Page 1

Strange Magazine

Cuevas Ocaña Ana Camila Martínez Camacho Lorena Mont. Mejía Cortes Andrea Pérez García Sebastián Armando Rivas Fuentes Emiliano Eduardo

3° 5


PLOMO: ¿ÚTIL O PELIGROSO? El plomo es un metal pesado que encontramos en una gran diversidad de productos cotidianos o que nos permiten realizar tareas complicadas con mayor facilidad, como son; baterías, pigmentos, aleaciones, cerámicas, plásticos, municiones, soldaduras, cubiertas de cables, plomadas y armamento. También se utiliza en la elaboración de equipo para la fabricación de ácido sulfúrico, refinamiento de petróleo y procesos de halogenación. Se usa además para atenuar ondas de sonido, radiación atómica y vibraciones mecánicas. Sin embargo, a pesar de sus diversos empleos, trae consigo una gran variedad de consecuencias al cuerpo humano y al ambiente, perjudicando así no solamente a uno, si no a millones de seres vivos y ecosistemas que son de vital importancia para el buen funcionamiento de nuestro planeta. En este trabajo no pretendemos satanizar al plomo, porque a pesar de que tiene algunas desventajas, mediante la concientización y su uso responsable éstas pueden ser menos, haciendo que resalten los usos correctos y beneficios de este metal. Es una cuestión que nos incumbe a todos, pues podríamos estar perjudicados y no lo sabríamos. El plomo es un metal que se ha usado extensamente desde la antigüedad, por lo que se le puede demostrar en la mayoría de personas. Este metal afecta sistemas, órganos y tejidos y su efecto puede ser proporcional a la cantidad presente en el organismo. Pero los umbrales de sus efectos tóxicos varían en diferentes individuos. Los niños generalmente absorben una mayor proporción del plomo y con un efecto más severo que los adultos, porque están en un proceso activo de desarrollo y por ciertas características fisiológicas, patológicas y de conducta. Los servicios de salud pública pueden identificar áreas en que la población tiene un riesgo mayor de intoxicación con plomo y establecer condiciones para el despistaje, identificación temprana y tratamiento de las personas afectadas. Este artículo revisa las fuentes de contaminación, efectos, diagnóstico y algunos casos de intoxicación por plomo, y está dirigida a nuestros compañeros estudiantes, pero pretendemos que la población en general tenga acceso a este artículo de divulgación, ya que consideramos que la información es muy importante.


PLOMO El plomo es un metal pesado, perteneciente a la familia IV-A, encontrado en el periodo 5. Se encuentra de manera sólida, su número atómico es 82, su masa atómica de 207.19. Niveles de toxicidad Es un metal de color gris azulado que pierde su En México es de 0.15mg/m3 brillo cuando se expone (polvos inorgánicos, humos y al aire. Es muy suave y polvos como Pb) maleable con gran capacidad para ser fundido. Su configuración electrónica es: [Xe] 4f14 5d10 6s2 6p2, su radio atómico es de 134pm y su electronegatividad de 2.33.


DAÑOS SALUD El plomo es una sustancia que se va acumulando en el organismo, afectando a diversos sistemas, con efectos especialmente dañinos en los niños de corta edad. Se distribuye por el organismo hasta alcanzar el cerebro, hígado, riñones y los huesos, en dónde se deposita y se va acumulando con el paso del tiempo. El plomo afecta todos los órganos y sistemas. Actúa como agonista o antagonista de las acciones del calcio y se relaciona con proteínas que poseen los grupos sulfidrílicos, amina, fosfato y carboxilo. La exposición e este metal también puede causar anemia, hipertensión, disfunción renal, inmunotoxicidad y toxicidad reproductiva.

MEDIO AMBIENTE El plomo ocurre de forma natural en el ambiente, pero las mayores concentraciones que son encontradas en él son el resultado de las actividades humanas y la industrialización de las sociedades. Tras la aplicación del plomo en gasolinas, el ciclo natural del plomo es afectado debido a que en los motores de los coches el plomo se quema generando sales de plomo y éstas entran en el ambiente. Otras actividades humanas, como la combustión del petróleo, procesos industriales, combustión de residuos sólidos, también contribuyen. El plomo se acumula en los cuerpos de los organismos acuáticos y terrestres. Éstos experimentarán efectos en la salud por envenenamiento con plomo. Entre los organismos afectados está el fitoplancton, el cual es muy importante para la producción de oxígeno en los océanos y alimento de muchas especies. Afecta también el suelo y la vegetación, por esto el plomo puede ser de gran influencia en los balances globales.


