Issuu on Google+

LA COMMEDIA DELL’ARTE


En el siglo XVI surge en Italia lo que se conoce como la Commedia dell’Arte (Comedia del arte). Se trataba de obras populares que los actores improvisaban sobre un escenario callejero, sin texto previo. Los actores usaban måscaras y, poco a poco se fueron creando unos personajes fijos que se van a hacer mundialmente famosos: Pantalone, Il Dottore, Arlecchino, Colombina, Pulcinella, Graziano, Olivetta, Smeraldina, etc.


Los actores de la comedia del arte fueron los primeros actores profesionales. Vivían de su trabajo y cada uno solía representar siempre al mismo personaje. La escenografía era muy sencilla, y no iba más allá de una calle con dos casas enfrentadas, ya que prácticamente no había escenas de interior. Los personajes se reducían a los jóvenes enamorados, los viejos, los criados, las vecinas murmuradoras, los fanfarrones y poco más.


Solía haber una estructura de situaciones (il cannovaccio) y sobre ésta se improvisaba. Las historias más básicas y comunes eran: a) Historia de cuernos en la que aparecía normalmente un marido viejo al que su joven esposa engaña con un joven galán. b) Enredos de enamorados con malentendidos, celos, declaraciones amorosas, rechazos, intromisiones paternas, etc. c) Situaciones variadas con intriga no amorosa: problemas de dinero, niños o adultos raptados por piratas turcos, etc. Estos argumentos solían complicarse con diferentes equívocos, como mujeres vestidas de hombre, gemelos, etc. Para reforzar estos equívocos, que tanto gustaban al público, se recurría muchas veces a las escenas nocturnas. Sobre la base de estas historias, los actores improvisaban e introducían variantes que podían depender del lugar donde se representaba, del tipo de público, de la época del año, etc. Las obras solían tener tres actos. Estas obras populares se contraponían a las comedias eruditas que estaban totalmente escritas.


Durante los siglos XVI, XVII y XVIII, los actores italianos de la comedia del arte recorrieron con sus obras toda Europa, principalmente Francia y Espaùa, donde había menos dificultades con el idioma. Sus personajes y muchas de sus situaciones llegaron a influir en autores tan importantes como Shakespeare, Lope de Vega o Molière.


LOS PERSONAJES DE LA COMEDIA DEL ARTE Ya hemos dicho que se crean una serie de personajes con caracteres fijos (arquetipos). Cada actor tenía un repertorio de frases y bromas (gags) y sobre ellas iba construyendo su personaje. En las actuaciones se incluía mucho lenguaje gestual, que aumentaba cuando actuaban en el extranjero. Todos los personajes, menos los enamorados, usaban máscara. En realidad se trataba de una media máscara que permitía a los actores hablar sin dificultad. Por lo tanto, hay algunos actores que prescinden del lenguaje gestual del rostro, y lo suplen con los movimientos del resto del cuerpo.

Veamos ahora las características de algunos de estos personajes:


Arlequín (Arlecchino): Es uno de los personajes más clásicos, y una de las figuras indispensables en las comedias del arte, en las que realiza el papel cómico de criado astuto, con sentido del humor, bromista y de buen carácter. Suele realizar acrobacias y piruetas. El personaje tiene su origen en los habitantes de Bérgamo que emigraban a Venecia en busca de trabajo y solían emplearse como criados. Es, por lo tanto, un palurdo de pueblo con un marcado acento bergamasco. Siempre realiza el papel de criado, y suele enamorarse de Colombina, convirtiéndose en el rival de Pierrot, o de cualquier otra criada.

Al principio, su traje estaba lleno de remiendos de colores, ya que era un pobre criado, pero con el tiempo los remiendos fueron convirtiéndose en medios triángulos de colores que acabaron siendo sólo rojo y verde. El traje se hizo más elegante y atractivo, y el personaje evolucionó hasta convertirse en un criado astuto. Suele llevar un sombrero blanco y un cinturón del que pende un palo y una bolsa. La máscara en la comedia del arte ha de resumir las características del personaje. La de Arlequín es con nariz chata y respingada; y con expresiones o bien alegres o bien de sorpresa, pero nunca de enfado. Suele ser de color oscuro.


