Issuu on Google+

Centro de Lengua y Pensamiento Crítico

Cápsula: Para escribir bien

Deber/deber de

Un mismo verbo, deber, pero dos significados en el caso de que lleve o no preposición antes del infinitivo que lo siga: a) Deber + infinitivo: significa obligación. Ejemplo: Pedro debe estar en el museo (Pedro tiene la obligación —legal o moral— de estar en el museo)

b) Deber de + infinitivo: significa probabilidad. Pedro debe de estar en el museo (Pedro está probablemente en el museo; se supone que está en el museo)

Este es el uso correcto de ambas construcciones; pero en la lengua actual es posible leer y escuchar con frecuencia confusiones entre ambos usos. Se observa una preferencia por deber (sin la preposición de) para los dos significados.


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico

CÁPSULA: Para redactar bien

Currículum, currícula / currículo, currículos Fuente: Diccionario panhispánico de dudas, RAE ( www.rae.es ) Aunque tradicionalmente se venía recomendando mantener invariables en plural ciertos latinismos terminados en consonante, muchos de ellos se han acomodado ya, en el uso mayoritario, a las reglas de formación del plural que rigen para el resto de las palabras. Así pues, y como norma general, los latinismos hacen el plural en -s, en -es o quedan invariables dependiendo de sus características formales, al igual que ocurre con el resto de los préstamos de otras lenguas: ratio

pl. ratios

plus

pl. pluses

lapsus

pl. lapsus pl. campus

campus syllabus déficit hábitat vademécum ítem

pl. syllabus pl. déficits pl. hábitats pl. vademécums pl. ítems

En general, se aconseja usar con preferencia, cuando existan, las variantes hispanizadas de los latinismos y, consecuentemente, también su plural; así se usará: armonio ( mejor que armónium)

pl. armonios

currículo (mejor que currículum)

pl. currículos

podio (mejor que pódium)

pl. podios

No deben usarse en español los plurales latinos en -a propios de los sustantivos neutros, tales como córpora, currícula, etc., que sí son normales en otras lenguas como el inglés.


Queremos proponerles una nueva sección que podemos hacer entre todos: “¿Qué estás leyendo? Recomienda un libro…”. Esperamos sus contribuciones al correo: maria.todorova@upaep.mx ¡Comparte tus gustos! CÁPSULA: Para redactar bien


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico Acentuación de monosílabos: ¿fue o fué? María Todorova Empecemos con la regla general: los monosílabos tónicos (palabras de una sola sílaba), no llevan tilde aunque se trate de una palabra aguda. Ejemplos: sal, mar, mes, seis, vio, soy, dio, fue, fui, Dios, fe, da, etc. Vio, dio, fue y fui llevaron tilde antes de 1959, pero a partir de ese año se consideró que debían seguir la regla general y, por tanto, es erróneo escribir: vió, dió, fué, fuí. Hay una excepción a esta regla: la tilde diacrítica. Cuando un monosílabo tiene dos acepciones y funciones sintácticas diferentes, y puede llegar a crear una confusión, las dos palabras se distinguen añadiendo a los monosílabos tónicos una tilde. Les proponemos un breve test para que verifiquen sus conocimientos:

1. Querría ayudarte, ___ no sé cómo hacerlo. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

a) mas b) más Esto no depende de ____. a) mí b) mi Esto no depende de ____ voluntad. a) mí b) mi No ____ qué pensar. a) se b) sé _____ sincero. a) se b) sé Hoy ______ levantó de buenas. a) se b) sé ____, quiero. a) Si b) Sí ______ quieres, dime. a) Si b) Sí Te voy a decir _____ esto, nada más. Tú _____ debes entender. a) solo / sólo b) sólo / solo

Las respuestas serán publicadas en la próxima cápsula.

Respuestas al test anterior: a; a; b; b; b; a; a; b; b.


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico CÁPSULA: Para redactar bien

¿TODO CON MAYÚSCULAS?

Existen dos creencias falsas acerca del uso de las letras mayúsculas. La primera tiene como razón de ser el rechazo inexplicable que muchos sienten por los acentos. La otra se debe a la interferencia del sistema ortográfico inglés con el de la lengua española. ¿Ya adivinaron de qué se trata?

