Page 1

30-05-2014

VEHÍCULO ELÉCTRICO


VEHÍCULO ELÉCTRICO Es un vehículo que utiliza la energía química guardada en una o varias baterías recargables. Están dotados de motores eléctricos en ves de motores de combustión, se pueden enchufar a la red cuando están estacionados, siempre que exista la infraestructura eléctrica que lo permita, y de esta manera recargar las baterías. No es un prototipo más, sino una de las mejores alternativas para desplazarnos. El sistema de generación y acumulación de la energía eléctrica constituye el sistema básico para mover un vehículo eléctrico.


HISTORIA En el siglo XIX avanzaron con rapidez investigaciones sobre electromagnetismo y una de sus aplicaciones prácticas fue la de motorizar vehículos. El vapor no conseguía sustituir al coche de caballos. Encontramos el primer vehículo eléctrico en 1838, cuando Roberth Davidson consiguió mover una locomotora a 6 K/h sin usar carbón ni vapor, pero esto fue gracias a los primeros experimentos de Jedlik (1828) y Thomas Davenport (1835). Entre 1832 y 1839 el hombre de negocios escocés Robert Anderson inventó el primer carruaje de tracción eléctrica, con pila de energía no recargable. Poco después se obtuvo la línea electrificada, pero no valía para coches, sino para trolebuses y trenes. Las primeras baterías recargables aparecieron antes de 1880, ahí comenzaron realmente. La mejora de la pila eléctrica allanó el camino para los vehículos eléctricos, gracias a los franceses Gastón Planté en 1865 y Camille Faure en 1881. Francia y Gran Bretaña fueron las primeras naciones en apoyar el desarrollo de vehículos eléctricos. En 1900 fueron los coches que mas se vendían, mas que los de vapor o gasolina. En 1899 un coche eléctrico, “La Jumáis Contente”, superó por primera ves los 100 K/h y marcó un record de velocidad.


Los primeros coches de gasolina eran muy contaminantes, sucios, ruidosos, requerían bencina o gasolina, había que cambiar de marcha muy rudimentariamente, había que arrancarlos con manivela y en cualquier lugar podían fallar. El coche eléctrico triunfaba por su simplicidad, fiabilidad, suavidad de marcha, sin manivela, no hacía ruido, eran veloces, la autonomía era razonable y su precio era soportable para la clase alta. Superan 10 a 1 a los gasóleos. Por esta razón Estados Unidos cuenta con una mayoría de vehículos eléctricos a principios del siglo XX con mas de 40,000 unidades, su mayor clientela fueron las mujeres.


La introducción del arranque eléctrico del Cadillac en 1913 simplificó la tarea de arrancar el motor de combustión interna, que antes de esta mejora resultaba difícil y a veces peligroso. Esta innovación y la producción de cadenas de montaje en forma masiva y barata implantada por Ford desde 1908 contribuyó a la caída del vehículo eléctrico. A finales de 1930 la industria del automóvil eléctrico desapareció. En los años 60-70 empiezan a aparecer carritos de golf eléctricos y pequeños coches urbanos. La crisis del petróleo fue el detonante para su reaparición. En 1990 General Motors presenta el Impact, fue el precursor del coche eléctrico mas famoso de la historia.

Como California era el estado mas contaminado de Estados Unidos se apresuraron a crear coches de emisiones cero en las carreteras, uno de ellos fue el Toyota RAV4 E-V.


La industria petrolera presionó mucho para acabar con el coche eléctrico. En un plazo de casi 10 años hubo en California y Arizona una pequeña flota de coches eléctricos, que llegaron a tener estaciones de recarga públicas. Estos coches casi desaparecen, pero los últimos acontecimientos económicos y la creciente mentalidad ecológica a conseguido evitar la presión de los lobbys del petróleo.


EN EL SIGLO XXI EL COCHE ELÉCTRICO VIENE PARA QUEDARSE

Es la tercera vez que el coche eléctrico quiere venir para quedarse. Siguen sin servir a toda la población pero no son precisamente inútiles. Afortunadamente para la humanidad se está consiguiendo la mejora en la tecnología de las baterías y las petroleras han perdido mucho poder mediático. El coche convencional comienza su decadencia ahora. En el 2010 salieron a la venta varios modelos de coches eléctricos quienes fueron apoyados por las administraciones


POR QUÉ NESECITAMOS COCHES ELÉCTRICOS? Según una campaña realizada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) en 1999 con varios coches eléctricos franceses se comprobó que, los coches eléctricos consumieron en las ciudades un 17% menos que los coches de gasolina y un 6,4% menos que los coches diésel. Los coches eléctricos en prueba emitieron un 32% menos de CO2 comparado con lo que emitirían los coches de gasolina y un 27% menos frente a los coches de gasóleo. En España el 23% de la población vive expuesta a un nivel de ruido originado por el tráfico, superior a los 65 db que es el límite de tolerancia aceptado. Además los atascos constituyen una fuente de nerviosismo que amenaza la salud de las personas al volante.


