Page 1


EL HARRY POTTER DE LA GENTE Por Loreley Belén Navarro

Si hablamos de Harry Potter hoy, difícilmente alguien no sepa de quien se trata. Todo comienza cerca de 1990, cuando la autora J.K. Rowling, se sienta en un café en Inglaterra a escribir “Harry Potter y la Piedra Filosofal”. A partir de allí todos estaríamos al tanto de las aventuras que vive el niño mago más conocido del mundo, protagonista de la saga de 7 libros que escribió Rowling. El primer libro se publica en 1995 con un tiraje de 1000 copias, de las cuales 500 fueron entregadas a bibliotecas, y otras 500 se pusieron a la venta. A cinco meses de su publicación, el libro ya estaba recibiendo su primer premio (el Premio de Libros para Niños Nestle). De allí la máquina Harry Potter no paró hasta el record Guinness como la serie de libros infantiles más vendidos de la historia, con 400.000 copias vendidas. A esto le siguieron miles de éxitos y reconocimientos, incluyendo la producción de films (los cuáles fueron ultrataquilleros) de toda la saga y producciones que hacen referencia a la historia. ¿Cómo incide el fenómeno en la sociedad (principalmente la sociedad británica)? Un estudio que realizó “Kids and Family reading report” concluyó que la lectura de Harry Potter, llevó a mejorar en un 65% el desempeño escolar de quienes lo leían. “A medida que la serie avanza, cada libro se vuelve progresivamente más largo, desarrollando habilidades literarias en los lectores. Una comparación muestra que cada libro, salvo el sexto, es más largo que se predecesor, requiriendo una mayor concentración y atención en aquellos niños que abordan la lectura de la serie”50. Además del fenómeno literario (mejor dicho, como consecuencia de este) el fenómeno Harry Potter arrasó también con el mundo del cine. A partir de entonces se genera, una masiva cantidad de fans, que hoy día, toman la historia como propia, la rehacen, realizan actividades propias de ese mundo mágico, etc. Estos fanáticos, comparten su pasión a través de varios medios, pero principalmente de la web. Aunque pertenezcan a países distintos y culturas diferentes, hay tradiciones que comparten. Una de las prácticas de los fans de Harry Potter más conocidas por todos, es la de llenar las librerías la noche anterior a la salida del libro a la venta, disfrazados de sus personajes favoritos del libro.

Comunidad de fans Los fans encuentran en la web, más que en ningún otro lugar el espacio por el cual compartir dudas, inquietudes, quejas y halagos sobre la historia. Así es como, siguiendo a Chris Abbott, los constructores de comunidad, van encontrando gente que tiene en común su mismo interés y abren el espacio para compartir esto que los une. Los constructores de comunidades, permiten que se expanda información acerca de la historia, de las novedades, e inclusive puede abrir lugar a explotar la creatividad que esta historia que tanto les gusta, les inspira. Justamente, Nicholas Burbules nos habla sobre la capacidad de movilidad que