Para desmitificar dichas creencias, veamos lo que estipula el manual de ortografía española de la Real Academia Española. 1) Cuando se utilicen mayúsculas, se debe mantener la tilde ortográfica; este uso es especialmente necesario en las portadas de los libros, nombres geográficos, listas de nombres propios, etc. (Álamo) 2) La primera palabra del título de cualquier obra lleva mayúscula, las demás van con minúscula, al menos que sean nombres propios, geográficos, etc. (Guerra y paz) 3) En las publicaciones periódicas y colecciones, en cambio, se escriben todos los sustantivos y adjetivos con mayúscula. (Revista de Filología Hispánica) Para ampliar la información o en caso de cualquier duda, les recomiendo referirse al manual de ortografía de la RAE que está en línea: www.rae.es (margen izquierdo, “Ortografía”), acceso directo desde http://www.rae.es/rae/gestores/gespub000001.nsf/(voanexos)/arch9E7D58ED6C5CBB54C1256E6 70038B91C/$FILE/Ortografia.pdf

Respuestas al test anterior: a; a; b; b; b; a; a; b; b. Envíenos sus comentarios y preguntas sobre cuestiones del uso del español al siguiente correo: maria.todorova@upaep.mx


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico CÁPSULA: Para redactar bien Los ciudadanos y las ciudadanas, los niños y las niñas

María Todorova ¿Les suena? Veamos qué opinan los lingüistas1 acerca de esta moda: “Este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos: Todos los ciudadanos mayores de edad tienen derecho a voto. La mención explícita del femenino solo se justifica cuando la oposición de sexos es relevante en el contexto: El desarrollo evolutivo es similar en los niños y las niñas de esa edad. La actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje y se funda en razones extralingüísticas. Por tanto, deben evitarse estas repeticiones, que generan dificultades sintácticas y de concordancia, y complican innecesariamente la redacción y lectura de los textos. El uso genérico del masculino se basa en su condición de término no marcado en la oposición masculino/femenino. Por ello, es incorrecto emplear el femenino para aludir conjuntamente a ambos sexos, con independencia del número de individuos de cada sexo que formen parte del conjunto. Así, los alumnos es la única forma correcta de referirse a un grupo mixto, aunque el número de alumnas sea superior al de alumnos varones.”

Agradecemos el interés a todos los lectores que nos escribieron y los invitamos a seguir enviándonos sus comentarios y preguntas sobre cuestiones del uso del español al siguiente correo: maria.todorova@upaep.mx

1

Respuesta a las consultas lingüísticas más frecuentes: www.rae.es (Portal oficial de la Real Academia Española de la Lengua)


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico CÁPSULA: Para redactar bien ¿Autopeinarse? María Todorova

Últimamente se ha vuelto muy de moda el prefijo auto - (del griego, “él mismo”) aplicado tanto a sustantivos como a verbos: autocontrol, autoestima, autoevaluación, autoevaluarse, autorregularse, etc. Hay una explicación lógica: la lengua reacciona a la realidad y refleja el valor de autonomía que es uno de los más preciados en nuestros días. Sin embargo, lo que parece preocupante en este caso es que no siempre se tiene el cuidado de buscar los medios lingüísticos más apropiados de nuestro idioma. El uso del prefijo auto- es correcto en la mayoría de los sustantivos: autoestima, autogol, autorregulación (documentados por los diccionarios autorizados). Hay muchos sustantivos formados con este prefijo que se usan cada vez más sin tener reconocimiento lexicográfico oficial: autoevaluación, autopreparación, autocompasión, autoempleo, etc. Esto no quiere decir que sean incorrectos, desde el punto de vista morfológico su construcción es válida. No obstante, para evitar abusos, en dichos casos se recomienda dar preferencia a expresiones como “mi propia evaluación”, “mi propia preparación”, “trabajo por cuenta propia”. Muchas veces es la economía de espacio en las publicaciones periódicas que impone la preferencia por el sustantivo breve, otras, la imitación o la desidia por buscar la expresión más apropiada.

