Page 3

Efemerides:

· 1773 - Nace Josefina Ortiz de Domínguez, heroína de la Independencia de México · 1977 - Estados Unidos lanza la sonda espacial Voyager I.

región 03

LUNES 06 DE septiembre DE 2010 • diario lOS TUXTLAS

Josabet continúa entregando apoyos

de política y cosas peores

u alma fue leve. Su cuerpo, quebrantado desde temprano por las dolencias físicas, seguía, remolón y claudicante en S ocasiones, a ese espíritu aventurero que buscaba la lejanía y las

santiago tuxtla

Recorre nuevamente San Simón, Las Margaritas, Guazimal y El Pretil. Editorial

VIENE DE LA UNO...

L LOS TUXTLAS

a indicación ha sido clara para todas las áreas del ayuntamiento de Santiago Tuxtla, no dejar en el abandono a los afectados. Ejemplificando esta instrucción, hizo entrega de víveres en las localidades de San Simón, Las Margaritas, Guazimal y Pretil además de Los Cocos del municipio de Isla que también ha sido inundada. Y es que en viaje por lancha, el alcalde Josabet Cadena recorrió los lugares mencionados, donde pudo constatar hogares y enseres mojados, maizales anegados y ganado en medio de las corrientes que entran del Rio San Juan. Alertó a los pobladores que durante los próximos días se esperan fuertes llu-

vias y el aumento del rio debido a la salida de agua de la presa Cerro de Oro, en este sentido puso a la disposición los albergues de las comunidades de Camacho o de la Pitahaya para cualquier eventualidad, así mismo dijo que la dirección de protección civil a cargo de Manuel Diez Tepach se encuentra traba-

jando diariamente entrando en lancha a los lugares siniestrados y así saber la situación en momento real. Aprovecho para mencionar que gracias a las gestiones y la búsqueda continua por parte de esta administración para que estas comunidades sean apoyadas, ahora el gobernador Fidel Herrera Beltrán ha atendido la solicitud para que las localidades anegadas sean contem-

A limpia pública se le duplicó el trabajo san andrés Editorial LOS TUXTLAS

Las lluvias que se han presentado en estos días en este lugar además de destrozos han ocasionado que gran cantidad de basura que aloje en casas, patios y calles de las comunidades afectadas, por lo que el departamento de Limpia publican a cargo del señor Jose María Migueles Moreno han tenido y seguirán con una gran carga de trabajo. “Nos hace falta mucho personal sobretodo en esta época de lluvias pero lamentablemente lo que más hace falta es la cultura de tirar la basura en sus respectivos botes, están acostumbrados a tirar basura en todos lados.” Aseguró el funcionario. Además explicó que el hecho de tirar de basura en la calle no solo afecta en cuestiones de visibilidad de

la ciudad si no que cuando se presentan las lluvias arrastra a todo la basura que encuentra a su paso, llevándola hasta alcantarillas formando un tapón en las mismas evitando que el agua fluya, lo que ocasiona que algunas calles se inunden afectando a los vecinos que viven ahí, quienes despues se quejan en este departamento pero no se ponen a pensar en que ellos mismos, sus hijos, familiares y amigos ocasionan este problema. En este momento los integrantes de este departamento se encuentran limpiando toda ciudad poniendo especial énfasis en las alcantarillas para evitar problemas graves con las lluvias que se están y se seguirán presentando en estas fechas y en las comunidades se encuentran personas comisionadas para ayudar a las personas que lo requieran como el removimiento de escombros o basura que se hayan metido a sus casas a causa de las lluvias. Para concluir pidió a la población

por catón

Jose María Migueles Moreno, Encargado del departamento de Limpia Publica.

que ya no tiren basura en la calle porque no solo afectan al medio ambiente ya que a corto plazo contribuye a la inundación de algunas calles o colonias afectando asi a terceras personas además de que se tiene una mejor vista de la ciudad.

pladas dentro del programa del Fonden. Durante el recorrido, la primera autoridad también fue acompañado por personal de la secretaría de desarrollo social corroborando los daños, en este tenor explicó a los habitantes que se espera que con estas pruebas Sedesol permita la entrada del programa de empleo temporal y de esta manera sopesar la crisis de las familias inundadas.

