Issuu on Google+

Calzone de queso, huevo y jamón 200 grs. de jamón cocido 200 gr. de queso 4 huevos albahaca picada sal perejil - Para la masa: 250 grs. de harina 15 grs. de levadura prensada 150 ml. de agua tibia 2 cucharadas de aceite virgen extra 1 pizca de sal Tamiza la harina y la levadura sobre un bol grande. Agrega un poco de agua, las cucharadas de aceite y una pizca de sal. Amasa a mano (6-8 minutos) hasta conseguir una bola. Tápala con un trapo y déjala fermentar durante 30 minutos. Córtala por la mitad, coge una porción, agrégale un poco de harina y estírala con un rodillo hasta que quede bien fina. Repite la operación con el otro trozo. Corta 2 circunferencias grandes, utilizando un plato como guía. Pica el jamón y el queso, pela el tomate y córtalo en lonchas. Rellena la masa (de la mitad hacia un costado) con la mitad del jamón, unas lonchas de tomate, unos trozos de queso y un par de huevos. Sazona y espolvorea con un poco de albahaca. Unta los bordes con un poco de agua y ciérralos como si fueran empanadillas. Espolvorea con un poco de harina e introduce en el horno a 220º C durante 18 minutos. Sirve y adorna con unas ramas de perejil. Consecuencia de la pizza es el calzone. Viene a ser la misma masa que la pizza, pero rellena y doblada, muy parecida a las empanadillas españolas pero en tamaño familiar. Cada cocinero puede rellenarla de los ingredientes que prefiera (jamón, queso, tomate, huevo, albahaca....) en función de su gusto e imaginación.


RECETA