Es también muy frecuente el uso del prefijo auto- con verbos y se abusa bastante de él, porque, como se sabe, este prefijo unido a verbos posee dos rasgos semánticos: el de ‘reflexividad’ y el de ‘voluntariedad’; pero la reflexividad ya aparece con el pronombre reflexivo correspondiente, por lo que la presencia de auto- siempre es redundante: Juan se autoprepara (bastaría con «se prepara»); trato de autoconvencerme... (bastaría con «trato de convencerme»). Y aún más redundante resulta el uso siguiente: Juan se autoemplea a sí mismo. Obsérvese que la reflexividad se nos da con se, con auto- y con a sí mismo. También es error emplear el prefijo sin el rasgo de voluntariedad como ocurre en este ejemplo en el que resulta obvia la falta de premeditación: El futbolista se autolesionó en el entrenamiento. En cambio, sería correcto decir de alguien que se autolesionó siempre y cuando haya habido una intención clara de causarse daño a sí mismo. Sugerencia: antes de decidir si usar o no el prefijo auto -, preguntémonos si realmente es necesario desde el punto de vista de la precisión y el significado.


Agradecemos a Óscar Trujillo del Departamento de Ciencias de la Salud por compartir su inquietud acerca del tema de esta nota y los invitamos a seguir enviándonos sus dudas lingüísticas al siguiente correo: maria.todorova@upaep.mx


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico CÁPSULA: Para redactar bien

La palabra precisa María Todorova

Si queremos probar la precisión con la que pensamos, debemos ver hasta qué punto nos preocupamos por la exactitud de nuestra expresión verbal. A continuación les proponemos un ejercicio que involucra varias habilidades de pensamiento y de lengua. Completen las oraciones con la palabra más idónea del recuadro, en caso de dificultad, les recomendamos consultar el Diccionario de la RAE (www.rae.es , el vínculo se encuentra en el margen izquierdo). exánime, excelso, execrable, exento, exhaustivo, exhausto, exiguo, exógeno, explícito, extravertido 1. A Isabel le encanta ser el centro de las reuniones y habla de sí misma sin vergüenza ni cohibición; tiene un carácter muy ___________________. 2. El Director no está ___________________ de responsabilidad en este asunto. 3. Antonio estuvo toda la noche bebiendo y blasfemando sin parar. Su comportamiento les pareció ___________________. 4. El equipo de rescate encontró al montañero tendido en el suelo, ___________________, desmayado, sin señales aparentes de vida. 5. Lo más peligroso del síndrome de inmunodeficiencia adquirida es que debilita las defensas de tal modo que cualquier agente ___________________puede desencadenar la muerte del paciente. 6. Menéndez Pidal era muy ___________________ en sus investigaciones; agotaba prácticamente la materia que estudiaba. 7. Procura hablar de un modo más ___________________; con tantos rodeos no entendemos lo que quieres decir. 8. Teniendo en cuenta lo ___________________ de su aportación económica, la asociación ha decidido apartarlo del cargo que ocupaba. 9. Todos los oradores elogiaron las ___________________ virtudes del homenajeado y encomiaron su extraordinaria categoría espiritual. 10. Tras la carrera, los corredores, ___________________, se tendieron en el suelo para recobrar el aliento. Envíenos sus comentarios y preguntas sobre cuestiones del uso del español al siguiente correo: maria.todorova@upaep.mx


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico

CÁPSULA: Para redactar bien

¿Sólo o solo? Fuente: Real Academia Española de la Lengua (http://www.rae.es/ , “Consultas lingüísticas”, “Preguntas frecuentes”, en el margen izquierdo) La palabra solo puede ser un adjetivo:

Está cansado de estar tan solo. La casa tiene un solo cuarto de baño.

Y también puede ser un adverbio:

Eva solo lee el periódico. Tan solo quiero hablar contigo.

Independientemente de su función, al tratarse de una palabra llana terminada en vocal debe escribirse sin tilde, según determinan las reglas generales de acentuación gráfica del español. Solamente cuando en un enunciado concreto la palabra solo pueda entenderse como adverbio y como adjetivo, de manera que el sentido resulte ambiguo, llevará tilde diacrítica en su uso adverbial: Trabaja solo en este proyecto. (Sin tilde, solo se interpreta como adjetivo: ‘sin compañía’). Trabaja sólo en este proyecto. (Con tilde, sólo se interpreta como adverbio: ‘solamente, únicamente’).

