Issuu on Google+

Actividades de apoyo El proceso comunicativo Actividad 1.1. Indicador. Identifica los elementos del proceso de comunicación y la función del lenguaje en el enunciador a partir de los ejemplos. Nivel de aprendizaje. Conceptual Actividades: • Lee el siguiente texto: Todos los seres humanos nos comunicamos, ya sea mediante palabras, con el cuerpo o con la escritura, pero ¿para qué nos comunicamos? Las funciones del lenguaje son una forma de nombrar la finalidad o los motivos del enunciador cuando realiza el proceso comunicativo. Cuando su deseo es informar usa la función referencial; si quiere que el enunciatario reaccione, recurre a la función apelativa; si quiere explicar lo que siente, usa la emotiva; cuando quiere aclarar una palabra o un conjunto de ellas, la metalingüística; cuando quiere iniciar o verificar que se puede llevar a cabo la comunicación, la fática; y para crear una forma de arte a través de la palabra recurre a la función poética. • Anota sobre la línea de la derecha, para qué se está empleando el lenguaje, o bien su función, en cada uno de los fragmentos. Fragmentos

Función del lenguaje

Este tipo es una mina No sabemos si fue a causa de su corazón de oro, de su salud de hierro, de su temple de acero o de sus cabellos de plata. El hecho es que finalmente lo expropió el gobierno y lo está explotando. Como a todos nosotros. Luisa Valenzuela Me duele la cabeza desde que comenzó el partido. Creo que no podré terminar de verlo. Apaga la televisión. Mañana te levantarás temprano para terminar la tarea. La palabra sueño proviene del latín somnus y se usa para nombrar tanto el acto de dormir como la pretensión de hacerlo. México. Para este viernes el ingreso del frente frío número 36 provocará nublados e intensas lluvias en el centro del país, pronosticó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Servicios Metropolitanos de Ayuda al Consumidor, ¿en qué podemos ayudarle?

1


Actividades de apoyo • Completa los espacios en blanco con la información que hace falta en la oración: “Papá, ya terminé la tarea, ¿puedo salir con mis amigos?”.

Están presentes las funciones y La función se ocupa para y la porque

.

• Identifica los elementos del proceso de comunicación en la oración: “Papá, ya terminé la tarea, ¿puedo salir con mis amigos?”.

Enunciador Enunciatario Enunciado o mensaje Código Canal Evaluación. Proceso de Identificación de las funciones del lenguaje en los ejemplos y la identificación de los elementos del proceso de comunicación en las actividades Evidencia de aprendizaje. Tabla resuelta, enunciados completos e identificación del proceso de comunicación.

2


Actividades de apoyo El proceso de lectura y escritura Actividad 2.1. Indicador. Aplica los elementos de la lectoescritura mediante la lectura de una anécdota y comparte expectativas y compresión de la lectura en equipo. Nivel de aprendizaje. Procedimental y actitudinal Actividades: • Lee la siguiente anécdota de Francisco Villa y revisa el proceso de lectura. Al leer la oración anterior, ¿qué expectativa te genera?, ¿de qué manera se predispone tu ánimo? Pues bien, eso ocurre cada vez que inicias alguna lectura; las palabras iniciales te permiten preconcebir una idea y constatarla a lo largo de la lectura. Ahora sí, vayamos a la anécdota. • Lee el siguiente texto y al final responde la pregunta. Fusile a ese General… (Fragmento)

El general Villa le ordena al coronel Benito Artalejo que con una escolta le lleve preso al general Benjamín Yuriar. Al general Villa le importa evitar que se relaje la disciplina en el ejército. Ordena que se fusile al general Benjamín Yuriar. El coronel Juan N. Medina le sugiere que se forme inmediatamente el Consejo de Guerra para que juzgue al citado general Yuriar. El general Villa, con aquella energía inflexible que posee, le da una respuesta:

–Señor, este jefe se ha insubordinado, y yo no estoy aquí para que nadie, entiéndalo bien, nadie juegue conmigo. A usted, que es el jefe de mi estado mayor, le ordeno que me fusile a ese general y me rinda parte de haber cumplido con la orden y después organice, si es necesario, el Consejo de Guerra y que luego se me diga si yo hice bien o mal en ejecutar a un jefe que se me insubordina.

Consultado el 2 de junio de 2011. <http://www.revolucionentorreon.galeon.com/productos753142.html>

¿El texto cumplió con tus expectativas? Sí o no, ¿por qué?