tienen los usuarios de la web, y como esta movilidad lleva a la creatividad, ya que, este medio, permite un importante intercambio de información entre las personas: “La movilidad es una capacidad para moverse de un lado a otro, pero también de encontrar y crear nuevos lugares (…) un modelo valioso (…) que va más allá del registro de la información, hacia la formación de capacidades de interpretación, evaluación y añadido de nuevos valores a los que se encuentra” Si hay algo que puede abrir los sentidos a la imaginación, eso es sin duda un libro. Muchas sensaciones pueden transmitirse a través de un texto. Si al texto, le sumamos otros soportes sobre lo mismo, como en el caso de Harry Potter, por ejemplo películas, da mayor lugar a vivir la experiencia de “inmiscuirse en ese mundo” A través de la web y la formación de comunidades que esta permite, los fans pueden adoptar ese mundo mágico de Harry Potter como propio, y a partir de ahí, abrir sus mentes en base a eso. Burbules explica que hay dos formas de convertir los espacios en lugares: el cartografiado y la arquitectura. A través de este paralelismo con la red, se posa en la arquitectura y distingue , cinco pautas de actividades que también se transforman a través de la transformación del espacio: movimiento/estancamiento (“las estructuras facilitan, dirigen o inhiben el movimiento”); interacción/aislamiento (“las arquitecturas, al dirigir el movimiento, crean vías para reunir a la gente, o barreras para mantenerla separada”); publicidad/intimidad (“la medida en que una arquitectura permite o inhibe la exposición de los participantes a los demás”); visibilidad/ocultación (la forma en la que se revelan o se ocultan a si mismas las arquitecturas) y inclusión/exclusión (lo que pertenece a esa arquitectura y lo que se excluye de la misma). Si bien en todas las comunidades encontramos estos elementos, me detendría en los tres primeros ítems porque creo que son los que mejor definen la actividad de los fans como comunidad en la red. Respecto al movimiento/estancamiento, la estructura de las comunidades web, permiten a los usuarios hacer circular la información que tienen sobre Harry Potter, novedades, eventos importantes, estrenos, y este movimiento de información, depende de como están organizados estos espacios web para el desarrollo de estas actividades y como se interconectan con otras. Que el sitio no tenga dinámica, produce un estancamiento para el usuario, que se sentiría perdido, como fuera de lugar, por lo que los usuarios, fijan un objetivo y un lineamiento para organizar sus páginas. En el caso de Harry Potter, la mayoría de las páginas que tratan sobre este tema, tienen banners con movimientos de varitas mágicas, estrellas, fondos de papiros antiguos, una noche tal cual la de la película, por lo que se genera el lugar para expandir los conocimientos sobre la obra. La interacción/aislamiento tiene que ver con la facilidad de acceso del usuario a la página, que espacios y lugares se dan dentro de la web (cuantos visitantes hay, que piensan estos de la página, que encuentran ahí) Con la publicidad/intimidad seguiría un poco mñas adelante, cuando me dedique a las producciones de los fanáticos. En definitiva, la comunidad tiene una lógica de existencia, dentro del marco de la web, tiene un por qué, una causa, y también una consecuencia. Siguiendo a Carlos Scolari “el ciberespacio es un lugar en el que pasan cosas”. Afirma que hay una dimensión espaciotemporal existente, en la que no solo hay un intercambio entre sujetos, sino entre sujetos y dispositivos. De hecho, en el caso de Harry Potter, vemos como de un libro, se pasa a un intercambio cibernético del mismo. Pero estos espacios no son lugares fijos, ya que es el mismo espacio el que forma parte del intercambio de los sujetos.


Los “fanfics” Así como Jenkins habla de los “fictionzines” en los fans de Star Trek, los fans de Harry Potter hablan de “fanfics”. Ambos términos se refieren a las producciones escritas de los fans sobre aquellas historias que tanto disfrutan, Jenkins diferencia entre los “fictionzines” y “letterzines”; los primeros son relatos insertos en el mundo de Star Trek, con sus mismos personajes y características, mientras que los “letterzines” son artículos, notas de interés acerca de la historia. Mientras que predominantemente en los “letterzines” predomina la actividad masculina, en los “fictionzines” la actividad es en su mayoría de mujeres. Los “fictionzines” retoman la historia de Star Trek, y se basan fundamentalmente al aspecto psicológico y sentimental de los personajes y la construcción de los mismos, yendo mucho más allá de la historia en si. Estos relatos se caracterizan por concentrar la atención y la importancia en las relaciones entre los personajes, y no tanto en la nave Enterprise y las aventuras de la misma. De aquí, Jenkins en su texto define como las mujeres utilizan ese espacio de las “fictionzines” como un lugar de crítica, ya que entendían que las mujeres, no tenían el suficiente lugar en la serie, y pretendían que se les de mayor importancia. Las mujeres, a través de sus producciones, manifiestan su insatisfacción con lo que la serie les ofrece, pero también encuentran en sus producciones la forma de cubrir esa insatisfacción. En el caso Harry Potter, encontramos fanfics (principalmente en http://bloghogwarts.com/fanfics-de-harry-potter/) lo cuales, los autores son variados. No predominan las mujeres, sino que son tanto hombres como mujeres los que escriben. Además podemos encontrar diferentes categorías de fanfics: de parejas, de Tom Riddle, etc. Podemos notar que como en Star Trek, hay una ilusión de “historia interminable” a través de estos escritos, ya que son extensiones de la historia original, lo que diferencia a estos “fanfics” de los “fictionzines” es que, en principio, no se basan solamente en perfiles psicológicos de los personajes, sino que también amplían la historia y la aventura que ofrece la historia, no se quedan solo con las parejas o historias de amor (esto solo se ve en la categoría “parejas” de la página web mencionada). Además, estos fanfics no están escritos desde la crítica a las funciones de la historia, sino más bien a la apropiación del fan de la historia, y la construcción de ella, cómo la misma despierta su creatividad. En este caso, encontramos en De Certau una teorización interesante acerca de los textos y sus lectores. El autor habla en principio, de la crítica de las elites culturales a los productos masivos. Se cree que los consumidores son pasivos y que no hay creatividad. De Certau define esto como “ceguera técnica”. Si lo pensamos en términos de Burbules, acerca del espacio de la web y movimientos de la información, retomo la idea del lugar que se presta y que abre espacio a la producción e intercambio. Acerca de los términos publicidad/intimidad, definidos anteriormente, justamente ese espacio en la red permite o inhibe a los participantes ante los demás que son iguales a él y pueden o no revelar sus identidades ante sus “pares” con los cuales se identifica. Dice Burbules: “tales identidades reveladas también pueden ser actuaciones, pero estas pueden ser en muchos casos una ocasión para la configuración creativa de significado y para el aprendizaje”. En este caso, los autores de fanfics, estarían “interpretando el papel de escritores”, ya sea revelando su nombre real o no, pero desde su fanatismo se ponen en la piel del que escribe (habiendo sido primero lectores, consumidores) para realizar su configuración creativa de significado. Así dejaríamos descartada la “ceguera técnica” de la que las “elites” se jactan de no tener.


