a los propios agentes de la embajada yanqui dentro del movimiento obrero. Una concepción de “construcción” sindicalista y de aparato Aunque no negamos la posible preocupación del MAS y la JS sobre ir a los principales sindicatos (lo que encubren con un discurso obrerista de “ir a la clase obrera), nos parece que esta táctica la llevan adelante en frío y sin estar preparados siquiera para dirigir con un programa clasista y antiburocrático uno de los principales sindicatos. Decimos que en frío porque no vienen desarrollándose grandes luchas obreras que estén poniendo en jaque el dominio de la burocracia sindical y ante lo cual los socialistas afiliados a la ANEP estén obligados a intervenir como una tarea de primer orden; tampoco, hay un gran cuestionamiento interno dentro de ANEP o desprendimientos por “izquierda”2 respecto a Albino Vargas. Y como si fuera poco, el programa de “Rescate” no es muy clasista, tomando en cuenta que se plantea como un agrupamiento “amplio” y abierto para cualquier tendencia política, como es por ejemplo el mismo FA. Este supuesto giro de los compañeros hacia lo que llaman “el movimiento obrero” sin ninguna acumulación en una sola fábrica o rama industrial, con graves problemas en cuanto a programa y aliados (como el caso de Morales), fácilmente pueden llevar a los compañeros a cometer nuevos y más graves errores políticos. Una secuencia completa de equivocaciones Los compañeros de la dirección del MAS y la JS primero cometieron el “error” de llamar a votar a la centro “izquierda” representada por el Frente Amplio (FA) hace poco más de un año para las elecciones nacionales de 2010.

Agosto En el caso del MAS lo justificaron oportunistamente sosteniendo que se dirigían a la construcción de un “partido leninista de combate” que nunca fue construido; mientras tanto, en el caso de la JS lo justificaron embelleciendo a al diputado José María Villalta, quien había prometido defender la causa ambiental, el matrimonio gay y los derechos de las mujeres. Este “error” político le costó a los compañeros del MAS por ejemplo, confundir a un sector del activismo dentro de la UCR, dejarle todo el espacio libre al FA en la Universidad (pues no lo combatieron como su principal rival político); y finalmente perder la principal federación estudiantil a manos de “Progre”, la agrupación universitaria impulsada por la Juventud del FA. Aunque en el río revuelto salió gananciosa la JS obteniendo un puesto en el CU, la política que impulsaron se tradujo en una dura derrota dentro de la UCR para las dos agrupaciones de conjunto, y por extensión, para quienes somos asociados con la izquierda obrera y socialista.

en algunas de sus posiciones. En Costa Rica, un país que no tiene mucha tradición de grandes grupos obreros y socialistas, donde no existe una gran tradición revolucionaria, y donde lo que predominan son los pequeños grupos de unas cuantas decenas (en el mejor de los casos); la tarea central pasa por formar estrategas revolucionarios que sepan confluir estratégicamente con las luchas que se desarrollen en el seno de la clase obrera y los oprimidos, para a partir de ahí; aspirar a convertir cada pequeña lucha reivindicativa, cada huelga en una escuela de guerra para combates futuros.

A pesar de todo los compañeros del MAS y la JS parecen no sacar lecciones, y en un giro aparatista se han orientado a optar por tácticas de “construcción” que sientan un muy mal precedente para los nuevos compañeros que adquieren alguna idea de la existencia de grupos que se reclaman de la izquierda obrera y socialista. Desde la LRS sostenemos que la principal tarea de los pequeños grupos de la izquierda costarricense pasa por formar cuadros revolucionarios y dirigentes políticos en una tradición y en una estrategia política, participar en toda lucha obrera y estudiantil progresiva tratando de empalmar con ellas desde un programa obrero y socialista, que permita foguear a todo un sector de la intelectualidad y en la medida de lo posible de los trabajadores, en luchas huelguísticas, democráticas y antiimperialistas que estén planteadas; preferiblemente desde la base, dando paso por paso de acuerdo a un programa y una política de independencia de clase de la burguesía, sus partidos, y sus agentes dentro del movimiento obrero. Esta orientación desde ya pareciera estar opuesta por el vértice a la de los compañeros del MAS y la JS, a quienes llamamos a rectificar