El adverbio solo no debe tildarse cuando no exista riesgo de ambigüedad en su interpretación. Envíenos sus comentarios y preguntas sobre cuestiones del uso del español al siguiente correo: maria.todorova@upaep.mx


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico

CÁPSULA: Para redactar bien

Queremos proponerles una nueva sección que podemos hacer entre todos: “¿Qué estás leyendo? Recomienda un libro…”. Esperamos sus contribuciones al correo: maria.todorova@upaep.mx ¡Comparte tus gustos! ¿Un por ciento o uno por ciento? Fuente: RAE (www.rae.es) El numeral uno, una se apocopa en la forma un únicamente cuando antecede a sustantivos masculinos: un libro, un coche; o a sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica (una vocal es tónica cuando en ella recae el acento prosódico o de intensidad): un águila, un alma, un hacha; pero no se apocopa nunca cuando antecede a sustantivos femeninos que no comienzan por /a/ tónica: una aclaración, una mujer, una novela. Consecuentemente, todos los numerales compuestos que contienen el numeral simple uno, una se comportan de la misma manera y solo se apocopan ante sustantivos masculinos y ante sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica. Por lo tanto, igual que decimos una mujer, una amapola, debemos decir veintiuna mujeres, treinta y una aclaraciones (y no mujeres,

veintiún

treinta y un aclaraciones).

Asimismo, debe decirse uno por ciento, veintiuno por ciento, treinta y uno por ciento (y no por ciento,

veintiún por ciento,

un

treinta y un por ciento), ya que el numeral uno, una solo se

apocopa ante determinado tipo de sustantivos, y por es una preposición.


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico Curriculum Vitae funcional ejemplo

INÉS MATEO BOSCHECK Avenida de Mazarik 42, 3ºB. 18012, México Teléfonos: 961111111, 65622222; e-mail:ineslade@yahoo.com

EXPERIENCIA PROFESIONAL Directora de Exportación: Tres años de experiencia internacional en venta, marketing, dirección de equipos. VENTAS

Apertura de 5 Delegaciones en Europa, incrementando las exportaciones en un 40%, unos 1.400 millones. Venta de cerámica decorativa en el mercado alemán habiendo logrado aumentos de ventas del 60%, unos 600 millones.

MARKETING Realización de estudios de mercado de los sectores de cerámica y pequeños electrodomésticos que han permitido la apertura de nuevas Delegaciones e implantaciones de las empresas en nuevos mercados. Diseño de campañas de publicidad y promoción en mercados extranjeros. RRHH

Responsable de la selección de 29 empleados, nacionales y extranjeros, para ocupar diversos cargos en delegaciones de diferentes países europeos. Diseño de planes de formación impartidos a más de 40 colaboradores. Reducción de la rotación del personal en un 75%

FINANCIERO Experiencia en Reportings mensuales y semestrales. Realización de estudios de márgenes, mejoras de los mismos en un 15% lo que ha supuesto un aumento del beneficio empresarial de unos 350 millones anuales. Proyecciones de ventas costes y análisis de desviaciones. DIRECCIÓN Responsable de un equipo de más 40 personas. Diseño de un plan de cohesión y fidelización del equipo que ha hecho que la empresa sea en la actualidad una organización principalmente exportadora. Experiencia en el diseño e implementación de un plan estratégico.

TRAYECTORIA PROFESIONAL Desde 1998 SUELOS STORM, Oaxaca. Fabricante de Cerámicas: 200 empleados, 8.000 millones de facturación, 60% exportación Desde 01/2000 Directora Exportación 09/1998-2000 Responsable Mercado Alemán 1998 VEPA, Veracruz Fabricante de pequeño electrodoméstico: 150 empleados, 5.000 millones de facturación Prácticas de Verano Departamento de Marketing


FORMACIÓN ACADÉMICA 93-98

UNIVERSIDAD DE VALENCIA, Licenciada en CC EE y Empresariales. Especialidad Internacional

96-97

UNIVERSITY OF CENTRAL LANCASHIRE, Reino Unido, Beca Erasmus 1er semestre

IDIOMAS Alemán:

Lengua materna

Inglés:

Muy Bien

CONOCIMIENTOS INFORMÁTICOS Windows, Word, Excel, Power Point, Access, Dbase IV, QSB, SPAD, SPSS, Internet

CURSOS PROFESIONALES Dinamización de equipos de ventas. Instituto Administración Empresarial, Barcelona 2000, 30 horas Inteligencia emocional aplicada a la empresa. APD, Valencia 1999, 25 horas El arte del liderazgo. Purdue Institute for Leadership, Madrid 1999, 40 horas


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico Curriculum Vitae inverso ejemplo Currículum

Vitae

DATOS PERSONALES Eduardo Gómez Mariscal Fecha y lugar de nacimiento : 12.08.1970, Barcelona Teléfono : (96) 512 12 12; Celular: 044 2221 316478 E-mail: eduardo@hotmail.com FORMACIÓN ACADÉMICA 2001-2002 Master en Administración y Dirección de Empresas M.B.A., por FUNDESEM. 1995-2001 Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Alicante.