En cuanto a esto, retomo a De Certau en su afirmación de que, donde el consumo es negado, se despierta la posibilidad de descubrir una actividad creativa. A partir de estas relaciones, De Certau afirma que el texto en si, no es lineal, que lo que lo modifica y lo moldea justamente es la lectura: “El texto solo tiene significación por sus lectores (…) Solo se vuelve texto en relación con la exterioridad del lector, mediante un juego de implicaciones y de astucias entre dos tipos de “espera” combinados: el que organiza un aspecto legible (una literalidad) y el que organiza un camino necesario hacia la efectuación de la obra”. Esa lectura, podría ser en muchos casos, la que se termina por plasmar en los fanfics.

Conclusión Hemos visto el recorrido de cómo la información y los fanatismos atraviesan el moderno mundo de la web. La tendencia general, da a pensar que la mediatización en soportes de aquello que se denomina como “objeto cultural” ( en el caso de Harry Potter, el libro), lleva a pensar que los nuevos medios, en cierta forma no permiten pensar a la gente, no la ayudan en un progreso intelectual, sino que más bien, facilitan todo, acortan los tiempos, y dejan todo al alcance de la mano. Después de los textos retomados y trabajados, y de los ejemplos utilizados desde la historia del niño mago, podemos ver, sin embargo, que más que un acortamiento intelectual, las nuevas tecnologías permiten un espacio de socialización y expansión de la creatividad de los consumidores. Hoy día, los espectadores y lectores de Harry Potter, pueden disfrutar de reinventar la historia como la soñaron, como imaginaron, inventar personajes que no existieran y creyeron que deberían de existir, y más actividades. Si bien, como vemos en De Certau, el lector en el simple acto de leer ya se está apropiando de la historia y la está significando y entendiendo a su manera, el acto de insertarse en el mundo de la web, le permite pasar a la actividad de la producción. ¿Quedándose con el libro en la mano leyendo hubiese tenido la posibilidad de crear? La respuesta es “si, en su mente, pero jamás habría tenido la posibilidad de plasmarlo en la materialidad y hacerlo público, encontrando personas que también están en su situación, que se sienten identificados con una historia, que la adoptan, que la hacen propia y la reformulan”. No es un acto de revolución, ni de rebelión hacia el original, sino más bien un acto de reconocimiento.


BIBLIOGRAFÍA

Abbott, Chris, “Escritura de lo visual. El uso de los símbolos gráficos en los textos sobre pantalla”, en Alfabetismos digitales Burbules, Nicholas, Capítulo 5 “La red como lugar retórico”, en Alfabetismos digitales De Certau, Michael, Capítulo XII “Leer una economía furtiva”, en La invención de lo cotidiano. Artes del hacer. Scolari, Carlos, “Hacia una teoría de las hipermediaciones”, en Hipermediaciones. Elementos para una Teoría de la Comunicación Digital Interactiva http://bloghogwarts.com/fanfics-de-harry-potter/ http://es.wikipedia.org/wiki/Harry_Potter http://es.wikipedia.org/wiki/J._K._Rowling http://www.harrylatino.com/ http://www.mugglenet.com/

El Harry Potter de la gente  

Ensayo Taller de Datos 2012 Comisión 16

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you