Durante la lectura, de manera “automática”, contrastaste la idea que preconcebiste, y del texto mismo, al terminarlo tienes un saber nuevo.

3


Actividades de apoyo • Verifica ahora cuánto comprendiste del texto anterior.

1. La anécdota anterior muestra que Villa era: a) Cruel b) Amistoso c) Justo d) Precavido

2. ¿Por qué mandó fusilar al general Benjamín Yuriar? a) Para mantener el control. b) Porque Villa era prepotente. c) Porque a Villa no le gustaba que le dijeran cómo hacer las cosas. d) Porque quería ver cuánto le obedecían. 3. ¿Por qué el coronel Juan N. Medina pide que forme el Consejo de Guerra? a) Para juzgar a Villa. b) Para juzgar a Benjamín Yuriar. c) Para dar legitimidad al fusilamiento de Yuriar. d) Para detener la muerte de Yuriar.

La prelectura, la lectura y la poslectura son las fases del proceso de lectura. Por lo general, la comprensión de un texto depende de la confrontación del saber previo con el nuevo.

• Responde brevemente las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál es la función de los signos de puntuación en la comunicación escrita?

2. ¿De qué manera se pueden representar gráficamente los gestos e inflexiones de la voz en un texto escrito?

3. Como enunciador, ¿qué elementos debes emplear para facilitarle la comprensión de lectura al enunciatario?

• Forma equipo con tres personas más y compartan las respuestas de las preguntas anteriores, pueden complementar sus respuestas. Evaluación. Proceso de lectura y preguntas contestadas, socialización de las respuestas Evidencia de aprendizaje. Preguntas contestadas

4


Actividades de apoyo Los prototipos textuales Actividad 3.1. Indicador. Identifica los prototipos textuales en un cuento y ejemplifica los prototipos textuales. Nivel de aprendizaje. Conceptual Actividades: • ¿Qué es un prototipo? Si estamos aprendiendo a redactar, ¿qué será un prototipo de texto? • Lee el cuento “Una reputación”, de Juan José Arreola. Una reputación

La cortesía no es mi fuerte. En los autobuses suelo disimular esta carencia con la lectura o el abatimiento. Pero hoy me levanté de mi asiento automáticamente, ante una mujer que estaba de pie, con un vago aspecto de ángel anunciador. La dama beneficiada por ese rasgo involuntario lo agradeció con palabras tan efusivas, que atrajeron la atención de dos o tres pasajeros. Poco después se desocupó el asiento inmediato, y al ofrecérmelo con leve y significativo ademán, el ángel tuvo un hermoso gesto de alivio. Me senté allí con la esperanza de que viajaríamos sin desazón alguna. Pero ese día me estaba destinado, misteriosamente. Subió al autobús otra mujer, sin alas aparentes. Una buena ocasión se presentaba para poner las cosas en su sitio; pero no fue aprovechada por mí. Naturalmente, yo podía permanecer sentado, destruyendo así el germen de una falsa reputación. Sin embargo, débil y sintiéndome ya comprometido con mi compañera, me apresuré a levantarme, ofreciendo con reverencia el asiento a la recién llegada. Tal parece que nadie le había hecho en toda su vida un homenaje parecido: llevó las cosas al extremo con sus turbadas palabras de reconocimiento. Esta vez no fueron ya dos ni tres las personas que aprobaron sonrientes mi cortesía. Por lo menos la mitad del pasaje puso los ojos en mí, como diciendo: “He aquí un caballero”. Tuve la idea de abandonar el vehículo, pero la deseché inmediatamente, sometiéndome con honradez a la situación, alimentando la esperanza de que las cosas se detuvieran allí. Dos calles adelante bajó un pasajero. Desde el otro extremo del autobús, una señora me designó para ocupar el asiento vacío. Lo hizo sólo con una mirada, pero tan imperiosa, que detuvo el ademán de un individuo que se me adelantaba; y tan suave, que yo atravesé el camino con paso vacilante para ocupar en aquel asiento un sitio de honor. Algunos viajeros masculinos que iban de pie sonrieron con desprecio. Yo adiviné su envidia, sus celos, su resentimiento, y me sentí un poco angustiado. Las señoras, en cambio, parecían protegerme con su efusiva aprobación silenciosa. Una nueva prueba, mucho más importante que las anteriores, me aguardaba en la esquina siguiente: subió al camión una señora con dos niños pequeños. Un angelito en brazos y otro que apenas caminaba. Obedeciendo la orden unánime, me levanté inmediatamente y fui al encuentro de aquel grupo conmovedor. La señora venía complicada con dos o tres paquetes; tuvo que correr media cuadra por lo menos, y no lograba abrir su gran bolso