FUNCIONAMIENTO A diferencia de un vehículo con un motor de combustión interna, que está diseñado para funcionar quemando combustible, un vehículo eléctrico obtiene la tracción de los motores eléctricos, la energía es suministrada por medio de un controlador. El (los) motor(es) eléctrico(s) a las ruedas motrices. El ordenador controla, gestiona y regula la potencia. Un cargador conectado a la red eléctrica permite la recarga de las baterías a través de un enchufe convencional de casa


VENTAJAS DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO - No emite ni humo, ni partículas, ni emisión de CO2, así que evitan la contaminación atmosférica - El vehículo es totalmente silencioso, su motor evita la contaminación acústica - Su uso permite prescindir de combustible y así ahorra petróleo - La posibilidad que ofrece la electricidad de ser generada a través de fuentes de energías renovables (disponibles en España y cualquier otra parte de mundo), se permite una mayor independencia energética de los usuario. - No consume en las fases de ralentí y las baterías se encargan en las fases de desaceleración y de frenados - Podrían recorrer casi el doble de kilómetro que uno de gasolina - Mayor estabilidad en las curvas y por tanto mayor seguridad - El arranque se efectúa siempre rápidamente, incluso en invierno - El motor no se cala nunca (ausencia de embrague) - Es muy robusto, permite recorrer hasta 1 millón de kms - Tiene muchos menos componentes que el vehículo de combustión interna - Los gastos de mantenimiento se reducen entre un 30 y un 40% pues su mantenimiento y costo del ´´combustible´´ es mucho menor que al de uno convencional. Por ejemplo el tesla Model s, gasta 3400$ de combustible al año - Las averías son 3 mas escasas


IMPEDIMENTOS MÁS PSICOLÓGICOS QUE TECNOLÓGICOS Uno de los principales objetivos para implantar el coche eléctrico es eliminar una de las grandes barreras a la generalización de los vehículos eléctricos: la batería y su precio. Para ello se alquila o se cobra una cuota mensual por la batería o incluso al vehículo, a semejanza de lo que ocurre a menor escala con la telefonía móvil, pero el propietario del vehículo lo compra sin la batería, por lo que el coste inicial es muy reducido, y el coste de la batería se reparte a lo largo de su periodo de vida. Como el precio de la electricidad es mínimo, comparado con el combustible , el coste por kilómetro recorrido es similar o incluso inferior. Se vende un servicio, y no el vehículo, utilizando formas innovadoras de financiación ya aplicadas por las empresas de telefonía móvil, entre otras. A cambio de una cuota mensual fija y conocida, se proporciona la batería o todo el vehículo, además de la electricidad y toda la infraestructura de recarga y cambio de baterías, mantenimiento y atención al cliente, que al final acabará pagando en cómodas cuotas mensuales una cifra similar o inferior a la que hoy gasta en los vehículos de gasolina o gasóleo, sin los sobresaltos de las subidas de precios. El coche medio Europeo cuesta 12.000 euros y en sus 12 años de vida consume 30.000 litros de combustible, que costarán 30.000 a 35.000 euros, dependiendo del país, y con tendencia creciente. El combustible cuesta el triple que el vehículo. Por comparación, la batería del automóvil eléctrico cuesta7.000 euros, y la electricidad consumida en toda la vida ascenderá a sólo 2.000 euros; la suma de ambos conceptos es un tercio de combustible consumido por un coche de gasolina o gasóleo a lo largo de su vida


PROMOCIÓN Diversas entidades públicas conceden subvenciones, extensiones de impuestos y rebajas fiscales a los vehículos eléctricos. España es un país deficitario de energía, es decir, producen menos energía de la que consumen lo que los convierten un país energéticamente dependiente. Como indican desde el IDAE, ´´al reducir el consumo de combustibles para el trasporte y pasar a consumir electricidad, con un grado de dependencia inferior´´, se redu8ce también la dependencia energética el gobierno quiere impulsar la compra de vehículos eléctricos y apoyará con hasta 5.500 euros por coche eléctrico. Solo para vehículos eléctricos nuevos, es decir, aquellos cuya propulsión de energía procede, total o parcialmente, de la electricidad de sus baterías, cargada a través de red eléctrica.

Vehículo eléctrico  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you