CASOS DE INTOXICACION POR PLOMO En México, el Dr. Rafael Pila realizó un estudio entre 1991 y 1993, en el Hospital ABC, en el que fueron analizados 113 pacientes de tres a siete años; las concentraciones séricas de plomo encontradas oscilaron entre 4 un 76% de los pacientes tenían concentraciones mayores de 10 µg/dL. En 1993, los datos del programa de vigilancia epidemiológica del binomio madre-hijo que se llevó a cabo en nueve hospitales del Distrito Federal con sangre del cordón umbilical reportaron que un 48% de las madres y un 44% de los hijos tenían concentraciones mayores de 10 µg/dL. En otro estudio realizado en el Distrito Federal se determinó que los principales factores de exposición que predicen las concentraciones de plomo son edad entre seis y ocho años, ocupación de la madre, uso de cerámica vidriada, proximidad a talleres donde se usan sustancias con plomo y escolaridad de segundo de primaria. La intoxicación crónica por plomo se llama "saturnismo" y para su diagnóstico se recurre a cuatro pilares: fuente de intoxicación, clínica toxicológica, analítica y criterios de absorción, los cuales fueron demostrados en este enfermo. Las características clínicas y químicas de la intoxicación por plomo reflejan la inhibición de la enzima porbilinógeno (PBG)-sintetasa por el plomo, que puede reaccionar con los grupos sulfhidrilos de la enzima o desplazar a zinc, ya que es probable que las porfirinas circulen como complejos del zinc. Presumiblemente una inhibición parcial de la coprogenoxidasa también ocurre, además la actividad de la ferroquelatasa en los eritrocitos está disminuida. La fuente intoxicante de tipo profesional se identifica en los trabajadores de la industria metalúrgica (soldadura), mecánicos trabajadores de acumuladores, baterías eléctricas, pintores linotipistas, obreros gráficos y de la industria automotriz, entre otros. Es importante también el plomo atmosférico procedente de escapes de autos por el contenido del metal en la gasolina. Este paciente reunía todas las condicionales para la intoxicación debido al trabajo que ejercía.


Se realizó una investigación epidemiológica y en higiene industrial, en una imprenta de la Ciudad de México por Guadalupe Aguilar-Madrid en 2001. En total de trabajadores que participaron en el estudio, 75 (83.3%) eran hombres, y 15 (16.7%), mujeres. El promedio de años que los trabajadores tenían de utilizar loza vidriada para preparar y almacenar alimentos fue de 20.7 años. A partir del monitoreo biológico se observó que las concentraciones promedio de plomo fueron: en sangre, de 12.29 µg/dl, con un rango de 3.40 a 30.30 µg/dl; en tibia, de 25.99 µg Pb/g), con un rango muy amplio de -20.10 a 74.23 µg Pb/g, y en rótula, de 43.29 µg Pb/g, con un rango de entre -4.82 y 136.89 µg Pb/g. Al analizar estos mismos valores por sexo se aprecia que las mujeres tenían niveles promedio de plomo en sangre de 8.36 µg/dl; en tibia, de 11.68 µg Pb/g, y en rótula, de 29.94 µg Pb/g, mientras que los hombres presentaban valores mayores: en sangre, de 13 µg/dl, y en tibia y rótula, de 29.12 y 45.89 µg Pb/g, respectivamente.


El Plomo es un elemento presente en nuestra vida diaria, y su exposición y consecuente intoxicación, constituyen un problema de salud pública. Entre las poblaciones de alto riesgo a intoxicación por plomo, están las mujeres y los niños; en estos últimos el riesgo es importante ya que sus efectos se manifiestan principalmente en el sistema nervioso central, y causan comúnmente un daño neuroconductual. La mayoría de los estudios refieren como una de las principales fuentes de exposición el preparado y consumo de alimentos en cerámica vidriada, cuyo material de recubrimiento es comúnmente óxido de plomo. Durante la fabricación de este tipo de cerámica, cuando las piezas son vidriadas, el riesgo de exposición al plomo se potencializa. Estamos encomendados con nuestros respectivos gobiernos, pero tenemos la responsabilidad de hacer conciencia y de conocer los riesgos que implica el contacto con este metal. Así como proveer de ejemplos éticos en las escuelas y en las familias, dando a conocer planes de educación que implique el aprendizaje de esta materia desde pequeña edad, ya que el conocimiento es poder.

Revistaequipo4grupo5