OTROS CURSOS Y SEMINARIOS 2002 "Alternativas Empresariales", por la Universidad de Alicante. (20h.) 2001 "Gestión y Creación de Empresas", por el Centro de Creación de Empresas de la Comunidad Valenciana. (25h.) 2000 "Jornadas sobre las Nuevas Leyes Europeas", por el Centro de Estudios Europeos de Madrid. (10h.) 2000 "Estudio Económico de la Comunidad Valenciana ", por el Departamento de Estudios del Ministerio de Economía y Hacienda. (150h.)

EXPERIENCIA PROFESIONAL 19981999

19992000

Convenio en prácticas; mediante el programa gestionado por el Gabinete de Iniciativas Para el Empleo (GIPE) de la Universidad de Alicante; en el Dpto. de Contabilidad de la multinacional ASELA, S.A., realizando durante ocho meses tareas administrativas y contables.

Contrato de seis meses en la Empresa BASIN, S.L., realizando tareas administrativas en general.

IDIOMAS INGLÉS

Nivel Alto. Título de la Escuela Oficial de Idiomas.


FRANCÉS

Nivel Medio. Cursando Tercer Curso enla Escuela Oficial de Idiomas.

VALENCIANO Nivel Medio. Certificat de Coneixements Elementals de Valencià, per la Junta Qualificadora de Coneixements de Valencià. Conselleria de Cultura, Educació i Ciència.

INFORMÁTICA Conocimientos medios-altos a nivel usuario:

     

Windows Procesadores de Texto: WordPerfect, Microsoft Word Hojas de Cálculo: Excel, Lotus 123 Bases de Datos: Access Internet Outlook

OTROS DATOS DE INTERÉS Carné de conducir B-1, Vehículo propio, Disponibilidad para viajar. REFERENCIAS Además de los puestos de trabajo relacionados, les podré ofrecer las que consideren oportunas en caso de que me las soliciten.


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico

Los ojos de Abril Grecia Enid Meléndez Paredes

Como todos los días, Abril se sentaba a mirar la iglesia que estaba frente a su casa. Le despertaba gran curiosidad y asombro. La causa no la sabía, sólo que… no podía apartar sus ojos.

Un domingo en la madrugada se levantó asustada para asomarse a su ventana. Sus sueños interrumpieron su calma, pero… ¿por qué fue directamente hacia la ventana? (sus sueños revelaban los hechos). Se quedó viendo fijamente a la iglesia y de repente vio una silueta (su sueño se relacionaba con lo que estaba pasando). Esa silueta usaba una sotana y una capucha, su caminar era sigiloso, parecía flotar. Abril se quedó pasmada. Ella observaba. La silueta parecía buscar algo. Abril cedió a su curiosidad a pesar del miedo que la invadía.

De pronto, advirtió que esa silueta no era un fantasma ─o tal vez sí─, pensaba ella; observó detenidamente y se fijó en que tenía aspecto humano.

Volvió su mirada atrás y vio esa silueta en su recámara. Abril se puso a temblar, su piel se torno pálida y no le faltaron las ganas de gritar, pero se contuvo.

La silueta se acercaba a ella y ella no era capaz de reaccionar.

La silueta se acercó tanto a ella que hizo que Abril cayera al suelo.

Se cuenta que abril, a partir de ese día, se quedó ciega. Ella no recordaba nada, sólo se lamentaba de no tener el don de poder ver, “que es lo más hermoso”, dijo. Las personas que la conocían no sabían qué le había pasado, así que preferían callar.