Pantalón (Pantalone) En realidad su nombre es Pantaleone (Pantaleón), pero ha quedado reducido a Pantalone al imitar la peculiar forma de pronunciación veneciana. Es un viejo comerciante veneciano bastante tacaño. A veces aparece como un hombre de negocios rico, con buenas relaciones con la nobleza; otras, se ha arruinado. A pesar de su tacañería, suele ser tierno cuando se enamora y bastante crédulo. Es el blanco de las burlas de Arlequín. Va vestido de forma extraña, un poco “a la turca” y con pantalones largos, cuando en la época los hombres llevaban calzones cortos (por la rodilla). Cuando el personaje se difunde por Europa, a los calzones largos se les va a llamar pantalones en su honor: pantaloons en Inglaterra y pantalone en Francia, de donde pasará a España → pantalón. Siempre va vestido de rojo con una especie de capa negra. Va tocado con un gorro también rojo y lleva babuchas turcas. Son característicos su pelo canoso, sus espesas cejas y su perilla. Suele llevar un saquito de dinero colgando del cinturón. Su máscara es de color oscuro (marrón o negra) y tiene una nariz prominente y ganchuda que alude, quizá, a su origen judío.


El Doctor (Il Dottore) Es un doctor de Bolonia, es un médico o un hombre de leyes, pero siempre ignorante y pedante. Es gordo y viste de negro con gorguera blanca, capa negra y sombrero de ala ancha. Lleva un pañuelo en la mano y un libro, que seguro que no ha leído. Es charlatán y retórico, y habla con una mezcla de italiano, boloñés y latín. Su máscara sólo le cubre la nariz y la frente.


Brighella También ha nacido en Bérgamo, y es el compañero de Arlequín. Su nombre procedía de briga (en italiano, brigare significa engañar). Es un personaje cínico, astuto, pendenciero e insolente. Sabe tocar la guitarra, cantar y bailar. Es un gran mentiroso. Goldoni lo convertirá en un sirviente más tranquilo o incluso en un pequeño burgués. Lleva un traje blanco adornado con bandas verdes, con una capa blanca y tocado con un sombrero. Máscara verde oscura, con ojos oblicuos y algo animalesca.


Esmeraldina (Smeraldina) Es una de las sirvientas. Éstas nunca llevan máscara. Son listas, vivaces, coquetas, con algo de celestinas. Son cortejadas por los criados y los amos, pero siempre consiguen burlarse de ellos.

Florindo Con éste o con otros nombres (Silvio, Flavio, Octavio…) aparecen los enamorados, que son de modales refinados, elegantes y gentiles. No llevan máscara y visten a la moda, al igual que las enamoradas. La enamorada (Rosaura, Angélica, Clarice…) Solía vestir a la moda e ir sin máscara, aunque sí podía llevar un antifaz de terciopelo (loup), prenda que se usaba normalmente en la calle.


CARLO GOLDONI

Venecia 1707

París 1793


Carlo Goldoni fue el gran renovador de la comedia italiana del siglo XVIII. Cuando comienza a escribir obras de teatro, lo que predominaba en Italia era la Commedia dell’Arte, y él quiso superar ese tipo de obra y hacer comedias con temas contemporáneos y con personajes de verdad, alejados de los arquetipos de las máscaras. Así crea las comedias de costumbres que reflejan la sociedad mercantil-burguesa de la Venecia de su época, con cierta ironía y crítica de las costumbres. Sin embargo, en su primera época va a servirse de la comedia del arte, creando obras que están a medio camino entre el teatro improvisado y la nueva comedia de costumbres.

Es el caso de El servidor de dos amos (1745), donde, aunque aparecen las máscaras, los personajes empiezan a tener cierta entidad y caracteres más individualizados.


EL SERVIDOR DE DOS AMOS Montaje del Piccolo Teatro di Milano Direcci贸n Giorgio Strehler Ferruccio Soleri



Commedia dell'Arte