5


Actividades de apoyo de mano. La ayudé eficazmente en todo lo posible; la desembaracé de nenes y envoltorios, gestioné con el chofer la exención de pago para los niños, y la señora quedó instalada finalmente en mi asiento, que la custodia femenina había conservado libre de intrusos. Guardé la manita del niño mayor entre las mías. Mis compromisos para con el pasaje habían aumentado de manera decisiva. Todos esperaban de mí cualquier cosa. Yo personificaba en aquellos momentos los ideales femeninos de caballerosidad y de protección a los débiles. La responsabilidad oprimía mi cuerpo como una coraza agobiante, y yo echaba de menos una buena tizona en el costado. Porque no dejaban de ocurrírseme cosas graves. Por ejemplo, si un pasajero se propasaba con alguna dama, cosa nada rara en los autobuses, yo debía amonestar al agresor y aun entrar en combate con él. En todo caso, las señoras parecían completamente seguras de mis reacciones de Bayardo. Me sentí al borde del drama. En esto llegamos a la esquina en que debía bajarme. Divisé mi casa como una tierra prometida. Pero no descendí; incapaz de moverme, la arrancada del autobús me dio una idea de lo que debe ser una aventura trasatlántica. Pude recobrarme rápidamente; yo no podía desertar así como así, defraudando a las que en mí habían depositado su seguridad, confiándome un puesto de mando. Además, debo confesar que me sentí cohibido ante la idea de que mi descenso pusiera en libertad impulsos hasta entonces contenidos. Si por un lado yo tenía asegurada la mayoría femenina, no estaba muy tranquilo acerca de mi reputación entre los hombres. Al bajarme, bien podría estallar a mis espaldas la ovación o la rechifla. Y no quise correr tal riesgo. ¿Y si aprovechando mi ausencia un resentido daba rienda suelta a su bajeza? Decidí quedarme y bajar el último, en la terminal, hasta que todos estuvieran a salvo. Las señoras fueron bajando una a una en sus esquinas respectivas, con toda felicidad. El chofer ¡santo Dios! acercaba el vehículo junto a la acera, lo detenía completamente y esperaba a que las damas pusieran sus dos pies en tierra firme. En el último momento, vi en cada rostro un gesto de simpatía, algo así como el esbozo de una despedida cariñosa. La señora de los niños bajó finalmente, auxiliada por mí, no sin regalarme un par de besos infantiles que todavía gravitan en mi corazón, como un remordimiento. Descendí en una esquina desolada, casi montaraz, sin pompa ni ceremonia. En mi espíritu había grandes reservas de heroísmo sin empleo, mientras el autobús se alejaba vacío de aquella asamblea dispersa y fortuita que consagró mi reputación de caballero.

• Responde las siguientes preguntas:

1. ¿Con base en el texto de Juan José Arreola, “Una reputación”, elabora la etopeya del personaje.

2. ¿Sabes cómo eran los caballeros de la Edad Media? Investiga sus características físicas y elabora un estudio prosopográfico?

6


Actividades de apoyo

3. Comenta qué características utiliza Juan José Arreola para hacer la comparación entre un caballero medieval y un caballero moderno.

Los prototipos textuales se refieren a cómo se presenta el mensaje al enunciatario: a través de una historia, a partir de las características del objeto o sujeto referido, de una explicación, de argumentos o de una conversación. • Coloca una X en los prototipos textuales utilizados en el primer ejercicio. Narración Descripción Argumentación Diálogo Exposición • Todos los días empleas los prototipos textuales, explica brevemente para qué ocupas cada uno de ellos en tu vida cotidiana. Narración: Descripción: Argumentación: Diálogo: Exposición: • ¿Consideras que se puede utilizar cualquier prototipo textual de manera indistinta? Sí o no, ¿por qué?

• ¿Qué determina el uso de un prototipo determinado?

Evaluación. Lectura del cuento, realización de la etopeya y la prosopografía, de acuerdo con el cuento, así como la identificación de los prototipos textuales y su uso en la cotidianidad. Evidencia de aprendizaje. Preguntas contestadas y ejercicios resueltos.