2 Decimos esto partiendo del supuesto lógico que los compañeros no van a presentar la desvinculación de Morales respecto a Vargas como un genuino giro a “izquierda”, al mismo tiempo que éste dirigente sindical reivindica sus reuniones con la Embajada yanqui bajo el concepto de “sindicalismo moderno”.

Revista Estrategia Internacional Nº27: Una nueva “primavera de los pueblos” Perspectivas del proceso revolucionario en Egipto Economía: Las medidas de contención devienen eslabones débiles Estados Unidos: De la “obamanía” a la emergencia del Tea Party Debates Estratégicos: En los límites de la “restauración burguesa” Francia: - Lecciones político-estratégicas del Otoño Francés 2010 - Congreso del NPA: Parálisis y crisis estratégica Entre otros artículos.. Puede encargarla con el cro. o cra. que le facilitó En Clave Revolucionaria o al correo lrscostarica@gmail.com.

www.ft-ci.org


En Clave Revolucionaria

Agosto

Por Fabián Puelma, estudiante de derecho de la Universidad de Chile (en paro hace más de dos meses) y dirigente estudiantil del PTR, agrupación hermana de la LRS en Chile. La lucha educativa continúa estando en el centro. Durante la jornada de protesta del 4/8, miles de estudiantes nos enfrentamos a la brutal represión del gobierno y se hizo sentir de manera activa el apoyo de los trabajadores, los pobladores y la población en general con los “cacerolazos”. El gobierno fracasó en su intento de aplastar nuestra lucha con la represión, lo que quedó demostrado en la masiva marcha del martes pasado. Actualmente hay un equilibrio inestable de fuerzas entre la movilización y el gobierno. Los políticos de la concertación y la derecha deben ensayar nuevas medidas para desactivar la lucha, y a nosotros se nos abre la necesidad de romper por izquierda este Estudiantes universitarios y secundarios han sido protagonistas de las jornadas de lucha de las últimas equilibrio para vencer. semanas, atravesadas por el cuestionamiento al modelo educativo heredado de la dictudura pinochetista. Una lucha que conmueva los pilares del aumentar las penas por desórdenes régimen públicos. A su vez, criminaliza y ataca las tomas. Pero por otro lado, anunciará Esta movilización dejó de ser algo nuevas medidas (como aumento de becas, meramente estudiantil. Nuestra lucha más financiamiento, rebajas de créditos), está cuestionando profundamente para sentar las bases de una futura la educación de mercado impuesta negociación con las direcciones del por Pinochet y profundizada por la movimiento estudiantil y los profesores. Concertación. A su vez, ha abierto una Por lo mismo, es que juntos la derecha crisis de este régimen político que ha y la concertación, quieren impulsar una sido un sostén de la “estabilidad” y de mesa entre parlamentarios, el ejecutivo la “prosperidad” de la que se jactan los y los dirigentes estudiantiles, para empresarios nacionales e internacionales. así avanzar en desviar nuestra lucha. En las últimas semanas este debate se ha profundizado. Los políticos de Los estudiantes seguimos en pie de la derecha han hecho un llamado a guerra la “responsabilidad” para cuidar las Pero el movimiento estudiantil instituciones e insisten en que deben ha demostrado ser más fuerte que ser ellas las que resuelvan el conflicto. la represión, la criminalización y Incluso Pablo Zalaquett, alcalde de las maniobras de la derecha y la Santiago, aceptó que el 11 de septiembre concertación. La jornada del 4/8 nos (aniversario del golpe) haya resguardo dio un nuevo impulso, y hemos visto militar de la ciudad. Aparte de los estas semanas cómo universidades que dichos, la derecha quiere organizar no estaban movilizadas se sumaron a la manifestaciones en respaldo al gobierno, lucha. Los “caceroleos” se han mantenido lo que demuestra una tendencia a la durante estos días y las muestras de polarización. La Concertación por su apoyo de la población también. parte responde al debate planteando la necesidad de impulsar reformas políticas Por lo mismo, quienes dirigen la que logren darle una salida a esta crisis. CONFECH y el Colegio de Profesores Quieren posar como nuestros amigos, (Juventudes Comunistas, Concertación hablando de fin al lucro. Lo que está y Autonomistas centralmente) se detrás, es que ambos están preocupados vieron obligados a rechazar la mesa de que este cuestionamiento no pase a que propuso el parlamento, pese a que mayores. los dirigentes se mostraron abiertos al De todas formas, su preocupación diálogo. Plantearon que es el ejecutivo el central es cómo terminar con las que debe entregar ciertas garantías para movilizaciones. El gobierno ensaya luego sentarse a negociar. Y es que está diversas políticas. Insiste en avanzar en muy vivo el recuerdo de 2006 cuando medidas represivas, como es prohibir desviaron la movilización con una el uso de capuchas en las marchas y maniobra similar. A su vez, definieron