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico

Reglas de formación del plural Diccionario panhispánico de dudas, RAE 1) Sustantivos y adjetivos terminados en -s o en -x. Si son monosílabos o polisílabos agudos, forman el plural añadiendo -es: tos, pl. toses; vals, pl. valses, fax, pl. faxes; compás, pl. compases; francés, pl. franceses. En el resto de los casos, permanecen invariables: crisis, pl. crisis; tórax, pl. tórax; fórceps, pl. fórceps. Es excepción a esta regla la palabra dux, que, aun siendo monosílaba, es invariable en plural: los dux. También permanecen invariables los polisílabos agudos cuando se trata de voces compuestas cuyo segundo elemento es ya un plural: ciempiés, pl. ciempiés (no ciempieses); buscapiés, pl. buscapiés (no buscapieses), pasapurés, pl. pasapurés (no pasapureses).

2) Plural de los latinismos. Aunque tradicionalmente se venía recomendando mantener invariables en plural ciertos latinismos terminados en consonante, muchos de ellos se han acomodado ya, en el uso mayoritario, a las reglas de formación del plural que rigen para el resto de las palabras y que han sido expuestas en los párrafos anteriores. Así pues, y como norma general, los latinismos hacen el plural en -s, en -es o quedan invariables dependiendo de sus características formales, al igual que ocurre con el resto de los préstamos de otras lenguas: ratio, pl. ratios; plus, pl. pluses; lapsus, pl. lapsus; nomenclátor, pl. nomenclátores; déficit, pl. déficits; hábitat, pl. hábitats; vademécum, pl. vademécums; ítem, pl. ítems. Únicamente se apartan hoy de esta tendencia mayoritaria los latinismos terminados en -r procedentes de formas verbales, como cónfer, confíteor, exequátur e imprimátur, cuyo plural sigue siendo invariable. También constituye una excepción la palabra álbum (→ h). En general, se aconseja usar con preferencia, cuando existan, las variantes hispanizadas de los latinismos y, consecuentemente, también su plural; así se usará armonio (pl. armonios) mejor que armónium; currículo (pl. currículos) mejor que currículum; podio (pl. podios) mejor que pódium. No deben usarse en español los plurales latinos en -a propios de los sustantivos neutros, tales como córpora, currícula, etc., que sí son normales en otras lenguas como el inglés. Las locuciones latinas, a diferencia de los latinismos simples, permanecen siempre invariables en plural: los statu quo, los currículum vítae, los mea culpa.

De las dos reglas anteriores se deriva que el plural de CAMPUS debe ser CAMPUS .


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico

1) Sustantivos y adjetivos terminados en -s o en -x. - Si son monosílabos o polisílabos agudos, forman el plural añadiendo -es: tos

pl. toses

vals

pl. valses

fax

pl. faxes

compás

pl. compases

- En el resto de los casos, permanecen invariables: crisis

pl. crisis

tórax

pl. tórax

fórceps

pl. fórceps

- También permanecen invariables los polisílabos agudos cuando se trata de voces compuestas cuyo segundo elemento es ya un plural: ciempiés

pl. ciempiés(no ciempieses)

pasapurés

pl. pasapurés (no pasapureses).


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico

Prefijo auto– Jueves, 23 de septiembre de 1999

Por Leonardo Gómez Torrego El prefijo auto- español es de origen griego. En esta lengua, era un adjetivo o determinativo que significaba ‘él mismo’. Una de las palabras que generó en español fue la de automóvil (‘que se mueve por sí mismo’). De esta palabra se desgajó el prefijo, que pasó a ser un sustantivo (palabra autónoma) con el mismo significado que automóvil. V.gr.: me he comprado un auto. De este uso, volvió a utilizarse como prefijo en varias palabras en las que se mantiene el significado de ‘automóvil’. V.gr.: autoescuela, autopista, autovía, autocaravana, autocine, autostop, autobús, y otras que no registra el diccionario de la RAE como autorradio (‘aparato de radio diseñado para ser colocado en un automóvil’). Pero el prefijo auto- se ha mantenido en español también con el significado originario de ‘él mismo’ y ha dado lugar a sustantivos (además de automóvil), adjetivos y verbos. En realidad, es un prefijo que, con este significado, se muestra muy productivo en nuestra lengua. En su uso con adjetivos, se aplica a algunos acabados en -ble y aporta el valor de ‘automático’: asientos autorregulables; cabezales autolimpiables, aparato automontable. En ocasiones, aparece indirectamente el valor reflexión: insulina autoinyectable (‘que el paciente se puede inyectar a sí mismo’). Pero hay otros en que el valor semántico no es exactamente el de ‘automático’, como en autocopiativo [papel] (‘que copia sin calco’; no aparece en el diccionario académico), o autoadhesivo o autoadherente (‘que se adhiere por sí solo’; no aparecen en el diccionario académico). En su uso con sustantivos, suele emplearse con un valor reflexivo como en autoestima (‘la estima de uno a sí mismo’), autocontrol (‘el control de uno sobre sí mismo’), autovaloración, autobombo, autodestrucción, etc. Está evidente que cuando estos sustantivos se acompañan del posesivo correspondiente y del adjetivo propio se produce redundancia. V. gr.: su propio autocontrol (basta con su [propio] control); su propia autoestima (basta con su [propia] estima). Parece claro que el prefijo auto- con sustantivos es hoy muy productivo y quizá se abusa de él. En ocasiones, permanece el valor semántico de ‘propio’, pero no el reflexivo. Así, se escribe autoempleo (‘trabajo por cuenta propia’), autobronceador (‘producto cosmético que broncea la piel sin necesidad de tomar el sol’), autogol (‘gol en propia meta’), autoedición (‘impresión o reproducción de una obra para su publicación por medio de técnicas informáticas propias o individuales’),