7


Actividades de apoyo Léxico y semántica Actividad 4.1. Indicador. Practica el uso de los acentos diacrítico y enfático. Nivel de aprendizaje. Conceptual Actividades: Todas las palabras tienen acento. En algunas se coloca la tilde, en otras no. ¿Sabes cuándo sí debes poner tilde y cuándo no? • Divide silábicamente las siguientes palabras. maquinista energúmeno petróleo comando héroe semántica nieto registro célula María

• Coloca una D sobre la línea si la palabra tiene acento diacrítico o una E si es enfático. tú crítica río más por qué sí dónde aún célebre quién Evaluación. División silábica de las palabras e identificación de las palabras con acento diacrítico y con acento enfático. Evidencia de aprendizaje. Ejercicios resueltos

8


Actividades de apoyo Los Textos personales Actividad 5.1. Indicador. Identifica la función de los textos personales, mediante una carta. Nivel de aprendizaje. Conceptual Actividades: ¿Para qué aprendemos a escribir?, ¿de qué nos sirve?, ¿se puede expresar lo mismo de forma oral que escrita? • Lee la carta de Ernesto Guevara que escribió a sus hijos. Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto: Si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre ustedes. Casi no se acordarán de mí y los más chiquitos no recordarán nada. Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones. Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense de que la Revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario. Hasta siempre, hijitos, espero verlos todavía. Un beso grandote y un gran abrazo de Papá

Consultado el 2 de junio de 2011. <http://www.radiohc.cu/che/paginas/cartahijos.htm>

• Nombra las partes de la carta y anótalas en la línea de la izquierda. a) Saludo b) Cuerpo c) Desarrollo d) Firma • Elige la opción que responda correctamente a la pregunta.

1. ¿Con qué intención escribió esta carta Ernesto “Che” Guevara? a) Despedirse de sus hijos. b) Justificar que es un hombre revolucionario. c) Pedirles que estudien. d) Evitar que sus hijos lo olviden.

9


Actividades de apoyo

2. ¿Qué función del lenguaje predomina? a) Informativa b) Emotiva c) Apelativa d) Poética

3. ¿Qué mensaje transmite a sus hijos? a) Que sean revolucionarios. b) Que estudien para dominar el mundo. c) Que no sean revolucionarios. d) Que él (el “Che”) es un revolucionario y así morirá.

4. ¿Qué características tiene el lenguaje empleado? a) Lenguaje literario b) Lenguaje coloquial c) Lenguaje técnico d) Lenguaje vulgar

Evaluaci��n. Lectura de la carta, identificación de las partes de ésta, comprensión lectora y re ferencia a la función del lenguaje. Evidencia de aprendizaje. Ejercicios resueltos

10


Actividades de apoyo Clasificación de los textos personales Actividad 6.1. Indicador. Desarrolla un texto personal e identifica los diferentes tipos de textos personales con algunos ejemplos. Nivel de aprendizaje. Conceptual y procedimental Actividades: Y tú, ¿qué tan seguido ejercitas la escritura? • Escribe una anécdota donde tú seas el personaje principal; toma en cuenta los elementos de la narración. Título Introducción Desarrollo (nudo y clímax)

Desenlace

• A partir de los fragmentos, identifica el tipo de texto personal: agenda, apuntes de clase, bitácora, cuaderno de trabajo, autobiografía, diario, memoria, cuaderno de viaje, anécdota, carta. Textos personales

Tipo de texto personal

Nací un 4 de mayo de 1997. Mis padres son… Querido Diario: Las noches en esta ciudad son especialmente difíciles para mí… Llegamos al pueblo casi cuando anochecía. El guía nos pidió… Las personas solían acarrear agua desde los pozos porque no había tuberías que llevaran agua hasta las casas… Te envío la presentación en el archivo adjunto. Mándame la confirmación de recibido. Los líquidos comenzaron a volverse sólidos después de agregar las gotas de… 9:30, conferencia del maestro Carlos. Ya por la tarde, nos reuníamos afuera de la casa de don Pancho, sacaba su lotería y todos los niños elegían una…

Evaluación. Redacción de la anécdota personal e identificación de los tipos de textos personales. Evidencia de aprendizaje. Anécdota escrita y tabla resuelta. 11


Actividades de apoyo