www.lrscostarica.blogspot.com

un cronograma de movilizaciones, con un nuevo paro nacional para el 18/8, marcando como hito el paro de la CUT de la próxima semana. Sin embargo, este llamado no se ha traducido en que estén preparando de manera activa y desde las bases estas movilizaciones para que efectivamente el 24 y 25 de agosto haya una paralización efectiva que logre poner en jaque las políticas del gobierno. Al mismo tiempo, están instalando con fuerza la idea de impulsar un plebiscito vinculante como forma de resolver el conflicto existente. ¿Pero es realmente una opción que nos favorezca? El mismo hecho que el diputado comunista Teillier planteara el plebiscito como una forma de “salvar” la institucionalidad frente a esta crisis, es ilustrativo para ver a quién favorece esta política. Nuestra lucha puede y debe triunfar En este momento clave del proceso, creemos que es central tener una política para triunfar. La demanda que se ha puesto en el centro es la educación gratuita, hoy esta consigna es bandera de lucha de cientos de miles. Debemos plantearla como una exigencia inmediata, debe ser el piso mínimo de nuestra lucha. Desde ahí, debemos luchar por impulsar una Segunda Reforma Universitaria y una nueva Escuela Nacional Unificada que ponga la educación al servicio de los trabajadores y los sectores populares, instaurando el ingreso irrestricto, el cogobierno triestamental, las cátedras


En Clave Revolucionaria

Agosto

nocturnas para trabajadores, etc. Debemos luchar por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana basada en la movilización obrera y popular. ¿Pero cómo triunfar en estas demandas? Ni la negociación a puertas cerradas con el parlamento ni el plebiscito son una opción. ¿Plebiscito para qué si tenemos clara nuestra demanda? Además no es una herramienta democrática pues sólo nos pregunta por un sí o un no. Lo único que hace esta política es transformar la movilización en una lucha por “democratizar” el régimen, mientras que para nosotros de lo que se trata es de acabar de raíz con la herencia de la dictadura mantenida por la concertación. Hay otra alternativa: Buscar imponer nuestras demandas, doblándole la mano al gobierno en base a la fuerza y la movilización de estudiantes y trabajadores, luchando porque en vez de un voto secreto encerrado en una urna, podamos discutir en base a nuestras organizaciones y asambleas. En concreto esto significa impulsar una retoma generalizada de liceos y universidades, indefinida hasta conseguir la educación gratuita como piso mínimo. Significa que debemos transformar la CONFECH en un organismo masivo y democrático, basado en los delegados mandatados de cada lugar de estudio, revocables en cualquier momento.

