Issuu on Google+

El 21 de Agosto de 1849, en Alemania, nació la Congregación de las Hermanas de la Caridad Cristiana Hijas de la Bienaventurada Virgen María de la Inmaculada Concepción. Su Fundadora, Paulina Von Mallinckrodt, inspirada por Dios, creó en Paderborn esta Familia Religiosa que colocó a disposición de la iglesia, para servirla con todas sus fuerzas. La vida de la naciente Congregación no fue fácil. A pocos años de su fundación, en 1870, se desató en Alemania una terrible persecución religiosa que amenazó seriamente su existencia. La Madre Paulina mantuvo su fe inquebrantable en la Divina Providencia y las dificultades se tornaron en un incentivo para expandir su obra en América. Fue así como el 3 de Noviembre de 1874, llegaron a Ancud las 12 primeras religiosas alemanas. En Ancud, fue donde se fundó la primera Casa de la Congregación en Chile, cuya obra se extendió a otras regiones del país en muy corto tiempo. La Congregación se ha volcado sin medida, sin mirar hacia donde, ni hacia quien. En Europa, América y Filipinas se encuentran sus campos de misión. El aporte de la Congregación al país se ha dado esencialmente en 3 líneas: educación, asistencia hospitalaria y trabajo misional en parroquias y lugares apartados, actividades todas que se mantienen para gloria de Dios, bien de la Iglesia y del pueblo chileno. Actualmente, desde Santiago hasta Ancud, en 15 Comunidades desarrollan las hijas de Paulina su labor apostólica, a saber, en 11 Colegios de Educación Media, 1 Liceo Técnico, 2 Centros de Educación Básica, 2 Hogares de Niñas, asistencia en el hospital de Linares y en la Clínica Alemana de Puerto Varas.


Madre Paulina Biografia