alturas. Lo conocí poco. Lo conocí mucho. Quiero decir que tuve escaso trato personal con él, pero al leerlo pude entrar en su casa, que él decía de piedra y flores, pero que en verdad era de cristal, por esa clara transparencia suya que dejaba ver sin doblez ni opacidades lo que él era y lo que no era él. Lo miré por primera vez en la televisión. Tenía gracia y gracejo; su aparente frivolidad evitaba que su saber se mostrara como pedantería. No me perdía yo sus participaciones, pues tantas cosas encontraba en ellas. Poco antes de la aparición del periódico Reforma, Ramón Alberto Garza me pidió mi opinión acerca de quién debía hacerse cargo de una columna diaria que trataría acerca de la vida cotidiana en la Ciudad de México. Sin dudar le sugerí dos nombres: uno era el de Ricardo Garibay; el otro el de aquel amigo mío a quien jamás había visto sino en la pantalla del televisor. Fue él quien escribió esa cotidiana sección. Pasaron dos, tres años. Un día me sorprendí al ver mi nombre en su columna. Decía él que alguna vez, en reunión de periodistas, se había expresado de mí desfavorablemente. Ahora, sin embargo, se disculpaba conmigo, y me pedía que comprendiera sus “celos de chilango”. Añadía que la lectura de mis textos, y el afecto que me mostraban los lectores, le habían dado a conocer su error. Así supe de su carácter generoso, ajeno a toda envidia y toda mezquindad. Tiempo después, en un aniversario de Reforma, me encontré por primera vez con él en forma personal. No olvidaré el abrazo que me dio; sentí que en sus brazos estaba también su corazón. Luego nos topamos varias veces por los caminos de la juglaría. En Cerralvo, Nuevo León, la persona que nos iba a presentar me pidió autorización para hablarme de tú en el escenario. “A mi de vos” -lo instruyó él. En otra ocasión lo vi entre el público en una de mis conferencias. Destaqué su presencia, y el público lo aplaudió sonoramente. Se puso en pie para dar gracias, y con amplio ademán me lanzó un beso que hizo que la gente riera. Coincidimos alguna vez en otra parte, y le conté de un cierto profesor de colegio religioso que hacía tocamientos a los niños, y al ponerles la mano “ahí” les preguntaba: “¿Cómo está su almita?”. Le dije que crecí con la noción de que el alma radicaba en la entrepierna. Cuando regresamos a la Capital, y nos disponíamos a bajar del avión, me dijo él: “Catón: cuida tu alma”. Un sacerdote anciano que iba cerca escuchó aquello, se volvió a nosotros y comentó muy serio: “Qué buen consejo, hijo; qué buen consejo”. Ahora él ya no está entre nosotros, pero está con nosotros. En nuestra memoria vivirá, porque nos lo sabemos de memoria. Vive en sus hijos, el más grande amor de esa vida que tuvo tanto amor. Supo él de la canción; percibió el misterio de la mujer; disfrutó el pan y el vino; cultivó como un arte la amistad. Fue por el mundo con la sonrisa alegre del que no lleva sobre sí la carga de alguna oscura culpa, de algún remordimiento o frustración. Por eso mereció el bien supremo de hacer el bien a los demás, de alegrar con su vida la del prójimo. Sobre su féretro fue puesta la bandera de un equipo de futbol. Seguramente a él eso le gustó, pues rehuía la solemnidad. Yo, sin embargo, habría preferido que en ese lienzo hubiese estado el escudo de la Universidad. …l sabía convertir lo culto en popular, y lo popular en culto. “Por mi raza hablará el espíritu”, dice el lema universitario. En su voz, y en la del pueblo, esa “raza” habríamos sido nosotros, su raza, la gente común. Por nosotros habló su espíritu, travieso y profundo al mismo tiempo. Su recuerdo no tendrá nunca olvido. Germán: hasta la vista... FIN.

Edición del 06 de Septiembre de 2010  

Edición impresa del 06 de Septiembre de 2010

Edición del 06 de Septiembre de 2010  

Edición impresa del 06 de Septiembre de 2010

Advertisement