El paro de la CUT es un hecho central. Las direcciones del PS y el PC no han movido ningún dedo para que este sea un paro efectivo desde la clase trabajadora. Las asambleas territoriales que han surgido en diversas comunas no pueden seguir siendo espacios reducidos y testimoniales. Debemos organizarnos desde los lugares de estudio y trabajo para hacer que estas instancias sean masivas y resolutivas, para que sean espacios en donde se logre zanjar un pliego único discutido desde las bases y un plan de lucha, con el objetivo inmediato que el paro de la CUT sea efectivo. Es decir que se transformen en asambleas obreras, estudiantiles y populares. Seguí de cerca la lucha en Chile: www.ptr.cl

Por Facundo Aguirre, Ruth Werner permitiendo que todos los oficialismos El Frente para la Victoria se alzó con un amplio triunfo en las Primarias. La oposición patronal salió derrotada. Tanto el acuerdo de Alfonsín-De Narváez como el de Duhalde-Das Neves apenas superaron el 12% de los votos. El kirchnerismo logró plebiscitar su gestión y parece tener allanado el camino a la reelección en Octubre, con una oposición dispersa y desmoralizada.

Cristina Fernández logra recuperar influencia en sectores sociales que había perdido en las elecciones de 2009, cuando el escenario estaba dominado por la crisis política, producto del lockout agrario y los efectos -con suspensiones y despidos- de la crisis económica internacional. En esa oportunidad sólo había obtenido un tercio de los votos, ahora más del 50%. (…) El “peligro” derechista con que los intelectuales de Carta Abierta llamaban a cerrar filas en apoyo a Cristina, ante el importante resultado en las elecciones de Macri, Del Sel e incluso De la Sota, se demostró una farsa. En aquellas elecciones y en estas primarias primó un voto conservador. La primera razón de porqué CFK obtuvo esta cantidad de votos hay que encontrarla en la situación de relativa estabilidad económica que viene

hayan obtenido victorias consecutivas. Pasó con Macri en Capital, con Sapag en Neuquén, con De la Sota en Córdoba y con el Frente Cívico y Social en Santa Fe. El gobierno no ganó por “nacional y popular”, ni por su supuesta lucha contra las corporaciones, sino por ser la expresión de un “status quo” donde los empresarios la “levantan en pala” y la clase media y sectores altos de la clase obrera logran participar del circuito “virtuoso” del consumo. El mecanismo de las primarias para fortalecer a las fuerzas políticas capitalistas luego de su debacle en la crisis de diciembre del 2001 no ha logrado su objetivo con respecto a la oposición que salió muy golpeada. Sin embargo, el régimen pudo instaurar y legitimar en esta elección un filtro proscriptivo contra las minorías y un avance bonapartista como es la estatización de la vida interna de los partidos políticos, lo que sólo fue denunciado consecuentemente en la campaña del Frente de Izquierda que logró vencer el piso del 1,5 con que nos pretendían silenciar. El FPV surge como el gran partido nacional ante el hundimiento de la oposición burguesa y la fortaleza de CFK obliga a la burguesía, que pese a sus jugosos negocios no confía plenamente

Cuba Revolución es un blog impulsado por militantes de la FT-CI desde noviembre del año pasado y que tiene como objetivo ser un instrumento en la lucha por la defensa de la revolución cubana y sus conquistas fundamentales.

Encontrá en www.cubarevolucion.org :

Debate con Izquierda Socialista sobre Cuba: Una vez más, ¿como enfrentar el proceso de restauración capitalista?