autotrasplante (‘trasplante en que el donante y el receptor son la misma persona’), autovacuna (‘vacuna elaborada con sustancias obtenidas del propio enfermo’), etc. Ninguna de estas palabras sin valor propiamente reflexivo, y que son relativamente frecuentes en el español de España de hoy, aparece en el diccionario académico y sí en otros diccionarios escolares como el CLAVE de la editorial SM. También es muy frecuente actualmente el uso del prefijo auto- con verbos; y creo que también en este caso se abusa de él, porque, como se sabe, este prefijo unido a verbos posee dos rasgos semánticos: el de ‘reflexividad’ y el de ‘voluntariedad’; pero la reflexividad ya aparece con el pronombre reflexivo correspondiente, por lo que la presencia de auto- siempre es redundante: Mario se autodestruye (bastaría con «se destruye»); yo trato de autoconvencerme... (bastaría con «yo trato de convencerme»). Y aún más redundante resulta si el reflexivo átono se potencia con el tónico. Juan se autocontrola a sí mismo. Obsérvese que la reflexividad se nos da con se, con autoy con a sí mismo. Es error grave el empleo de auto- sin valor reflexivo como en este ejemplo sacado de un periódico: *el presidente autocriticó con acritud a sus jugadores. También es error emplear el prefijo sin el rasgo de voluntariedad como ocurre en este ejemplo de prensa: Raúl se autolesionó en el entrenamiento. Se quería decir que Raúl se lesionó fortuitamente (pero sin querer). Por último, recordamos que auto- es incompatible con el verbo suicidarse. Es grave error decir de alguien que se autosuicidó. La razón estriba en que la reflexividad nos la dan se y la forma posesiva sui, que unida al verbo latino occidere dio en catellano suicidar, al parecer a través del inglés suicide. Por eso mismo, tampoco sería correcto decir o escribir su autoidiosincrasia, porque en esa palabra es el componente griego idio- el que aporta el significado de ‘propio’. Sobra, pues, auto-. Imaginemos la enorme redundancia que se produciría en el sintagma *su propia autoidiosincrasia.


Centro de Lengua y Pensamiento Crítico Preguntas a plantear

¿Cómo incide el uso de SMS, Chat y Messenger en la escritura? ¿Qué leen ustedes? Recomiende un libro… ¿Qué escuchamos a nuestro alrededor? Compartan sus observaciones… ¿Qué leemos a nuestro alrededor? Compartan sus observaciones…

Tengo en mente algunas secciones breves que apuntan a despertar la conciencia lingística de manera integral: 1) Para redactar bien (que ya existe) 2) ¿Qué estás leyendo? (en fomento de la lectura) 3) "Parar la oreja": ¿qué escuchan a su alrededor, en la televisón, en la radio, en el entorno? (fomenta la atenta escucha y análisis de usos de la lengua) 4) "El ojo del águila": ¿qué observan en su entorno, en letreros, etiquetas, prensa, etc.? (fomenta la atenta lectura y la sensibilidad hacia el buen uso de la lengua escrita) 5) "Viento en popa": recomendación de sitios de la red que abordan custiones de lengua

Envíenos sus comentarios y preguntas sobre cuestiones del uso del español al siguiente correo: maria.todorova@upaep.mx


Publicaciones Universitarias