Page 1


 

El carnaval de los animales es una obra musical que tiene 14 movimientos. La escribió Camille Saint Saëns Era en realidad una broma para un día de carnaval en el que cogía obras conocidas y las ridiculizaba.

La original

La versión


1 2 1

1 1

2

1 1

1


1. Introducción y marcha real del león. 2. Gallinas y gallos 3. Asnos salvajes 4. Tortugas: El can-can lento. 5. El elefante: Una obra de Berlioz que toca muy muy grave

6. Canguros 7. Acuario 8. Personajes con largas orejas 9. El cucú en el fondo del bosque 10.Aviario 11.Pianistas: describe a unos estudiantes de piano mientras practican sus escalas

12.Fósiles : ¿Campanitas del lugar? 13.El cisne 14.Final


Para clarinete, 2 pianos, 2 violines y viola. Esta pieza inicia con una gallina (que en realidad es uno de los pianos). En seguida entra otra gallina (ahora es el primer violín, que hace lo mismo que el piano). Luego entra una gallina más (esta vez se trata del segundo violín). Después, llega un gallo (que es un piano), que calla a las gallinas y pone todo en orden.


Para 2 pianos. Esta pieza permite imaginar el galopar de estos animales. Camilo escribió en la partitura: “rápido y con furia”.


Para 2 pianos, 2 violines, viola, violonchelo y contrabajo. Ya la hemos escuchado: Mientras los pianos sirven de acompañamiento, las cuerdas tocan el famoso “Can-can”, que es una parte de Orfeo en los infiernos, de Jacques Offenbach.


Para 2 pianos y contrabajo. El instrumento que lleva la melodĂ­a es el contrabajo. Como la mĂşsica es tan grave y pesada, fĂĄcilmente podemos imaginar los movimientos del elefante.


Para 2 pianos. Las notas saltarinas de los pianos representan los saltos de los canguros.


Para flauta, arm贸nica de cristal, 2 pianos, 2 violines, viola y violonchelo.

La variedad de los instrumentos nos permite imaginar el mundo subacu谩tico.


Para 2 violines. Los violines imitan con mucha exactitud el rebuznar de los burros.


Para clarinete y 2 pianos. Los pianos hacen un fondo misterioso (el bosque), mientras que el clarinete imita el cantar del cucú. Si fuera un concierto en directo no veríamos al clarinete, porque el compositor pidió que el clarinetista se escondiera detrás del escenario.


Para flauta, 2 pianos, 2 violines, viola, violonchelo y contrabajo. AquĂ­, sobre un fondo que hacen las cuerdas, los dos pianos y la flauta hacen los cantos de los diversos pĂĄjaros


Para 2 pianos, 2 violines, viola, violonchelo y contrabajo. ¿Los pianistas están entre los animales? Pues en esta obra sí. Es una broma de Camilo, quien era un excelente pianista. Lo que escuchamos es la ridiculización de algunos ejercicios que hacen los estudiantes de piano. En la partitura aparece: “los pianistas deberán imitar el estilo torpe de un principiante”.


Para clarinete, xilófono, 2 pianos, 2 violines, viola, violonchelo y contrabajo. Los fósiles son animales petrificados, muertos desde hace muchos siglos. Lo primero que escuchamos es el xilófono, que tiene un sonido con el que nos podemos imaginar algo de hueso o piedra, como un fósil. En realidad se trata de la Danza macabra del mismo Camilo Saint-Saëns. Después encontramos algunas antiguas canciones populares francesas, como “Estrellita, ¿dónde estás?” ¿Serían tan viejas estas canciones que se tienen en cuenta como fósiles?


Para violonchelo y 2 pianos. La suavidad y gentileza del violonchelo puede hacernos imaginar un cisne deslizรกndose por las aguas de un lago.


Aparecen todos los instrumentos anteriores. La música es muy alegre y tiene un tema que aparece más de una vez. Esta pieza es la única que no tiene nombre de animal pero es como un resumen de toda la obra, así que aparecen varios animales en ella…

El Carnaval de los Animales  

Carnaval de los animales