www.ft-ci.org


En Clave Revolucionaria en el kirchnerismo, a cerrar filas con el gobierno para enfrentar un próximo periodo donde se deberán tomar medidas en detrimento del pueblo trabajador para enfrentar el fantasma de la crisis mundial. Sin embargo, no hay que olvidar que el kirchnerismo debe también su victoria a la alianza con los barones del conurbano, con los gobernadores y la burocracia sindical, que seguramente presionarán al gobierno, abriendo contradicciones que serán base de futuras crisis políticas. Del lado de la oposición patronal, la única noticia halagüeña para el régimen es el resultado que obtuvo la fuerza de Hermes Binner que sacó el 10,26% de los votos (ver nota). Esta fuerza que quiere ocupar el espacio de “centroizquierda” no sólo no representa una alternativa a los “viejos partidos” sino que incluso aparece en oportunidades a la derecha del kirchnerismo. (…) Entre dos crisis

La clase obrera apoyó masivamente al kirchnerismo en las Primarias. Pero esta votación no implica una carta blanca de adhesión al gobierno, sino que eligieron a los K como opción conservadora para mantener lo conquistado. La crisis de 2001 con la hiperdesocupación y el posterior saqueo al salario con la devaluación de Duhalde dejaron profundas huellas en los trabajadores. Con los K, la economía logró recuperarse y con el crecimiento las patronales obtienen grandes beneficios mientras a la clase obrera sólo le ha tocado migajas del festín. Lo que el oficialismo llama el “nunca menos” no ha sido otra cosa salvo para un sector de trabajadores en blanco- que salarios de miseria mientras persiste la inflación y los puestos de trabajo precario y en negro, donde muchos están obligados a dejar la vida en la fábrica para sobrevivir. A los más pobres, a los que no tienen trabajo les ha ido peor, sólo reciben la Asignación Universal. Pero esa crisis de 2001 sigue actuando como un látigo para la clase obrera que moldea una conciencia de “defender lo que hay” frente a la idea que propaga el kirchnerismo y la burocracia sindical de que si ellos no gobiernan a los trabajadores les va a ir peor. (…) Sin embargo, los trabajadores no han votado a un “modelo que enamora” como gustan decir los K sino pensando, equivocadamente, que defienden sus intereses económicos inmediatos. Pero esas expectativas de defender lo poco

Agosto que han logrado, tarde o temprano, chocarán con la realidad de la crisis mundial cuando esta descargue sus efectos sobre nuestro país. El caso jujeño, donde los trabajadores sin techo fueron reprimidos por las fuerzas represivas del Estado y las guardias blancas de los Blaquier, obligando a los ocupantes a ejercer su legítimo derecho a la autodefensa, y donde la lucha de clases fue más allá de la legalidad burguesa, es quizás una muestra de lo que vendrá. (…) Sólo el Frente de Izquierda ha señalado en su campaña que la crisis mundial encontrará a los capitalistas y a sus políticos intentando descargar la crisis sobre las espaldas del pueblo trabajador. Sólo el Frente de Izquierda ha señalado que las conquistas obtenidas por la pelea de los trabajadores y el pueblo habrá que defenderlas con la lucha de clases. Nosotros, la izquierda El FIT logró superar el piso proscriptivo. Fue una pelea valiente que supimos dar a través de una gran campaña militante. Los 520.000 votos que recibimos constituyen un acto de defensa de los derechos democráticos del pueblo trabajador, para que no silencien a una corriente que milita activamente en las luchas obreras y populares, independiente del Estado y de los patrones, en un país donde ese Estado y esas patronales supieron hacer un genocidio contra la clase trabajadora. Queda por delante nuestro firme compromiso para seguir peleando por tirar abajo definitivamente la ley proscriptiva. Pino Solanas y Proyecto Sur no lograron superar el piso del 1,5%, entre otras razones, por su propia cobardía política que los llevó a negarse a poner esa bandera en el centro del debate nacional. (…) Las altas votaciones recibidas por el FIT en las fábricas combativas, en la juventud estudiantil luchadora así como el apoyo de reconocidos intelectuales y artistas, son expresión política por un lado del “sindicalismo de base” clasista y también de una tendencia anticapitalista que ven en el Frente de Izquierda una referencia ante la crisis mundial. Un aliento para pelear por una perspectiva socialista, para fortalecer una izquierda de los trabajadores y avanzar en la construcción de un partido revolucionario. Mirá el artículo completo en www.pts.org.ar

www.lrscostarica.blogspot.com

Por Alejandra Ríos, corresponsal en Londres

El sábado 6/8 miles de jóvenes de uno de los barrios más pobres de Inglaterra, la mayoría de ellos de la comunidad negra, protagonizaron una revuelta luego del asesinato del joven Mark Duggan a manos de la policía ocurrido el jueves 4/8 en el distrito de Tottenham en el norte de la ciudad, dando lugar a la expresión de ira y bronca más grande vista en Inglaterra desde mediados de los ’80. Los hechos se desataron durante el acto de repudio de familiares y amigos del joven. En una comunidad asediada por la pobreza, el racismo y la violencia policial, que cuenta con muchas víctimas de gatillo fácil, el acto tuvo una gran adhesión y fue utilizado por sectores de la juventud pobre de Londres para expresar su bronca al abuso policial y marginación social que viven. Durante el acto, un grupo de policías rodeó a una chica de 15 años, amiga de la víctima, y ante la negativa de dejarla tranquila, estalló la bronca. Con la provocación policial de fondo se creó un ambiente de tensión, que sirvió como detonante de la explosión juvenil y los enfrentamientos. Los disturbios continuaron y cobraron mayor magnitud el lunes, cuando las revueltas se extendieron a 13 barrios de la ciudad, con incendios, saqueos y ataques a la policía hasta la madrugada. El martes los disturbios se extendieron a las ciudades de Manchester, Birminghan y Salford, en el interior del país, dejando un saldo de 3 muertos. El combustible de la rebelión

El denominador común en todas las protestas es la pobreza, el desempleo, la falta de acceso a la educación, el racismo y el acoso policial, que desde 1990 se cobró más de 1.000 muertes en custodia por los cuales no hubo un solo policía acusado. El desempleo entre los menores de 25 años es del 20,5%, llegando al millón de desocupados, la cifra más alta desde que se inició su contabilización en 1992. La cantidad de jóvenes llamados NEETs (que no están en situación de educación, empleo o capacitación) a los cuales les es prácticamente imposible incorporarse al mercado laboral, es aún mayor en ciudades como Leeds, en el norte del país donde también se vivieron jornadas de protesta. Treinta años de políticas neoliberales dieron como resultado


En Clave Revolucionaria

una situación de pobreza estructural, con las cifras de movilidad más bajas que en el resto de los países desarrollado, panorama que ha empeorado con los recortes del último año, que aumentaron a niveles nunca vistos la desigualdad entre ricos y pobres, donde el 10% más rico vive 100 veces mejor que los más pobres. Sin este contexto de fondo, es imposible entender la dinámica que adquirió la revuelta, que fue más allá del rechazo a la brutalidad policial, y se expresó en una bronca más generalizada, que llegó a niveles de violencia nunca vistos, en una sociedad donde millones se hunden en la pobreza mientras millonarios y empresarios se enriquecen y los bancos son rescatados por el gobierno. La respuesta de los partidos del régimen Recién llegado de sus vacaciones, el primer ministro anunció el despliegue de 16.000 efectivos policiales en Londres y la autorización del uso de balas de goma, medida a la que nunca se había recurrido antes para contener revueltas urbanas, y camiones hidrantes. Por otra parte, el gobierno llamó a la población a delatar a los participantes y enviar filmaciones a la policía para identificar a los “saqueadores”. El llamado de Cameron a los padres pidiéndoles que averigüen ‘que están haciendo sus hijos cuando no están en sus casas” instala un ambiente policial y ha sido emulado por varios políticos en la oposición. Frente a la revuelta de los excluidos, la respuesta del gobierno y los partidos patronales es mano dura y el llamado a aplicar todo el peso de la ley para instaurar el orden. Incluso la diputada laborista en la oposición de Hackney, uno de los distritos más pobres y carenciados de Londres afectado por los disturbios, salió a decir “que ella no era de la escuela

Agosto

de los que piensan que los recortes provocan disturbios y enfrentamientos”, justificando en los hechos la represión. Al unísono los políticos burgueses describen a quienes participaron en las revueltas como criminales y vándalos, y no han tardado en tomar medidas represivas sin precedentes en este país. Pero ninguno de ellos anunció medida alguna para crear empleo o planes educativos. No hubo una sola referencia a las políticas de ajuste y desempleo, los verdaderos crímenes de esta sociedad capitalista que condena a miles de jóvenes a vivir en la pobreza, sin acceso a la educación y la salud. Tanto Cameron, como el resto de los políticos y los medios que piden mano dura contra los jóvenes, son los mismos que están comprometidos en el escándalo de las escuchas del imperio mediático propiedad de Rupert Murdoch. Su objetivo es crear un ambiente de mayor control ante el recrudecimiento de la luchas y futuros estallidos sociales que sin ninguna se darán como resultado de los planes de ajuste. La incipiente respuesta a los ataques marca el camino En los 14 meses de gobierno de la coalición conservadora- liberal, los estudiantes salieron masivamente a la calle en rechazo al aumento de los aranceles universitarios, junto a ellos se plegaron los secundarios de los barrios más plebeyos para protestar contra el recorte del subsidio educativo para jóvenes de bajos recursos. A la rebelión estudiantil le siguió la marcha convocada por la Confederación Sindical del Trabajo, que atrajo a medio millón de personas contra los recortes en los servicios sociales, la salud y la educación. El 30/6, los trabajadores de la administración pública y los docentes

primarios y terciarios protagonizaron la huelga más importante en los últimos 30 años. Estas movilizaciones, junto con las respuestas que comienzan a darse en toda Europa contra los planes de austeridad, como en el Estado español y en Grecia, son las que marcan el camino para tirar abajo los planes de los gobiernos capitalistas. Esta sociedad capitalista no tiene nada que ofrecer a los jóvenes, que sin trabajo y excluidos de las escuelas no se sienten representados políticamente, están excluidos de los sindicatos y centros de estudiantes donde organizarse para expresar su bronca con métodos propios, que puedan empalmar con el resto de los trabajadores. Frente a la criminalización de la protesta y la escalada de arrestos y razias, es necesario plantear la libertad de los cientos de detenidos de los últimos días, 167 de los cuales ya fueron acusados, y levantar la consigna de ‘Fuera la policía de nuestros barrios’. Junto a ello es necesario luchar por el juicio y castigo a los responsables del asesinato de Mark Duggan. Estas consignas más inmediatas deben ser parte de una serie de consignas transicionales de creación de empleo y subsidios educativos y capacitación para los jóvenes desocupados, como parte de una perspectiva estratégica de la clase obrera que tome en sus manos las demandas de los sectores más oprimidos de la sociedad que canalice con objetivos precisos el odio que expresa de manera explosiva esta juventud. El estallido social en Inglaterra muestra que la dinámica de la crisis económica está dando lugar a fenómenos más explosivos y deja en claro que el sistema capitalista crea masas de pobres urbanos, y afecta en particular a los jóvenes que se ven sin futuro, sin acceso a un empleo o la educación, fenómenos que ya fueran anticipados por el estallido de las banlieues en Francia en 2006, las huelgas generales con alta participación juvenil en Grecia, el movimiento de los jóvenes indignados en España con el telón de fondo de la primavera árabe. Para evitar que el estallido de jóvenes sin futuro sea utilizado para enfrentarlos al resto de los trabajadores ocupados, la clase obrera, organizada por sus propios métodos de lucha, es la única que puede dar una salida a las necesidades de las masas urbanas, levantando un programa alternativo de independencia obrera que represente los intereses de todos los sectores oprimidos de la sociedad.

www.ft-ci.org

ECR19  

En clave revolucionaria #19

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you